Anuncios
Tag Archives: Pan

Tortilla Cochabambina

29 May

Pan especial y característico del valle de cochabamba. Para unas 25 tortillas.

  • 4 cucharas de levadura fresca o 2 y 1/2 de levadura seca
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 3 cucharas de azúcar

En un pocillo remojamos la levadura con el agua tibia y el azucar por unos 5 minutos y luego añadimos:

  • 2 tazas de agua tibia
  • 2 tazas de harina blanca cernida

Mezclamos ambos ingredientes y dejamos en ambiente caliente hasta que duplique

Mientras tanto preparamos la masa con

  • 2 tazas de leche o agua tibia
  • 6 cucharas de azúcar
  • 2 cucharas de sal
  • 1/2 taza de manteca vegetal o mantequilla
  • 10 tazas de harina blanca cernida
  • 3 huevos
  • 4 quesillos o 1/2 kilo de queso blanco
  • Mantequilla para untar
  1. A la leche tibia le ponemos sal, azúcar y manteca, a la harina le añadimos la levadura, alternando con la leche tibia, formando una masa, con la ayuda de las manos y por ultimo incorporamos los huevos. Amasamos por quince minutos hasta que revienten unos globitos y hacemos con la masa un solo bollo que untamos con manteca y dejamos reposar hasta que aumente nuevamente su tamaño, por otros quince minutos
  2. Formamos bolitas del tamaño de un puno y colocamos en fila sobre una mesa, tapando con un repasador, para que repose unos 5 minutos, luego las aplastamos con las yemas de los dedos, y con una mescla hecha con quesillo dezmenuzado con nata, manteca derretida, leche o huevo batido, rellenamos el centro de cada una. Con la yema de los dedos juntamos los bordes , formando nuevamente bolitas.
  3. Dejamos reposar por 5 minutos y lkuego volvemos a aplanar, untamos con manteca mesclada con quesillo en su superficie superior.
  4. Esta vez dejamos aumentar su volumen, poniendo sobre latas de horno untadas con manteca, para hornear templado durante unos veinte minutos o hasta que estén doradas y cocidas.

Tomado del libro, que a todo amante de la cocina Boliviana le aconsejaría tener.

Cocina Tradicional Boliviana

Romero de Velasco, Emilia – Gutentag de Muzevich, Carola

Editorial Amigos del Libro – La Paz. Bolivia. 1988

Anuncios

Choripán

10 May

Inicialmente en Uruguay,  y Argentina, y más tarde también en Bolivia, Chile, Perú, el chorizo parrillero se come en forma de choripán (sándwich de chorizo entre dos mitades de un pan, usualmente blanco y del tipo francés, con forma ligeramente redondeada y no más extenso en longitud que el propio embutido).

El Choripán, se lo consume en los estadios, ferias, parrilla, salidas de cine.

Consiste en la preparación del chorizo  asado a la parrilla, insertado en un pan cortado al medio, generalmente acompañado de sarza, mayonesa, salsa rosada y llajua. Suele ser el primer elemento en servirse en un asado debido a su rápida cocción, practicidad de maniobra y fuerte sabor.

Se conoce una versión del choripán, con el chorizo cocinado mariposa. Esto es, cortando el chorizo en forma longitudinal, sin separar por completo ambas partes.

Garnish, Mukimono, Tallado. Mujer en Pan

9 May

El esculpido (o tallado) de la verdura y de la fruta es una técnica oriental a la que se denomina Mukimono. Este arte de esculpir vegetales recuerda al del ikebana (el famoso arte floral japonés) ya que las verduras adoptan formas de flores. El esculpido se realiza con cuchillos muy delgados y de gran precisión para conseguir una gran finura. El arte en el manejo de estos cuchillos es a lo que se denomina kaishiki. Además de representar flores, también se tallan hojas, paisajes, animales e incluso mensajes en ideogramas. La manera de cortar varía según la textura de la verdura o fruta, y algunas verduras se presentan al corte en tiras circulares, otras a dibujos geométricos (círculos, medias lunas, rosetones, etc.) y otras a cintas. El objetivo de esta técnica no es solamente destacar las formas y los colores, sino también poner de relieve los aromas y los sabores.
La garnitura viene del conocido término en cocina: garnish. ¿Y qué es el garnish? Pues el acompañamiento decorativo y comestible en los platos acabados -desde un aperitivo hasta los postres-. Puede estar colocado debajo, alrededor o en del alimento, dependiendo del plato. Los hay simples como el del perejil, los cuscurrones en la sopa o la crema batida del chocolate sobre una taza de chocolate, a los más elaborados como por ejemplo unos espárragos verdes a la tempura sobre una crema de espinacas.

http://gastronomia.laverdad.es/preguntas/

Pan K’aspa o Khaspa

9 May

Pan especial y característico del valle de cochabamba. Para unas 25 k’aspas

  • 4 cucharas de levadura fresca o 2 y 1/2 de levadura seca
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 3 cucharas de azúcar

En un pocillo remojamos la levadura con el agua tibia y el azucar por unos 5 minutos y luego añadimos:

  • 2 tazas de agua tibia
  • 2 tazas de harina blanca cernida

Mezclamos ambos ingredientes y dejamos en ambiente caliente hasta que duplique

Mientras tanto preparamos la masa con

  • 2 tazas de leche o agua tibia
  • 6 cucharas de azúcar
  • 2 cucharas de sal
  • 1/2 taza de manteca vegetal o mantequilla
  • 10 tazas de harina blanca cernida
  • 3 huevo
  • Mantequilla para untar
  1. A la leche tibia le ponemos sal, azúcar y manteca, a la harina le añadimos la levadura, alternando con la leche tibia, formando una masa, con la ayuda de las manos y por ultimo incorporamos los huevos. Amasamos por quince minutos hasta que revienten unos globitos y hacemos con la masa un solo bollo que untamos con manteca y dejamos reposar hasta que aumente nuevamente su tamaño, por otros quince minutos
  2. Formamos bolitas del tamaño de un puno y colocamos en fila sobre una mesa y se dejan que aumenten de volumen unos 15 minutos, cuando ya están casi secas las aplanamos con las yemas de los dedos, quebrando los bordes y el centro. Pasamos con manteca y ponemos al horno caliente por quince minutos o mas o hasta que estén doradas.

Tomado del libro, que a todo amante de la cocina Boliviana le aconsejaría tener.

Cocina Tradicional Boliviana

Romero de Velasco, Emilia – Gutentag de Muzevich, Carola

Editorial Amigos del Libro – La Paz. Bolivia. 1988

El pan de Laja gana mercados y productores quieren exportarlo

23 Abr

 
SU PLAZA MAYOR ES EL ALTO, DESDE HACE DOS AÑOS SANTA CRUZ ES OTRO NICHO

Hay familias enteras en esa localidad que se dedican a elaborar el producto artesanal, que desde hace cuatro años experimentó un alza en la producción del 50%.

 

Ángela Condori / Página Siete. Dos personas horneando el pan de Laja.

Ángela Condori A.  / Laja
“Vivimos del pan de Laja. En ningún lugar pueden igualar nuestro pan”. Las expresiones corresponden a Carmelo Cori, presidente de la Asociación de Panificadores 10 de Septiembre.

No es para menos el orgullo que la expresión refleja. Desde hace cuatro años la producción de ese pan artesanal vive un auge: fue declarado patrimonio paceño, se formalizó una asociación de los panificadores, además que se consolidó la venta del producto en otros departamentos, y hasta  hay quienes sueñan con comercializarlo en el exterior.

El principal mercado de este producto es la ciudad de El Alto, debido a que en esa urbe -mencionan los panificadores consultados- están sus “mayores consumidores”. Pero desde hace dos años, ingresaron con éxito al mercado de Santa Cruz.

La escalda comenzó cuando el pan de Laja fue declarado Patrimonio Inmaterial de la ciudad de La Paz el 2010 por la Gobernación paceña. A raíz de ese reconocimiento  -afirma Cori- la producción se incrementó en un 50%, debido al incremento de la demanda.

Luego vino la formación de la asociación que consolidó el agrupamiento de 57 panaderos (42 panaderos producen todos los días,  comercializan dentro y fuera del municipio, el resto produce  pan  dos a tres veces por semana, para venderlo en el lugar y en la tranca).
Las ciudades donde más se comercializa el pan son: La Paz, El Alto, y Santa Cruz. Otros espacios donde se lo vende son  las ferias anuales y semanales de los municipios, entre ellos  Viacha, Achacachi y Guaqui.
María Mercedes Cori Alejo, manda a Santa Cruz 1.500 panes, cuatro veces a la semana. “Aquí han venido a buscar ellas (comerciantes), mi hermana mandaba, y ahora yo mando”.

Un negocio, mil historias
A minutos de llegar a Laja, desde la carretera se vislumbran las torres de su histórica iglesia, que data del siglo XVI, y que causa  mucho interés a   viajeros y turistas, que  se detienen para visitarla.  Pero lo que más llama la atención al recorrer  las  calles de esta localidad, es  que  todas las tiendas tienen una canasta semionda  en la que ofertan el pan  artesanal de Laja.
Una de las panificadoras es la señora Janeth Aliaga, que comercializa su producto  en el retén policial. Sus principales compradores son  los choferes y pasajeros, que atraviesan por esa región rumbo a su destino.
Aliaga recuerda  que desde niña se dedica  a este ámbito, y cuenta que incursionó en él cuando su madre quedó viuda. A los 12 años comenzó a vender pan en la “tranca” de Laja, para ayudar a mantener a sus cuatro hermanos. “Mi papá, mi mamá, mis abuelos hacían pan, con esto no más se sobrevivía siempre en Laja”, sostiene.

En el caso de Eulogio Merlo Cortés, éste  empezó a producir  pan hace tres años. Ingresó a este ámbito porque se trata del negocio de su familia. “Yo no era panadero hace tres años que hago, y como el maestro me fallaba he tenido que aprender”, asegura.
El pan de Laja se comercializa a 40 centavos, Janeth Aliga  reconoce que se obtiene ganancias  de la venta. “Para qué vamos a decir que no, se gana, para sostener y mantener a los hijos”. Datos del censo 2012 muestran que Laja tiene  23.673 pobladores, muchos de ellos dedicados al negocio del pan artesanal. Una de ellas es Janeth,  quien sueña con comercializar el producto en países del  exterior. “Me gustaría que este pan se exporte, ya que es un patrimonio”, asegura.

Inversión  y mercados
Inversión   Se invierte un aproximado de 250 bolivianos por quintal de harina, más los ingredientes, sal, agua y otros. Además del precio  de la leña que se adquiere de barracas.
Producción  Un quintal elabora alrededor de 900 panes que son comercializados a 0.40 centavos. Que hace un total de 360 bolivianos.
Actualidad  Se incrementó el 50% de las ventas, en cuatro años.  En la actualidad  los panificadores de Laja utilizan  1.800 quintales de harina al mes.
Mercados    Los mercados donde más se  comercializa  el pan de Laja son: La Paz, El Alto, Santa Cruz y los municipios, en sus ferias semanales y anuales.

Un legado para  su descendencia
La mayoría de los panificadores de este municipio aprendieron el oficio desde niños, ayudando a sus padres a realizar un producto, que con el tiempo se convirtió  en su fuente de recursos.
Janeth Aliaga heredó la habilidad de preparar este pan saludable de sus padres Francisco Aliaga y Clementina Sentellas, hoy en día ella inculca a sus dos hijos mayores a que también aprendan.
Así también recordó Carmelo Cori, presidente de la Asociación de Panificadores 10 de Septiembre, que sus abuelos hacían pan hace mucho tiempo y es una costumbre. “Nuestros padres hacían siempre pan, como ya son de la tercera edad, ya los hijos continúan. Ahora mis hijas también ya hacen, yo ya hago poco”.
Flora Ivañez, de 19 años, expresó que desde niña empezó ayudar en los hornos hacer pan y ahora le ayuda a su hermana, “Hago de todo; horneo, amaso, todo” aseguró que el trabajo no es pesado, “es no más fácil”, sonrío.
Por ello, la elaboración del pan de Laja es una herencia que pasa de generación en generación.

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2014/10/26/laja-gana-mercados-productores-quieren-exportarlo-36380.html#comentarios

Imagen

Decoración de Regalo de Pascua

5 Mar

dec4

 

Conejitos de masa de pan

Imagen

Decoración Conejitos de Pancitos

2 Mar

pascua 43

Decoración de Pan de Navidad

13 Dic

1-Cre@ndo & Gioc@ndo.6

Una idea para hacer y decorar el pan de Navidad…

Decoración de Pan de Navidad

27 Nov

1-Cre@ndo & Gioc@ndo.99

Idea para decorar el pan de navidad.

https://www.facebook.com/pages/Crendo-Giocndo/194797540599902?sk=photos_stream

Pan Dulce de Navidad

27 Nov

Les comparto una excelente receta de Nelly de Jordan

Ingredientes para la levadura1/4 taza de agua tibia

  • 2 cucharadas de levadura seca o 4 de levadura fresca
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 tazas de agua tibia
  • 2 tazas de harina

Ingredientes para la masa

  •  11/2 tazas de azúcar
  • 1 cucharada de sal
  • 11/2 tazas de mantequilla
  • 6 huevos enteros
  • 2 tazas de leche tibia
  • 1 cucharadas agua de azahar
  • 1 cucharada de coñac o pisco
  • 1 cucharilla de esencia de vainilla
  • 10 tazas de harina más o menos
  • 6 tazas de pasas de uva
  • 1 taza de nueces peladas y picadas
  • 1 taza de cáscara de naranja abrillantada
  • 1 taza de almendras peladas y picadas

Preparación Levadura

1. En una fuente honda poner la cuarta taza de agua tibia, con las dos cucharadas de azúcar; mezclar bien, añadir la levadura y dejar remojar unos cinco minutos.

2. A esta mezcla poner las dos tazas de agua tibia e ir añadiendo, poco a poco, las dos tazas de harina, batir muy bien y dejar reposar hasta que levante el doble.

3. Esta mezcla, que ya es la levadura, poner al sol o cerca de la cocina, tapando con un repasador.

Masa

1. A Ia levadura que ya levo al doble, añadir la taza y media de azúcar, la cucharada de sal, la taza y media de mantequilla, los seis huevos ligeramente batidos, las dos tazas de leche tibia, la cucharada de agua de azahar, la cucharada de coñac o pisco, la cucharilla de esencia de vainilla y por ultimo las diez tazas de harina poco a poco, mezclando muy bien hasta que no queden grumos.

2. Sobar lo más que se pueda hasta que revienten globitos. Esto se hace sobre la tabla de amasar. Poner nuevamente a la fuente, untar con un poco de mantequilla encima, tapar con un repasador y dejar elevar por segunda vez al doble, ya sea colocando la masa al sol o en lugar abrigado.

3. Mientras tanto las pasas, nueces, almendras y cáscaras de naranja abrillantadas finamente picadas, se mezclan con una o dos cucharadas de harina, ésto para que no se vayan al fondo del pan.
4. Cuando ha hinchado por segunda vez la masa, se añaden todas las frutas; mezclar muy bien para que queden repartidas y nuevamente dejar elevar el doble, por tercera vez.

5. Cuando ha hinchado por tercera vez, se tiene lista la masa para hacer los panes; dividir toda la masa en ocho partes, de cada una de estas se hace una bola y se aplasta, formando un pan que se pone sobre una lata de hornear enmantecada, lo mismo se hace con los demás panes. Si se quiere se pone alrededor de cada pan una tira de papel fuerte muy enmantecado, bastante flojo para ayudar a mantener su forma, de modo que hinche hacia arriba y no a los lados. Esta franja, antes de poner alrededor del pan, se junta con un palillo de madera.

6. Dejar levantar por cuarta vez al dobIe y hornear a horno suave de cuarenta y cinco minutos a una hora (a 150 grados centígrados o 302 grados Fahrenheit).

7. Para darles el baño blanco, se precede de la siguiente manera: en una fuente pequeña se pone una cucharada de agua hirviendo a la que se añade diez cucharadas de azúcar molida más o menos, hasta que quede espesa y por último, media cucharilla de vainilla.

8. Sacar los panes del horno y estando todavía calientes, pasarles encima con un pincel la mezcla anterior, si se quiere, se puede decorar con unas pasas y frutas abriIlantadas.

Nuestras Comidas

Jordán de, Nelly

Edición privada. 8ª Edición, La Paz. Bolivia. 1994

Tutorial Pan Papa Noel de Navidad

24 Nov

1-Evasion et plaisirs gourmands1

Original….

https://www.facebook.com/pages/Evasion-et-plaisirs-gourmands/190412234328444

Tanta Wawas de Todos Santos

23 Oct

tanta

Es un pan hecho para, en  Todos Santos forma de hombre, mujer, escalera, animalitos, etc.

  • 4 cucharas de levadura fresca o 2 y 1/2 de levadura seca
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 3 cucharas de azúcar

En un pocillo remojamos la levadura con el agua tibia y el azucar por unos 5 minutos y luego añadimos:

  • 2 tazas de agua tibia
  • 2 tazas de harina blanca cernida

Mezclamos ambos ingredientes y dejamos en ambiente caliente hasta que duplique

Mientras tanto preparamos la masa con

  • 2 tazas de leche o agua tibia
  • 6 cucharas de azúcar
  • 2 cucharas de sal
  • 1/2 taza de manteca vegetal o mantequilla
  • 10 tazas de harina blanca cernida
  • 3 huevos
  1. A la leche tibia le ponemos sal, azúcar y manteca, a la harina le añadimos la levadura, alternando con la leche tibia, formando una masa, con la ayuda de las manos y por ultimo incorporamos los huevos. Amasamos por quince minutos hasta que revienten unos globitos y hacemos con la masa un solo bollo que untamos con manteca y dejamos reposar hasta que aumente nuevamente su tamaño, por otros quince minutos
  2. Formamos bolitas del tamaño de un puno y colocamos en fila sobre una mesa, tapando con un repasador, para que repose unos 5 minutos, luego las estiramos con el uslero a lo largo y se untan con manteca doblándolas por la mitad, luego se ponen a horno caliente y una vez tostadas se sacan y se desdoblan para nuevamente hornearlas hasta que estén tostadas y sequitas.

Tomado del libro que a todo amante de la cocina Boliviana le aconsejaría tener.

Cocina Tradicional Boliviana

Romero de Velasco, Emilia – Gutentag de Muzevich, Carola

Editorial Amigos del Libro – La Paz. Bolivia. 1988

Pan Chamillo

3 Oct

El Chamillo es originario de Arani, la capital del Viento y del Pan. Es un municipio de Cochabamba que el 24 de noviembre de 2012 cumple 97 anos.

El pan de Arani es cocido en hornos de barro, en moldes planos y redondos. Se lo prepara con harina integral de trigo, producida en el mismo municipio en molinos de piedra. En la feria del pueblo los hacen de gran tamaño. Uno de ellos es el  mamá qonqachi , (que hace olvidar a la mamá). Cuentan que la mamá lo regalaba a su hija cuando ésta se casaba, para que cada vez que la extrañase se comiera un pedacito, y asi se fuera olvidando de su mamá. En tamaño le sigue el suegro qonqachi que es relleno con bastante ají y quesillo.

El chamillo se sirve en el desayuno, te  o cena pueden ser partidos por la mitad, con quesillo, ají y al horno por 5 minutos, quedan como pizzas.

Ingredientes

Levadura
* 2 cucharas de azúcar
* 2 cucharas de levadura seca o 4 cucharas de levadura fresca
* 3 tazas de agua tibia
* 2 tazas de harina integral

Masa
* 3 cucharas de azúcar
* 2 cucharadas de sal al ras
* 1 taza de manteca tibia
* 2 tazas de leche o agua tibia
* 2 huevos enteros
* 8 tazas de harina integral o más o menos

Preparación

1ra masa

Poner en un recipiente el agua apenas tibia con el azúcar y la levadura y mesclar muy bien. Ir añadiendo poco a poco la harina, batiendo mucho. Tapar con un paño  y dejar reposar en un lugar cálido hasta que aumente el doble.

2da. masa

A la levadura que ya creció al doble, añadir todos los ingredientes menos la harina. Mezclar muy bien. Añadir poco a poco la harina integral hasta que la masa esté bastante húmeda y blanda y  haga globitos. Dejar reposando tapada hasta que suba al doble. Espolvorear con harina y cortar en pedazos;  hacer bolas y aplanarlas en la chapa del horno. Pincelar con manteca tibia, dejar que suba un poco y colocar en fuego 250 por 20 minutos

Pan de Toco

14 Sep

El Pan de Toco es originario de Arani, la capital del Viento y del Pan. Es un municipio de Cochabamba que el 24 de noviembre de 2012 cumple 97 anos.

El pan de Arani es cocido en hornos de barro, en moldes planos y redondos de 20cm o mas de diametro. Se lo prepara con harina integral de trigo, producida en el mismo municipio en molinos de piedra. En la feria del pueblo los hacen de gran tamaño. Uno de ellos es el  mamá qonqachi , (que hace olvidar a la mamá). Cuentan que la mamá lo regalaba a su hija cuando ésta se casaba, para que cada vez que la extrañase se comiera un pedacito, y asi se fuera olvidando de su mamá. En tamaño le sigue el suegro qonqachi que es relleno con bastante ají y quesillo.

El Pan de Toco se sirve en el desayuno, te  o cena pueden ser partidos por la mitad, con quesillo, ají y al horno por 5 minutos, quedan como pizzas.

Ingredientes

Levadura
* 2 cucharas de azúcar
* 2 cucharas de levadura seca o 4 cucharas de levadura fresca
* 3 tazas de agua tibia
* 2 tazas de harina integral

Masa

  • * 3 cucharas de azúcar
  • * 2 cucharadas de sal al ras
  • * 1 taza de manteca tibia
  • * 2 tazas de leche o agua tibia
  • * 2 huevos enteros
  • * 4 tazas de harina integral o más o menos
  • 4 tazas de harina blanca
  • 1/2 kilo de quesillo aplastado
  • 2 huevos para mesclar con el quesillo

Preparación

1ra masa

Poner en un recipiente el agua apenas tibia con el azúcar y la levadura y mesclar muy bien. Ir añadiendo poco a poco la harina, batiendo mucho. Tapar con un paño  y dejar reposar en un lugar cálido hasta que aumente el doble.

2da. masa

A la levadura que ya creció al doble, añadir todos los ingredientes menos la harina. Mezclar muy bien. Añadir poco a poco la harina integral mesclando con la blanca hasta que la masa esté bastante húmeda y blanda y  haga globitos. Dejar reposando tapada hasta que suba al doble. Espolvorear con harina y cortar en pedazos;  hacer bolas y aplanarlas en la chapa del horno. Pincelar con manteca tibia, aplastar el quesillo con el huevo y dejar que suba un poco y colocar en fuego 250 por 20 minutos. Tambien se lo puede rellenar con quesillo.

FIGLIOZZI, cuando la marraqueta tenia apellido

31 Ago

Artículo extraído del libro: Polenta, familias italianas en Bolivia, Mauricio Belmonte Pijuàn, Segunda Edición editorial Gente Común, 2011.

Cuando el tiempo y el olvido consolidan intenciones no existe fuerza humana capaz de revertir los efectos y secuelas que ambos van sembrando en la memoria del hombre. Esta facultad psíquica es tan frágil e indefensa que termina, casi siempre, cediendo ante las permanentes embestidas de los confabulados. Y si todavía se persiste en afirmar lo contrario, basta con poner un ejemplo sencillo. Por decirlo así, de los actuales viandantes que circulan presurosos por las vías de la urbe paceña, pocos sabrán responder por el sitio exacto dónde se encontraba la desaparecida calle Recreo, lugar elegido hace muchos años atrás por cinco hermanos para organizar uno de los negocios más rentables y concurridos de la época que permitió, a su vez, popularizar el alimento con el que hoy se da religiosamente la bienvenida a cada jornada.
Difícil determinarlo con precisión, más aún si se toma en cuenta los años transcurridos desde aquellos días. La calle mudó de nombre y forma para convertirse en un tramo más de una céntrica y conglomerada avenida; el negocio fue trasladado hasta la zona de San Pedro y de él poco queda, salvo la firma imborrable que lo representó en sus años de esplendor, todo lo demás a desaparecido como si la mismísima tierra se lo hubiese tragado. No, definitivamente nada queda de aquello que fue grande y reconocido por un pueblo entero. Ya nadie pregunta con la exigencia de años anteriores por la exquisitez y consistencia de los afamados panes crocantes que se despachaban desde el horno eléctrico en las primeras horas del día; los vinos, licores, aceites y demás conservas de primera calidad que el negocio de los cinco hermanos importaba, dejaron de circular de la noche a la mañana extinguiéndose irremediablemente, ni que decir sobre los fiambres y pescados frescos que la empresa familiar introducía desde los puertos chilenos para sosegar las apetencias exigentes de muchas familias acomodadas. En esos tiempos –corría el año de 1916- los cinco hermanos italianos; José, Juan, Héctor, Luís y Pía, aglutinando esfuerzo, voluntad y la suma de 100.000 bolivianos de la época, administraban confiados las Provisiones y Abarrotes de Figliozzi & Hnos99.
La empresa Figliozzi fue acogida con el beneplácito de la población. Además de emplear y prestarles colaboración plena a cientos de obreros indígenas, Luís Figliozzi y sus hermanos lograron insertar, en aquella sociedad discreta pero de insinuaciones pretensiosas, su amabilidad e ingenio. Allí extendieron su entorno social y pudieron cultivar con soltura amistades diversas.
Cambio de capitán, cambio de barco

En el reino de los panes el culto y la subordinación estuvieron desde un principio dirigidos a una única soberana: la marraqueta. Y ésta tuvo un palacio donde reinó a sus anchas, la empresa de los Figliozzi. A esta corte inusual llegaban todos los días pedidos diversos, los clientes, cual cortesanos desesperados por ver a su majestad de cerca, acudían puntuales para adquirir el producto alimenticio que los italianos sobaban con pericia en su cocina. Por años, el pan Figliozzi mereció un sinfín de reconocimientos, y ni siquiera los altibajos, y posterior resquejebramiento de los cimientos de la empresa, dañaron el prestigio que el nombre poseía. Pero los hermanos provenientes de Génova no tenían en sus cálculos las intempestivas tormentas políticas que azotaban a Bolivia. El inicio de la caída vertical estaba a la vuelta de la esquina y no había manera de detenerlo. Las series de reformas y contrarreformas que proponían los gobiernos de turno terminaron por minar la economía de cientos de trabajadores nacionales y extranjeros. Los Figliozzi perdieron tierras dedicadas a la producción agrícola en el oriente boliviano, y el colapso de la fábrica fue el punto decisivo para cambiar de planes y dejar Bolivia. Luís entregó los destinos de la empresa al industrial boliviano Jorge Sáenz García y con ello se cerró un ciclo de vida institucional dentro de la reconocida panificadora nacional.
Antes de partir a la Argentina, en Mar del Plata, los italianos tenían un molino, Luís Figliozzi contrajo matrimonio con una dama agraciada de origen italiano, Lucia Linale. Pero las zarpas desgarradoras de la mala fortuna tenían atrapado a José y al menor descuido le arrebataron de las manos a su joven esposa. Lucia muere al dar a luz a su único hijo, Domingo, dejando abatido a Figliozzi.
Domingo fue llevado a Italia rumbo al hogar de su abuela paterna mientras su progenitor se instalaba en la Argentina tratando de aplacar el inmenso dolor que le producía la irreparable pérdida de Lucía. Ahora, después de muchos años y nuevamente residiendo en Bolivia, Domingo Figliozzi sonríe melancólico cada vez que se le consulta por la suerte que corrió el negocio de los suyos. Él desconoce muchos aspectos importantes concernientes a la historia de la empresa y lo poco que su mente retiene empieza a diluirse progresivamente de su memoria. Aún así, él sabe que la marraqueta tuvo alguna vez apellido italiano.

Garnish, Mukimono, Tallado. Carrito de Pan

3 Ago

Las personas relacionadas al mundo de la gastronomía sabe que la apariencia de la comida es tan importante como su sabor por eso les comparto estas fotos, que estoy segura los llenaran de de emoción y alegría.

Evasion et plaisirs gourmands

Imagen

Decoracion de Pan Conejo

27 Feb

Pascua 2

Pan de Semana Santa

27 Feb

 

Pan Acimo o de Semana Santa

El Jueves Santo se celebra la última Cena, porque consideran que se instituyó el sacramento más importante: la eucaristía.

Supuestamente el pan acimo fue el consumido en la Ultima Cena y hay tradición en varios lugares del Bolivia de consumirlo durante los días de la Semana Santa
Los cristianos católicos emplean durante el rito de la eucaristía una especie de pan ácimo, sin levadura y sin fermentar en forma de oblea llamada hostia, que representa el cuerpo de Cristo, en conmemoración de la última cena de Cristo con sus apóstoles durante la cual él tomó pan ácimo, lo partió y lo repartió a sus discípulos.

Para judíos y cristianos el pan ácimo, sin levadura o sin fermentar tiene un significado especial.
La tradición judeocristiana cuenta que el pueblo de Moisés salió huyendo intempestivamente de Egipto, sin mucho tiempo para terminar de preparar el pan, por lo que durante el viaje hacia Israel el pan que se consumió era pan ácimo o sin fermentar. Por ello los judíos elaboran un pan ácimo llamado Matzá para ser consumido durante la conmemoración de la salida de Egipto, conocida como Pésaj.

 

Ingredientes del pan sin levadura o pan ácimo

  • 1/2 Kg. de harina integral.
  • 300 ml. de agua templada.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

 

Elaboración del pan sin levadura o pan ácimo

 

  1. Se pone la harina en forma de volcán.
  2. En el cráter se le echa el agua templada y una cucharada de aceite.
  3. Se amasa todo durante unos 15 minutos y se deja reposar envuelto en con un paño una hora.
  4. Pasado este tiempo se aplana la masa con un rodillo y se hace una lámina redonda de un espesor aproximado de medio centímetro.
  5. Se coloca en una bandeja de horno, que habremos espolvoreado con harina, y se pincela con aceite de oliva.
  6. Se introduce en el horno, que previamente habremos calentado a 220º y lo coceremos durante 20 minutos.
  7. Es un pan ideal para ser usado en degustaciones por su sabor neutro.

Cristina Olmos

Tutorial de Munecas de Pascua

27 Feb

Muñecas de Pan de Pascua (Croacia Dolls Pan de Pascua)

Estas “muñequitas” han sido todo un descubrimiento!!! Desde Bake The World nos han propuesto darle un homenaje a la Semana Santa pero yéndonos un poco lejos, a Croacia más concretamente, con un pan que seguro que no reconocéis por su nombre: Primorski Uskrsne Bebe (o algo así como Muñecas de Pan de Pascua). Ha sido un gusto, un divertimiento y un placer haber degustado estas trenzas de pascua.
Las trenzas no han sido nunca mi fuerte, pero esta masa se deja manipular perfectamente, y han quedado bastante correctas. Si que las caritas son un detalle, pero la masa es una delicia, igual rellenas con crema de cacao, solas o con jamón y queso como siempre rellena la bolleria mi hijo… No dejeis de hacerlas esta Semana Santa, será una forma de pasar el rato con los niños para luego tener la recompensa de degustarlas.



Ingredientes:
Para 6 trenzas.

  • 240 ml. de Leche tibia
  • 7 grs.de Levadura fresca
  • 1 Huevo batido
  • 55 grs. de Azúcar
  • 50 grs. de Mantequilla
  • 400 grs. de Harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Para decorar: 6 huevos duros (coloreados o no).
  • Para pincelar antes de horner: un huevo batido y un chorrito de leche. Azúcar.

Elaboración en Panificadora:

Colocamos en la cubeta de la panificadora todos los ingredientes de la lista (menos los huevos duros) según el orden en que se relacionan. Conectamos el programa de amasado que dura 15 minutos.  Cuando termine cogemos la masa y la pasamos a un bol  previamente engrasado. Tapamos y esperamos que doble el tamaño. Cuando tengamos la masa, la colocamos sobre una superficie enharinada y amasamos un par de minutos.
Dividimos la masa en 6 partes iguales. A continuación dividimos cada una de las piezas en 3 partes, le damos forma de bola y  dejamos reposar 5 minutos.
Pasado ese tiempo, cogemos 3 bolitas, y hacemos 3 churros estirando la masa, de unos 25-28 cms.En la unión superior de los tres churros apoyamos el huevo y vamos trenzando hasta el final, que rematamos con unas gotitas de agua para sellar.
Formamos las 6 trenzas y dejamos en el horno apagado durante una hora hasta que hayan aumentado de volumen (el tiempo dependerá de la temperatura de la cocina).
Precalentamos el horno a 190 grados.
Pincelamos las trenzas con huevo batido y  azúcar.
Horneamos durante 15-18 minutos o hasta que estén dorados. Dejamos enfriar.

Dibujamos caritas en los huevos duros con un rotulador permanente.

Notas:

Si os olvidais de poner azúcar antes de hornear, se pueden pincelar con mermelada recien sacados del  horno, como la masa nos es demasiado dulce quedan muy ricos.

Os dejo el enlace de la receta original  que he adaptado del blog The Family Table, donde además podreis ver como hacer las trenzas empezando por una “T”.

Los huevos se pueden colorear con colorantes alimentario, aunque por experiencia de otros años, yo no consigo que no destiñan y manchen la masa, así que los puse con su aspecto natural.

http://lacocinadelosinventos.blogspot.com/2013/03/munecas-de-pan-de-pascua-croacia-dolls.html

Imagen

Tutorial Conejo de Pascua de masa de pan

27 Feb

pascua 35

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: