Anuncios
Tag Archives: Articulo

Los secretos del Asadito Vallegrandino

19 Jun

Para quien se da una vuelta por la zona del mercado Siete Calles, sabe que en plena esquina de dicho lugar hay una parada casi obligatoria; sobre todo cuando se trata de disfrutar un buen asadito vallegrandino, y si ya se le hizo “agua” la boca, aquí le dejamos la receta para que usted se anime hacerlo en casa.

Pero para que logre el sabor, tal cual como se vende en el puesto del Siete Calles hablamos con Romelia Quiroz, impulsora de este negocio que lleva más de 50 años de trayectoria, el mismo que actualmente está en manos de su hija Isaura Albornoz. Ambas nos revelaron todos sus secretos culinarios de elaboración.

Carne indicada. Para que el asadito vallegrandino también conocido como asadito colorau, logre su sabor característico, Albornoz aconseja en primer lugar tomar en cuenta la elección de la carne de chancho, mejor si esta es de pierna o costillitas, “este tipo de carne por la grasa que lleva le da un toque de exquisitez al plato”, enfatiza.

Dos claves para el sabor. Pero los secretos de preparación van más allá, las expertas revelan que el reposo o el marinado es un punto clave, mejor si el proceso del mismo se lo hace un día antes.

Por otro lado también es importante no olvidarse de la hierbabuena, “le da ese sabor característico al plato de comida”, señala Quiroz.

Color característico .El nombre de asadito colorau se lo tiene bien ganado, ya que como su nombre indica en la presentación final del plato se puede notar un tono rojizo en la carne, pero para que esta tenga ese color es fundamental la aplicación del urucú molido (ingrediente típico de Santa Cruz que viene en formas de pepitas o bolas pequeñas), “El granito se lo muele en un batán agregándole agua poco a poco, según lo necesario”, dicen las especialistas.

Acompañamientos. Este delicioso plato de los valles es ideal servirlo acompañado de mote, papa, yuca y ensalada de cebolla, tomate y lechuga, “El plato típico de Vallegrande jamás se sirve con arroz”, especifica Albornoz.

Asadito Vallegrandino

Ingredientes

Para 4 personas

• 1 kilo de carne de cerdo
• Ajo a gusto
• Comino c/n
• Urucú molido c/n
• Hierbabuena c/n
• Sal c/n
• Manteca de cerdo c/n
• Vinagre c/n
• Pimienta ( Opcional)

Preparación
Picar la carne de cerdo en el corte y tamaño que desee, luego condimente con el ajo, comino, vinagre y pimienta, deje reposar un buen tiempo, si gusta puede hacerlo un día antes.

Posteriormente ponga al fuego una olla con un poco de manteca de cerdo, agregue la carne, la hierbabuena y sal a gusto, deje cocer por 20 minutos aproximadamente y luego agregue el urucú molido deje cocer unos minutos más y retire del fuego y sirva.

Anuncios

El Singani

19 Jun

Por que nacio el Singani

 Durante la época de la colonia, con el auge de la explotación de la plata en el Cerro Rico de Potosí, los colonos españoles trataron de cultivar la vid uva, en los pequeños valles ubicados al sur de este departamento de Chuquisaca, en condiciones muy adversas propias de la época. Durante las temporadas de lluvias era imposible sacar la producción de uva de los valles debido al caudal de los ríos. Lo que dificultaba la elaboración de vinos, sobre todo el poder conservarlos por mucho tiempo, situación que los obligo a incorporar alternativas para la utilización de la vides producidas en aquellos valles. La solución a su problema fue la destilación. Así nació el singani.

Elaboracion del Singani

El Singani tiene como materia prima la uva moscatel de Alejandría. Tras la cosecha de uvas, se pasa un proceso de molienda, cuyo producto es llevado a las cubas de fermentación, el productor controla que no se extinga la fermentación y que las temperaturas del mosto no se eleve por encima de entre 19º C – 21º C, ya que la fruta perdería su aroma natural, que es el que le da el carácter final del singani, obteniendo así un vino base, que luego pasará a una etapa de destilación en los alambiques. El proceso demora siete días y el resultado es un destilado claro de vino que se conoce local e internacionalmente como Singani.

 

El singani obtenido constituye la indiscutible bebida boliviana que se caracteriza por aromas de Moscatel de Alejandría muy intensos, una graduación alcohólica de 40º GL, y sabor persistente en el paladar.

 https://sites.google.com/site/lapaginadelsingani/el-singani

Sándwich de chola, una delicia nacional

17 Jun

El tradicional alimento llegó a La Paz en 1908 y luego se expandió a todo el país.

Para algunos el sándwich es sólo un plato improvisado para calmar el hambre, asociado con la comida chatarra. Sin embargo, muchos han hecho del alimento una exquisitez y se crearon variedades en cada país. Tal es el caso del sándwich de chola en Bolivia, muy tradicional en La Paz.
El chef Luis Ballivián, instructor de gastronomía en la Primera Escuela de Hotelería y Turismo de Bolivia, mencionó que el origen del sándwich se remonta en 1762, en Europa. “Se dice que el Conde de Sandwich (John Montagu) a quien le gustaba jugar cartas, le pidió a su mayordomo que le prepare algo de comer, pero que lo pudiera agarrar con una sola mano ya que estaba en uno de sus maratónicos juegos”.
Entonces, dijo, el cocinero le llevó un pedazo de carne entre dos cortes de pan y así fue como nació el sándwich, en la actualidad, un alimento mundial.
El origen del sándwich de chola. Ballivián aseveró que con la globalización y los frecuentes viajes de europeos a Sudamérica, se creó en 1880 en Perú el sándwich de butifarra, un embutido con trozos de carne de cerdo, que se lo preparaba con lechuga, verduras criollas y pan. “Se lo comía en las corridas de toros por su fácil manejo y preparado”.
Posteriormente, dijo, ya en el siglo XX, en 1908, el sándwich de butifarra llegó a La Paz. “En ese entonces, fue preparado y vendido por las señoras de pollera (cholas) y consumido en fiestas patronales como los prestes.

“Es difícil hablar de la comida boliviana justamente por la fusión de culturas. No hay mucha historia, el sándwich de chola se lo vende en todo el país”.

Guillermo Pérez / VICEPRESIDENTE DE LA JUNTA DE VECINOS

Desde que el sándwich de butifarra llegó a La Paz, en 1908, con el pasar de los años sufrió pocas modificaciones. El gastrónomo Luis Ballivián mencionó que en áquel tiempo, el alimento era preparado en la tradicional marraqueta con carne de cerdo, zanahoria, tomate y cebolla.
Algunos cambios. Ballivián, comentó que con los años y debido a la gran cantidad de inmigrantes que llegaron al país, el sándwich de chola sufrió variaciones en su preparado. “Le cambiaron el pan y le incorporaron el escabeche – que es de origen árabe- y el ají, pero, continuó siendo preparado por las señoras de pollera“.
Posteriormente, aseveró, ya por los años 50 se le agregó el chicharrón de cerdo o “cuerito”, como se lo llama comúnmente, la llajhua y la mayonesa. Se volvió tradicional no sólo en La Paz, sino en todos los departamentos”.
Ballivián enfatizó que no sólo la manera de preparar el sándwich cambió con el tiempo, sino que también la manera de cocer la carne de cerdo, “anteriormente se lo asaba en un horno a leña y por ello su sabor era único. Ahora se usan mucho los asadores a gas”.
A ello se suma, dijo, el uso del pan marraqueta, “puedo decir que el ingrediente principal del sándwich de chola es la marraqueta”.

“Se dice que el sándwich de chola sólo se vendía en las festividades patronales. Ahora lo podemos encontrar en culquier parte de la ciudad”.

Luis Ballivián / GASTRÓNOMO

104 años datan desde que el sándwich de butifarra llegó a La Paz desde Perú, para encantar a los paladares bolivianos.

Rocha Monroy, el ‘cronista gastronómico’ oficial

13 Jun

hobby. El autor es amante del ciclismo. Foto: Fernando Cartagena

 El autor es amante del ciclismo. Foto: Fernando Cartagena

La Razón

00:00 / 14 de septiembre de 2013

Ramón Rocha Monroy llegó al mundo un 20 de febrero de 1950. Es abogado y realizó una maestría en Ciencias Políticas, sin dejar el gusto por la escritura que le dio reconocimiento en el ámbito nacional. Sus crónicas de Cochabamba y su columna en un diario local en el que escribe bajo el seudónimo de Ojo de Vidrio le dieron renombre, pero no más que su singular gusto por la culinaria que le otorgó el nombre de “cronista gastronómico”.

“Probablemente sea el único en el país y esto significa no precisamente difundir recetas, sino la sensación que te llena de saliva la boca cuando te antojas algo delicioso y en Cochabamba, cultivamos la cocina tradicional”, manifiesta Ramón.

Amante de la buena comida, confiesa que no sabe “ni freír un huevo; escribo, monto bicicleta y eso es lo único que monto últimamente”. Risueño, recuerda que dejó la militancia de la “buena vida” para atrincherarse entre las letras. “A medida que pasan los años me concentro sólo en la literatura, probablemente en calidad no, pero en cantidad no hay nadie que escriba más que yo: tengo 33 libros publicados. Creo que no es ni un vicio ni una virtud, sino una hipoteca difícil de llevar. Me pregunto que si me prohibieran escribir no tardaría ni 24 horas en pegarme un tiro”.

La actividad que le permite conocer la ciudad, mirar de cerca y obtener material para escribir es el ciclismo, no profesional. Se describe como una persona sencilla que prefiere “tener más amigos populares que poderosos”. Como Cronista de la Ciudad, nombramiento ganado en 2010, Ramón ofrece a los restaurantes escribir la portada del menú. Y ahora está atento al proceso político en el país y trabaja en una novela que describirá lo ocurrido en el Chapare durante la época dura de la erradicación de cocales.

Las tahua-tahuas (Mariana Ruiz)

10 Jun


Le debo a un interesante artículo de Walter Zavala Ayllón el súbito recuerdo del placer de las tahua-tahuas. Criada en Tarija por una madre criada en Potosí, el frío y el confort se equilibraban en mi mesa, cada invierno, con chocolate caliente y tahua-tahuas cubiertas de miel de caña.Son de herencia española, pero el arte de fritarlas y enmelarlas es netamente potosino. Cito de Walter este hermoso párrafo, que recuenta entre sopaipillas, rosquetes y hojarascas, algo de la historia de tan noble producto: “Se sabe que esta fritura de masa es igualmente propia de la repostería potosina que, presumiblemente tenga su origen en la misma época en que apareció el primigenio ‘roscón’ o ‘chambergo’, tomando en cuenta que algunos cronistas de la colonia, dicen ‘que ciertos grupos sociales o populares de la vecindad potosina, se daban al trabajo de elaborar sus propias masas en imitación a los buñuelos españoles fritos en sartén’.
En todo caso, las ‘tahua-tahuas’ eran mal hechas y generalmente destinadas a la gente nativa, de ahí su misma denominación originada en idioma quechua que, traducida al castellano indica: ‘cuatro-cuatro’¿Y por qué este nombre? Simple y llanamente por el hecho de que tiempo atrás, vendíanse cuatro de estos pastelillos por un solo real. Y los que mayormente consumían estas frituras, eran los nativos o indígenas que en su idioma decían ‘tahua-tahua’. Nombre que finalmente se quedó en la designación de esta especie de buñuelo, cuyo preparado y sabor es muy gustado por la generalidad de la población potosina; al extremo de que no hay una sola ama de casa que no sepa la forma de elaborar estas riquísimas tahua-tahuas propias de Potosí.
Finalmente se sabe que en ciertas épocas de la vida republicana de Potosí, a falta de pan, consumíanse muchas tahua-tahuas. O sea que este preparado de masa, suplía al pan nuestro de cada día, cuando las familias de la ciudad enfrascábanse a preparar la masa con los ingredientes del caso, mezclando, amasando, adelgazando la masa, cortando en figuritas rectangulares, fritando y enmelando”.Tradicionalmente preparados para Corpus Christi, las sopaipillas, rosquetes o chambergos, tahua-tahuas y alfajores son ahora de gusto popular y se pueden conseguir a lo largo del año. En Tarija, los rosquetes –fina masa que debe hervirse y luego endurecerse en el horno- son especialmente preparados en la localidad de San Lorenzo; junto a las empanadas blanqueadas (rellenas de dulce de lacayote y cubiertas de merengue con azúcar glas) y los polvorones perfumados con anís, son confituras golosas, para gusto de poblanos y no tanto.Para hacer las tahua-tahuas, (e invitar a la familia extendida, o en su defecto, a los vecinos):
6 tazas de harina
6 cucharadas de azúcar
Agua con sal en cantidad suficiente
Aceite para freír
Miel de caña, o almíbar con limón, para enmelar
Hacer un volcán con la harina y el azúcar–esto es, dejar un cráter al medio, donde se pondrá el agua salada, para ir amasando poco a poco, hasta obtener un bollo seco.
Estirar con fuslero hasta los 5mm de espesor, cortar tiras largas, a las que luego se le hacen cortes transversales, para obtener rectángulos de masa. Freír en aceite caliente hasta que se inflen y estén doradas, escurrir y cubrir con el almíbar. En una tarde fría son buenísimas con chocolate caliente, y serán de especial éxito con los niños. Miren sino este dicho, que se repite ya desde el siglo XVII: “Sopaipillas para las imillas…, chambergos para los negros…, tahua-tahuas para las guaguas”.

La gastronomía boliviana gran invitada en Madrid Fusión

10 Jun

La duodécima edición de Madrid Fusión se clausura mañana en Madrid, la cocina de Flandes y la del Eje Andino (Bolivia, Perú y Chile) son las invitadas. La primera, por las altas cotas de calidad que está alcanzando, y la segunda por su despensa desconocida para la mayoría del mundo.

Bolivia.com – La Paz

Bélgica es el país con más estrellas Michelin por habitante, 125 para 12 millones de personas, y Flandes es una región privilegiada en este aspecto. Sin embargo, sus cocineros consideran que no gozan de un reconocimiento internacional acorde a esta circunstancia y reclaman protagonismo.

Así lo dijo a Efe Gert de Mangeleer, del triestrellado restaurante Hertog Jan (Brujas), y Filip Claeys, con dos brillos en DeJonkman, en la misma ciudad, quienes coinciden en que uno de los motivos es la falta de presupuesto para su promoción internacional y las reducidas dimensiones de su país.

De Mangeleer (1977), considerado por la crítica gastronómica uno de los mejores cocineros europeos, opinó que “el mundo no sabe de nuestra cantidad de estrellas Michelin, no conoce la calidad de nuestra gastronomía”. “Quizá en Europa sea más reconocida, pero en el resto del mundo no. A lo mejor es que somos un país pequeño y no tenemos el presupuesto de EEUU para la promoción”.

El chef consideró que el buen momento que vive la gastronomía de su región, con tres restaurantes triestrellados, se debe a que a los flamencos les “gusta comer y cocinar, hay muy buenas escuelas de hostelería y, después de formarse en el extranjero, regresan y abren aquí sus restaurantes”.

La tendencia que predomina en esa culinaria, dijo, es la de “la vuelta a las raíces”. Como en su caso, que ha optado por autoabastecerse de verduras de un huerto de su propiedad, donde cultiva 500 variedades en dos hectáreas y media.

“Creo que el futuro pasa por la cocina sana, baja en calorías y es muy importante que un triestrellado dé ejemplo en este sentido con comida ligera, volviendo al fundamento de la alimentación en la alta cocina”, aseguró De Mangeleer.

Un ejemplo del momento de auge que vive la cocina flamenca es su propio negocio. El joven chef cerrará el 22 de febrero su restaurante del centro de Bruselas para trasladarse en julio a un edificio protegido del siglo XVIII, en la granja donde tiene su huerto, con lo que aumentará su capacidad de servicio de 45 a 60 comensales y gestionará mejor la demanda de la clientela.

Por su parte, Filip Claeys, un firme defensor de la pesca sostenible e impulsor de la red de cocineros belgas North Sea Chefs para tal fin, aseguró a Efe que en Flandes “no sólo lo están haciendo bien los chefs con estrellas Michelin sino todos, porque hay talento y buenos productos”.

Está convencido de que “Bélgica se está moviendo gastronómicamente” y lo atribuyó a que “mientras antes se seguía lo que se hacía en Francia, ahora se busca un camino propio”, mirando hacia el producto y las tradiciones autóctonas, pasados por el matiz de la creatividad.

“Hace diez años una generación de jóvenes chefs trabajamos en distintos restaurantes del mundo, y volvimos para abrir los nuestros en Bélgica con conocimiento, talento y eficacia”, y sus resultados están floreciendo.

El buen nivel culinario flamenco se ha convertido en un acicate para los cocineros. “En Brujas la competencia es tan dura que tienes que tener tu propia identidad para diferenciarte y eso hace que haya mucha diversidad”, explicó.

Claeys sólo guarda un reproche y lo dirige hacia el Gobierno belga: “Es difícil tener tu propio negocio cuando se tienen los impuestos más altos del mundo”.

EFE

Wath’ia: Deleite concebido en las entrañas de la tierra

9 Jun

La wath’ia un plato tradicional cuyas características son peculiares y con aderezos diferentes, dependiendo de la región donde se la prepara; es un deleite de la culinaria boliviana y de manera particular de la cocina tradicional y costumbrista del altiplano y por qué no decirlo hasta se constituye en un atractivo turístico, que comienza a ser explotado por algunas comunidades que a la par de sus encantadores paisajes comienzan a ofrecer a los visitantes las exquisiteces andinas.

Ese es el caso de la Comunidad de Quehualluni del Ayllu Bombo, de Huanuni donde en ocasión de la festividad de Corpus Christi, los lugareños en coordinación con el Gobierno Autónomo Departamental organizaron la Décima Feria de la Wath’ia y deleitaron a los visitantes con una wath’ia, también conocida como p’ampaku, que desde la tierra y piedras candentes, donde se cocinan los alimentos, es distribuida en porciones con único sabor.

En la jornada se vivió una singular fiesta familiar y comunitaria, donde se rescataron diferentes maneras de cocinar la tradicional wath’ia, la gente degusto de la wath’ia de llama, vizcacha y cordero.

En casi la totalidad de las ocasiones, para preparar una wath’ia se debe fabricar el horno, ya sea a base de adobes, o también cavando un t’oko (hoyo) en el suelo, en el que tras un revestimiento adecuado, se introducen los alimentos, que debe ser cubierto con piedras calientes, hasta su cocción definitiva.

Este platillo es cocinado en una combinación agradable de tubérculos como la papa, oca, camote, además de plátanos y el componente principal; la carne, que puede ser de cerdo, vaca, pollo o en el caso del altiplano carne de cordero, llama y hasta vizcacha.

La característica principal es que todos los alimentos deben ser cocidos sólo con el calor de la tierra o piedras que previamente fueron sometidas a un proceso de calentamiento en base en una hoguera donde el principal combustible natural es la leña.

Según algunos lugareños, este plato típico de la gastronomía nacional, tiene un gusto particular porque se lo prepara en comunidad, pues es muy difícil que una persona trabaje sola. “Unos traen la leña, mientras algunos construyen los hornos, otros atizan. Las mujeres lavan, condimentan y prepara los alimentos a ser cocinados. Es un verdadero trabajo comunitario”, explicó la licenciada en turismo Lizet Ustarez e impulsora de las iniciativas de promoción de éste atractivo.

Con estas actividades se pretende fortalecer el núcleo familiar, rescatar antiguas tradiciones y costumbres, así como proyectar hacia el turismo, dijo la especialista a tiempo de anunciar que prácticas como esta serán frecuentes incluso con la finalidad de generar fuentes de ingresos económicos para los habitantes de la zona.

Un espectáculo aparte fue la demostración de las cualidades deportivas de los pobladores del lugar, donde un grupos de mujeres que respondiendo a una convocatoria de las autoridades e impulsores del turismo, hicieron gala de sus destrezas futbolística, en el cancha conocida como el Maracaná, mientras su fundador Francisco Quispe, orgulloso y sosteniendo el estandarte de la comunidad observaba a la ágiles deportistas.

AYLLU BOMBO

El ayllu Bombo en la comunidad Pukara Grande, muy próximo a Huanuni, este 20 y 21 de junio, también será sede del recibimiento del Año Nuevo Aimara, Solsticio de Invierno, donde las impresionantes ruinas arqueológicas del Inca Pukara de los Andes será el escenario principal para cobijar a todos los visitantes que respetuosos de las celebraciones andinas cumplirán con la ritualidad propia del lugar, según explicó Luis Gutiérrez, investigador que trabaja en coordinación con los comunarios para promocionar este atractivo turístico orureño que permanece casi escondido en territorio huanuneño, distante a no más de una hora de viaje de la ciudad de Oruro.

Las milenarias ruinas del Inca Pukara de los Andes, tienen una extensión aproximada de un kilómetro y se trata de una construcción pre incaica. El investigador Gutiérrez asegura que algunos mitos y leyendas locales, mencionan que el sitio data de por lo menos 5.000 años y se trata de un área arqueológica, donde se guarda gran parte de las reliquias del mundo andino.

Este enigmático sitio podría tener contacto con otros del área, pues según imágenes satelitales existen conexiones incluso con regiones del Beni, a través de camellones, sorprendiendo la calidad y precisión de la estructura petrea.

Según Lizet Ustarez y Luis Gutiérrez, entre las diferentes teorías acerca de su origen, se menciona que fueron los Incas los autores de esta construcción de apariencia piramidal. Pero, recientes investigaciones plantean que el sitio es mucho más antiguo, no pudiendo señalarse aún con precisión a quienes corresponde exactamente. Esta aparente montaña cubierta por un manto de paja brava evidencia diferentes ingresos hacia el interior de la estructura, en su mayoría derruidos.

Hipótesis planteadas coinciden con la herencia oral de mitos y leyendas en el altiplano que mencionan la existencia de una civilización que despareció por grandes inundaciones y desastres naturales, corroborando así teorías como la planteada por el investigador británico Jim. M. Allen quien asegura que Sud América y en particular el altiplano central boliviano fue sin duda el escenario geográfico donde se desarrollo una cultura que existió y desapareció hace milenios.

Singani boliviano conquistó al cineasta Steven Soderbergh

8 Jun

El director de películas como “Ocean’s Eleven” y “Traffic” comercializará esta bebida en Estados Unidos.

Foto. Internet

El director de cine estadounidense Steven Soderbergh venderá en Estados Unidos el destilado boliviano conocido como singani, una bebida que le encantó cuando estuvo filmando en Bolivia escenas de su película sobre el guerrillero Ernesto ‘Che’ Guevara.

La gerente de Desarrollo de la empresa boliviana Casa Real, María José Granier, confirmó hoy que tienen un acuerdo con Soderbergh para que él distribuya en ese mercado una marca propia, “Singani 63”, producto especial del que ya le han enviado 12.000 botellas.

El atractivo singani 

El singani es una bebida parecida al brandy o el coñac, pero producido con la variedad de uva Moscatel de Alejandría, cultivada a 1.800 metros sobre el nivel del mar, en el departamento de Tarija.

El singani de Casa Real ganó en 2009 en Chile una medalla de oro como el mejor destilado frente a piscos peruanos, chilenos y otros productos europeos, en el concurso Vinalies Catad’or América Latina.

Se puede beber puro, pero la forma más popular de tomar el singani en Bolivia es combinado con una gaseosa, limón y hielo, bebida conocida como “chuflay”.

Según Granier, entre las características distintivas del singani están el aroma especial de la uva Moscatel de Alejandría y el sabor de una bebida que no quema la boca, tras ser sometida a una doble destilación durante varios meses.

Soderbergh confirmó en Estados Unidos que ha importado el singani boliviano y comentó que “se convirtió” a la bebida mientras dirigía la filmación de la película sobre el ‘Che’ Guevara.

EFE

http://www.eldeber.com.bo/singani-boliviano-conquisto-al-cineasta-steven-soderbergh/130606173536

Oferta Gastronómica Paceña Tiene Tres Productos Estrella

7 Jun

 Los sándwiches de chola, el Macho Camacho y los choripanes se llevan la flor.

domingo, 21 de octubre de 2012 20:07 Publicado por MSCD

La Paz tiene una variada gastronomía, dentro de ellas tres bocadillos que el visitante no debe dejar de probar. Entre ellos: el sándwich de chola de Paulina Cruz, los sándwiches de chorizo de Doña Elvira y el recientemente creado, el Macho Camacho, para deleite de los paladares más exigentes.

LARGAS FILAS EN LA AVENIDA SAAVEDRA

Desde las cuatro de la tarde las largas filas se divisan al final de la avenida Saavedra, muchos lo saben ya salió la primera pierna de cerdo al horno para preparar los famosos “Sándwiches de Chola” de doña Paolina Cruz que tiene el negocio hace décadas. Choferes, militares, policías, vecinos, ejecutivos, políticos, diplomáticos, deportistas, niños, se acercan para hacer el pedido.

Este sándwich hecho con carne de cerdo, escabeche de cebolla, zanahoria, un picante dorado y una sarnita crujiente (acompañado del muy cotizado cuerito tostado) no demora más de dos minutos en servirse por la ágil atención que brinda el equipo familiar que la rodea.

El precio único es de 10 bolivianos para todos los que visiten este puesto. Para preparar esta delicia se requiere 1 pierna pequeña de cerdo. 2 limones. 6 ajos. 4 vainas de ají colorado. 1 bolsita de bicarbonato. 5 vainas de ají amarillo. 1 cubito de caldo de gallina. 3 cebollas y panes caseros redondos.

VENTAS IMPARABLES

A las 6:30 doña Elvira Goitia llega hasta el tercer nivel del mercado Lanza junto a sus funcionarias. A las 7:00 el olor del sándwich de chorizo abre el apetito casi de inmediato a los clientes habituales y no habituales. Hoy son un ícono de la gastronomía paceña.

Su actual espacio no llega a los cinco metros, codo a codo los clientes se ubican en asientos dentro de una especie de cabina – no muy apto para el negocio-, unas cinco ayudantes vocean “le sirvo, le sirvo, pase pase ¿cuántos quiere?” a medida que los “caseros” dan el “sí” mirando una gran cantidad de chorizos en el sartén con aceite caliente que se acomoda al lado de la fuente llena de tomates y lechuga.

Del mismo modo, lustrabotas hasta políticos se acercan para saborear el bocadillo que tiene el chorizo, lechuga, tomate, cebolla, llajua, mostaza mayonesa a elección en pan sarnita o marraqueta.

“No pasen de largo en la Pérez Velasco sin servirse un rico sándwich de chorizo” recomienda Doña Elvira, quien recuerda que ya está 30 años en el lugar. El precio único es de Bs. 7 y se vende hasta las 21:00.

Fue tanta la prosperidad y fama del negocio que ayudó con ese dinero a que sus hijos salgan profesionales.

http://boliviachef.blogspot.com/2012/10/oferta-gastronomica-pacena-tiene-tres.html

Tome apuntes: le damos la receta del masaco de plátano y de yuca

28 May

Las recetas de hoy tienen distintos ingredientes, pero llevan el mismo nombre y están entre los adulados de la gastronomía oriental; el masaco, que entre el plátano, la yuca, el charque y el chicharrón de chancho, e incluso con queso se presenta en muchas variedades. El salón de té Las Delicias homenajea a Santa Cruz a ocho días de su fundación con estas dos ricas elaboraciones. “Uno de los secretos para prepararlos es la manera de cocinar la carne y dejar que el aceite escurra bien”, detalla doña Beatriz Callaú viuda de Paredes, propietaria del salón de té y precursora de las recetas que se puede degustar bajo un techo que ahora es patrimonio cultural del departamento.

Con carne, dorado y sin grasas. Así también saber tener las medidas -agrega Mirian Paredes-que junto a su hermana Rosario, las dos hijas de doña Beatriz, ahora manejan el negocio, que nació hace 49 años, en el mismo lugar desde donde ahora explican cómo preparan sus productos. El chicharrón de chancho tiene que tener carne, no mucha grasa, explican, “Además al momento de ser cocido tiene que llegar al punto que esté dorado”, dice doña Beatriz. En tanto el charque, tiene que ser desposeído de los nervios y la grasa antes de fundirse con la yuca.

Con cafecito. “En esos tiempos todo era a puño, nada de máquina”, dice sobre la época en que su mamá comenzaba con el negocio y destaca que cada preparación es particular y que cada persona le puede dar su gusto en cuanto a sabor a estas recetas que puede alcanzar para 40 a 35 porciones. “Tómelo con cafecito, aunque yo prefiero hacerlo con té y en la siesta”, manifiesta la señora Beatriz.

«El masaco es muy rico, tanto el de plátano como el de yuca. Es uno de los más requeridos»

Rosario Paredes
Propietaria de Las Delicias

Receta
Ingredientes
Masaco de plátano
• 6 kilos de plátano maduro
• 1 kilo de chicharrón de chancho
• Sal a gusto

Preparación
Pele los plátanos y los corta a la mitad, poner a calentar el aceite y los empieza a freír.

Una vez fritos, que escurra bien todo el aceite. Ello para evitar que la preparación salga grasosa.

Seguidamente, se pone a tostar el chicharrón, hasta que se haga crocante. Escurre y se mezcla con el plátano bien cocido, se agrega sal a gusto.

Para terminar se vierte todo en el tacú y muele, hasta que mezcle.

Masaco de yuca
Ingredientes
• 3 kilos de yuca pelada
• 400 gr de charque
• sal

Preparación
Ponga la yuca a hervir con sal. Seguidamente, lave el charque y también póngalo a hervir para que ablande. Una vez en su punto, empiece a sacar los nervios y la grasa; golpee la carne, desmenúcela y fría con sal y aceite. Se escurre y junta con la yuca para seguidamente molerlos en el tacú. Pruebe la sal y listo.

Asado Argentino

25 May

Hoy 25 de mayo es el aniversario de Argentina y compartire guias para el asado que es la comida más tradicional de los argentinos. De algún modo, es imposible dar “una receta” para el asado

En la parrillada se empieza con una empanada, luego es el turno del choripan y la morcilla, para seguir con el queso y las achuras antes de que haga su aparición los distintos cortes de carne. Aparte del fútbol, el tango, el mate, el dulce de leche …., la comida que mejor representa a los argentinos es el asado…, prácticamente en todas las celebraciones familiares, la menor excusa sirve para prender el fuego y festejar un cumpleaños, el día de la madre, el campeonato de fútbol o la comida de los domingos.

En los siguientes sitios encontraras todos los “secretos” para realizar un magnifico asado argentino.

http://www.recetascocinaurbana.com/2011/05/como-preprar-asado-argentino-la.html

http://www.euroresidentes.com/Recetas/cocina-argentina/asado-argentino.htm

http://www.thecoolfood.com/recetas/asado-argentino-como-lograr-prepararlo

22 Platos y Bebidas son Declaradas Patrimonio Cultural

23 May

El anticucho, api, aphthapi, chairo paceño, chicha morada, chocolate, fricasé de cerdo, helado de canela, k’isitas, llajwa son algunas de las delicias paceñas que ahora son patrimonio.

Bolivia.com
Chicha Morada, una de las bebidas seleccionadas como patrimonio cultural
Chicha Morada, una de las bebidas seleccionadas como patrimonio cultural
El plato paceño, el chairo, el apthapi, el helado de canela, son parte de una lista de 22 platos y bebidas tradicionales que serán parte del patrimonio cultural Intangible del Municipio de La Paz denominado “Gastronomía Tradicional Paceña”, según la Ley Municipal aprobada por el pleno del Legislativo edil paceño.
La Alcaldía de La Paz, mediante la Oficialía Mayor de Culturas, será la responsable de la protección como patrimonio cultural e intangible de la gastronomía paceña en espacios públicos, ferias, festivales y otros eventos donde se exhiban los mismos.
La Ley acompaña la investigación titulada “La Gastronomía Paceña en el Tiempo Festivo y la Comida Cotidiana”, a ello se suman 22 fichas técnicas de Registro del Patrimonio Cultural Inmaterial del Municipio de La Paz, elaborada desde la Unidad de Patrimonio Inmaterial e Investigación Cultural, dependiente de la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural de la Oficialía Mayor de Culturas.
La concejala y presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano y Culturas, Silvia Tamayo, consideró que la nominación tiene como objetivo preservar las comidas tradicionales del Municipio.
“El registro de los 22 platos y bebidas, son consumidos por la población sobre todo en fechas festivas como Navidad, Corpus Cristi, Año Nuevo y festividades tradicionales como Gran Poder, fiestas de San Pedro entre otros y lo que se pretende es revalorizar estos alimentos tradicionales”, consideró la autoridad.
Según establece la ley, se denominará como patrimonio de la “Gastronomía Tradicional Paceña” a 22 alimentos y bebidas tradicionales vigentes, como: anticucho, api, aphthapi, chairo paceño, chicha morada, chocolate, fricasé de cerdo, helado de canela, huminta, k’isitas, llajwa, picana de Navidad, pito de cañahua, plato paceño, puchero de Carnaval, k’ispiña, queso humacha, salteña, sándwich de chola y el thimpu de cordero.
En esta lista no contemplada el pan “marraqueta”, ya que el mismo fue considerado como patrimonio por la Gobernación de La Paz, el año 2006.
La norma edil, además busca que sea un incentivo para que otros alimentos tradicionales paceños, serán considerados como patrimonio cultural.
La Ley edil es parte de la declaratoria de “Octubre Patrimonial”, dedicada a la protección, preservación y valorización del patrimonio cultural del Municipio de La Paz.

http://www.bolivia.com/el-sabor-de-bolivia/noticias/sdi/47887/declaran-patrimonio-cultural-a-22-platos-y-bebidas-tradicionales-de-la-paz

El Camba Muerto, un plato sencillo de preparar.

21 May

Su nombre se lo debe a la pura tradición de antaño y no se trata de una persona, si no más bien de la gastronomía beniana, hablamos del “Camba muerto”, un plato delicioso que en esta ocasión rinde homenaje al aniversario del Beni que se celebró el pasado 18 de noviembre.

El “Camba muerto” es originario y tradicional de Magdalena (Beni), en Santa Cruz hay muchas restaurantes que ya se dedican a esta preparación, por ejemplo si usted se da una vuelta por la avenida Carmelo Ortiz # 94 (la curva de la feria) se encuentra con el puesto de Johnny Montero, un beniano que todos los viernes ofrece este menú especial, “En vez de k’jaras, nosotros sugerimos el Camba muerto”, señala Montero.

Pero seguramente usted se pregunta ¿cuál es el origen del nombre de este plato?. “En realidad, se le da este nombre porque antiguamente en el campo cuando no se contaba con medios de transporte se trasladaba a las personas que estaban enfermas envueltos en una hamaca, de ahí la similitud con esta preparación, “pues la carne ya lista para cocer se la envuelve en hojas de plátano”, dice Johnny.

Plato rápido. Esta delicia que llama mucho la atención, más allá de su sabor también envuelve a propios y extraños por su sencillez al prepararse. “Solo hay que mezclar los ingredientes y ya está listo para envolverlo en las hojas de plátano, luego hay que cocer en la brasa y listo, no es más, el próximo paso será degustarlo con un buen pedazo de yuca”, comenta Montero.

El secreto al cocer. Si bien la receta es sencilla, esta como en todo arte culinario tiene sus secretos de cocción, “el Camba muerto” necesita 20 minutos a media hora de cocción a fuego lento, la clave está en ir volcando cada cierto tiempo la porción”, señala el especialista.

Este plato se adapta al gusto de quien lo consume, pues al ser una comida rápida se la puede servir tanto en el almuerzo, como en la cena. En el Beni se acostumbra a servirse a partir de las 16:00 en adelante.

Sabor en Santa Cruz. Pero la tentación por el “Camba muerto”, ya ha traspasado los límites del territorio beniano, en Santa Cruz, hay varios restaurantes que se especializan en este tipo de alimento. Una porción llega a costar 6 bolivianos y viene acompañado de una porción de yuca, si se desea se complementa con un buen vaso de chicha.

Receta

Ingredientes

Camba Muerto

(Para 25 personas)

• 2 cebollas
• 3 ajos
• Vinagre
• Condimento c/n
• Sal c/n
• 2 y 1/2 kilos de carne molida
• Hojas de plátano

Preparación

Rallar las cebolla y el ajo, luego entremezclar con la carne molida, sazonar con el vinagre, condimento y sal. Posteriormente envuelva esta preparación en una hoja de plátano (una porción como para un chorizo), después amarrar y poner a cocer a la brasa durante 20 minutos a media hora, volcando cada cierto tiempo.
Servir con una porción de yuca.

El origen de la Fiesta del Gran Poder

20 May

Gran Poder

Fotos: Limbert Cussi / eabolivia.com

El origen de la fiesta se remonta al 8 de diciembre de 1663; cuando se fundó el Convento de las Madres Concepcionistas. Según la historia, en aquel entonces, las postulantes al convento debían llevar consigo una imagen. La monja Genoveva Carrión portó un lienzo de la Santísima Trinidad, consistente en una imagen de dios con tres rostros, representando así su carácter trinitario; padre, hijo y espíritu santo.

Esta imagen algo común y sacra para aquel tiempo; como lo constan los libros Arte de la Pintura de 1649 de Francisco Pacheco (Maestro y suegro de Velásquez ademas de censor de pintura de la Santa Inquisición); Francisco Ricci en su De Pictura Sabia de 1659 y los lienzos que se conservan en las ciudades de Bogotá Medellín y Sucre. Después fue prohibida por Benedicto VI con la breveSolicitudine Nostra a comienzos del siglo XVIII; decisión refrendada en America en el Concilio Provincial de Santa Fé el 27 de mayo de 1772.

Posteriormente, en 1904 uno de los devotos hizo retocar el cuadro convirtiéndolo en una imagen con un solo rostro y llamándola el Señor del Gran Poder; en referencia al Patrón de Sevilla, imagen bastante común en las procesiones de Semana Santa y con bastantes devotos en grandes ciudades como Quito y Arequipa.

Por el repintado esta imagen del Señor del Gran Poder es atípica, ya que la representación típica del Patrón de Sevilla es una escultura de cristo cargando la cruz; en este caso se aprecia a Jesus con los brazos abiertos. Esto se debe a que también fue borrado el triangulo invertido que pendía de sus manos clásica de las representaciones de la Santísima Trinidad de rostro trifasico.

Muchos devotos recibieron favores del Señor, por lo que la veneración de la imagen se extendió. La imagen recorría por casas de las calles Mercado, Yungas, Figueroa y por la iglesia del Rosario. Posteriormente fue trasladada a la calle León de la Barra, donde una familia devota inició el culto a la imagen con visitas y oraciones programadas para los días martes y viernes. Con el transcurrir del tiempo los feligreses fueron aumentando y en 1928 se inició la construcción de un templo en la zona de Chijini, hoy calle Gallardo, que fue concluído a finales de los años 30.

Sin embargo, en 1923 surgieron las primeras fraternidades folclóricas. En la calle Illampu se situaban los bordadores de los trajes que se usaban en esta celebración y entre aquellos artesanos, destacaban las familias Chuquimia y Gisbert. Se dice que por iniciativa de ellas se realizaron las primeras fiestas “prestes y pasantes” del Señor del Gran Poder. En 1924 apareció la primera diablada de la región de Chuchulaya, luego surgió una fraternidad de suri sikuris, integrado por un grupo de lustrabotas denominado “Cebollitas”.

En los años 30 y 40 se fueron integrando conjuntos nativos de Los Yungas , que con toques de tambores adoraban a la imagen. Habiéndose convertido en un evento departamental, en 1952 se realizó un festival departamental de danzas paceñas en el estadio, donde surgió la idea de realizar una entrada más apoteósica y organizada.

La fiesta contaba con el apoyo de un cura, a quien la historia recuerda como el padre Camacho, los ensayos se realizaban en las noches desde la avenida Buenos Aires hasta la intersección de las calles Gallardo y Segurola.

Otro hecho importante es el ocurrido el 25 de enero de 1969, cuando se funda el baile de los caporales en la zona de Chijini, como acto de devoción al Señor del Gran Poder. A iniciativa de los hermanos Estrada esta demostración folclórica fue estrenada a nivel mundial.

El 12 de mayo de 1974 se creó la Asociación de Conjuntos Folclóricos, que hoy aglutina los principales grupos de danzas de La Paz y las más representativas de otros lugares de Bolivia. Con este hecho, la fiesta del Gran Poder adquiere ribetes nacionales.

Según el profesor Llanos, si bien la entrada del Gran Poder ha sufrido cambios a lo largo de los años, los aspectos folclóricos se han mantenido a lo largo del tiempo, convirtiéndose en una fiesta nacional.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fiesta_del_Gran_Poder

La Llajua

17 May

Exquisita salsa picante e irreemplazable en la mesa de las familias bolivianas

Revista 7 Dias

La llajua es un exotico picante elaborado con locoto, tomate y hojas de quirquiña o huacataya. Se caracteriza por ser un aderezo o salsa infaltable en el menu de los bolivianos.

Maribel Condori Monrroy

Revista7D�as

Preparada en un bat�n con el morokho (piedra de moler), es una esencia saciable a la hora de saborear cualquier men� durante el almuerzo o platos como el chicharr�n, patitas, rellenos e infinidad de alimentos. Por su fino picante condensado, calma el fr�o caracter�stico del altiplano.

Entre la merienda de media ma�ana, el almuerzo o la cena, la llajua estimula un sabor irreemplazable en el paladar. El caracter�stico molido del locoto, las hierbas arom�ticas y el tomate aderezan cualquier comida.

No existe un dato exacto acerca de en qu� momento aparece la llajua; sin embargo, una de las potenciales precisiones sucede cuando los espa�oles ven�an desde M�xico hacia Am�rica del Sur. Crist�bal Col�n desembarc� en las islas de Wanajani (hoy las Bahamas) el a�o 1492. La expedici�n militar y conquista del imperio de los Mexicas por Hern�n Cortes es de vital importancia porque es as� como se descubre una serie de alimentos no conocidos en Espa�a, como el tomate, el ma�z, el chocolate y la papa.

Por el a�o 1498 a 1500, Col�n funda Veracruz, en M�xico, donde comienza la expansi�n espa�ola, que dur� casi 50 a�os. Paulatinamente, Francisco Pizarro y Diego de Almagro, en su recorrido por Am�rica del Sur, pasan por la costa de Colombia, Ecuador y llegan a Per�, donde fundaron Lima. En el trayecto de la expedici�n, los espa�oles y mucha gente que los acompa�aba fueron aliment�ndose con insumos que recog�an de las tierras, previamente en M�xico ya conocieron el aguacate, el ma�z, el tomate, el wajolote (el pavo) y los aj�es. Continuada la incursi�n hacia Am�rica del Sur, los colonizadores tra�an en su ej�rcito una cantidad de hombres mayas y aztecas, quienes usaban las salsas picantes para preparar sus alimentos.

Al llegar a Per� inician la conquista del imperio incaico y coinciden que los incas tambi�n cocinaban con alimentos picantes, ya que la costumbre la hab�an heredado de los aymaras de Tiwanaku, quienes probablemente ya com�an las salsas picantes. Es desde la �poca de la conquista que se desarrolla una importante cultura gastron�mica, relat� el chef Guillermo Iraola Mendiz�bal, director ejecutivo de la Primera Escuela de Turismo y Hoteler�a de Bolivia.

“Es dif�cil determinar en qu� momento aparece y nace la llajua como tal, ya que esta salsa picante es un producto que ya exist�a en nuestras tierras y se perfeccion� con la llegada de los espa�oles. Es preparada con ingredientes nativos y la t�cnica empleada es totalmente local”, asegur� Iraola.

La llajua que hoy degustamos es una salsa picante boliviana que acompa�a y est� presente en todas las ocasiones. “La mayor�a de los que habitamos en el �rea andina no podemos vivir sin degustarla. Los espa�oles hacen una salsa no tan picante conocida como salmorejo (compuesto de agua, vinagre, aceite, sal y pimienta), pero los aztecas y mayas ten�an un mont�n de salsas picantes. Yo personalmente me atrevo a decir que la llajua es una fusi�n gastron�mica entre aymaras, espa�oles y aztecas porque, evidentemente, la cocina azteca y maya influenciaron en nuestro territorio”, agreg� el chef.

Iraola explic� que en la comida internacional no se emplea el uso de la llajua porque el picante da�a el sentido gustativo e impide la percepci�n de otros sabores y texturas.

El paladar internacional no acostumbra comer picantes; sin embargo, para que los visitantes lo degusten se recomienda atenuar el sabor del picante en un nivel bajo. Por ejemplo, un chicharr�n no es bien saboreado si no se acompa�a con la llajua, en este caso se prepara una suave.

“A diferencia del menu internacional, en la comida tradicional boliviana siempre habr� llajua presente en los platos nacionales”, dijo

Cada pa�s consume el picante segun su propia tradicion y gusto local. Iraola refirio que en el caso de Bolivia se hizo costumbre saborear alimentos acompa�ados con la llajua, es el caso de La Paz, Oruro, Potos�, Chuquisaca y Cochabamba, departamentos donde se consume este tradicional picante.

La mejor preparacion

En Bolivia, la mejor receta de una buena llajua es la mezcla del locoto, tomate y quirqui�a, que son molidos en un bat�n (piedra de moler que ya exist�a cuando los espa�oles llegaron a tierras del continente sudamericano). Al moverse las piedras una sobre la otra, los ingredientes se trituran y forman una pulpa que junto con las hojas de quirqui�a despiden un exquisito aroma.

En comparaci�n con el uso de la licuadora, en el que las aspas filosas del electrodom�stico cortan los ingredientes de forma perfecta, no se extraen el jugo y el aroma caracter�stico de los ingredientes, lo cual implica la p�rdida de sabor y esencia. Por esta raz�n, muchas amas de casa le incorporan aceite, cebolla picada en cuadritos y otras esencias.

Recomend� que para evitar el mayor grado de picante es importante quitar las pepas de los locotos y lavar con abundante agua antes de molerlos.

La nutricionista Lourdes Meriles, del Hospital de Cl�nicas de La Paz, explic� que la llajua es una costumbre boliviana consumida en la mayor parte de los departamentos, especialmente en el valle cochabambino, donde abunda la producci�n del locoto y tomate.

“La llajua es un alimento en salsa picante que aporta un alto contenido de calor�as al organismo debido al uso del locoto como principal ingrediente. Por el aporte cal�rico da la sensaci�n de energ�a al organismo”, explic� Meriles.

Dependiendo de los colores del locoto (rojo, amarillo o verde) en el preparado de la llajua se aportan m�s o menos calor�as. Los locotos de color rojo y amarillo aportan vitamina A (vetacarotenos) y un alto contenido de calor�as por las pepas negras, que concentran mayor picante. Los locotos de color verde aportan menos concentraci�n de calor�as, por lo cual son menos da�inos para la salud, expuso la nutricionista.

Advirti� de que no es recomendable que las personas que est�n con receta m�dica consuman salsas picantes porque pueden sufrir mayor da�o digestivo. ”Es aconsejable consumir la llajua en cantidades m�nimas evitando exageraciones”. Explic� que la mezcla del tomate y algunas hierbas, como la quirqui�a o la wacataya, son complementos para que la salsa picante adquiera un sabor agradable. “No es que sea una combinaci�n buena o mala para el organismo, sino que el ox�geno del tomate hace que la mezcla se descomponga r�pidamente, una vez descompuesto toma un sabor agrio, entonces debe evitarse su consumo, caso contrario implicar�a ardores estomacales”, recalc�.

Antonio Paredes Candia, en la segunda edici�n de su texto La Comida Popular Boliviana, explica: “Son salsas nativas que en nuestra gastronom�a ocupan el lugar similar a la mostaza o el k�tchup que usan los ingleses para aderezar sus viandas”.

Las variedades de esta salsa tienen nombre propio de acuerdo con los productos que se emplean en su elaboraci�n. Es llajua, voz en idioma quechua, cuando est� preparada con locoto (…) Pertenece al �rea quechua y se ha extendido en el �mbito nacional. Tambi�n se hace llajua con ulupicas, frutitos esf�ricos tan picantes como fraganciosos.

*Variedad de llajuas: recetas tomadas del texto de Antonio Paredes Candia: La Comida Popular Boliviana. Segunda edici�n, p�g. 441-446.

Variedad de recetas 

Ingredientes: 1 tomate grande, 1 locoto peque�o de color verde, 1 gajo de quirqui�a, 1 gajo de wacataya, 1 gajo de apio, 1 gajo de perejil, 1 gajo de hierbabuena y sal.

Preparaci�n: exprimir el jugo del tomate en el plato para llajua. Se lava el locoto y se le saca las pepas. Todo se muele junto con las hierbas hasta que se forma una salsa. Se vac�a en el plato y se le agrega sal a gusto. Si est� muy espesa, se la licua con un poquito de agua fr�a.

Nota: salsa especial para acompa�ar el plato pace�o.

Llajua de ulupica

Ingredientes: 2 tomates grandes, 10 ulupicas, 1 gajo de perejil y sal.

Preparaci�n: se exprime el jugo de los dos tomates en un platillo hondo. Las pulpas, las diez ulupicas y el gajo de perejil se muelen en el bat�n hasta formar la salsa. Luego se vac�a en un recipiente y se le agrega sal al gusto.

*Una receta de Cochabamba

Ingredientes: 1 locoto, 1 o 2 tomates, 1 ramo de quirqui�a y sal.

Preparaci�n: partir un locoto grande en cuatro partes, luego sacar las pepas y lavarlas. El tomate se parte en dos, se exprime ligeramente el jugo que contiene en un platillo hondo, en el que se pondr� la llajua. La pulpa del tomate, el locoto, m�s una ramita de quirqui�a se muelen en un bat�n peque�o con el morokho.

Cuando est� bien molido se le agrega el platillo donde se guarda el jugo de tomate. Se pican muy finamente las hojitas de un ramito de quirqui�a. Se pone sal a gusto y se mezcla todo. Si la llajua est� muy espesa se le agrega una o dos cucharillas de agua fr�a. Se mezcla bien.


*Llajua jugosa

Ingredientes: 1 tomate, 1 locoto, 2 gajos de wacataya, 2 gajos de perejil, 2 gajos de quirqui�a y sal.

Preparaci�n: a un tomate grande o dos se le exprime el jugo en el platillo para la llajua. El locoto se parte en cuatro y se le saca las pepas, todo se muele en un bat�n. Cuando todo est� bien molido se vac�a al plato con jugo de tomate y se mezcla. Se le pone sal a gusto.

Variantes de esta llajua ser�an:

1.- Moler con una cabecita de cebolla picada finamente o raspada, en cuyo caso pierde el aroma de la quirqui�a, que es tan agradable.

2.- Se agrega a la molienda un peque�o gajito de ruda, que le da un sabor muy especial que no siempre gusta.

 http://www.cambio.bo/revista_7_dias/20120909

Cuál es la temperatura ideal para servir un vino

14 May

Servir un vino a una temperatura no adecuada puede modificar la percepción de las características del vino. La temperatura tiene más importancia de la que en principio se le puede suponer.

Olfavia, Sabormediterraneo.com

TINTOS

Los vinos tintos deben presentarse con un margen de temperatura que oscile entre los 16 y los 18 º C para que se puedan conservar todos sus matices y se perciban adecuadamente sus componentes. Una excesiva temperatura provoca que la volatilidad del alcohol inunde el paladar, haciendo imposible la captación de los distintos aromas.

Es más con el calor, la evaporación de los alcoholes hace que afloren los aromas más fuertes y menos agradables del vino.

Los tintos jóvenes pueden presentarse entre los 12 y 15º C para resaltar su frescura y matices florales, los crianzas entre los 16 y 18ºC y los de grandes añadas a 20ºC.

Por tanto, nada de servir los tintos a temperatura ambiente y menos en verano. En verano será conveniente el enfrialos en una cubitera e incluso servirlos un poquito más bajos, porque a lo largo de la comida irán subiendo de grados.

BLANCOS Y ROSADOS

Los vinos blancos jovenes secos, se tomarán frescos, pero no muy fríos, entre 7 y 10º C para disfrutar de sus aromas de fruta. Una temperatura más alta destaca el alcohol y una excesivamente baja resalta su acidez y enmascara su personalidad.

Los vinos blancos dulces es aconsejable servirlos a 6ºC, temperatura a la cual se resalta su caracter frutal y su expresión dulce.

Los blancos con crianza, entre 10 y 12 º C . A temperaturas más bajas se pierden los aromas complejos del roble.

Los blancos generosos (manzanillas y finos) se deben servir entre 7º y 10º C

Para los vinos rosados se recomienda que la temperatura de servicio esté entre los 6 y 8º C.

CAVAS

La temperatura ideal recomendada para tomar el cava oscila entre 5º y 7º.

COMO LLEGAR A LA TEMPERATURA IDEAL

Esta temperatura se consigue de modo gradual. Nunca metiendo el VINO en el congelador. Si se trata de un blanco, rosado o cava, hay que ponerlo en la nevera unas horas antes de servirlo. En la mesa, la mejor opción para conservarlo fresco es una cubitera con agua y hielo.

A RECORDAR

Por debajo de los 5 º C no se pueden percibir de la misma forma los sabores.

La Decantacion del Vino

13 May

La decantación del vino sirve para eliminar el poso o sedimento que pudiera tener. Sin embargo, al mismo tiempo que se decanta, se produce una oxigenación intensa.

Olfavia, Sabormediterraneo.com

El diccionario de la Real Academia define decantar como “inclinar suavemente una vasija sobre otra para que caiga el líquido contenido en la primera, sin que se salga el poso”.

Por lo que se deduce que la decantación del vino sirve para eliminar el poso o sedimento que pudiera tener. Sin embargo, al mismo tiempo que se decanta, se produce una oxigenación intensa. Y sobre este último punto surge la polémica.

La maduración y reposo del vino, especialmente del tinto, en botella produce sedimentos derivados entre otros de los taninos. Para eliminar estos posos, se recomienda la decantación, -pasar el vino a una jarra o decanter-, aunque antes de proceder hay que tener la botella en posición vertical al menos 24 horas antes.

Al implicar esta operación una oxigenación intensa, surgen las dudas. El trasvase de vino a otro recipiente pone al vino en contacto con una cantidad de oxígeno muy superior a la mera apertura de la botella y servicio del vino y con ello una oxidación más rápida. Esta oxidación tiene un claro impacto en los aromas y gusto del vino.

Decidir cuando es conveniente decantar y/o airear un vino depende en gran medida de nuestra experiencia, de nuestros gustos y de la rapidez con la que se vaya a consumir el vino.

La experiencia dice que sería aconsejable para vinos de reserva o de guarda con más de 5 años en botella, donde el vino mantiene, además de una intensidad colorante alta, una buena estructura tánica. Es suficiente, decantarlo media hora antes de consumirlo. Son muy pocos los vinos que mejoran con aireaciones de varias horas.

En el caso de los tintos suaves y ligeros con más de 15 años en botella, el paso por la jarra o decanter, con su consiguiente oxigenación puede suponer la pérdida de buena parte de sus aromas. En estos casos se consigue un buen efecto de aireación utilizando para el servicio una copa tipo balón, es decir de 10-12 centímetros de diámetro.

http://www.sabormediterraneo.com/vinos/articulos/decantacion.htm

Guia para Catar Vinos

12 May

 

Fase visual:

-Primero mira el vino, inclinando la copa unos 45º contra un fondo claro, como una hoja de papel blanco.
-El vino debe verse límpido (ningún elemento flotando), fluido, brillante, claro y transparente, de no ser así, podría ser un vino en mal estado.
-Los Cabernet Sauvigon siempre serán los más intensos y profundos de color, mientras los demás tintos son más suaves.
-En los blancos, los Chardonay son más amarillos que los Sauvignon Blanc, que son más aguados y con tonos más verdosos.
-Puedes captar la edad del vino: el rojo violeta azulado indica el vino más joven, el rojo rubí, la edad media y el anaranjado o con matices a ladrillo, el vino viejo. En cuanto a los blancos, los reflejos verdosos se precian en un vino joven, el amarillo pajizo en un vino medio y los reflejos dorados en un vino viejo.
-También puedes captar la cantidad de alcohol: al girar la copa el vino se va adhiriendo como “piernas” o “lágrimas”. Si estas son más gruesas y viscosas, el vino posee mayor graduación alcohólica, si son estas delgadas y escurren con rapidez, contiene menos alcohol.

Fase olfativa:

-Llena sólo 1/3 de la copa, girándola para que suelte los aromas y huele profundamente la cantidad de veces que sea necesario, concéntrate, libera tu imaginación: ¿tiene algún aroma predominante?, gira el vino en la copa y huele nuevamente: ¿cambió?, ¿mejoró?, ¿hay más aromas?. Puedes encontrar aromas a fruta…cítrica, berries, fruta fresca, fruta madura, fruta cocida…¿hay vegetales como pimentón verde, champignon, hierbas? Puedes encontrar también madera, humos chocolate, vainilla…
-Primero el olfato habla de la cepa, en segundo lugar por los procesos que ha pasado y finalmente de la guarda, por ejemplo si ha pasado por barricas de madera (aromas a madera).

Fase gustativa

-Toma un sorbo y mueve el vino por toda tu boca, así podrás percibir los cuatro sabores básicos: dulce en la punta de la lengua, ácido en los costados, salado arriba y el amargo al final.
-El sabor es la combinación de aroma y gusto: ¿persisten los aromas que sentiste o cambiaron, hay nuevos?
-El cuerpo o volumen del vino se nos revelará con la sensación de “peso” en la lengua. Puede ser ligero, medio o robusto.
-La textura es la sensación que el vino produce en la lengua, sedosidad, áspero, rugoso, burbujas, etc.
-La acidez da al vino un sabor chispeante y fresco. El exceso es desagradable, amargo y la falta de acidez lo deja flojo.
-Mientras más alcohol tenga el vino más redondo es en boca, si no hay equilibrio en relación a la fruta, el vino parecerá picante.
-Cuando percibes sequedad o dulzor estás apreciando la cantidad de azúcar natural del vino, el cual debe estar equilibrado por la acidez, pues de lo contrario resulta muy relajante.
-Los taninos producen una textura al gusto afelpada y seca cuando el vino tinto es muy joven, pues procede del hollejo y semillas de la uva. Los taninos se van suavizando con el tiempo y dan el cuerpo al vino.
-En boca se encuentra el equilibrio o armonía de un vino, donde se encuentra la balanza de aromas y sabores.
La Cata de un vino corresponde a una evaluación sensorial de este para lo cual se conjugan tres fases: visual, olfativa y gustativa.

http://www.megustaelvino.cl/blog/?cat=53

Quinua y Amaranto, Cereales Sagrados

11 May

1-granos

Desde hace un tiempo ha comenzado a revalorizarse la importancia de la quinoa y el amaranto en la alimentación. Sin embargo, aún pocos conocen el gran valor nutricional de estos granos, que llegaron a ser sagrados para las civilizaciones Inca y Azteca.

La conquista de América significó no sólo una dominación política y social para las civilizaciones indígenas, sino también un avasallamiento de su alimentación. Cultivos resistentes al frío, la sequía, la altura y los suelos pobres, permitían a los indígenas mantener correctamente nutrida a su población, que hacía alarde de fuerza, resistencia y desarrollo mental. De allí que los mayas, aztecas e incas consideraran sagrados a granos como el amaranto (kiwicha para los incas) y la quinoa. Otro alimento muy presente en la alimentación de los Mayas, fue la chía.

C uando llegaron los españoles, decidieron exterminar estos cultivos por sus implicancias religiosas y el significado de autosuficiencia que tenían para los nativos. Las plantaciones fueron quemadas y su consumo fue prohibido, dándosele el rotulo despectivo de “alimentos para salvajes”.

Cinco siglos después, la FAO (Naciones Unidas) declaró que “la quinoa posee el balance de proteínas y nutrientes más cercano al ideal de alimento para el ser humano”. Por su parte la NASA eligió a la quinoa como el alimento nutritivo por excelencia para los viajes espaciales, teniendo en cuenta que por sí sola puede proveer una dieta balanceada. Irónicamente son ahora europeos y estadounidenses quienes nos enseñan cómo consumir los granos bases de las civilizaciones madres latinoamericanas.

La quinoa y el amaranto no son en realidad cereales, sino que pertenecen a otra rama botánica (quenopodiáceas) que incluye a verduras como la acelga y la espinaca. Sin embargo -y a pesar que sus hojas tiernas son también utilizadas en alimentación- son sus semillas las que despiertan gran interés nutricional a causa de estudios que demuestran su gran potencial proteico.

Características nutricionales

Quinoa y amaranto tienen una composición mucho más equilibrada que los cereales convencionales y sobre todo mayor cantidad y calidad de proteínas. Ambas semillas poseen similar composición, razón por la cual las consideramos en conjunto. Más allá de poseer un 18% de proteínas contra un 10-14% de los cereales convencionales, lo que importa es el valor biológico de estas proteínas. Este índice se define en base a la presencia de los distintos aminoácidos que permiten construir las proteínas, que luego son utilizadas por el organismo. El valor más alto (95) corresponde al huevo y significa que cada 100g de proteínas ingeridas, 95 son asimiladas. Para la quinoa el índice es 75, considerado alto si lo comparamos con la carne (60), la leche (72), el trigo (60) y el maíz (44). La explicación de este elevado valor biológico tiene que ver con su equilibrada composición de aminoácidos esenciales. Los cereales clásicos tienen carencias de lisina, metionina y cisteína, punto fuerte de estos granos. Por ejemplo, la quinoa tiene 5 veces más lisina y más del doble de metionina que el trigo. Tanto la quinoa como el amaranto no tienen gluten, razón por la cual pueden ser consumidas por celíacos.

Esta calidad de aminoácidos favorece incluso el aprovechamiento proteico de los cereales convencionales cuando se consumen juntos. En su intuitiva sabiduría, es lo que hacían mayas y aztecas, combinando estos granos con maíz. La explicación de esta calidad proteica reside en la gran cantidad de germen que posee la semilla. En la quinoa el germen representa un 30% del peso total del grano, mientras que en cereales convencionales es apenas el 1%.

Pero no solo en proteínas son fuertes la quinoa y el amaranto. Son también pobres en grasas y más ricos en hierro, calcio, fósforo, fibra y vitamina E, con respecto a los cereales clásicos. También poseen apreciable cantidad de vitaminas del grupo B. Agregar un 30% de quinoa a una dieta totalmente carente de vitamina B, basta para garantizar un desarrollo orgánico normal. Quinoa y amaranto son pues alimentos adecuados para celíacos, diabéticos, regímenes hipocalóricos, niños, adolescentes, ancianos y convalecientes.

Usos y aplicaciones

Ambos granos son de cocción rápida y poseen un sabor suave y agradable, similar al mijo, aunque de textura más crocante. Como otros cereales, se benefician de un ligero tostado previo, pero en el caso del amaranto debemos ser cuidadosos. Este grano tiene un comportamiento similar al maíz pisingallo, es decir que explota y se convierte en grano inflado. Precisamente es una de las formas populares de su consumo en Centroamérica; las palomitas o inflados de amaranto se venden por las calles y se utilizan en el desayuno. Para hacerlas se utiliza la misma técnica empleada para el pororó, usándose las semillas que no se abren, como si fuese sésamo tostado.

Volviendo a la cocción base de estos cereales, luego del lavado y un breve tostado, se adiciona doble cantidad de agua y se cocinan durante 15 minutos a fuego lento. No debe agregarse sal durante la cocción. Generalmente triplican el volumen una vez cocinados. Pueden usarse en rellenos, budines, tartas, ensaladas, sopas, pizzas, croquetas, tortillas, etc. (recetas a disposición de quien las solicite).

Extraído de: Libro “Alimentos Saludables” – Nestor Palmetti

Aportado y editado por: Lucas Schab – Kuyen Alimentos Naturales

http://www.caminosalser.com/

El chef estrella danés que quiere revolucionar la cocina boliviana

8 May

“La comida es un instrumento para mejorar la sociedad y las condiciones de vida”, dice Meyer. (Foto de Christina Smedegaard Jensen)

Es uno de los chefs más prestigiosos, el restaurante que cofundó, el renombrado Noma de Copenhague, ha sido elegido en los últimos tres años como el mejor del mundo y es uno de los impulsores del movimiento de cocina nórdica. Ahora Claus Meyer se ha empeñado en llevar su revolución gastronómica a Bolivia.

La idea del chef danés es gestar un movimiento de cambio desde los fogones, que incluye un manifiesto de la cocina boliviana -aprobado el mes pasado-, la creación de una escuela de cocina para jóvenes desfavorecidos -que ya está dando sus primeros pasos- y la puesta en marcha de un restaurante de alta cocina, Gustu, que se inaugurará a principios del próximo año en La Paz.

Contenido relacionado

¿Qué se come en los mejores restaurantes?

El país en el que las empanadas tumbaron a McDonald’s

Un restaurante danés, “el mejor del mundo” por tercer año consecutivo

En un artículo reciente, el periódico estadounidense The New York Times comparaba su labor en Bolivia con la del Che Guevara, el último extranjero célebre que llegó a ese país con ganas de cambiar las cosas -y que murió en el intento-.

Meyer reconoce que para él Bolivia también puede ser el “mayor fracaso” de su carrera, pero quiere intentarlo y dice que se puede permitir gastar el tiempo y el dinero que requiere la iniciativa.

El conquistador conquistado

Meyer tenía claro que quería lanzarse a la conquista de Sudamérica por “su gran potencial culinario y la diversidad biológica” y porque tiene”muchos productos que son desconocidos para el mundo”.

Y según su socio en Bolivia Michelangelo Cestari, el chef danés se enamoró del país por su diversidad de productos y cultural.

Meyer asegura que hay muchos productos del país que le sorprendieron como las frutas, la carne de llama, la variedad de hierbas, maíces y tubérculos que no conocía y la calidad de algunos productos como los tomates, los chiles, la quinua, el café, el cacao y la vainilla.

Además, también dice haberse fascinado por cómo se cocinan algunos platos como la calapurca, una sopa que se mantiene caliente con piedras volcánicas, o el cordero a la cruz que se cocina al lado -y no encima- de una fogata.

“Es una experiencia fantástica. Lo que he visto ha seducido mi gusto”, le dice Meyer a BBC Mundo.

“He triunfado al ejecutar la mayoría de mis ideas en mi país de origen pero no tengo ninguna experiencia en Sudamérica y sé que hay muchísimas cosas que pueden salir mal. Aunque vengo con las mejores intenciones puedo ser malinterpretado o meterme en cualquier tipo de problema”, reconoce Claus en conversación telefónica con BBC Mundo.

“Pero simplemente no veo motivos de por qué no emprender esta aventura y por qué lo que ha sucedido en Dinamarca o en el vecino Perú no podría suceder en Bolivia si trabajamos duro”, afirma el copropietario del Noma al referirse a dos de las cocinas más exitosas a nivel mundial.

¿Por qué Bolivia?

Tras participar en la creación del movimiento de la cocina nórdica y cofundar Noma, Claus Meyer decidió que era hora de expandir su idea de la gastronomía a otros lugares y creó la fundación Melting Pot para mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos a través de la comida.

Esa fundación ha puesto en marcha una escuela de cocina en una cárcel de Copenhague que ayuda a los presos a reinsertarse en la sociedad y ahora ha elegido a Bolivia como el primer país extranjero para expandir su proyecto.

Para Meyer, el país reúne todos los factores para desarrollarlo: una gran diversidad biológica y de productos, un panorama gastronómico poco desarrollado y unas características sociales óptimas para poner en marcha la iniciativa por los niveles de pobreza y desempleo.

Por eso, pretende ayudar a “desplegar su potencial” a un país que “ha perdido todas las guerras en los últimos 150 años e incluso todos los partidos de fútbol”, explica el chef al señalar que, si su proyecto triunfa, podría repercutir positivamente en el empleo, la educación, el turismo y las exportaciones de comida en el país.

Alta cocina en La Paz

El chef danés cree que la comida es un instrumento para mejorar la sociedad y las condiciones de vida, especialmente en los países pobres. Quizás por eso suele decir que le gusta estar rodeado de “misioneros” y no de “trabajadores ordinarios”.

Uno de los que le acompañan en esta misión es el chef venezolano Michelangelo Cestari que tras varios años en algunos de los mejores restaurantes de Europa decidió aceptar este reto y liderar el proyecto sobre el terreno junto a una chef danesa.

Cestari atiende a BBC Mundo mientras trabaja en la puesta a punto del restaurante Gustu, que se inaugurará entre enero y febrero de 2013 en Calacoto, un barrio de la zona sur de La Paz que alberga a la clase alta de la ciudad.

“No es un restaurante tradicional boliviano. Es un restaurante que trabaja con productos 100% bolivianos. La idea es crear nuestro propio tipo de gastronomía respetando los productos”, explica.

Por eso, Gustu ofrecerá desde pescados de los ríos amazónicos hasta llama y platos con hoja de coca y en su carta de bebidas no faltarán los vinos bolivianos hechos con uvas cultivadas a más de 3.000 metros de altura o el destilado típico boliviano, el singani.

El venezolano dice que Gustu apunta a ser un “finedining gourmet” a la altura de los restaurantes europeos con estrellas Michelin.

“Por supuesto no podemos ser tan arrogantes para creer que lo vamos a tener de un día a otro pero ahí es donde estamos apuntando. Es trabajo de hormiga, un trabajo de cada día”, matiza.

Los menús del restaurante oscilarán de entre US$50 y US$60, un precio inalcanzable para la mayoría de los bolivianos pero que, según explica, es lo que se paga en los restaurantes de alta cocina de La Paz.

“Claus Meyer no está sacando ni un sólo dólar de esto. Todos los beneficios que tengamos se van a ir reinvirtiendo en el restaurante y en la Fundación Melting Pot”, aclara Cestari.

De hecho, Gustu estará manejado por los chicos de la escuela de cocina de esa fundación, jóvenes de bajos recursos y la mayoría de origen indígena y a los que les pagarán “más de un salario mínimo” por estudiar allí.

Hacia un movimiento sudamericano

Para él, con este proyecto se puede “desarrollar una generación de cocineros bien preparados y que puedan ir compartiendo su experiencia”.

Además, según explica Cestari, si el proyecto triunfa, la idea es montar una segunda escuela en la ciudad de El Alto, aledaña a La Paz y la más pobre del país.

Su deseo es que Bolivia pueda acercarse al nivel de los mejores restaurantes de la región: “No podemos competir con gente como (el peruano) Gastón Acurio o com D.O.M, de Alex Atala en Sao Paulo, pero si trabajamos juntos podemos crear un nuevo movimiento sudamericano”.

Para llegar a ese nivel, Claus Mayer ha puesto en marcha esta revolución con la que pretende “redefinir la marca cocina boliviana”.

“Por ejemplo, que una chica de 18 años piense en comer esta moderna cocina boliviana y no Kentucky Fried Chicken o McDonalds. Y que la gente en el mundo diga: wow, tenemos que ir allí algún día. Se trata de crear una marca que sea un sentimiento fuerte más allá de los conceptos”, sostiene.

Lorena Arroyo

BBC Mundo

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

El blog de la Molmitos

Tal como soy, tal como pienso, tal como siento: sin pelos en la lengua...

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: