Anuncios

Helicobacter Pylori o simplemente H Pylori : remedios naturales.

10 Nov

Hay algunos síntomas embarazosos que incluyen hinchazón, eructos, diarrea, reflujo esofágico, estreñimiento, dolores superior e mediados de abdominales y flatulencia.

La mayoría de las personas piensan que estos son síntomas normales del cuerpo, sin reconocer el problema de salud. Esta bacteria es la causa principal de la gastritis, la cual es una inflamación del revestimiento del estómago. Pero, el H Pylori también está dando lugar a numerosas condiciones no digestivas, como los trastornos cardiovasculares y migrañas.

El H pylori también puede causar ansiedad y depresión. La razón para esto una escasez sérotine en el cerebro.

Es tan difícil de manejar este tipo de problemas, sobre todo cuando no se tiene ninguna idea de lo que está sucediendo dentro del cuerpo. En primer lugar, esta bacteria en forma de espiral está residiendo en el revestimiento del estómago. Esta condición, por lo general no está asociado con problemas que afectan como la depresión y la ansiedad. Por otra parte, la bacteria está trabajando en una manera disimulada, con el fin de cambiar la forma en que te sientes sin darle señales de lo que está sucediendo.

La mayoría de las personas entran en contacto con el H Pylori mediante el consumo de alimentos y agua contaminadas. Esto está sucediendo a través de materias fecales. Si alguien está preparando la comida sin lavarse las manos, puede estar en riesgo de contraer el H Pylori. Por lo tanto, asegúrate de que las condiciones en tu casa o en el restaurante que estes visitando sean higiénicas.

botanical-online.com

Una buena dieta es muy importante con el fin de mantener esta bacteria alejada de tu estómago.El consumo de vitaminas A, C y E, junto con el zinc y los probióticos, es también muy importante para proteger el revestimiento del estómago.

Los tratamientos naturales contra el H. pylori se centran en una dieta nutritiva, el uso de normas de higiene comunes y el uso de medicinas botánicas, probióticos y otros suplementos específicos, ayudan a prevenir y tratar la infección y también  ayudan a reducir los síntomas, si experimentas alguno.

Come una dieta nutritiva. Se recomienda el consumo de alimentos integrales no procesados para conseguir la nutrición necesaria para mejorar tu sistema inmunológico, mejorar y ayudar al microbioma, y regular los niveles de ácido. Una dieta saludable incluye:

  • Vegetales y frutas frescos (en una variedad de ricos colores)
    • El brócoli, en particular, contiene altos niveles de un químico llamado sulforaphane, el cual es efectivo para matar al H. pylori
  • Frejoles y legumbres como las lentejas
  • Los carbohidratos complejos encontrados en:
    • Vegetales
    • Alimentos integrales
    • Granos como el arroz integral y la quinua
    • Frejoles y legumbres
  • Bebe mucha agua. Parte de una dieta saludable consiste en consumir mucha agua. Debes beber al menos de 6 a 8 vasos de agua al día. Aumenta el consumo de agua si pasas tiempo al aire libre durante el cálido verano o si participas en actividades que te hacen sudar.
  • Evita los alimentos procesados y empaquetados. Los alimentos procesados y empaquetados no brindan una nutrición adecuada. Los alimentos procesados y empaquetados incluyen a los alimentos que han sido alterados hasta adoptar una forma muy diferente a su forma natural o a los que se les ha agregado ingredientes no alimenticios.
    • Para verificar si un producto es procesado o empaquetado, revisa la lista de ingredientes. Mientras más larga sea la lista, más procesado será el alimento. Por lo general, los alimentos procesados suelen encontrarse en los pasillos centrales de las tiendas de abarrotes. Los alimentos menos procesados se encuentran en los pasillos exteriores e incluyen a los frejoles secos, las frutas y los vegetales frescos, el arroz integral, los alimentos a granel y los alimentos con un solo ingrediente.
    • Aléjate de las comidas precocinadas “rápidas y fáciles”. Nuevamente, estas suelen ser muy procesadas y contienen conservantes y otros químicos que en realidad no son alimentos.
    • La idea es mantener tu comida lo más natural posible, ya que al menos algunos de los ingredientes y conservantes agregados pueden suprimir la respuesta inmunológica
  • Practica hábitos de higiene saludables. Para reducir el riesgo de infectarte conH. pylori, asegúrate de lavarte bien las manos y todos los utensilios que uses para cocinar y comer. Usa agua tibia y con jabón para lavar. No compartas utensilios con nadie y asegúrate de que todo el que te prepare la comida emplee una higiene adecuada. Lava bien todas las frutas y vegetales con agua tibia con jabón o con un producto para lavar frutas y vegetales.

Toma probióticos. Los probióticos son fuentes de bacterias y hongos que normalmente se encuentran en el microbioma del cuerpo. Esto incluye a las especies de lactobacilosacidophilusbifidobacterias y al hongo saccharomyces boulardii. Puedes consumirlos como suplementos (siguiendo las indicaciones del fabricante) o en comidas.

  • Las buenas fuentes de probióticos son los alimentos fermentados como el kéfir, el chucrut, los pepinillos, la kombucha (un té fermentado), el tempeh, el kimchi y otros alimentos como el yogur, la sopa miso, el poi, el espárrago, el poro y las cebollas. Incluye estos alimentos en tu dieta, al menos 2 o 3 veces a la semana.
  • También puedes incluir prebióticos 2 o 3 veces a la semana, lo que ayudará a las bacterias saludables en el intestino brindándoles comida. Los alimentos prebióticos incluyen a los granos integrales, las cebollas, las bananas, el ajo, la miel, las alcachofas y los poros.

Prueba los productos botánicos comestibles. Muchas medicinas botánicas cuentan con propiedades antibióticas (eliminan las bacterias). El jugo de arándano parece prevenir o inhibir que las bacterias se adhieran al estómago. En un estudio, se bebió 250 mL de jugo de arándano todos los días. Asimismo, se ha demostrado en cultivos de laboratorio y en pacientes humanos que muchas hierbas utilizadas para cocinar matan al H. pylori.  Usa una cantidad suficiente de las siguientes hierbas curativas para darle sabor al gusto a tus comidas:

  • Cebollas y ajo
  • Kion o Jengibre (también se ha demostrado que el kion inhibe la formación de úlceras)
  • Tornillo
  • Palillo o cúrcuma
  • Pimentón
  • Orégano
  • Fenogreco
  • Canela
  • También se ha demostrado que el té verde, el vino rojo y la miel de Manuka presentan una actividad antibiótica que combate al H. pylori

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: