Anuncios
Archivo | 11:07 PM

Lesson 17, Carving

9 Jul

Anuncios

Garnish, Mukimono,Tallado. Risa en Sandia

9 Jul

Estas técnicas son el arte de decorar o embellecer alimentos y/o bebidas, utilizando elementos comestibles; desde la más sencilla presentación hasta complejas decoraciones llenas de belleza y las personas relacionadas al mundo de la gastronomía sabe que la apariencia de la comida es tan importante como su sabor por eso les comparto estas fotos, que estoy segura los llenaran de de emoción y alegría.

https://www.google.com/search?q=1-lexus-escultura-en-frutas-y-verduras&hl

Bebida para perder peso con solo 2 ingredientes

9 Jul

 

bebida para perder peso con solo 2 ingredientes

Esta bebida aumenta su metabolismo, y es un milagro en deshacerse de esos kilos de más.

La mejor parte se apoyan esta receta es que se compone de dos ingredientes simples y fácilmente disponibles.
Ingredientes
4 cucharadas de miel cruda
Canela 2 cucharadas
16 oz de agua filtrada
Instrucciones
Hervir el agua. Tómelo del fuego y agregar la canela.
Cubra y deje que se enfríe durante un tiempo o hasta que se haya enfriado lo suficiente para que no se queme la lengua.
A continuación, agregue la miel y revuelva bien.
Pero tenga cuidado, nunca se debe agregar miel al agua caliente, ya que el calor va a destruir sus propiedades curativas, enzimas y nutrientes útiles.
Beber medio de la bebida antes de ir a la cama, y ​​mantener el resto para el día siguiente.
Recuerde, usted nunca debe volver a calentar la bebida.
Nota:
Para obtener los mejores resultados siempre beber esta bebida antes de comer o beber cualquier cosa.
Fuente: Salud Orgánica

Propiedades de El Limón y su poder curativo

9 Jul

Las frutas son una inestimable fuente de energía,  vitaminas y de salud. Fruto del limonero y originario de Cachemira, el limón es una fruta de la familia de los cítricos, destaca por sus innumerables beneficios para la salud de toda la familia. Actúa como curativo en muchas enfermedades. Otros cítricos parecidos al limón, son el pomelo, la lima y la naranja.

La Vitamina C del limón
Su importancia radica en su alto contenido de vitamina C, su relación alta en sodio y baja en potasio es buena para nuestro cuerpo, también contiene ácido cítrico y málico. Posee una acción antioxidante celular, contiene casi 30 componentes antioxidantes, interviene en la síntesis de proteínas del tejido conjuntivo, favorece la absorción intestinal de hierro, aumenta las defensas, formas parte de las hormonas y transforma el colesterol en bilis, eliminando toxinas.
El limón no genera ácidos en el estómago, al contrario se forma el citrato de sodio que neutraliza la acidez gástrica.
Contiene pocos hidratos de carbono, por lo que es de gran ayuda en las dietas de adelgazamiento. Comer limón incorpora vitamina C sin calorías adicionales (sólo 36  por cada 100 gramos), que refuerza las defensas del organismo evitando enfermedades, principalmente de las vías respiratorias.
La vitamina C posee un gran poder desinfectante y antitóxico frente a  venenos microbianos y de medicamentos. También contiene vitamina P que tonifica los capilares y vasos sanguíneos. Cuenta con algunas vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, PP). La vitamina B1, previene y cura la enfermedad del beriberi cuyos síntomas son parálisis, edema e insuficiencia cardíaca. Interviene además en el metabolismo de los hidratos de carbono. La vitamina PP es necesaria para conservar la piel, el aparato digestivo y el sistema nervioso.

Propiedades beneficiosas para la salud del Limón
El limón mejora la función del aparato digestivo debido a su alto contenido en fibra vegetal.
El limón es rico en minerales como: potasio (beneficioso para  tratar la hipertensión arterial), magnesio, calcio y fósforo, también sodio, hierro y flúor.
Combate las toxinas, en la sangre, en los órganos, en los tejidos, disolviendo sus acumulaciones, expulsándolas.
Es un buen preventivo contra las enfermedades infecciosas.
Ayuda a bajar la fiebre, oxidando y eliminando los tóxicos que no han sido correctamente neutralizados, eliminándolos. Menos la fiebre reumática.
El limón es bueno para la hipertensión, arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares ya que activa la circulación. Si hay diabetes ayuda a evitar dificultades referidas con las arterias.
El ácido cítrico y el citrato potásico, ayudan a prevenir la formación de cálculos renales, pudiendo disolverlos paulatinamente.
Es un poderoso reconstituyente y un aliado de los deportistas contra las agujetas bebiendo su zumo.
Además se emplea como condimento en las comidas y como intensificador del sabor en las bebidas.
Sus hojas son ricas en sustancias que funcionan como sedantes y antiespasmódicos que se utilizan en casos de nerviosismo, insomnio, palpitaciones, dolor de cabeza y asma. Además hacen sudar,  pudiendo bajar la fiebre y también se encargan de suprimir los parásitos de los intestinos.
Su cáscara contiene un aceite y varios componentes que actúan como tonificantes sobre el aparato digestivo, estimulan el apetito, mejoran las digestiones pesadas y determinados problemas estomacales.
Como cualquier medicamento su consumo está condicionado con el estado físico de cada uno, pues, siendo un gran aliado de la salud también su consumo deberá limitarse en determinadas situaciones particularizadas, pudiendo ser en esos casos no indicado su consumo.

Contraindicaciones del Limón
Está contraindicado en casos de desmineralización, descalcificación, anemia, raquitismo, fragilidad de los huesos, inflamación de las encías, dientes flojos y con caries, llagas en la boca y garganta, grietas en la lengua, heridas en la piel, edad avanzada o niños débiles, insomnio, acidosis, sensibilidad a los ácidos, estreñimiento crónico, inflamación de la próstata, inflamación de la matriz, vejiga o esófago. También mientras dura el período en las mujeres y en enfermedades nerviosas.

Cuando y como consumir el Limón
No es aconsejable consumirlo durante los tres primeros meses de embarazo y durante la lactancia
La cantidad a consumir depende de cada persona y su complexión orgánica. Así personas de constitución fuerte lo toleran mejor que las personas mayores y los niños. Los obesos mejor que los delgados y mejor en verano que en invierno, porque el frío retarda su eliminación a través de la piel. Dependiendo de estos factores se pueden tomar desde pequeñas cantidades hasta medio limón y llegar a tomar el jugo de tres limones diarios aquellas personas que lo toleran bien.
Se emplea en la elaboración de medicamentos debido a su contenido en vitaminas. También se recomienda tomarlo con miel si se tiene la garganta irritada y sustituir la sal por limón en casos de hipertensión, ya que de esta forma se ingiere menos sodio.
También es utilizado en cuidados cosméticos, ya que sus propiedades astringentes lo convierten en un buen tratamiento para la piel y el cabello grasos.

Información nutricional:
Un limón promedio (60 gr) tiene unas 15 calorías, pero ninguna procede de materia grasa. (JOSEP MASDEU BRUFAL – Naturópata)

  • Grasa: 0 gr
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 5 mg
  • Carbohidratos: 5 gr
  • Fibra: 1 gr
  • Azúcares: 1 gr
  • Proteínas: 0 gr

http://nuevagenesisterapias.blogspot.com

Mate Argentino

9 Jul

Como preparar un buen mate Argentino en el Dia de la Argentina

Alfajores Argentinos Tradicionales

9 Jul

alf

Se trata de una receta de alfajores argentinos artesanales, perteneciente a la cocina tradicional de Argentina. Es uno de los dulces más conocidos, pero también hay que decir que en todas las casas tienen la receta de alfajores propia, con algunas pequeñas variaciones. Lo ideal es comerlos recién hechos, ya que si no pierdan la esponjosidad fondante, que tienen y se ponen duros.

Ingredientes para Alfajores argentinos:
Cómo hacer Alfajores argentinos paso a paso:
  1. Batir a blanco 150grs de manteca con 150grs de azúcar glas.
  2. Luego agregar de a una yema (un total de 9 yemas) mientras se bate.
  3. Perfumar con esencia de vainilla y ralladura de limón.
  4. Aparte tamizar 500grs de maizena con 1cdita de polvo para hornear (Royal).
  5. Añadir a la preparación anterior, integrar, y dejar descansar la masa minimamente 1hs. en la nevera.
  6. Luego estirar la masa aprox. a 0.5cm y cortar las tapas para los alfajores, colocarlos en la placa de horno entre 170º a 180º, aprox 4 a 5min, controlar que no se quemen. La masa debe quedar clara pero seca.
  7. Dejar enfriar.
  8. Armar los alfajores con dulce de leche y luego de unir las dos tapas, pasar por cocorallado. ¡Y…. a disfrutar…!
Consejos y trucos para cocinar Alfajores argentinos:
  • Se deben comer el mismo día o al día siguiente, para que estén crujientes. De otro modo, la masa tiene otra textura más blanda.

http://www.mis-recetas.org/recetas/show/35661-alfajores-argentinos

Empanadas Argentinas de carne al horno 

9 Jul

locro

Ingredientes:

Masa hojaldre
400grs harina
Sal fina 1 cucharadita
400gr.de manteca
2 cucharadas de jugo de limón
300cc.de agua fría
Relleno
1 cucharada de manteca
1 cebolla picada
1/2 tomate pelado y picado
1 kilo de carne picada
aceitunas verdes cantidad necesaria
1 huevo duro
½ cucharadita de azúcar
50gr.de pasas de uva
sal, pimienta y pimentón dulce y comino a gusto.

Preparación
Masa: Poner en un bowl la harina, la sal fina y la manteca bien fría, cortándola en trocitos con un cuchillo, agregarle luego el jugo de limón con el agua fría. Mezclar, uniéndola con una cuchara de madera. Verter sobre la mesa y estirarla con un palo de amasar, doblarla en 3 secciones, estirarla nuevamente y volverla a doblar en 3,y así estirarla. Repetir esta operación como mínimo 6 veces. Luego dejarla reposar en la heladera 1 hora Se puede emplear para los fines que desee. (empanadas ,tartas y pascualinas) Una vez preparada la masa de hojaldre para horno, estirarla, dejarla algo fina, cortar círculos de unos 12 centímetros de diámetro

. Relleno : Dorar con la manteca la cebolla y agregarle el tomate pelado y cortado, agregar la carne picada, y cocinar unos minutos. Retirar del fuego. Luego, añadirles las aceitunas verdes cortadas y sin carozos, el huevo duro picado, el azúcar la sal, la pimienta, pimentón y comino. Revolver bien todo el preparado y rellenar todos los discos de hojaldre con esta preparación, pintar con huevo las empanadas y hornear

http://www.taringa.net/posts/recetas-y-cocina/17708633/5-Recetas-clasicas-de-Argentina.html

Flan con Dulce de Leche

9 Jul

 

flan

 

El postre  del Dia de la Argentina

 El clásico e inigualable flan de leche y huevos tradicional , un postre de todos los tiempos que gusta a grandes y chicos de todo el mundo, en Argentina es uno de los predilectos y nos gusta acompañarlo de una buena cantidad de crema chantilly y dulce de leche, osea el famoso flan mixto.

Ingredientes para Flan de leche tradicional:

Para acaramelar la flanera:

  • 8 cdas. gordas de azúcar,
  • 2 cdas. de agua.

Para el Flan:

  • 1 Litro de leche,
  • chaucha de vainilla,
  • 5 cucharadas gordas de azúcar,
  • yemas ,
  • claras.
  • Hervimos en una olla la leche con la chaucha de vainilla (abierta) y el azúcar. Retiramos del fuego, y dejamos entibiar.
  • En otro recipiente batimos las yemas con las claras, una vez unidas, volcamos sobre la leche tibia revolviendo rapidamente, colamos sobre la flanera o budinera acaramelada .

 http://recetasdeargentina.com

 

 
 
 
 

Galletas de leche condensada y maicena

9 Jul

 

 

Después de años viendo esta receta por las redes sociales este fin de semana me he animado a prepararlas y la verdad es que son fáciles, bonitas y ricas. Lo tienen todo!!!

Su textura es muy curiosa, la maicena (harina de maíz) es muy peculiar al gusto, tiene un punto etéreo.

Recuerda mucho a las pastas de los alfajores argentinos que van rellenos de dulce de leche, otro vicio de dioses.

Galletas de leche condensada y maicena

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 125 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de leche condensada
  • 350 gr. de maicena
  • 20 gr. de azúcar blanca

Elaboración

Con la batidora mezclamos la yema, la mantequilla (a temperatura ambiente), la leche condensada y el azúcar. Según se lee la receta, una piensa: con tanta leche condensada no hace falta azúcar, pero la verdad es que no sobra, si queréis podéis añadir un poco más o por ejemplo ralladura de limón, seguro que le queda genial.

Se tamiza la maicena y se mezcla con las manos con el resto, es muy manejable y fácil de hacer.

Dejamos que se enfríe en la nevera alrededor de 30 minutos y entonces hacemos bolitas del tamaño de una nuez, con la ayuda de un tenedor aplastamos la bola para darle tan característica forma.

Se cuecen en el horno (precalentado) unos 12 minutos a 170ºC con calor arriba y abajo, cuidado no se doren en exceso, sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Con estas cantidades salen alrededor de cuarenta galletas.

Receta tomada del blog corazón de azúcar.

 

TUTORIAL PARA COCINAR EL HOJALDRE

9 Jul

??????????????????????

UNA HISTORIA CON MUCHAS HOJAS

Dice la leyenda que en 1613, un pastelero francés llamado Claude Lorrain olvidó agregar la grasa a una masa que estaba preparando.

Para solucionar el error, se le ocurrió agregarle  grasa a la masa ya preparada. Y para facilitar el proceso, extendió la masa, pasó grasa sobre ella y la dobló varias veces.

Después de repetir la operación, cortó las piezas y las colocó al horno. Pero cual sería su sorpresa al ver el resultado: Una masa liviana, vistosa y muy sabrosa.

Había inventado el “Hojaldre”. El nuevo producto se volvió muy popular y Lorrain trató de guardar la fórmula en secreto. Lamentablemente esto le costo la vida, pues fue asesinado y robado  por hombres ansiosos de hacer fortuna con la nueva delicia pastelera.

Con el tiempo se fueron desarrollando otros métodos y excelentes mantequillas para la elaboración  de hojaldre, con lo que su popularidad se hizo enorme en todo el mundo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

DEFINICIÓN DEL HOJALDRE

Los hojaldres son configurados en capas u hojas, constituidas por dos elementos de distinta naturaleza: la masa ( harina y agua) y la mantequilla.

El número de capas se alcanza por laminado de los elementos (masa y mantequilla) superponiéndolos mediante pliegues o dobleces comúnmente denominados “vueltas”. Estas vueltas son sencillas o dobles, según el número de pliegues que se den y son los que en gran medida determinan las características de unos y otros hojaldres.

???????????????????????????????


MANIPULACION, CORTE Y HORNEADO DE MASA DE HOJALDRE

La pasta de hojaldre es muy versátil y se puede usar para productos tanto salados como dulces, debes considerar ciertos puntos importantes:

– Descongelar en el refrigerador, pásala de congelación a refrigeración para que el descongelado sea uniforme, nunca a temperatura ambiente.

– La pasta de hojaldre está formada por múltiples láminas, por eso NUNCA debes amasarla.

– Para extenderla propiamente deberá ser en una superficie lisa, con un poco de harina y con un rodillo que tenga la superficie lisa.

– Nunca la extiendas más delgada de 3mm o se romperá

– Al extenderla hay que estar seguros de que no se esté pegando a la mesa o la a superficie que estemos usando para esto, ayúdate con un poco de harina para que se extienda con libertad

– Antes de hornear yo te sugiero que tu producto con pasta de hojaldre lo dejes reposar en el congelador 10 minutos, esto sirve para que la pasta no se encoja y para que la grasa esté firme antes del horneado.

– Los recortes, para no desperdiciarlos, deberás apilarlos poco a poco, uno sobre otro para no destruir las capas, cuando estén todos juntos le das un doblez a la pasta como si fuera un libro y vuelves a extender con rodillo, NUNCA se amasan los recortes al igual que la pasta nueva.

– Utilizar cuchillos y cortapastas muy afilados para que el corte sea limpio y no arrastre la masa.

– Cuando queramos que una zona concreta de la preparación no suba, por ejemplo el centro en los vol-au-vant, pincharemos esta zona repetidas veces con un tenedor.

– Cuando pinceles la superficie del preparado con huevo para que brille,cuida de no pintar con huevo los bordes, para que suba todo por igual.

– Para cocer el hojaldre no hace falta engrasar la bandeja del horno pues ya tiene suficiente grasa en si, simplemente humedece la bandeja o molde con agua fría con un pincel.

– Cuece siempre el hojaldre (excepto las empanadas y otros preparados de grandes dimensiones) a fuego fuerte (200-220 grados) y no lo descuides pues tu vista es la que mejor te dirá cuando esta en su punto. Normalmente suele tardar menos tiempo que la masa de empanada y va soltando su grasa al cocer, cuando veas que tiene un bonito color dorado y casi ya no suelte grasa es que esta en su punto.

– Una temperatura muy baja hace que la mantequilla se filtre por entre las capas de masa, resultando un producto de mala calidad y bajo volumen. A una temperatura muy alta, el producto se cierra prematuramente y hace que se obtenga un producto con el centro crudo y un bajo volumen. Se recomienda que la base de los productos que llevan relleno sea de menor espesor que la tapa para compensar volumen.

– La temperatura y tiempo de horneado de los productos de hojaldre, dependerá también del espesor y tamaño del mismo.

– Se recomienda no abrir el horno durante la cocción para evitar pérdida de humedad y volumen del producto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

EMPANADAS

– Cuando hagas una empanada dulce o salada, pintale los bordes de su base con agua antes de ponerle la tapa, así quedara bien pegado y evitara fugas al cocerse. Por la misma razón cuando selles el borde de la empanada hazlo también fuertemente.

– Después de pintar la empanada y antes de ir al horno pinchala simétricamente por la superficie con un tenedor, el hojaldre sube mucho en el horno y esto hará que suba uniformemente.

– El horno debe calentarse a 210º C. debido a que la pasta es muy densa y queremos que se forme vapor rápidamente para que la pasta desarrolle y se formen las capas. Un horno más frío provoca que la pasta se reseque y no se desarrolle con propiedad, dejala cocerse a esta temperatura durante 10 minutos y luego bajas el horno a 190ºC. para que termine de cocerse.

– Las empanadas mas apropiadas para el hojaldre son aquellas en que el relleno no suelte demasiado caldo al cocerse (atún, bacalao…), pues un exceso de caldo y sus vapores ablandaría el hojaldre y no saldría tan crujiente, sobre todo por su base que incluso podría quedar demasiado empapada. Por esta razón, en este caso del hojaldre, te recomendamos escurrir adecuadamente el sofrito de la empanada como se indica en sus recetas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuente(s):

Con Dos Cucharas.

Cisigra.

Soy Chef Pastelero


PROBLEMAS Y SOLUCIONES CUANDO SE ELABORA UN PRODUCTO CON 
HOJALDRE

PROBLEMAS CAUSAS Y SOLUCIONES
1. Poco Crecimiento 1. Mantequilla no adecuada para hojaldre.
2. Horno muy frío.
3. Capas de mantequilla discontinuas.
4. Exceso de vueltas.
5. Harina floja.
2. Encogimiento en el horno 1. Masa muy dura.
2. Poco descanso entre vueltas y ó antes del horneado.
3. Exceso de harina entre las vueltas.
4. Pasta Dispareja.
3. Exudación durante el horneo 1. Horno muy frío.
2. Capas de mantequilla muy gruesas.
3. Mantequilla inadecuada para hojaldre.
4. Exceso de mantequilla en la fórmula.
4. Caída en el horno 1. Pocas vueltas.
2. Corte pobre (cuchillo,sin filo).
3. Brillo de huevo en los laterales.
5. Hojaldre crudo en el centro 1. Horno muy frío ó muy caliente.                                                           2. Relleno demasiado liquido.                                                             3. Lámina inicial muy gruesa.
6. Producto final blando y húmedo 1. Fallo en la temperatura y tiempo de horneo.

La Comida Argentina

9 Jul

Posicionamientos

Recorriendo la red, uno encuentra artículos interesantes. No necesariamente compartidos, pero que al menos plantean cuestionamientos, con información. Este es uno de ellos, extraído de “El rincón Gourmet”, que se atreve a la pregunta de si hay o no una cocina que podamos decir o llamar “argentina”;  lo que es casi preguntarnos por el ser nacional, aunque mas no sea el culinario… Tema presentado en Clarín del  27/4/13. Para leer: 

Existe la cocina argentina? La pregunta es como una chispa descuidada cerca de un puñado de pólvora. Ha encendido, en las últimas dos décadas, debates tan vastos –y sin resolución aparente– como aquel postulado de Francis Fukuyama que planteaba, a inicios de los noventa, “el fin de la Historia”. Según la tesis del politólogo estadounidense, aquélla, entendida como lucha de ideologías, había agotado su vida. Las mieles de la globalización fueron derritiendo la consistencia de su afirmación del mismo modo que –salvando las distancias– lo hicieron con la idea de una cocina tradicional “unificada”. Algo poco probable en un país como el nuestro, donde las costumbres regionales persisten al mismo tiempo que sus productos trascienden las fronteras al ritmo de las migraciones, los cambios socio-económicos y la creatividad compartida.
El curso de la historia tiende hacia la mezcla. La gastronomía avanza en el mismo sentido. Los cocineros de cada rincón argentino se enfrentan a los frutos de estación como un pintor ante un lienzo en blanco: en ese momento se ponen en marcha las tradiciones, las recetas clásicas o familiares, el ingenio y hasta el azar que, como en otros ámbitos, opera de modo misterioso y logra resultados insospechados, que merecen celebrarse. Y ser degustados.
Grandes leyendas
El mate, la soda, el dulce de leche y el asado son, por fuerza de la transmisión generacional, considerados símbolos indiscutidos de la argentinidad. Aunque relatos de viajeros, crónicas de distintas épocas y obras literarias brindan indicios de que muchos de “nuestros” platos y hábitos alimenticios tienen influencias de países vecinos y también de ultramar.
El mate era consumido antes de la llegada de los españoles a América por los pueblos guaraníes que habitaban en Paraguay, el noreste de Argentina, el sur de Brasil y el sureste de Bolivia. Más tarde adoptaron la infusión otros grupos que comerciaban con ellos, como los querandíes (que vivían en el sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires) y los tobas (del Chaco Central).
Por lo tanto, varios países se adjudican la autoría de ese particular rito que, ante todo, invita a la reunión. Sí puede decirse que cada uno adoptó particularidades que hacen del mate algo “típico”. A diferencia de Argentina, Uruguay prefiere la yerba sin palo; en Paraguay predomina la infusión con agua fría (tereré) y la particularidad del chimarrão brasileño es la yerba de color muy verde ya que se consume a poco de ser elaborada, a diferencia de las otras que permanecen estacionadas durante varios meses antes de llegar a los consumidores.
Argentina y Uruguay se disputan la corona del “arte de cebar” aunque comparten cierto folclore que otorga un significado especial al modo de ofrecer un mate: el amargo pondera el valor del acompañante; el dulce (y con espuma) es un símbolo de amistad; si es muy dulce y una mujer se lo ofrece a un hombre se lo considera una declaración de amor. Si el interesado es el hombre debe estar atento a no recibir un mate lavado, que significa desprecio.

El venerado dulce de leche acredita su nacimiento de manera fortuita en Argentina, en un relato popular que fecha esa casualidad en 1829, en la estancia que poseía en Cañuelas el entonces gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas. Una mulata que hervía leche con azúcar –bebida conocida como “lechada”– se distrajo al ver a Juan Lavalle, enemigo político de su patrón, recostado en el catre de aquél y fue en busca de los guardias. Poco tiempo después, cerca de la hora de la merienda, Rosas reclamó su lechada y la mujer advirtió que había olvidado la preparación sobre el fuego. Cuando regresó, halló una sustancia muy espesa de color marrón.
Sin embargo, otras versiones aseguran que el dulce de leche tiene su origen en el manjar (similar, pero sin esencia de vainilla) que se consumía en Perú o en el manjar blanco que se preparaba en Chile desde el siglo XVIII.
¿Qué decir de la soda? Para argentinos de tres generaciones beber el primer vaso de vino con soda –ésta en mayor proporción que aquel– significó el ingreso a la adultez. El pionero fue el sifón Sparklet’s –de vidrio con malla metálica y con carga individual–, proveniente de Inglaterra. En 1870, los ingleses descubrieron el gas carbónico y usaban esta bebida para cortar el sabor del whisky, costumbre que se adoptó luego en los bares de Buenos Aires. Los primeros sifones importados llegaron a las casas de las familias adineradas y más tarde, con la explosión de la industria nacional del vidrio, llegó la producción en serie y la figura del repartidor de soda: después de los años treinta la bebida gasificada era infaltable en la mesa porteña. (sigue…)

Asado argentino. Es impensable usar el sustantivo sin ese adjetivo. Es cierto que la costumbre de asar alimentos existe desde que el hombre descubrió el fuego. Pero el arte del gaucho de asar lentamente al carbón o a la leña es, entre otros, el secreto de la parrillada nacional: degustar un trozo de carne vacuna a punto no es tarea sencilla. Una parrillada sabrosa depende tanto de la mano de asador como de la particularidad de los cortes: el lomo debe ser perpendicular a las hebras de carne para que sea tierno; el costillar se cocina mejor si se corta en tiras de tres a cinco centímetros de espesor y la molleja debe ser finita para que quede crocante, aunque jugosa por dentro.
Desde la región pampeana esta costumbre se extendió al resto del país. El asado tiene una mística basada en la “previa”, que transcurre entre copas de vino y una opípara picada. A la parrilla, al asador o con cuero, como se lo come en el campo, esta especialidad argentina es pasión de vieja data. Tanto, que podría decirse que el primer “aplauso para el asador” lo pidió el naturalista inglés Charles Darwin cuando llegó a la Argentina en su viaje alrededor del mundo –entre 1831 y 1836– a bordo del barco HMS Beagle.
En sus anotaciones, compiladas en el libro Del Plata a Tierra del Fuego, escribió: “… fue un espectáculo admirable ver con qué destreza Santiago logró colocarse detrás de la vaca y desjarretarla al fin. Entonces, él cortó varios trozos de carne recubiertos con la piel hacia abajo, esta piel viene a constituir como una salsera, y así no se pierde ni una gota de jugo. Si un digno regidor hubiera podido cenar con nosotros aquella noche, inútil es decir que la carne con cuero bien pronto hubiera sido celebrada en la ciudad de Londres”.

El mapa gastronómico

Si la gastronomía argentina pudiera entenderse como un mapa, cada región del país sería identificada por los sabores y aromas de sus ollas humeantes. Aunque cuando se habla de cocina es difícil establecer límites: siempre hay platos que habitan zonas de confluencia y algún espía que roba una receta y logra una versión arriesgada, mejorada o en las antípodas de la original, aunque siempre sabrosa.

La cocina criolla cuenta, entre sus representantes más notorios, con la carbonada, el locro y las empanadas. Cada plato tiene su “capital nacional” –La Pampa, Jujuy y Tucumán, respectivamente–, sin embargo, los sabores y saberes se mudaron a provincias vecinas y, con el tiempo, distintas regiones del país se adjudican la autoría de versiones propias de estas preparaciones.

Para elaborar una carbonada pampeana debe saltearse, en una cacerola con grasa, cebolla y carne roja cortada en trocitos. Luego se agregan tomates, azúcar, sal, pimentón dulce y choclos cortados en rodajas, junto a las papas, daditos de batata y tajadas de zapallo. También, zapallitos en cuartos, duraznos pelados enteros y, por fin, puñados de arroz. La variante del noroeste es más condimentada –lleva pimentón picante y caldo de carne–, la grasa que usa para el salteado es de cerdo, los duraznos se reemplazan por orejones y el arroz es opcional. Este último se dora aparte y luego se une a la preparación. Otras versiones de la región incluyen queso (influencia de Bolivia) o pollo y variedad de guisantes. El sabroso caldo catamarqueño no es otra cosa que carbonada, a base de carne en su caldo, zapallo desmenuzado y verduras.
En su origen, este plato consistía en una mixtura de abundante arroz, carne vacuna y zapallo. Luego se incorporó el maíz, uno de los ingredientes más utilizados en la comida de principios del siglo XIX, y la papa, que había viajado desde la Cordillera de los Andes hasta Europa, y luego regresó a América para formar parte de la dieta del Virreinato del Río de la Plata.
La influencia europea, especialmente española, se traducía también en las abundantes porciones: era un modo de distinguirse de la usanza francesa, que utilizaba incluso platos más pequeños a la hora de desplegar la vajilla. De ello da cuenta una anécdota de la época: El general Lucio Mansilla –conductor de las tropas argentinas que enfrentaron a la flota anglo-francesa en la batalla de la Vuelta de Obligado–, quien se había casado con la hermana menor de Juan Manuel de Rosas, escribió que en la casa de su suegra se comía “buena comida criolla, abundante, como la española”, a diferencia de la que ofrecía Mariquita Sánchez de Thompson, quien –tal vez influenciada por las costumbres de su segundo esposo, el galo Washington de Mendeville– “servía poca comida en platos franceses”, en las tertulias que organizaba en su casa de la calle Umquera (actual Florida).
Volvamos al maíz, protagonista del noroeste argentino en sabrosos tamales y humitas e ingrediente del clásico de la región, el locro. Puede llevar maíz blanco o amarillo, según la receta jujeña, y debe molerse con mortero, colocarse en remojo unas diez horas y luego hervirse en agua y sal. De a poco se añaden ingredientes contundentes: carne de vaca, chorizos, tripa y charqui. Con las batatas llega el fin de la cocción, coronada con una lluvia de cebolla, tomate, ají y perejil fritos en grasa. Ideal para el incipiente frío otoñal.
En el locro riojano, el maíz comparte el estrellato con los porotos blancos y su sello indiscutido es el sabor picante del cumbarí o ají “de la mala palabra”. Otra variante de locro llamada “chuchoca” se obtiene con maíz tostado y carne de cabrito, según describe Leopoldo Lugones en uno de los relatos de La guerra gaucha . En el centro del país, por el contrario, se lo conoce como “alcuco”. Se prepara con trigo pisado, sin cutícula, que se hierve en agua y sal y se le agrega carne de cabrito y zapallo. Luego se sirve con un refrito de grasa y ají.

Crocantes por fuera y jugosas por dentro. Esa es la Piedra Rosetta de las empanadas tucumanas. Además de los estrictos ingredientes –carne de matambre hervida y cortada a cuchillo en pequeños trozos; cebollas blancas y de verdeo rehogadas en grasa vacuna; caldo, comino y sal a gusto– tiene secretos como el delicado sabor dulzón de las pasas de uva; el caldo de carne mezclado en la masa, que le da una consistencia especial, los trece repulgues –ni uno menos– para cerrar los discos y quince minutos de cocción en horno de barro. Tan famosas son, que la provincia del noroeste argentino creó una “Ruta de la Empanada” que une distintas localidades y sabores.
Sin intenciones de desanimar a los tucumanos, existen referencias de la empanada en la antigua Persia. A la Argentina llegó desde España, donde formaba parte de la cocina medieval. Una vez aquí fue adquiriendo diversas formas y sabores, de acuerdo a los productos de estación de cada región. Las de Salta se preparan con carne cortada a cuchillo, papa, huevo, cebolla de verdeo, comino y pimentón. Las de Jujuy llevan arvejas y las santiagueñas son a base de mondongo.
En el litoral también se imponen las empanadas, aunque rellenas con distintos pescados de río o de vizcacha. En La Pampa manda el ají morrón; en las porteñas se impone la carne picada, el orégano y el ají molido, y la Patagonia fue probando sus variantes rellenas con carne de cordero y con mariscos, en las localidades cercanas a las zonas costeras.
El tipo y tiempo de cocción también es cosa seria: pueden cocinarse en horno de barro, de gas, freírse en aceite mezclado con grasa o a las brasas. “La verdad es que ninguna empanada del mundo vale la empanada sanjuanina” (rellena de carne picada, cebolla, huevo y aceituna), dijo Domingo Faustino Sarmiento. La frase, pronunciada en un almuerzo en el que había representantes de todas las provincias argentinas, desató una oleada de reacciones de los comensales, que defendían las versiones locales de este pequeño manjar, según consta en el libro “Sarmiento Anecdótico”, de Augusto Belin Sarmiento.
Cuando la disputa quemaba más que el horno de barro, el ex presidente argentino interrumpió la pelea y dijo: “Señores: para hacer valer cada uno la empanada de su predilección, hemos hecho caso omiso de la empanada nacional. Esta discusión es un trozo de historia argentina”.

Viva la diferencia
 

Indígenas, criollos e inmigrantes hicieron de la gastronomía argentina un territorio tan vasto como inexplotado. Los secretos de cocina guaraníes todavía perduran en las provincias de Corrientes, Chaco y Formosa, donde la mandioca ocupa un lugar central. Con ella se preparan la fariña (harina en granos), el pirón (un guiso con carne blanda, ají y fariña) y para los adictivos chipás se utiliza su almidón. La raíz es ingrediente principal del guiso tropero, consumido por los conductores de ganado.

En el noreste la carne asada de tatú, venado y coatí goza de tanta popularidad como la vacuna en la región central. La abundante pesca de la zona era la principal fuente de sustento de los habitantes originarios y lo sigue siendo: el surubí con salsa de tomate y pimientos es un clásico desde hace más de 200 años, a pesar de que no existe en el país una tradición culinaria del pescado. Esto resulta inexplicable si se piensa que la mayoría de los inmigrantes españoles procedían de zonas litorales. Pero al parecer, ni sus finas recetas ni los cuantiosos recursos ictícolas argentinos pudieron superar el prejuicio –muy difundido a principios del siglo XX– ligado al consumo de pescado, considerado de poco prestigio por tratarse de un alimento entonces muy económico y requerido por las familias de escasos recursos. En esa época, el sábalo era el pilar de la dieta de los habitantes de las costas de los grandes ríos y el lunfardo se encargó de crear un mote peyorativo para aquellos humildes que llegaban a Buenos Aires: “Sabalero”. Las nuevas olas culinarias del siglo XXI equilibraron la balanza a favor de pescados y mariscos, aunque el consumo aún no supera al de la carne roja.
Los frutos de Entre Ríos y Corrientes son una buena materia prima para la elaboración de licores. Corrientes alegra el espíritu con su elixir de caraguatá –una especie silvestre de ananá– y Entre Ríos hace lo suyo con el perfumado licor de naranjas.
Hablar de asado de vaca o cordero es pensar en La Pampa, que más allá de la siempre abundante carne fresca no tiene una vasta tradición culinaria. Sin embargo, aquí surgió el puchero que se convirtió en un símbolo también en Buenos Aires. Este plato reunía los ingredientes disponibles en cada casa: carne roja, pollo, maíz, papa, zapallo, pimientos y arroz, entre otras variantes. Es una de las comidas más populares, a tal punto que la frase “ganarse el puchero” llegó a ser para los porteños sinónimo de ser capaces de abrirse camino y obtener su propio sustento.
La llegada al país de inmigrantes italianos, alemanes, polacos, árabes, británicos e irlandeses provocó una importante revolución gastronómica. Los tanos, que en principio se establecieron en el barrio porteño de La Boca, trajeron desde principios del siglo XX sus recetas pero también impusieron nuevos hábitos, como los tallarines caseros de los domingos, una cita ineludible que invitaba a la reunión familiar en la casa de la nona, y el culto del aperitivo antes del almuerzo. Si bien el asadito del domingo fue desplazando en parte a los ravioles fatti a casa, perdura el hábito de tomar un vermú mientras se hace el fuego.
En la provincia de Córdoba la inmigración alemana, suiza y austríaca convirtió a la localidad de Villa General Belgrano en una comarca europea con exclusiva repostería, chocolates exquisitos y las mejores cervezas artesanales. En sus restaurantes es un clásico el húngaro goülashmitspätzle, un plato muy condimentado a base de pequeños trozos de lomo que se cocina en su salsa con pimienta y se acompaña con pequeños “ñoquis alemanes”. En Misiones, ucranianos y polacos impusieron los varenikes de papa y el repollo cuajado, y los alemanes, los exquisitos embutidos de cerdo.
La Patagonia conserva sus raíces mapuches y tehuelches a pesar de los hábitos alimenticios que trajeron los colonos europeos. El curanto es una de las preparaciones mapuches más significativas, ya que tiene lugar para agradecer a la Pachamama las cosechas prósperas. Además de ser sabroso, este plato es una verdadera ceremonia comunitaria y de comunicación. Se debe cavar un pozo en la tierra de unos 30 centímetros de profundidad y un metro de ancho, donde se colocan piedras calentadas con leños. Se cubren con hojas de maqui o nalca (arbustos de la zona) y sobre ellas se coloca la carne vacuna, el pollo o el cordero junto a distintas verduras. Los ingredientes se cubren con otras hojas y lienzos húmedos y se tapa el pozo con la tierra. Al cabo de una hora la comida está lista y el sabor ahumado de los alimentos es incomparable. De postre, zapallo al rescoldo. El complemento ideal.
La chicha y el muday son bebidas alcohólicas típicas de la Patagonia. La primera se elabora con maíz fermentado –del mismo modo que en el norte argentino– y el muday con trigo, agua y miel. En Neuquén, todavía se consume la chica de piñones –fruto del pehuén–, llamada chavid, herencia de los pehuenches.
La cocina galesa es ya patrimonio patagónico: el stew –estofado de carne vacuna o de cordero–; el viracho (lomo de ciervo) al escabeche y la torta galesa, son promocionados por fuerza de la costumbre como preparaciones “típicas” del sur argentino. La repostería de las mujeres galesas trascendió los límites de la región: los dulces y jaleas de manzana o de frutos rojos, que abundan en la zona son conocidos y consumidos en todo el país.

Impronta gourmet
 

Atrás quedaron los tiempos en que los triciclos panaderos y las camionetas que vendían pescado circulaban por los barrios. También se extraña el grito del heladero que invitaba a un oasis en las serenas horas de la siesta veraniega. Pero, dicen, todo vuelve. Y al menos en materia de gastronomía, la nostalgia puede ir abandonándose: una nueva corriente rescata los sabores tradicionales con un toque gourmet.

Aún a pesar de la proliferación de locales de comida “exótica”, que surgieron como tímidos ensayos durante los años ochenta y se propagaron vertiginosamente en el umbral del siglo XXI. A tal punto, que se llegó a temer la desaparición o merma de las tradicionales “parrillas”, símbolo de identidad argentina. A las cocinas italiana, francesa, vasca y árabe, que ya tenían reconocimiento, se sumaron otras como las polaca, húngara, croata, griega, india, vietnamita, china, japonesa y tailandesa.
A despecho de Fukuyama, la historia avanza y sigue bailando al ritmo de la economía, las migraciones y la contaminación –en el sentido más positivo de la palabra– cultural. Hay que señalar que si bien en todo el país pueden hallarse rincones que ofrecen platos étnicos, fue en la ciudad de Buenos Aires donde esa explosiva mixtura resultante derivó, en los últimos veinte años, en un cambio radical en las preferencias culinarias. La internacionalización gastronómica trajo, también, sabores latinoamericanos: son incontables los restaurantes peruanos y mexicanos.
Desde el inicio de esta corriente avasallante –que no se circunscribe a los barrios de moda–, la cocina gourmet fue la regla y la innovación debía transitar en ese sentido. Así, por ejemplo, se convirtieron en patrimonio de paladares sibaritas las perdices, aves que en 1536 habían sido despreciadas por los hombres que llegaron al Río de la Plata con el “primer adelantado” Pedro de Mendoza. Aunque, finalmente, se habían visto obligados a cazarlas y comerlas con desagrado, como último recurso, por hallarse famélicos.
Promediando la última década, la irrupción de la comida coreana convirtió en habitué de las cartas a las ostras crudas, el codillo de cerdo y al brindis con bokbunja (vino de arroz y moras). La entonces nueva moda (hoy uso hecho y derecho) ensalzó algunos productos, olvidó otros, apostó a la mezcla –en algunos casos sabia, en otros sin sentido–, revolucionó la escena local, redujo las porciones considerablemente y valoró la presentación de los platos.
Hace pocos años, sin embargo, volvieron a apreciarse las viejas recetas. También la importancia de aplicar técnicas gourmet a ingredientes tradicionales y a condimentar esas recetas con la creatividad personal. Así, distintos chefs comenzaron a hablar de la “nueva cocina argentina” y, por supuesto, a practicarla (ver El mirador). De esta corriente surgieron fusiones de sabores locales con cocina francesa o japonesa; opciones sanas y vegetarianas; platos basados en productos de estación y de huertas caseras, dejando de lado aquellos costosos o difíciles de conseguir.
Ahora se pueden preparar platos norteños como ohollalawa (un tipo de sopa de maíz con carne) o un bife de llama con quinoa sin moverse de Buenos Aires, gracias al trabajo de la cooperativa de productos Cauqueva, originaria de Maimará, en Jujuy, con sede en la capital argentina. Papines coloridos, chicharrón de cerdo y delicias como el queso de cabra están al alcance de la mano.
¿Es una locura preparar sushi de lomo con hojas de parra, quinoa y salsa barbacoa? Claro que no. Tampoco lo es que el bife de chorizo con semillas de sésamo, el arroz con leche y el guiso de lentejas sean elevados a la categoría de alta cocina.

VEA Y LEA
Para tentarse
 

Hay varios libros interesantes que recorren la compleja evolución de la cocina argentina. Dos textos fundamentales son “La perfecta cocinera argentina”, escrito por Teófila Benavento nada menos que en 1901, y “El libro de Doña Petrona”, cuya primera edición se remonta a 1933: desde entonces se ha constituido como un imprescindible en la biblioteca culinaria. Otros recomendados son “La Comida Criolla”, de Margarita Elichondo (1997) y, para ahondar en las nuevas tendencias, la “Nueva cocina argentina” (2012), del crítico enogastronómico italiano Pietro Sorba.

http://www.academiadelfolklore.com/system/productos.php?id_prod=445&id_cat=138

SALUD Como Reponer Electrolitos

9 Jul

Gracias Saiku…….por tus conocimientos, por tu paz y armonía.
COMO REPONER NATURALMENTE LOS ELECTROLITOS EN EL CUERPO.

Sin electrolítos, no podría sobrevivir. Su cuerpo depende de electrolítos, como de cloruro, sodio, potasio y magnesio, para el nervio saludable y la función muscular, el equilibrio de líquidos y para mantener el equilibrio ácido-base. Una dieta bien equilibrada normalmente proporciona suficiente cantidad de electrolítos. La pérdida de líquidos provocada por, el ejercicio excesivo, vómitos, diarreas, enfermedades como la enfermedad renal y medicamentos como los antibióticos pueden causar deficiencias de electrolítos.

Vegetales
Las verduras son fuentes principales de antioxidantes, nutrientes que ayudan al cuerpo a defenderse contra las infecciones y las enfermedades. Las verduras de hoja verde, como las espinacas, col rizada y hojas de mostaza, contribuyen con cantidades abundantes de magnesio, potasio y calcio. El brócoli, cebollas rojas, guisantes, pimientos, batatas y nabos también contienen calcio. Para comenzar una vida saludable, se recomienda comer 2,5 tazas de verduras por día. Los zumos puros de verduras y las sopas de verduras proporcionan electrolitos e hidratación.

Los granos enteros
Los cereales integrales contienen todos los componentes nutritivos del grano, incluyendo los ricos en electrolitos. Los cereales enriquecidos de granos enteros son altos en calcio. Los granos de cereales también aportan magnesio. Comer granos de cereales de salvado y avena con lechess vegetales en el desayuno, es una buena manera de proporcionarte electrolitos y nutrientes ricos para empezar el día. Las galletas integrales preparadas con cereales, galletas saladas de trigo integral, arroz y las palomitas de maiz son ricas en sodio y cloruro.

TRATAR SIEMPRE DE COCINAR TODO EN SU CASA.

https://www.facebook.com/pages/Saiku/187494758027307?ref=tn_tnmn

El Amor

9 Jul

 

A finales de los años 80, Lieserl Einstein, hija del celebre genio Albert Einstein dono aproximadamente 1,400 cartas escritas por su padre a la Universidad Hebrea. En ese entonces hizo una petición, el contenido no podría hacerse publico hasta dos décadas después de su muerte.
La siguiente es una de ellas:

“A Lieserl Einstein:

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR. Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor. Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo. Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites. Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del Universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser siente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta. Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada. Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida. Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta.

Tu padre,

Albert Einstein”

http://shedsenn.com/

Pasiones de una chica

Para todas l@s que adoran vivir la vida, aprender, viajar, dibujar, la moda y mucho mas :)

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: