Anuncios

7 platillos coreanos más picantes

15 Ago

Programación
Te presentamos los 7 platillos coreanos más picantes, en el Aniversario del Corea del Sur

El curry de Abiko, es uno de los platillos más picantes que se sirven en Seul. (Cortesía Abiko).
Por CNN

¿Por qué?

Tan extraño como pueda escucharse, para muchos coreanos, el condimento es una terapia.
Hay algo sorprendentemente catártico sobre sentir que tu cerebro esta en llamas.

En un país donde los condimentos extremos son considerados tan básicos como la sal y la pimienta, una respuesta común a la declaración “estoy tan estresado” es: “vayámos a devorar algo terriblemente condimentado”.

Luego de evaluar los platillos del uno al cinco por su nivel de picor, aquí están los siete pasos para ser un verdadero coreano comensal de especias.

Empecemos entonces:

corea-picante-3

7. Buldak (Pollo en llamas)

 

 

 

 

 

El curry de Abiko, es uno de los platillos más picantes que se sirven en Seul. (Cortesía Abiko).
Por CNN
1407 ET (1807 GMT) 23 agosto, 2015
(CNN) – Nuestra misión: encontrar el plato más picante, que te queme más los labios, que te escalde la lengua y que te queme el estómago en Corea.

¿Por qué?

Tan extraño como pueda escucharse, para muchos coreanos, el condimento es una terapia.
Hay algo sorprendentemente catártico sobre sentir que tu cerebro esta en llamas.

En un país donde los condimentos extremos son considerados tan básicos como la sal y la pimienta, una respuesta común a la declaración “estoy tan estresado” es: “vayámos a devorar algo terriblemente condimentado”.

Luego de evaluar los platillos del uno al cinco por su nivel de picor, aquí están los siete pasos para ser un verdadero coreano comensal de especias.

Empecemos entonces:

7. Buldak (Pollo en llamas)

co

Categoría de picante: 1/5

Este sabroso plato de pollo a la parrilla cubierto con salsa cargada de picante se hizo inmensamente popular hace algunos años cuando la economía coreana pasaba por momentos difíciles. (¿Puedes ver a lo que nos referimos cuando hablamos de los coreanos y la terapia de las especias?)

El buldak desencadenó una tendencia de platillos extraordinariamente picantes y continúa siendo popular en muchos bares, acompañado de una cerveza fía, por supuesto.

El combo buldak-cerveza es conocido como ‘chimaek’.

Si quieres bajarle el tono al calor, ordena el buldak rodeado con un anillo de queso mozzarella para derretir el sufrimiento.

Conexión social: puedes disfrutar del buldak, comentar sobre lo picante que sabe y todavía así tener una conversación normal. Es bueno para compartir cuando te pones al día con un viejo amigo.

6. Ddeokbokki (Pastelitos de arroz y pescado en salsa picante)

dh

Categoría de picante: 2/5

El ddeokbokki, pastelitos suaves de arroz y pescado cocinados en salsa de chile rojo dulce, es el platillo de aperitivos y comida casera preferido de Corea.

Se vende comúnmente en las esquinas de las calles y en los puestos de comida.

La cadena de restaurantes Dongdaemun Yeobkki Ddeokbokki tiene aproximadamente 80 sucursales a través de todo el país y entrega los bocadillos súper picantes en contenedores herméticos justo en la puerta de tu casa.

Los valientes degustadores pueden pedir extras, tales como huevos duros hervidos, fideos glaseados, bolitas fritas o hot dogs.

Conexión social: debes esperar algunos trastornos en los primeros minutos de la comida. Los condimentos trepan lentamente sobre ti y pueden debilitar rápidamente al consumidor novato.

Se te advierte: El Ddeokbokki puede atraerte generándote una falsa sensación de seguridad.

5. Curry de Abiko

cu

Categoría de picante: 3/5

Abiko es un restaurante de curry japonés que ofrece su especialidad con varios niveles de picante.

Debido a que el día en que lo visité, no estaba en condiciones de que mi estómago soportara el condimento asesino, insté a mi compañera Jodie para que ordenara el nivel de picante “mejor de lo mejor”, mientras que yo pedí el curry “bebé”.

Una cucharada de prueba del “mejor de lo mejor” fue suficiente para que me estremeciera y tosiera.

Jodie describió su experiencia como “querer comer cualquier cosa y todo para lograr apagar el incendio”.

Terminamos mezclando los dos platos para suavizarlo.

Conexión social: la comida dominará la conversación en la mesa. Si no estás de humor para tener una pequeña charla y disfrutas jadeando y gruñendo mientras comes, este es el lugar al que debes ir.

4. Maeundae galbijim (Estofado de costillas cortas)

gal

Categoría de picante: 4/5

A partir de una encuesta, sin rigor científico, que llevamos a cabo en las calles de Seúl, Maeundae galbijjim es uno de los platos picantes más geniales –en términos de popularidad– de hoy en día.

Olvida todo lo que sabes del galbijjim, las costillas cortas de res usualmente dulces y sabrosas.

El clásico platillo coreano entra en una nueva era del picante en Maeundae (mae-un significa “picante” en coreano, así que no digas que no te lo advirtieron).

Una mordida de una costilla del tamaño de una uña deja un inmenso dolor en tu lengua.

La desesperación solo empeora puesto que el pequeño restaurante no ofrece un lugar para esconderse.

El huevo al vapor está en el menú para aliviar el picante ocasionalmente.

Conexión social: puedes traer a tu rival secreto o a tu amienemigo y desafiarlo(a) para que pruebe al nivel más alto de picante.

Nakji bokkeum: pulpo servido con una generoso montón de dolor.

3. El nakji bokkeum de Lee Gang-sun Silbijib (Pulpo frito)

na

Categoría de picante: 4/5

El nakji bokkeum consiste en nakji (pulpo) frito sumergido en una generosa porción de salsa de pimiento rojo.

Las guarniciones de arroz, brotes de soya y aceite de ajonjolí son para ayudar a aliviar el dolor.

Consejo de un comensal experimentado: no eches toda la salsa picante sobre tu arroz antes de probar un poco de ella. Este imprudente acto dejará tu cara tan roja como el plato.

Lee Gang-sun Silbijip, fundado hace más de 45 años, cuenta con cuatro niveles de picante.

El restaurante está en el distrito Mugyo-dong en Jongno-gu. El área ha sido sinónimo del clásico y picante platillo desde la década de 1960 y 1970.

Conexión social: Si estás dispuesto a permitir que la persona que te acompaña te vea durante esta comida –con tu rostro rojo y tu barriga repleta de líquidos que tomaste para diluir el picante– esa es una amistad verdadera.

2. Jjambbon (Fideos de marisco)

ja

Categoría de picante: 4/5

Lo primero que te dicen cuando te sientas para comer jjambbong (un platillo ridículamente picante de fideos a base de mariscos) es que te comas primero los fideos.

Una vez que llegas al caldo, con una infusión de cuatro diferentes chiles de Corea, China, Vietnam e India, el fuego se vuelve demasiado feroz como para enfrentarlo a través de los medios comunes.

Un bocado de fideos es suficiente como para causar un dolor agudo en tu lengua.

Añade un cucharada de caldo y tu cabeza entera se sentirá como si hubiera sido incendiada.

La versión que se sirve en Shingildong Spicy Jjambbong es inmensamente rica.

Me encontré escarbando peligrosamente en la sopa y los fideos incluso mientras experimentaba un dolor desgarrador en el estómago.

Una señal en el restaurante cortésmente le pide a los clientes que usen el baño del restaurante si sienten la necesidad de vomitar, el lugar de hacerlo en la calle.

La pila de cajas de leche en frente de la famosa tienda de fideos es testimonio de los niveles satánicos de especias en el interior.

Conexión social: espera algún vínculo emocional por encima de los fideos mientras se ven uno al otro doblándose y retorciéndose de dolor.

Si necesitas hacer las paces con tus colegas en el trabajo, invítalos para vivir una experiencia de trabajo en equipo.

1. Onnuriye Donkatsu (Chuleta de cerdo)

ko

Categoría de picante: 5/5

El inocente nombre del restaurante, Onnuriye Donkatsu (“Chuleta de cerdo en todo el mundo”), es engañoso.

Este lugar en realidad es conocido por servir el Donkatsu of Death, también conocido como Drop Dead Donkatsu, por mucho, el platillo más condimentado que alguna vez he soportado.

La chuleta de cerdo está empapada en una siniestra salsa de color rojo oscuro hecha con un rico caldo de hierbas asiáticas y lo que el propietario, Song Jung-won, afirma que es el chile más picante de la tierra.

Song mantiene en completo secreto la receta de su desmesurada salsa.

“Quiero que sea el desafío más extremadamente difícil para tan solo el 0,1 por ciento de la población”, dice.

“Hay algo en el picante que atrae a la gente a pesar de que estén sufriendo por el mismo. Suelen pensar ‘¿qué tan picante podría ser? ‘”

Una rebanada del tamaño del pulgar del donkatsu fue suficiente para que me diera por vencido.

El restaurante desafía a los comensales a comer el Drop-Dead Donkatsu en los primeros 20 minutos, pero tienes que darte por advertido: No te van a servir el platillo a menos que traigas un litro de leche junto contigo.

Los pocos valientes –y son pocos– que cumplen con el desafío, logran conseguir que su rostro quede en el Muro de la Fama.

Conexión social: No habrá ninguna conversación después de un bocado de este platillo. Ven solo o con alguien a quien desees hacerle daño.

¿Cómo manejar la comida picante?

Come algo antes de la comida real. Al igual que eres más susceptible a los efectos del alcohol cuando no has comido, las especias puede atacar un estómago vacío.

Prepara la bebida correcta. Cuando se trata de aliviar el dolor de la comida picante, el agua no es ninguna ayuda. Esta solo hace rodar los condimentos en tu boca y momentáneamente alivia el dolor.

La leche u otras bebidas lácteas ayudan a calmar el picante de tu boca y también consuelan tu ardiente estómago.

Planifica con anticipación. Los efectos de la comida picante pueden persistir durante mucho tiempo después del momento en que los consumiste.

Embarcarse en un desafío de condimentos cuando tienes por delante una reunión importante, un examen o planes para viajar, no es una idea brillante. En realidad nunca sabes con exactitud cuándo empezará a hacer efecto la postcombustión.

Escoge al compañero adecuado. La comida picante puede paralizar tus habilidades sociales.

No eres exactamente encantador cuando te lloran los ojos, te suenas la nariz cada tres segundos y el único sonido que puedes producir es un gemido de dolor.

Consume picante cuando estés solamente con amigos que entiendan que ocasionalmente todos necesitamos un buen llanto.

No seas demasiado ambicioso… u orgulloso. Sí, todo el mundo estará impresionado con tu capacidad para comer los chiles directamente del tazón de kung pao… durante unos cinco minutos. Pero tendrás que vivir con ese estómago chamuscado por el resto de tu vida.

Cuando el dolor de los condimentos se hace demasiado fuerte, debes detenerte. Ese es tu cuerpo diciéndote que no puede soportar el chile.

¿Te encanta la comida? ¿Te encanta viajar? Comparte fotos de tus propios viajes culinarios en Instagram con la etiqueta #CNNFood por la oportunidad para ser presentado en CNN.com. Si buscas inspiración, aquí verás algunas de las últimas fotos compartidas por el personal y los lectores de CNN.

Jiyeon Lee es periodista independiente y reside en Seúl. Ella cubre temas que van desde la política de Corea del Norte hasta la tecnología y la cultura.

Categoría de picante: 1/5

Este sabroso plato de pollo a la parrilla cubierto con salsa cargada de picante se hizo inmensamente popular hace algunos años cuando la economía coreana pasaba por momentos difíciles. (¿Puedes ver a lo que nos referimos cuando hablamos de los coreanos y la terapia de las especias?)

El buldak desencadenó una tendencia de platillos extraordinariamente picantes y continúa siendo popular en muchos bares, acompañado de una cerveza fía, por supuesto.

El combo buldak-cerveza es conocido como ‘chimaek’.

Si quieres bajarle el tono al calor, ordena el buldak rodeado con un anillo de queso mozzarella para derretir el sufrimiento.

Conexión social: puedes disfrutar del buldak, comentar sobre lo picante que sabe y todavía así tener una conversación normal. Es bueno para compartir cuando te pones al día con un viejo amigo.

6. Ddeokbokki (Pastelitos de arroz y pescado en salsa picante)

Categoría de picante: 2/5

El ddeokbokki, pastelitos suaves de arroz y pescado cocinados en salsa de chile rojo dulce, es el platillo de aperitivos y comida casera preferido de Corea.

Se vende comúnmente en las esquinas de las calles y en los puestos de comida.

La cadena de restaurantes Dongdaemun Yeobkki Ddeokbokki tiene aproximadamente 80 sucursales a través de todo el país y entrega los bocadillos súper picantes en contenedores herméticos justo en la puerta de tu casa.

Los valientes degustadores pueden pedir extras, tales como huevos duros hervidos, fideos glaseados, bolitas fritas o hot dogs.

Conexión social: debes esperar algunos trastornos en los primeros minutos de la comida. Los condimentos trepan lentamente sobre ti y pueden debilitar rápidamente al consumidor novato.

Se te advierte: El Ddeokbokki puede atraerte generándote una falsa sensación de seguridad.

5. Curry de Abiko

Categoría de picante: 3/5

Abiko es un restaurante de curry japonés que ofrece su especialidad con varios niveles de picante.

Debido a que el día en que lo visité, no estaba en condiciones de que mi estómago soportara el condimento asesino, insté a mi compañera Jodie para que ordenara el nivel de picante “mejor de lo mejor”, mientras que yo pedí el curry “bebé”.

Una cucharada de prueba del “mejor de lo mejor” fue suficiente para que me estremeciera y tosiera.

Jodie describió su experiencia como “querer comer cualquier cosa y todo para lograr apagar el incendio”.

Terminamos mezclando los dos platos para suavizarlo.

Conexión social: la comida dominará la conversación en la mesa. Si no estás de humor para tener una pequeña charla y disfrutas jadeando y gruñendo mientras comes, este es el lugar al que debes ir.

4. Maeundae galbijim (Estofado de costillas cortas)

Categoría de picante: 4/5

A partir de una encuesta, sin rigor científico, que llevamos a cabo en las calles de Seúl, Maeundae galbijjim es uno de los platos picantes más geniales –en términos de popularidad– de hoy en día.

Olvida todo lo que sabes del galbijjim, las costillas cortas de res usualmente dulces y sabrosas.

El clásico platillo coreano entra en una nueva era del picante en Maeundae (mae-un significa “picante” en coreano, así que no digas que no te lo advirtieron).

Una mordida de una costilla del tamaño de una uña deja un inmenso dolor en tu lengua.

La desesperación solo empeora puesto que el pequeño restaurante no ofrece un lugar para esconderse.

El huevo al vapor está en el menú para aliviar el picante ocasionalmente.

Conexión social: puedes traer a tu rival secreto o a tu amienemigo y desafiarlo(a) para que pruebe al nivel más alto de picante.

Nakji bokkeum: pulpo servido con una generoso montón de dolor.

3. El nakji bokkeum de Lee Gang-sun Silbijib (Pulpo frito)

Categoría de picante: 4/5

El nakji bokkeum consiste en nakji (pulpo) frito sumergido en una generosa porción de salsa de pimiento rojo.

Las guarniciones de arroz, brotes de soya y aceite de ajonjolí son para ayudar a aliviar el dolor.

Consejo de un comensal experimentado: no eches toda la salsa picante sobre tu arroz antes de probar un poco de ella. Este imprudente acto dejará tu cara tan roja como el plato.

Lee Gang-sun Silbijip, fundado hace más de 45 años, cuenta con cuatro niveles de picante.

El restaurante está en el distrito Mugyo-dong en Jongno-gu. El área ha sido sinónimo del clásico y picante platillo desde la década de 1960 y 1970.

Conexión social: Si estás dispuesto a permitir que la persona que te acompaña te vea durante esta comida –con tu rostro rojo y tu barriga repleta de líquidos que tomaste para diluir el picante– esa es una amistad verdadera.

2. Jjambbon (Fideos de marisco)

Categoría de picante: 4/5

Lo primero que te dicen cuando te sientas para comer jjambbong (un platillo ridículamente picante de fideos a base de mariscos) es que te comas primero los fideos.

Una vez que llegas al caldo, con una infusión de cuatro diferentes chiles de Corea, China, Vietnam e India, el fuego se vuelve demasiado feroz como para enfrentarlo a través de los medios comunes.

Un bocado de fideos es suficiente como para causar un dolor agudo en tu lengua.

Añade un cucharada de caldo y tu cabeza entera se sentirá como si hubiera sido incendiada.

La versión que se sirve en Shingildong Spicy Jjambbong es inmensamente rica.

Me encontré escarbando peligrosamente en la sopa y los fideos incluso mientras experimentaba un dolor desgarrador en el estómago.

Una señal en el restaurante cortésmente le pide a los clientes que usen el baño del restaurante si sienten la necesidad de vomitar, el lugar de hacerlo en la calle.

La pila de cajas de leche en frente de la famosa tienda de fideos es testimonio de los niveles satánicos de especias en el interior.

Conexión social: espera algún vínculo emocional por encima de los fideos mientras se ven uno al otro doblándose y retorciéndose de dolor.

Si necesitas hacer las paces con tus colegas en el trabajo, invítalos para vivir una experiencia de trabajo en equipo.

1. Onnuriye Donkatsu (Chuleta de cerdo)

Categoría de picante: 5/5

El inocente nombre del restaurante, Onnuriye Donkatsu (“Chuleta de cerdo en todo el mundo”), es engañoso.

Este lugar en realidad es conocido por servir el Donkatsu of Death, también conocido como Drop Dead Donkatsu, por mucho, el platillo más condimentado que alguna vez he soportado.

La chuleta de cerdo está empapada en una siniestra salsa de color rojo oscuro hecha con un rico caldo de hierbas asiáticas y lo que el propietario, Song Jung-won, afirma que es el chile más picante de la tierra.

Song mantiene en completo secreto la receta de su desmesurada salsa.

“Quiero que sea el desafío más extremadamente difícil para tan solo el 0,1 por ciento de la población”, dice.

“Hay algo en el picante que atrae a la gente a pesar de que estén sufriendo por el mismo. Suelen pensar ‘¿qué tan picante podría ser? ‘”

Una rebanada del tamaño del pulgar del donkatsu fue suficiente para que me diera por vencido.

El restaurante desafía a los comensales a comer el Drop-Dead Donkatsu en los primeros 20 minutos, pero tienes que darte por advertido: No te van a servir el platillo a menos que traigas un litro de leche junto contigo.

Los pocos valientes –y son pocos– que cumplen con el desafío, logran conseguir que su rostro quede en el Muro de la Fama.

Conexión social: No habrá ninguna conversación después de un bocado de este platillo. Ven solo o con alguien a quien desees hacerle daño.

¿Cómo manejar la comida picante?

Come algo antes de la comida real. Al igual que eres más susceptible a los efectos del alcohol cuando no has comido, las especias puede atacar un estómago vacío.

Prepara la bebida correcta. Cuando se trata de aliviar el dolor de la comida picante, el agua no es ninguna ayuda. Esta solo hace rodar los condimentos en tu boca y momentáneamente alivia el dolor.

La leche u otras bebidas lácteas ayudan a calmar el picante de tu boca y también consuelan tu ardiente estómago.

Planifica con anticipación. Los efectos de la comida picante pueden persistir durante mucho tiempo después del momento en que los consumiste.

Embarcarse en un desafío de condimentos cuando tienes por delante una reunión importante, un examen o planes para viajar, no es una idea brillante. En realidad nunca sabes con exactitud cuándo empezará a hacer efecto la postcombustión.

Escoge al compañero adecuado. La comida picante puede paralizar tus habilidades sociales.

No eres exactamente encantador cuando te lloran los ojos, te suenas la nariz cada tres segundos y el único sonido que puedes producir es un gemido de dolor.

Consume picante cuando estés solamente con amigos que entiendan que ocasionalmente todos necesitamos un buen llanto.

No seas demasiado ambicioso… u orgulloso. Sí, todo el mundo estará impresionado con tu capacidad para comer los chiles directamente del tazón de kung pao… durante unos cinco minutos. Pero tendrás que vivir con ese estómago chamuscado por el resto de tu vida.

Cuando el dolor de los condimentos se hace demasiado fuerte, debes detenerte. Ese es tu cuerpo diciéndote que no puede soportar el chile.

¿Te encanta la comida? ¿Te encanta viajar? Comparte fotos de tus propios viajes culinarios en Instagram con la etiqueta #CNNFood por la oportunidad para ser presentado en CNN.com. Si buscas inspiración, aquí verás algunas de las últimas fotos compartidas por el personal y los lectores de CNN.

Jiyeon Lee es periodista independiente y reside en Seúl. Ella cubre temas que van desde la política de Corea del Norte hasta la tecnología y la cultura.

Anuncios
The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: