Archivo | enero, 2017

Un tema obligatorio

17 Ene

Puede parecer extraño para un blog dedicado a la culinaria, salud y bienestar personal, pero a estas alturas del siglo XXI nadie debe ni puede estar indiferente a los temas que afecten la naturaleza, por eso a partir de hoy incluyo informaciones sobre nuestro nuestro planeta y los cambios climaticos.  Apartir de hoy y en el horario de las 23.59, tendran ustedes informacion sobre estos temas

 

 

Las 9 trabas psíquicas que sólo amargan y entorpecen tu existencia y como mejorarlas aquí

14 Ene

¿EL AUTOSABOTAJE ES PARA TI ALGO FAMILIAR Y CONOCIDO? ES POSIBLE QUE SU FUENTE SE ENCUENTRE EN ALGUNA DE ESTAS 9 REALIDADES PSÍQUICAS

La mente puede ser una de tus mejores herramientas o tu principal obstáculo. Puede suceder que en ti encuentres la fuerza para encarar un reto –y quizá superarlo– o, en otro sentido, el miedo que te impida acometerlo. Así como puedes entusiasmarte y poner toda tu energía en la prosecución de un objetivo, así también puedes sabotearte y trazar tú mismo la ruta de tu fracaso.

¿Es posible encontrar el aurea mediocritas de la vida psíquica, ese justo punto medio en que seamos capaces de ver las cosas como son, vivirlas en sus circunstancias, volverlas parte de nuestra existencia en su justo valor?

No lo sabemos bien a bien, pero quizá podemos comenzar por abandonar algunos de estos nueve hábitos mentales que –consideramos– no hacen más que estorbar nuestro camino libre por la vida.

No perdonar a los otros

En diversas tradiciones y disciplinas, lo mismo espirituales que religiosas o de la ciencia y la filosofía, el resentimiento se objeta por sus efectos nocivos en nuestro ánimo. Un acto que se sintió como una ofensa, que nos hizo sufrir o que nos llevó a la ira o la decepción pueden convertirse en verdaderos fantasmas que persistan en su persecución y su acecho, todos los días de nuestra vida.

Efectos: Depresión, tensión, estrés (y las consecuencias fisiológicas asociadas con estos trastornos: propensión a enfermedades como la obesidad, cardíacas o diabetes, trastornos de sueño, etcétera).

Alternativa de solución: Perdonar, como aconsejan las religiones, lo cual, por otro lado, puede no ser sencillo, no porque seamos especialmente rencorosos sino por otras razones que usualmente se refieren a la propia historia de vida de cada cual. Etimológicamente perdonar es el “mayor don”, la máxima ofrenda que alguien puede dar a otra persona, pero curiosamente, no como un acto de magnanimidad, esto es, de narcisismo y egolatría, sino más bien justo en sentido opuesto, de amor auténtico, como un don que se da al otro o se recibe del otro. En pocas palabras perdonar es también situar al otro en su justa medida, su lugar de persona distinta, con su propia historia –y la relación que ésta tuvo con la nuestra.

No perdonarte a ti mismo

Todos tenemos circunstancias personales que no nos hacen sentir bien con nosotros mismos. La negatividad propia de la existencia nos alcanza bajo las formas del fracaso, la sumisión, la vergüenza, el miedo, el abandono, el rencor, etc, lo cual es inevitable. La vida también conlleva eso. La diferencia, en todo caso, es cómo vivimos con eso. ¿Tenemos siempre presente esas situaciones? ¿Las llevamos como una carga que nos impide movernos con soltura y fluidez? ¿Son recordatorios constantes que ante una circunstancia parecida nos hacen repetir el fracaso?

Efectos: Depresión, tensión, estrés, frustración.

Alternativa de solución: ¿Qué significa perdonarse a uno mismo? Como en el punto anterior, la respuesta pasa por aceptar las circunstancia de la vida, en un primer momento, como algo dado, fatal en el sentido que Nietzsche dio a ese término: lo necesario porque ya sucedió y no es posible cambiarlo. Sin embargo, y este el segundo momento de la solución posible, sí se puede entenderlo, abrazarlo como parte de la existencia, preguntarnos por los efectos que eso tuvo sobre nuestra vida. Perdonar, en este sentido, sería comprender.

Todo o nada

Aunque la vida está llena de matices, hay quienes poseen una aproximación que no admite más que absolutos: bueno o malo, éxito o fracaso, amor u odio, alegría o tristeza, etcétera.

Efectos: Pánico, baja autoestima, frustración, estrés.

Alternativa de solución: Este es posiblemente uno de los hábitos mentales más difíciles de destrabar, pues requiere de un trabajo sostenido respecto del origen e implicaciones de dicha exigencia perfeccionista. De entrada, sin embargo, es posible ejercitarse en el pensamiento de la diversidad, aceptar –tanto para uno mismo como en relación con los demás– que el rigor y la vida son términos contradictorios, opuestos entre sí.

bulletproof-nti-prints

Sostener ideales (para ti y para los demás)

Los ideales son importantes en la vida. En cierta aspecto pueden motivarnos, impulsarnos para trabajar en pos de su consecución. No obstante, en otro sentido también pueden ser grandes obstáculos, sobre todo si desde el origen están vinculados a lo inalcanzable. Pensar en una pareja ideal, por ejemplo, puede ser causa más que suficiente para no tener nunca una relación satisfactoria. Y lo mismo vale si creemos que existe tal cosa como una “vida ideal”, un “trabajo ideal”, una “familia ideal”, etc. Además, es muy posible que al tener un estándar elevado (tanto que nada ni nadie, ni siquiera tú, eres capaz de cumplirlo) las personas involucradas en esa exigencia terminen por frustrarse, fatigarse y, en última instancia, alejarse.

Efectos: Frustración, soledad.

Alternativa de solución: Un camino que podría llevar a la salida de este laberinto es el de la empatía. Al entender que todos somos seres humanos –con nuestras propias dificultades, resultado de nuestra historia de vida–, podemos observar las cualidades de cada persona en su justa medida, no a través del prisma deformante de la idealización.

Creer que nada mejorará nunca

Hay una forma elemental, un tanto vacua del pesimismo que lleva a ciertas personas a creer que el mundo es un lugar esencial e irremediablemente horrible, que todo lo que sucede no es más que tragedia y dolor y que cualquier esfuerzo que se realice es inútil, pues al final de todos los caminos se encuentra la muerte.

Efectos: Depresión, soledad, aburrimiento, insatisfacción.

Alternativa de solución: Ante un pesimismo de esa naturaleza hay, al menos, dos posibles alternativas. Una llamaría a transformar radicalmente esa visión de mundo, a reconocer que el mundo también está lleno de circunstancias gratificantes y alegres (lo cual no es falso). La otra opción es persistir en ese pesimismo pero convirtiéndolo en fuente de acción, a la manera de los estoicos y otros filósofos afines, para quienes el sufrimiento inherente del mundo fue, extrañamente, el motivo para sobreponerse y convertirse uno mismo en artífice de la existencia propia.

Querer tener el control (o pensar que lo tienes)

Si hay otro concepto con el que la vida no se lleva muy bien es el del control. Por decirlo de alguna manera, las mejores cosas de la existencia no se controlan y, cuando intentamos controlarlas, someterlas a un régimen y un código de reglas, lo más probable es que eso signifique su fin (el amor, por ejemplo). Además, visto desde otra perspectiva, esta práctica es un tanto paradójica, pues con cierta frecuencia la obsesión por el control es una especie de punto ciego respecto de las fuerzas que verdaderamente dirigen la vida subjetiva; es decir, al querer controlar la vida no nos damos cuenta de que hay algo más que está determinando la nuestra, sobre la cual, irónicamente, no tenemos dominio.

Efectos: Soledad, frustración, insatisfacción.

Alternativa de solución: Bruce Lee dijo famosamente “Fluye, sé como el agua”, y Jung escribió: “Hasta que vuelvas consciente el inconsciente, éste dirigirá tu vida y lo llamarás destino”. En vez de dedicar tus esfuerzos a querer controlar la vida, quizá sería mejor vivirla conscientemente –con todo lo que ello implica.

do-i-love-you-or-do-i-just-love-me-in-love-prints

Creer que eso que quieres simplemente llegará

Creer en el “príncipe azul” es más común de lo que podemos suponer, pues en cierta forma ese término puede ser metáfora de otras cosas. En un primer momento, en efecto, puede referirse a la espera del “hombre perfecto” que por fin cubrirá todos los satisfactores de una relación, pero en otros sentidos también podemos extender la noción y pensar que hay personas cuyas vidas transcurren en espera de esas condiciones ideales que arribarán un día y que, a partir de entonces, provocarán que comiencen a vivir realmente.

Efectos: Frustración a mediano y largo plazo.

Alternativa de solución: Darse cuenta de que las cosas no “llegan” sino que se trabaja en pos de ello, paso a paso, día a día, sostenidos por el amor y el deseo.

Generalizar y abstraer en exceso

Generalizar y abstraer son recursos propios de nuestra forma de aprehender el mundo. Sin estas prácticas sería imposible generar conocimiento. Sin embargo, cuando se trata de cuestiones subjetivas y psicológicas son hábitos que de alguna manera deforman la realidad, nos hace ignorar esos detalles finos que justamente son los que dan su propia singularidad a las distintas circunstancias de la existencia.

Efectos: Perder el sentido de la vida, incapacidad para conectar con otros.

Alternativa de solución: Dejar las generalizaciones y abstracciones para las labores teóricas o académicas. Entender que la vida tiene que vivirse en singularidad, al hilo de lo que sucede, tomando cada situación en su justo contexto.

Ser ingrato

Entre los muchos efectos positivos que puede tener la gratitud, uno de los más importantes (y que, además, podríamos ubicar fuera de la esfera de la moralidad) es el hecho de que dar las gracias significa reconocer. Si alguien nos prestó, digamos, un martillo que necesitábamos, agradecer ese gesto es reconocer de entrada que carecíamos de dicha herramienta, pero también que en nuestra vida contamos con la posibilidad de acercarnos a alguien para pedirla y tenerla. Parece algo mínimo, pero hay personas que justamente por su dificultad para agradecer no pueden tejer vínculos así en su vida.

Efectos: Soledad, amargura, frustración.

Alternativa de solución: Para este punto quizá no existe otra solución más que, simplemente, comenzar a agradecer. Quizá incluso en exceso, pues sólo así podemos darnos cuenta de las cosas que tenemos y las que no, y actuar en función de ello.

Fte. pijamasurf.com

Comentarios

SUPER ESTRATEGIA BUDISTA PARA LIDIAR CON EL MIEDO Y EL ENOJO

7 Ene

En el budismo ciertas emociones son consideradas literalmente como venenos psicofísicos. Es por ello que aprender a lidiar con las emociones es una de las tareas más básicas que cualquier budista debe aprender, pero que en general cualquier persona debe intentar amaestrar. El Dalái Lama ha dicho que la causa de nuestra infelicidad suelen ser nuestras emociones.

Recientemente el monje Phap Dung, uno de los responsables del monasterio de Plum Village en Francia, fundado por el maestro zen vietnamita Thich Nhat Hanh, contó a Vox la forma en la que el budismo lidia con momentos de mucha angustia y miedo paralizante.

“Vemos la mente como una casa, así que si tu casa está incendiándose, debes primero ocuparte del fuego, no ir a buscar a la persona que causó el fuego”. Esto es algo que también es expresado en la famosa parábola de la flecha, donde un hombre herido por una flecha retarda su atención médica preguntando detalles por su agresor. El Buda enseña que de alguna manera todos estamos heridos por la flecha de las emociones negativas y debemos atendernos urgentemente.

“Primero ocúpate de esas emociones, porque todo lo que viene de un lugar de miedo y ansiedad y enojo sólo hará peor el incendio. Regresa y encuentra un lugar de calma y paz para apaciguar la flama de las emociones”, dice Phap Dung.

Para hacer esto el budismo tiene una serie de técnicas, algunas de las cuales han sido incorporadas de manera secular bajo el mindfulness, también traducido como “atención plena”. La más sencilla es simplemente observar las sensaciones táctiles que produce la respiración, incluso contando cada una de ellas.

Lo esencial es buscar calmar la mente como prioridad y evitar incrementar con nuestro propio fuego emocional el incendio en el que estamos metidos.

Fte: harmonia.la

“ENERGÍA SUTIL”: LA ENERGÍA QUE NO PODEMOS MEDIR, PERO QUE SABEMOS QUE EXISTE

4 Ene

Todo en el universo se fundamenta en la energía. Nuestro cuerpo, los planetas, el sonido, la luz, nuestra voz, etc. Todo se caracteriza por ser “información que vibra”. Es por eso que hay una conexión entre todos los elementos de la existencia. Sin embargo, no podemos ver toda la energía que existe. Por ejemplo, sí podemos ver la energía en un río que se mueve, pero no la del pensamiento, al menos no podemos verla con nuestros cinco sentidos.

A esto se le conoce como energía sútil y su frecuencia es tan baja o tan elevada que no se puede percibir tan fácilmente por el humano, pero sí sabemos que existe porque produce un efecto (sobre todo en las energías físicas). Sigue leyendo para conocer detalles de la energía sutil.

En un principio la energía sutil era comprendida de mejor manera que hoy en día. Antes la ciencia no luchaba por definir con precisión en términos de espacio y tiempo todo lo que ocurría a su alrededor. Por eso la filosofía más holística y hasta mística tenían lugar como pensamiento científico. Por ejemplo, se suponía la presencia de microorganismos que podrían enfermar a las personas, aunque no pudieran verse con un microscopio. Fue con el paso del tiempo que la energía sutil se convirtió en un concepto más complicado de comprender.

La energía sutil es la encargada de sostener la energía física. Por ejemplo, la doctora Barbara Ann Brennan considera que la energía sutil configura la matriz para el desarrollo de las células y por lo tanto existe desde antes de las mismas. Este tipo de energía no se limita a una forma física en particular, sino que puede adaptarse y moverse entre todos los cuerpos, incluso de forma simultánea.

El plano físico tiene una naturaleza dual. Es mediante los conceptos opuestos que comprendemos el mundo de manera tradicional en Occidente. La energía sutil se puede adaptar a esta forma de percibir la vida. A las dos polaridades de la energía sutil se les conoce como el yin y el yang, donde el yin representa las cualidades femeninas y el yang las masculinas. En el equilibrio de ambos existe lo saludable. Además, en la energía sutil también viaja la energía denominada chi, que es unificada.

Existen muchas otras formas de energía, pero este fue un breve vistazo a la energía sutil. Seguiremos investigando y creando más textos al respecto. ¡Quédate atento!

Fuente

El cuerpo sutil, de Cyndi Dale

Vía harmonia.la

¿Cómo cultivar la resiliencia durante todo el año y siempre? Aquí se lo enseño

4 Ene

Inicio Salud Bienestar ¿Cómo cultivar la resiliencia durante todo el año y siempre? Aquí se…

13
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

De acuerdo con la psicología, la resiliencia es la capacidad que tenemos para enfrentarnos a las adversidades y adaptarnos a las tragedias, traumas, amenazas y estrés severo. Ser resiliente no significa permanecer indiferente ante los fenómenos de la realidad, sino sobreponerse a los sucesos que nos afectan y aprender de los mismos. Para volverte una persona resiliente puedes empezar por estos pasos:

1. Cambiar la narrativa

Cuando algo malo sucede, a menudo revivimos el evento una y otra vez en nuestras cabezas. Este proceso se llama ruminación: es un giro cognitivo de las ruedas, que no nos permite avanzar hacia la curación y el crecimiento. La práctica de la escritura expresiva puede ayudarnos a sortear la rumiación. El ejercicio consiste en escribir libre y continuamente durante 20 minutos sobre un tema, explorando los pensamientos y sentimientos más profundos que percibimos a nuestro alrededor. El objetivo es conseguir algo con el papel, pero no para crear una obra literaria sino una especie de memorial.

2. Enfrentar los miedos

La práctica de superar un miedo está diseñada para ayudar con los miedos cotidianos que se interponen en el camino de la vida, como el miedo a hablar en público, a las alturas o a volar. Como es complejo explicar y hablar sobre estos miedos, tenemos que afrontarlos a través de las emociones directamente. El primer paso es exponerse lenta y repetidamente a lo que nos asusta, en pequeñas dosis. Por ejemplo, las personas con miedo a hablar en público podrían tratar de hablar más en las reuniones, y quizás dar un brindis en una boda pequeña. Con el tiempo, se puede incrementar el reto hasta que se esté listo para dar ese gran discurso.

3. Practicar la autocompasión

La autocompasión implica ofrecer compasión a nosotros mismos: confrontar nuestro propio sufrimiento con una actitud de cordialidad y bondad, sin juicio.

4. Meditar

Practicar la atención plena nos lleva cada vez más al presente, la meditación ofrece técnicas para tratar las emociones negativas cuando surgen. De esta manera, en lugar de dejarnos llevar por el miedo, la ira o la desesperación, podemos trabajar a través de ellos más deliberadamente.

5. Cultivar el perdón

Si un rencor te está reteniendo, déjalo marcharse. Cultivar el perdón podría ser beneficioso para la salud mental y física. Su ejercicio es una práctica poderosa. Si tienes problemas para perdonar, deja ir la ira a través del ejercicio de la compasión.

Con información de Greater Good

Fte: harmonia.la

Cómo reconocer a los “Guías espirituales”, Los seres de luz que están entre nosotros

3 Ene

Según las creencias tradicionales de los nativos americanos, los guías espirituales pueden acompañar toda una vida con una persona, ayudándola y orientándola de la misma manera que lo haría un ángel de la guarda en el cristianismo. Es más, estos guías pueden aparecerse como animales, llegando a una persona sólo para ayudarla en una crisis o un problema específico, para posteriormente desaparecer sin dejar ni rastro de su presencia.

Los nativos americanos creen que los seres humanos fueron creados para servir como guardianes de la Madre Tierra. Esta función otorga una visión de que todos los seres vivos están conectados y cada uno tiene un espíritu, ninguno menor que cualquier otro. La naturaleza es vista como un amigo y un aliado benévolo. Pero para muchas personas, los guías espirituales son entidades que elegimos, o ayudantes que se nos asignan antes de nacer. Para otros, los guías espirituales representan partes de nuestra mente inconsciente que simbólicamente nos ayudan a encontrar la plenitud. Sea cual sea la creencia, la realidad es que estos guías forman parte de nuestros seres superiores que se manifiestan a nosotros en diversas formas.

No importa lo que pienses sobre los guías espirituales, y no importa que seas un creyente o un escéptico, no cabe duda de que existen y que están en nuestra realidad. Simplemente es necesario abrir nuestra mente al entorno que nos rodea.

Tipos de guías espirituales

Los guías espirituales, al igual que muchos otros elementos de la espiritualidad, se han convertido en un producto comercial tanto en Internet como en la vida real, pero a pesar de la evidente pérdida de su valor, son una verdadera experiencia humana compartida. Los guías espirituales son considerados como espíritus que nos guían, entidades que intentan estar en los momentos más trascendentales de nuestras vidas.

Guías espirituales seres de luz

Parece ser una tendencia común creer que los guías espirituales son principalmente animales o seres angelicales, pero la realidad es que pueden tener formas ilimitadas. Uno de estos guías podría ser fácilmente una suave ráfaga de aire o un pequeño insecto en un momento dado. Hay tantas posibilidades que, a continuación, detallamos algunos:

Animales:

Como hemos comentado anteriormente, los animales son bien conocidos como guías espirituales y han ganado mucha popularidad en los últimos años, quizás gracias a su accesibilidad en nuestra vida cotidiana. Algunas antiguas culturas, como los indígenas estadounidenses y los chinos tenían animales como representaciones sagradas de sus tribus o linajes. En estos días, los animales llegan a representar y reflejar los propios deseos y necesidades internas de una persona.

Seres de Luz:

Muchas personas describen “seres de luz” (también conocidos comúnmente como ángeles de la guarda), como sus guías espirituales. Estos seres aparecen en momentos traumáticos de la vida como la muerte y el dolor sentimental. Estos seres de luz suelen aparecerse en forma brillante y llenos de luz.

Ancestros:

Los guías ancestrales son entidades que tienen algún tipo de conexión sanguínea con nosotros y nuestro linaje. Una guía ancestral podría ser un ser querido recientemente fallecido (madre, padre, tía, abuelo), o un pariente muerto que nunca conocieron en vida. Algunos expertos en la materia aseguran que mediante prácticas como el viaje chamánico, les aparecieron como seres oscuros claramente familiares. Los mensajes de nuestros antepasados pueden traer buenas noticias y cambios en la vida.

Guías espirituales seres luz

Plantas:

Los chamanes creen que el mundo está compuesto de energía vibrante, muy viva. Esto incluye plantas como la Ayahuasca, un brebaje psicoactivo que está hecho de plantas que se encuentran comúnmente en Perú. Es una de las formas más conocidas para entrar en contacto con los espíritus de la naturaleza. Es interesante saber que el componente básico sea una decocción de la liana Banisteriopsis caapi, también conocida como “la enredadera de las almas”, y es común para todos los asistentes sentirse guiados por la planta hasta los reinos de la existencia interna y externa.

Maestros Ascendidos:

Maestros ascendidos son los seres que ya han vivido en esta Tierra, pero han pasado a convertirse en iluminados, despiertos o han trascendido el ciclo de la reencarnación. Por lo tanto, los maestros ascendidos representan los maestros finales y puertas de acceso a la divinidad. Se dice que los maestros ascendidos, como todos los guías espirituales, enseñan a todas las personas para lograr una mayor plenitud y armonía en la vida.

Experiencias

Son muchas las personas que aseguran haber contactado con sus guías espirituales. La mayoría de estas experiencias tienen en común extrañas voces sin un origen en concreto, mientras que otros aseguraron que se les aparecieron en visiones o sueños. Algunas personas han descrito estar conduciendo por una carretera cuando en un momento dado escucharon una voz de advertencia, por lo que decidieron disminuir la velocidad como medida de precaución. Unos kilómetros después, se encontraron con algún tipo de obstáculo en medio de la carretera, por lo que si hubieran viajado a más velocidad podrían haber sufrido un grave accidente.

Guías espirituales seres de luz están entre nosotros

Este es solo un ejemplo de la gran cantidad de experiencias con guías espirituales, pero son muchas las formas en que guías espirituales pueden enviarnos ayuda, como a través de sentimientos, visión intuitiva, enviándonos personas a nuestra vida, u obligándonos a tomar ciertas decisiones.

Están entre nosotros

Una vez que somos conscientes de la presencia de nuestros guías espirituales a nuestro alrededor, entonces podemos comunicarnos directamente con ellos. Un error común en los que intentan comunicarse con sus guías, es precisamente esto, forzar la comunicación. Por eso es necesario dejar fluir la energía y mantener un estado receptivo. Si estás interesado en aprender más sobre como conectar con tus guías espirituales, te recomendamos visitar la página web de la reconocida psíquica Elise Defer. Pero lo que nadie puede negar, es que estos seres están con nosotros, protegiéndonos en todo momento. Solo debemos abrir la mente y dejarnos guiar por nuestros protectores, sean quienes sean.

Fte: mundoesotericoparanormal.com

Aceite de Coco en el Pelo

1 Ene

 

 

Cómo usar el Aceite de Coco en el pelo

El Aceite de Coco es uno de los tratamientos más efectivos para una gran variedad de aplicaciones capilares. Muchas personas afirman que el Aceite de Coco Virgen funciona mejor que cualquier tratamiento artificial disponible en el mercado porque es 100% natural, no tiene siliconas, alcoholes ni otros productos químicos que puedan agravar la sensibilidad de la piel y el cabello. El Aceite de Coco funciona increíblemente bien reparando el cabello dañado, bien por el calor o bien por cualquier otro procedimiento, el cabello seco o cualquier otro problema relacionado con el pelo.

El Aceite de Coco es además, de manera natural, un agente fungicida, lo que lo convierte de inmediato en un tratamiento anticaspa ideal, tanto para eliminarla como para prevenirla, manteniendo un pelo radiante con un cuero cabelludo sano al utilizarlo de manera habitual en el cuidado de nuestro pelo, de una a cuatro veces al mes.

El Aceite de Coco se puede encontrar en gran variedad de formatos y tiendas. Nosotros siempre recomendamos Coconoil porque tiene una relación calidad-precio excepcional. Cualquiera de las tres variedades de Aceite de Coco Virgen Certificado Coconoil, ya sea Coconoil Original, Coconoil Organic oCoconoil Africa son adecuados para el uso en el pelo.

El Aceite de Coco Virgen funciona bien reconstituyendo el pelo dañado porque su estructura molecular, al contrario que otros aceites vegetales o cremas hidratantes que se quedan en la superficie del cabello, hace posible que penetre el tallo del cabello más allá de la cutícula, reparando y previniendo el daño desde el interior hacia fuera. El ácido Laúrico y el ácido Cáprico presentes en el Aceite de Coco ayudan a reestructurar el pelo, incrementar su resistencia previniendo la pérdida de proteínas y, por encima de todo, dotándolo de un espectacular brillo natural y soltura que lo hacen más fácil de manejar con un importante descenso de los enredos, las roturas y la debilidad de las puntas. Mucha gente incluso argumenta que su pelo se cae menos y tienen mayor volumen desde que utilizan Aceite de Coco de manera regular.

 

Aceite de Coco como Acondicionador

Para utilizar el Aceite de Coco como Acondicionador en profundidad masajear unas cuantas cucharadas en el cabello bien limpio llegando hasta el cuero cabelludo. Si su cabello es muy fino, quizás quiera evitar llegar hasta el cuero cabelludo y aplicarlo sólo en el cabello para evitar que este se apelmace junto a la cabeza. Si tiene el pelo muy largo, debe utilizar más aceite, aplicando todo el necesario para llegar a todo el cabello. En las zonas en las que el pelo esté más dañado (típicamente más cerca de las puntas), debe utilizar más cantidad que en las zonas más próximas al cuero cabelludo. Lo mejor es dividir todo el pelo en varias secciones y aplicarlo en una sección cada vez, de manera que nos aseguremos que el Aceite de Coco llega hasta cada uno de los pelos. Si el Aceite de Coco que tenemos está solidificado (por debajo de 24º aproximadamente), tendremos que licuarlo antes de empezar, poniéndolo unos minutos al baño maría para que sea más sencillo usarlo en el cabello.

Una vez que hayamos aplicado el Aceite de Coco en todo el cabello, lo dejaremos reposar unos 20 o 30 minutos. Se puede dejar más tiempo si el cabello está muy seco o muy dañado. Para conseguir mayor penetración, se puede utilizar un gorro de ducha para cubrir el cabello después de aplicar el aceite y encima una toalla a modo de turbante. Opcionalmente, podremos calentar la toalla con un secador una vez la tengamos puesta encima del gorro para proporcionar un poco de calor al tratamiento y maximizar los beneficios.

Cuando hayamos acabado, y si hemos utilizado suficiente Aceite de Coco, el pelo necesitará de un lavado con un champú suave. El Aceite de Coco puede ser un regalo divino para aquellas personas que tienen el cabello seco, dañado, muy procesado o quemado. Es importante experimentar con las cantidades adecuadas de Aceite de Coco para cada caso particular y cuanto tiempo debemos dejarlo actuar, en función del estado del cabello y la cantidad de pelo. Si se le queda el cabello grasiento después de realizar este tratamiento, pruebe a usar menos aceite o a utilizar más champú para aclararlo.

Aceite de Coco como Crema Hidratante y Desenredante

Se puede utilizar una pequeña cantidad de Aceite de Coco en el cabello, aplicándolo después de la ducha desde la mitad del pelo hacia las puntas, como crema hidratante de uso diario, que además eliminará buena parte de los enredos con facilidad al peinarnos. Debe saber que usarlo de este modo en la piel también logra obrar milagros en pieles secas o estropeadas!

Aceite de Coco como Tratamiento Anticaspa

Para tratar la caspa, masajee con una pequeña cantidad de Aceite de Coco su cuero cabelludo, y después deje que repose durante al menos 10 minutos e incluso durante toda la noche si lo usamos antes de acostarnos (en cuyo caso es aconsejable usar un gorro de ducha o envolver la almohada en una toalla. Después, se puede aclarar con normalidad bien con agua caliente o incluso con un champú suave.

http://www.aceitedecoco.org/

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Techniques

Gustolatino Gastronomia

A Gastronomic Journey Around Latin America

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: