Anuncios
Search results for 'sajta de pollo'

Sajta de pollo

2 Nov

La Sajta es un plato típico de la región occidental de Bolivia, particularmente, de la ciudad de La Paz. Se lo consume, normalmente, en todos santos y en carnaval. Se acompaña con arroz, patata, tunta (patata deshidratada) y sarsa (ensalada de cebolla con tomate).

Ingredientes:

1 pollo grande

4 cebollas grandes
1 tomate
250 gr de guisantes
– quirquiña o perejil picado
– apio picado
– sal, aceite
6 vainas de ají amarillo (picante boliviano) despepado
2 cucharadas de pimienta
2 cucharadas de comino
4 dientes de ajo
Preparación: 
Lavar y despresar el pollo.Picar tres cebollas y freírlas en aceite. Añadir los guisantes, el perejil, el ajo, la sal y remover unos minutos.
Añadir la pimienta, el comino y el ají

Añadir el pollo, aumentar agua hasta cubrir el pollo y dejar hirviendo.

Anuncios

Sajta de Pollo

28 Ago

Fiesta del Gran Poder y con certeza este será uno de los platos más consumidos

Ingredientes

  • 1 pollo grande
  • 2 cebollas picada
  • 1/2 diente de ajo picado
  • 200 grs. de ají amarillo molido
  • 1 plato de arvejas
  • 10 papas
  • 1/2 lb. de tunta remojada
  • 1 queso pequeño rallado
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta y comino

Para la Sarsa

  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • Aceite y sal

Preparación

  1. En una sartén fría la cebolla y el ajo; cuando dore la cebolla, añada las arvejas, pimienta, sal y comino.
  2. Aparte, cocine en agua el pollo despresado con algo de cebolla y ají amarillo y cuando este tierno retire del fuego y mescle con la primera preparación. Cocine la tunta pelada y cortada en trozos pequeños.
  3. Cuele, agregue queso, huevo y revuelva a fuego lento hasta que cuaje el queso.
  4. Sarza: Pique la cebolla en pluma, el tomate en cuadraditos, mezclé y sazone con aceite y sal.
  5. Sirva el pollo con papas cocidas y preparado de tunta. Ponga la sarsa encima del pollo

Sajta de Pollo

16 Jul

Sajta de Pollo

8 Jul

Restaurant Popular Cocina Boliviana

6 Dic

Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo

Dos chefs y una fotógrafa abrieron hace un mes un restaurante que rescata elementos de la gastronomía tradicional boliviana y la cuestiona para reintrepretarla y convertir cada plato en una puesta en escena.

Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneoPopular Cocina Boliviana abrió hace cuatro semanas. FOTOS: Cortesía Alexandra Meleán
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo
Popular, la tradición en el sabor con un giro contemporáneo

Alejandra Pau / La Paz

Entre el mercado Lanza y Rodríguez existe un lugar que evoca los aromas que se escapaban de las cocinas o de los puestos de las comideras de antaño. Este espacio rescata elementos  tradicionales de la comida boliviana pero con un giro en el que las cocciones juegan con ingredientes crudos,  texturas y sabores para ofrecer una experiencia popular y contemporánea.
Popular Cocina Boliviana abrió hace cuatro semanas en el segundo piso de una casa construida en la calle Murillo a inicios del siglo XX. Su visión tienen el firme propósito de  cuestionar el presente de la gastronomía boliviana pero celebrando su impronta contundente.

“La memoria, el aroma, el sabor van construyendo lo que es Popular. El aroma es primordial para nosotros porque está ligado a la memoria, este aroma está arraigado a la infancia  cuando tu madre te daba de comer, a aquella  confianza que  sentías por quien te alimentaba; por eso,  aquí  no hay paredes que separen a la cocina del resto del restaurante”, manifiesta el chef y socio de Popular…, Juan Pablo Reyes.
Reyes se unió a su par Diego Rodas, con  quien dirigió la cocina del restaurante ONA, y la fotógrafa Alexandra Meleán para abrir Popular… A pesar de su juventud ambos chefs han trabajado en destacados restaurantes dentro y fuera de Bolivia.

Un relleno de achojcha es una de las  entradas del más reciente menú, que se renueva cada semana.

La textura crocante que cubre el relleno de la hortaliza se combina con lo harinoso de la papa, que está en el interior, para descubrir un cachete de res que se deshace en la  boca. Su complemento es  una ensalada fresca que descansa sobre una nogada de ají amarillo y maní.
La sajta de pollo,  uno de los platos principales, lleva chuño rebosado con queso, maní y otros ingredientes. La piel crocante deja descubrir una carne tierna que se saborea junto a la  zarza que incluye el tomate cherry, polvo de retama, hojas de cenizo y pimpinela.
Uno de los postres es el tradicional buñuelo, pero éste  se acompaña con pequeños trocitos de pasankalla. Sobre él se coloca una porción de   helado de api y un a teja de caramelo. Al momento de servirlo se incorpora el api caliente.

La cocina de Popular… incluye técnicas contemporáneas que se enfocan en las temperaturas y puntos de cocción; pero de alguna forma mantiene  la raíz aquellos modos de preparación bolivianos  que  rompen ciertos parámetros y normas referidas al uso algunos   ingredientes.

“No hacemos comida tradicional. Se trata de cocina de autor que se  basa en ella para rescatar cada elemento (…), es una reinterpretación de cómo nosotros vemos la cocina boliviana. La técnica, el uso de ingredientes y la presentación son muy diferentes” apunta Rodas.
A pocas semanas de su inauguración, su apertura  ya ha sido destacada en portales como New Worlder. En diciembre realizarán su primera cena, y a partir de enero se ofrecerá este servicio dos veces por semana.
Comida para el espíritu
Cuando la comida llega a la mesa, aquellos recuerdos embebidos en aromas se convierten en presente. La presentación es una pequeña puesta en escena que resalta por sus colores, su familiaridad y su astucia gracias a los elementos dispuestos.

Los chefs salen inevitablemente  de la cocina y al llegar a la mesa hacen una descripción de la idea y el uso de los ingredientes que integran el plato recién servido,  que forma parte del menú de tres pasos, cada uno con tres diferentes opciones que incluyen siempre una alternativa vegetariana.
Es posible  descubrir entonces  que los ingredientes pueden ser   flores de retama, cuyo color  es de buen augurio en el mundo andino, y que las hojas   de pimpinela tienen diferentes propiedades medicinales.
“Creamos un lugar que consideramos cálido, ligero,  albergado en una casa muy antigua que antes era ocupado por  una iglesia  cristiana. Hemos hecho varias refacciones y la restauración del espacio.

Nuestro objetivo es que las personas que vengan se sientan cómodas y a gusto”, destaca Meleán.
Popular… hace  comida honesta, no se trata de  un fine dinning al cual se debe asistir de etiqueta. En este espacio  sí  es posible  pedir una “yapa” de llajua o más marraqueta, se trata de disfrutar.
La propuesta no  repara en lo sustancioso ni descuida por un segundo la creatividad. “En Popular hacemos  una comida que tiene esencias, ajo, hierbas, ají,  nosotros le ponemos cariño”, concluye Reyes.

Sobre  Popular Cocina Boliviana

  • Menú Un menú de tres pasos en Popular Cocina Boliviana tiene un costo de 45 bolivianos.  Cada paso tiene una opción vegetariana.
  •   Dirección El nuevo espacio queda ubicado en la calle Murillo #826, casi esquina calle Santa Cruz, La Paz.
  •   En las redes El emprendimiento gastronómico está presente en Facebook: Popular Cocina Boliviana y  en Instagram: Popularbolivia.

 

http://www.paginasiete.bo/gente/2017/12/7/popular-tradicin-sabor-giro-contemporneo-162178.html

 

Calendario colonial

5 Sep

 

 

SABOR Muchos platos representativos y los acompañamientos que se servían a la hora del almuerzo, en fechas especiales, durante la Colonia, se mantienen hasta la actualidad.

Artículo escrito por Alejandra Pau / La Paz

Desde la Colonia y hasta las primeras décadas del siglo XX, las cocinas de las familias paceñas estaban ubicadas por lo general en un patio interior de las casas. Allí se cocinaba con un fuego avivado por la taquia, excremento de llama, mientras que lo más parecido a un refrigerador era el cuarto más fresco que por tradición debía estar ubicado frente al Illimani.

Después de haber rezado El Ángelus, al toque de las tres campanadas, a mediodía se almorzaba, puntualmente, en los hogares paceños. Platos que ahora son parte de la llamada “comida típica nacional” eran servidos con regularidad.

El menú cotidiano contemplaba el thimpu, costillar o guiso; además la warjata, ranga, fritanga, entre otros; todos acompañados por plátano cocido, putis de chuño, tunta o kaya, un cocido o mezclado del tubérculo con queso, huevo o maní.

En lugar del pan, la familia se servía de una fuente de habas phuspu -habas secas cocidas-, mote de habas o de maíz.

Pero también existía un calendario gastronómico establecido que respetaba la fuerza de la tradición, y que mandaba a servir ciertos platos sólo en fechas especiales. La costumbrista Elizabeth de Col ha investigado y rescatado muchos detalles que guardan la esencia de los sabores más representativos, muchos de los cuales se mantienen en la actualidad.

 

Entre la noche vieja y el primer día de un nuevo año se consumían platos basados en carne de cerdo, como el chancho al horno o el tradicional fricasé. “Algunos festejaban hasta la hora del phosko allpi de la mañana, lo que hoy conocemos como api”, dice De Col.

El 24 de enero, en la fiesta de Alasita, se comía el tradicional plato paceño, sin carne, pero en grande y en chiquito. La versión en miniatura estaba a cargo de los más pequeños de la casa, para lo que adquirían quesos en las aljerías, lugares donde los hacendados vendían productos que producían en sus fincas.

El plato paceño surgió del cerco a La Paz que en 1781 protagonizó Tupac Katari, y que dejó a la ciudad aislada por tres meses.

“En las casas se sembraba papa, haba y choclo, y por ello surge este plato, aunque otra versión dice que al terminar el cerco los agricultores de Río Abajo llegaron a comercializar estos tres productos, además del queso”, comenta la costumbrista.

Febrero

El domingo de carnaval se llevaba  lechones o lechoncitos a los hornos de los barrios.

En lunes de carnaval no podía faltar el picante surtido con tunta achuta (con queso) y “sarsa” compuesta por cebolla picada, tomate y locoto, que podía llevar también arveja cocida -y donde también surgió la sajta de pollo-. También estaba el ají de lengua, estirado de conejo, saice, ranga, tortilla de cola de cebolla, entre otros.

Para el martes, día de la ch’alla, se consumían todos los productos que daba la tierra representados por el puchero, que contenía pecho de vaca, espalda de cordero, tocino, chorizo, repollo, zanahoria, garbanzo, papa, racacha, yuca y arroz.

El miércoles de ceniza se disfrutaba de las humintas en tradicionales días de campo, además de mucha fruta.

El viernes de Cuaresma se consumía el tradicional “caldo de viernes”, hecho de verduras, leche y huevo. El segundo consistía en suchis, karachis y otros pescados del lago Titicaca, pero también se podía optar por el ají de papalisa, queso humacha y ají de huevos.

Marzo

 

El 3 de marzo, día de la Cruz, se comía la huatía, hecha con carne de cordero, ocas, papas y camotes. “Y era tradición decir 1.000 veces Jesús contando maíz”, comenta sonriendo la costumbrista.

Abril’

 

Semana Santa y Pascua

En Semana Santa, especialmente el jueves y el viernes, era tradicional consumir bacalao, cochayuyo, caldillo de camaroncillos, ají de arvejas, llullucha y para el postre compota de frutas y arroz con leche.

No obstante, ya para la Pascua mandaban en el menú el cordero o el chancho.

 

Mayo y Junio

Entre los últimos días de mayo y los primeros de junio, dependiendo de calendario eclesiástico, se celebra el Corpus Christi. En esa fecha, en el campo, se mataban ovejas hembras o corderos viejos.

Sólo sus menudencias llegaban a La Paz, por lo que se preparaban platos como la wilapara -una especie de morcilla hecha de la sangre de ese animal-, chanfaina de panza y ají de sullu -de fetos de oveja-.

También era tradicional comer la chokopa, más que en otras fechas, una mezcla de maní, melcocha, naranja, mandarina, ajipa y pepino.

Julio

Los primeros días de julio llegaba la khumunta, y los empleados de las fincas regresaban con las cosechas y con cerdos de gran tamaño llamados k’uras para preparar platillos como chicharrón, fricasé, warjata o fritanga.

“Era un día de solidaridad porque llegaban grandes cantidades de productos, pero no sólo se favorecía a quien podía adquirirlos, ya que se veía a los empleados de las casas llevando una parte a los hospicios, hospitales y asilos. También eran beneficiados los inquilinos, ex arrenderos y los familiares pobres o que no tuvieron buena cosecha”, explica De Col.

El chairo era un plato que se consumía a diario. Surgió por la khumunta, ya que los restos que quedaban, como el chuño más pequeño, la tunta más menuda, el cebo de la chalona, la pepa del ají o huaicachira eran regalados a los pongos, quienes los mezclaban con otros condimentos creando así el jintimanka, que en su versión refinada no es otra cosa que el chairo.

Agosto

Para el 16 de julio y el 6 de agosto se preparaba lechón o platos también con carne de chancho y se realizaban las verbenas, animadas por el té con té y sucumbé, mientras se observaban las procesiones ecuestres.

Noviembre

 

Llega Todos Santos. Mandaba el ají de arvejas y las “frutas secas”, y también masitas como las empanadas de queso, alfajores, maicillos y bizcochuelos. No podían faltar las tanthawawas, tantha caballos, escaleras, cañas y demás masitas.

Diciembre

El 24 de diciembre, en Noche Buena, era y sigue siendo infaltable en las mesas paceñas la picana con carne de cordero, pollo y vaca, con tunta, choclo, papa, entre otros.

“Antes, la picana se hacía en una olla de barro grande. Se juntaba lo que quedaba de las botellas del vino con papa, nabo, pimienta blanca, las carnes, zanahoria, pasas y hojas de laurel. Se tapaba con una chua y encima de la olla una masa de pan que cubría todo para luego mandarla al horno”, recuerda la costumbrista.

 

Los 11 platos representativos de Bolivia y sus recetas según NoS24

1 Sep


Los 11 platos representativos de Bolivia y sus recetas

En NoS24 nos dimos la tarea de investigar los platos de comida más representativos de cada departamento (no todos conocidos o consumidos en todo el país) y los mas representativos de nuestra variada gastronomía boliviana, por ello les tenemos: Los 11 platos representativos de Bolivia y sus recetas 

Los 11 platos representativos de Bolivia y sus recetas
Los 11 platos representativos de Bolivia y sus recetas

Sopa de maní.

Es indiscutiblemente una de las sopas más deliciosas y consumidas en todo nuestro territorio, además es preparada de distintas maneras en cada región del país y en los últimos años fue promocionada en diferentes países.  Lleva como base maní, arroz, arvejas y papas. Usualmente va acompañada de trozos de carne o pollo.

sopa-de-mani

sopa de mani

INGREDIENTES:
  • 1/2 kg. carne de Res, mejor si es con hueso
  • 1 taza de maní crudo pelado
  • 1 Cebolla blanca pelada y picada
  • 1 Zanahoria cortada en cubos
  • 1/2 taza de arvejas peladas
  • 1 tallo de apio, cortado en cubitos
  • 1/2 pimiento morrón, cortado en cuadraditos
  • 1/4 taza aceite
  • 1 cuchara de ajo molido
  • 1 1/2 lt. Caldo de res o vegetales
  • 4 papas cortadas en cuadrados grandes
  • Sal
  • Pimienta
  • Comino
  • Orégano
  • 250 gr. de macarrones o fideo
  • Perejil picado para espolvorear
PREPARACIÓN:
  1. Retostar el fideo en sartén u horno por aproximadamente 8 minutos y reservar.
  2. Remojar previamente el maní el agua caliente para luego pelar.
  3. En la olla de sopa, dorar ajo con aceite.
  4. Añadir la cebolla, la zanahoria, las arvejas, el apio y el pimiento. Saltear bien por 5 minutos.
  5. Colocar seguidamente la carne en trozos, el ají colorado y el caldo concentrado y dejar que cocine por aproximadamente 5 minutos.
  6. Licuar el maní pelado junto con una taza de agua aproximadamente y añadir a la olla de la sopa bajando un poco la intensidad del fuego.
  7. Añadir las papas en cuadrados.
  8. Condimentar con sal, pimienta, comino y orégano.
  9. Incorporar los fideos tostados.
  10. Cocinar aproximadamente por 10 minutos.
  11. Espolvorear perejil picado.
  12. Añadir opcionalmente papas fritas encima.

El picante de pollo

Sin duda es otra de las delicias mas conocidas en nuestro país aunque con diferencias en los nombres y las preparaciones (Sajta de pollo, Picante de Pollo y ají de Gallina.)

picante de pollo

INGREDIENTES:
1 pollo de 2 kilos
1 ½ litros de agua
2 cucharas de ají colorado en polvo o 6 vainas molidas
jugo de un limón
1 cuchara de colorante rojo
1 ½ cucharas de sal molida
1 cuchara de orégano desmenuzado
1 cucharilla de perejil picado menudo
1 taza de tomate pelado y licuado
1 taza de habas verdes y arvejas
½ taza de aceite para cocer la cebolla y el ají
1 2 tomas 1 cebolla para la sarsa

PREPARACIÓN:
En una olla ponga a cocer el pollo con el agua, la sal y el jugo de limón, hasta que esté tierno. sáquelo y divídalo en 6 presas, sacándole los huesos del tórax.

En una sartén dore la cebolla y el ají en el aceite. Agregue el colorante, el tomate licuado, las habas verdes peladas, el orégano, el comino y el perejil. Coloque todo al caldo donde coció el pollo. Deje hervir unos 10 minutos más, hasta que el jugo espese y queden tiernas las habas y arvejas.

Sirva una doble presa de pollo, con una papa cocida en agua, chuño phuti y ensalada de cebolla y tomate (o sarsa) sobre el chuño.

Chorizo chuquisaqueño

Es uno de los platos mas representativos del departamento de Chuquisaca, esta hecho con carne de cerdo molido y muchas especias.

Chorizo chuquisaqueño
Chorizo chuquisaqueño

INGREDIENTES:
Para hacer el chorizo:

1 Kg. carne de cerdo molido
1 Kg. tripa gorda de res
1 cuchara de perejil finamente picado
1 cucharilla de orégano desmenuzado
2 cucharillas de hierba buena picada
2 taza de cebolla verde picada fine (colas)
hilo de cáñamo lo necesario
1 pizca de azúcar
1 pizca de cáscara de naranja raspada
1/2 cucharilla de clavo de olor molida
1 pizca de canela molida
1 cuchara de ají colorado molido
sal
ACOMPAÑAMIENTO:
8 papas blancas
2 cabezas de lechuga
4 panes enteros
CONDIMENTOS:
1 cucharilla de pimienta molida
1 cucharilla de comino molido
4 dientes de ajo
SARZA:
1 cebolla en corte pluma
½ tomate picado fino
1 pizca de sal
1 chorrito de aceite

PREPARACIÓN:
Lavar bien por fuera la tripa, dar la vuelta y raspar asperezas, limpiar bien hasta que este transparente.
Tomar una de las puntas de la tripa y amarrar fuerte con el hilo de cáñamo.
Aparte, en un recipiente, mezclar bien la carne, los condimentos, el clavo de olor, el azúcar, el perejil, la cáscara de naranja, la hierba buena, la cebolla verde, la canela, sal al gusto y por último el ají colorado molido.
Embutir este preparado en la tripa, quedando la mesa compacta y aura, aproximadamente unos diez centímetros, después de quedar bien embutido, torcer la tripa dos veces y volver a embutir con espacio de un centímetro, nuevamente llenar diez centímetros, hasta terminar la mesa. Cerrar amarrando con el hilo.
Hacer cocer las papas blancas enteras y peladas, en agua hirviendo con sal.
Deshojar la lechuga y lavar hoja por hoja, dejar reposar en un litro de agua con 10 gotas de yodo durante 10 minutos y picar finamente. Luego, para la sarza, lavar los ingredientes, picar, al final mezclar con sal y aceite.
En una sartén con aceite caliente, freír los chorizos hasta que estén dorados y cocidos; una vez fritos sacar en un recipiente.
Partir los panes por la mitad, y dorar en el mismo aceite que se ha frito el chorizo.
Servir el chorizo acompañado de pan frito, las papas enteras, la lechuga picada con sal y aceite; adornar con la sarza.

Pique Macho (Cochabamba)
De los muchos platos de comida que nos brinda la capital gastronómica tenemos el Pique Macho, que es uno de los mas populares y mas consumidos y que ademas a sufrido muchas modificaciones en diferentes lugares del país.

Pique macho original
Pique macho original

INGREDIENTES:

  • 8 Papas cortadas para papa frita
  • 1/2 Kg. de  carne
  • 10 Salchichas
  • 3 Pimiento morrón
  • 4 Locotos rojos
  • 4 Huevos duros
  • 1 Cerveza
  • Aceitunas
  • 2 Cebollas rojas
  • Tomate lo necesario
  • Cubito maggy
  • Sal, Ajo, Comino, Pimienta, Salsa soya
PREPARACIÓN:
Picar todo corte pluma o largos, luego hace cocer en un sartén la carne a fuego lento, cuando le salga el jugo a la carne con sal le pone la cebolla y el tomate picados cuando ya este bien jugoso.
Poner el cubito,ajo,pimienta,comino a su gusto cuando ya tenga un buen sabor le pone el pimiento morrón verde y el locoto rojo para darle color: luego le pone un poco de cerveza para que no este seco. En otro sartén fría las papas fritas doradas. Para servir en el plato pone una alfombra de lechuga, pone las papas fritas la cantidad que vea suficiente para cada plato,pone el preparado encima y le echa un poco de jugo, adorna con los huevos duros partidos en rodajas y los tomates también en rodajas y le hace dibujitos con mostaza mayonesa y ketchup.

Fricase paceño

Fricase Paceño
Fricase Paceño

INGREDIENTES:

2 cucharadas aceite
1 kilo carne de cerdo, preferible costilla, cortada en 16 pedazos
1taza cebolla blanca picada fina
1 cucharilla comino molido
1/2 cucharilla de pimienta negra molida
1 cucharilla de orégano desmenuzado
4 dientes ajo tostado, pelado y picado finamente
1/2 taza ají amarillo remojado, molido (1/2 kilo en vainas)
1 cucharada de sal o al gusto
1/2 taza de cebolla verde picada fina
8 tazas de agua hirviendo
1/2 taza de pan seco molido para espesar

Para acompañar:
4 tazas de mote de maíz blanco cocido aparte
8 papas imillas peladas (cocidas aparte)

PREPARACIÓN:
En la olla en que se va a preparar el fricasé, poner las dos cucharadas de aceite y freír los pedazos de costilla de cerdo hasta que estén dorados.
Luego agregar la cebolla, comino, pimienta, orégano, ajo, ají amarillo molido, sal y cebolla verde.
Mezclar muy bien dejando que se dore un poco y añadir las ocho tazas de agua hirviendo.
Dejar cocer hasta que la carne se desprenda un poco de los huesos, por lo menos unas dos horas. Procurar conservar la cantidad de líquido inicial, aumentando un poco de agua si es necesario.
Poco antes de servir espesar con una media taza de pan seco rallado (si se quiere). Servir en plato hondo con suficiente caldo, acompañando con una papa cocida y el mote de maíz blanco también cocido.

Majadito

El Majadito o majao es uno de los platos mas consumidos y populares del Oriente Boliviano muy consumido también en muchas las regiones de nuestro país.

Majadito cruceño
Majadito cruceño

INGREDIENTES:
5 tazas medinas de agua
½ Kg de charque o cecina
1 Taza de arroz
½ Taza de aceite
½ cebolla picada finamente
½ Taza de tomate pelado y picado finamente
1 Cucharilla de achiote en granos
½ Taza de caldo
Sal al gusto

PREPARACIÓN:
Colocar el agua en una olla, una vez que empiece a hervir, agregar el charque y dejar cocer, hasta que este blando, una vez que esto pase, sacar del agua, y desmenuzar.
Al agua donde coció el charque, agregarle el arroz y la sal, dejar cocer a fuego lento durante 20 minutos más o menos, hasta que el arroz esté cocido, pero no deberá estar seco.
En una sartén, calentar aceite y freír en este el charque ya desmenuzado.
Dorar la cebolla, añadir el tomate, el achiote, caldo y sal, dejar cocer por unos minutos, agregar el charque previamente frito, mezclar bien.
Colocar todos los ingredientes en una olla y mezclar.
Servir acompañado de huevo frito, plátano y yuca frita, con zarza por encima.
NOTA: Toma muy en cuenta que el charque es salado, así que ten cuidado con la sal que le agregues al condimentar

 Saice Tarijeño

Uno de los platos mas populares y deliciosos de la chura Tarija

Saice tarijeño2
Saice tarijeño

Saice tarijeño

INGREDIENTES:
1 ½ Kg. carne blanda de res
½ Kg. pata de res (pare consomé)
6 papas grandes
3 cebollas medianas
½ tomate
1 porción de arvejas
sal
aceite

CONDIMENTOS:
6 vainas de ají colorado
1 cucharilla pimienta entera
1 cucharilla de comino entero
3 dientes de ajoSARZA:
1 cebolla
½ tomate
1 locoto
1 pizca de sal
1 chorrito de aceite

PREPARACION:
En olla a presión con un litro de agua hirviendo, hacer cocer la pata, pare obtener el consomé.
Picar finamente la cebolla en dados finos y freír a fuego lento, añadir los condimentos recién molidos, remover unos minutos, luego añadir las arvejas y saltear; finalmente raspar el tomate, vertir el consomé de la pata previamente colada dejando cocer a fuego fuerte, durante treinta minutos.
Mientras tanto, cortar la carne en dados medianos e incorporar a la preparación anterior pasados los treinta minutos. Cuando la carne se encuentre a medio cocer, agregar las papas cortadas en seis y retirar una vez estas se encuentren cocidas. El saice debe contener jugo.
Para la sarza: lavar los ingredientes, el locoto y tomate, picar finamente en trozos largos, la cebolla en corte pluma aderezar con sal y aceite.
Servir en plato hondo, adornado encima con la sarza.

Charque Orureño

Charque orureño
Charque orureño

INGREDIENTES:
1 1/2 lb. charque de vaca (3 lonjas)
2 huevos
8 papas medianas
1 cebolla
1 platillo de habas tiernas (1/2 taza)
4 vainas de ají colorado
Sal
Aceite
1 cucharilla de pimienta
3 dientes de ajo
1 cebolla
1/2 tomate
Pizca de sal
1 chorrito de aceite

PREPARACIÓN:
La noche anterior, el charque colocar en un recipiente hondo y vertir bastante agua fría, para desalar. Luego escurrir el agua, nuevamente lavar y en el batán golpear un poco, hasta que pueda ser desmenuzado con los dedos. (Si contiene grasa el charque, desprender la carne y desmenuzar).
En cacerola, preparar el ají friendo la cebolla finamente picada, una vez transparente, añadir la pimienta, el ajo, las habas y al final el ají molido. Vertir ocho cucharones de agua caliente y dejar cocer.
Cuando las habas se encuentren a medio cocer, agregar el charque a este preparado y dejar cocer hasta que el agua disminuya su volumen y quede casi seco. (aprox. veinte minutos).
Hacer cocer en agua hirviendo las papas peladas con sal, junto con los huevos hasta que estos se enduren durante diez minutos y luego retirarlos.
Preparar la sarza: Los ingredientes lavar bien, el tomate picar finamente y la cebolla en corte pluma; aderezar con sal y aceite.
Servir las papas blancas, el charquecán, encima la sarza y adornar con rodajas del huevo duro.

Kalapurka Potosina

La kalapurka es un plato típico potosino. Consiste en una lagua (sopa espesa) hecha de harina de wilkaparu (maíz morado), sazonado con la hierba la chachacoma (de sabor parecido al pino). La presentación del plato se la hace con una piedra de origen generalmente volcánico.

Kalapurka potosina
Kalapurka potosina

INGREDIENTES:
1 kilo de charque.
8 papas sipancachi (holandesa).
1/4 libra de harina de maíz blanco.
1/2 libra de harina willkaparu.
Ají colorado crudo y molido.
1 cebolla. 1 ajo.
Especias
Orégano, sal, comino, pimienta y chachacoma (hierba aromática que crece en el altiplano).
Otros
Piedras rodadas de río.

PREPARACIÓN:
Se combina todo, se hierve y se sirve con una piedra caliente burbujeando en el plato.

Tripa Rellena beniana 

tripa Renella Beniana
tripa Renella Beniana

INGREDIENTES:

5 kg de tripa gorda
1/2 kg de carne molida
1/2 lb de arroz
2 cebollas finamente picadas
1 diente de ajo machacado
1 tomate
Pimienta, comino, sal a gusto, aceite

PREPARACIÓN:
Remoje el arroz durante 10 min. Escurra, limpie muy bien las tripas, sacando toda la grasa. Mezcle cebolla, ajo, tomate, arroz carne, sal, pimienta y comino al gusto. Rellene cone ste preparado las tripas, deben quedar flojas porque si no se revientan. Amarre los extremos con un hilo. Cocine en agua hirviendo con sal, hasta que esten suaves. Fria la tripa en aceite caliente. Corte en trozos y sirva con yuca frita , tomates y llechuga

Locro de Gallina

Locro de galllina
Locro de galllina (Pando, Beni)

INGREDIENTES:

  • 1 gallina criolla
  • 2 tazas de arroz
  • 25 tazas de agua
  • 6 papas
  • ¼ taza de aceite
  • Cebolla, pimentón, colorante, sal, huevos

PREPARACIÓN:

Ponga una cacerola al fuego con el agua.

Por separado, desprese la gallina y hágala freír con un poco de aceite y cebolla y pimentón picados.

Cuando las presas estén doradas, póngala en la cacerola con agua; haga hervir y cuide que las presas no se deshagan.

Un cuarto de hora antes de servir, agregue arroz, las papas picadas, el colorante y la sal.

Cuando el arroz este a punto, rompa los huevos en la misma cacerola, servir con yuca

El locro de carne de res se prepara de la misma forma que el locro de gallina reemplazando la gallina por carne o charque, y las papas por yuca y zapallitos.

http://nos24.com/nos24/nacional/

Picante Surtido

6 Ago

Es uno de los “grandes” platos de la gastronomía boliviana, y el mas tradicional para el 6 de agosto, se llama así porque, además del acompañamiento, lleva siete variedades de carnes: pollo, lengua de vaca, conejo, charquecan, saice de carne de res,  ranga ranga, trucha o boga rebozada y frita y como acompañamiento papas cocidas, tunta con queso, fritos de locoto o cola de cebolla, sarza

Para preparar el Picante Surtido, debe fijarse en las recetas que corresponden a los  platos citados, disminuyendo la cantidad a la tercera parte de los ingredientes que están incluidos en nuestro recetario, así como las paginas a seguir.

SAJTA DE POLLO

SAICE

https://calendariosaboresbolivia.wordpress.com/?s=Saice+Pace%C3%B1o&submit=Buscar

CHARQUEKAN

AJI DE LENGUA

RANGA RANGA

https://calendariosaboresbolivia.wordpress.com/?s=ranga+ranga&submit=Buscar

CONEJO ESTIRADO

TRUCHA O BOGA REBOZADA Y FRITA

https://calendariosaboresbolivia.wordpress.com/?s=Trucha+frita&submit=Buscar

FRITOS DE LOCOTO O COLA DE CEBOLLA

https://calendariosaboresbolivia.wordpress.com/?s=Fritos&submit=Buscar

SARZA

https://calendariosaboresbolivia.wordpress.com/?s=sarza+o+sarsa&submit=Buscar

Comida Típica Tradicional de La Paz

16 Jul

  • Ají de hojas de quinua
  • Aji de Papalisa
    Ancas de rana del Lago Titikaka
    Anticucho
    Api
    Aptapi
    Bogas con caya
    Caldo de cabeza de cordero
  • Chanca de Pollo
    Conejo estirado
    Chairo
    Charkecán
  • Falso conejo
  • Fricasé paceño
    Huatía
    Jak’onta
    Jolke
    K’arachi
    Lagua de chuño
    Llaucha
    Mondongo
    Panes
    Panza rebozada
    Pasankalla
    Phiri
    Picante surtido
  • Picana de Navidad
    Plato paceño
    P’uti de chuño o tunta
    Queso humacha: ají de queso derretido, huevo, choclo y papa blanca.
    Ranga ranga
    Sajta de pollo
    Salteñas
    Thimpu
    Trucha
    Wallake
    Wilaphari
  • Ispi frito: Pescado pequeño frito. Se sirve con papa puti y mote
  • Sopa de Karachi: Pescado hecho hervir con papa y cebolla verde.
  • Ancas de rana: Este plato es característico en las orillas del lago Titicaca, en el estrecho de Tiquina.

Calendario Gastronomico de La Paz de Antaño

16 Jul

El calendario gastronómico de La Paz de antaño

 

SABOR Muchos platos representativos y los acompañamientos que se servían a la hora del almuerzo, en fechas especiales, durante la Colonia, se mantienen hasta la actualidad.

Artículo escrito por Alejandra Pau / La Paz – 28/06/2011

Desde la Colonia y hasta las primeras décadas del siglo XX, las cocinas de las familias paceñas estaban ubicadas por lo general en un patio interior de las casas. Allí se cocinaba con un fuego avivado por la taquia, excremento de llama, mientras que lo más parecido a un refrigerador era el cuarto más fresco que por tradición debía estar ubicado frente al Illimani.

Después de haber rezado El Ángelus, al toque de las tres campanadas, a mediodía se almorzaba, puntualmente, en los hogares paceños. Platos que ahora son parte de la llamada “comida típica nacional” eran servidos con regularidad.

El menú cotidiano contemplaba el thimpu, costillar o guiso; además la warjata, ranga, fritanga, entre otros; todos acompañados por plátano cocido, putis de chuño, tunta o kaya, un cocido o mezclado del tubérculo con queso, huevo o maní.

En lugar del pan, la familia se servía de una fuente de habas phuspu -habas secas cocidas-, mote de habas o de maíz.

Pero también existía un calendario gastronómico establecido que respetaba la fuerza de la tradición, y que mandaba a servir ciertos platos sólo en fechas especiales. La costumbrista Elizabeth de Col ha investigado y rescatado muchos detalles que guardan la esencia de los sabores más representativos, muchos de los cuales se mantienen en la actualidad.

Enero

 

Entre la noche vieja y el primer día de un nuevo año se consumían platos basados en carne de cerdo, como el chancho al horno o el tradicional fricasé. “Algunos festejaban hasta la hora del phosko allpi de la mañana, lo que hoy conocemos como api”, dice De Col.

El 24 de enero, en la fiesta de Alasita, se comía el tradicional plato paceño, sin carne, pero en grande y en chiquito. La versión en miniatura estaba a cargo de los más pequeños de la casa, para lo que adquirían quesos en las aljerías, lugares donde los hacendados vendían productos que producían en sus fincas.

El plato paceño surgió del cerco a La Paz que en 1781 protagonizó Tupac Katari, y que dejó a la ciudad aislada por tres meses.

“En las casas se sembraba papa, haba y choclo, y por ello surge este plato, aunque otra versión dice que al terminar el cerco los agricultores de Río Abajo llegaron a comercializar estos tres productos, además del queso”, comenta la costumbrista.

Febrero

El domingo de carnaval se llevaba  lechones o lechoncitos a los hornos de los barrios.

En lunes de carnaval no podía faltar el picante surtido con tunta achuta (con queso) y “sarsa” compuesta por cebolla picada, tomate y locoto, que podía llevar también arveja cocida -y donde también surgió la sajta de pollo-. También estaba el ají de lengua, estirado de conejo, saice, ranga, tortilla de cola de cebolla, entre otros.

Para el martes, día de la ch’alla, se consumían todos los productos que daba la tierra representados por el puchero, que contenía pecho de vaca, espalda de cordero, tocino, chorizo, repollo, zanahoria, garbanzo, papa, racacha, yuca y arroz.

El miércoles de ceniza se disfrutaba de las humintas en tradicionales días de campo, además de mucha fruta.

El viernes de Cuaresma se consumía el tradicional “caldo de viernes”, hecho de verduras, leche y huevo. El segundo consistía en suchis, karachis y otros pescados del lago Titicaca, pero también se podía optar por el ají de papalisa, queso humacha y ají de huevos.

Marzo

 

El 3 de marzo, día de la Cruz, se comía la huatía, hecha con carne de cordero, ocas, papas y camotes. “Y era tradición decir 1.000 veces Jesús contando maíz”, comenta sonriendo la costumbrista.

Abril’

 

Semana Santa y Pascua

En Semana Santa, especialmente el jueves y el viernes, era tradicional consumir bacalao, cochayuyo, caldillo de camaroncillos, ají de arvejas, llullucha y para el postre compota de frutas y arroz con leche.

No obstante, ya para la Pascua mandaban en el menú el cordero o el chancho.

 

Mayo y Junio

Entre los últimos días de mayo y los primeros de junio, dependiendo de calendario eclesiástico, se celebra el Corpus Christi. En esa fecha, en el campo, se mataban ovejas hembras o corderos viejos.

Sólo sus menudencias llegaban a La Paz, por lo que se preparaban platos como la wilapara -una especie de morcilla hecha de la sangre de ese animal-, chanfaina de panza y ají de sullu -de fetos de oveja-.

También era tradicional comer la chokopa, más que en otras fechas, una mezcla de maní, melcocha, naranja, mandarina, ajipa y pepino.

Julio

Los primeros días de julio llegaba la khumunta, y los empleados de las fincas regresaban con las cosechas y con cerdos de gran tamaño llamados k’uras para preparar platillos como chicharrón, fricasé, warjata o fritanga.

“Era un día de solidaridad porque llegaban grandes cantidades de productos, pero no sólo se favorecía a quien podía adquirirlos, ya que se veía a los empleados de las casas llevando una parte a los hospicios, hospitales y asilos. También eran beneficiados los inquilinos, ex arrenderos y los familiares pobres o que no tuvieron buena cosecha”, explica De Col.

El chairo era un plato que se consumía a diario. Surgió por la khumunta, ya que los restos que quedaban, como el chuño más pequeño, la tunta más menuda, el cebo de la chalona, la pepa del ají o huaicachira eran regalados a los pongos, quienes los mezclaban con otros condimentos creando así el jintimanka, que en su versión refinada no es otra cosa que el chairo.

Agosto

Para el 16 de julio y el 6 de agosto se preparaba lechón o platos también con carne de chancho y se realizaban las verbenas, animadas por el té con té y sucumbé, mientras se observaban las procesiones ecuestres.

Noviembre

 

Llega Todos Santos. Mandaba el ají de arvejas y las “frutas secas”, y también masitas como las empanadas de queso, alfajores, maicillos y bizcochuelos. No podían faltar las tanthawawas, tantha caballos, escaleras, cañas y demás masitas.

Diciembre

El 24 de diciembre, en Noche Buena, era y sigue siendo infaltable en las mesas paceñas la picana con carne de cordero, pollo y vaca, con tunta, choclo, papa, entre otros.

“Antes, la picana se hacía en una olla de barro grande. Se juntaba lo que quedaba de las botellas del vino con papa, nabo, pimienta blanca, las carnes, zanahoria, pasas y hojas de laurel. Se tapaba con una chua y encima de la olla una masa de pan que cubría todo para luego mandarla al horno”, recuerda la costumbrista.

Las cocinas del pasado

Cocina La cocina de antaño se instalaba en un gran ambiente, donde funcionaban las cocinas económicas con dos o más hornillas, que se alimentaban con taquia, excremento de llama, también un brasero alimentado con carbón.

Más detalles Una cocina no estaba completa sin los peroles de cobre, mesas forradas con lata, calentador de agua, wisllas -cucharas de madera.

Desayuno El desayuno de antaño consistía en té o café; sólo los niños tomaban leche.

Más comida El té no era relevante, pero a las 18:00 toda la familia tomaba un caldo muy ligero de avena o sémola, por lo general, y un ají de acelga, fideo y otros.

Chocolate Luego de las tertulias, se bebía chocolate con bizcochos.

La Razon

Artículo escrito por Alejandra Pau / La Paz

Gastronomía de Bolivia

27 Jun

 

 

La Gastronomía de Bolivia es conocida principalmente por su variedad de platos que varian de zona en zona.

Con profundas raíces español-moriscas e indígenas, transformadas por el mestizaje y los diferentes momentos históricos que el país ha experimentado, la gastronomía boliviana ha sumado una amplia gama de platos y recetas, lo cual la hace variada, rica y diferenciada. A esto se le suman las bebidas como el vino boliviano, la Chicha y el Cocoroco.

Gastronomia de Bolivia

Bolivia fue habitada durante los últimos 20.000 años, al comienzo en pequeños pueblos y alrededor del 220 A.C. comenzó la muy importante civilización Tiwanaku a desarrollarse en la región del lago Titicaca.

Esta fue una civilización muy avanzada, dejando tras de sí, señas de un gran desarrollo arquitectónico.

También sus técnicas agrícolas eran muy avanzadas.  Esta civilización despareció alrededor del siglo XII, D.C. en una forma muy misteriosa.  Algunos arqueólogos dicen que pudo haber sido una inundación proveniente del lago Titicaca, pero nadie sabe con seguridad qué es lo que pasó entonces.

A la vez, otras civilizaciones, los Mollos y los Moxos quienes también habían desarrollado técnicas agrícolas muy avanzadas, desaparecieron en el mismo siglo, o tal vez un poco más tarde, en el siglo XIII.  En el siglo XV, los Incas tomaron toda esta región y la hicieron parte de su imperio.

Gastronomia de Bolivia

En nuestros días, las Aymaras, quienes reivindican ser descendientes de los Tiwanakus y los Quechuas (quienes hablan su propio idioma, el quechua) son considerados como los habitantes originales de este país, y sus respectivos idiomas, el aymará y el quechua son idiomas oficiales junto con el español. Porque cuando los españoles vinieron en 1525 y conquistaron el país lo que encontraron fue una región muy avanzada y próspera.

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

Hasta nuestros días Bolivia es, de todos los países Andinos, el que se mantiene más cercano a su origen indígena y conserva muchas de sus tradiciones.

Por estas razones hay muchas similitudes con otros países que fueron parte del Imperio Inca, como comidas principales, y la manera de prepararlas.

Papas que fueron una parte importante de su dieta, previo al Imperio Inca, continúan siendo parte de su dieta en la actualidad y donde aúnse cultivan más de 200 clases diferentes de papas.

Gastronomia de Bolivia

También el maíz  es un ingrediente importante en la dieta de los bolivianos tanto en el pasado como  en nuestros días, en cualquier comida boliviana.

Quinoa, que fuera llamada por los Incas La madre de los Granos, aún se cultiva en Bolivia y es un ingrediente muy común en su dieta en el día de hoy. Está considerada de gran importancia ya que su grano contiene importantes proteínas y fibras y está en gran demanda en todo el mundo en la actualidad.  Pero este grano solamente crece a determinada altitud, por lo que pocos países pueden producirlo.

Gastronomia de Bolivia

La “chenopodium quinua” llamada Madre Grano por los Incas se cultiva desde hace más de cinco mil años en tierras que van de 3000 mil a 4000 mil metros sobre el nivel del mar, con una precipitación de 200 a 400 mm de lluvia anual, como lo atestiguan granos de este cereales encontrados juntos a las momias enterradas en todo el antiguo imperio. Las últimas investigaciones bio-arqueológicas han demostrado que los súper cereales como la quinua, la kiwicha, el maíz, los frijoles y el tubérculo de la papa formaban parte de la alimentación diaria, no solamente de los Incas también de los Mayas y Aztecas.

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

La cocina de Bolivia difiere mucho de una región a otra, porque Bolivia tiene muchas zonas geográficas y distintos orígenes culturales.  Pero lo que es similar en todos ellos es la abundancia de carnes, papas y maíz.  Y el agregado de distintos condimentos hace que cada región tenga un sabor diferente y especial.

Junto con la llegada a Bolivia de los conquistadores al mando de la corona española, también llegaron los ingredientes que se transformarían en la base de la futura alimentación criolla.

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

Entre los productos que trajeron están el trigo, los cerdos, las ovejas, los pollos y los vacunos. Estos ingredientes base se mezclaron y, así, dieron origen a los platos más típicos de Bolivia.

La gastronomía boliviana tiene unas profundas raíces étnicas, europeas y árabes, transformadas por el mestizaje y los diferentes momentos históricos que el país ha experimentado.

Gastronomia de Bolivia

Lo que sigue es sólo una muestra de platillos de la cocina regional boliviana, como una contribución inicial al conocimiento de la rica variedad de la cocina regional en América Latina y a las zonas donde el consumo de productos y platillos prehispánicos es todavía cotidiana.

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

Platos andinos

  • Api: Mazamorra de maíz amarillo y maíz morado (producido en los valles), con canela, clavo de olor y cáscara de naranja
  • Aptapi: Mesa de diversos tubérculos, choclos, queso de oveja, pescado seco y jallpawayka (salsa picante hecha de pepas de ají). Consumido principalmente en el Departamento de La Paz.
  • Bogas con caya: Pescado del Titicaca frito con chuño de oca (Depto. La Paz).
  • Caldo de cabeza de cordero: se acompaña con cebolla verde, papas y una hojita de apio.
  • Chairo: Caldo de chuño picado, mote de maíz y trigo y chalona (Depto. La Paz)
  • Chinanchalona: Sancochado de chalona de puerco con patatas y tuntas todas cocidas en la misma olla, lo cual le da su gusto caracteristico.
  • Fricasé paceño: Caldo de carne de cerdo en ají amarillo, mote de maíz pelado (patascka) y chuño.
  • Huatía o Pampaco: Carne de puerco, cordero, res o llama; acompañadas de tubérculos cocidas bajo tierra.
  • Jak’onta: Caldo de cordero con chuño y papa.
  • K’arachi: Pequeño pescado del Titicaca frito con chuño y papa (DEpto. La Paz).
  • Lagua de chuño: Caldo espeso de harina de chuño aromado con hierbabuena y huacataya (Depto La Paz).
  • Llaucha: Empanada con jugo de queso cocida a la piedra elaborado en la ciudad de La Paz.

Gastronomia de BoliviaGastronomia de Bolivia

  • Panes: hay gran variedad: cuernos o cachitos, colisa, chamillo, allullas, cauquitas y sarnita.
  • En la ciudad de La Paz el pan popular es la marraqueta.
  • Panza rebozada: Trozos de panza de res rebozados con pan molido y rociados con chorrillana con ají amarillo.
  • Pasanckalla, Rosetas de maiz de granos grandes.
  • Peskje: Quinua lavada y hervida con leche, ahogado con ají amarillo y rodajas de queso.
  • Phiri: Quinua graneada con queso derretido y papa.
  • Picante surtido: plato fastuoso con carnes de pollo, lengua (res), saice (res), charquecan (res) o (cordero), conejo y boga (pez) frita acompañados de chuño o tunta rebosada y papa.
  • Pite: pasta a base de trigo molido y tostado, harina agua y queso
  • Plato paceño: Choclo, mote de habas, queso de oveja derretido, papa cocida con cáscara (Depto La Paz).
  • P’uti de chuño o tunta: Tunta picada y cocida con huevo revuelto. También con maní.
  • Queso humacha: queso derretido en ají amarillo, huevos duros picados, choclo desgranado y papa blanca (Depto La Paz).
  • Ranga ranga: picante de libro de res con papa blanca y salsa de ají amarillo con cebolla a la juliana, tomate y locoto.
  • Sajta de gallina: Picante de gallina con chuño p’uti, papa blanca y salsa de ají amarillo con cebolla a la juliana, tomate y locoto.

Gastronomia de Bolivia

  • Sajta de pollo: Estofado picante de pollo con tunta rebosada con maní y chuño.
  • Thimpu: Carne cocida de cordero, arroz, chuño, papa y abundante ají amarillo.
  • Trucha: Es el producto más importante del Lago Titicaca.
  • Wallacke: Caldo de k’arachi (pez nativo del Titicaca) preparado con tomillo, chuño y papa.
  • Wilaphíri: Guiso de sangre de pavo o res con tripa picada de oveja y papa.

Bebidas

  • Yungueñito: Coctel preparado con singani y jugo de naranja, almíbar y hielo.
  • Api: Mazamorra de maíz amarillo y maíz morado, con canela, clavo de olor y cáscara de naranja

Gastronomia de Bolivia

Platos de los Valles

  • Conejo lambreado: Cuy rebozado con pan molido y frito, roceado con chorrellana y con guarniciones de ch’uñu phuti y papa blanca.
  • Ch’ajchu: Filamentos de carne de res, cebolla verde, habas tiernas, chuño picado, tajadas de huevo duro, salsa de cebolla a la juliana, tomate y locoto, y ahogado de ají colorado.
  • Chhanqa de conejo: Cuy tierno cocido y aromado con hierbabuena, cebolla verde, haba tierna, papa blanca y llajua de locoto. También se prepara de gallina.
  • Ch’aqi de quinua: Caldo espeso de quinua con papa.
  • Ch’aqi de trigo: Caldo espeso de trigo cocido con papa.
  • Chicharrón de cerdo: Cocido al perol en su propia manteca, con mote de maíz blanco y llajwa de locoto.
  • Chupe de papalisa: Caldo de papalisa picada.
  • Enrollado: embutido de carne de cerdo con especias, que se sirve con escabeche.
  • Escabeche de patitas de cerdo: manitas de cerdo al vinagre.
  • Fidius uchu: Ají de tallarines con caldo espeso, colitas de vaca, chuño y papa.
  • Habas pejtu: Habas tiernas, charque en filamentos, rehogado de cebolla y ají y papa blanca.

Gastronomia de Bolivia

  • Humintas: elaboradas con choclo, sal,queso de cabra y albahaca propia de los valles de Tupiza, Tarija y Chuquisaca.
  • Tamales: elaborados con maíz pelado,y relleno de un jigote de charque (carne deshidratada)y cebollas, tradicionales de la ciudad de Tupiza, Tarija, Chuquisaca.
  • Jak’alawa: Caldo espeso de choclo molido con cueritos de cerdo y papa.
  • Jank’akipa: Caldo espeso de maíz tostado y molido con carnes y papa.
  • Jauri uchu: Caldo de salvado y ají con carne de conejo, vaca y cordero, papa y fritos de huevo, harina y cebolla verde. Es comida de velatorio.
  • K’allu: Ensalada de cebolla en cortes grandes, tomate y locoto.
  • K’asauchu: elaborado con panza de res,caldo con aji, papa,tradicional de la ciudad de Tupiza.
  • K’awi: Pecho de vaca frito o en caldo.
  • Laphin: Pecho de vaca (suadero mexicano) asado a la sartén con mote de habas, solterito y papa cocida con cáscara.

Gastronomia de Bolivia

  • Lloqhalla chupe: Caldo sustancioso que contiene locotos soasados a la brasa y cocidos en el líquido.
  • Llusp’ichi: Variedad de lawa de trigo.
  • Matambre: Pecho de vaca en cecina y frito, acompañado con papa cocida con cáscara y mote de maíz.
  • Pan del Valle: De harina integral, es famoso el que se fabrica en Toco, provincia Cliza, que se exporta a la Argentina para consumo de migrantes. Asimismo el Mama Qunqachi (literalmente: que hace olvidar a la madre), de grandes dimensiones.
  • Patas uchu: Ají de patas de res con papa blanca y culantro picado.
  • Papawayk’u: Papa cocida con cáscara.
  • P’ampaku: Versión valluna de la wathiya con carnes de pato, lechón, cordero, pollo y laphin condimentadas. Se sirve con papa y plátanos al horno y ensaladas.

Gastronomia de Bolivia

  • Perdiz a la brasa: Carne de caza a la brasa con guarniciones.
  • Pichones: de paloma fritos o a la brasa con guarniciones. Especialidad del Valle Alto, Cochabamba.
  • Pique macho: Plato con carne picada en cuadros, papas fritas, chorizos, tomates y locotos (de los más picantes, de allí el nombre).
  • Puchero de Carnaval: Variedad de la Olla española con abundante ají amarillo.
  • Pulpito frito: Estómago de vaca frito a la sartén con papa blanca o riñones al caldo.
  • Ranga: Caldo blanco de libro de res con papa blanca y sarsa (cebolla fina y tomate).
  • Rellenos de papa: de papa molida y jigote, rebozados y fritos.
  • Riñón al caldo: Rodajas de riñón de res cocidos en agua hervida con papa blanca.
  • Sajta de lisas: Ají de papalisa con filamentos de charque y papa blanca.
  • Silica: Caldo mañanero de hígado con papa blanca.
  • Sillp’anchu: Carne delgada apanada y frita con arroz, papas en rodajas, huevo frito y salsa de cebolla, tomate y locoto en cubitos.
  • Solterito: Cebolla a la juliana, tomate y locoto picados y Quesillo Cochabambino desmenuzado.
  • T’eqo: Caldo rápido de carne molida, huevos y papa runa golpeada en batán.
  • Tomatada de such’is: Pescado de río con ahogado de tomate, cebolla y locoto. Se acompaña con papas blancas.
  • Trancapecho: Sillpa’nchu completo en pan (sandwich).
  • Triunvirato: Mixto de riñón al caldo, ranga y pulpito frito.
  • Uchuku aiquileño: Tres colores de ajíes con variedad de carnes, chuño y papa.
  • Vizcacha: Comida de caza frita a la sartén con guarniciones.

Gastronomia de Bolivia

Postres

  • Misk’iq’eta (Arrope): Postre elaborado con harina de maiz, azúcar o chankaka, es uno de los ingredientes para la elaboración de la chicha.

Bebidas

  • Chicha: Bebida derivada de la fermentación del maíz propiua de los valles como Tupiza, Tarija Chuquisaca, cochabamba, etc.
  • Garapiña: Bebida similar a la chicha, pero mezclada con helado de canela, coco rallado y ocasionalmente con frutillas.
  • Guarapo: Bebida dulce alcoholica tradicional a base de la fermentación de la uva.
  • Ajenjo: Es la única región donde todavía se fabrica la bebida espirituosa para Carnaval.
  • Cerveza: Tradicional cerveza Stout de consumo local.
  • Mistelas: Licor de frutas maceradas en alcohol.
  • Vino patero: vino criollo.

Gastronomia de Bolivia

Platos del Trópico

  • Cuñapé: pan de almidón con queso (parecida pero no igual a la almojábana de Colombia y al pan de queso de Brasil).
  • Locro: Caldo de gallina con plátano y arroz.
  • Majadito: arroz aguado con filamentos de charque y plátano frito (aunque existe también el majadito seco).
  • Masaco: Plátano verde molido en tacú con charque o chicharrón de cerdo.
  • Pacú: Pescado de río frito con guarniciones.
  • Pan de arroz: Pan al horno hecho de arroz y queso en hojas de plátano.
  • Patasca: del quechua pataska: mote sin cáscara. Es sopa de mote con cabeza de chancho, carne de segunda y colorante
  • Roscas paraguayas: Rosquillas de almidón al horno.
  • Surubí: Pescado de río frito en sartén con guarniciones.
  • Zonzo: Yuca molida con abundante queso amasado en palo y a la brasa.
  • Tamal, Huminta: Maiz aplastado envuelto en hoja de choclo al horno.

Gastronomia de Bolivia

Postres

  • Cuajadilla: Postre de leche cortada con miel de caña.
  • Gelatina de pata: Postre fabricado con pata de res.

Bebidas

  • Ambrosía: leche recien ordenada de la vaca con un poco de singani.
  • Sucumbe: leche con canela y azúcar hervida con singani, se lo sirve caliente.

Gastronomia de Bolivia

Bolivia es el único país que llevó a la quiebra a McDonals.

Solo un país fue el que logro resistir durante años el acoso del imperio de la hamburguesa, hasta que consiguió convencer a los responsables de este ejército de comida rápida que, al menos en aquella esquina del mundo, la batalla estaba perdida.

Y no fue por falta de interés. Durante cinco años, entre 1997 y 2002, McDonalds hizo lo imposible por adaptarse a los gustos del consumidor boliviano, aún a riesgo de adulterar su imagen internacional, la misma en Tokio o en Buenos Aires, en Moscú o en Ciudad del Cabo.

De esta manera, incorporó a sus menús la llajwa, la salsa con la que los clientes de aquel país aderezan sus platos, y acompañó a los clientes con las melodías folclóricas más pegadizas.

Pero ni de ese modo. Después de un lapso de insatisfactorios resultados económicos, la casa norteamericana de hamburguesas decidió cerrar los ocho restaurantes que había abierto en las tres principales ciudades del país, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. No lo volvió a intentar. Tampoco en ningún otro punto del planeta se había visto antes en esta posición.

Gastronomia de Bolivia

Gastronomia de Bolivia

¿Por qué los consumidores bolivianos dieron la espalda a las que, para el resto del planeta, son unas irresistibles hamburguesas? ¿Por qué la empanada, el plato típico del país, ha derrotado a tan poderoso enemigo?

Cocineros, historiadores, nutricionistas y sociólogos,  además de al que fuera responsable de la franquicia de McDonald”s en Bolivia, Roberto Udler. Todos ellos parten de una premisa básica: la explicación no está en el producto en sí, del que muchos de ellos no dudan en destacar su sabor y que es el mismo que en cualquier otro restaurante de la cadena, sino en la mentalidad de los consumidores bolivianos.

Los expertos creen que la explicación hay que buscarla en el apego de lo bolivianos no sólo a los productos de la tierra, sino a una mentalidad que sigue dando especial valor a los platos que tienen tras de sí muchas horas de cocina a fuego lento.

Gastronomia de Bolivia

 

http://www.arecetas.com/gastronomia-america-sudamerica-bolivia.html

 

Cochabamba: un día para comer y el otro también

14 Sep

Los tradicionales pique macho de la Casa de Campo y silpancho del Palacio del Silpancho. - Fabiola Chambi Los Tiempos

Los tradicionales pique macho de la Casa de Campo y silpancho del Palacio del Silpancho. – Fabiola Chambi Los Tiempos

COCHABAMBA |

El “arte de preparar una buena comida” es la definición que la Real Academia de la Lengua Española (RAE) le da a la palabra gastronomía; sin embargo, en Cochabamba este significado va más allá, pues la amplia oferta culinaria hace que además de los exquisitos sabores, la hora, el lugar y el costo no sean inconvenientes.

Ch’anka de pollo o de conejo, silpancho, pique macho, sajta de papaliza, picante de pollo, lambreado de pichón, chicharrón de cerdo, chupes de lacayote y zapallo, chaques de trigo y quinua, jak’alawa, jarwiuchu, pampaku, escabeche de patitas, humintas al horno, k’allu… una interminable lista de deliciosos platos típicos de la gastronomía valluna, justifican a Cochabamba como la “Capital gastronómica de Bolivia”.

Una denominación que fue sancionada por la Asamblea Legislativa Plurinacional el 28 de diciembre de 2011 a través de la Ley Nº 217que reconoce la diversidad culinaria propia de las regiones, provincias y municipios de la Llajta.

Sin embargo, aunque muchos no lo sepan, cada día de la semana en Cochabamba está dedicado a determinados platos que se pueden encontrar en diferentes restaurantes típicos o puestos de comida al paso en toda la ciudad y sus alrededores; una iniciativa que surgió el 2010 desde la Unidad de Turismo de Cercado como una manera de dejar establecidas ciertas costumbres ya popularizadas en el quehacer cochabambino.

Al respecto, Ramón Rocha Monroy, reconocido escritor y cronista de la ciudad explica cómo se origina la concepción de la comida por día. “Lo típico de Cochabamba no es el menú sino la especialidad y ésta se circunscribe a uno o dos platos por día desde el domingo”, afirma.

También Rocha destaca como aspecto clave el sábado, considerado un día muy laborioso ya que en Cochabamba “todos somos más o menos comerciantes y dejamos para el domingo el disfrute familiar alrededor de un buen plato”.

“Vamos a compartir un platito”

En familia o en grupos de amigos las constumbres q’ochalas buscan momentos de compañía que no serían completos si no estuvieran matizados por los exquisitos platos, la bebida característica y la buena música.

De lunes a viernes estos son los “platitos día a día de la Llajta”:

Lunes: Kardan caldito, enrrollado, escabeche y chorizo criollo.

Martes: Ranga, rellenos de papa, ch’anka de gallina y anticuchos.

Miércoles: Ají de patas, riñones, locoto relleno y puchero.

Jueves: Picante mixto, fideus uchu, laping y trancapecho.

Viernes: Planchitas, k’allu, lechón y pique macho.

Sábado: Lomo borracho, jarwi uchu, lambreado de conejo y  habas pejtu.

Domingo: Salteñas, sopa de maní, chicharrón y pampaku.

El silpancho es considerado como el plato que probablemente más caracteriza a Cochabamba porque nació en la Llajta y su tradición se ha expandido en todo el país y también fuera de él.

Pero también están los antojitos de cada día, entre los que podemos mencionar el api, pastel y buñuelos, sándwich de chola, humintas, empanadas, rosquetes tradicionales y las infaltables chicha y garapiña. (Ver galería)

Los restaurantes famosos y las caseritas

En Cochabamba hay restaurantes que son tradición indiscutible en cuanto a comida se refiere, casi una obligación conocerlos  y a donde se debe llevar a alguna visita para quedar bien; pero también están los puestos de las caseritas que encontramos en todo lugar dispuestos para satisfacer el exigente paladar cochabambino.

De todo, para todos y al alcance de cualquier bolsillo, son las razones para que a más de uno se escuche decir: “no hay mejor lugar que Cocha para comer“.

Y como no es lo mismo leer que ver, Lostiempos.com recorrió diferentes lugares, los famosos, los típicos, los tradicionales, los escondidos, los infaltables, los mejores, restaurantes y puestos de comida al paso, para mostrarles la amplia y exquisita oferta gastronómica de la Llajta. Aquí pueden ver el video.

Nomenclatura gastronómica en Cochabamba

Ají de flores de chilijchi: Flores de ceibo rehogadas con cebolla, tomate y locoto, y papas blancas.

Conejo lambreado: Cuy rebozado con pan molido y frito, rociado con chorrillana y con guarniciones de chuño p’uti y papa blanca.

Chajchu: Filamentos de carne de res, cebolla verde, habas tiernas, chuño picado, tajadas de huevo duro, salsa de cebolla a la juliana, tomate y locoto, y ahogado de ají colorado.

Chanka de conejo: Cuy tierno cocido y aromado con hierbabuena, cebolla verde, haba tierna, papa blanca y llajua de locoto. También se prepara de gallina.

Chaqe de quinua: Caldo espeso de quinua con papa.

Chaqe de trigo: Caldo espeso de trigo cocido con papa.

Chicharrón de cerdo: Cocido al perol en su propia manteca, con mote de maíz blanco y llajua de locoto.

Chupe de papalisa: Caldo de papalisa picada.

Enrollado: embutido de carne de cerdo con especias, que se sirve con escabeche.

Escabeche de patitas de cerdo: manitas de cerdo al vinagre.

Fidius uchu: Ají de tallarines con caldo espeso, colitas de vaca, chuño y papa.

Habas pejtu: Habas tiernas, charque en filamentos, rehogado de cebolla y ají y papa blanca.

Humintas: tamales de choclo (maíz blanco tierno) rellenos con queso, cocidos al vapor en la chala del choclo.

Jakalagua: Caldo espeso de choclo molido con cueritos de cerdo y papa.

Jankakipa: Caldo espeso de maíz tostado y molido con carnes y papa.

Jauri uchu: Caldo de salvado y ají con carne de conejo, vaca y cordero, papa y fritos de huevo, harina y cebolla verde. Es comida de velatorio.

K’allu: Ensalada de cebolla en cortes grandes, tomate y locoto.

k’asauchu: Variedad de caldo espeso con ají.

Kawi: Pecho de vaca frito o en caldo.

Lappin: Pecho de vaca (suadero mexicano) asado a la sartén con mote de habas, solterito y papa cocida con cáscara.

Llokhalla chupe: Caldo sustancioso que contiene locotos soasados a la brasa y cocidos en el líquido.

Lluspichi: Variedad de lagua de trigo.

Matambre: Pecho de vaca en cecina y frito, acompañado con papa cocida con cáscara y mote de maíz.

Miskik’eta: Postre elaborado con borra de chicha en elaboración.

Pan del Valle: De harina integral, es famoso el que se fabrica en Toco, provincia Cliza, que se exporta a la Argentina para consumo de migrantes. Asimismo el Mama Qonqachi (literalmente: que hace olvidar a la madre), de grandes dimensiones.

Patas uchu: Ají de patas de res con papa blanca y culantro picado.

Papawaiku: Papa cocida con cáscara.

Phampaku: Versión valluna de la huatía con carnes de pato, lechón, cordero, pollo y lappin condimentadas. Se sirve con papa ylátanos al horno y ensaladas.

Perdiz a la brasa: Carne de caza a la brasa con guarniciones.

Pichones: de paloma fritos o a la brasa con guarniciones. Especialidad del Valle Alto, Cochabamba.

Puchero de Carnaval: Variedad de la Olla española con abundante ají amarillo.

Pulpito frito: Estómago de vaca frito a la sartén con papa blanca o riñones al caldo.

Ranga: Caldo blanco de libro de res con papa blanca.

Rellenos de papa: de papa molida y jigote, rebozados y fritos.

Riñón al caldo: Rodajas de riñón de res cocidos en agua hervida con papa blanca.

Sajta de lisas: Ají de papalisa con filamentos de charque y papa blanca.

Silica: Caldo mañanero de hígado con papa blanca.

Silpancho: Carne delgada apanada y frita con arroz, papas en rodajas, huevo frito y salsa de cebolla, tomate y locoto en cubitos.

Solterito: Cebolla a la juliana, tomate y locoto picados y quesillo desmenuzado.

T’eqo: Caldo rápido de carne molida, huevos y papa runa golpeada en batán.

Tojorí: Mazamorra de maíz willkaparu molido en trozos grandes.

Tomatada de suches: Pescado de río con ahogado de tomate, cebolla y locoto. Se acompaña con papas blancas.

Trancapecho: Silpancho completo en pan.

Triunvirato: Mixto de riñón al caldo, ranga y pulpito frito.

Uchuco aiquileño: Tres colores de ajíes con variedad de carnes, chuño y papa.

Vizcacha: Comida de caza frita a la sartén con guarniciones.
Fuente: Blog de Ramón Rocha Monroy

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/cochabamba-al-dia/20120914/cochabamba-un-dia-para-comer-y-el-otro-tambien_185416_393250.html

Gastronomía de Cochabamba

14 Sep

Les comparto este excelente trabajo de recopilación de comidas cochabambinas hecha por el periodista W. Flores-Medina y los invito a visitar su sito ya que ahi se podran actualizar sobre  todo lo que esta ocurriendo en Bolivia.

http://www.execlub.net

Gastronomia de Cochabamba

El chicharron es el plato estrella y representativo de la región. Este plato cocinado con carne de cerdo, maiz …, es sabroso y muy degustado. Los domingos y feriados en muchos lugares del valle y pueblos de la periferia, se ofrece con alegría y sana hospitalidad. Es motivo para compartit en familia.

Sillp’anchu (voz quechua significa carne aplanada delgada) conocido como sillpancho es una plato típico de Bolivia, más exactamente del departamento de Cochabamba. este plato es relativamente contemporáneo al no tener más de 60 años desde que se lo preparo por primera vez como se lo conoce. Se compone de arroz, papas, un lonja circular de carne de vaca procesada con pan y fritada que cubre la mayor parte del plato, y uno o dos huevos. Suele venir con papas hervidas despues fritas y, para concluir, una ensalada de cebolla y tomate en la parte superior.

El plato originalmente no llevaba el arroz y el huevo siendo así que doña Celia la Fuente Peredo 1928-2008 fue la primera en ponerle todos los ingredientes como ahora se conoce al sillp’anchu.

En Cochabamba es común encontrar lugares dedicados exclusivamente al expendio de este plato. En la noche son fácilmente reconocibles por llevar un foco o bombillo con una visera en la parte superior del mismo que los caracteriza

Curiosidades

La sillpancheria de doña Celia aun sige funcionando en la calle Lanza #026 esq. Ecuador (actualmente es atendido por su hija) donde se puede apreciar claramente su fotografia y la medalla al merito del departamento de Cochabamba por su invaluable contribucion a la gastronomia.

El sillpancho ha dejado de ser un plato tradicional de Cochabamba para convertirse en un plato tradicional de Bolivia y se sirve en muchos restaurantes con diferentes variaciones.

Huminta

Las humintas o humitas (del quechua: jumint’a) son un alimento de origen andino, tradicional de Bolivia .Consiste básicamente en una pasta de masa de maíz cocido y levemente aliñada de aceite, envuelta y finalmente tostada en las propias hojas de la mazorca.

Hay muchas similitudes con platos sudamericanos pero en esos tienen condimentos y a veces carne. las Humintas son mas parecidas a los tamales mexicanos

Recomendaciones

-pique macho : comer en dia sábado, preferiblemente por la tarde entre las 3 y las 6 de la tarde la hora justa son a las 4 de la tarde nunca en la noche ni en la mañana!, acompañar con una buena cerveza Taquiña!

-Chicharron : comer en dia domingo por la mañana entre las 10 y las 11 , nunca demasiado antes por que estaras borracho y nunca despues de las 12 porque el producto ya no esta fresco, acompañar con llawhjua, de beber una buena chicha!

-Sillp’anchu : Comer preferentemente el dia jueves! antes del viernes de farra! este plato es economico y muy sabroso , se puede acompañar con llawhjua.

-Humintas : Esta se comen con la familia no recien salidas de la olla , o del horno sino esperando un poco ya que salen muy calientes y a degustar! acompañar con cafe! nunca con leche ya que esta echo de maiz y al mezclarlo puede resultar empalagoso.

Otros platos y bebidas cochabambinas

* Conejo lambreado: Cuy rebozado con pan molido y frito, rociado con chorrellana y con guarniciones de ch’uñu phuti y papa blanca.

* Ch’ajchu: Filamentos de carne de res, cebolla verde, habas tiernas, chuño picado, tajadas de huevo duro, salsa de cebolla a la juliana, tomate y locoto, y ahogado de ají colorado.

* Chhanqa de conejo: Cuy tierno cocido y aromado con hierbabuena, cebolla verde, haba tierna, papa blanca y llajua de locoto. También se prepara de gallina.

* Ch’aqi de quinua: Caldo espeso de quinua con papa.

* Ch’aqi de trigo: Caldo espeso de trigo cocido con papa.

* Chicharrón de cerdo: Cocido al perol en su propia manteca, con mote de maíz blanco y llajwa de locoto.

* Chupe de papalisa: Caldo de papalisa picada.

* Enrollado: embutido de carne de cerdo con especias, que se sirve con escabeche.

* Escabeche de patitas de cerdo: manitas de cerdo al vinagre.

* Fidius uchu: Ají de tallarines con caldo espeso, colitas de vaca, chuño y papa.

* Habas pejtu: Habas tiernas, charque en filamentos, rehogado de cebolla y ají y papa blanca.

* Humintas: tamales de choclo (maíz blanco tierno) rellenos con queso, cocidos al vapor en la hoja del choclo.

* Jak’alawa: Caldo espeso de choclo molido con cueritos de cerdo y papa.

* Jank’akipa: Caldo espeso de maíz tostado y molido con carnes y papa.

* Jauri uchu: Caldo de salvado y ají con carne de conejo, vaca y cordero, papa y fritos de huevo, harina y cebolla verde. Es comida de velatorio.

* K’allu: Ensalada de cebolla en cortes grandes, tomate y locoto.

* K’asauchu: Variedad de caldo espeso con ají.

* K’awi: Pecho de vaca frito o en caldo.

* Laphin: Pecho de vaca asado a la sartén con mote de habas, solterito y papa cocida con cáscara.

* Lloqhalla chupe: Caldo sustancioso que contiene locotos soasados a la brasa y cocidos en el líquido.

*Llusp’ichi: Variedad de lawa de trigo.

* Matambre: Pecho de vaca en cecina y frito, acompañado con papa cocida con cáscara y mote de maíz.

* Pan del Valle: De harina integral, es famoso el que se fabrica en Toco, provincia Cliza, que se exporta a la Argentina para consumo de migrantes. Asimismo el Mama Qunqachi (literalmente: que hace olvidar a la madre), de grandes dimensiones.

* Patas uchu: Ají de patas de res con papa blanca y culantro picado.

* Papawayk’u: Papa cocida con cáscara.

* P’ampaku: Versión valluna de la wathiya con carnes de pato, lechón, cordero, pollo y laphin condimentadas. Se sirve con papa y plátanos al horno y ensaladas.

* Perdiz a la brasa: Carne de caza a la brasa con guarniciones.

* Pichones: de paloma fritos o a la brasa con guarniciones. Especialidad del Valle Alto,

Cochabamba.

* Pique macho: Plato con carne picada en cuadros, papas fritas, chorizos, tomates y locotos (de los más picantes, de allí el nombre).

* Puchero de Carnaval: Variedad de la Olla española con abundante ají amarillo.

* Pulpito frito: Estómago de vaca frito a la sartén con papa blanca o riñones al caldo.

* Ranga: Caldo blanco de libro de res con papa blanca y sarsa (cebolla fina y tomate).

* Rellenos de papa: de papa molida y jigote, rebozados y fritos.

* Riñón al caldo: Rodajas de riñón de res cocidos en agua hervida con papa blanca.

* Sajta de lisas: Ají de papalisa con filamentos de charque y papa blanca.

* Silica: Caldo mañanero de hígado con papa blanca.

* Sillp’anchu: Carne delgada apanada y frita con arroz, papas en rodajas, huevo frito y salsa de cebolla, tomate y locoto en cubito.

* Papawayk’u: Papa cocida con cáscara.

* P’ampaku: Versión valluna de la wathiya con carnes de pato, lechón, cordero, pollo y laphin condimentadas. Se sirve con papa y plátanos al horno y ensaladas.

* Perdiz a la brasa: Carne de caza a la brasa con guarniciones.

* Pichones: de paloma fritos o a la brasa con guarniciones. Especialidad del Valle Alto,

* Solterito: Cebolla a la juliana, tomate y locoto picados y Quesillo

 El silpancho es un plato seco con carne de res apanada que es frita al sartén, acompañada de uno dos huevos fritos y ensalada cruda de cebolla, tomate y locoto; que es acom

* Trancapecho: Sillpa’nchu completo en pan (sandwich).

* Tojorí: Mazamorra de maíz willkaparu molido en trozos grandes.

* Tomatada de such’is: Pescado de río con ahogado de tomate, cebolla y locoto. Se acompaña con papas blancas.

* Triunvirato: Mixto de riñón al caldo, ranga y pulpito frito.

* Uchuku aiquileño: Tres colores de ajíes con variedad de carnes, chuño y papa.

* Vizcacha: Comida de caza frita a la sartén con guarniciones.

Postres

* Misk’iq’eta (Arrope): Postre elaborado con harina de maiz, azúcar o chankaka, es uno de los ingredientes para la elaboración de la chicha.
Bebidas
* Chicha cochabambina: Bebida moderadamente alcohólica derivada de la fermentación del maíz.

* Garapiña: Bebida similar a la chicha, pero mezclada con helado de canela, coco rallado y ocasionalmente con frutillas.
* Guarapo: Bebida dulce alcohólica tradicional a base de la fermentación de la uva.* T’eqo: Caldo rápido de carne molida, huevos y papa runa golpeada en batán.

En Bolivia, no solamente en Cochabamba, el chicharrón es una carta de presentación que se ha extendido en toda la geografía nacional. Está compuesto de carne, tocino y cuero de cerdo preparado con la misma grasa del animal, mezclado con chicha (bebida alcohólica ancestral elaborada de granos de maíz), en grandes pailas que a su vez están sostenidas en grandes fogones hechos de barro, la mayoría de las veces es preparado en fuego de leña.

La carne de cerdo es acompañada con mote (grano de maíz hervido), papas hervidas con cáscara, aderezada con Llajwa (salsa picante hecha de tomates, locoto y quirquiña, una hierba aromática que le da más sabor.

Otro de los platillos de gran demanda en Cochabamba, aunque en días especiales, es el Pampaku, generalmente los fines de semana. Es cocinado con carne de pollo, res, cordero, cerdo, papa, camote, yuca y plátano que son colocados en un recipiente herméticamente cerrado y enterrado en una fosa que es recubierta con piedras y ladrillos, previamente calentados mediante fuego de leña o carbón, al grado de reventar la piedra.

El envoltorio del pampaku es cubierto con hojas frescas de hierba u hojas de plátano, y luego es tapado completamente con barro. El punto de cocción se produce cuando se resquebraja y sale humo de la hierba fresca quemada, se sirve acompañado con ensalada de verduras frescas y escabeche.

Otra de las ofertas culinarias de Cochabamba es el Chajchu, que está hecho en base a chuño (papa deshidratada), carne frita (preferentemente un brazo de cordero), ají, salsa de chorrellana (frito de cebolla, tomate y locotos), queso y huevo.

Otra de las comidas de Cochabamba que tiene un importante grupo de seguidores es la denominada Jaka Lawa, que está hecha en base a choclo (maíz fresco) molido, acompañado con trozos de carne y cuero de cerdo. Se sirve con quesillo (queso fresco) en un plato hondo.

Una consideración de la gastronomía de Cochabamba es el Charque Taka, que está elaborado con charque de res, arroz, mote (maíz amarillo) papas medianas, huevo, quesillo, tomates, cebollas medianas, locotos amarillos, quirquiña y sal.

El pique macho es otro de los productos estrella de la culinaria del valle. Es un plato elaborado con carne de res picada, salchicha, chorizo, locoto, cebolla, papa frita, que ha ingresado con paso de parada hasta en los hoteles cinco estrellas.

Otros platos y bebidas cochabambinas son el conejo lambreado, que es un cuy rebozado con pan molido y frito, rociado con chorrellana y con guarniciones de chuñu phuti (papa deshidratada con maní y huevo) y papa blanca.

El enrollado, un embutido de carne de cerdo con especias, que se sirve con escabeche, al igual que el escabeche de patitas de cerdo al vinagre, y el fidius uchú, un ají de tallarines con caldo espeso, colitas de vaca, chuño y papa, ocupan también su espacio en la gastronomía de Cochabamba.

Es tal la variedad de platillos que este espacio no alcanzaría nombrarlos. No en vano cuando una persona va a un restaurante y pide el menú tal parece ser un directorio telefónico, por lo extenso.

Hasta los postres son exquisitos en este departamento. Se destacan los rosquetes blancos, masas de harinas especiales adulzadas con un barniz de azúcar molida y huevo, los dulces tradicionales y las empanadas de lacayote, un fruto de gran fibra y sabores deliciosos.

Los panes cochabambinos tienen sello nacional e internacional, como sucede con el pan del valle, que es de harina integral, es famoso el que se fabrica en Toco, provincia Cliza, que se exporta a la Argentina para el consumo de migrantes.

Otro de los panes es el denominado Mama Qunqachi (palabras quechuas que significan que hacen olvidar a la madre), que es de grandes dimensiones y que se venden diariamente en los mercados de la ciudad y de las provincias, al igual que en las terminales del transporte terrestre.

Platillos y frutas del valle de Zongo seducen a los paceños

30 Jun

 

Platillos y frutas del valle de Zongo seducen a los paceños

Marco Aguilar / Página Siete. Frutas y verduras en gran cantidad se ofertaron en la feria agropecuaria.

Carla Hannover  / La Paz
El colorido de las frutas y verduras y el aroma de los pescados a la parrilla se apoderaron del Parque Urbano Central, que  recibió ayer a los productores del valle de Zongo, ubicado al noreste de la ciudad,  en una feria de productos agropecuarios. Papayas, cocos, chocolates  y arroz ecológico, entre otros artículos, fueron las ofertas  de la feria  que reunió a  más de 60  productores de esa región.
“Están bien nomás los precios”, comentó doña Mariela Flores mientras recorría la feria con un enorme coco en la mano. La fruta fue una de las más consumidas ayer por quienes se dieron cita a la feria, pues su precio no superaba los cinco bolivianos. “La gente se está llevando hartos cocos para combatir el calor y  porque están regalados”, agregó doña Zulma Villanueva, quien junto a las frutas comercializó chocolate, yuca  y arroz ecológico, “ese que no está fumigado”, aclaró.
Desde temprano,  cerca de 60 productores de las comunidades de Kelequelera, Buenos Aires, Yurumani, Zongo Choro, Huayllipaya  y  Tiquimani, entre otras, acomodaron sus productos con la esperanza de una venta masiva.
Cerca del mediodía, doña  Marina Ortiz pedía que la feria se extienda un día más, pues aún no había terminado de comercializar  la montaña de papayas que trajo desde KeleKelera. “Las estamos rematando a dos bolivianos las más pequeñas y a cinco bolivianos las más grandes. Quisiera quedarme un día más para no volver con el producto”, dijo.
Sucede que los paceños que se dieron cita a la feria, al menos los que fueron cerca del mediodía,   cayeron seducidos por los  aromas que despedían los stands del área de gastronomía. Allí los comensales hacían largas filas para comprar un plato “bien servido” de  la tradicional wathia, de  chicharrón de trucha, de charquekán de llama  o de sábalos y truchas  a la parrilla que en cuanto a precio no superaban los 30 bolivianos.
Ni hablar de la sajta de trucha, que doña Ximena Caero preparó para  la feria. “La sajta de trucha es similar a la de pollo, porque lleva papa, tunta y jigote, salvo la  carne que es  la de pescado y su  preparación porque se la hace cocer al vapor”, contó. “Este plato ha sido el primero en agotarse y ni siquiera es la una de la tarde (13.00)”, agregó contenta.
Mientras algunos hacían fila por los platillos, otro grupo de gente se dio cita a la feria para participar en la elección de la Cholita de Zongo 2016, evento que se desarrolló como parte del programa cultural del encuentro.
Uno de ellos fue el subalcalde de la zona  Gabino Cadena, quien hizo de jurado. “Se decidió realizar la elección de la Cholita de Zongo  en el marco de esta feria porque queríamos aprovechar la masiva  concurrencia de la gente”, explicó Cadena a Página Siete. El título recayó sobre   Sonia Jurado, una joven de 20 años de la comunidad Llaullini. La elección estuvo amenizada por un grupo de bailarines de saya  que participó en el evento.
Si bien el encuentro permitió promocionar los productos de esa localidad, también posibilitó a sus habitantes hablar sobre las necesidades que tiene el sector. “Zongo está olvidada por las autoridades. Faltan buenos colegios, por eso me vine a vivir aquí, a la ciudad,  con mis hijos”, contó doña Rosa Esperanza, quien comercializó empanadas de Zongo, además de lima y coca. “Ojalá pronto se puedan ver mejoras en el municipio”, dijo.
Datos de  Zongo
  • Pisos  El valle de Zongo  alberga una variada cantidad de pisos ecológicos, en alturas que van desde los 6.088 hasta los 800 metros sobre el nivel del mar.
  • Habitantes  El municipio de Zongo tiene cerca de 5.000 habitantes, que se dedican en su mayoría al cultivo de productos ecológicos.
  • Ubicación  El valle de Zongo se encuentra ubicado al norte de la ciudad de La Paz, en los contrafuertes orientales de la Cordillera Real. El valle está atravesado por el río Zongo, que nace de los deshielos del Huayna Potosí y termina en el río Coroico.
  • Coca  Zongo  es un centro importante de producción de coca, muy cotizada por ser considerada “dulce” y agradable para masticar. De ahí que en la feria, la hoja fue uno de los productos más populares.
  • Historia  El valle de Zongo era importante económicamente en el incario, según  la documentación dejada por los españoles durante la Colonia. En la actualidad se pueden observar  restos arqueológicos  en forma de caminos y sistemas  agrícolas, construcciones arquitectónicas y hasta restos de pueblos abandonados de  las culturas tiwanacota e inca.

http://www.paginasiete.bo/noticias/

Comida típica y vegetariana a 10 bolivianos en La Paz

10 Jun


16 restaurantes paceños ofrecerán lechón vegetariano, papa a la huancaína de quinua y otras comidas a sólo 10 bolivianos, en el I Festival Gastronómico de Comida Sana, a efectuarse en el Campo Ferial del Bicentenario, La Paz.

Con sólo 10 bolivianos la población podrá degustar la papa a la huancaína de quinua, el queque de papa, la tucumana vegetariana, hamburguesa de lenteja, el lechón vegetariano, el revuelto de tofú, el pastel de carne de soya, el chorizo de quinua, la jawita de Chulumani, el no pollo frito con salsas, el chicharrón de soya o la sajta vegetariana.

La comida podrá ser acompañada de jugos y ensaladas de frutas, el refresco de quinua y piña; el api con pastel de queso, también será parte del evento. También, en el evento habrá la venta de plantas, flores y accesorios.

Este sábado y domingo, desde 09.00 hasta las 16.00, la Oficialía Mayor de Promoción Económica de la Alcaldía paceña realizará el I Festival Gastronómico de Comida Sana en el Campo Ferial del Bicentenario.

La responsable del área, Lina Alcázar, señaló el objetivo es promocionar las unidades económicas del rubro gastronómico vegetariano y fomentar la interculturalidad con actividades que estimulen la conciencia medio ambiental.

“Los expositores están enfocadas en ofrecer alimentos sanos y ricos en base a los platillos típicos paceños y productos nutricionales andinos como la quinua”, afirmó.

Los visitantes podrán participar de la meditación guiada de reiki, la alimentación integral del ser, ejercicios en hata yoga y yoga inboud, talleres de cocina vegetariana, comida consciente y de preparación de carne vegetal (tofú y gluten).

– See more at: http://www.erbol.com.bo/noticia/cultura/27092013/comida_tipica_y_vegetariana_10_bolivianos_en_la_paz#sthash.sEz7It5F.dpuf

DE QUÉ SE ALIMENTA EL PODER

19 May

La cocina de Palacio Quemado

Pablo Ortiz/ portiz@eldeber.com.bo

Cuando a Evo Morales le ataca el hambre, llega sin avisar a la cocina de Palacio Quemado y pregunta: “¿Cómo es, jefes? ¿Qué es la comida, ya está?“. Ahí lo esperan Gerardo Mamani y Julio Terrazas que, si no tienen listo el almuerzo, le improvisan una porción de atún acompañado de unas papas hervidas y cebolla recién cortada para que calme la ansiedad.

Como todos los días, a las tres de la mañana, Gerardo y Julio han llegado hasta Palacio y han atravesado oficinas que aún duermen, escaleras oscuras y pisos de madera crepitantes, hasta llegar a su puesto de trabajo: la cocina. Es un cuarto grande en el que bien podría caber una suite con cama matrimonial, baño y vestidor, pero aquí nada huele a hogar. Hay mesones de granito rojo, anaqueles de color café, que solo podrían haber sido elegidos por algún burócrata de principios de los 80. También hay una cocina vieja, blanca y pesada como una matrona de estancia, que parece acomplejada y jubilada. La ha reemplazado una cocina industrial, con hornillas que parecen flores de cuatro pétalos cubiertas de hollín. El único adorno que reina sobre los azulejos blancos, como de una clínica, es un afiche que muestra a Evo Morales junto a Túpac Katari, coronado con la frase Volveré y seré millones.

La cocina de Palacio

Allí, sobre una mesa de acero inoxidable que podría estar en un laboratorio bioquímico, se dispone la comida del presidente. Se sirve sobre la vajilla oficial, blanca, de porcelana y marcada con el escudo de Bolivia. Los cubiertos son pesados, de plata resplandeciente, pero parecen tan viejos y anacrónicos como los adornos del Salón Dorado. La sopa, un chairo clarito, suave, apenas condimentado con orégano seco, descansa sobre un conjunto de dos platos y una bandeja con bordes de plata, que deben estar echando de menos un museo especializado en el barroco virreinal. De segundo, Morales comerá un poco de phisara de quinua, una porción de surubí apanado y frito y una ensalada de choclo de grano grande y cuadraditos de verduras al vapor. Si el pescado fuera hervido y no frito, el menú presidencial bien podría servirse en cualquier hospital del país. Incluso el postre, una gelatina, parece recetado por un médico, no ideado por un chef.

La comida presidencial

“El menú lo define todos los días la jefa de gabinete”, cuenta Gerardo, gordito, sonriente, amable. Trabaja hace 25 años en Palacio Quemado y es una enciclopedia de los gustos de sus inquilinos. Si bien cada mandatario impuso el menú de la región en la que nació, Gerardo tuvo que adaptar su cocina al proceso de cambio: el menú de Palacio Quemado fue lo primero que cambió en el país tras el ascenso de Evo Morales al poder. Los langostinos que solía encargar Goni, las ensaladas César que obsesionaban a Carlos D. Mesa o los pretzel de Tuto Quiroga, fueron cambiados por el chuño, la quinua y el charque de cordero y de llama.

La comida presidencial y sus creadores

EL SABOR DEL PODER

El primer presidente que Gerardo tuvo que atender fue Jaime Paz Zamora. Allí tuvo que aprender cómo se hacía el saice tarijeño original, pero lo que nunca podía faltar era una patasca rara que le gustaba al ‘Gallo’, hecha con sábalo del Pilcomayo en lugar de cabeza de chancho. Con Hugo Banzer, llegó el oriente a Palacio. Incluso se hizo traer de San Javier un tacú mediano para que los cocineros machaquen el plátano y la yuca con el que hacían masaco a diario. Como no les salía tan bien ni el majadito ni el locro carretero, les trajo una mama chiquitana para que los instruya. Los cocineros alucinaban con el bufé de los desayunos, que además de masaco incluían bizcochos de maíz, jallullas y cuñapeses.

Palacio Quemado, Plaza Murillo de La Paz

Cuando lo reemplazó Tuto Quiroga, los cocineros de Palacio se aburrieron. Casi nunca almorzaba. Recuerdan que alguna vez le dieron una trucha a la mantequilla, pero poco más. Tuto era fanático de los quesos de distinta variedad, del buen vino tarijeño y de los pretzel, bocadillo gringo que es un bizcocho de trigo salado, horneado en forma de corbatas que él llevaba a Palacio.

Con Gonzalo Sánchez de Lozada, todo se volvió más gourmet. Al ‘Gringo’ no le gustaban las sopas cargadas, se apuntaba al consomé o las cremas y siempre había un plato con mariscos. Pero no es por la comida que lo recuerdan, sino por febrero y octubre negro. Fue el momento más difícil que vivió Gerardo en Palacio (Julio entró con Evo). Lo revive con Eleuterio Maldonado, garzón que comenzó a servir al poder en los tiempos del Gallo.

“El día del enfrentamiento de militares y policías, nos sacamos el uniforme y nos pusimos mandiles de enfermeros para ayudar a meter a los ‘sarnas’ al Palacio. Eran changuitos, no sabían activar los gases lacrimógenos ni agarrar un arma. Recuerdo a un teniente con un disparo en la cabeza”, cuenta Eleuterio.

Ese día, estaba prevista una cena grande en Palacio, pero a media mañana, todo el edificio estaba lleno de gas. Goni estaba encerrado en una oficina que no era la suya y, en el afán de sacarlo, los de Inteligencia idearon un plan: disfrazar a un mesero que se le parecía. Lo vistieron de saco y corbata, pero Eleuterio le recordó que si lo atrapaban, lo mataban. Al final, Goni salió huyendo en una vagoneta verde, blindada, y el mesero fue falso presidente por solo unos minutos.

El exrpresidente, Gonzalo Sánchez de Lozada

Fue Manuel Suárez, viceministro de Coordinación Gubernamental, doctor en Ciencias Políticas y chef, el que les ordenó marcharse. Ya para ese momento, los conscriptos asaltaban el archivo buscando papeles para hacer fuego en el hall, tratando de combatir el efecto del gas lacrimógeno. Los cocineros se fueron, pero cuando volvieron encontraron todo revuelto. Una bala de un francotirador había destrozado el piano del Salón de los Espejos, los militares habían forzado todas las oficinas buscando plata y habían tapiado las puertas y ventanas con muebles, creando barricadas para resistir por si la poblada tomaba el Palacio.

Eduardo Rodríguez Veltzé y Carlos Mesa

Cuando volvió todo a la normalidad, Carlos D. Mesa era el presidente. Tardaron días en limpiar y volver a cocinar. Con Mesa, el menú se volvió monótono. Cenaba siempre lo mismo: lomito al horno con puré de papas y ensalada César.

Eduardo Rodríguez Veltzé estuvo muy poco tiempo y era tan frugal y serio para comer, como cuando declara sobre la demanda marítima en La Haya: su plato favorito era la sopa de pollo.

Descolonizar la cocina

“Con el jefe todo cambió. No conocíamos antes la quinua, laguas, chuños. Con él apareció la jancakipa (lagua de maíz). A las cinco de la mañana ya tiene que estar lista, con su charquecito de huesito de cordero, con sus papitas y verduras”, cuenta Gerardo. Él también le dice ‘jefe’ a Evo Morales y se nota que le tiene cariño. Cuenta que antes el presidente nunca pisaba la cocina. Evo y Álvaro García Linera, en cambio, se meten, manotean un postre o un platillo, no esperan a que les sirvan.

Ese fue otro cambio. Salvo Víctor Hugo Cárdenas, que de vez en cuando aparecía con su esposa portando una olla con wallake (una especie de sopa de pescado y papa, condimentada con cilantro y otras hierbas), ningún vicepresidente almorzaba al lado de su presidente. Cuando coinciden, cuando Evo no está de viaje, almuerzan juntos. Eso sí, los gustos son muy distintos. Evo Morales es más frugal, siempre come algo de phisara de quinua (el grano andino cocinado como si fuera arroz tostado), una sopita, pescado a la plancha. De tomar, algún refresco hervido: mocochinchi, cebada o soya. Nunca gaseosas.

El menú presidencial

Álvaro, en cambio, ejerce de cochabambino. Él se apunta a los ajíes, a lo picante. Por eso siempre hay unas costillas al jugo, un buen picante de pollo o una sajta para complacer sus gustos. Es más, su plato favorito tiene un nombre políticamente incorrecto: ajiaco a la chilena, una sopa con huevos enteros y ajíes verdes. De postre, devora los dulces y luego, como bajativo, toma un té verde.

Pese a que ya lleva una década en Palacio, que ha amoldado su figura a los trajes de buen corte, que ha abandonado las chompas coloridas por chamarras diseñadas exclusivamente para él, Evo Morales no ha cambiado sus gustos al comer. Sigue desayunando lagua, como cuando no había absolutamente nada más que comer en la aridez de Orinoca. Eso es las 5:00. A las 8:00, que es cuando las personas comunes desayunan, él va por su tercera reunión del día y suele acompañarla con leche y avena. No volverá a comer nada más hasta el almuerzo. Por eso, los cocineros se esfuerzan en tenerlo listo máximo a las 11:30.

El presidente en un desayuno con la Selección de Bolivia

Eso sucede cuando él no viaja, es decir, rara vez. Evo suele irse de Palacio a las 9:00 y come lo que le invitan en los actos. “Lo hace por educación”, dice un fotógrafo, “pero eso le trae problemas estomacales, porque no siempre cocinan con cuidado”.

Cuando no ha probado bocado, hace una escala en El Alto y los cocineros llevan el almuerzo hasta el hangar presidencial. A veces, no se aguanta y vuelve a almorzar en Palacio. No es raro que al binomio presidencial también se le sume la esposa del ‘vice’, Claudia Fernández. En la mesa pueden coincidir Juan Ramón Quintana (fanático de los sándwiches de jamón y queso) y Alfredo Rada.

El vicepresidente Álvaro García Linera y su esposa, Claudia Fernández

Nunca les han pedido platos especiales. Cuando se pusieron creativos e hicieron una trucha con salsa de mariscos, a Evo no le gustó y casi ni comió. Solo varían el menú por razones de salud. Ese fue el caso de Óscar Coca, que estaba enfermo cuando fue ministro de la Presidencia. También deben preparar algo ligero cuando va el ministro de Educación, Roberto Aguilar, que padece diabetes. A ese mismo menú sano se suma Carlos Romero, ministro de Gobierno, pero por cuidar la línea.

La despensa de Palacio casi nunca está llena. Los charques de llama y cordero y la quinua llegan religiosamente desde Oruro, pero todo el resto se compra a diario. No son muchas. Bien podrían ser las compras de una familia numerosa. Para alimentar a diario al núcleo del poder en Bolivia bastan un pescado grande y dos kilos de lomito. Gerardo y Julio lo harán alcanzar para 16 personas. Eso sí, para los ataques de hambre del ‘jefe’, siempre hay lista una lata de atún, cebollita cortada y unas papitas blancas. Con eso basta.

Los cocineros presidenciales llegan a las 3:00 al trabajo

Postres de hoja de coca

En un pocillo austero, proletario al lado de la vajilla presidencial, hay una pasta verde, como una papilla que El increíble Hulk le daría a su hijo si pudiera reproducirse. Es mousse de coca, un postre ideado por los cocineros de Palacio para agradar al jefe. Es un mousse normal, pero con harina de coca. La conjunción de crema de leche, azúcar y coca tiene un sabor interesante y deja un gusto picantito después del tercer bocado. El amargor de la coca persiste, pese al dulce añadido.

Antes de la asunción de Evo Morales, los cocineros solían comprar los postres de alguna confitería del centro paceño. Cuando el personal del nuevo Gobierno se enteró, les llamaron la atención. Eran tiempos de paranoia y no les parecía seguro alimentar al ‘número uno’ con algo cocinado por un desconocido.

Allí comenzaron a experimentar con la harina de coca, y al mousse pronto se le unió la torta de coca y el brazo gitano verde.

Postre de hoja de coca

Para los mandatarios, el mousse se sirve en unas bases de chocolate negro, pero también hay anticuchos con trozos de fruta y guayabada, mucha gelatina cortada en formas geométricas y ensalada de frutas.

La vida del personal de servicio mejoró desde la llegada de Morales. Antes, los que alimentaban al poder, ganaban sueldos de hambre. En el primer Gobierno de Goni recibían Bs 600 por su trabajo. Cuando llegó Banzer, les dio un bono mensual de Bs 1.000. Tuto se los ‘soldó’ al sueldo, pero no les subió ni un peso. Lo primero que hizo Evo cuando llegó a Palacio fue duplicarles el salario.

Uno de los cocineros de Palacio

Eso sí, las jornadas se alargaron. Antes comenzaban a trabajar a las 7:00, hoy entran a las 3:00. Doce horas después se marchan (entra otro turno), siempre y cuando no haya un acto en Palacio. Eso sí, se los ve felices, porque trabajan al mismo ritmo que el ‘jefe’.

Texto: Pablo Ortiz

Fotografías de la cocina de Palacio Quemado: José Lirauze

Fotos de apoyo: Archivo EL DEBER, AFP, Presidencia de Bolivia

Composición gráfica: Christopher André


Pasiones de una chica

Para todas l@s que adoran vivir la vida, aprender, viajar, dibujar, la moda y mucho mas :)

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: