Anuncios

La esencia del sabor boliviano se fusiona en un laboratorio

17 May

Los productos más característicos y exóticos se estudian en el taller creado en el restaurante Gustu, que experimenta y diagnostica su inclusión en nuevos platos

La esencia del sabor  boliviano se fusiona en un laboratorio

Fotos: Freddy Barragán / Página Siete.

El encargado del Laboratorio de Alimentos Bolivianos, en el restaurante Gustu, Joan Carbó, junto a la jefa de cocina, Kamila Seidler.

Alejandra Pau / La Paz
Desde la tradicional papa en sus amplias gamas,  hasta sabores  más exóticos como la flor de ceibo o los gusanos tuyu tuyu,  se prueban y fusionan en el   Laboratorio de Alimentos Bolivianos  del restaurante Gustu, creado por el mundialmente reconocido chef Claus Meyer.
En un ambiente anexo a la cocina del restaurante   se mezclan los aromas, texturas y propiedades de los alimentos  cultivados en varias  regiones del territorio boliviano.
Allí buscan extraer el “espíritu mismo” de cada alimento que llega al mesón del laboratorio y  cada detalle es tomado en cuenta, como la  época en la que se cosecha, la región  donde crece, en qué platos se incluye, su color, tamaño y sabor.
Todo se registra para que una vez realizado el diagnóstico del alimento, éste pase a las manos de la jefa de cocina, Kamila Seidler.
Desde su inauguración  en junio de este año  han pasado por este lugar  alrededor de mil  alimentos, convirtiéndose así en un  espacio dedicado a diagnosticar el patrimonio alimentario regional de Bolivia.
Este espacio fue concebido para trabajar dos aspectos. Uno es la parte creativa del restaurante. “Se trata de la búsqueda de productos y pensar los alimentos en mil maneras. Desde los  más básicos hasta lo más ‘loco’ que existe en el altiplano, valle o selva y que no está registrado en ningún lugar”, explica  la danesa que se desempeña como jefa de cocina.
Secretos de los alimentos

Para Seidler, un buen porcentaje de estos alimentos  sólo se  conoce si se accede directamente a la fuente. Es decir,  si se va a la región de producción o si  se habla con los pobladores del lugar, sobre todo  con las abuelas.
El segundo  aspecto contempla la  catalogación y registro de los alimentos, que  abarca un plano biocultural, una relación entre la biología  y la cultura, y social. Eso significa averiguar qué es lo que se esconde detrás de los ingredientes.

“Lo que se tiene que hacer es adentrarse a las regiones  para entender qué te ofrece Bolivia. Por ejemplo, hoy llegaron flores de ceibo que se consumen en Aiquile, la capital de charango. Se incluyen en un plato típico, pero si uno va a un mercado de La Paz no las encuentra”, explica el encargado del Laboratorio de Alimentos Bolivianos, Joan Carbó.
Esa sala de ensayos y  el restaurante trabajan  en una constante sinergia  entre el conocimiento generado -sea científico, divulgativo o ancestral- y la generación de uno nuevo a través del desarrollo de metodologías.
La esencia de los alimentos
Alimentos de los lugares más recónditos del país llegan de diferentes formas  hasta el laboratorio. Una es a través de los estudiantes de la Escuela de Comida Gustu, que se forman gracias a la Fundación Melting Pot -creada por Meyer- y que proveen  algún producto  que se cultiva en su región de origen. La otra manera son las   búsquedas  gastronómicas a cargo  de Carbó y Seidler.
Desde que inició el laboratorio han trabajado con insectos, palmeras, tubérculos, cereales, carnes salvajes y domésticas, leche de llama, flor de cusa cusa  -proveniente de un cactus-, entre otros.
Una vez en el laboratorio, se siguen medidas y  estándares de manipulación para trabajar con el producto en forma óptima.
“No se trata de determinar que la frutilla es roja y cada unidad pesa de 10 a 15 gramos. Estamos hablando de toda una cadena de información como cantidad de fibra, dónde crece y cuándo, su valor nutritivo. Se trata de establecer una documentación  a nivel académico” explica  Seidler.
La creatividad de los platos
Una vez en la cocina, se determina si el alimento necesita o no cocción, si se freirá, horneará, conservará al vacío, o se  incluirá en platos principales, postres o entradas.
Para la jefa de cocina,  que nunca antes había estado  en Bolivia, trabajar con estos alimentos  le  genera una sensación similar a la  que tiene “un niño en una juguetería en Navidad”. Algo similar pasa con Carbó, nacido en España, cuando viaja a conseguir ingredientes.
El restaurante  reinterpreta con esta práctica la manera tradicional de comer los alimentos en Bolivia. La  papalisa en el restaurante Gustu no estará en el tradicional ají, sino que se servirá de una manera totalmente diferente, “como nunca antes se ha comido”.
Esto, según aclaran,  no significa cerrar la puerta a la gastronomía boliviana tradicional sino  abrir un nuevo panorama.
Para Seidler,  de lo que se trata es de que cuando los bolivianos elijan comer en Gustu reconozcan los sabores de su gastronomía, pero que al mismo tiempo un extranjero tenga la posibilidad -además de probar lo tradicional- de encontrar  algo realmente diferente.
Para Carbó  está muy claro que el potencial de los alimentos bolivianos es incalculable y que hasta el momento el 95% de la población debe conocer alrededor del 1% del patrimonio alimentario regional boliviano.
En definitiva, de lo que se trata  es que el restaurante se constituya en un plataforma de reivindicación de conocimiento y el laboratorio en una herramienta para lograrlo.
Para ambos profesionales los ingredientes ya existen, pero hay que entenderlos. Los alimentos  se constituyen en “canales para hablar de gastronomía”. Dicho de otra manera, el laboratorio es Bolivia.

http://www.paginasiete.bo/gente/2013/12/1/esencia-sabor-boliviano-fusiona-laboratorio-7438.html

Anuncios
EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

El blog de la Molmitos

Tal como soy, tal como pienso, tal como siento: sin pelos en la lengua...

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: