Archivo | 11:07 PM
Imagen

Garnish, Mukimono, Tallado. Melon y Sandia

13 Oct

14

Nogada de Cordero

13 Oct

 

 

Ingredientes

  • 1 pierna de cordero de 1 kilo mas o menos
  • ¼ taza de aceite
  • 2 tazas de cebolla blanca picada fina, sin lavar
  • 1 taza de tomate pelado y picado fino
  • Sal al gusto
  • 3 tazas de agua o caldo
  • 1 taza de nuez pelada de las dos cascaras, molida en batan y mezclada con ½ taza de agua fría
  • 8 papas imillas peladas, enteras, cocidas aparte

Preparación

  1. Cortar la pierna en 8 pedazos, teniendo cuidado que al partir el hueso no queden esquirlas
  2. En la olla en que se va a hacer la nogada, poner el aceite, cuando esté caliente agregar la carne y dorar un poco, después la cebolla; dejar cocer unos 15 minutos mesclando para que no se pegue, añadir: el tomate, pimienta, sal y caldo. Dejar cocer todo esto a fuego fuerte hasta que hierva y a fuego fuerte después, durante una hora más o menos.
  3. Cuando la carne ya este cocida añadir poco apoco la taza de nuez molida y mesclada con la media taza de agua, moviendo con una cuchara de madera unos cinco minutos, sacar del fuego y servir con las papas cocidas aparte

Nota.- Si se quiere se puede añadir media taza de pasas de uva sin semilla juntamente con el caldo

Tomada del libro

 Nuestras Comidas – Jordán de, Nelly

Edición privada. 8ª Edición – La Paz. Bolivia. 1994

Escabeche de Torcazas

13 Oct

 Para 6 personas

 

Ingredientes:

6 u 8 torcazas

3 cebollas medianas

1 hoja de laurel

3 zanahorias 1/2 taza de aceite 1 taza de vino blanco o vinagre de buena calidad 1 cucharón de caldo 1 locoto

Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

  • Lave bien las torcazas y divida cada una en dos partes.
  • Ponga en una cacerola el aceite, la cebolla cortada, las zanahorias cortadas en rajitas, el vino o vinagre, y el caldo y las torcazas. Haga cocinar en fuego lento hasta que las torcazas estén tiernas. En caso necesario. Agregue más caldo.
  • Cuando esté a punto, ponga el preparado en una fuente, deje enfriar y lleve a la heladera hasta el día siguiente.

Libro de Cocina Doña Piedades

Moreno de Parejas, Delfina

Editorial La Hoguera. 9ª Edición, Santa Cruz, Bolivia

Dulce de Pachío.

13 Oct

pach

Preparación:

Escoja los pachíos que estén algo verdes y lávelos, hágale una incisión a la fruta para que salga la semilla. Deje la fruta en agua fría una hora más o menos; haga hervir la fruta con agua hasta que ésta se muestre tierna. Luego, retírelas del agua y escúrralas, pese la fruta o mídala por tazas y póngale la misma cantidad de azúcar. Finalmente, el agua donde hirvió la fruta, déjela hirviendo hasta que esté a punto liviano.

Imagen

Tutorial Mousse de Chocolate

13 Oct

1235454_431151460328301_1369526180_n

Las frutas típicas pero olvidadas del altiplano

13 Oct

La migración del campo a la ciudad y la publicidad han hecho que patrones de consumo globales se implanten en la sociedad.

La Razón Digital / GEMMA CANDELA

Antes era fácil encontrar en las calles de La Paz la th’ayacha, entre los meses de junio y julio. “Mis padres han comido, yo he escuchado de ella, pero nunca la he visto”, dice Estefanía Rada, del equipo de comunicación de MIGA (Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano) y TAMBO (encuentro gastronómico cuya finalidad es revalorar el Patrimonio Alimentario Regional Boliviano). Dominga Mamani, del Sindicato San Pedro, integrante de la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar de Bolivia (Fenatrahob), agarra un pedazo de th’ayacha o, lo que es lo mismo, un isaño —tubérculo similar a la oca— congelado: “Esto cuesta un boliviano”, dice. Pero ya no es tan fácil hallarlo en la zona citadina. “En el campo no tenemos helados”, cuenta la mujer, originaria de una comunidad de Warisata, en la provincia Omasuyos. “Éste es nuestro helado”, asegura.

El isaño es de Bolivia y Perú (Tropaeolum tuberosum) y su ingesta aporta vitaminas A y C y fósforo, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). “Es más dulce que la oca”, asegura Dominga.

Para preparar este helado andino hay que exponer este fruto al sol durante una semana, pero hay que guardarlo antes de que éste caiga pues, “cuando lo dejas ver con las estrellas, ya no cuece”, asegura la sindicalista. Después de solearlo, hay que cocer el isaño, dejarlo enfriar y ponerlo sobre el tejado, encima de una tela blanca que “extiendes bonito”. Se hiela durante la noche y, al día siguiente, se come, antes de que se descongele. Este producto ayuda a evitar problemas urinarios y de próstata. Sin embargo, sólo se cultiva para el autoconsumo, según datos del periódico digital del PIEB (Programa de Investigación Estratégica en Bolivia).

Como el isaño, el chilto, el lujmillo, la aricoma, el lacayote, la ajipa… son parte de una lista de frutos tradicionales cada vez más escasos en la dieta de los bolivianos. Aunque en cantidades reducidas, aún se los puede encontrar en mercados como el Rodríguez o en el de Chasquipampa, asegura la coordinadora de Slow Food en Bolivia (filial de la organización mundial popular que auna el placer del buen comer con el respeto al medio ambiente y a la cultura), María Julia Jiménez, y también en el de Villa Fátima, añade Dominga. Pero hay que pedirlos porque no están a la vista, sino bajo el puesto de la vendedora, en un cajón.

La aricoma o yacón, tubérculo del que se come la raíz y que, a simple vista, parece yuca, es dulce y jugosa y puede usarse como sustituto de la manzana, asegura María Julia, porque tiene gran cantidad de fibra, igual que la fruta originaria de la zona en la que se unen Europa y Asia.Además contiene vitamina A y es recomendable para los que sufren de colon irritable. Crece en los valles andinos, donde tradicionalmente se lo ha usado como elemento de intercambio. “Y, como el trueque está desapareciendo, también el yacón”, cuenta la coordinadora de Slow Food.

De las vegas del Illimani es el lujmillo o lujmilla, fruta que se parece al tomate y que contiene altos niveles de vitamina A. Es cultivada en los valles de los Andes desde antes de la existencia del imperio inca. En Perú, donde es conocida como lúcuma, se usa para hacer helados, tortas y batidos. “Da color, sabor y aroma en la repostería”, afirma Raití Espinoza, oficial de comunicación de ICCO (Organización Intereclesiástica para la Cooperación al Desarrollo, fundada en Holanda), una de las 17 instituciones que conforman MIGA. Pero, en Bolivia, su utilización es mucho menor e, incluso, su cultivo es reducido. En las poblaciones de las faldas del nevado, como Coni o Tahuapalca, la producción de lujmillo se reduce a unos cuantos árboles en los huertos en los que los lugareños cultivan otros productos, como lechugas, tomates o flores. “Cuando llenan una caja de lujmillo, la llevan a la ciudad”, cuenta María Julia. Ya en los mercados, cuesta entre Bs 3 y 5 la pieza, de la que se puede aprovechar la pepa para hacer artesanías.

Más vitamina C que la naranja

Entre las frutas que están cayendo en el olvido se encuentra también el chilto, como se le llama en Bolivia (aguaymanto, en Perú, y uchuva, en Colombia). Pequeño y anaranjado, parece un tomate cherry          —de hecho, es de la familia de esta planta— encerrado entre hojas de color marrón claro que, al tacto, parecen estar secas. Al probarlo, deja en la boca una sensación agridulce. Además de en los valles andinos, también crece en los jardines de la zona Sur, pero la gente no sabe que su fruto se come, tanto directamente como transformado en mermelada, asegura la representante de Slow Food. Aporta vitamina C (20 veces más que la naranja) y A; es desinflamante, antioxidante e ideal para los males oculares, y aporta un toque muy particular a los cócteles.

La ajipa es un tubérculo del que se aprovecha su raíz, harinosa y dulce, rica en fósforo y calcio, que ya sembraban los incas. No hace tantos años, era costumbre comerlo en la época de Corpus Christi, como la aricoma. Todavía en Tarija, en esas fechas, se bebe vino en una copa hecha de este fruto, blancuzco con rayas moradas una vez que se le quita la piel marrón, y se está tratando de recuperar la costumbre de tomarlo en jugo.

“¿Sabes lo que es el amañoque?”, pregunta María Julia a Dominga. “¿Cuál será?”, le responde. Se lo conoce bien tan sólo en las comunidades donde se consume esta especie silvestre y parasitaria que se desarrolla en los tholares que crecen en las llanuras altiplánicas, como en las zonas de Calacoto y Corocoro, en la provincia Pacajes. Allí, los lugareños sacan este fruto de los suelos rajados cuando empiezan a brotar sus tallos.

Contiene hierro, fósforo y vitaminas A y C pero, además, tiene propiedades medicinales: combate bacterias y microbios, es analgésico, antialérgico… También se usa para el teñido tradicional de lana.

En el listado de frutas tradicionales que hay que recuperar está también el lacayote, un pariente de la calabaza de piel verde botella con motas más claras del mismo color, y pulpa blanca, del que se hace mermelada (tradicional en Tarija) y postres como empanadas rellenas de dulce de este fruto. También se hornea, como las manzanas asadas.La tuna, que vive en lugares áridos del altiplano, aunque aún se come, ya no es tan solicitada como antes, coinciden Dominga y María Julia. La hay de diferentes colores: verde, cuya carne es seca, y anaranjada o roja, que resulta más jugosa. Su mayor aporte para las personas es el fósforo y la vitamina C, igual que la granada, otro producto un tanto olvidado; la quirusilla, con la que en Vallegrande se hace un licor típico de carnaval; la mora, el níspero, el sauco, la granadilla (perfecta para jugos, tras colar su caldo para sacarle las pepas); la guayaba, que se cultiva tanto en  Sucre como en los valles del Illimani, de piel y pepas amarillas y pulpa roja de la que se hace mermelada; o la chirimoya, que crece en valles cálidos como los de Sorata y Camata, y la pitajaya, ya de zonas amazónicas.

Las frutas andinas “olvidadas” serán promocionadas por MIGA en TAMBO, que se celebrará en el Parque Urbano Central de La Paz del 16 al 20 de octubre, a través de un estand de jugos dirigido especialmente a los niños. Dominga, junto con integrantes de la  Fenatrahob, participará en este encuentro que busca revalorizar el Patrimonio Alimentario Regional Boliviano, en el que prepararán platos tradicionales como cui o queso humacha. La migración del campo a la ciudad y la publicidad han hecho que los patrones de consumo globales se implanten y que los productos tradicionales estén desapareciendo, según el análisis de la coordinadora de Slow Food. Cuando los emigrantes regresan a su tierra, lo hacen con gustos adquiridos, como comer manzanas en vez de la tradicional aricoma. “Se está uniformando nuestro paladar”, opina. Sin embargo, las frutas típicas “están en el imaginario popular”, dice Estefanía y, aunque haya disminuido su consumo, las hay en los mercados, aunque “de forma marginal”, asegura María Julia. Por ello se está tratando de fomentar la demanda de lo típico. Desde MIGA, explica Raití, se trabaja en la generación de lazos entre los campesinos y los cocineros, para que éstos usen los productos autóctonos en la creación de platos, contribuyendo así a la revalorización del patrimonio gastronómico, y que los primeros retomen la producción de frutas tradicionales.

La feria al rescate  

Este año se celebra la segunda edición de TAMBO, que toma su nombre del tanpu inca: albergue y lugar de acopio que el imperio distribuía a lo largo de su red de caminos para alojar a soldados, autoridades, chasquis y hasta al propio Inca, y que servía para abastecer con alimentos a las poblaciones cercanas en caso de desastres naturales o malas cosechas.

Estos espacios han sobrevivido y evolucionado con el paso de los siglos. El Quirquincho, en La Paz, fue remodelado por Teresa Gisbert y José de Mesa usando elementos de otros tambos y, tras haber sido lugar de baile, pista de patinaje, guardería y kínder (según publicó Escape en el número de 14 de abril de este año), es hoy un museo de arte contemporáneo.

Otros, no tan antiguos aunque ya acumulan bastantes décadas sobre sus muros, siguen funcionando como almacenes de productos, especialmente en la calle Max Paredes, a la altura de la Gallardo. En algunos, incluso, se realiza la venta de frutas.

Para MIGA, TAMBO es un “objetivo estratégico-operativo que tiene como finalidad revalorar el patrimonio alimentario regional boliviano”, y desglosan la palabra como: Testimonio Alimentario de mi Madre Tierra Boliviana Orgullo Nacional.

“Uno pensaría que el altiplano, los valles… no tenían frutas”, comenta María Julia. Pero las hay, sólo que la gente las está olvidando. Slow Food Bolivia, que existe desde hace tres años en el país, busca sumar adeptos a la filosofía de luchar contra la comida rápida y el estilo de vida que la acompaña. Y qué mejor que hacerlo recuperando lo propio.

Bolivia`s Best Chocolate: Chocolates Para Ti

13 Oct

Chocolates Para Ti, Sucre Bolivia

Chocolates Para Ti is more than a chain of chocolate shops – it is one of Sucre’s most delicious tourist attractions.

The Chocolates Para Ti Factory

Chocolates Para Ti came into existence in 1990 when Sucre-born Gastón Solares Ávila purchased a local chocolate factory. A beer brewer prior to the purchase, Gastón has a degree in Economic and Financial Sciences from San Francisco Xavier Univerisity. He is active in the community, writes for various newspapers and has served as president of a number of local committees. He has even published a book, “Sucre, la Ciudad del Chocolate” (Sucre, the City of Chocolate) documenting the history of Chocolates Para Ti and chocolate making in Sucre, which is available throughout Sucre in bookstores and Chocolates Para Ti stores.

When he purchased the 50 year old factory, located in Sucre’s Garcilazo zone, there were just 3 chocolate-making machines in operation. Today there are over 20 machines in what is now the largest chocolate factory in Sucre. While recently tightened quality control standards prohibit public access to the factory floor, there is a gallery area offering a view of the factory workings. There is also an audiovisual presentation on chocolate making and the history of the Chocolates Para Ti. Photography is not permitted in the factory.

Chocolates Para Ti Stores

Para Ti products are sold through out Sucre in the supermarkets (Pompeya and SAS), gift shops and Para Ti’s own boutique chocolate shops. Para Ti also ships its products throughout Bolivia and internationally.

The main Chocolates Para Ti chocolate shop in Sucre is located on Adrenales Street, just off the central square, Plaza 25 de Mayo. Here you can load up on all manner of chocolates, either for gifts or for your own personal stash. Choose from the 20 or so different flavours of pre-packaged bar, each wrapper featuring a local landmark and an expiration date (telling you hypothetically how long your chocolate could last for). Or from the range of gift boxes. Or make up your own selection from the many hand-crafted individual chocolates. Your hardest choice though will be between the many flavours on offer, such as white chocolate, milk chocolate, dark chocolate, chocolate with puffed rice, chocolate with quinoa, chocolate with amaranto (a grain popular with the Incas), nutty chocolate, fudgy chocolate, orange chocolate, peach chocolate, coconut creams and almond bars, truffles, and licquers. If this is all too much for you, there’s even reduced-sugar chocolate to help you curb your guilt and blood sugar.

While the Adrenales shop is the main Para Ti outlet, there are some things you can’t get there. A must-try is the famous Para Ti hot chocolate. For this you will need to visit the Para Ti shop on Calle Audiencia, between Nicolas Ortiz & Bolivar. As well as thick, tasty hot chocolates, you can order other drinks such as cold chocolates, frozen chocolates, coffees, “chocolate expressos” (sweet, concentrated chocolate), and “chocolate shots” (cognac, baileys or amaretto served in a chocolate cup). There are also a range of cakes, icecream and chocolate drizzled fruits on offer. The decor mimics that of a Parisian coffee shop – the perfect setting for a decedant afternoon tea. Note that the Audiencia store is closed on Sundays.

If by some misfortune you managed to miss the Para Ti phenomenon while in the city and you’re now sitting in Sucre airport awaiting a flight out, fear not. You can still get your Para Ti fix – there is another Para Ti shop located on the main floor of Sucre’s Juana Azurduy de Padilla airport.

About Chocolates Para Ti

Para Ti’s success may well be down to its focus on quality. The chocolate is made with high-quality cocoa sourced from the Beni and Alto Beni regions of North-Eastern Bolivia. It is then processed according to strict ISO-compliant production processes to ensure consistent flavor and quality. The chocolates are finished by hand by chocolatiers many of whom have trained in Europe. All of the cacao and other ingredients used by Para Ti are grown and processed within Bolivia.

While Chocolates Para Ti’s prices are higher than some of of its competitors, it is reputed to be the best chocolate in the city and is still cheap by international standards. A hot chocolate will set you back around US$1. A small bar of chocolate will cost around 90 cents. One thing to note to avoid disappointment is not to expect a reproduction of Belgian or Swiss chocolate. There is a long and rich tradition of chocolate-making in the Americas which does not widely incorporate the embellishments characteristic of European chocolate. While Para Ti chocolate does, in fact, make concessions to the European taste, it retains the distinctive features of the local chocolate-making traditions and the result is a product which is distinct from European chocolate, and should be enjoyed in that light.

So while you’re planning out your trip to Sucre, be sure to add Chocolates Para Ti to the list of tourist attractions you will visit. And when you’re in Sucre, and planning dessert, be sure to add Chocolates Para Ti to that list too!

Details (Main Store)

Place: Chocolates Para Ti
Address: Arenales 7, Sucre, Bolivia
Phone: +591-4645-5689
Hours: Mon-Sun 8:30am – 8:30pm
Posted on 26 Oct 2013

Meditación Conexión Cielo y tierra..

13 Oct

SALUD ¿Cuáles son tus metas de salud? Comienza ya

13 Oct

¡Bienvenida a Love Vitamin!

Love Vitamin ofrece servicios de coaching de salud y nutrición holística, con las health coaches María José Flaqué y Ana Laura Contreras, a la mujer que quiere aprender a vivir un estilo de vida más saludable. A través de nuestros programas en línea y presenciales esperamos enseñarte mucho sobre tí misma, como cuidar y nutrir tu cuerpo de la mejor manera.

En Love Vitamin creemos que:

1. Para ser exitosa y feliz hay que desarrollar todas las áreas de la vida. Esto incluye entre otros, personalidad, espiritualidad, alimentación, relaciones y profesión.

2. Una buena alimentación, natural y orgánica y un cuerpo limpio son el remedio para cualquier enfermedad.

3. Lo más importante en esta vida es tener un propósito y vivirlo plenamente.

4. Una vida sin pasiones, sin ideas y sin humor no tiene sentido.

5. No hay límites, con amor y perseverancia alcanzas todos tus sueños.

6. Una vida sana crea consciencia. Uno es lo que come y los pensamientos son un reflejo de eso.

7. Nuestro cuerpo nos acompaña toda la vida, solo tenemos una opción: amarlo.

8. El ejercicio es el mejor antidepresivo que hay y una manera rápida de sentirse increíble.

9. La llave a nuestra libertad está en permitirnos a nosotros mismos abrirnos y evolucionar.

10. Los sueños están aquí para hacerlos realidad. Síguelos, en ellos está el propósito de tu vida.

http://www.love-vitamin.com

Pasiones de una chica

Para todas l@s que adoran vivir la vida, aprender, viajar, dibujar, la moda y mucho mas :)

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: