La miel de ajo es muy común como uso medicinal. Puede ayudar a curar los resfriados, la tos, el dolor de garganta y las infecciones de los senos paranasales. Externamente se puede utilizar para las infecciones de la piel.

El ajo ayuda a reducir el azúcar en la sangre y la presión arterial alta. También es útil para el tratamiento contra la malaria.

El ajo fresco es muy  potente usado con fines medicinales, pero  a muchas personas les resulta muy fuerte crudo y lo toman picado muy fino y en pequeñas cantidades, cocido, o en forma de miel de ajo.

Es muy sencillo  hacer miel de ajo para su uso medicinal o culinario. Sólo hay que usar una cabeza de ajo, pelar y picar los dientes del ajo. Picarlo ayuda a liberar la alicina – el ingrediente químico más potente que contiene el ajo. La alicina se crea cuando la aliina reacciona con la enzima alinasa, que se activa cuando el ajo se corta o se tritura. Después de picar los dientes del ajo póngalos en un frasco de medio litro y cúbralo con miel. Se necesita  tiempo para que la miel se filtre a través de todos los dientes picados, así que viértala lentamente. Se pueden crear burbujas de aire entre los dientes de ajo, para eliminarlos puede usar un cuchillo o una cuchara de madera.

garlic honey

El siguiente paso es tapar, etiquetar y fechar el frasco, y dejarlo en la despensa de 2 a 4 semanas. Después de ese tiempo podrá usar la miel con o sin el ajo durante 3 meses. Puede tomar esta miel a cucharadas o añadirlo al té si tiene tos, un resfriado o cualquier dolor.

 

También puede usar ésta miel para cocinar recetas como la ensalada de col con miel de ajo:

Ingredientes:

– 3 cucharadas de vinagre de hierbas a su elección.

– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen o aceite de coco.

– 2-3 cucharadas de miel de ajo.

–  1/4 de cucharadita de semilla de mostaza

–  1/4 de cucharadita de semilla de apio.

– 1/4 de cucharadita de pimienta.

 

Mezcle todos los ingredientes y cúbralo con 4 tazas de repollo rallado y una taza de zanahoria rallada. Mezcle y deje enfriar durante 2 horas antes de servir.

 

Fuente:

http://complete-health-and-happiness.com/