Tag Archives: Receta

Quién no se rinde ante el puchero, el plato de la diversidad

31 ene


Para Luisa Ríos, cocinera del mercado Lanza, el puchero es el carnaval en la mesa. “La sopita se sala de forma natural por la mezcla de carnes de chancho, vaca, cordero y pollo. El arroz a veces tiene un sabor amargo que al mascar la papa se pasa y lo mejor es que los postres de peras y duraznos estén en el mismo plato”.

La experta, que lleva en el mercado más de 50 años, definió el plato carnavalero como una fiesta de sabores para la boca que se originó por la costumbre que tenían los agricultores de compartir.

Según la historia, los agricultores de todo el país, antes de recoger la

cosecha, agradecían a sus deidades por los frutos, regando la tierra con flores, alcohol y la bebida tradicional del lugar.

Al acabar el ritual, las esposas de los trabajadores tendían en el piso mantas u otras telas para simular un gran mantel.

Puesta la mesa, varones y mujeres sacaban una merienda que tendría que ser el mejor plato de cada casa. La comida era depositada en una olla gigante, donde se hacía una mezcla de la que se podía comer de todo un poco.

De esa manera, surge el ritual del aptapi, que quiere decir que la mesa está servida para que recoja comida el que quiera.

El escritor Carmelo Corzón indica que el plato carnavalero más tradicional, a nivel nacional, es el puchero, que no sólo mezcla carnes, verduras y frutas sino sabores que podrían significar la diversidad de razas y culturas que están unidas en Bolivia.

Corzón explica que en el país hay diversidad de comidas porque cada región tiene determinados productos.

Sin embargo, define como ingredientes comunes a las carnes de chancho, vaca, cordero, pollo, pescado y conejo, las que casi siempre estarían acompañadas por ensaladas, zarzas, papas, tuntas, cayas, ocas, duraznos, manzanas, uvas, lujmas y peras.

El literato indica que todas las comidas son acompañadas por refrescos de frutas de la región para los niños. Mientras que los adultos, en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando, toman el tradicional guarapo.

En Cochabamba, Tarija y Sucre la bebida típica es la chicha con o sin alcohol. Mientras que en La Paz, Oruro y Potosí los coctelitos con singani están entre los preferidos. Los sándwiches de chola (lonjas de cerdo con ensalada de lechuga o escabeche), los choripanes y los anticuchos, pacumutos y latas de cerveza son también populares en las entradas.

http://www.bolivia.com/noticias/AutoNoticias/DetalleNoticia11981.asp

 
About these ads

Charquetaca

30 ene

 

El auténtico charquetaca se ha convertido en una de las atracciones culinarias más características, para los visitantes y se prepara con:

5 trozos grandes de charque
5 papas runas
1 colita de cebolla verde
2 cebollas
2 1/2 tazas de mote
1 tomate Willkaparu, mote
1 locoto, sin semilla amarillo ó Pataska,
1 ramita quilquiña cocido
1/2 cucharilla sal
2 quesillos
1 cucharilla aceite
1/2 taza aceite para freír

En la media taza de aceite caliente, tostamos el charque por ambos lados y cuando esta listo lo sumergimos en agua fría por unos instantes, para que quede suave y crocante. Luego lo machacamos en batán ó sobre madera y desmenuzamos con los dedos.

 Aparte preparamos una salsa cruda picando la cebolla, tomate y locoto muy fino, añadimos la sal y la cucharilla aceite; lo adjuntamos al charque.

Dejamos cocer las papas con su cascara (PAPAWAYK’U) en agua fría, con una colita de cebolla verde y sal a gusto, durante quince a veinte minutos, para luego escurrirlas del agua.

 Servimos en plato plano, dos cucharadas de cualquiera de los motes(previamente calentados en poco agua), dos cucharadas de la mezcla del charque.

Acompañamos a la mesa siempre con una buena llajwa en cualquiera de sus variedades.

Cocina Tradicional Boliviana

Romero de Velasco, Emilia  -  Gutentag de Muzevich, Carola

Editorial Amigos del Libro, La Paz. Bolivia. 1988

Alfajor de Penco

30 ene

 

Bata diez yemas hasta que blanqueen, añada cinco cucharillas de manteca tibia, tres cucharillas de vinagre y seis cucharillas de agua tibia con cuarta cucharilla de sal.

Bata bien y agregue poco a poco harina cernida hasta hacer una masa suave fácil de uslerear. Usleree de  un cuarto de centímetro de alto. Corte varios redondos de un mismo tamaño. Hornee en horno no muy caliente. Que no se doren.

Haga miel de seis platitos de chancaca y una taza de azúcar, punto alto, probando en una taza de agua si no se deslíe una gota que se deja caer en el agua. Cuele la miel Bata tres claras a la nieve y como un chorrito ponga la miel, siga batiendo y cuando vea que está espesando ponga entre capa y capa del alfajor, espolvoreando con nueces ralladas. Báñele también por encima y adórnele con nueces enteras.

 

Cristina Olmos

Caldo de Arroz

30 ene

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

CALDOS O SOPAS DE LA TARDE

En el tiempo de nuestras abuelas el caldo se hacía con carne de vaca, cordero, de aves, patitas de cordero, pata de vaca y todas las verduras imaginables; hervía todo el día y naturalmente se tenía un caldo suculento. Ahora es un tanto difícil tener un caldo así para todos los días, de manera que todos debemos ajustamos a nuestras posibilidades. Casi todos los caldos de la tarde se hacen con la mitad del caldo básico que quedó de la mañana.

(Para 8 personas)

 

Ingredientes

  • 8 tazas de caldo básico colado
  • 1 cucharada sal o al gusto
  • 1/2 taza, arroz muy bien lavado

 

Preparación 

  1. El caldo que ha debido hervir unas dos horas o más con las carnes y todos los ingredientes dados en la receta del caldo básico, colar, poner en una olla al fuego lento y cuando hierva, añadir la sal y el arroz muy bien lavado.
  2. Dejar cocinar por lo menos veinticinco minutos hasta que el arroz reviente. Se hace a fuego lento porque si es fuerte rebalsa continuamente, de todas maneras, tapar la olla a medias.
  3. Si se desea hacer un caldo más sabroso, a la sopa básica se agrega media gallina y se deja cocinar lo menos una hora antes de colar.
  4. Servir si se quiere con un poco de perejil encima.

Nuestras Comidas

Jordán de, Nelly

Edición privada. 8ª Edición, La Paz. Bolivia. 1994

Ají de Panza Tarijeño

30 ene

  •  Un plato de trigo mote cocido.
  • Cuatro papas también cocida.
  • Un platillo de cebolla picada fina.
  • Dos cucharadas de ají amarillo retostado y bien molido.
  • Arvejitas cocidas.
  • Dos cucharadas de cebolla verde bien lavada.
  • Un kilo de panza hervida con una hoja de laurel y cortada en tiritas.

Preparacion

Prepare con la cebolla un ahogado con tres cucharadas de aceite, ponga el ají, el trigo, la panza cortada en tiritas, las arvejas, mezcle, agregue una taza de caldo para que no quede seco. Sazone y antes de servir ponga la cebolla verde.

Cristina Olmos

Trancapecho

30 ene

 

Es un plato que realmente tranca el pecho. La Tranca Pecho es el sillpancho, que se pone dentro de un pan francés o de un redondo criollo, puede ser un pan de Toco. Es típico de la ciudad de Cochabambina.   “Sólo a nuestras bravas cochabambinas se les podía haber ocurrido globalizar el silpancho convirtiéndolo en un avatar de ese invento de Lord Montague: el sándwich. Abrieron entonces el vientre de un buen pan de toco y lo rellenaron con esa milanesa venida a menos que es la delgadísima carne apanada y frita del silpancho; le agregaron el consabido huevo estrellado y la salsa de tomate, cebolla y locoto picados en cubitos milimétricos. Hasta ahí no habían innovado prácticamente nada, pero entonces se manifestó el espíritu faústico de la región y le agregó el toque inconcebible y final: el arroz y la papa cocida y frita. Listo: nació una nueva criatura alimenticia que, como todo recién nacido, no tenía nombre; y entonces el pueblo aquilató su consistencia de hormigón armado y lo bautizó con el pagano nombre de Trancapecho. ¡Es que te tranca de la boca al orto, y peor que el antojito mexicano que comentamos!” La receta del sillp’ancho, la encuentran en el blog en el dia 18 de Enero, la receta completa se la coloca dentro el pan y asi se convierte en el famoso  Trancapecho.     Por Rocha Monroy Ramón – Columnista , escribe en Los Tiempos de Cochabamba.

Empanadas Crucenas de Yuca y Arroz

29 ene

 Una taza de arroz. Dos tazas de yuca cocida y molida. Una cucharilla de canela molida. Una cucharilla de azúcar. Un queso fresco del tamaño de un platillo. Tres cucharadas de manteca tibia Media cucharilla de sal. Remoje la víspera el arroz, escurra el agua y muela muy fino, mezcle con la yuca cocida y molida como puré, la canela, el azúcar y la manteca tibia. Deje hasta el día siguiente, estará esponjosa. La masa tiene que ser de la consistencia de la huminta, si al preparar la encuentra seca agréguele un poco de agua en que cocieron las yucas. Poniendo pequeñas porciones en chalas u hojas de plátano, con una tajada de queso al centro, cocínelas en horno caliente.

Cristina Olmos

Ch’anqa Chupe

29 ene


Este es un chupe con papa runa martajada. CH’ANQA quiere decir en Qhéshwa: machacar o triturar.
Para este caldo se necesita:

  • 2 litros agua
  • 1 zanahoria pelada
  • 5 pedazos carne de res ó 5 nudos de cordero
  • 1 cuchara perejil picado ó una ramita
  • 1 cebolla mediana
  • 1 rama de hierbabuena
  • 1 tomate chico
  • 1 hoja apio (opcional)
  • 1 cuchara sal
  • 1/2 taza arvejas, peladas
  • 1/3 cucharilla comino, molido
  • 5 papas runas, peladas
  • 1/4 taza cebolla verde,
  • 3 granos pimienta dulce picada
  • 1 diente de ajo, tostado ó machacado
  • 1 cucharilla orégano perejil picado para decorar
  • 2 cucharillas ají colorado, molido y frito (solo para dar color)
  • 1 locoto K’ASPA, por persona (opcional)

 Preparacion

Preparamos el caldo entibiando ligeramente el agua y agregando la carne; antes de que dé el primer hervor espumamos, teniendo cuidado de no sacar la grasa que desprende la carne. Ponemos la cebolla, tomate, zanahoria y hierbas picadas, los condimentos y el ají; dejamos cocer por una hora.

 

Machacamos la papa en el batán limpio, tabla ó tacú, momento antes de agregar a la olla, para evitar que se vaya coloreando (y si esto sucediera rociamos las mismas con sal); al cabo de tres minutos aumentamos las arvejas y papas dejando hervir otros quince minutos, poniendo al final la cebolla verde y el orégano. Probamos por la sal y retiramos del fuego antes de que termine de cocer la papa, para evitar que se haga flemosa.

 

Si vamos a utilizar los locotos deberemos tostarlos directamente al fuego (K’aspa), cuidando de no quemarlos y los agregamos a la olla junto con la papa teniendo cuidado de que no revienten durante la cocción, para evitar que el caldo se vuelva picante (ya que el locoto es solo para darle un sabor diferente a la sopa). Servimos rociando con perejil y un locoto por persona.

Cocina Tradicional Boliviana

Romero de Velasco, Emilia  -  Gutentag de Muzevich, Carola

Editorial Amigos del Libro, La Paz. Bolivia. 1988

LLaucha

29 ene

En La Paz, la llaucha es una empanada irreemplazable,  es tradición comerlas a media  mañana. Son empanadas gigantes, jugosas, rellenas de queso,  con ulupica o con ají colorado. Hace que el cuerpo entre en calor en las frías mañanas de La Paz,  junto al api, forman una pareja que sabe a tradición.

http://tradicionesdebolivia.blogspot.com/ El articulo completo lo podran encontrar en esta dirección.

La costumbrista Elizabeth de Col explica que el nombre de la que hoy se conoce como llaucha proviene de “queso llauch’ita”, que en aymara es la acción de agarrar el queso y untarlo en la masa.

Posteriormente su nombre fue simplificado a llauch’ita y luego sólo a llaucha. “La llauch’ita, aunque sea pequeña o de gran tamaño, sigue siendo llauch’ita”, dice.

Las mujeres la vendían siempre muy temprano y no eran conocidas como “llaucheras” sino como “llauch’iteras”.

El queso llauch’ita era acompañado con phosko allpi -que quiere decir mazamorra fermentada en aymara- que luego pasaría a ser llamado phosko api y en la actualidad se conoce como api.

“La llauch’ita salía a la venta a mediados del siglo XX a las 5:00 y a las 10:00 ya no encontrabas ninguna. Ahora tomamos té con llauchas”, dice De Col, quien explica que el origen de esta empanada paceña puede ser una simbiosis de alguna receta traída por los españoles, ya que el queso proviene de ese país.

La llaucha también tiene un lugar en sucesos que marcaron la historia en el siglo XX.

Según cuenta la costumbrista, el consumo de la llaucha figura en una crónica de la Revolución del 21 de julio de 1946, en la que murió el presidente Gualberto Villarroel, quien habría mencionado que “la chola paceña es muy noble, igual les dio phosko api con llauch’itas a los revolucionarios, como a los soldados que defendían al Gobierno”.

Ingredientes:

  • 1  y    ½  kilo de harina
  • ½ kilo de manteca
  • 1  Cucharilla de sal
  • 2  Cucharillas de azúcar
  •  30 gramos de levadura seca o 50 de fresca
  • 1 litro de agua mas o menos

Preparacion

  1. Formar una corona con la harina, añadir en su centro la azúcar, la sal los huevos y un poco de agua; disolver bien y agregar la levadura disuelta en un poco de agua tibia.
  2. Empezar a mezclar hasta obtener una masa muy suave y elástica que no se pegue en las manos.
  3. Dejar reposar durante 10 minutos tapando la masa con un un nylon o servilleta de mesa, luego amasar y dejar leudar. Hacer bolitas del tamaño de un huevo mas o menos.
  4. Cuando haya doblado su volumen extender la masa en forma de empanadas grandes, agregar el relleno y repulgar.

Relleno:

  • 1   litro de leche
  • 1   kilo de queso blanco
  • ½     taza de Maizena
  • ½     taza de harina
  • 1 cucharada de gelatina sin sabor
  •   Ulupica o aji colorado a gusto
  •   1 clara
  •   1 cuchara de manteca
  • 2 cucharadas de aceite

Prepare el relleno:

  1. Se hace cocer el ají colorado en aceite caliente. Una vez cocido, dividir en dos porciones. Se diluye la harina y la maicena en la  leche fría, se la pone al fuego y se la cocina hasta que espese como una laguita, se añade  una porcion del  ají y se deja enfriar. Solo se añade la gelatina diluida en agua tibia y el queso antes de empezar a rellenar’
  2.   Una vez que las bolitas aumentaron de volumen, estire la mesa con el uslero en forma ovalada de aproximadamente medio centímetro de alto y rellene con la crema que preparo, pase el borde con la clara antes separada, cierre la masa apretando bien y repulgue las llauchas mojando los dedos  con el resto de ají colorado.  Pintar por encima de la llaucha con un poco de manteca diluida mezclada con ají colorado en polvo.
  3.  Llevar a horno precalentado a temperatura moderada, por espacio de  mas o menos 20 minutos.
  4.  Son exquisitas con api o tojo

http://tradicionesdebolivia.blogspot.com/

Refresco de Cebada en Grano

29 ene

 Dos libras de cebada en grano. Dos cucharadas de canela en rama. Una cucharada de anís.

 

Retueste la cebada en grano, haga cocer hasta que vea que se han abierto los granos, en varias veces que han hervido. Deje enfriar como para las anteriores. Haga el cocimiento de la canela y el anís. Agregue sin colar. Ponga unas cascaras de pina, tape y deje que madure. Sirva colando y endulzando con chancaca o azúcar. Este refresco es muy saludable. Sirva cuando esté maduro o sin que esté maduro en vez de agua colando y con azúcar.

Cookin' the life

Repostería, cocina, comida y amor.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Support

WordPress.com Support

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.626 seguidores

%d personas les gusta esto: