Anuncios
Archivo | 10:32 PM

Decoracion de Galletas de Navidad

1 Dic

Galletas de Navidad

Las puedes hacer para regalar, para tu familia, para tus intercambios, para vender y para que tu mesa de navidad quede preciosa.

Anuncios

Decoración de Galletas de Navidad

1 Dic

Decoracion de Galletas de Navidad

Decorar las galletas de navidad es una de las tradiciones mas bonitas de esta época.

Decoración de Galletas de Navidad

1 Dic

Decoracion de Galletas de Navidad

Decorar las galletas de navidad es una de las tradiciones mas bonitas de esta época.

Imagen

Decoración de Galletas de Navidad

1 Dic

Galletas de Navidad

Decorar las galletas de navidad es una de las tradiciones mas bonitas de esta época.

Decoración de Galletas de Navidad

1 Dic

Decoracion de Galletas de Navidad

http://www.elzurrondelospostres.com

Te comparto esta foto y sitio para que tengas nuevas ideas en tus decoraciónes.

Imagen

Pesebre de Pan

1 Dic

betlem_pernikovy4

Decoración de Plato de Frutas

1 Dic

 

 

 

 

 

033-decoracion ninos 999

Decoracion de galletas

1 Dic

http://www.mipastela.com/galletas/galletas-de-bautizo/

Imagen

Decoración de Torta de Pisos

1 Dic

Decoración de Torta

Decoracion de Galletas Navideñas

1 Dic

1-Cuore di zucchero Preziosi99999999

https://www.facebook.com/cuoredizucchero.preziosi

Tratamiento natural para los gases

1 Dic

Los gases son algo normal y propio del proceso digestivo, pero en cantidades elevadas son toda una molestia.

Normalmente los gases se eliminan por el proceso conocido como eructación, ya que a la hora de ingerir alimentos siempre solemos tragar aire que automáticamente expulsamos.

Pero este proceso de eructación se agrava y aumenta en casos de reflujo o hinchazón estomacal.

A pesar de todo, este proceso muchas veces no se produce pues es el estómago el que elimina por sí solo los gases.

La hinchazón es otra sensación del exceso de gases.

Este fenómeno se produce cuando la acumulación de gases es elevada y el individuo tiene una incapacidad para eliminar estos gases por cualquiera de las vías habituales o el organismo no los puede eliminar por sí solo.

Esta hinchazón puede deparar en dolor abdominal debido a la acumulación excesiva de gases en el intestino.

Lo mismo sucede con un exceso de flatulencia, que puede denotar un exceso de gases en el organismo.

Algo que debemos cuidar y prevenir.


-hinchazón abdominal

Síntomas de gases intestinales:

-malestar en la zona abdominal o cólicos

-ganas recurrentes de orinar

-eliminación de flatulencias

Consejos para controlar los gases intestinales:

-Comer despacio y masticar bien la comida para no tragar demasiado aire y que se acumule en el aparato digestivo provocando gases.

-Evitar tomar bebidas con gas, leche, alimentos con azúcar refinado y algunas verduras como las de hoja porque pueden son flatulentas.

-Masticar goma de mascar puede hacer que tomes demasiado aire y puede causar hinchazón y exceso de gases al igual que tomar con pajillas o fumar cigarrillos.

-Por otra parte, si estás tomando bebidas carbonatadas a través de pajillas, tienes más probabilidades de experimentar hinchazón y gases, particularmente si tu bebida contiene fructosa o sorbitol.

-Cuida también tu consumo de carbohidratos, especialmente de fibra. La fibra es buena para pero provocarte gases . Además, alimentos como las coles de Bruselas, el repollo, los frijoles y los nabos que son ricos en fibra son conocidos por producir hinchazón y gases. Si estás tomando suplementos de fibra, comienza a tomarlos gradualmente hasta llegar a tu dosis normal para darle tiempo al cuerpo de ajustarse. Si te encantan las verduras que producen hinchazón, intenta comerlas en porciones más pequeñas a lo largo del día.

-El ejercicio ayuda a reducir la hinchazón abdominal y a evitar la aparición de gases. En especial el yoga ayuda a evitar y expulsar los gases.

-Es preciso dejar pasar por lo menos 2 horas después de comer antes de acostarse para que no se altere el proceso de digestión y se generen gases.

-Tomar después de comer infusiones de manzanilla, anís, airampo, canela, lavanda o menta para ayudar a hacer la digestión y evitar la aparición de gases intestinales.

-El consumo regular de frutas como papaya y piña ayudan a evitar los gases intestinales.

-El estrés también puede provocar el incremento de gases intestinales por lo que debemos controlarlo para que no altere el proceso digestivo y genere el exceso de flatulencias.

USAR COMO CONDIMENTOS EN LAS COMIDAS  cilantro, comino, anís, romero, tomillo o hinojo, entre otros, se facilita su digestión y se reduce el cúmulo de gases.
Anís: Excelente carminativo o sea que evita los gases y los cólicos.Las Hierbas y especias aromáticasmás utilizadas para evitar y tratar la acidez estomacal o reflujo ácido y los gases son:

Albahaca: evita la indigestión, calambres, náuseas y vómitos

Alcaravea: se pueden tomar para la indigestión, gases y cólicos.

Cardamomo: se usa como carminativo para tratar la indigestión y el gas.

Cayena: es un carminativo y antiespasmódico, previene la indigestión.

Canela: es un emoliente y un carminativo, con efectos contundentes para el alivio de la acidez estomacal, gases, diarrea y disentería.

Clavo: para el tratamiento de la flatulencia, vómitos y náuseas.

Cilantro: es un carminativo, muy usado en fórmulas laxantes.

Comino: previene y alivia los gases.

Hinojo: es un carminativo y antiespasmódico utilizado para prevenir el reflujo acido, gases y dolor de estómago.

Ajo: es un regularizador general y un gran antiespasmódico y carminativo.

Jengibre: actúa en todos los niveles digestivos, con beneficios saludables para estómago y los intestinos, calambres y náuseas.

http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2014/05/controlar-los-gases-intestinales.html

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

Propiedades de ocho alimentos que aceleran tu metabolismo

1 Dic

   | Publicado por: Mariana Vargas

Sin llegar a vivir obsesionados por perder peso o saber qué poder calórico contiene tal o cual alimento, sí que nos conviene tener en cuenta determinados alimentos que ayudan a eliminar grasas, ya sea por su poder saciante o porque le dan al botón de activar el metabolismo. Entre los más habituales en nuestra dieta se encuentran las frutas de verano como la sandía y el melón. También destaca algún que otro alimento más lejano en costumbres mediterráneas como el chile picante.

1. Cereales integrales
El cuerpo necesita ingresar una serie de carbohidratos diariamente, los cuales sirven como fuente de energía. Es básico, por tanto, saber que es preferible elegir la versión integral de los cereales que nos encontramos en nuestro día a día para quemar grasas: trigo, avena, arroz, maíz… En todas las dietas y recomendaciones sobre alimentación aparecen los cereales integrales, ya que el cuerpo utiliza el doble de energía a la hora de digerirlos que con los cereales refinados.
Por otro lado, sacian más y contienen elementos nutritivos esenciales como la vitamina E, cinc, magnesio, vitamina B6 y por supuesto fibra. Los productos elaborados con cereales integrales se extienden mucho más allá del pan y los cereales del desayuno: podemos comer pasta integral, arroz, o usar harinas integrales para nuestras recetas.
Otro alimento muy interesante para degustar tranquilamente por el nivel de fibra que aporta (10 gramos por cada 100) y la vitamina E que contiene son las palomitas de maíz, pero solo si compramos el grano y las preparamos en casa. No interesan tanto las palomitas para microondas o las elaboradas en los cines, debido a los aceites u otras grasas añadidas, según se aprecia en el análisis comparativo publicado en la revista Consumer.

2.  Carne magra y pescado
Las proteínas que contienen las carnes magras estimulan la activación del metabolismo en su digestión y consumen mucha energía (el 30 por ciento de las calorías que contiene). Se recomienda tomar las piezas de carne que menos grasas contienen como la pechuga de pollo, el pavo, el conejo, o el solomillo y el lomo en la carne vacuno y el cerdo. Es importante retirar la parte grasa que contenga la carne, si no el aporte de lípidos será mayor que el desgaste. Los huevos, por su alto contenido proteínico, cumplen la misma función.
La carne magra estimula la activación del metabolismo

Con el pescado sucede lo mismo y además tiene un añadido: los ácidos grasos que contienen algunos de las especies más grasas (salmón, pez espada) son beneficiosos, como el Omega 3. La merluza, el lenguado o el bacalao fresco son ejemplos de pescado magro comunes en los establecimientos.

3. Lácteos bajos en grasa
Los lácteos descremados aportan vitamina D y calcio, tienen pocas calorías y un gran efecto saciante. Además, de nuevo las proteínas de la leche harán poner en marcha el metabolismo.

4. Té y café verde
Las propiedades del té verde como antioxidante son conocidas, pero a este estimulante se le añade otro compañero con también alto poder antioxidante: el café verde. Esta versión del café común (se trata simplemente del café no tostado)contiene propiedades adelgazantes reconocidas y de hecho en el mercado es difícil encontrar si no es en cápsulas o productos de adelgazamiento con extractos del mismo.
Al igual que con el té verde, los especialistas en nutrición recomiendan la ingesta de entre 2 y 4 tazas de té o café al día para tener los antioxidantes suficientes en una dieta habitual, como se puede leer en el Tratado de nutrición de Ángel Gil.

5. Lentejas
La cantidad que puede contener una taza de lentejas aporta el 35 por ciento del hierro necesario cada día. Aunque en principio el hierro no se relacione con la grasa, todo tiene que ver con adelgazar y quemar calorías. Como sugiere Tammy Shames, nutricionista y autora de El secreto para adelgazar y Enciende tu metabolismo, cuando falta un nutriente, el metabolismo se ralentiza porque el cuerpo no está recibiendo lo que necesita para funcionar eficientemente.

6. Chiles o pimientos picantes
El chile, la cayena o los pimientos rojos picantes constituyen un excelente aporte de vitamina C (más antioxidantes), pero además contienen otro elemento no tan conocido por su nombre sino por los sudores que provoca: la capsaicina. El componente activo que da el picante a estos alimentos disminuye los lípidos corporales mediante un mecanismo que motiva la muerte celular de las células grasas inmaduras, según un estudio de la Universidad de Maastricht (Países Bajos).

7. Frutas
A las frutas se les atribuye el calificativo de adelgazantes sobre todo porque sacian el hambre y la sed debido a su alto contenido en agua, como la sandía y el melón, por ejemplo. Ambos son bajos en calorías, contienen muchos nutrientes y vitamina C y D.
Además de su poder antioxidante, los cítricos tienen un nivel bajo de azúcar
El pomelo, al igual que el resto de cítricos, son potentes antioxidantes igualmente por su contenido en vitamina C, pero además destaca que es agua en un 90 por ciento. Los cítricos son estupendos quemagrasas por esta razón, pero además tienen bajos niveles de azúcar.
Otras frutas con poder adelgazante son las que tienen gran cantidad de pectina, que tiene efecto depurativo. Todas las frutas contienen pectina, pero la manzana es la reina de todas junto con los limones, naranjas, mandarinas, arándanos, grosellas, uvas y membrillos, entre otros.

8. El rábano
Un vegetal picante pero también muy utilizado en dietas de control de peso. Para los menos acostumbrados o reticentes a este alimento se puede empezar por colarlo a escondidas en la ensalada. Hay varios tipos de rábanos y entre características se encuentra su alto contenido en fibra y agua y que su nivel calórico es muy bajo.

Fuente: Ecualink

Miskincho

1 Dic

 

 

 

Variedad de pescados pequeños de rio, fritos, acompañados de mote de maíz.

 

Galletas de almendras

1 Dic

Ingredientes:

300 gr. de almendras crudas, sin la piel.

2 huevos.

180 gr. de azúcar.

10 gr. de azúcar avainillada.

1 cucharadita de levadura (5 gr. puse yo).

70 gr. de harina.

  • 10 gr. de agua de azahar.
  • Azúcar glass para rebozar las galletas.

Horno para preparar las galletas de almendras:

  • 180 ºC, por arriba y por abajo.
  • Bandeja justo debajo de la parte central.

Preparación de las galletas de almendras (me salieron 40 galletas):Muy fácil. En primer lugar, precalentamos el horno a 180 ºC.

Trituramos las almendras.

Mezclamos las almendras trituradas con el azúcar, el azúcar avainillado, la harina y la levadura. Removemos.Batimos los dos huevos y se los agregamos a la mezcla anterior.Añadimos el agua de azahar. Lo mezclamos todo y vamos formando bolitas. Yo las hice un poco más pequeñas que una nuez. Tened en cuenta que luego crecen un poco dentro del horno. Rebozamos las bolitas con azúcar glass al gusto. Yo fui bastante generoso… Depositamos las bolitas sobre papel de hornear encima de la bandeja del horno.

 

Estrellas de Canela (Zimtsterne)

1 Dic


Zimtsterne (estrellas de canela)

  • 3 claras de huevos
  • 1 pizca de sal
  • 250 g azúcar en polvo
  • 2 cucharadas Kirsch
  • 1 y 1/2 cucharadas de canela molida
  • 350 g almendras molidas
  1. batir las claras con la sal a punto de nieve e incorporar el azúcar glas y el Kirsch poco a poco. guardar 1 dl (aprox.) de las claras batidas para el baño.
  2. incorporar las almendras y la canela a las claras batidas. cubrir la masa con film transparente y dejar reposar 1-2 horas en la nevera.
  3. espolvorear la encimera con azúcar. aplanar la masa con las manos y estirar con un rodillo, hasta dejar un grosor de 1 cm. cortar estrellas con un cortapasas que habremos pasado antes por azúcar para que no se pegue a la masa y disponer las estrellas juntitas sobre una bandeja.
  4. glasear las estrellas con un pincel. dejar secar durante 5-6 horas.
  5. precalentar el horno a 190 ºC y hornear unos 15 minutos.

Zimtsterne (estrellas de canela)

Galletas Decoradas II (Glasa, Delineado y Relleno)

1 Dic

Después del éxito obtenido con la publicación de la masa de las galletas, creo por vuestros comentarios y por la cantidad de e-mails que he recibido que ya era hora que publicara la segunda parte. Estos dos tutoriales (no quiero parecer presuntuosa llamándolo así) sobre la decoración de galletas, los he preparado “egoístamente”, porque recibo una media de 5 ó 6 correos diarios solicitando esta información y sinceramente no me llegan las horas del día para responder como quisiera. Siento mucho haber tardado tanto tiempo en publicarlo….iba a hacerlo en Septiembre… pero como ya lo tengo listo, pues adelante!!!!

A pesar del interés demostrado por todos, estoy segura de que tan solo el 5% de los que leáis el tutorial, os pondréis “manos a la obra” para decorar estas galletas. Las que hagáis estas galletas por primera vez os daréis cuenta de lo laborioso que es, y no sé si tendréis, ni el tiempo, ni la paciencia en hacerlo, por muy bonitas que sean. Pero sin duda habréis matado la curiosidad.

Nuevamente, lo que os voy a contar aquí es mi propia experiencia. Es la manera en la que yo decoro, pero seguro que cada una, cuando os pongáis a decorar encontrará una mejor forma de hacerlo.

Algo muy importante antes de hacer las galletas, es que hay que tener muy claro lo que queremos hacer. Las galletas requieren un ejercicio de organización y planificación, incluso antes de cortar la masa, hay que tener un plan exacto. Es muy fácil verse tentado a cortar masa con unos bonitos cortadores y terminar con unas galletas que no sabemos cómo vamos a decorar (os lo digo por experiencia porque produce mucha frustración). Esto está bien si solo nos las queremos comer y queremos jugar con los cortadores, pero no es recomendable, si lo que queremos es decorarlas “en serio” y obtener algún resultado.

Personalmente, me ayuda mucho el poner por escrito y definir el proyecto que tengo entre manos. No es cuestión de ponerse a decidir los colores y los diseños cuando ya estamos sentados en la mesa con una galleta delante y un biberón lleno de glasa en la otra. Hay que tener claro la cantidad de masa para el número de galletas tenemos que hacer, cuantos modelos vamos a utilizar, la cantidad de glasa que vamos a necesitar etc..

Otra cosa muy importante a la hora de decorar galletas es la rutina. Trabajar como si de una cadena de montaje se tratara. Cuando nos sentemos y estemos listos para decorar debemos de tener todo el material a mano para ser utilizado. Aunque el proceso de decoración en sí es fácil, se necesita concentración, y no es conveniente estar levantándose y sentándose continuamente para coger cosas que nos hacen falta. Debemos preparar la mesa, con los biberones, los vasos altos para meter las mangas, las rejillas en un lado, las galletas en otro, un trapito húmedo, y sobre todo una silla cómoda que tenga una altura correspondiente a la mesa. Es preferible ir decorando las galletas de cuatro en cuatro, y no comenzar con el siguiente modelo hasta que hayamos terminado con el primero. Como mínimo vamos a pasarnos un par de horas decorando así que debemos sentarnos correctamente si no queremos que las cervicales nos hagan acordarnos de las galletas durante una semana. Vamos a empezar:

GALLETAS DECORADAS (LA GLASA)

1.- La masa (ver tutorial aquí)

2.- Material que necesitaremos tener preparado a la hora de decorar:

Mangas pasteleras pequeñas (12 cm.)

Acopladores

Boquillas variadas

Palillos de brocheta

Un pañito húmedo

Pinzas para sujetar las mangas

Biberones

Rejillas y bandejas de secado.

Pinzas

Espátulas

3.- GLASA:En su día, cuando comencé a decorar galletas, ya publiqué un paso a paso bastante completo de cómo hacer una glasa (Royal Icing) ver aquí . Esta glasa tenía la consistencia especial para hacer los delineados de los hombrecitos de jengibre. En este tutorial de hoy, os voy a explicar como se delinean las galletas y se rellenan de glasa.Las galletas decoradas, por lo general llevan un delineado que sirve para que no se salga la glasa de relleno. La glasa de relleno es una glasa exactamente igual que la del delineado, pero un poco más líquida. La glasa del delineado debe tener la consistencia de la pasta de dientes y la del relleno debe tener la consistencia de la cola de carpintero. La glasa del relleno se obtiene partiendo de la glasa del delineado y se consigue añadiendo gotitas de agua poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. Es decir, que no debe ser tan espesa que no se mueva, cuando apretamos el biberón, ni tan líquida, que se nos salga de la galleta a pesar del borde. Cada vez que añadimos gotitas de agua, debemos de batir la glasa un minuto más hasta que el agua de haya repartido uniformemente. No existe una medida exacta, sino aproximada, y nuevamente depende de muchos factores, de la humedad del día, del ambiente en que la hagamos, de la marca del azúcar glass. Cuantas más veces hagamos la glasa, mas capaces seremos de predecir exactamente cómo nos va a quedar pero nunca nos quedará igual, solo la experiencia hace que cada vez me vayan quedando mejor.Volvemos a la glasa que habremos rebajado con unas gotitas de agua. Cuando consigamos la consistencia de cola de carpintero la dejaremos reposar durante al menos 30-45 minutos en un bol hermético ( o tapada con un paño húmedo). Pasado este tiempo de reposo, las burbujas que se hayan formado al batir la glasa con el agua, habrán subido a la superficie de la glasa. Pasaremos suavemente una espátula de silicona por la superficie para que desaparezcan. De esta manera reduciremos casi totalmente la cantidad de burbujas de aire que, a la hora de decorar, nos pueden afear e incluso estropear las galletas. No desaparecerán del todo, pero las más pequeñas que nos surjan cuando estamos rellenando las galletas, las podremos pinchar con la puntita del palillo, o con un alfiler ( personalmente el alfiler me parece demasiado pequeñito).
Cuando hayamos eliminado las burbujas de aire pasaremos la glasa a un biberón. Una vez que tenemos la glasa en el biberón, lo tapamos con su taponcito. Si nuestro biberón no tiene tapón podemos usar un papel de cocina dobladito en cuatro y húmedo, que servirá para que no se nos seque la glasa, así como para mantener limpia la punta.Hay que tener en cuenta que la glasa empieza a cambiar la consistencia al poco rato de hacerla, por lo que a mi me gusta hacerla justo antes de empezar a decorar. Encuentro que de un día para otro la textura cambia, noto la glasa del delineado mucho más “harinosa”, y la del relleno, es posible que se haya separado el agua y que haya que volver a mezclar.Es conveniente comprobar la consistencia de la glasa antes de empezar a decorar. La forma en que yo compruebo la consistencia de la glasa del delineado es poner un poquito de glasa dentro de una boquilla y la empujo con el dedo mientras dibujo sobre la encimera dos cruces con la glasa. Las líneas que se cruzan no deberán fundirse la una con la otra, sino mantenerse. Si las líneas se funden, la glasa necesita un poco más de azúcar. De todos modos la glasa no debe quedar demasiado dura, ya que sino, se despegará de la galleta.En cuanto a la glasa de relleno, la forma de comprobarlo es coger una cuchardita de glasa y dejarla caer sobre la glasa que tenemos en bol . La glasa que haya caido sobre la glasa del bol deberá desaparecer y quedar totalmente lisa cuando contemos hasta 5… ( hay gente que cuenta hasta 7, o hasta 10), pero a mí me funciona esta consistencia.Solución: hay que hacer muchas glasas a ver cual y como nos funciona mejor.4.- COLOREAR LA GLASAPersonalmente me gusta colorear la glasa cuando tiene la consistencia del delineado. Luego, separo la cantidad que voy a utilizar para el delineado y el resto la rebajo con agua. De esta manera es más fácil conseguir el mismo color para las dos glasas.A la hora de añadir el colorantes a la glasa, debemos ir poco a poco. Siempre es más fácil oscurecer un color que aclararlo. Hasta ahora he venido usando los colores en gel de la marca Wilton, (que no están nada mal si no conoces otra cosa), pero después de lo que he leído en los foros de repostería americanos, descubrí que hay una marca que se llama “Americolor” de la que todo el mundo habla maravillas. Incluso su rojo y de su negro ( que son unos colores muy difíciles de obtener, ya que el rojo siempre queda rosa oscuro y el negro queda gris ) y que pueden llegar a modificar el sabor de la glasa. Estos colorantes de Americolor no son tan espesos como los de Wilton , y vienen en unos botecitos que permiten ir echando gotita a gotita. Son mucho más cómodos, limpios y prácticos. Yo después de mucho buscar los conseguí en la página de Karen’s Cookies, y venden un Kit de 10 colores incluyendo el rojo, negro y blanco, por tan solo 12 dólares….Estoy encantada con ellos y os los recomiendo totalmente.
Ya que hablamos de los colorantes, os preguntaréis para qué necesitamos el colorante blanco, si la glasa ya es de este color. Bueno, pues es posible que necesitemos aclarar un color con el que se los haya ido la mano, es posible que necesitemos una glasa más blanca, y es posible que el sabor que le hayamos añadido a la glasa le haya cambiado un poquito el color. En cualquier caso es interesante tenerlo a mano.5.- DELINEADO Y RELLENOPara el delineado se suelen utilizar las boquillas del número 2 ó del número 3. A mi me gusta utilizar las mangas pasteleras con la boquilla del 2. Es muy importante que cuando rellenemos la manga pastelera, que no pongamos demasiada cantidad de glasa, justo la que quepa en nuestra mano. Primero porque será más cómodo y no se nos cansará tanto la mano. Y segundo que si tenemos mucha cantidad se nos terminará calentando la glasa y variará la consistencia.Antes de empezar a delinear me gusta hacer un “calentamiento” previo para las muñecas, es decir hacer unas cuantas líneas, círculos y zig-zag con la manga sobre un papel, o sobre una galleta que utilizaremos como “borrador”. Esto puede sonar a tontería, pero me empiezan a quedar bonitas a partir de la cuarta galleta que decoro, por eso hago el calentamiento. (Para hacer estas fotos he utilizado glasa blanca para hacer el delineado , por comodidad, pero la glasa del delineado debe ser del mismo color que la del relleno).
Cuando vayamos a delinear, la boquilla no debe tocar en ningún momento la galleta, hay que tenerla a una altura de uno o dos centímetros por encima del borde. Esto hace que tengamos mas control sobre el lugar hacia donde queremos dirigir la glasa. Sin nos salimos del borde, podemos intentar colocarlo sobre las galletas con un palillo. Si realmente nos ha salido un estropicio, podemos retirar toda la glasa con una espátula y empezar de nuevo . Hasta hace poco dejaba secar el delineado unos 10 minutos antes de proceder con el relleno, pero ahora, aunque rompa más el ritmo, prefiero hacer el delineado de tres o cuatro galletas, e inmediatamente “inundar” (así es como se dice en inglés “flood”) la galleta con la glasa de relleno con el biberón. De esta manera encuentro que la glasa del relleno y la del delineado se “funden” dejando el borde de la galleta mucho mas uniforme. Pero esta es mi opinión.

Rellenaremos la galleta con un biberón lleno de glasa, y la “inundaremos” en forma de zig-zag. La consistencia de la glasa, hará que ésta tienda a unirse e ir hacia los bordes (si la glasa no se mueve, está claro que no hemos conseguido la consistencia correcta, por eso es importante comprobar la consistencia antes de empezar a decorar). Utilizaremos un palillo o un palito de bambú para “forzar” a la glasa a que rellene todos los espacios. Si vemos que nos hemos quedado cortos con la glasa le podemos echar un “chorrito” mas. La cantidad que debemos utilizar, nuevamente es “a ojo”, no debemos echar tanta glasa que se nos salga por encima del relleno, ni tan poca glasa que nos queden “calvas” en nuestra galleta. La medida ideal es que la glasa quede a la misma altura del delineado.

Cuando hayamos hecho el delineado, el relleno y hayamos pinchado las burbujas de aire que osen subir a la superficie, esa galleta ya no se debe tocar. Con mucho cuidado, con una espátula de galletas las colocaremos sobre una rejilla. La rejilla debe estar perfectamente nivelada, de lo contrario, la glasa, que todavía no se ha secado perderá la forma y quedará más alta de un lado que de otro. Una vez que la galleta esté en la rejilla la debemos dejar secar durante al menos 12 horas antes de darle el segundo el delineado y los detalles finales. Después de este segundo delineado, deberemos dejar secar ambas capas, durante 24 horas antes de proceder a su embolsado.

Éste último paso, el embolsado, también lleva su tiempo, pero es el toque final y la presentación el que hace la galleta aparezca aún mas bonita , si cabe, de lo que es.

Durante el tiempo de secado deberemos tener mucho cuidado que no se acerquen moscas, hormigas u otros insectos, por lo que durante la noche las debemos dejar bien protegidas. También es importante si tenemos algún perro o gato ( como yo), que durante el tiempo de decorado y de secado, no se acerquen, ni por asomo a donde estamos decorando.

6.- CORTADORES:

Tengo un listado en excel de todos mis cortadores con las formas, tamaños y tipo de evento para los que se pueden utilizar. Lo tengo siempre a mano, y lo actualizo cada vez que me encapricho de un cortador, si el que sé que no podré vivir. Es muy fácil olvidarse de los modelos de cortadores que tienes si no los utilizas habitualmente.

También es increíblemente fácil olvidarnos lo que queremos hacer, por eso, a la hora de decorar, también tengo una libreta en la que dibujo con pinturas el diseño que quiero plasmar en la glasa y que tengo a mi lado cuando estoy decorando. De verdad, son tantas cosas que a la hora de la verdad se olvida lo que vas a hacer.

Desde que estoy decorando galletas, siempre estoy pensando en nuevos diseños para rellenar mis cortadores. Así que las revistas, especialmente las de cocina, son una fuente de ideas muy grande. También un paseo por el supermercado da muchas ideas, que voy dibujando en mi cuadernito o sacándoles fotos con el móvil!! Lo dicho. Una obsesión.

No me gusta mojar los cortadores, por tanto después de utilizarlos, los limpio con una bayeta húmeda, retirando cualquier resto de masa que haya quedado y los seco con un papel de cocina. También cuando retiro del horno la ultima tanda de galletas, aprovecho el calor residual y meto los cortadores en el horno apagado hasta que se enfría. Así me aseguro de que queden perfectamente secos y no se oxiden.

CONSEJOS VARIOS

Todavía no soy capaz de saber exactamente cuanta glasa voy a necesitar para un proyecto. Me imagino que con el tiempo iré perfeccionando y ajustando cantidades, además también depende de la superficie de galleta a decorar, pero por regla general utilizo 4 claras y media para decorar 40 galletas grandes (de 10 cm.). Divido la glasa en dos o en tres, para hacerla de dos o tres colores, y luego cada glasa en dos consistencias ( menor cantidad para el delineado y más cantidad para el relleno). Es recomendable empezar a colorear la glasa por los colores claros y luego los oscuros ( por si acaso nos queda algún resto de color, no será tan evidente en los colores oscuros). De todos modos no me gusta usar más de tres colores cuando estoy decorando, es demasiado material, ya que por cada color necesitaremos un biberón y una manga pastelera con su correspondiente, boquilla, adaptador, clip y vaso.

Otro consejo es, que es recomendable guardar siempre un poco de glasa de color blanco, por lo que pueda pasar, por si nos quedamos cortos, por si hay que retocar una galleta, por si queremos seguir practicando, por si, por si……También es recomendable no quedarnos cortos en la glasa de color, y es mejor hacer un poco de más y que nos sobre, ya que si necesitamos hacer una nueva mezcla, será difícil conseguir exactamente el mismo tono.

Los palillos nos ayudarán a llevar a la glasa a las esquinitas de la galleta. A mi me parece mucho más cómodo utilizar las brochetas de bambú que los palillos. A pesar de tener manos pequeñas los encuentro mucho más fáciles de agarrar.

Esto es solo una de la infinidad de maneras que hay de decorar una galleta. También se puede decorar con fondant, con detalles en azúcar, con efecto vidriado, marmolado pero a fin de cuentas, todas llevan mucho trabajo. Hay gente que éste relleno de glasa lo hace con el dorso una cuchara, o incluso con una espátula, pero eso son distintas opciones. Todo es válido, y si a ti te funciona, pues adelante. Hay gente con mucha experiencia que consigue una consistencia en la glasa que esta no necesita ni siquiera delineado, pero tampoco sé cómo se podría hacer. Ya os digo, lo que yo estoy escribiendo es mi experiencia.

¿Entonces qué? Después de todo esto ¿ A quién le han quedado ganas decorar unas galletitas? De verdad, no es tan difícil como parece. Tan solo es ponerse, y solo se necesitan tres cosas para decorar galletas: Muchas ganas, mucha paciencia, mucho tiempo…………………

http://www.elrincondebea.com/2009/08/galletas-decoradas-ii-glasa-delineado-y-relleno.html

Galletas DecoradasPaso a pasoTutoriales

Masa para Galletas Decoradas I

1 Dic

Desde que empecé a publicar mis primeras galletas decoradas, sois muchos los que me habéis enviado correos y os habéis interesado por este tema. Entiendo que os haya “picado” la curiosidad porque a mí también me “trastornó” un poco el tema de las galletas decoradas. Aparte de la glasa, otra de las preguntas que recibo más frecuentemente es sobre la receta que utilizo para decorar galletas, y por eso he pensado que después de todos estos meses, ya tengo la experiencia “galletil” para contaros, los entresijos de las galletas decoradas. Por eso hoy empezamos con la masa.

A pesar de que nada de lo que os voy a contar es un secreto, que yo sepa no hay nada publicado en español sobre las galletas decoradas. O por lo menos yo no lo he encontrado. Me he tenido que buscar la vida “literalmente” leyendo muchos libros y vistando muchas páginas web. También, he tenido la suerte de encontrar a gente muy buena, como Bea de Cancún Cookies, que me ayudó desinteresadamente y a la que nunca le agradeceré lo suficiente sus consejos. Os recomiendo que visitéis su blog para admirar sus creaciones. Pero por mucha ayuda que haya recibido, por mucho que haya leído, y me hayan explicado, no hay nada como la propia experiencia, aprender de los errores y sobre todo práctica. Mucha práctica.

Recuerdo las primeras galletas que hice, hace algo más de un año, y en las dificultades que me encontré. Durante estos meses, he estado buscando la receta perfecta, y por fin la he encontrado. Lo que voy a hacer aquí es contaros como hago yo las galletas. Os voy a dar la receta que yo utilizo. La receta que a mí me funciona para hacer galletas decoradas. No es la mejor, ni la peor receta, es la que yo utilizo.

Las galletas decoradas tienen que llevar una alta proporción de harina, para que sean firmes y consistentes, y que resistan la humedad y el peso de la glasa. Es decir, unas galletas “todoterreno” , que aguanten el “tipo” y que encima estén ricas. También tienen que ser gorditas, como mínimo 0,6 cm. de grosor y uniformes, para que al cubrirlas con la glasa, ésta tenga el mismo espesor en todos los lados de la galleta y quede bien lisa. Pero sobre la glasa os voy a hablar en otro tutorial que haré en breve.

Antes de empezar quiero aclarar que yo elaboro tanto la masa de las galletas, como la glasa en la Kitchen Aid. Encuentro que la Thermomix, con sus pequeñas cuchillas, ni bate bien la mantequilla, ni soporta ni el peso de la masa, ni le da una textura perfecta a la glasa. Pero esto, como todo lo que estoy escribiendo es mi opinión personal. No digo que no se pueda hacer con la Thermomix, sino que a mí, para este tipo de galletas, no me funciona.

La receta de mis galletas la saqué de la web del Cakes Cookies & Craft Shop, pero yo le he hecho un par de modificaciones.

GALLETAS DE MANTEQUILLA PARA DECORAR

INGREDIENTES: (cantidades para 35 ó 40 galletas grandes de entre 8-10 cm)

250 gr. mantequilla a temperatura ambiente (leer A)

250 gr. azúcar glass (leer B)

1 huevo XL a temperatura ambiente (leer C)

650 gr. harina tamizada (leer D)

1 chorrito de leche para ligar la masa (leer E)

Aroma al gusto del consumidor (leer F)

PREPARACIÓN:

1.- Con la pala, batir la mantequilla a velocidad 3 durante por lo menos 1 minuto. Parar la máquina y bajar con una espátula lo que haya en las paredes y haya quedado en la pala y batir a la misma velocidad durante otro minuto . (foto 1)

2.- Cuando veamos que la mantequilla tienen una textura suave, bajar la máquina a velocidad 1, e ir incorporando el azúcar tamizado a cucharadas, sin prisa pero sin pausa. El azúcar tardará en integrarse totalmente. Cuando lo haga, volver a subir a velocidad 3.

3.- A lo mejor tenemos que para la máquina en un par de ocasiones para bajar los que quede pegado en el vaso, pero el batido no deberá durar más de tres minutos. Pasado este tiempo la mantequilla habrá blanqueado, aumentado ligeramente su volumen, y tendrá una textura esponjosa. (foto 2)

4.- En este momento pararemos la máquina y le añadiremos el sabor deseado, así como el huevo ligeramente batido muy poco a poco, y batiremos a velocidad 1 hasta que esté integrado. Si necesitamos, pararemos la máquina para bajar lo que haya quedado en las paredes.

5.- Comenzaremos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible y de la misma manera que incorporamos el azúcar, sin parar la máquina, pero sin pausa. Cuando estemos llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a “desmigarse” (foto 3). En este momento incorporaremos un chorrito de leche (foto 4) y batiremos de nuevo hasta que se haya ligado la masa, formando una bola (foto 5) y se haya despegado de las pareces del bol (foto 6). No puedo poner exactamente cuánto es un chorrito, ya que depende de cómo nos haya quedado la masa de desmigada. Depende de la humedad de la harina y de la temperatura ambiente. Pero yo le echo como tres cucharadas soperas, aunque a veces le he echado menos, y otras más. Si nos pasamos con el “chorrito” y nos queda muy húmeda echarle un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche muy poco a poco.

Cuando hayamos conseguido una masa uniforme, colocamos sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa de las galletas. Le daremos a la masa forma redonda y chata y la cortaremos en cuatro trozos iguales (foto 7) . La masa deberá estar pringosa (debido a la mantequilla)… pero no pegajosa (foto 8).

Reservamos tres trozos, y nos quedamos con uno de los trozos y con las manos le damos forma rectangular (foto 9). Colocamos otro papel de hornear encima y estiramos la masa con un rodillo (foto 10). Yo utilizo un rodillo de silicona de la marca Wilton que tiene una gomitas a los lados, con diferentes tamaños, y que sirven para conseguir que la masa, en toda su superficie tenga un grosor uniforme ( primera foto). Cuando consigamos el grosor deseado, guardamos esta masa en la nevera entre los dos papeles de hornear, y procedemos de la misma manera con los tres trozos restantes.

La masa debe dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas ( si queremos también podemos congelar la masa, pero a mi no me gusta). Debemos colocarla de tal manera que no coja ninguna arruga ni se doble, y siempre el trozo más grande en la parte inferior. Lo ideal sería que nos cupiera la bandeja de hornear en la nevera y podemos meter los cuatro trozos uno sobre otro.

A mí me gusta dejar la masa en la nevera de un día para otro (la he llegado a dejar dos días) primero, porque así no me parece tanto trabajo, y porque me parece que la consistencia de la masa es mucho mejor. Cuando la voy a utilizar, al haberla estirado, la puedo usar directamente de la nevera, es decir, que solo le tengo que para el rodillo por encima una o dos veces, por si la masa hubiera perdido un poco la forma, y empiezo a cortar las galletas.

Retiro el papel de la parte superior y cortamos las galletas con un cortador (G). Las colocamos todas las galletas del mismo tamaño sobre la bandeja de hornear, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Con esta receta, encuentro que la mayoría de las veces la galleta se pega al cortador y se levanta fácilmente. Pero si no es así, cortamos la mayor cantidad de galletas posibles y retiramos los recortes. Con la espátula especial para galletas, o bien con la mano ( si la masa está bien fría) podremos colocar directamente las galletas sobre la bandeja de hornear. Esta receta al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no se extiende mucho, pero hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja de las galletas, tan pronto las saquemos del horno, y cuando todavía están calientes, las despegamos suavemente de la bandeja y las dejamos reposar durante 5 minutos ya no se pegaran . Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.

Los recortes sobrantes, los uniremos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la nevera por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, pero la textura de la galleta no será la misma, y quedará un poco correosa. También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada solo 1 vez.

La bandeja de galletas ya cortadas la debemos de meter de nuevo a enfriar, a dejarlas 15 minutos en nevera o 10 minutos en el congelador. Este paso es “obligatorio” ya que sino las galletas perderán la forma.

Precalentar el horno a 180º e introducir la bandeja de hornear (H) durante un mínimo de 10 minutos . Este es el tiempo de cocción que indica la receta original, pero eso depende del tamaño de las galletas. Hay que tener en cuenta que todas las galletas que coloquemos en la bandeja deberán ser del mismo tamaño, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Lo ideal para las galletas que yo hago, que son de una media de 10 cm, son 18 minutos de horneado. Pasados 15 minutos hay que estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede ser la diferencia entre una galleta perfectamente horneada y una galleta quemada.

También deberemos conocer bien nuestro horno, primero si la temperatura es correcta (para ello utilizaremos un termómetro de horno que os indique la temperatura exacta) y segundo si nuestro horno calienta uniformemente, de lo contrario, pasada la mitad del tiempo de cocción deberemos girar la bandeja 180 grados. También os recomiendo utilizar un reloj de cocina con alarma ( a mí siempre se me va el “santo” al cielo).

Cuando las saquemos del horno hay que tener en cuenta que las galletas se siguen tostando, por eso, si nos quedan un poco claritas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja, sino, con que las dejemos reposar cinco minutos, ya la podremos mover ( con la espátula especial de galletas) a enfriar a una rejilla.

Personalmente me gusta dejarlas enfriar dos horas como mínimo, antes de decorarlas o congelarlas. No soy muy partidaria de congelar galletas, prefiero hacerlas frescas, pero si tienes muchos pedidos, pues puedes ir adelantando el trabajo. ¿Se nota mucho en el sabor que las galletas están congeladas?……personalmente creo que es una cuestión de gustos, y solamente se nota si comemos juntas una galleta congelada y una recién horneada. Por poneros un ejemplo, es como el pan congelado, que está muy rico y nos lo comemos perfectamente, siempre y cuando no tengamos pan fresco al lado. Es muy importante que en el mismo lote de galletas no haya galletas frescas y galletas congeladas, porque entonces sí que se notaría.

Se pueden congelar las galletas recién horneadas y frías en tappers herméticos entre hojas de papel de hornear, durante tres semanas. Cuando las vayamos a utilizar las ponemos directamente sobre las rejillas, a temperatura ambiente durante al menos dos horas antes de decorarlas.

También he leído que las galletas se pueden congelar, cortadas y sin hornear, simplemente añadiéndoles unos minutos más a la cocción, pero esto no lo he hecho nunca. Las galletas decoradas, no se deben congelar.

OBSERVACIONES Y ACLARACIONES:

(A) MANTEQUILLA: La temperatura ambiente de la mantequilla ( aunque suene a perogrullada) se consigue solo dejando el paquete de mantequilla fuera de la nevera. No hay atajos. No sirve acercarla a algo caliente, ni meterlo en el microondas. No queremos mantequilla derretida, ni mantequilla blanda, sino mantequilla a temperatura ambiente. Y ¿cuándo tiempo tardará la mantequilla en estar a la temperatura deseada?, pues eso depende. Depende del lugar en donde vivamos, y de la estación del año, y de la temperatura de la cocina. La mantequilla estará lista cuando la presionemos con el dedo, y esta no “oponga” resistencia. Por supuesto la mantequilla debe ser lo mas fresca posible, ya que no queremos que nuestras galletas sepan a rancio, después del trabajo que nos van a dar. Este proceso es algo que lleva su tiempo, como el enfriado y el secado de las galletas, pero podemos adelantarlo, solo un poco, quitándole el envoltorio a la mantequilla y cortándola en cubitos.

(B) AZÚCAR GLASS. Por su puesto que se puede utilizar azúcar normal, pero por mucho que bata la mantequilla con el azúcar, nunca he conseguido que se disuelva totalmente, y por otra parte, tampoco es bueno batir demasiado la mantequilla y el azúcar, así que es más fácil utilizar azúcar glass industrial. El azúcar glass, produce una textura totalmente lisa en la galleta, que la hace mucho mas agradable a la hora de comerla y más bonita a la hora de verla. El azúcar glass deberá estar tamizado.

(C) HUEVO. El huevo también tiene que estar a la misma temperatura que la mantequilla, de lo contrario se nos cortaría la mantequilla ( aunque se soluciona echándole una cucharada de harina), pero nos podemos acordar perfectamente de sacar la mantequilla y el huevo en el mismo momento de la nevera. Si solo tenemos huevos medianos, podemos utilizar 1 huevo y una yema.

(D) HARINA. Yo no he leído en ningún sitio que la harina que se le echa a las galletas tiene que estar tamizada, pero personalmente me parece que queda muchísimo mejor, además al tratarse de tanta proporción de harina, hay que darle tiempo a la mantequilla a que la absorba, y por eso creo que si echamos la harina en pegotes, esto no va a facilitar su incorporación.

(E) LECHE.. Al tener esta receta una alta proporción de harina, cuando terminamos de incorporarla toda la masa queda un poco desmigada ( como cuando mezclamos la harina con la mantequilla fría para hacer una masa quebrada), por lo que si le añadimos un poco de líquido, en este caso un poco de leche fría, la masa va ligando.

(F) SABORES, aquí podemos utilizar los sabores que mas nos gusten, vainilla, limón, naranja, canela nuez moscada, jengibre. Esto depende del gusto de cada cual, lo que tenemos que tener claro es que el sabor que le pongamos a la galleta tiene que “pegar” con el sabor que le pongamos a la glasa.

(G) CORTADORES: Yo utilizo cortadores de acero. Es mejor no mojarlos ni meterlos en el lavavajillas, porque se oxidarían. Así que después de utilizarlos los repaso con un trapito húmedo y los seco con papel de cocina. Para asegurarme de que están bien secos, cuando apago el horno, los meto durante 10 minutitos mientras se está enfriando. Tened la precaución de no quemaros al retirarlos ya que estarán muy clientes ( os lo dicen mis dedosJ)

Tengo mas de 100 cortadores de galletas, de todos los tamaños y para todas las ocasiones. Los he ido comprando a los largo de estos meses, en Inglaterra o en Estados Unidos.

(H) BANDEJAS DE HORNEAR. Existen unas bandejas especiales para galletas. Se trata de unas bandejas totalmente lisas, con solo un borde para poder agarrarla y que tienen dos capas, una de ellas que permite la circulación del aire para que la base de las galletas se hornee uniformemente. También tienen que ser de color claro, por ejemplo de aluminio, ya que los colores negros atraen mas el calor, no hornean uniformemente y queman las bases de las galletas. Lo ideal es tener tres o cuatro bandejas de hornear, ya que tendremos, una en el horno, otra con las galletas que salen del horno, otra enfriando en la nevera, y otra para colocar las galletas.

Las bandejas tienen que estar frías cuando coloquemos sobre ellas las galletas, ya que si están calientes, esto haría que la mantequilla se derritiera, y las galletas perderían su forma. Si no tenemos varias bandejas para hornear deberemos enfriar debajo del grifo la bandeja y secarla totalmente entre cada hornada.

Espero que esta “especie” de tutorial os haya gustado, y sobre todo que os haya servido para hacer vuestras galletas. Dentro de un par de semanas os pondré la segunda parte: la del delineado y la glasa del relleno.

http://www.elrincondebea.com/2009/05/galletas-decoradas-i-la-masa.html

Recetas básicas útiles en el mundo de la decoración

1 Dic

Recetas básicas útiles en el mundo de la decoración de tartas, galletas y cupcakes. Cómo hacer fondant, como hacer pasta de goma, como hacer pasta de modelar.

Tenía muchas ganas de hacer este post.

Un post donde quedarán reflejadas todas las recetas básicas e imprescindibles, para tener a mano, en el mundo del sugarcraft o pastelería creativa.

Muchas personas tienen dificultad en diferenciar las distintas pastas, creo que en este post va a quedar claro la diferencia ( bueno al menos lo voy a intentar) además de aportar las recetas que durante todos estos años, me ha servido.
No son en su mayoría recetas que haya inventado yo…por supuesto, pero las dejo aquí que seguro que esta recopilación puede venir muy bien a alguien.
Las fotos que lo ilustran son de los cursos que se imparten en La casita dulce de las flores
Vamos a empezar por el fondant.

Fondant

El fondant es esa masa elástica y maleable que nos sirve para cubrir y decorar en dos dimensiones.
¿Sirve el fondant para hacer flores como la orquidea o el lirio?
Muchas personas se frustan porque no les sale…y es que no están utilizando la pasta adecuada… El fondant no endurece al secarse y no se afina demasiado con buen resultado. Por eso no es la pasta adecuada par a hacer flores… como la orquídea, por ejemplo

No quiere decir eso que haya personas que lo hayan conseguido.Por supuesto, el mundo esta lleno de artistas…
Sobre todo es ideal para la técnica puzzle, técnica que realizamos en el curso de tartas inicial y que como veís es sencilla, pero con resultados muy vistosos

Es la masa perfeta para cubrir galletas y cupcakes.
Mirad que sencillo se realiza un vestido de comunión tan solo cortándolo con el  cortador y poniendo un par de detalletas

Os dejo un par de ideas mas para comuniones…son del año pasado pero por si a alguien se le ha escapado… Tienes un paso a paso pinchando aquí.  Esta galleta creo que es de las que más cosas buenas me ha aportado. Cada vez que la he llevado a una comunión han causado sensación.

Son muy fáciles de hacer..aunque parezcan complicadas…sobre todo son laboriosas y lleva su tiempo.

Los detalles son lo que lo hacen espectaculares.
Vamos a ver como hacer fondant…y todas las dudas que pueden surgir al respecto.

Esta es de las pastas que mas se le parece al fondant comprado.
A mi personalmente es la receta de todas las que he probado que más me ha gustado…
Veamos que necesitamos:

1/4 de taza de agua mineral
2 cucharadas de gelatina neutra
3 cucharadas de glicerina
1/ 2 taza de glucosa
1 y 1/2 ( una cuchara y media ) de grasa vegetal
1 cuchara de esencia ( la que más te guste)
1 kilo de azúcar glass

Vamos a ver como se prepara.

Echa en un recipiente el agua, y vierte la gelatina con forma de lluvia… hasta que se hidrate.
LLeva al baño María hasta que no veas ya la gelatina.
Agrega la glicerina y remueve hasta que se disuelva.
Incorpora ahora la glucosa y la grasa. En el mismo baño María de antes, apagado, mueve hasta que se disuelva.
Cuando esto ocurra puedes echar la esencia. Mezclar bien.
Ahora deja fuera como unos cien gramos de azúcar ( un puñado). Vamos a echar en el centro del azúcar el liquido resultante y vamos a amasar.
Dejamos ese azúcar fuera, para que si nos sobra no nos salga la masa demasiado dura. Podemos añadirla después…
Amasar muy bien…
Es muy sencilla de elaborar y puede durarnos 6 meses. NO SE DEBE GUARDAR en la nevera porque esta  masa se reseca.
A mi la nevera no me acaba de convencer mucho para el fondant…pero esta masa no la soporta bien…

Preguntas frecuentes

  • ¿Puedo modelar con fondant?
Por si mismo no es lo más adecuado. Pero vamos a ver como se puede conseguir una pasta de modelar más abajo, con fondant como base.
  • ¿Puedo teñirlo con colorante líquido?
El colorante líquido daña la compición volviendolo pegajoso. Lo ideal es en gel o pasta
  • ¿Es mejor teñirlo antes, o en el momento de utilizarlo?
El colorante va a resecar mucho la masa. Siempre hay que contar con eso. Yo siempre guardo los trocitos que me sobran, por que con eso tiño masa nueva. Mezclando simplemente.
  • ¿Puedo mezclar diferentes tipos de fondant?
Normalmente todas las marcas se pueden mezclar entre sí, sin ningún problema.
  • ¿Cómo consigo el rojo y en negro?
El rojo y el negro, incluso el marrón son los llamados colores imposibles. Porque su base blanca dificultan mucho el resultado final. Nuestra recomendación es comprarlo teñido. Pero sino es posible, comprar colorantes extra fuertes.

La pasta de modelar

Para hacer una muñeca como la que veís en la foto vamos a necesitar pasta de modelar.
Una forma muy sencilla de obtener pasta de modelar es incluir en la pasta cmc. A mi personalmente no me gusta, porque se quiebra mucho…
Os dejo aquí una receta de pasta de modelar que me gusta mucho, aunque hay otras que también me dan muy buenos resultados.
Qué necesitamos:
300 a 500 gramos de fondant (si la pieza es delicada, como los brazos de una bailarina por ejemplo utilizaramos 300 gramos. Si son muñecos normales utilizaremos 500)
Media cucharidita ( medidora , es decir 2,5 ml) de clara de huevo ( pasteurizada si queremos). Podemos aumentarla hasta una cucharada si nuestro fondant es muy seco.
1 cucharadita ( 5 ml) de cremor tartaro.
1 cucharadita de cmc o tolosa
Este pitufo lo modelé con esta pasta…..
Con estos ingredientes vamos a conseguir una pasta muy muy interesante. Incluso si queremos hacer flores, nos puede servir en un momento de apuro.
Vamos a ver como se hace….
Extendemos un poco el fondant. Echamos el cmc espolvoreado por encima y amasamos bien. En este momento ya tenemos pasta de modelar. Pero es necesario que esta pasta de modelar se suavice o se nos agrietará muchísimo… y lo que es peor…el cmc sigue actuando, por lo que cada vez se pondrá más dura…
Para eso añadimos la clara de huevo ( este momento haciendo empujando en el centro, y lo depositamos ahi).
Ahora vamos a notar como que la pasta esta algo pejajosa. Podemos añadir un poco de aceite desmoldante o grasa vegetal. Y cuando esté perfecto, añadimos el cremor tártaro. Este va a evitar la cristalación del azúcar junto a la clara de huevo. Y va a poner freno al cmc, por lo que vamos a conseguir una masa que no se nos va a endurecer en demasía.

Pasta de goma o pasta de flores

Muchos me preguntáis cual es la diferencia entre esta pasta y la anterior. Esta pasta, aunque también sirve para modelar y muchas colegas asi lo hacen, es perfecta para la elaboración de flores y volantes.
Si virtud es su dureza y flexibilidad…se pone tan fina como el papel.
Para mí la que os voy a dar ahora es la mejor. Pero hay muchas otras y muy buenas.
Importante manter la receta gramo a gramo…
Ingredientes
454 gramos de azúcar glass
3 cucharaditas de cmc o goma tracagantos (15ml)
5 cucharaditas de agua templada (25ml)
2 cucharaditas de glucosa ( 10 ml)
1 cucharada de grasa vegetal (15 ml)
2 cucharaditas y media de de gelatina en polvo ( 12,5)
1 clara de huevo grande
( Un pequeño truco, sino tenéis grasa vegetal, pulverizar en un vaso el aceite desmoldante, es grasa vegetal de buenísima calida, por lo que os va a servir)
Pon el azúcar en un bol. Echa la goma tracanto y mezcla bien.
En otro recipiente, mezcla el agua con la glucosa. Que el agua este templada…ayuda a que la glucosa se funda…echa el aceite y vegetal y por último en foma de lluvia la gelatina hasta que se hidrate. Lleva al baño María para que todo esto se integre.
Añade al azúcar la clara de huevo y por último todo esto.
Amasar y dejar reposar 24 horas.
Ya me contareís…
Ahora vamos a por otras recetas que siempre son útiles….

Crema de mantequilla

Mucho se ha escrito sobre la crema de mantequilla… y solo tenemos que meterlo en google para que salgan muchísimas recetas.
Sin duda es el progonista del curso 1 de Wilton que damos en nuestra escuela.
Para nosotros, generalmente, la crema de mantequilla tiene dos inconvenientes…la textura y el sabor no gusta a todo el mundo.
Podemos mejorarla si la mezclamos con merengue. Conseguimos una textura y un sabor diferente.
Os dejo una clásica que comí en Nueva York hasta la saciedad ( es de Magnolia)
1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
1/2 media taza de leche
2 cucharadas de extracto de vainilla
6-8 tazas de azúcar de glass
Batimos la mantequilla ligaramente. Añadimos cuatro de azúcar. Ahora le toca la leche. Después de la vainilla. Batir 5 minutos. Añadir taza a taza hasta conseguir la consistencia adecuada ( te puede sobrar por eso indica de 6 a 8 tazas)
Vamos a ver una crema de mantequilla sencilla
( las fotos corresponden al curso 2 de wilton)
200 gramos de mantequilla
300 gramos de azúcar glass
1 cucharada de aroma ( el que os guste)
1 cucharada de leche.
Batir la mantequilla ligeramente. Luego añadir la mantequilla. Y por último…. la leche y el aroma. Batir durante cinco minutos.
Algunas aclaraciones:
  • Yo siempre tiendo a poner el menor número de  azúcar posible. Sobre todo porque está en muy empalagosa. La leche la va a suavizar y  la va  a ser mucho mas cremosa. NO dudes en añadirle una cucharada de leche a tu crema si notas que le falta cremosidad.
  • Si nos sale granulosa y notamos el azúcar , posiblemente el azucar glas no tenia un molido lo suficientemente fino. El icing no es otra cosa que azúcar extrafina. Ahora hay muchas marcas españolas que están haciendo azúcar glas de muy buena calidad. Pero no pone en el paquete icing Sugar ….y nos puede despistar…
  • Saborizar una crema de mantequilla es muy sencillo. Café, chocolate, fresa… No dudes en experimentar. Tan solo tienes que tener cuidado con la textura. Si le echas a una crema de mantequilla base medio kilo de mermelada de fresa muy liquido, evidentemente va a ser un desastre, perderas la textura. Pero si vas añadiendo cucharada con cuidado, seguro que encuentras la crema de mantequilla adecuada. Solo hay que experimentar.
Otra crema de mantequilla, que tiene mucho éxito es la de chocolate.
Te dejo una receta, por sino has encontrado una que te guste. Esta es sencilla y tiene un sabor intenso a chocolate.
100 gramos de chocolate ( el que más te guste)

200 gramos de mantequilla

200 gramos de azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla
Una pizca de sal
Fundir el chocolate al baño María. Dejar entibiar. Batir la mantequilla con el azúcar y la sal. Después de cinco minutos…añadir el chocolate…con cuidado de que este frío pero que no esté solido.
Y listo…
Importante…no meter en la nevera…hasta que no se haya puesto en la elaboración…Porque el chocolate endurecerá … y la textura será distinta…

Glasa real

Quizás el termino que más dudas provoca. No hay día que no reciba al menos diez correos con dudas sobre ella.
Sobre todo por lo que podemos hacer…galletas….flores…. decoraciones…
Las flores que veís en la tarta ( de una las chicas del curso de Wilton 2) están hechas con glasa real…
La glasa real siempre va de la mano de la manga pastelera. Con una boquilla…se pueden hacer verdaderas preciosidades ( el curso 2 de Wilton tiene como protagonista la glasa ya veís las tartas tan preciosas que hicieron mis niñas)

La diferencia que hay entre la glasa y el merengue es tan liviana, que casi que no existe. Es tan solo el batido. Los dos se hacen con albumina, es decir, con clara de huevo.
Es muy importante guardar las proporciones albumina-azúcar-agua. Sino son las adecuadas, la glasa podía quedar floja y no endurecer lo suficiente en el secado.

Estas flores, puedes tenerlas hechas…. y utilizarlas….en cualquier momento.
Vamos por receta.
Esta receta es la receta de la glasa base. Sale lista para decorar con manga. Si quieres utilizarla para galletas tienes que ir diluyendo con agua…
Las niñas del curso II de Wilton de esta semana  ….hicieron unas tartas preciosismas no me digáis que no….
Glasa

15 grs. de albúmina
80 grs. de agua
500 grs. de azúcar glas
1/4 cucharadita de cremor tártaro
unas gotas de aroma

Echamos en un recipiente, el azúcar junto con la albumina….
 Después mezclamos….mezclamos…mezclamos bien.
Echamos el agua…y el aroma…y a batir en batidora ( lo ideal es que no tenga varillas… lo ideal es con la pala).

Puedes utilizar esta glasa para hacer flores, las que ves en las fotos, están hecha con glasa.
La manga pastelera, y la glasa son hermanas gemelas…No va la una sin la otra…
Para decorar galletas, solo tenemos que ir diluyendo la glasa base ( que es la resultante en esta receta)

Podemos guardar las elaboraciones en una lata durante días sin problema…

Con un poco de práctica se pueden hacer cosas tan expectaculares como este narciso. Que esta hecho con manga…

Lo importante es que este bien batida. A velocidad media, con pala…si lo hiciera con varillas le metería mucho aire, y tendría un merengue aireado, que no es lo que necesitamos en esta ocasión…

Como este curso fue en dos días consecutivos, no tuvieron mucho tiempo para practicar…pero ….que bien le quedaron a las chicas Wilton sus tartas…

Sencillas y elegantes… Sin mas que glasa, las boquillas ,y un poco de técnica …

Desde aquí las felicito por sus trabajos¡¡¡ Me  parece que hicieron unos trabajos muy bonitos… siento que alguna saliera borrosa ains…

Podéis hacerme todas las preguntas en los comentarios….

Casi que me iba sin lo más importante…Un bizcocho con el que no fallar nunca que sirva para decorar con fondant y ¡que esté bueno¡¡
Para mí el mejor ….
Necesitamos:
6 huevos
200 gramos de azúcar
100 gramos de harina
100 gramos de harina de almendra ( almendra molida)
Batir los huevos con el azúcar hasta que al poner el recipente bocaabajo no caiga nada….
Añadir a pequeños puñados, espolvoreándolos, sobre la masa batida, la harina de almendra.
Y por último la harina normal de la misma manera.
Al horno 18o grados 30 minutos.
( no lleva levadura)
Este bizcocho está espectacular¡¡
Recuerda que si te gusta este mundo, tienes un gran aliado en las revistas de pasteles de ensueño. Puedes compraralas en tu tienda de pastelería creativa, centros comeciales y kioskos si vives en España.. Y si vives fuera tienes una versión on line, pinchando aqui
Gracias por leerme¡¡

Macetas de galleta

1 Dic

 

 

Como lo prometido es deuda, me he puesto al lío y os he preparado un tutorial para hacer las macetas de galleta que os enseñé aquí. Son un regalo estupendo para el cumpleaños de la madre, la suegra…o para el Día de la Madre, que aunque aún falte tiempo, habrá que practicar antes un poco, no? Y más con el tiempo que pronostican este fin de semana por aquí…
Ya podéis perdonar la calidad y el color de las fotos, pero las hice de noche y en la cocina (que como llevamos poco tiempo en la casa nueva aún funcionamos con bombillas y tal…). Pero creo que lo esencial para que podáis hacerlas vosotr@s en casa se entiende.
Vamos a ello.
NECESITAMOS:
  • masa de galletas (si queréis, coloreada de naranja o marrón para que simule el color de las mecetas)
  • cortadores circulares de dos tamaños. Si tenéis un juego de cortadores redondos, cogéis uno y el inmediatamente menor.
  • cortador en forma de flor o circular más pequeño (es con el que vamos a hacer el hueco donde meter la tierra)
  • glasa verde y negra
  • galletas oreo trituradas (para la tierra)
  • palos de brocheta

Lo primero es cortar las galletas. Aquí se me pasó sacar una foto para que se entendiera mejor… Para cada maceta cortaremos dos círculos pequeños y dos grandes. A uno de los grandes le cortaremos el centro con el cortador de flor u otro circular:

Para que lo entendáis mejor, en la foto de arriba, las galletas de la fila de la izquierda nos servirían para hacer una maceta (dos círculos pequeños, uno grande y otro grande “vaciado”).
Las horneamos como siempre y nada más salir del horno, esto es súper importante, les clavamos a los círculos grandes el palo de brocheta. Hay que hacerlo aún calientes porque si se empiezan a enfriar es fácil que se nos rompa la galleta.
Dejamos que se enfríen completamente en una rejilla.
Cuando las hice sólo tenía en casa palos de estos que son tipo los de las piruletas. Si tenéis brochetas o palos de  madera tipo los de los polos, mejor, ya que será más fácil pegar luego la flor.
Una vez frías (mejor de un día para otro), toca montar las partes de la maceta. Para ello cogemos un poco de glasa y la ponemos en la parte inferior de la galleta de borde:
La pegamos encima de la que tiene el palo:
Ahora hay que pegar las dos galletas circulares pequeñas, que serán la que hagan de base. Ponemos un poco de glasa por encima de la galleta y la pegamos a las que tenemos montadas:
Esperamos a que se seque la glasa (mínimo 1 hora) para no correr el riesgo de que se nos rompa o desmonte al manipularla.
Cogemos un poco de glasa color negro o marrón oscuro, que será la que simule la tierra de la maceta. Rellenamos con ella el hueco que nos ha quedado en la maceta:
Sin dejar que se seque, echamos por encima unas galletas Oreo trituradas para que parezcan la tierra suelta:
Con esto ya tenemos lo que es la meceta acabada!!
Ahora ya vamos con las flores. En este punto, creatividad plena, cada cual que decore o haga las flores como más le gusten: margaritas, tulipanes, girasoles,…, con glasa, con fondant,… ¡como queráis!
Dejamos que las flores se sequen (de un día para otro sobre todo si son de glasa) y ahora toca la parte más “delicada” de la operación, que es pegarlas al palo. Para ello, ponéis un poco de glasa en la punta del palo, sed bastante generos@s!!
Si las hacéis con un palo tipo los de los polos de helado, al ser más anchos es fácil pegar las flores en ellos. Pero si las hacéis con palos de piruleta como yo, os cuento mi “trampa”: cuando saqué las galletas del horno, antes de clavar los palos en las galletas hice un pequeño agujero con el propio palo en las galletas de flores:
Así a la hora de pegarlas al palo quedaron mejor sujetas.
Ya sólo nos quedan los detalles para darle más realismo a las macetas. Con un poco de glasa verde hacemos una línea a lo largo del palo (yo usé una boquilla del 4) para que parezca el tallo de la flor.
También podemos hacerle en la base unas hojas. Para esto hay que usar una boquilla de hojas (la número 67 de Wilton, por ejemplo) y tener un poco de  maña. Yo era la primera vez que las intentaba hacer y eso se nota…pero más o menos dan el pego! :p (sí, bueno, porque lo digo yo…)
¡Y esto es todo amigos! Dejamos que se seque la glasa del tallo y de las hojas y ya tenemos unas macetas de galleta que dejarán a todo el munto boquiabierto y preguntando: pero…¿se come todo? ¿todo es galleta? Tendréis que estar rápidos en contestar antes de que alguien le pegue un bocado al palo!
Espero que os haya gustado y lo  más importante…¡¡que se entienda!! Que a veces pienso que me explico un poco mal… Si intentáis hacerlas me encatará ver el resultado, así que no dudéis en enseñármelo 😀
Muás

 

http://gallecookies.blogspot.com/2013/02/pap-macetas-de-galleta.html

 

Cortar casita de navidad

1 Dic

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: