Anuncios
Archivo | Articulos RSS feed for this section

Tutorial Como hacer Brotes en Casa

24 Sep

Saiku, agradezco el haberte encontrado y poder beneficiarme de tu hermosa generosidad. Un abrazo

Una manera de obtener alimentos de calidad es cultivarlos uno mismo. Pero esto no es algo al alcance de cualquiera por falta de espacio. En esos casos, para tener un huerto en miniatura la solución son los germinados. Además, ninguna hortaliza puede superar el porcentaje de vitaminas y sales minerales de los brotes tiernos. La alimentación cruda es la que mejor restituye los tejidos del organismo y la germinación nos abre nuevas posibilidades: los brotes tiernos, aun los de las lentejas y garbanzos, no son duros y, además, el proceso de crecimiento va acompañado de una “predigestión”. Del mismo modo que si los cociéramos, los principios inmediatos comienzan su proceso: los almidones se transforman en azúcares simples y las proteínas se disocian en aminoácidos. Todo ello es posible porque hay una gran cantidad de enzimas actuando según su función. Podemos experimentar primero con las semillas que hallemos por casa, como legumbres, o pipas de girasol o de calabaza. También podemos comprar semillas para germinar, e incluso hacer mezclas. Las buscaremos biológicas. Nos sirven todos los cereales, el rábano, el nabo, el sésamo y, cómo no, la soja. Usaremos preferentemente la judía mungo, llamada también soja verde, porque la excesiva riqueza de la soja blanca no la hace recomendable para su consumo en crudo. En realidad, es la judía mungo la que se suele comercializar en forma de brotes.

Elaboración: El primer paso es colocar las semillas. (1) Pon dos o tres capas de granos previamente lavados en el fondo del bote de vidrio, en relación a su anchura. (2) Cubre con agua. Añade agua no demasiado fría, como mínimo en una cantidad tres veces superior al volumen de granos. (3) Tapa el bote con gasa para hacer vendajes y una goma elástica. Escurre y riega tres veces al día. (4) Ha llegado el momento de cosechar. A los pocos días ya tendrás los brotes. Si los quieres con clorofila, el último día expónlos a luz indirecta. Experimenta con semillas que tengas en casa o compra semillas biológicas para germinar: – legumbres- girasol- avena- calabaza- cereales varios- rábano- nabo- alforfón- guisantes – sésamo- soja- judía mungo- alfalfa- fenogreco- trigo * Algunas combinaciones de granos son: alfalfa con 10 % de rábano y 10 % de fenogreco, semillas de girasol y de calabaza con avena, guisantes, trigo y alforfón.

Anuncios

Hacia una Vida Minimalista en 10 Pasos

24 Sep

Vida Minimalista en 10 PasosYa hablé de como debemos de asimilar el Minimalismo como estandarte en nuestro caso particular si es que queremos lograr nuestra meta.

Al igual que nuestro propósito tomará un poco de tiempo, lo mismo ocurre si estas interesado(a) en llevar una vida Minimalista también, aunque tus motivos sean completamente distintos a los nuestros.

Tal vez creas que el deshacerte de tus pertenencias de la noche a la mañana sea una forma de hacer la transición al Minimalismo. Pero hay que estar consciente  de que la mayoría de nosotros tenemos vidas hechas, familias que mantener y empleos que harán que nuestro cambio tenga que ser algo pautado.

Una transición lenta sería lo mas recomendado.

Si ya te decidiste a dar el salto, he aquí como puedes empezar una vida Minimalisita en 10 pasos que te pueden ayudar a alcanzar más fácil tu meta.

1. Deja de comprar cosas innecesarias – Debemos empezar por detener el ingreso de cosas que no son estrictamente útiles a nuestras vidas. Velo como si quisieras perder algo de peso, primero cuidas lo que ingieres y después es tiempo de hacer ejercicio.

2. Deshazte de cosas obvias – Artículos que te estorben o que casi nunca les des uso es un buen comienzo. Te aseguro que si haces esto, en un ratito habrás juntado un montón de cosas sin darte cuenta. Regálalos, dónalos o véndelos, pero sácalos de tu vida.

3.Deshazte de aún más cosas obvias – Una vez que hayas completado el paso anterior, echa un vistazo a tu alrededor y repite el procedimiento. Es muy probable que hayas dejado cosas que pudiste haber descartado y que se te pasaron o creíste que sí las necesitabas, piénsalo otra vez y encontrarás más. Como dice el dicho, “el que busca encuentra”.

4. Recuerda el color de tu piso o alfombra – Si tienes tantas cosas tiradas por todas partes que ya no recuerdas ni el color de tu piso o alfombra, entonces es hora de empezar a eliminar por ahí.

5. Desocupa lo que esté encima de todo – Aquí aplican todas las cosas innecesarias que estén sobre escritorios, roperos, mesas para comer, mesas de adorno, muebles de cocina, muebles del baño y en sí todo aquello que juzgues que no sea necesario que ocupe tantas cosas y que puedas reducir ese número al mínimo.

6. Echa un vistazo a lugares cerrados – Closets, debajo de camas, muebles, dentro de gabinetes, en la cochera, cajas, sótanos y cosas por el estilo que no estén a simple vista pero que si miras dentro, encontrarás mucho que eliminar.

7. Olvídate del valor sentimental de las cosas – Lo más seguro es que te encontrarás con artículos a los cuales les tengas cierto valor sentimental. Tal vez haya sido algún obsequio, o algo que tu mismo compraste, cosas de tu niñez, primeros logros, cualquier cosa; estas serán seguramente las más difíciles de desprenderse pero al paso del tiempo, te darás cuenta que dichos accesorios no son necesarios.

8. Deshazte de la otra mitad – A este punto ya debes haber descartado casi la mitad de tus pertenencias, ahora vuelve a repasar las cosas que se te hayan quedado y vuelve a seguir los pasos mencionados.

9. Continúa con lo mismo – A pesar de que ya te habrás deshecho de muchas cosas, aún hay mucho por eliminar de tu vida, el proceso continua para siempre.

10. Aplícalo a ideas – Así como te vas a deshacer de cosas materiales, haz lo mismo con ideologías, pensamientos, negativismo, influencias y todo aquello que consideres que no trae nada de provecho a tu vida y que solamente está llenando tu cabeza de basura.

No tienes que seguir los pasos que he mencionado al pie de la letra, pero ese es el camino que nosotros hemos decidido seguir.

Minimalismo como Estandarte

June 3, 2012 by  Leave a Comment

Sala Minimalista

Para muchos esta sería la representación perfecta del concepto del Minimalismo

Para llegar a donde queremos llegar va a ser necesario que transformemos nuestro estilo de vida por completo. La forma en que pensamos hacerlo es a través de una transición al Minimalismo, es decir, llevaremos una vida Minimalista. El Minimalismo en este caso no se refiere a un movimiento artístico o músico, sino en lo que respecta a rediseñar nuestra vida material y únicamente depender lo que en realidad consideremos necesario.

En nuestro corto tiempo que llevamos desde que le “prendimos al switch minimalista”, hemos conocido algunas personas, específicamente viajeros mochileros, que prácticamente todas sus pertenencias se encuentran colgadas a su espalda. Aunque tal vez este estilo de vida no es para todos, será un requisito indispensable para llevar una vida de nómada  como la queremos.

 Entonces cómo “se come” el Minimalismo o qué?

Wikipedia lo define básicamente como:

La tendencia a reducir a lo esencial

Lo primero que te ha de venir a la mente es dejar de comprar cosas, deshacerte de tus pertenencias y además vivir en una casa con 4 paredes libres de objetos y con muebles que deberías contar con una sola mano. En cierta forma eso sería cierto pero la realidad es otra.

Hay que entender que el reducir el número de nuestras pertenencias casi siempre es el resultado del Minimalismo, mas no significa que eso sea Minimalismo.

Sólo porque regales y te deshagas de todas tus cosas no te hace un Minimalista, al igual que beber soda de dieta no te hace mas saludable o comprar una estatuilla de Buda no te hace Budista.

Todo gira alrededor de tus propias prioridades.

Lo opuesto a Minimalista

Crees que sea en verdad necesario tener cosas como estas en nuestra casa?–Foto de the bridge–Flickr

Se trata de recapacitar sobre tus prioridades para que puedas apartarte de lo innecesario, tales como pertenencias, ideas, actividades e incluso asociaciones (amigos,pareja sentimental, conocidos,etc) que no provean ningún valor en tu vida.

Cuando seas capaz de decir “esto es importante para mí, mi colección de latas vacías de cerveza son mi vida y son mi motor que hace que me levante por las mañanas”, entonces es tiempo que le dediques mas tiempo a tu colección, por citar un ejemplo.

Cuando uno empieza a pensar a fondo en ello, uno se percata que las cosas materiales que posemos no son la parte mas importante de nuestras vidas.

Si te pudieras tomar el tiempo, un día por ejemplo, y trataras de enfocarte en lo que realmente importa, lo mas probable es que te darás cuenta de que hay cosas mucho mas importantes que bienes materiales, y si ese es el caso, es hora de empezar a actuar.

Deshaciéndote de tus pertenencias

Si quieres empezar a deshacerte de muchas de tus cosas, te recomiendo que primero pienses con cuales piensas quedarte.

La cantidad de pertenencias que tengas no importa, pero ser capaz de vivir una vida feliz si lo es.

No te deshagas de cosas simplemente porque puedes. Si lo haces, lo más probable es que sentirás un vacío y mas adelante terminarás comprando nuevas versiones de cosas que lo llenen y que te llevarán a comenzar de nuevo.

Sólo piensa en las cosas sin las que crees que no podrías vivir.

Artículos como tu computadora, o tal vez tu inmenso armario lleno de ropa, tu teléfono celular, reproductor de mp3, accesorios dentro de la casa y cosas por estilo, puede que si sean muy útiles para ti, pero son completamente necesarias? Piénsalo.

Recuerda que el Minimalismo es sólo una herramienta. Tampoco se trata de obsesionarse con hacer que todo entre en ese estándar de vida. Prueba  a ver que es lo que funciona para ti y que te ayude a ser más feliz en la vida. Trata de no caer en el consumerismo en el cual nuestra actual sociedad nos “obliga” a ser parte de.

Cuando nos vayamos de esta vida no nos darán puntos extras por tener mas cosas que otras personas, ni tampoco recibiremos un trofeo por tener menos que otros.

Mejor llevémonos una sonrisa a la tumba con las experiencias vividas, al menos ese es el plan no?

Frutas: sabores cruceños en el olvido

24 Sep

EPÍGRAFE

“Turere, guapomó, pachío, motojobobo y pitaja ya son algunos frutos nativos que las nuevas generaciones de cruceños no pueden paladear por que están desapareciendo de los mercados de la capital oriental. LA EXPANSIÓN DE LOS MONOCULTIVOS Y

EL CRECIMIENTO DE LA CIUDAD AFECTAN A LA PROVISIÓN URBANA DE ESTOS PRODUCTOS. Los expertos recomiendan revalorizar las frutas cruceñas  encontrando nuevas formas de presentación de las mismas, para rescatar su consumo tradicional”

La palabra les resulta completamente desconocida. ¿Turere? ¿Qué es eso?, pregunta el grupo de púberes. Marcos, Alfredo y Javier son  estudiantes de Secundaria y ninguno supera los 14 años. Para ellos, Guabirá sólo es el nombre de un equipo de fútbol, el guapomó “es un pájaro que sale de noche” y la pitajaya “una víbora venenosa”. Lejos están de imaginar que estos nombres designan frutas nativas que, con seguridad, hicieron las delicias de sus progenitores, pero que en los últimos tiempos están desapareciendo de los mercados, la mesa y hasta la memoria de los cruceños.

Doña Juana Tejerina nació en Villa Montes pero vive en Santa Cruz de la Sierra desde hace más de 30 años. Atiende su puesto de venta de tentadoras jaleas y masas típicas en una esquina en las calles Campero y Suárez Arana, en el extremo sureste del mercado Los Pozos -en la zona conocida como del Cupesí- y hasta hace cinco años atrás siempre tenía a mano tablilla o dulce de motojobobo (Lycianthes asarifolia), un fruto pequeño y anaranjado, antaño muy requerido para elaborar este tipo de productos.

“No hay forma de hacer dulce de motojobobo, si no hay motojobobo. Antes traían el fruto en carretilladas desde los potreros de la periferia, pero hace ya cinco años que nadie aparece ni para ofrecer un balde”, dice la vendedora, que es testigo de la desaparición paulatina de los frutos cruceños en el mencionado centro de abastecimiento.

Rodeada por estantes cubiertos con manzana y durazno argentinos y uva chilena, además de naranjas y sandías cambas, pero de lejano origen asiático y africano respectivamente, doña Juana recuerda cuando hace 15 años, en el mismo sitio, los compradores encontraban sin problemas los manojos de pitón (Talisia esculenta), bolsadas de motoyoé (Melicoccus lepidopetalus) y guapurú (Myrciaria cauliflora) o los gajos de turere (Rhamnidium elaeocarpum) cargadingos de frutos.

Al otro extremo de Los Pozos, cerca a la intersección de las calles Quijarro y Vaca Díez, tiene su puesto de frutas la señora Bella Sumoya. Ella nació en la ciudad de Jesús y Montes Claros de los Caballeros -es vallegrandina- pero vive en la capital oriental hace más de 20 años.

En este tiempo, la frutera ha visto cómo las frutas nativas empezaron a escasear en los sitios de venta. “Hace años, cuando llegaba su época, en casi todos los puestos se podía comprar ambaiba (Cecropia polystachya), guapurú, pitón, ocoró (Rheedia acuminata), motoyoé y guabirá (Campomanesia aromatica). Ahora muy poca gente trae estas frutas para comercializar en la ciudad y cuando traen, las venden muy caras”, dice.

En el puesto de doña Bella, un poco opacadas por frutas convencionales como manzanas y peras, asoman tímidos los péndulos de la ambaiba, unos pachíos amarillos (Passiflora nigradenia) de cáscara abrillantada y los cayús colorados (Anacardium occidentale) con su drupa en forma de riñón.

– Todavía llega ambaiba del norte, mientras que el pitón lo traen de El Torno. Antes varias personas nos entregaban motoyoé, pero ahora muy poco llega-, dice la vendedora, agregando que este último fruto, de Bs 18 por arroba pasó a costar Bs 60.

“Con el pachío pasa lo mismo. Como ya casi no se encuentra, cuando algunas personas traen lo venden a 90 bolivianos el 100. O sea que si queremos ganar algo, tenemos que vender cada fruto a dos pesos o a tres por cinco… y a ese precio casi nadie compra”, dice.

El guapurú -que ya está en su tiempo- también subió bastante de precio debido a su escasez. A la fecha una lata mantequera -una arroba- cuesta entre Bs 80 y 100, así que venderlo en bolsitas a Bs 5 ó 10 no resulta tan rentable para los fruteros ni atractivo para los consumidores.

Otros frutos como el guabirá,  guapomó, lúcuma y paquió no son considerados como un negocio con alta posibilidad de ganancia por los fruteros, porque no muchas personas los conocen y aprecian. Ante la posibilidad de que se echen a perder en los puestos antes de encontrar comprador, los comercializadores de frutas dejaron de adquirirlos a los campesinos que los ofrecían en la ciudad y de esta forma la oferta desapareció por completo.

CIUDAD DE FRUTAS

El departamento de Santa Cruz, el más diverso ecológicamente en Bolivia, podría ser considerado un verdadero paraíso de frutas exóticas por los extranjeros. En su libro Frutas silvestres comestibles de Santa Cruz, los investigadores Roberto Vásquez y Germán Coimbra Sanz (+) identifican nada menos que 142 especies vegetales que producen frutos aptos para el consumo humano.

La misma capital abunda en árboles frutales -unos nativos y otros introducidos- que resultan desconocidos para la gran mayoría de sus habitantes. Pocos saben que en plena Cañoto hay varios ejemplares de tamarindo; que en la Alameda Junín hay pomarrosas al alcance de la mano; que en el canal Isuto, entre el segundo y el tercer anillo hay una larga hilera de ambaibos, mientras que entre el tercero y el cuarto se encuentran tureres que ofrecen gratis sus frutos; que fuera del ingreso al Zoológico Municipal se puede recolectar guapomó y guapurú, y que en las aceras de la calle Padre Pérez (cerca a la Radio Santa Cruz) hay varios árboles de mora que son aprovechados -cuando maduran los frutos- por los chiquillos del barrio y los estudiantes que pasan por el lugar.

Las nuevas generaciones de cruceños no conocen sus frutos nativos. Ahora se conocen y comen manzanas, uvas y otras frutas importadas, pero ésas que sirvieron para formar la tradición cruceña están desapareciendo, señala Roberto Vásquez, quien ha saboreado cada una de las 142 frutas descritas en su libro.

El investigador -al que pertenecen casi todas las fotografías al pie de página- recorrió buena parte del departamento y los alrededores de Santa Cruz de la Sierra. Reconoce que el crecimiento de la mancha urbana juega un papel trascendental en la desaparición de estos pequeños manjares. “Antes era mucho más fácil que los jóvenes tengan contacto directo con los frutos, porque estaban al alcance de cualquier persona. Ahora el que quiera recoger frutas nativas debe recorrer muchos kilómetros para encontrarlas”, expresa.

Por su parte, la ingeniera agrónoma y botánica Elena Vallejos -que trabaja en el Jardín Botánico Municipal- señala que, con el paso de los años, las frutas nativas se han alejado de la capital. “Antes teníamos quintas apenas saliendo del cuarto anillo y los frutos quedaban cerca. A la fecha, tenemos varias especies en el mismo casco viejo, pero ahora sólo se utilizan para el consumo familiar, son una especie de reliquias en la ciudad”.

Sobre el punto, el director de la carrera de Agronomía de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Ramiro Sánchez Ribera, señala que la desaparición de los frutos nativos de los mercados capitalinos en Santa Cruz se debe a la ampliación de la frontera agrícola y a la aparición del monocultivo.

Según el agrónomo, la gente de campo de antes tenía en sus parcelas muchos árboles frutales nativos, así que recolectaba diferentes frutos durante todo el año y los excedentes no consumidos se comercializaban en la ciudad. Con el correr de los años la situación fue cambiando y los productores asignaron mayor importancia sólo a determinados cultivos porque eran los más rentables económicamente.

De esta forma, si alguien tenía en su quinta unos cuantos árboles de paquió, lúcuma o guabirá, los derribaba para cultivar caña.

“Lo bueno es que ahora hay una corriente mundial de revalorizar las cosas propias y en el caso de los frutos nativos, en algún momento se deberá retomar su uso y consumo, porque muchos de éstos aportan con antioxidantes, fitoquímicos, pigmentos vegetales o tienen alto valor nutritivo”, señala el agrónomo.

Con el convencimiento de que “no hay fruto o cultivo que esté por demás en ninguna parte del mundo”, Sánchez señala que el presente siglo “es el del bienestar”. “Ahora se buscan alimentos saludables; hay una cultura del acondicionamiento físico, de la alimentación natural. En la diversidad de la alimentación es donde encontramos las  mejores posibilidades para nuestra salud y ahí está la oportunidad para la revalorización de los frutos cruceños nativos”, manifiesta.

Pero… ¿cómo conservar el sabor de las frutas típicas mientras las nuevas generaciones las redescubren? ¿No se corre el riesgo de que estos vegetales desaparezcan por el desconocimiento de la gente respecto a sus usos y consumo?

Para sortear este obstáculo, la carrera de Agronomía de la UAGRM desarrolla desde hace tres años su Programa Parientes Silvestres, con la finalidad de conservar un banco de germoplasma (genes) de varias especies vegetales.

“Todas las plantas de los géneros comestibles tienen ‘parientes’ silvestres con cualidades nutritivas, sabor o forma ligeramente diferentes. En la UAGRM colectamos las semillas, realizamos su caracterización botánica y las depositamos en nuestro banco de germoplasma para conservarlas a través de los años. Es un tesoro genético que preserva a las especies. Mediante el proyecto hemos recolectado germoplasma de diferentes especies de yuca, ajíes, frejol… y también de frutos como el pachío en sus diversas variedades”, agrega Sánchez.

Elena Vallejos dice, por su parte, que en el Jardín Botánico también se conservan varias especies frutales para que puedan ser conocidas por las nuevas generaciones.

BUSCANDO EL USO CORRECTO

Frente a la realidad de que muchas frutas nativas son desconocidas para gran número de consumidores locales, los expertos en el tema sostienen que para fomentar su consumo deben buscarse novedosas formas de presentarlas.

Según el escritor e investigador Ismael Muñoz, el principal problema con las frutas nativas -en relación a las introducidas- es que casi todas carecen de jane (pulpa) abundante. “El motoyoé, el pitón, el turere o el ocoró, son frutas de chupar más que de morder. El caso contrario se presenta con frutas como la manzana o el durazno, que tienen bastante jane”, dice.

Ramiro Sánchez acota en el punto que, debido al efecto de la globalización, está sucediendo un fenómeno que afecta al consumo de las frutas nativas. “La sociedad adapta costumbres extranjeras, como la fiesta de Halloween en lugar de Todos Santos. Lo mismo pasa con las frutas: suena más exótico pedir un helado de pistacho o de kiwi que uno de motojobobo”, indica.

Para contrarrestar esta situación se debe encontrar la utilidad del fruto. Si no basta comerlo fresco para hacerlo atractivo a los consumidores, se puede encontra usos alternativos.

Por ejemplo, el olor característico de la lúcuma hace que algunas personas se resistan a ingerir el fruto al natural. Sin embargo, en helados, jugos y yogures es una fruta reconocida a nivel internacional y se la podría aprovechar muy bien en la industria de la repostería.

En el caso del pachío, el ocoró y el guapurú, sus pulpas se pueden industrializar en forma de jarabe para elaborar refrescos. La preparación de licores e incluso vinagre son otras alternativas para su consumo.

En opinión de Roberto Vásquez, además del achachairú, las frutas con mayor valor para su explotación comercial son la ambaiba -para preparar mermelada-, la conservilla (Alibertia melloana) y los diferentes pachíos. “Le aseguro que la mermelada de ambaiba mezclada con motojobobo es una ricura que se puede producir primero a nivel artesanal, para a la larga pensar en la exportación”, señala.

Con los frutos del guabirá, bi y motojobobo, se pueden elaborar dulces y compotas. En el caso de este último, al principio de la nota se hizo mención a la gran demanda que tenían las tablillas elaboradas con su pulpa.

Con el paquió y el cupesí -que en Santa Cruz se consumen al natural tradicionalmente- se podría elaborar harinas fortificadas para elaborar masas y refrescos. En varias comunidades cordilleranas y chiquitanas se aprecia bastante la chicha de cupesí, que se prepara secando y moliendo el fruto. Además, en países como Argentina, Brasil y Paraguay se lo utiliza para elaborar harina de alto valor proteínico, que se transforman en pasteles y otras golosinas.

Datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) dan cuenta que en 2007 el país vendió al exterior más de $us 80 millones en frutos exóticos -la mayor parte almendra, plátano, piña y achachairú- pero el potencial exportador es infinitamente superior.

A favor de las frutas nativas de Santa Cruz juegan varios factores, pero el principal es que los mercados de los países desarrollados están saturados por el sabor de frutas tradicionales como la manzana, uva, durazno o cítricos. Con una adecuada campaña promocional el sabor de estos regalos de la naturaleza perdurará por siempre.

Freddy Lacio   El Deber – Santa Cruz   October 2008

Sobre el Mocochinchi y la Coca-Cola

17 Sep

1-image

El Mocochinchi

Alfonso Ussía

El Mocochinchi es, como se sabe, el nombre boliviano de un refresco realizado de durazno deshidratado hervido con azúcar, canela y clavode olor.  Lo que a veces se olvida es que el durazno no es una fruta autóctona y que, de hecho, su origen es chino y llegó a Europa con los romanos que lo conocieron en Persia.  Los romanos lo extendieron por toda Europa y, por supuesto, llegó a España que, a su vez, lo trajeron a América.

Desde que los colonizadores llegaron a América trataron de reproducir en el nuevo mundo sus frutas tradicionales e importaron plantines y los cultivaron, así llegaron, por ejemplo, frutas como la manzana. El primer intento de producir duraznos en América fue en Las Antillas a finales del siglo XV, pero resultó que en Cuba y la Española hacía mucho calor para que el árbol del durazno, que ellos llaman melocotón, se aclimatase y no fue hasta 1520 después de la conquista de México que el fruto pudo producirse de manera importante en América. Hacia 1536 Francisco de Santa Cruz y Vasco de Quiroga logró en Nueva España, por primera vez, importantes rendimientos de durazno y de albaricoque o damasco.

Al virreinato del Perú el durazno llegó bastante más tarde, hacia finales del siglo  XVI  y  de allí  a  Bolivia, que entonces no tenía todavía ese nombre y era una provincia virreinal.  El durazno se aclimató bien, sobre todo en la zona de los valles donde el clima era más templado.  Por lo tanto,  es una lástima tener que informarle al canciller que el mocochinchi no es una bebida autóctona, sino una herencia de los españoles. De hecho, deshidratar el durazno es una antigua tradición que se conocía desde hace milenios entre los pueblos árabes (que lo exportaron a Europa) y que pretendía reducir al máximo el contenido  de  agua  en  la  fruta  con  el  fin  de  paralizar  la acción de los gérmenes.   La forma  tradicional  de  secar  el  durazno o melocotón era exponiéndolo al sol después de pelados y deshuesados y todavía se hace así en  Italia,  España  y  Grecia.   Un dato más:   hay muchas bebidas que tienen su base en los duraznos deshidratados, por ejemplo, el Qamar Ad-Din, una bebida espesa egipcia hecha a base de láminas de pasta de albaricoque seco y azúcar o, en muchas regiones españolas, el refresco de orejón.

No deja de ser paradójico descubrir que la coca-cola tiene mucho más que ver con los  bolivianos  que el mocochinchi.   En primer lugar,  por supuesto, porque la coca-cola estaba hecha por nuestra planta milenaria, la coca,  y  ya  eso nos une a ella mucho más que el durazno ibérico.

Pero además, es muy conocido que la receta de la coca-cola se basó inicialmente en la patente del “vino Lorini” o “coca Lorini” inventada or el farmaceútico italiano Domenico Lorini, macerando hojas de coca en vino. El mismo químico  John  Pemberton,  creador de la coca-cola, admitió que se basó para su fórmula en el vino lorini, muy popular en Europa y los EEUU durante el siglo XIX como bebida energizante y curativa. Como se sabe, Domenico Lorini llegó a La Paz en 1872 y abrió una  botica  de  la  Plaza  Murillo  y  fundó  la  Facultad  de  Farmacia  de nuestra universidad pública. Fue aquí en La Paz donde Lorini conoció la coca e inventó la “coca-lorini”.  Es decir,  la coca-cola  es  mucho más boliviana que el mocochinche

Cochabamba: un día para comer y el otro también

14 Sep

Los tradicionales pique macho de la Casa de Campo y silpancho del Palacio del Silpancho. - Fabiola Chambi Los Tiempos

Los tradicionales pique macho de la Casa de Campo y silpancho del Palacio del Silpancho. – Fabiola Chambi Los Tiempos

COCHABAMBA |

El “arte de preparar una buena comida” es la definición que la Real Academia de la Lengua Española (RAE) le da a la palabra gastronomía; sin embargo, en Cochabamba este significado va más allá, pues la amplia oferta culinaria hace que además de los exquisitos sabores, la hora, el lugar y el costo no sean inconvenientes.

Ch’anka de pollo o de conejo, silpancho, pique macho, sajta de papaliza, picante de pollo, lambreado de pichón, chicharrón de cerdo, chupes de lacayote y zapallo, chaques de trigo y quinua, jak’alawa, jarwiuchu, pampaku, escabeche de patitas, humintas al horno, k’allu… una interminable lista de deliciosos platos típicos de la gastronomía valluna, justifican a Cochabamba como la “Capital gastronómica de Bolivia”.

Una denominación que fue sancionada por la Asamblea Legislativa Plurinacional el 28 de diciembre de 2011 a través de la Ley Nº 217que reconoce la diversidad culinaria propia de las regiones, provincias y municipios de la Llajta.

Sin embargo, aunque muchos no lo sepan, cada día de la semana en Cochabamba está dedicado a determinados platos que se pueden encontrar en diferentes restaurantes típicos o puestos de comida al paso en toda la ciudad y sus alrededores; una iniciativa que surgió el 2010 desde la Unidad de Turismo de Cercado como una manera de dejar establecidas ciertas costumbres ya popularizadas en el quehacer cochabambino.

Al respecto, Ramón Rocha Monroy, reconocido escritor y cronista de la ciudad explica cómo se origina la concepción de la comida por día. “Lo típico de Cochabamba no es el menú sino la especialidad y ésta se circunscribe a uno o dos platos por día desde el domingo”, afirma.

También Rocha destaca como aspecto clave el sábado, considerado un día muy laborioso ya que en Cochabamba “todos somos más o menos comerciantes y dejamos para el domingo el disfrute familiar alrededor de un buen plato”.

“Vamos a compartir un platito”

En familia o en grupos de amigos las constumbres q’ochalas buscan momentos de compañía que no serían completos si no estuvieran matizados por los exquisitos platos, la bebida característica y la buena música.

De lunes a viernes estos son los “platitos día a día de la Llajta”:

Lunes: Kardan caldito, enrrollado, escabeche y chorizo criollo.

Martes: Ranga, rellenos de papa, ch’anka de gallina y anticuchos.

Miércoles: Ají de patas, riñones, locoto relleno y puchero.

Jueves: Picante mixto, fideus uchu, laping y trancapecho.

Viernes: Planchitas, k’allu, lechón y pique macho.

Sábado: Lomo borracho, jarwi uchu, lambreado de conejo y  habas pejtu.

Domingo: Salteñas, sopa de maní, chicharrón y pampaku.

El silpancho es considerado como el plato que probablemente más caracteriza a Cochabamba porque nació en la Llajta y su tradición se ha expandido en todo el país y también fuera de él.

Pero también están los antojitos de cada día, entre los que podemos mencionar el api, pastel y buñuelos, sándwich de chola, humintas, empanadas, rosquetes tradicionales y las infaltables chicha y garapiña. (Ver galería)

Los restaurantes famosos y las caseritas

En Cochabamba hay restaurantes que son tradición indiscutible en cuanto a comida se refiere, casi una obligación conocerlos  y a donde se debe llevar a alguna visita para quedar bien; pero también están los puestos de las caseritas que encontramos en todo lugar dispuestos para satisfacer el exigente paladar cochabambino.

De todo, para todos y al alcance de cualquier bolsillo, son las razones para que a más de uno se escuche decir: “no hay mejor lugar que Cocha para comer“.

Y como no es lo mismo leer que ver, Lostiempos.com recorrió diferentes lugares, los famosos, los típicos, los tradicionales, los escondidos, los infaltables, los mejores, restaurantes y puestos de comida al paso, para mostrarles la amplia y exquisita oferta gastronómica de la Llajta. Aquí pueden ver el video.

Nomenclatura gastronómica en Cochabamba

Ají de flores de chilijchi: Flores de ceibo rehogadas con cebolla, tomate y locoto, y papas blancas.

Conejo lambreado: Cuy rebozado con pan molido y frito, rociado con chorrillana y con guarniciones de chuño p’uti y papa blanca.

Chajchu: Filamentos de carne de res, cebolla verde, habas tiernas, chuño picado, tajadas de huevo duro, salsa de cebolla a la juliana, tomate y locoto, y ahogado de ají colorado.

Chanka de conejo: Cuy tierno cocido y aromado con hierbabuena, cebolla verde, haba tierna, papa blanca y llajua de locoto. También se prepara de gallina.

Chaqe de quinua: Caldo espeso de quinua con papa.

Chaqe de trigo: Caldo espeso de trigo cocido con papa.

Chicharrón de cerdo: Cocido al perol en su propia manteca, con mote de maíz blanco y llajua de locoto.

Chupe de papalisa: Caldo de papalisa picada.

Enrollado: embutido de carne de cerdo con especias, que se sirve con escabeche.

Escabeche de patitas de cerdo: manitas de cerdo al vinagre.

Fidius uchu: Ají de tallarines con caldo espeso, colitas de vaca, chuño y papa.

Habas pejtu: Habas tiernas, charque en filamentos, rehogado de cebolla y ají y papa blanca.

Humintas: tamales de choclo (maíz blanco tierno) rellenos con queso, cocidos al vapor en la chala del choclo.

Jakalagua: Caldo espeso de choclo molido con cueritos de cerdo y papa.

Jankakipa: Caldo espeso de maíz tostado y molido con carnes y papa.

Jauri uchu: Caldo de salvado y ají con carne de conejo, vaca y cordero, papa y fritos de huevo, harina y cebolla verde. Es comida de velatorio.

K’allu: Ensalada de cebolla en cortes grandes, tomate y locoto.

k’asauchu: Variedad de caldo espeso con ají.

Kawi: Pecho de vaca frito o en caldo.

Lappin: Pecho de vaca (suadero mexicano) asado a la sartén con mote de habas, solterito y papa cocida con cáscara.

Llokhalla chupe: Caldo sustancioso que contiene locotos soasados a la brasa y cocidos en el líquido.

Lluspichi: Variedad de lagua de trigo.

Matambre: Pecho de vaca en cecina y frito, acompañado con papa cocida con cáscara y mote de maíz.

Miskik’eta: Postre elaborado con borra de chicha en elaboración.

Pan del Valle: De harina integral, es famoso el que se fabrica en Toco, provincia Cliza, que se exporta a la Argentina para consumo de migrantes. Asimismo el Mama Qonqachi (literalmente: que hace olvidar a la madre), de grandes dimensiones.

Patas uchu: Ají de patas de res con papa blanca y culantro picado.

Papawaiku: Papa cocida con cáscara.

Phampaku: Versión valluna de la huatía con carnes de pato, lechón, cordero, pollo y lappin condimentadas. Se sirve con papa ylátanos al horno y ensaladas.

Perdiz a la brasa: Carne de caza a la brasa con guarniciones.

Pichones: de paloma fritos o a la brasa con guarniciones. Especialidad del Valle Alto, Cochabamba.

Puchero de Carnaval: Variedad de la Olla española con abundante ají amarillo.

Pulpito frito: Estómago de vaca frito a la sartén con papa blanca o riñones al caldo.

Ranga: Caldo blanco de libro de res con papa blanca.

Rellenos de papa: de papa molida y jigote, rebozados y fritos.

Riñón al caldo: Rodajas de riñón de res cocidos en agua hervida con papa blanca.

Sajta de lisas: Ají de papalisa con filamentos de charque y papa blanca.

Silica: Caldo mañanero de hígado con papa blanca.

Silpancho: Carne delgada apanada y frita con arroz, papas en rodajas, huevo frito y salsa de cebolla, tomate y locoto en cubitos.

Solterito: Cebolla a la juliana, tomate y locoto picados y quesillo desmenuzado.

T’eqo: Caldo rápido de carne molida, huevos y papa runa golpeada en batán.

Tojorí: Mazamorra de maíz willkaparu molido en trozos grandes.

Tomatada de suches: Pescado de río con ahogado de tomate, cebolla y locoto. Se acompaña con papas blancas.

Trancapecho: Silpancho completo en pan.

Triunvirato: Mixto de riñón al caldo, ranga y pulpito frito.

Uchuco aiquileño: Tres colores de ajíes con variedad de carnes, chuño y papa.

Vizcacha: Comida de caza frita a la sartén con guarniciones.
Fuente: Blog de Ramón Rocha Monroy

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/cochabamba-al-dia/20120914/cochabamba-un-dia-para-comer-y-el-otro-tambien_185416_393250.html

La comida cochabambina y el suculento sabor a Llajta

14 Sep

1-392163_gd

Sobre papas bien cocidas se coloca los huevos igual de cocidos en olla y sobre ambos la llajua… esa es la merienda de media mañana en algunos hogares cochabambinos que conservan la tradición. Otra, es tener sobre la mesa servida para el almuerzo, en lugar de trozos de pan, mote caliente con quesillo. Cochabamba es el departamento que todos anhelan visitar y una razón es que en la Llajta se come rico.

Si algo tiene la comida cochabambina desde siglos atrás es el misk’i, el dulce que toda mujer cochala le sabe añadir. “Esto viene desde la llegada del inca Huayna Capac en 1525”, relata el profesor Wilfredo Camacho y dice, que al ver el Inca la bondad y fertilidad de la tierra hizo de “Qochapampa” su centro administrativo, religioso y de producción maicera.

De ahí, el Inca hizo levantar las 2.500 qollqas, almacenes de maíz, de donde se exportaba al Cuzco y a la zona de las minas. Tal era la producción prodigiosa de entonces, que Huayna Capac llamó a esta tierra “La Llajta”. Según el relato de Camacho, la toponimia de esa palabra significa “centro de los grandes Dioses y de gran producción”, por eso mismo, es el centro de abundancia.

Sipe Sipe, Tapacarí, Colcapirhua, Tiquipaya y en general todo el valle es productor de maíz desde la época incaica. Otros alimentos que acompañaron la producción de maíz y que desde siempre formaron la base de la alimentación cochabambina son: la quinua, amaranto, papa, papaliza, oca, chuño, etc. La comida viene de la mano de la alfarería y en eso Colcapirhua se transformó en el centro de la producción de grandes ollas (manka llutas) y los chillamis, recipientes grandes hechos de barro que hacían de platos; de ahí viene la tradición de la mujer cochabambina de servir la comida en abundancia más la infaltable yapa.

Los abuelos, en algunos casos los tatarabuelos, eran expertos en combinar los alimentos y así crearon las diversas lawas de maíz, lluspichi, phiris, tojoris, pectus y otras comiditas como las ensaladas de verdolaga y los manjares para los chicos como el tostado de maíz, chuspillo, ch’ejchi, etc. Ese misk’i, de la mano de la cochabambina, se combinaba ya desde la época del Inca con la llajua, el picante que exige el paladar cochabambino. La llajua siempre fue más rica molida en batán. Se dice que la preferida es la que lleva quirquiña, pero el picante no sólo se lo adquiere del locoto, también hay la ulupica, la wacatela etc.

Hoy en día gracias a la iniciativa de Wilfredo Camacho y de todo su equipo de antropólogos y estudiantes se recupera la comida ancestral a través de la “Ñaupa Manka Mikhuna”, literalmente Comida de la Vieja Olla, con sede en la comunidad de Achamoco, a 40 kilómetros de la ciudad. Hoy en día esa feria llega también a la ciudad y se instala en la plaza de las Banderas.

Cochabamba al ser centro, corazón de Bolivia y de América latina es abierta a las creaciones y combinaciones, así la comida contemporánea, que más que historia lleva anécdotas sobre todo de “viernes de soltero” no deja de ser tentadora, abundante y nunca deja de estar acompañada del sabor picantito de la llajua cochabambina.

http://www.lostiempos.com

Cochabamba  –  Bolivia, Estado Plurinacional de

14 de septiembre de 2011

Expansion de la comida Cochabambina

14 Sep

45 por ciento de los negocios de comida cochabambinos se expande

La expansión de las empresas gastronómicas en el departamento deriva en la proliferación de las cadenas de restaurantes, mismas que progresivamente consolidan el denominativo “capital gastronómica de Bolivia”, que Cochabamba adquirió el año 2011.A la fecha, de los 48 restaurantes que están afiliados a la Cámara de Empresarios de Restaurantes y Ramas Anexas de Cochabamba (CERAC), 22 tienen calidad de “cadena”. Es decir que estos establecimientos gastronómicos poseen mínimamente una sucursal más, aparte de sus instalaciones centrales.PROGRESO Del total de los emprendimientos y las “cadenas”, destaca “Wist’upiku” porque es la empresa que posee más sucursales dentro y fuera del departamento.Según el gerente general de “Wist’upiku”, Wilson Ramírez, su empresa tiene 25 filiales en el país. De las cuales 11 están en Cochabamba, nueve en La Paz y cinco en Santa Cruz.Además, indica que “Wist’upiku” fue la primera empresa gastronómica que salió del departamento y luego le siguieron los pollos “Panchita” y la salteñería “Los Castores”, entre otros.EXPANSIÓN “Tomar la decisión de salir de Cochabamba no es fácil, porque cada sector del país tiene gustos diferentes a los que hay que conquistar”, dice el administrador de los pollos “Panchita”, Sigfrido Arandia.Uno de los principales retos que enfrentan los restaurantes es hacer que su comida “tenga el mismo sabor en cualquier lugar”.

En el caso de “Panchita”, Arandia indica que su expansión implicó buscar proveedores de ingredientes parecidos a los de la región valluna y maquinaria que permita cocer el pollo a un calor similar en cualquier zona.

Por su parte, Wilson Ramírez especifica que una de las recetas más sencillas de llevar a cualquier región es el helado. Sin embargo, a la par del crecimiento de los restaurantes también se nota la proliferación de pensiones informales.

Este hecho preocupa a Ramírez porque estos pequeños empresarios no dan la comodidad que necesita el cliente al momento de comer.

“McDonald’s aportó a Bolivia”

Según el administrador de los pollos “Panchita”, Sigfrido Arandia, “McDonald’s” insertó en el país un sistema que permitió a decenas de restaurantes nacionales incorporar el autoservicio.

Sigfrido indica que la gente del país estaba acostumbrada a que le sirvan en la mesa, sin embargo con el ingreso de McDonald’s al país, el autoservicio se posesionó.

“Este tipo de sistema nos permite atender más rápido y por ende el cliente se siente más a gusto”, indica.

Por ello, la mayor parte de las sucursales que posee “Panchita” practican este método, pero hay un sector que se resiste en la zona sur.

Arandia dice que en sus instalaciones situadas en la calle Esteban ArZe y Totora, la gente no asimila el autoservicio, por ello tienen gran cantidad de meseros ya que esta sucursal es una de las más concurridas, sobre todo el fin de semana.

Diez años dura registro de marca

Es importante que las personas registren su marca para tener el uso exclusivo de la misma en todo el país.

Existen varios restaurantes que lo hicieron tarde, es decir cuando vieron que otra gente malintencionada se aprovechó de su fama y abrió un local copiando su nombre.

Los pasos para realizar este proceso son sencillos. En principio es necesario mandar una carta dirigida al director nacional de Propiedad Industrial, luego se descarga un formulario de la página web del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi).

Posteriormente se presenta el Número de Impuesto Tributario (NIT), a tiempo de cancelar 750 bolivianos.

Finalmente se cancela 200 bolivianos para publicar la solicitud de la marca en una gaceta.

Las franquicias amenazan recetas
DAYANA FLORES A.

dflores@opinion.com.bo

La mayor parte de los restaurantes del departamento prefiere no dar franquicias, sino otorgar la administración de una sucursal a una persona de confianza, a fin de no perder sus recetas “secretas”.

El presidente de la Cámara de Empresarios de Restaurantes y Ramas Anexas de Cochabamba (CERAC), Wilson Ramírez, indica que los empresarios de su rubro prefieren delegar a alguien de confianza el manejo de sus sucursales establecidas fuera del departamento, en vez de otorgar franquicias a personas ajenas.

Una franquicia implica utilizar el modelo de negocio de otra persona y para ello se paga un determinado monto de dinero al propietario del restaurante a copiar. A cambio el interesado en imitar a la empresa original recibe detalles sobre la receta “secreta”, cantidad de ingredientes, entre otros.

Respecto a su situación, Ramírez dijo que como empanadas “Wist’upiku” recibieron varias solicitudes para emitir franquicias, dentro y fuera del país, pero no las dieron “porque no hay una ley que regule este tipo de proceso”.

Gran parte de los emprendimientos locales no tiene calidad de franquicia, y son más los restaurantes internacionales los que operan de esta manera, tal es el caso de “Burguer King”.

VACÍO LEGAL Respecto a este caso, la responsable del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi), Karen Ricáldez, señala que en dicha entidad el registro de una franquicia es igual al de una marca. Es decir, no existen normas específicas para las franquicias.

En ese sentido también reconoce que existen franquicias en el país que funcionan sin haber registradas su marca en Senapi. “Esto es decisión de los dueños de los restaurantes”, concluye.

Opiniones.

Kevin Urquieta

Estudiante

Me parece que es muy bueno para la gente que existan varias sucursales de comida distribuidas por toda Cochabamba. A mí me gustan los pollos “Panchita” y sé que puedo encontrar un plato de este tipo de comida hasta en Quillacollo.

Pamela Callejas

Ama de casa

Además de que en Cochabamba la comida es rica su costo es accesible para la población. Pero de un tiempo a esta parte se ve que el negocio del pollo frito es el que más ha crecido y se ha extendido por toda la ciudad.

Juan Carlos Montaño

Chofer

El paladar del cochabambino es muy exigente y además le gusta la variedad, muchos restaurantes abren sus sucursales en el departamento porque saben que con gente como nosotros les va a ir bien.

Nataly Tejerina

Abogada

Afortunadamente tenemos un departamento en el que se puede comer de todo, desde un chicharrón hasta comida vegetariana. Este surtido de opciones hace que seamos un referente para el país.

Miguel Lora

Profesor

La población de Cochabamba es un mercado atractivo para los empresarios de comida y al abrir sus restaurantes no se equivocan. Sin embargo, yo prefiero los platos sencillos, cocinados por las viejitas, y no la comida sofisticada.

Tiquipaya conquista con su tradicional pampaku

13 Sep

Comensales degustan pampaku preparado por 35 restaurantes - Rocha José Los Tiempos

Comensales degustan pampaku preparado por 35 restaurantes – Rocha José Los Tiempos

La población de Kanarrancho, en el municipio de Tiquipaya, vivió ayer una verdadera fiesta de gastronomía con la tradicional feria del pampaku que se realiza cada año.

La zona, conocida por la cantidad de restaurantes especializados en ese plato en particular, se llenó de visitantes que tuvieron la difícil tarea de elegir la mejor opción, porque a simple vista todos estaban suculentos.

Participaron de la feria alrededor de 35 restaurantes del lugar más señoras invitadas de otros municipios, como Quillacollo, Vinto y Sacaba, que ofertaron el plato a 50 bolivianos y los medios platos entre 25 y 30 bolivianos.

“Como vemos aquí, todas las cocineras se han esmerado para el preparado del pampaku. Los platos son abundantes y todas han seguido las reglas de higiene y presentación estética”, dijo Carlos Quintana, intendente municipal de Tiquipaya.

Varias familias degustaron hasta con las manos el sustancioso plato. Marlen Pérez, una de las vendedoras más requeridas en la feria, dijo que había previsto todo para lograr la venta de unos 150 platos “de los grandes”. Pérez comentó que el pampaku, plato cochabambino, requiere de una paciente y delicada preparación que conlleva alrededor de ocho horas.

La base del pampaku y su principal característica es que es cocinado en horno a tierra, en una fosa cubierta por ardientes piedras que provocan el calor necesario para la cocción natural. El plato comprende papa, choclo, camote, plátano y una variedad de carnes como pato, conejo, cerdo, cordero, pollo y en algunos casos pichón, acompañado de salsa caliente.

Por Redaccion Central – Los Tiempos

El te Adecuado a la hora adecuada

12 Sep

No se toma cualquier té a cualquier hora. Sería una lástima no combinar los buenos momentos con los buenos tés INFUTISA.

– Los tés  del desayuno:

Elija los tés muy fuertes en cafeína, consistentes y bastantes tánicos para empezar el día con buen pie. Piense en los tés negrosearl grey… Los aficionados añadirán un poco de azúcar o de leche. Los puristas lo degustarán solo.

– Los tés de la mañana:

Por la mañana, nada más agradable que degustar 1, 2 o 3 tazas de buen té mientras se trabaja. A esas horas del día, los sentidos están más atentos, busque los tés refinados, ya que podrá apreciar mejor sus cualidades. Alterne Pu Erh y té blanco.

– Los tés de la tarde:

De 2 a 6 de la tarde, deguste más bien tés aromáticos, potentes, para los cuales estarán, sin duda, más receptivo. El té verde con aroma de miel o fresas sería una buena elección.

– Los tés de la noche:

Para terminar el día que mejor que un té sin teína. Para disfrutar su sabor pero no perder el sueño.

té

http://infutisa.wordpress.com/2013/02/24/te-hora/?blogsub=confirmed#blog_subscription-2

Degustación de Té

7 Sep

¿Algún plan para el fin de semana?

Organiza una degustación, Infutisa te da las claves para organizarla!

DEGUSTACIÓN

Saber Degustar Té

6 Sep

Degustar es, ante todo, una actitud intelectual y sensorial; en pocas palabras, supone no ser pasivo, sino al contrario, tener todos los sentidos, despiertos y plena concentración, ir al encuentro de los aromas, los perfumes y , finalmente, las impresiones que un sorbo de té puede provocar.

Degustar para apreciar mejor…

Para un producto tan complejo como el té, lo principal es aprender a saber discernir y nomrar los sabores de un té en particular, para poder apreciarlo mejor y, si es necesario, compararlo con otros.

té

Saber decir algo más que me gusta o no me gusta…

Nuestro sentidos están diseñados de tal manera que rápidamente nos conducen hacia el maniqueísmo del “me gusta/no me gusta”.

¿Por qué? Digamos que este esquema es uno de los vestigios de la época en que sentido del gusto servía para identificar y rechazar los alimentos potencialmente tóxicos, es decir, los que son amargos y astringente, para simplificar.

Hemos heredado este sistema y nos resulta bastante difícil deshacernos de él… El primer paso para liberarnos de él es preguntarnos por qué algo nos gusta y por qué no.

Las particularidades del té al desgustarlo…

Muchos tés poseen un sabor ligeramente amargo y astringente, pero ello no significa que esté malo. Se trata de aprender a acostumbrarse a estos nuevos sabores y descubrir sus infinitas sutilezas en ves de desecharlos sin reparos junto con las experiencias desagradables.

– Sapidez “ligera”: comparado con el café o el chocolate, por ejemplo, los tés tienen sabores menos intensos, sencillamente porque están más diluidos, menos concentrados. Esta sapidez poco marcada del té tiene una ventaja: permite consumirlos sin saturarse; pero también posee un defecto: hay que prestar mucha atención para percibir todos sus sabores.

– Atención a la cafeína: algunos tés tienen un alto contenido de excitantes del tipo de la cafeína. Tenga en cuenta que no se debe sobrepasar cierto límite más allá del cual a menudo aparecen palpitaciones momentáneas y nerviosismo.

http://infutisa.wordpress.com/2013/01/22/saber-degustar/

FIGLIOZZI, cuando la marraqueta tenia apellido

31 Ago

Artículo extraído del libro: Polenta, familias italianas en Bolivia, Mauricio Belmonte Pijuàn, Segunda Edición editorial Gente Común, 2011.

Cuando el tiempo y el olvido consolidan intenciones no existe fuerza humana capaz de revertir los efectos y secuelas que ambos van sembrando en la memoria del hombre. Esta facultad psíquica es tan frágil e indefensa que termina, casi siempre, cediendo ante las permanentes embestidas de los confabulados. Y si todavía se persiste en afirmar lo contrario, basta con poner un ejemplo sencillo. Por decirlo así, de los actuales viandantes que circulan presurosos por las vías de la urbe paceña, pocos sabrán responder por el sitio exacto dónde se encontraba la desaparecida calle Recreo, lugar elegido hace muchos años atrás por cinco hermanos para organizar uno de los negocios más rentables y concurridos de la época que permitió, a su vez, popularizar el alimento con el que hoy se da religiosamente la bienvenida a cada jornada.
Difícil determinarlo con precisión, más aún si se toma en cuenta los años transcurridos desde aquellos días. La calle mudó de nombre y forma para convertirse en un tramo más de una céntrica y conglomerada avenida; el negocio fue trasladado hasta la zona de San Pedro y de él poco queda, salvo la firma imborrable que lo representó en sus años de esplendor, todo lo demás a desaparecido como si la mismísima tierra se lo hubiese tragado. No, definitivamente nada queda de aquello que fue grande y reconocido por un pueblo entero. Ya nadie pregunta con la exigencia de años anteriores por la exquisitez y consistencia de los afamados panes crocantes que se despachaban desde el horno eléctrico en las primeras horas del día; los vinos, licores, aceites y demás conservas de primera calidad que el negocio de los cinco hermanos importaba, dejaron de circular de la noche a la mañana extinguiéndose irremediablemente, ni que decir sobre los fiambres y pescados frescos que la empresa familiar introducía desde los puertos chilenos para sosegar las apetencias exigentes de muchas familias acomodadas. En esos tiempos –corría el año de 1916- los cinco hermanos italianos; José, Juan, Héctor, Luís y Pía, aglutinando esfuerzo, voluntad y la suma de 100.000 bolivianos de la época, administraban confiados las Provisiones y Abarrotes de Figliozzi & Hnos99.
La empresa Figliozzi fue acogida con el beneplácito de la población. Además de emplear y prestarles colaboración plena a cientos de obreros indígenas, Luís Figliozzi y sus hermanos lograron insertar, en aquella sociedad discreta pero de insinuaciones pretensiosas, su amabilidad e ingenio. Allí extendieron su entorno social y pudieron cultivar con soltura amistades diversas.
Cambio de capitán, cambio de barco

En el reino de los panes el culto y la subordinación estuvieron desde un principio dirigidos a una única soberana: la marraqueta. Y ésta tuvo un palacio donde reinó a sus anchas, la empresa de los Figliozzi. A esta corte inusual llegaban todos los días pedidos diversos, los clientes, cual cortesanos desesperados por ver a su majestad de cerca, acudían puntuales para adquirir el producto alimenticio que los italianos sobaban con pericia en su cocina. Por años, el pan Figliozzi mereció un sinfín de reconocimientos, y ni siquiera los altibajos, y posterior resquejebramiento de los cimientos de la empresa, dañaron el prestigio que el nombre poseía. Pero los hermanos provenientes de Génova no tenían en sus cálculos las intempestivas tormentas políticas que azotaban a Bolivia. El inicio de la caída vertical estaba a la vuelta de la esquina y no había manera de detenerlo. Las series de reformas y contrarreformas que proponían los gobiernos de turno terminaron por minar la economía de cientos de trabajadores nacionales y extranjeros. Los Figliozzi perdieron tierras dedicadas a la producción agrícola en el oriente boliviano, y el colapso de la fábrica fue el punto decisivo para cambiar de planes y dejar Bolivia. Luís entregó los destinos de la empresa al industrial boliviano Jorge Sáenz García y con ello se cerró un ciclo de vida institucional dentro de la reconocida panificadora nacional.
Antes de partir a la Argentina, en Mar del Plata, los italianos tenían un molino, Luís Figliozzi contrajo matrimonio con una dama agraciada de origen italiano, Lucia Linale. Pero las zarpas desgarradoras de la mala fortuna tenían atrapado a José y al menor descuido le arrebataron de las manos a su joven esposa. Lucia muere al dar a luz a su único hijo, Domingo, dejando abatido a Figliozzi.
Domingo fue llevado a Italia rumbo al hogar de su abuela paterna mientras su progenitor se instalaba en la Argentina tratando de aplacar el inmenso dolor que le producía la irreparable pérdida de Lucía. Ahora, después de muchos años y nuevamente residiendo en Bolivia, Domingo Figliozzi sonríe melancólico cada vez que se le consulta por la suerte que corrió el negocio de los suyos. Él desconoce muchos aspectos importantes concernientes a la historia de la empresa y lo poco que su mente retiene empieza a diluirse progresivamente de su memoria. Aún así, él sabe que la marraqueta tuvo alguna vez apellido italiano.

Foro Gastronómico Amazónico

30 Ago

El pacú relleno elaborado con cebolla y queso charuto se exhibió  en el 2° Festival Gastronómico Amazónico.

Foto “La Razon”

19:45 / 24 de mayo de 2013

Este miércoles 22 de mayo, empieza el segundo Foro Gastronómico Amazónico en el auditorio del Centro de Comunicaciones de La Paz.

Organizado por la Escuela de Hotelería y Turismo en La Paz, este evento busca mostrar la cocina amazónica al mundo, la amazonia boliviana comprende el 65% del territorio boliviano y tiene gran diversidad de flora y fauna, además de variedad genética. Los cocineros y gastrónomos deben ser partícipes del conocimiento y uso apropiado de los productos amazónicos para garantizar su sostenibilidad.

En el Foro más de una veintena de expertos, investigadores e historiadores expondrán sus conocimientos sobre la cosmovisión de las naciones amazónicas y su aporte a la gastronomía boliviana, además de presentar proyectos de aprovechamiento de insumos amazónicos en la cocina nacional y mundial.

Este encuentro culinario se enriquecerá con la participación de las naciones amazónicas Yaminahua y Machineri, asentadas en Pando, en el norte del país, que harán conocer sus costumbres, productos y platos típicos con un sabor étnico único.

En esta ocasión participarán en este foro, cocineros de Cobija, Santa Cruz y Beni, también se contará con la representación de dos naciones amazónicas: los Yaminahua y Machineri de Pando, quienes traerán productos y presentarán platos típicos mostrando sus costumbres. El próximo año se buscará internacionalizar este encuentro con la presencia de invitados de Colombia, Venezuela y Ecuador.

Foro Gastronómico Amazónico – Centro de Comunicaciones de La Paz

Historia de los Incas

27 Ago

 

INCAS  Conquista del Imperio Inca: La Verdadera Historia (

 

Estos videos contienen un resumen de una de las culturas más importantes, del Perú antiguo, la Inca. Conocerán sus orígenes, orden social y el legado cultural que dejaron para el mundo.

This video contains a summary of one of the most important cultures of ancient Peru, the Inca. Know their origins, social and cultural legacy they left for the world.

http://www.youtube.com/watch?v=8AIV6caVY-Y

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=4ANRo85qGHs

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=cJZi_CcgFIM

 

Historia de América Latina – Los incas

 

http://www.youtube.com/watch?v=QYXZAB4hn8k

 

los incas – leyenda de Manco Capac y Mama Ocllo – parte 2

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=sa7LsITGchg

 

Nº 6 – El Secreto de los Incas la guerra contra el tiempo

 

http://www.youtube.com/watch?v=Gs3jVgQFqNM

 

Ruinas Bajo El Lago Titicaca Perú, MUNDOS SUBMARINOS 

 

http://www.youtube.com/watch?v=snlmlqeYANI

 

Redescubriendo Machu Picchu Documental

 

http://www.youtube.com/watch?v=oQA23N73rto

 

National Geographic Megastructures Machu Picchu

 

http://www.youtube.com/watch?v=L7Hlbk5m3NM


 

Helados Caseros

24 Ago

 Viernes,  31 de Mayo, 2013

Helados-con-sello-propio-y-sabor-a-frutas-naturales

Se hacen en La Guardia y se venden en la Ramada
Helados con sello propio y sabor a frutas naturales
Emprendimiento. Una artesana y ama de casa osa hacer competencia a grandes marcas de helados con una oferta y un sabor singular.
 La señora Danitza prepara ella misma sus helados y también los vende sola en el mercado La Ramada.

Son realizados en una casa humilde con ingredientes naturales y sin productos químicos. Sin embargo, no tienen nada que envidiar a los que son producidos en empresas de renombre y de grandes inversiones económicas.

Se trata de los helados Carrasco, los mismos son elaborados por la señora Danitza Carrasco, quien desde hace dos años osó hacerle la competencia a los vendedores ambulantes de marcas tradicionales para imponer su sello propio.

Helados de maracuyá, limón y naranja en vasos y a precios módicos. Con un sabor indiscutible a frutas naturales a favor, pero sin un nombre o una marca, la mujer de 35 años comercializa sus helados en el mercado La Ramada, donde  se hace propaganda a puro pulmón y de boca a boca, pues “quien los prueba no los olvida y pasa la voz”, afirma la emprendedora, quien tiene bien claro el objetivo de crear su propia empresa.

“Quiero que mis helados sean tan conocidos como los Cabrera o cualquier otro. Lo que me falta es un impulso económico, porque el sabor es propio”, expresa mientras resalta la singularidad de sus helados en los sabores de  naranja, limón, maracuyá, entre otros. “La gente no encuentra estos sabores en cualquier carro ambulante y en este precio, esto me motiva”, dice mientras oferta sus helados en Bs 2 y las tres unidades por Bs 5, además que los vende por kilo a Bs 20.

Sin duda que su negocio que empezó por mera casualidad, como ella afirma, se está gestando y se perfila para crecer.

Emprendedora. Desempleada y con dos hijos a cargo, la mujer cuenta que se vio en la necesidad de buscar la manera de sustentar a su familia, aunque solo sabía las  labores de casa y el secreto de una tía suya para preparar este tipo de postres. “Sabía que de empleada me costaría por mis hijos que eran chicos, entonces dije por qué no hago los helados y los vendo en casa”, recuerda.

Es así que con ingredientes en mano empezó la preparación de los mismos. “Empecé haciendo 40 y me fui a La Ramada y los ofrecí en un comercial, al principio la gente era reacia a comprar porque no tenían una marca, pero al probarlos los mismos comerciantes me motivaron a que haga más, porque les gustó”, expresa, mientras cuenta la grata experiencia que tuvo en su primera venta al público. “A partir de ese día aumenté mis ingredientes, no hago más de 200”, dice mientras señala como su principal dificultad la lejanía de su hogar hasta la ciudad y no contar con personal para  expandir a más zonas sus productos.

“Pensé en agrandar mi negocio y hasta me contraté una chica, pero es difícil, ya que mis ganancias no hacen mérito”, confiesa. “La otra vez quise poner mi sello en los vasos, pero me salía una suma que solo vendiendo un año la lograría recaudar”, expresa.

Pese a ello no se da por vencida y con la ayuda de su pareja emprende sus ventas en el mercado popular. Asimismo aprovecha cada feria o evento masivo que se organiza en La Guardia para ofertar sus helados y asegura que no le va mal. “Para las ferias me preparo con la heladera llena y pido el micrófono para vender, pues sé que en la medida que más lo conozca la gente podré hacer crecer mi negocio”, dice la mujer.

http://eldia.com.bo/index.php?c=Portada&articulo=Helados-con-sello-propio-y-sabor-a-frutas-naturales&cat=1&pla=3&id_articulo=118579

SALUD El valioso tiempo de los maduros, mensaje de Mario Andrade

24 Ago

Hoy me llegó este powerpoint maravilloso del poeta Mario de Andrade con el que me identifico plenamente.

Mi tiempo es valioso y no quiero perderlo con personas que no me hacen bien, por mucho que haya gente que me diga que eso es pagar karma… y que me muestran mi espejo… y tal y tal…

Creo que las lecciones con amor se aprenden mejor, y prefiero rodearme de personas alegres y optimistas, que con su ejemplo y sus actos me inspiren a mejorar.

Ya hace tiempo que fluyo con las personas que buscan soluciones antes que anclarse en la queja. Quien me conoce, sabe que soy una persona práctica y que no pierdo tiempo en filosofar sin ton ni son.

Las personas que no estén de acuerdo con esta forma de ver la vida, no pasa nada, simplemente seguirán un camino diferente al mío.

Todos tenemos derecho a vivir según lo que sentimos y el nivel de “conciencia” que tenemos. Yo respeto tu paso y te pido que respetes el mío.

Doy las gracias a todas las personas que de una forma u otra han entrado en mi vida para enseñarme valiosas lecciones, algunas veces de formas duras, otras más suaves.

Y como soy la dueña de mi destino, y mi mundo lo construyo con mis pensamientos y mis actos, decido rodearme de amor y personas afines.

Como me dijo Carlos, un buen amigo y terapeuta: “Estoy abierta a todas las oportunidades que me brinda el universo para encontrar personas afines que vibren en amor.”

Por eso me ha encantado el texto, porque aunque no siento que mi vida esté acabando, sí siento que soy más madura y que debo aprovecharla de forma optimista y dentro del amor.

Deseo que te inspire tanto como a mí. ♥♥♥

http://reflexionesdiarias.files.wordpress.com/2009/12/mario-de-andrade.jpgEl valioso tiempo de los maduros, mensaje de Mario Andrade (poeta, novelista, musicólogo y ensayista brasileño).

Extraído de un power point realizado por Enrique Villar Sanchez (Casa Grande, Perú).
Música : Beethoven : Mondscheinsonate (Sonata de la luz de la Luna).

“He contado mis años y he descubierto que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que he vivido hasta ahora…

Me siento como aquel niño al que regalan una bolsa de caramelos: los primeros se los come feliz, pero, cuando se percata de que quedan pocos, comienza a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, en las que se discuten estatutos, normas, procedimientos yhttp://pedroluso.files.wordpress.com/2010/07/mariodeandradefotodolivrocartasdetrabalho.jpgreglamentos internos, sabiendo que no se conseguirá nada.

Ya no tengo tiempo para soportar personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para perderlo con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan ‘egos’ inflados.

No tolero a los manipuladores ni a los aprovechados.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus puestos, sus talentos y sus éxitos.

Detesto, si soy testigo, los efectos que genera la lucha por un cargo importante.http://milinviernos.files.wordpress.com/2012/03/mario-de-andrade-de-chapeu.jpg

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos, si acaso…

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Con pocos caramelos en la bolsa…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.

Que no se vanaglorie con sus triunfos.

Que no se considere elegida antes de tiempo.

Que no eluda sus responsabilidades.https://sonopuntura.files.wordpress.com/2013/04/m25c325a1rio-de-andrade-1893-1945.jpg

Que defienda la dignidad humana.

Y que desee únicamente caminar al lado de la verdad y de la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena vivirla.

Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas …

Gente a quien los duros golpes de la vida, le han enseñado a crecer con suaves caricias a su alma.

Sí… tengo prisa… para vivir con la intensidad que nada más que la madurez puede dar.

Pretendo no malemplear ni tan solo uno de los caramelos que me quedan.

Estoy seguro que serán más exquisitos que los que me he comido hasta ahora.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres estimados, y con mi conciencia.

Deseo que la tuya sea la misma, porque, de cualquier manera, también llegarás…”

http://www.jornalopcao.com.br/arquivos/images/1911/mario1.jpgVideo original de https://vimeo.com/35699803

Texto original de http://www.sentimientosmanuedu.com.ar/Historias/Historias/maduros/maduros.html

Más información sobre Mário de Andrade

MARIO Raúl de Morais ANDRADE , conocido como Mario de Andrade (São Paulo 1893- 1945) fue posiblemente el poeta más influyente de su generación ; escribió gran número de ensayos sobre literatura, arte, música y folklore brasileño. Su libro de poemas  Paulicéia Desvairada {Ciudad Alucinada), publicada en  1922, marcó un a ruptura con lo anterior (la escuela parnasiana) y dio un salto adelante en el arte y la arquitectura siendo uno de los organizadores de la Semana de Arte Moderno.

Al margen de su poesía, Andrade defendió su convencimiento de que Brasil se independizara culturalmente de Portugal y creara una expresión propia a partir de su historia, cultura y lengua. Desde 1935 hasta su muerte, Andrade ocupó el cargo de director del departamento de cultura de Sao Paulo.

Este estamento investigaba el folclore y la música del Brasil, temas que se reflejan en sus novelas. Macunaíma (1928) está escrita con un estilo original de rapsodia poética partiendo del folclore de su país. Como musicólogo estudió y escribió sobre la música y el canto populares brasileños; sus estudios más importantes son Ensayo sobre la música brasileña (1928) y La música y las canciones populares de Brasil (1936).

Mario de Andrade falleció el 25 de febrero de 1945 en su residencia de São Paulo a causa de un infarto de miocardio a los 52 años. Diez años después junto a la publicación en 1955 de sus Poesías completas comenzó la consagración de Andrade como una de las principales personalidades culturales de Brasil. En 1960, la Biblioteca Municipal de São Paulo recibió su nombre como homenaje al escritor.

http://michcelanea.wordpress.com/2012/03/14/

http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A1rio_de_Andrade#Ensayo.2C_cr.C3.ADtica_y_musicolog.C3.ADa

http://www.jornalopcao.com.br/colunas/imprensa/homossexualidade-trava-biografia-de-mario-andrade

Senadores declaran Patrimonio Nacional a la k’alapurka

19 Ago

En una Sesión de Honor que se realizó en la ciudad de Potosí, la Cámara de Senadores declaró a la tradicional dulcería potosina y a la culinaria representativa del departamento de Potosí, Patrimonio Nacional, entre ellos, a la k’alapurka, a los chambergos y a las tawa tawas, informaron fuentes oficiales.

“La tradicional dulcería potosina consiste en los canelones o rosquetes y los bizcochuelos de la región de Betanzos, chambergos, tawa tawas, sopaipillas, confites, tocinillos y th’ayas”, reseña una nota institucional.

Asimismo, se declaró Patrimonio Nacional a la k’alapurka, al ají de Achacana, a la sopa de llulluch’a, a la misk’i lawa, a la salteña potosina y a los tamales chicheños.

La Cámara de Senadores anunció que enviará esas determinaciones a la Cámara Baja para su debate y sanción.

Consejos para mantenerse bien

19 Ago

Consejos sabios enviados por mi querida amiga Miryam Nielsen Reyes

Mis consejos personales para mantenerse bien:

  • no dar trascendencia a las cosas que no la tienen, enojarse no sirve un rábano;
  • no volverse loco tratando de mantener la casa o el depto. como si estuviera por visitarte una delegación de la ONU;
  • no interferir más de la cuenta en las idioteces que hacen nuestros hijos y/o nietos, los criamos bien, así que ahora que se las arreglen como lo hicimos nosotros;
  • si tenemos achaques u otros problemas de salud, sobrellevarlos lo mejor posible sin obsesionarnos;
  • no pretendamos cambiar el mundo, ya cambió por su cuenta y nosotros quedamos al margen, paciencia;
  • tratar de no mirar noticiarios, principalmente a la hora de comer.

Claus Meyer impulsa apertura de Restaurant

18 Ago

Claus Meyer: propietario del mejor restaurant del mundo: Impulsa la apertura de un restaurant y una escuela de comida en La Paz

El ecochef danés Claus Meyer es nada menos que el propietario del NOMA, el mejor restaurante del mundo 2010.

Premiado por su talento por valorizar la cocina nórdica a partir de la elaboración de propuestas de arte culinario con virtudes de exquisito gusto para el paladar pero también de fuerza simbólica y estética. Este cocinero de ligas mayores eligió Bolivia como su nuevo laboratorio de alquimias gastronómicas. El fin es proyectar al mundo una cocina boliviana con identidad, sello país y gran poder de seducción a partir de ingredientes de alto valor orgánico. “Está muy bueno, se siente sutilmente la sal” esa es la respuesta del chef y empresario danés Claus Meyer luego de la degustación de un pedazo de chocolate fino de “El Ceibo”, elaborado con 75% de cacao y con sal del gran Salar de Uyuni.

Para este experto culinario no sólo el gusto y el placer deben estar detrás de un bocado, “es necesario que el plato cuente una historia, no es suficiente que me guste en la boca, me tiene que tocar el corazón” dice con la convicción de quien sabe enaltecer los sabores y los aromas por la experiencia exquisita de su paladar y por todo lo que estos representan culturalmente. “Noma”, El valor de los ingredientes autóctonos El éxito de NOMA, restaurant abierto el año 2003 en Copenhague por Meyer y René Redzepi, reside en el protagonismo que alcanzan en los productos sencillos de los que echan mano estos artistas del sabor y cuyo primer valor es que son autóctonos.

Así refleja el experto gastrónomo Philippe Regol el proceso creativo al que son sometidos los humildes ingredientes que llegan al NOMA (desde una simple hierba o alga hasta uno noble como el pescado de las islas Feroe, región autónoma del Reino de Dinamarca):”El país entero está en el plato (servido en el NOMA) con su historia culinaria y su paisaje: ahumados, encurtidos, huevas de lump, remolacha etc. Una cocina del territorio pero filtrada y sublimada por la mirada rabiosamente moderna del cocinero.”

René Redzepi, a quien su socio y amigo Claus considera “un genio”, está calificado por la crítica internacional como el cocinero escandinavo más famoso de la historia y de hecho el que ha puesto a Dinamarca en el mapa de la gastronomía mundial. Así habla Meyer de los inicios y consolidación de lo que más tarde sería el restaurante número uno del mundo, el NOMA (Nordic Mada que en danés significa comida nórdica). “Nosotros rechazabamos todo lo que en cocina no era danés, lo francés, lo español, lo italiano, etc.. fuera de aquí dijimos, sólo teníamos la col de invierno, no teníamos trufas, no teníamos foi gras, teníamos también los granos secos que estuvieron abandonados por décadas.

esto nos forzó a hacer platos cuya base era la col, comprobamos entonces que podíamos seducir a los mejores gastrónomos del mundo con modestos ingredientes, un poco de sal, un poco de crema y sobre todo con ingenio y creatividad para la transformación, así logramos sorprender al mundo entero.” NOMA, logró llegar a la cima del ranking de arte culinario luego de una votación mundial en la que participaron más de 800 chefs, críticos y expertos del sector.

El premio S.Pellegrino de la revista británica ’Restaurant’, que elige anualmente a los 50 establecimientos más destacados del planeta, ponderó la valoración que hace el local de Copenhague de una cocina nórdica con materias primas de exclusivo origen danés. Durante los últimos años Claus Meyer ha contribuido decisivamente a desarrollar el concepto gastronómico Nordisk, una línea Gourmet, que conecta a pequeños productores nórdicos con el mercado gourmet internacional. Aunque los productos tienen diferentes procedencias y proveedores, tienen en común que su sabor e historia transmiten los valores y calidades de la nueva gastronomía nórdica, su demanda sigue creciendo.

¿Por qué eligió ser un ecochef?

”Porque comí m… durante mis primeros 19 años. Decidí irme de Dinamarca a Gazcuña en Francia. Allí pasé un año de mi vida, era el paraíso, me dije porque comer tan mal, si se puede comer como un príncipe, y tener una mejor vida? Entonces volví a mi país con la idea de transformar la sociedad”.

¿Por qué Bolivia?

Atraído por la existencia de productos orgánicos no siempre bien valorados y por la falta de oportunidades para miles de jóvenes de escasos recursos Claus Meyer decidió escoger a Bolivia como el país en el que erigirá su próximo sueño: una escuela gastronómica boliviana con una expresión de identidad propia. “Dijimos, ¿dónde podemos hacer algo para un pueblo que tiene necesidades y qué país sería el mejor para recibir lo que le podemos aportar en el dominio de “saber hacer” para transformar su cultura culinaria y ayudarla a encontrar su propia identidad en este mundo que es cada vez más globalizado? la cocina boliviana no es conocida y si nosotros aportamos nuestro sentido para la transformación de la materia prima en cooperación con los artesanos, los chefs, los aprendices de esta nación, creo que podemos lograr mucho en el plano turístico y en la valorización de todo lo que es materia prima” revela.

Meyer estuvo en La Paz cuatro días en diciembre de 2010. Este escaso tiempo fue muy bien aprovechado en conversaciones y vivencias con pequeños y medianos productores e instituciones como Nuevo Norte que comparten su visión y concepto de emprendimiento a partir del valor auténtico de los productos. En uno de esos encuentros, de inmediato se le reveló que existe una interesante oferta rural, como es el caso de la leche, la lechuga y la trucha, productos de altura que se generan en Batallas, municipio del Altiplano de La Paz.

Con certeza vio en estas personas potenciales cómplices de sus ya encaminadas ilusiones. “Ya estuvimos buscando locaciones para instalar en aproximadamente un año y medio nuestro restaurante, nuestro café Bistrot y nuestra panadería-pastelería” confiesa decidido. El artista culinario, tocado por la poderosa fuerza alimenticia de la quinua, anuncia que este será el primer producto elegido para sus creativas propuestas gastronómicas “La idea es comenzar con la quinua y si es ella la que abrirá las puertas de otro de los mejores restaurantes del mundo tanto mejor, pero si no, hay que buscar alternativas en el camino”.

Mientras se pasea por la exclusiva y recientemente inaugurada tienda WALISUMA (“lo mejor que tenemos” en lengua aymara), proyecto impulsado por Nuevo Norte, va tocando y sintiendo el espíritu de las artesanías, tejidos, carteras y otros expuestos que, además de calidad, muestran cabalmente el valor ancestral y cultural de pueblos nativos de regiones occidentales y amazónicas de este país. ”No es suficiente hacer lo que hacían nuestros abuelos, ahora hay que hacer otras cosas más para impresionar al mundo. Como en esta tienda hay que poner en escena los valores naturales y culturales en los comestibles.” Sentencia.

Estás en Inicio » Revista Nueva Economía » Linea Emergente »

Ver el índice completo de la Edición Nro 869

El legendario ‘Pejtu’

8 Ago

Habas. Es un plato muy consumido en el interior que se cree surgió antes de la colonia. Es de sencilla preparación.
El-legendario--Pejtu-

El pejtu de habas, se lo prepara en diferentes latitudes del occidente boliviano, aunque también se lo cocina en países vecinos. Es de sencilla y rápida preparación.

Receta centenaria. Aunque es difícil de identificar el origen de este plato que tiene a las habas como el ingrediente principal, se cree que se originó incluso antes de la colonia. “Es difícil señalar con exactitud un lugar; sin embargo, países como Perú y Ecuador también lo preparan. Es un área donde influye la misma cultura”, explicó Mauricio Zabalaga, propietario del restaurante El Prado.

En Bolivia muchos atribuyen a que este plato es típico de Cochabamba. Según Zabalaga esto ocurre porque en Cochabamba se cosechaban muchos de sus ingredientes y la carne llegaba desde Santa Cruz, con destino a la zona andina del país. “Las habas y el ají es de los valles cochabambinos y la carne de charke proviene desde la tierra camba”, explicó.

La clave está en las habas. La preparación de este plato demora cerca a 30 minutos.

Según Zabalaga, gran parte del sabor de este plato se concentra en las habas, pues deben absorber, el sabor del charke y del ají con el que se prepara el plato. “No hay que dejarlas cocer mucho. Deben estar duritas antes de agregarle los otros ingredientes”, señaló.

Muchas personas comen el pejtu de habas solo, aunque también existe quienes prefieren agregarle papa o arroz.

Sabor cochabambino. El pique a lo macho, charque, lapping, silpancho, lomo borracho, riñón a la chorrellana y tres variedades más de lomo, son algunas de las opciones que se pueden disfrutar en el restaurante El Prado.

Zabalaga explicó que la apertura fue una necesidad porque cuando llegó de Cochabamba, no encontraba un lugar donde degustar los sabores típicos de la llajta. “Mi abuela nos ayudó con sus recetas que a la vez las había aprendido de su abuela”, explicó Zabalaga.

El restaurante está en la Cañada Strongest, esquina Platanillos. Atienden de martes a sábado de 11:00 a 00:00 y domingo y lunes de 11:00 a 15:30.

Receta

• 1/4 kg. de carne de res.
• 2 lb. de habas peladas.
• 12 papas peladas.
• 7 vainas de ají colorado
molido.
• 2 cebollas finamente picadas.
• 1 tomate grande.
• 1 cucharilla de pimienta.
• 1/2 cucharilla de comino.
• Aceite.
• Sal a gusto.

1. Cocine las habas en agua hirviendo, cuando estén suaves agregue sal a gusto y deje reposar 5 minutos y escurra.
2. En otra olla con agua hirviendo cocine el charque, hasta que esté suave, pique finamente.
3. En una sartén con aceite caliente fría la cebolla hasta que esté transparente, sazone con pimienta comino y sal.
4. Añada ají colorado y deje cocer, agregue tomate, luego pase esta preparación a una olla con dos tazas de agua y cocine 20 min.
5. Incorpore habas y charque, deje cocer 10 minutos más. Cocine las papas en agua hirviendo con sal. Sirva el pejtu, acompañado de papas.

P.D.: Puede acompañar con arroz.

 5de Junio de 2013
Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: