Anuncios

Savasana o postura de relajación

24 Abr

 

 

 

: El arte de renacer a cada instante

Imagen cortesía de Carlos Porto/Freedigitalphotos.net

 

Savasana es una de las posturas clásicas de relajación, a simple vista parece sencilla, te tumbas en el suelo y te relajas, ¿Fácil, verdad?

 

Sin embargo esta postura les resulta difícil a muchas personas, les cuesta abandonarse y relajarse en ella puesto que luchan contra la tensión corporal y mental acumulada a lo largo del día, luchan con una mente sacudida por un mar de pensamientos que les impide poder relajarse, además de contra la inquietud que les produce permanecer inmóviles.

 

Estas tensiones provienen del estado de agitación en el que muchas veces vivimos, de nuestras preocupaciones, miedos, angustias. Todo esto hace que se vaya acrecentando la tensión muscular y mental que dificulta la relajación.

 

En savasana adquieres consciencia de tus tensiones, de tus sensaciones internas, de tu estado, las observas, te relajas y las dejas irliberándote y renaciendo al soltar todo ese lastre que te impide estar bien.

 

En el siguiente vídeo puedes ver la postura de Savasana explicada paso a paso.

Para comenzar savasana, túmbate en el suelo boca arriba, dobla las rodillas apoyando las plantas de los pies sobre el suelo, con calma, lleva las rodillas hacia el pecho abrazándolas, a la vez que elevas  la cabeza llevándola hacia las rodillas mientras exhalas.

 

Entrecruza las manos por detrás de la cabeza sin apoyarla en el suelo y estira una pierna llevando el talón lo más lejos posible para que la pierna se estire bien, luego baja la pierna lentamente hacia el suelo. Ahora haz lo mismo con la otra pierna. A continuación eleva ambas piernas, llevándolas lejos, estirándolas y vuelve a posarlas en el suelo.

 

Desliza tus manos por detrás de tu cabeza y estira con calma y cuidado el cuello a la vez que lo vas bajando hacia el suelo.

 

Extiende tus brazos sobre el suelo, ligeramente separados del cuerpo y con las palmas de las manos mirando hacia arriba.

 

Gira los pies hacia afuera y hacia dentro, cuando te sientas bien, en una postura cómoda, déjalos que caigan hacia fuera de manera relajada.

 

Haz lo mismo con las manos, llévalas hacia dentro y hacia afuera hasta que te encuentres cómoda y entonces deja que descansen en una posición ligeramente hacia afuera.

 

Tira de los hombros hacia abajo, hacia los pies para separarlos de las orejas.

 

Gira la cabeza a un lado y al otro y déjala luego en el centro, esto sirve para centrar tu columna y que quede en posición neutra.

 

El que estires las piernas, los brazos y el cuello tiene como finalidad que crees espacio en tu cuerpo, distendiéndolo de posibles entumecimientos antes de empezar a relajarte en savasana. Si te relajas sin realizar este estiramiento puede que te sientas bloqueada al final de savasana por haber permanecido con el cuerpo contraído al no haberlo estirado adecuadamente.

 

El hecho de dejar ligeramente girados hacia afuera las manos y los pies hace que te sientas más cómoda y relajada, ya que si dejas las manos y los pies girados hacia dentro, estarán en tensión y te resultará más difícil relajarte y sentirte bien.

 

Los pies y las manos los mueves hacia dentro y hacia afuera al igual que cabeza la giras a un lado y a otro con la finalidad de que encuentres una postura neutra y cómoda, ya que el cerebro percibe la desalineación como algo incómodo, así que cuanto más simétrica esté tu postura más sosegada te encontrarás en ella.

 

Ahora que te encuentras en una postura neutra y distendida, ya puedes pasar a relajarte completamente.

 

Inhala y exhala con calma y sin prisa.

 

Tómate unos instantes para observar cómo te sientes, si percibes algún malestar o tensión en alguna parte de tu cuerpo.

 

 

 

Inhala y exhala de manera relajada y pausada. Deja que la respiración se vaya asentando y vaya y venga a su gusto sin intentar modificarla.

 

En esa postura recorre lentamente tu cuerpo con cada inhalación, desplazándote por las diferentes zonas de tu cuerpo en un determinado orden, sintiendo tus sensaciones en cada momento y en cada parte de tu cuerpo. Al inhalar dirige toda tu atención a esa zona y al exhalar suelta esa zona, relájate y deja ir toda tensión y malestar que pueda haber en ella.

 

Cuando hayas recorrido todas las partes del cuerpo, permanece tumbada respirando profundamente y observando cómo te sientes.

 

Relaja todo tu cuerpo, disfruta de este instante de quietud, inhala, exhala y expande tu calma. Conecta con todo lo que sucede en tu interior, con todas tus sensaciones, con tus emociones, obsérvalas y déjalas ir. Suelta toda tensión, todo malestar, renaciendo, liberándote.

 

 

 

Con calma, mueve gradualmente los dedos de tus manos y pies, gira los pies hacia dentro y hacia afuera, toma aire y flexiona las piernas, llévalas hacia el pecho, exhala y acerca tu cabeza a tus rodillas, extiende tus piernas y apóyalas en el suelo, apoya también tu cabeza, inhala y estira tus brazos y piernas como si te estuvieras desperezando en la cama.

 

Gira lentamente hacia el lado izquierdo incorporándote sin prisa desde ese lado.Girar a la izquierda antes de incorporarte hace que aumente momentáneamente el flujo sanguíneo de la vena cava al atrio derecho y hace que el caudal cardíaco y el retorno venoso sean suficientes para abastecer al cerebro y evitar un posible mareo que puede darse si te incorporas muy rápidamente o si tienes la tensión arterial baja.

 

La postura de savasana en algunas personas puede desatar reacciones de ansiedad, si te ocurre, tal vez sea mejor que realices otro tipo de práctica como la meditación caminando que puede irte mejor si te cuesta mucho permanecer inmóvil. Recuerda que no todos somos iguales y a cada persona le sienta mejor un tipo de práctica que otra. Experimenta y quédate con lo que a ti te siente bien.

 

Si te apetece, después de practicar la postura, puedes comentar y compartir qué has experimentado durante tu práctica, cómo te has sentido.

 

 

http://www.equilibracuerpoymente.com/2014/05/savasana-o-postura-de-relajacion-el.html?

Anuncios
EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

El blog de la Molmitos

Tal como soy, tal como pienso, tal como siento: sin pelos en la lengua...

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: