Anuncios

¿Por qué estornudamos?

14 Ago

 

¿Por qué estornudamos?

Pilar Quijada/ Madrid
El reflejo del estornudo tiene dos fases: una fase inspiratoria espasmódica inicial seguida por una fase espiratoria nasal y oral. Como consecuencia el aire puede salir a una velocidad de 70-130 kilómetros por hora. Y la nube de partículas de saliva (con o sin gérmenes, según sea el caso) cubre un área aproximada de 8 metros cuadrados.

 

Este acto reflejo generalmente está inducido por el contacto con agentes infecciosos o por inhalación de polvos irritantes o gases químicos. Pero esos no son los únicos motivos para estornudar. Los hay de lo más curiosos.

 

Síndrome “Achoo”

 

Por ejemplo, hasta un 25% de la gente estornuda repetidamente cuando se expone repentinamente a una luz brillante y potente, incluida la del sol. Padecen el síndrome “Achoo”. El nombre puede parecer una broma, pero en realidad responde a las siglas de “Autosomal Cholinergic Helio-Ophtalmologic Outburst”, que traducido significa síndrome de estornudos heliooftálmicos compulsivos autosómico dominante, o estornudo fótico. Es hereditario y puede afectar a más de un miembro de la familia. Se caracteriza por salvas de varios estornudos repetidos, de gran sonoridad, difícilmente reprimibles.
Puede llegar a ser una causa incapacitante en pilotos de aviación, pues en ocasiones los estornudos se desencadenan incluso con la protección de gafas solares polarizadas, explica el doctor Díaz-Rubio. El reflejo del sol en el mar produce el mismo efecto en personas predispuestas.

 

También ocurren en otras situaciones. Algunas personas experimentan una docena de estornudos después de comer. Y es que llenar el estómago en demasía puede ser el desencadenante. Incluso la excitación sexual puede desencadenar este reflejo de forma repetitiva e imparables. A veces se produce incluso después del orgasmo tanto en hombres como en mujeres.

 

¿Se puede reprimir?

 

Hay recetas para todos los gustos: aparte de evitar la luz intensa en personas predispuestas al estornudo fótico o no llenar demasiado el estómago, hay pequeños trucos, que tienen eficacia variable en cada persona, explica Díaz-Rubio: apretar la punta de la nariz, pasar la lengua por el paladar o presionar con ella los dientes, pellizcarse en el labio superior, soplar por la nariz, pellizcarse debajo de la nariz….

 

¿Por qué decimos «Jesús»?

 

Y si aún así no puede abortar el estornudo, no queda más que decir: Jesús, Salud, o cualquier otra fórmula. Por cierto esta costumbre, explica Díaz-Rubio, se remonta nada menos que al siglo VI. Al parecer el Papa Gregorio Magno ordenó decir “Que Dios te bendiga” a aquellos que estornudaran, con motivo de una epidemia de peste, como deseo para que no les atacase la mortal enfermedad. En España, después de la epidemia de cólera de 1881, solía decirse Dios te ayude o Jesús, María y José. Abreviado, el “Jesús” actual.

ABC/ Ciencia

 

Anuncios
The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: