Anuncios
Tag Archives: Articulo

Mini Dieta Post Navidad

28 Dic

Ni seis, ni cuatro, ni tres. El incremento medio de peso que gana la mayoría de la gente en Navidad es de dos kilos. El dato fue hallado por un grupo de médicos estadounidenses que hace unos años publicaron un artículo en el New England Journal of Medicine donde analizaban este fenomeno.

María Val, Sabormediterraneo.com

Hay quien cree que ganar kilos en Navidad es una tradición tan arraigada como comprar regalos o adornar árboles. Las múltiples comidas de celebración a las que hay que asistir y los dulces típicos de estas fechas son los encargados de romper el ritmo y costumbres habituales, desequilibrando el consumo calórico.

Una puesta a punto debería incluir la combinación de tres estrategias: reducir el total de calorias, seleccionar el tipo de calorías y practicar 30 minutos de ejercicio diario.

Para ser prácticos y conseguir perder esos dos kilos de promedio que se ganan en Navidades es conveniente :

  • Reducir el consumo de grasas al máximo
  • Eliminar por completo la bollería, el pan de molde, -ya que contiene grasas-, las galletas, los dulces, la mantequilla de la tostada…
  • Tomar lácteos descremados
  • Preparar las comidas con muy poco aceite.
  • Entre el aceite para cocinar y el que se toma en forma de aliño no se deben superar las tres cucharadas al día con un máximo de 30 cc. Para las ensaladas se puede tomar libremente vinagre y zumo de limón.
  • Prescindir completamente de las salsas
  • Limitar la cantidad de comida a ingerir

La selección del tipo de calorías es muy importante. El peso ideal no es sólo un asunto matemático, porque a igualdad de calorías hay que buscar alimentos ricos en nutrientes y considerarlos en combinación con otros para alcanzar un equilibrio entre proteínas, hidratos de carbono y grasas.

En el desayuno

es conveniente suprimir la mantequilla y la mermelada y limitarse a tomar un café con leche o una infusión con una pieza de fruta y una rebanada de pan corriente o integral. También se puede sustituir el café con leche por un yogur desnatado.

A media mañana

es aconsejable una fruta como tentempie. Nos aportará vitaminas y minerales y apenas calorías. Las mejores opciones son manzanas y citrícos.

A media tarde

se puede tomar lo mismo que en el desayuno, pero sin el pan.

Para la comida y cena se puede tomar

  • verduras y hortalizas …. 250 grs
  • legumbres (lentejas, garbanzos, judías) … 40 grs (pesados en seco)
  • pasta y arroz …. 30 grs (pesados en seco)
  • patatas hervidas …. 100 grs
  • Carne magra de ternera, pavo o pollo y ocasionalmente cerdo o cordero….. 120 grs
  • Pescado ……. 150 grs
  • Un huevo
  • Jamón serrano o de york sin grasa o fiambre de pavo … 100 grs
  • Pan corriente o integral … 20 grs
  • Fruta … 100 grs

Mantener un nivel de hidratación adecuado

Se puede beber el agua que se desee, así como infusiones, tipo manzanilla, poleo menta, tomillo, etc. Son también muy convenientes los zumos de frutas, especialmente el de naranja o limón, pero no envasados, porque siempre llevar azúcares añadidos.

El azúcar, olvidado temporalmente. La cucharadita de azúcar para endulzar el café con leche puede sustituirse por sacarina.

Caminar

No es necesario apuntarse al gimnasio. La solución más sencilla es caminar 30 minutos al día. Le ayudará a quemar algunas calorías, pero sobre todo es bueno para el corazón, que agradece el ritmo de esfuerzo constante de un ejercicio suave y sin sobresaltos.

http://www.sabormediterraneo.com/salud/dieta_postnavidad.htm

Anuncios
Imagen

Maridaje de Vinos Blancos

22 Dic

Maridaje  “Armonia entre Comida y Vino”

http://www.familiazuccardi.com/home.php

Bolivia creará supermercados de productos orgánicos

22 Dic

 

Bolivia creará supermercados de productos orgánicos

La Paz, 14 abr(PL) Una asociación de productores ecológicos de Bolivia planifica la creación de supermercados para la venta exclusiva de alimentos orgánicos, con el objetivo de promover una dieta saludable en la población.

Según informó hoy la Organización de Productores Ecológicos de Bolivia, las tiendas se repartirán por los nueve departamentos del país y sus productos tendrán el certificado de producción ecológica, sin químicos ni derivados.

Lo importante es difundir la idea de que no solo debemos llevar al hogar alimentos tratados higiénicamente, sino de calidad y nutritivos al 100 por ciento, afirmó la representante de la asociación, Ana María Condori.

Refirió que estos supermercados no solo garantizarán la venta de los productos, sino también su proceso de elaboración, e incluso, su siembra, riego y cosecha.

“Los productores deberán dejar de utilizar químicos para no deteriorar la tierra, y se velará porque todo el trayecto de los alimentos hasta su venta sea también totalmente ecológico”, aseguró.

Cifras oficiales indican que el sobrepeso en Bolivia por el consumo de comida chatarra aumentó un 28 por ciento desde 2005, principalmente entre menores.

El gobierno boliviano ha abogado en los últimos años por combatir el consumo de comidas de ese tipo y propiciar la alimentación saludable.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1308551&Itemid=1

Champagne y Cava Diferencia

20 Dic

Cava y champagne: dos vinos espumosos distintos.

El Champagne es el vino espumoso que más vende en todo el mundo a pesar de ser el más caro. Para el enólogo, Manuel Durán, inicialmente lo que hoy llamamos cava no pasaba de una imitación del champagne, elaborado con chardonnay y pinot noir.

Olfavia, Sabormediterraneo.com.

Pero la utilización de las tres variedades autóctonas, -xarelo, parellada y macabeo-, le confirió una personalidad específica. Hoy hay cavas que se elaboran exclusivamente con chardonnay y pinot noir, y si no fuera porque crecen en el mediterráneo catalán se parecerían más a un champagne que a un cava.

En Champagne se trabaja con tres tipos de uva: chardonnay, pinot noir y pinot meunier. La pinot noir es la más abundante y una de las curiosidades del champagne es que es un vino blanco espumoso de segunda fermentación elaborado con un alto porcentaje de uva tinta, porque la pinot noir como su nombre indica es tinta. Cuando un champagne se elabora exclusivamente con chardonnay se dice que es un “blanc de blancs”, algo así como un superblanco.

Gran triunfo del cava en las puntuaciones de Robert Parker 2011Cava para todo el año: Selección de las mejores marcasCavas y aperitivos, un maridaje que funciona7 aperitivos fáciles y vistosos para antes de sentarse a la mesa

A finales del siglo XIX, en Cataluña, Josep Raventós es el primero en elaborar un vino espumoso al estilo del champagne sin demasiado éxito. Es su hijo Manuel Raventós quien decide utilizar las tres variedades autóctonas, – macabeo, xare,lo y parellada-, creando el primer vino espumoso español con personalidad propia y logrando de esta forma un gran éxito de ventas.

Las tres son uvas blancas, que crecen en el soleado mediterráneo catalán. En un cava no se encuentra la marcada acidez del champagne. En los alrededores de Reims, cerca de París, el clima es lluvioso y frío. El resultado, uvas con mucha acidez que tienen que vendimiarse muy temprano para conseguir ese menor grado que se necesita para una segunda fermentación en botella. Salen con poco grado y encima tienen que “chaptalizar”, es decir, añadir azúcar para lograr más grado.

Otra característica de la zona es que la mayor parte del champagne es mezcla de vinos de varias cosechas y cuando hay una añada de muy buena calidad se le llama “millesimé” y se le pone el año de cosecha. Mientras que los cavas son siempre mono añada, siendo típico embotellar un coupage de vinos de una sola vendimia.

Calidad, identidad, diferencia

Actualmente, el Consejo Regulador del Cava admite la utilización de la uva chardonnay y desde el 2005 de la pinot noir, por lo que las diferencias entre cavas y champagnes pueden verse acortadas.

Para Manuel Durán esta estrategia no tiene sentido. En su opinión, los cavas que se hacen con variedades francesas sólo tienen éxito en España. En el extranjero, los consumidores prefieren vinos que tengan las características de su región de origen. “Si quieren un vino con paladar francés, lo compran francés. Aquí tienen éxito porque se ha dicho que son una novedad y esto no es así. Cuando hablo con jefes de compras extranjeros me aseguran que es dificil que un vino español hecho con variedades francesas tenga éxito, porque cuando un británico, por ejemplo, busca un chardonnay, pinot, merlot, etc, no lo busca entre los vinos españoles.”

Considera que “no podemos presumir de hacer un chardonnay muy bueno, cuando es algo que se ha conseguido en muchas zonas. Se trata de un camino en el que no sólo debe irser hacia la calidad sino hacia la identidad, la diferencia. Para Manuel Durán no es de recibo dedicar importantes inversiones públicas o privadas para luego hacer un producto que es exactamente igual a lo que se hace en otras partes”.

http://www.sabormediterraneo.com/vinos/champagne.htm

Del Huerto (Mariana Ruiz)

20 Dic

del huerto

Originally uploaded by FLORESALUD

Hay libros que no hablan de comida, pero es como si lo hicieran. Tal es el caso de “Registro Civil Silvestre”  un pequeño homenaje a la flora del oriente boliviano publicado por la Eitorial El País el pasado 2007.

Un texto en especial evoca los placeres de la buena mesa, sin mencionar más que, por así decir, sus anticipaciones: “Canchón cruceño para mi hijo”habla de aquellos árboles, matojos y matorrales útiles para crecer, retozar y probar sabores, algo así como el huerto que se extraña y se sospecha aún en los valles cochabambinos y tarijeños.

“Colocaré al lado de tu ventana,
un guayabo,
para que filtre la luz que da a tu cuna
y para que reciba pajaritos que te canten,
que te canté, bebé, para arrullarte”

El autor, Adolfo Moreno, es agrónomo y poeta, y sabe de lo que habla. Un primer regalo para los placeres de un buen convivio es el canto de los pájaros, que se atraen al jardín si hay sombra y frutos para cobijarlos. No es igual un mate a las cinco de la tarde tomado -y conversado- a la sombra de un parral, con pajaritos alrededor, que encerrado en un mesón de cocina con paredes blancas como sola compañia. Las masas saben a vivo, y el calor del mate es mayor.

“En la parte más conspicua de la casa
dejaré un achachairú de densa fronda,
para que te sientes por las tardes a su sombra,
y para que descubras su sabor al pie del árbol”

Ah, las frutas. Su utilidad va acompañada de su embelesamiento, del placer que provocan. Un limonero acompaña ensaladas y refrescos, cebiches y singanis. Un naranjo nos regala cítricos para pasar el invierno – y mermeladas- un granado nos da frutas capaces de tentar a Perséfone, un ciruelo, un duraznero, nos regalan flores y frutos suficientes para crear, con ellos, licores y pasteles.

En Santa Cruz, donde reinan otros climas y sabores, dan también los mangos, los tutumos, los tamarindos. El palto da en todas partes.

“Hacia el fondo del patio, como sabes,
cuando ya adulto deberá reinar solitario
un alto palto para que alegre tu cocina
y te de trabajo cuando tengas que cambiar;
muy contrariado,
las muchas tejas rotas a paltazos”

Me falta alguna, quizá?

“En el fondo del canchón al fin pondremos
un árbol de lima y otro de toronja,
para que peles y te comas hasta el hollejo,
porque el hollejo es infaltable cuando viejo”

queda dicho

Picana, el sabor de la navidad

19 Dic

El api con buñuelos o roscas con chocolate son también una opción en la Nochebuena.

Al margen del pavo relleno, la picana es la comida más usual en la Nochebuena, pero la preparación de ésta varía en tres departamentos. La Paz, Cochabamba y Chuquisaca tienen diferentes formas de prepararla.

TRADICiONES BOLIVIANAS.

El chef Óscar Mora, explica que la diferencia básica entre las tres formas regionales de preparar la picana está, sobre todo, en la ausencia o incremento de algunos ingredientes que cambian en algo el sabor.
El experto culinario indica que la principal particularidad de la picana de Cochabamba radica en que es la única que cuenta con frutas en su preparación, ya que en la receta recomienda colocar pasas de uva al caldo. A diferencia de la picana chuquisaqueña que no lleva este ingrediente, pero sí contiene en demasía otros alimentos como otra carne más, en este caso, de cerdo, res, cordero y pollo.
En La Paz, la picana no lleva ni frutas ni zapallo, que están presentes en las anteriores dos recetas, pero lleva tunta y papa. El chef sugiere que en cualquiera de las preparaciones, si se tiene previsto guardar la comida para el día siguiente no se debe colocar el vino a toda la preparación para evitar su fermentación.
Otras sugerencias. Mora explica que en estos 10 años el consumo del pavo relleno se incrementó, incluso la venta de esta carne en los supermercados. “Esta carne aún es cara; sin embargo familias con estables posibilidades económicas son quienes más la consumen”. Otros que se suman a esta práctica son algunas familias cruceñas.
Mora aconseja para las personas que sufren de pesadez estomacal a causa de la picana degustar del api con buñuelo o la rosca navideña acompañada con chocolate, pues éstas también son parte de las tradiciones vigente.

3 tipos de carnes lleva el platillo tradicional navideño: Pollo, res y cerdo.

25 ingredientes son necesarios para elaborar un plato de picana, tradicional en Navidad.

“Si bien la picana es un platillo tradicional entre los bolivianos, en los últimos 10 años se ha incrementado el consumo del pavo relleno; en otros hogares aún consumen el api con panetón o buñuelos” .

Óscar Mora / CHEF

Picana paceña

Ingredientes
600 grs de carne de res (cadera o cabeza de lomo)
1 pierna de cordero
6 piernas de pollo o pechugas
6 choclos tiernos
1 queso criollo, mediano
6 papas medianas
6 zanahorias
3 cebollas
1 tomate grande y pelado
3 nabos
1 pimiento morrón
1 tallito de apio
hojas de hierbabuena
1/2 taza de pasas
1/2 taza de nueces molidas
1 copa de vino
1 tallito de canela entera
3 clavos de olor
1 cubito de carne
2 sobrecitos de colorante
6 cucharas de aceite para freír
1/2 cucharilla de cominos
3 dientes de ajos molidos
2 cucharas de azúcar
sal y pimienta al gusto

preparación. Primero, cortar en seis lonjas la carne de res y del cordero; luego tajar las zanahorias, nabos, cebollas, morrón; y después picar el apio y hierbabuena. En una olla, hervir en tres o cuatro litros de agua con sal, a ésta añadir los trozos de cordero y pollo además de las zanahorias y nabos. Mientras, en un perol, sofreír en aceite los trozos de la carne de res junto a las cebollas, morrón, apio picado, hierbabuena, ajos, cominos, el colorante o ají, tomate picado, añadir el cubito de carne disuelto en agua hervida, freír todo durante 15 a 20 minutos. Todo este preparado trasladarlo a la olla con las carnes que están hirviendo, añadir la canela y clavos junto al vino. Cocinar durante 20 a 30 minutos. En otro recipiente cocinar las papas peladas con un poco de sal, durante 20 minutos. En otra olla cocinar en agua con el azúcar los choclos por 30 minutos.

 http://boliviachef.blogspot.com/search/label/Comida%20Boliviana

Cómo conservar hierbas aromáticas frescas en aceite de oliva

18 Dic

Las hierbas aromáticas frescas son grandes potenciadores de sabor a la hora de cocinar, pero el inconveniente es precisamente que sean frescas, debido a que se estropean con facilidad, desperdiciando gran parte de su uso.

hierbas aromáticas frescas

Os recomendamos una gran idea, la conservación de hierbas aromáticas frescas en aceite de oliva, así mantendrán todas sus propiedades y la frescura del primer día. La conservación en aceite evita que las hierbas se quemen por el frío y conserva intacto su sabor. Sólo necesitamosAceite de Oliva Suave La Masía y una cubitera de hielo para el congelador.

Elige hierbas frescas con hojas firmes, como el romero, la salvia, el hinojo, el tomillo, elorégano, la menta, la albahaca,… Llena las cubiteras en 2/3 de su capacidad y rellena hasta el borde con aceite de oliva La Masía. Mantenlo congelado durante toda la noche, y al día siguiente consérvalo en bolsas etiquetadas para el congelador.

Serán el mejor complemento para tus platos, perfectos para utilizar en preparaciones que lleven aceite, como un guiso, un estofado, un puré de patatas, sopa,…

http://www.lamasia.es/web/2012/09/12/como-conservar-hierbas-aromaticas-frescas-en-aceite-de-oliva/

Cava Espanola

18 Dic

Cavas para todo el año El brindis con cava es algo casi obligado. Sin embargo, el cava se puede tomar todo el año. Es un vino terriblemente versátil, porque es el único que puede acompañar tanto un aperitivo como una carne, un pescado o un postre

Olfavia, Sabormediterraneo.com. Publicado en 2001 con posteriores revisiones

El cava es un vino espumoso que se caracteriza porque su segunda fermentación y crianza se llevan a cabo en la misma botella, lo que le permite adquirir las burbujas (gas carbónico) de forma natural, según el Método Tradicional. La selección de uvas es muy importante para obtener un cava de gran calidad. También es necesario incorporar a la cuvée una pequeña proporción de vinos criados en madera y finalmente someter al cava a una larga crianza sobre lías.

Las Uvas

Los cavas se elaboran con uvas blancas : macabeo, parellada y xare-lo. También están autorizadas la subirat o la malvasía riojana y la chardonnay. Para los cavas rosados se utiliza la garnacha, monastrell, pinot noir y trepat.

La Crianza

El proceso de envejecimiento dura un mínimo de nueve meses. Si en la etiqueta aparece la palabra “Reserva” esto quiere decir que ha permanecido en bodega entre 18 y 30 meses. El cava se convierte en un “Gran Reserva” cuando supera los 30 meses de crianza.

El Azúcar

Los cavas se clasifican según el porcentaje de azúcar que lleven. El brut nature no lleva adición de azúcar. El azúcar que posee es propio, no añadido a posteriori. Su proporción máxima es de 3 gramos por litro. Es perfecto para las comidas pero no para los postres.

Clasificación de los cavas según porcentaje de azúcar

  • Brut Nature: sin adición de azúcar
  • Extra Brut: hasta 6 gr de azúcar por litro
  • Brut: hasta 15 gr de azúcar por litro
  • Extra Seco: entre 12 y 20 gr por litro
  • Seco: entre 17 y 35 gr por litro
  • Semiseco: entre 33 y 50 gr por litro
  • Dulce: más de 50 gr por litro

Maridajes

La cantidad de azúcar determina la idoneidad de cada cava para acompañar un aperitivo, comida o postre.

La familia de los brut encaja muy bien con aperitivos, ahumados, embutidos, pescados a la parrilla o en salsa (ya sea tipo cremosa, de tomate o cualquiera de las salsas que se deriven de la mayonesa), mariscos… También se pueden tomar con carne porque con sus burbujas, actuará como un limpia grasas y por supuesto con ensaladas tibias y frías, pero cuidando que apenas lleven vinagre, por su incompatibilidad con el vino en general.

Otra alternativa que nos gusta mucho es tomarlo con paella de pescado o marisco en cualquiera de sus variantes. Aquí las burbujas se vuelven “digestivas”.

A la hora de escoger un cava hay que considerar primero el fin que le vamos a dar. Pero el planteamiento siempre será el mismo : brut nature y extra brut siempre para las comidas, los bruts para comidas y postres y los secos siempre para postres. Los secos también pueden servirse con aperitivos.

El Corcho

Para diferenciarlo de otros espumosos el tapón del cava lleva impresa una estrella de cuatro puntas. Si la fermentación se produce fuera de la botella, en grandes envases, la figura será un círculo.

Temperatura de Servicio y Copas más apropiadas

El cava hay que servirlo frío, pero no helado : entre cinco y siete gradoscentígrados. No es conveniente enfriar la botella en el congelador, porque pierde aroma y sabor. Lo mejor es refrescarlo unas cuatro horas antes en la nevera.

Si esto no es posible, una forma rápida de enfriarlo es sumergiéndolo en la cubitera entre 15 y 30 minutos en agua con hielo.

La mejor copa es la de tipo “flauta”. Esta copa es la más idónea porque con su forma limita la evasión de las burbujas y permite ver los rosarios que forman las burbujas y la corona de espuma.

Si la corona de espuma es consistente y las burbujas muy pequeñas, forman una hilera y ascienden derechas hacia arriba, se encontrará, casi con toda seguridad, ante un gran cava.

La Denominación Cava

La denominada región del Cava se extiende a lo largo de 32.000 hectáreas repartidas entre 158 municipios de las provincias de Barcelona, Tarragona, Lérida, Gerona, Valencia, La Rioja, Zaragoza, Alava y Navarra. El principal centro de producción se encuentra en la comarca catalana del Penedés, donde se concentra más del 95 por ciento de la producción española.

Es más, solo en Sant Sadurni d´Anoia se elabora el 75 por ciento del total. Aquí se hallan las bodegas con mayor solera y líderes del sector : Codorniu y Freixenet. Ambas concentran el 82 por ciento de las ventas de cava. La palabra “cava” solo puede ser utilizada por las bodegas que elaboran espumosos naturales y están adscritas a la DO Cava.

La palabra “crémant” la incluyen en su etiqueta los espumosos naturales españoles no adscritos a la DO.

http://www.sabormediterraneo.com/vinos/cavas.htm

Lecciones de una Fricasera

18 Dic

Marcelo Paredes Lastra Pata y perro

En el Año Nuevo de 2004 estuve despierto 48 horas preparando y vendiendo centenares de platos de fricasé. Hasta ahora lo digo con orgullo: no me arrepiento de haber abierto una fricasería, pero tampoco me arrepiento de haberla cerrado.

A la mayor parte de los bolivianos nos llega un momento en la vida en que deseamos hacer un emprendimiento empresarial para volvernos “independientes”. A los perseverantes les va bien, a otros no.

En mi familia fui testigo de buenas experiencias emprendedoras. Gracias a mi abuelita hubo una temporada larga en que pudimos vivir gracias a sus recetas de mermelada casera. Conformamos una pequeña empresa familiar que hubiera crecido más si es que no se abrían las fronteras e ingresaban las mermeladas argentinas, con mejor presentación, mejores envases, pero con más edulcorantesy preservantes químicos; hasta el momento, no encuentro una mermelada casera de la calidad de la nuestra.

Luego vi a muchos compañeros universitarios abandonar los estudios y los encontré años más tarde bien plantados con sus negocios. Entonces me picó la idea de hacer un negocio que podría permitirnos ganar más y trabajar menos. No sólo que no gané, sino que perdí dinero y nunca trabajé tanto como en esa temporada.

Mi negocio

El gran problema de mi emprendimiento fue que nos metimos a un negocio del que no sabíamos nada. Influyó para que nos metiéramos en esta aventura el que unos compadres tenían una casa con una buena ubicación y estaban dando en alquiler algunos locales.

La casa estaba cerca del estadio, un lugar donde existen muchos locales de diversión. La idea era aprovechar a ese público de fin de semana, a aquellos de chaki que iban a comer fricasé a la calle Pando. La opción era darles un local más cercano donde puedan comer un rico fricasé de madrugada. La otra alternativa, para los demás días de la semana, era servir chicharrón.

Lecciones aprendidas

Las siguientes fueron las lecciones que aprendí de este negocio y las transmito, por si son de utilidad a alguien que quiera incursionar de cero en el negocio de la gastronomía:

– No te metas en un negocio que no conoces.

– Si tienes un negocio, dale todo tu tiempo.

– Si tu idea es madrugar los fines de semana para dar fricasé, pues madruga.

– Apunta bien a tu público. O cocinas poco y caro, dándole las atenciones y infraestructura a un público exigente, o cocinas mucho y vendes barato. Es difícil atrapar a dos públicos diferentes.

– Los coolers (refrigeradores) para la cerveza y los refrescos son sólo para exhibir el producto; en La Paz no debes enfriar las bebidas, pues tu factura comercial de electricidad te saldrá cara.

– Si no tienes cocineras y ayudantes honrados, por lo menos debes tener el espíritu de perro guardián.

– El hecho de que vendas en la víspera y en Año Nuevo 300 fricasés no es ningún indicador de que te irá así de bien todo el año.

– Si fracasan el fricasé y el chicharrón, cambia a tiempo y prepara almuerzos.

– Si te das cuenta de que no naciste para este negocio, ciérralo antes de que se sumen más las pérdidas.

buena retirada

Así lo hice. Traspasé al negocio a una familia que había vivido de la gastronomía todo el tiempo y allí donde no germinó mi semilla ellos tuvieron una buena cosecha.

Lo positivo de esta experiencia es que la hice. No me quedé con la duda de “si hubiera realizado ese negocio, ahora estaría’”. En esos meses inolvidables vi mis fortalezas y conocí mis debilidades, supe que puedo dar mucho más de lo que yo mismo esperaba. Que no resultara el negocio es secundario.

Debido al nombre de vanguardia que le puse entonces (noviembre de 2003), mi fricasería-chicharronería fue merecedora de dos notas televisivas. Tal vez alguno se acuerde del local: “El Referéndum”.

La idea era aprovechar a ese público de fin de semana, a aquellos de chaki que iban a comer fricasé a la calle Pando. La opción era darles un local más cercano donde puedan comer un fricasé de madrugada.

Misterios de la salteña

17 Dic


Un rito se construye a lo largo de los años. Pero, ¿dónde se inicia? ¿quién lo inicia? Que las salteñas se comen en la mañana, nunca pasado el mediodía. Que una salteña —mujer venida de Salta (Argentina) les dio el nombre.

Que qué horror, qué error, que más boliviana, imposible, pues sólo en estas tierras frías podía inventarse el caldo cuajado y encerrado en fina masa. Que si las mejores son las de aquí, que las de allá, que si hay ingredientes secretos. Que si es mejor una salteñada que un té para celebrar los cumpleaños… ¡Cuánto da para hablar una empanada que con gentilicio quizás equivocado es absoluta e indiscutiblemente boliviana!

Comencemos por la historia. La versión que maneja uno de los salteñeros en La Paz cuenta cómo una familia procedente de Salta llegó a Tarija, donde subsistía con la venta las empanadas típicas de su región. Sin embargo, al ver que los compradores eran siempre pocos, la familia, cuyo apellido el empresario no es capaz de recordar, decidió migrar a Chuquisaca. Allí, los sucrenses, conquistadores y románticos se fijaron en las hermosas hijas salteñas vendiendo las empanadas, así que decidieron piropearlas a través del producto que sus manitas ayudaban a preparar.

Tal versión se le hace antojadiza a la investigadora Beatriz Rossells Montalvo, cuyo trabajo de recuperación de recetas de la comida boliviana ha merecido premios internacionales. Las ‘empanadas de caldo’, asegura, se conocieron como tales al menos hasta los años 60. Puede que los salteños hayan llegado a Tarija, claro, “porque queda cerca de la Argentina, sin embargo, en Sucre no han tenido influencia estas familias”, afirma Rossells.

Menos en Potosí, a donde se apunta para encontrar el origen del bocado caliente, jugoso y picante.

“Las empanadas ya formaban parte de los menús que trajeron los españoles al nuevo continente, sin embargo, en cada país y en cada ciudad se han ido diferenciando hasta adquirir el sabor que tienen en la actualidad. Lo que diferencia a las empanadas bolivianas es el ají y el hecho de que son más jugosas que en otras partes, al menos que en Salta y que en Chile”, explica la investigadora radicada en La Paz y chuquisaqueña de nacimiento.

Juana Manuela Gorriti, intelectual salteña, pasó en Bolivia toda su juventud, pues su familia, amenazada por la dictadura de Rosas, emigró al igual que un grupo de liberales e intelectuales, “quienes probablemente llegaron a La Paz”. Dice la tradición que “en los primeros tiempos, los Gorriti sufrieron pobreza y hambre. Su mamacita la peleaba haciendo empanadas, y para ahorrar utilizaba un solo disco de masa, para luego repulgarla”, publica la página web El portal de Salta.

En el libro La gastronomía en Potosí y Charcas. Siglos XVIII, XIX y XX, escrito por Beatriz Rossells, se consignan los recetarios que sirven de irrefutable prueba del pasado altoperuano de las hoy llamadas salteñas. Doña María Josepha Escurrechea y Ondusgoytia, condesa de Otavi y marquesa de Cayara, natural de la Villa de Potosí, hija de vizcaíno y potosina, recolectó recetas varias correspondientes “al periodo de su plena vida de mujer, madre de familia y ama de casa. Hija de español y potosina, en el libro captura los conocimientos de ambos mundos, no sólo del tiempo de vida de sus abuelos sino de los antepasados de éstos”. Y de sus descendientes, se diría, pues en Sucre se siguen usando las uvas pasas que aparecen en la receta de empanadas flamencas de 1776. Sin embargo, se añade aquí papa y cebolla. La canela ya no se usa, pero la manera de prepararlas, en general, es la y claramente la base para las apreciadas “salteñas”.

El otro recetario, que se encuentra en manos de la investigadora, data de 1917 y está recogido por Sofía Urquidi, en Chuquisaca. En él se conoce de las prácticas culinarias de la élite boliviana de finales del siglo XIX y principios del XX. Y, claro, empanadas de caldo abundan.

El nombre de ‘salteña’ se ha podido expandir desde La Paz a finales del siglo XIX, debido a las muchas familias que emigraron desde la Argentina durante las dictaduras de esas épocas. Como también hacían empanadas, es muy probable que se fuera generalizando el nombre de “salteña” con que alguien asoció aquella repostería con las empanadas de caldo.

Es muy probable que todas estas precisiones históricas no afecten la forma de nombrar el bocado. Pero es entendible el celo de los investigadores como Rossells, dada la importancia que tiene la salteña para los bolivianos: como refrigerio, pero también como imagen con que los extranjeros aprenden a asociar al país.

Las tradiciones de una reina

La salteña conserva un reinado sereno en La Paz, que no han podido disputarle las novedades de la llamada comida rápida. Uno de los monarcas de las empanadas de caldo es David Soria Cárdenas, gerente general de La Nueva Gaita, uno de los establecimientos más tradicionales de la sede de gobierno. “La empresa comenzó con un hombre, Florencio Soria, mi padre, allí por agosto de 1961, cuando yo tenía 11 años”, dice David. En ese momento había una competencia muy reñida, pues varias salteñerías tradicionales se disputaban el paladar de la gente en el centro de la ciudad”. No obstante, La Gaita se hizo sentir y “comienza ahí otra tradición, pues surgen las salteñas especiales: carne picada en vez de carne molida y más grandes en relación con las normales”. La gente pagó por ellas, sin chistar, un boliviano, es decir el doble de los 50 centavos de las normales.

Las empanadas de caldo, afirma Beatriz Rossells, se comían en el pasado, tal cual hoy, por la mañana. Los salteñaficionados defienden el hecho de que no se pueden pedir en la tarde porque “¡qué barbaridad!, cambiaría su sabor”.

Y sin embargo, David Soria recuerda que cuando él era pequeño, las salteñas se servían a la hora del té. “Recuerdo que así sucedía en una pastelería muy famosa, llamada Towa, ubicada en la Mariscal Santa Cruz, donde hoy se erige el edificio La Primera. Los propietarios eran Ignacio Espejo y Tomás Alvarado, de los pocos que compitieron con los japoneses —a quienes además heredaron el local— en eso de las confiterías. Muchas de las personas que trabajaban en Towa abrieron luego sus propias confiterías y le dieron a sus empanadas con caldo un sabor propio, entre ellos mi padre”, narra.

A quien se le ha metido la idea de imponer las empanadas con caldo en la tarde es a Mario Chavarría Torres, gerente general de Paceña la Salteña. Dueño de una planta de elaboración y tres sucursales en La Paz, este empresario quiere romper lo que considera una costumbre matutina limitante y que lo hará en breve.

Pero si de desafíos se trata, la exportación al por mayor es algo pendiente: “Me gustaría que la salteña fuera como los tacos, que se pudiera exportar a todo el mundo y convertirse hacia fuera en un producto de referencia de la gastronomía nacional”, aspira David Soria, que recuerda haber visto este febrero una salteñería al lado de un local de McDonald’s en el aeropuerto brasileño de Guarulhos (Sao Paulo).

Frente a una salteña

Básicamente hay dos formas: con cucharilla, los menos diestros, y a mano limpia, los expertos. El primer paso es común para ambos: sostener la salteña con una mano, en posición vertical, y quitar la punta del repulgo con los dedos de la otra mano (también se lo puede hacer con los dientes, siempre y cuando se tenga dentadura original y resistente). Por ningún motivo se debe realizar la mala (y acostumbrada) práctica de sacudir la salteña antes del primer mordisco, ya que es como agitar una botella de gaseosa antes de quitarle la tapa.

Si no se emplea cucharilla, hay que levantar la salteña hasta la altura de la boca e inclinarla lentamente hasta que caigan las primeras gotas de su jugo sobre la lengua (demás está decir que para eso hay que tener la boca abierta). Si el jugo no está hirviendo, entonces se puede repetir el procedimiento sin tanta cautela y beber un buen sorbo, a fin de que no se produzca un derrame prematuro.

Si se emplea cucharilla, ésta debe sostenerse con una mano, y con la otra, inclinar la salteña suavemente, para que el jugo salga por el orificio hasta colmar la concavidad del utensilio. Se debe repetir el procedimiento de dos a cinco veces hasta que dar la primera mascada no implique riesgo de desangre. Bajo ningún motivo se debe comer el relleno con la cucharilla y dejar la masa, ya que eso equivale a comer el relleno del pavo y botar el ave.

En ambos casos, con o sin cucharilla, se debe comer el resto de la salteña realizando la extracción previa del jugo antes de la siguiente mascada. No hay que sentirse confiado ni siquiera en el último bocado, pues la aceitunas suelen funcionar como válvula, manteniendo en el fondo una buena cantidad de jugo.

Como en cualquier actividad riesgosa, se debe tomar los recaudos necesarios antes de emprenderla, que en este caso sería: tener más de cinco servilletas a la mano para remediar de inmediato un error de cálculo o un mal movimiento, sobre todo si quien come la salteña tiene barba y/o bigote.

Cuchilleria, Diseños, Nombres y Funciones

12 Dic

Les comparto esta interesante afiche que publico la Bioguia, me parece muy útil

https://www.facebook.com/LaBioguia

Claus Meyer abre Restaurante

5 Dic

El chef danés Claus Meyer, copropietario del restaurante Noma, el mejor del mundo según Restaurant Magazine, dio otro paso para revolucionar la cocina boliviana con la inauguración de un restaurante en La Paz.
Bolivia.com
Cchef danés Claus Meyer
Cchef danés Claus Meyer
El restaurante se llama Gustu y en él trabajan 24 jóvenes chefs bolivianos formados en la escuela que Meyer fundó hace más de un año en La Paz, dirigidos por los gastrónomos Kamila Seidler, de Dinamarca, y Michelangelo Cestari, de Venezuela.
Gustu y la escuela, a la que asisten jóvenes de escasos recursos, son parte del proyecto que Meyer impulsa en Bolivia a través de su fundación, Melting Pot, en alianza con la organización no gubernamental danesa IBIS y la alcaldía de La Paz.
Meyer se mostró complacido por la apertura del restaurante, algo que, según confesó a Efe, “no ha sido el proyecto más fácil” que ha emprendido en su vida.
“Es fantástico haber llegado a este punto porque hablamos con mucha gente en los últimos dos años y medio y muchos nos han dicho ‘bien, linda idea, pero ¿te volveremos a ver en algún momento?’. Y yo soy un hombre al que le gusta mantener sus promesas incluso si algunas de las cosas a las que apuntamos son difíciles”, dijo.
Con este proyecto, gestado en 2010, el danés pretende generar un movimiento para revolucionar la cocina boliviana y a que los jóvenes que se forman en la escuela sean emprendedores culinarios.
Por ello, aseguró que todo el proyecto apunta a transmitir a los jóvenes bolivianos “esperanzas de un futuro mejor y más prospero”.
“El proyecto se trata de educación, de crear una nueva filosofía para que usen sus propios productos y estén orgullosos de quienes son y de dónde vienen”, sostuvo Meyer.
Agregó que Gustu debe convertirse en una “fuente de inspiración” para otros chefs en Bolivia, pero además debe captar la atención de amantes de la gastronomía, turistas y periodistas de todo el mundo para que visiten y “disfruten toda la belleza y los elementos maravillosos de este país”.
Con este propósito, Meyer eligió a Seidler y Cestari para que formen a los estudiantes en la escuela y dirijan el restaurante.
El programa de entrenamiento que los chefs crearon para los jóvenes bolivianos incluyó prácticas en los dos últimos meses en los restaurantes limeños Acurio’s, Central y Malabar, según explicó Cestari a Efe.
El venezolano señaló que tenían expectativas bajas cuando llegaron a La Paz, pero quedaron gratamente sorprendidos por el “increíble” grupo de gente al que hoy lideran.
“La idea no es que Gustu sea manejado por gente extranjera sino que poco a poco le pasemos esto a la gente boliviana. Nuestra meta es estar dos años aquí e impulsarlo, que vuele bien y dejarlo a una persona boliviana”, señaló Cestari.
La particularidad de Gustu es que lo único extranjero son los “head-chefs”, pues todo lo demás es “cien por cien boliviano”, desde los materiales de construcción, hasta los muebles y, por supuesto, los alimentos y bebidas, dijo Seidler a Efe.
“Aquí van a encontrar a Bolivia, básicamente (…) Va a ser una visita intensa, una noche en Gustu es una visita a Bolivia”, agregó.
Cada plato cuesta entre siete y 20 dólares en Gustu, pero también hay menús especiales con varios platillos y bebidas con precios entre los 40 y 135 dólares.
Uno de los estudiantes y ahora trabajadores de Gustu, Rolando Irose Velasco (25), aseguró a Efe que esta experiencia le ha “cambiado la vida” y expresó su deseo de que el restaurante, que ofrecerá una “comida vanguardista” llegue a ser uno de los mejores en Bolivia y el mundo.
Meyer explicó por su parte que la comida en Gustu será “una fusión de la esencia y el legado de la cultura de la comida boliviana” con técnicas modernas.
Cangrejos de río, tumbo, palmito, chancaca (una especie de miel de caña) y carne de llama son algunos de los ingredientes tradicionalmente bolivianos que los jóvenes chef actualizarán en sus recetas.
“Hacemos un restaurante, pero también jugamos un rol en un movimiento. Hombro a hombro con agricultores, pescadores, productores de alimentos, cocineros, queremos probar nuestra parte en este proyecto para redefinir la imagen de la cocina boliviana en un mundo moderno”, concluyo
.
Agencia de Noticias EFE
Imagen

El Lenguaje de los Cubiertos

30 Nov

Guía para aceites de cocina

27 Nov

A continuación hay una lista de los aceites más populares y los que debe evitar.Casi todo el mundo utiliza el aceite en una especie de comida. Aunque hay una gran variedad de tipos para elegir, dependiendo de la comida y el sabor de su plato, la mayoría de los aceites pueden venir con una parte de la grasa adicional y no son necesariamente saludables.

Además, debido a la cada aceite tiene una diferente temperatura de fumar, para aprovechar los beneficios que algunos aceites son los más utilizados en ensaladas.¿Qué es el aceite más saludable para cocinar?El aceite de canola: Este aceite se hace a partir de las semillas de colza modificada genéticamente. Inicialmente diseñado para el uso habitual de herbicidas durante la producción, Canola general, no se clasificará orgánica. El alto nivel de grasas monoinsaturadas que se encuentran en su base ayuda a reducir “el colesterol LDL y en cambio aumenta el” colesterol HDL saludable”.Aceite de oliva: Por mecánicamente trituración de las aceitunas este aceite se produce en grandes cantidades. Como aceite de canola, aceite de oliva es alta en ácidos grasos monoinsaturados (el más alto de todos los aceites). Ofrece una gran protección contra la enfermedad cardíaca elevando el colesterol HDL. El aceite de oliva también funciona como premeditado de atención para el tratamiento de la formación de cálculos biliares. Se activa la secreción de bilis y hormonas pancreáticas, a veces mejor que los medicamentos prescritos. NOTA: aceite de oliva no debe ser utilizado para cocinar, ya que tiene una temperatura de fumar bajo, lo que significa que puede alterar el sabor de la comida.Aceite de oliva virgen: Este aceite es muy similar al aceite de oliva normal, excepto que se produce (por lo general) con ningún tratamiento químico. En lo que se refiere poderosos antioxidantes llamados polifenoles. Los antioxidantes de origen natural absorber los radicales libres antes de que puedan oxidar, que evita el efecto perjudicial del colesterol LDL a las arterias.Aceite de maíz: Hecho de tallos de maíz prensadas mecánicamente, aceite de maíz es uno de los aceites más baratos para comprar, y uno de los peores para el cuerpo y para el medio ambiente. El aceite de maíz es rico en ácidos grasos omega-6, que aumentan el riesgo de cáncer de mama en las mujeres y el cáncer de próstata en los hombres.

El aceite de cártamo: Este aceite es relativamente neutral en sabor y tiene un alto punto de humo, lo que lo convierte en un buen aceite para saltear.

El aceite de cacahuete: Desafortunadamente muchas marcas son procesados químicamente, pero si usted está interesado, por extracción con prensa marcas se pueden encontrar en tiendas especializadas y en Internet. El alto punto de humo lo hace ideal para freír y el sabor a nuez deja un sabor delicado en muchos platos. El aceite de cacahuete es también alta en grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva.

El aceite de sésamo: Este aceite es alta en grasas poliinsaturadas y vitamina E. A pesar de que se utiliza principalmente para cocinar, también se puede utilizar para la piel y cuidado del cabello. El aceite de sésamo también contiene dos poderosos antioxidantes, sesamol y sesamina.

Aceite de aguacate o palta: Este aceite ligero sabor puede ser utilizado a altas temperaturas y tiene una alta cantidad de grasas no saturadas. Si usted no ha intentado cocinar con él todavía, entonces permítase el placer.

Aceite de semilla de uva: Es alta en mono-y poliinsaturados, pero se puede utilizar como un sustituto del aceite de oliva.

Aceite de girasol: Este aceite de sabor suave es alta en vitamina E. Tiene una temperatura de calor más bajo por lo que no debe usarse para saltear.

Ghee: Esta grapa indio se utiliza en muchos platos y es una gran alternativa a otros aceites. La mantequilla clarificada es una maravillosa fuente de beta-caroteno y vitaminas A, D, E y K.

El aceite de coco: la gente tiende a delirar sobre los beneficios del aceite de coco y es por una buena razón. Mediante la estimulación de la glándula tiroides, el aceite ayuda a reducir el colesterol, por lo que es esencial para la prevención de la enfermedad y la des aceleración de la forma en  nuestro cuerpo. Por la misma razón, los estudios demuestran que el aceite de coco puede ayudar a perder peso también. El aceite de coco también contiene aproximadamente 40 por ciento de ácido láurico-el mismo ácido que se encuentra en la leche materna. El cuerpo humano tiene este ácido y la convierte en una sustancia que combate las infecciones bacterianas y virales en los niños y también puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de los adultos. Sin mencionar que también hace un gran acondicionador para el cabello!

Día de Acción de Gracias

22 Nov

Historia y tradición

El Día de Acción de Gracias, también conocido como “Thanksgiving”, se celebra en Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. Esta fecha festeja una tradición nacional que reúne a familias y amigos para compartir, dar gracias y disfrutar de comidas típicas de esta fiesta, como el pavo y los dulces de calabaza.

La historia cuenta que el primer Día de Acción de Gracias en Estados Unidos fue una celebración de tres días en la Colonia de Plymouth (hoy parte del estado de Massachusetts) en el año 1621. Los colonos, quienes habían llegado el año anterior, pasaron hambre durante el invierno de 1620–1621 no teniendo suficiente alimento. En la primavera, los indígenas de la zona enseñaron a los colonos a sembrar maíz y otros cultivos, además de cazar y pescar. En el otoño de 1621 los colonos obtuvieron excelentes cosechas y en agradecimiento, invitaron a los indígenas a compartir un banquete.

El festejo de esta cosecha se convirtió en una actividad habitual. El Día de Acción de Gracias se realizaba en diversas fechas hasta el año 1863, cuando el presidente Abraham Lincoln proclamó el último jueves de noviembre como feriado nacional del Día de Acción de Gracias. Más adelante en el año 1941, el presidente Franklin Roosevelt aprobó una ley que estableció la fecha del feriado para el cuarto jueves de noviembre.

La Energía de la Papalisa

19 Nov

1-lisa-kswine-nsd

Colores llamativos como los verdes, blancos, amarillos y rojizos caracterizan al olluco o papalisa, un tubérculo andino que en los ultimos días cobro notoriedad mundial cuando el canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo ante la OEA que era similar al Viagra, aunque luego aclaró que solo se trataba de una broma. Sin embargo más allá de esto, ¿usted sabe cuáles son sus verdaderos beneficios?

Los tubérculos como la papalisa fueron domesticados en los Andes desde hace miles de años y son parte desde entonces de los patrones alimenticios de los pobladores del occidente. Se cultiva en la altitud y es parte de su cultura y expresiones sociales.

Pura energía. Según explica Cecilia Soliz Torrico, nutricionista de Nestlé Bolivia, la papalisa es un alimento de la familia de los tubérculos que aporta al organismo hidratos de carbono en forma de almidón y azúcar, “su aporte calórico proviene principalmente de los mismos por tanto su función es dar energía al cuerpo, 360 calorías en 100 gramos”, añade.

Pobre en grasas y cicatrizante. En otros nutrientes, este tubérculo es pobre en grasas. “Son fuente de 6 de los 8 aminoácidos esenciales en la dieta humana. Aporta generalmente un alto contenido de vitamina C, y, en pequeñas cantidades vitamina A, calcio, hierro, , vitaminas del complejo B”, aclara Soliz.

Por otro lado la experta sostiene que entre sus propiedades medicinales se destaca la cicatrizante, su uso constante puede disminuir la visibilidad de lesiones en la piel ocasionadas por el acné.

Ingrediente culinario. La nutricionista destaca su consumo en el país en sopas y, en un plato típico llamado sajta que es un guiso de carne o charque secada al sol y ají picante. “Otro preparado no muy común es como ensalada cocida revuelta con huevo y maní”, dice. Los tubérculos de papalisa se consumen bajo diversas formas, una vez hervidos, se incorporan a ensaladas frías, tortillas o soufflés.

1 Al elegir. Busque los tubérculos que mantengan cierta dureza y que al apretarlos no tengan ninguna descomposición, puede guardarlos por más de dos semanas o ponerlos al sol.

2 Consumo. En algunas zonas se cuecen con habas tiernas y papas y se acompaña con queso. También hay el “chuño de papalisa” que es el tubérculo deshidratado por congelamiento y posteriormente asoleado.

 Publicado por MSCD
 http://boliviachef.blogspot.com/2012/05/la-energia-de-la-papalisa.html

Cata de Aceite de Oliva

17 Nov

Los catadores profesionales, además de tener un olfato privilegiado, saben ejercitar su memoria para identificar aromas y sabores. Usted también puede iniciarse en estas lides. No se requieren habilidades especiales. Sólo es necesario que le guste probar muchos y diferentes aceites de oliva virgen extra y memorice sus sensaciones.

Mdg, Sabormediterraneo.com

Busque un ambiente tranquilo y libre de olores

Intente tener los sentidos en buenas condiciones para aprovechar al máximo su olfato y paladar. Es aconsejable estar en un ambiente tranquilo, sin olores ni perfumes penetrantes. Guarde una hora de ayuno y si es fumador , no encienda ningún cigarrillo en ese tiempo. Caliente con sus manos el vaso en el que ha colocado el aceite y siga los siguientes pasos

Huela para valorar las características olfativas que se perciben

Mueva el vaso tapado con movimientos circulares para que una fina capa de aceite impregne sus paredes.

Destápelo e introduzca la nariz. Percibirá un aroma a aceituna más o menos intenso junto con otros aromas como manzana, alcahofa, tomate, higuera, hierba, almendra ….

Pruebe para percibir el sabor y el tacto del aceite en su boca

Introduzca una pequeña cantidad de aceite en la boca, paséelo por todo su interior, llévelo hacia los dientes y aspire fuertemente aire por la boca a intervalos cortos de tiempo.

Esta técnica denominada sorbetón por los catadores nos ayuda a pulverizar el aceite en la cavidad bucal y que el aire aspirado pasa a la cavidad nasal, realzando unos aromas que de otra forma seguramente nos habrían percibido.

Al probar el aceite percibiremos el carácter amargo del aceite en la parte posterior de la lengua. El sabor dulce en la parte anterior de la lengua. La intensidad del atributo picante en la garganta. Podremos valorar en su conjunto la textura del aceite: su suavidad, densidad, fluidez, tacto, etc

Memorice el conjunto de sensaciones percibidas

Intente guardar en la memoria las cualidades percibidas del aceite catado, intentando asociar esas cualidades con la variedad de aceituna que se ha empleado para elaborar ese aceite: arbequina, hojiblanca, picual…. así como la zona geográfica de dónde proceden.

Repitiendo estos pasos con los distintos aceites que pruebe su memoria tendrá cada vez un mayor banco de datos que le será muy útil para reconocer, apreciar y diferenciar los diferentes aceites.

Nuevas tendencias de la cocina amazónica en Bolivia

15 Nov

Periodico “El Diario”

BOLIVIA, 28 de Junio de 2012

Peces cachorro, Piraiba y raya, son algunas de las 446 especies amazónicas existentes.

La riqueza vegetal y animal de la región amazónica en Bolivia es una veta a ser explotada en varios campos, uno de éstos es la gastronomía por la variedad de peces y frutas de gran valor nutricional, que son poco conocidos, debido a la escasa difusión que se tiene de los mismos. Con este objetivo la Escuela Hotelera organizó el “I Foro Regional Gastronómico Amazónico”.

“Ésta es una actividad necesaria para los cocineros del país que están empeñados en poner en práctica su creatividad para darle valor agregado a los insumos que tenemos en la amazonia, de manera que se pueda ser competitivo a nivel internacional presentando un plato boliviano de la cocina amazónica”, explicó el chef Guillermo Iraola, director Ejecutivo de la Escuela Hotelera.

El evento reunió a 22 expositores, quienes dieron a conocer los sectores que comprenden la región amazónica, la rica variedad de frutos, animales y peces del lugar que se pueden aprovechar para la elaboración de comidas y bebidas típicas de la región.

PRODUCTOS AMAZÓNICOS

El agrónomo José Ayala dictó la conferencia sobre los “Principales productos alimenticios amazónicos de producción intensiva”, tema que hizo hincapié en las frutas propias de lugar y la utilidad que se les brinda en el mercado en la actualidad.

“Hace 15 años que he compartido y trabajado con pueblos indígenas de la amazonia, ahí aprendí a revalorizar los cultivos de los sistemas agroforestales. Soy un productor que cultiva café, copoazú, cedrillo, almendrillo y paquío frutos, con un alto valor nutricional. El reto fue producir la materia prima y otorgarle un valor agregado, con subproductos artesanales que gracias a la tecnología son transportados a diferentes lugares sin perder su composición química”, explicó Ayala.

El profesional agrónomo aseguró que a partir del conocimiento, el cocinero sabrá cómo se produce y aprovechan los frutos, su origen y simbología. Cada estación presenta un fruto en particular como el caso del camu camu que aparece en otoño y se utiliza en la prevención de la tos y resfríos, entre otros.

“Si hacemos una lectura de lo que la madre tierra nos ofrece en cuanto a sus productos viviríamos sanos, con sólo alimentarnos podríamos prevenir muchas enfermedades, que son producto del consumo de comida chatarra. Deberíamos promocionar lo que producimos y ofrecer un jugo de limonada, copoazú, camu camu y tumbo en lugar de gaseosas, en otras palabras, darle al cliente la mejor alimentación”, afirmó el Ingeniero Agrónomo.

COCINA AMAZÓNICA

El chef Julio Canedo fue otro de los conferencistas con el tema “La cocina amazónica de vanguardia”, en Riberalta, donde trabaja en la elaboración de platos con un toque amazónico y que combina diferentes formas de preparación del pescado y otros alimentos propios de la región.

“El majadito aguado de pollo, pato, charque, peta o tortuga; el chicarrón de los diferente tipos de pescado (paiche, gamitana y dorado), el pacú frito, ceviche de corvina, picante de pollo, el locro carretero y churrasco. Además de empanadas de charque, los payasos fritos, que son como buñuelos, masaco de plátano y de queso, son parte del menú diario del lugar”, informó Canedo.

Otros productos que son propios de la región amazónica son el majo, cayu, almendra, chonta, asai, que pueden ser utilizados para hacer helados, refrescos, mermeladas, jugos y licor en algunos casos.

COCINA ÉTNICA

El gerente General del Eco Albergue San Miguel del Bala (Rurrenabaque), Constantino Nay, fue otro de los expositores, quien explicó cómo que crea este albergue, los servicios que ofrece y la relación directa que tiene la cultura Tacana en medio de la exuberante biodiversidad que lo rodea.

“Cerca de 3 años se demoró en consensuar el proyecto del albergue. Gracias al apoyo de las Naciones Unidas y de ONG´s que lograron reunir recursos para la construcción, capacitación de la comunidad y los trámites de legalización se terminó estas instalaciones el 2005. Hoy 35 familias son propietarias del lugar de hospedaje y se benefician de un empleo estable, mejores condiciones de salud y educación”, explicó Nay.

Entre los servicios que oferta este hospedaje ecológico están

las visitas a la selva como el impulso del turismo de aventura y la degustación de comida típica de la región amazónica como: pescado cocido en hoja, empanadas de carne, charque y queso, sonso y chima, entre muchos otros que son del agrado del turista que por primera vez visita la región.

“Tratamos de preservar la naturaleza evitando la acumulación de envases de plástico y educamos a los visitantes con pizarras informativas acerca de cómo evitar la basura orgánica y el consumo de comida chatarra. El 9 de marzo de este año recibimos un

galardón en Alemania por el servicio que se ofrece en esta región, lo que nos impulsa a seguir mejorando y ofreciendo nuevos menús para satisfacer los paladares más exigentes”, finalizó el ejecutivo del Eco Albergue de San Miguel del Bala.

Helados de canela, un manjar paceño para disfrutar cualquier día del año

22 Oct

cane

De sabor intenso, inconfundible y refrescante, los helados de canela cautivaron por años el paladar de miles de paceños y forman parte de nuestra tradición, sin perder su esencia en el tiempo.

Algunas plazas de La Paz son el punto de encuentro de quienes asisten -generalmente los fines de semana- para degustar el popular helado de canela.

En kioscos o en carritos, estos helados se ofrecen todos los días a un precio que varía entre dos y siete bolivianos, según el tamaño del vaso y el lugar donde se venden.

No importa si hace frío o calor.

Receta casera

Su elaboración es sencilla, pero morosa. Según cuenta Edwin Ibáñez -dedicado a la heladería desde hace 20 años- primero se debe poner a hervir agua con canela molida, mucha azúcar y un poco de sal. Luego se echa el colorante natural para que el líquido adquiera esa tonalidad rojiza.

Una vez obtenido el color y sabor deseado, se vierte el contenido de la olla en la máquina batidora, también llamada heladera, que consiste en un cubilete colocado dentro de una estructura de metal y ésta en un recipiente de madera en el que se vacía trozos grandes de hielo con sal gruesa.

La máquina funciona con una manija que hace girar el cubilete de aluminio donde está el líquido. A medida que da vueltas, el producto se hace cada vez más sólido y cremoso. He ahí el único secreto de esta receta casera.

Este preparado artesanal demora un poco más de media hora, pero se justifica por el sabor que se consigue. “Uno se acostumbra a manejar la máquina’ tenemos que batir más de 100 litros por día”, explica Ibáñez desde su puesto en la plaza San Martín (Triangular), de la zona de Miraflores.

Peralta Mamani, vendedora de helados en la plaza San Pedro, dice que es posible agilizar este proceso con una máquina eléctrica, pero que no le da al helado el mismo sabor ni la misma textura.Con el paso de los años, los heladeros fueron mejorando su oferta. Ahora, además de helados de canela, elaboran sabores a vainilla, leche, mango y maracuyá, que también son preferidos por su clientela. El procedimiento es el mismo, pero con otros colorantes.

Y aunque la venta es permanente durante el año, la demanda se incrementa notoriamente en primavera y en verano. “Algunos días no se termina todo lo que preparamos, pero la mayor parte calculamos de acuerdo al consumo de nuestros clientes”, dice Rebeca Aruquipa, de la plaza Riosinho.

Vendedores ambulantes

Además de los puestos fijos, también existen vendedores ambulantes de helados de canela que aprovechan eventos especiales para salir a la calle con una bandeja en las manos.

Se los encuentra en las graderías del Estadio Siles durante los partidos de fútbol local, en las ferias dominicales de El Prado, en las entradas folclóricas y desfiles cívicos, y como son helados al paso, siempre logran terminar su producto.

Helados de antaño

La costumbrista Elizabeth de Col rememora que, durante la primera mitad del siglo pasado, los helados eran llamados “tocinillos” (procedentes de Potosí) y consistían en bloques de hielo con sabor. Luego, los de canela se los hacía en casa, con un procedimiento muy similar al actual.

Las propiedades curativas de la canela están presentes en el helado
La canela, ingrediente principal de los helados artesanales, tiene muchas propiedades curativas que benefician la salud de quienes consumen este producto, a pesar de ser más conocida por sus aplicaciones culinarias en diferentes preparaciones.

Algunos especialistas sostienen que ayuda a reducir triglicéridos y colesterol en la sangre, lo que previene las afecciones cardíacas.

Otro de los beneficios que ofrece es favorecer la correcta digestión de los alimentos y aliviar molestias intestinales, así como flatulencias y distensiones abdominales.

En la composición de la canela se destaca la presencia de vitamina C, vitamina B1, hierro, potasio, calcio y fósforo, por lo que, aunque se consume en escasas cantidades, brinda un conjunto de vitaminas y minerales esenciales para el cuerpo humano.

Asimismo, se ha comprobado que la canela tiene efectos relajantes y se utiliza desde hace mucho tiempo para eliminar el estrés y como potente relajante natural.

Otros especialistas destacan que la canela también sirve para eliminar el mal aliento y como refrescante bucal.

Este aromatizante se extrae de la corteza del árbol de la canela, la cual se considera la más fina, y con mayor calidad culinaria, debido a su gran sabor y a sus poco conocidas propiedades saludables.

Sabor a coca

22 Oct

Quinua, amaranto y la hoja sagrada son la base de la cocina fusión de Mirko Vargas

La Razón / Gemma Candela

Probablemente lo que llama la atención del restaurante La Coca, en el barrio de Sopocachi, sea el nombre. Este mes se cumple un año de su apertura y no hay viajero que haya estado en la ciudad de La Paz que no conozca este local y a su dueño, Mirko Vargas Borda. También hace poco más de un año que él regresó a Bolivia, tras una década en Estados Unidos y otro año viajando por el sur del continente, para hacer realidad su sueño: crear un nuevo concepto de restaurante latinoamericano.

Apenas salido del colegio, Mirko dejó su natal Cochabamba para aterrizar en la urbe paceña y estudiar Antropología. La carrera implicaba hacer prácticas en lugares casi incomunicados, y los alumnos tenían que prepararse la comida. Y su sazón cobró fama. “Siempre yo me ofrecía a cocinar y a todo el mundo le gustaba lo que yo cocinaba”, cuenta. Por aquel entonces, sólo se tomaba como una afición lo que había aprendido de forma natural al ver a su abuela y a su madre cocinar en el restaurante que regentaban en la Llajta. Pero terminó tomándose la cocina en serio y decidió estudiar hostelería. Trabajó en varios lugares, como en el comedor del Banco Central o en la primera filial que McDonald’s abrió en Bolivia.

A los 24 años decidió alistar maletas y emigrar a Estados Unidos, donde vivía su progenitora. “Fui con cero inglés”, dice. Sin embargo, ya sabía lo básico a los siete meses de su arribo y, gracias a su experiencia previa en la firma estadounidense de comida rápida, consiguió trabajo en Burger King. “De ahí empecé un recorrido por todas las cadenas que hay allá”, pequeñas y grandes, así como en hoteles, durante una década. Sus idas y venidas las hizo entre los estados de Virginia, Maryland y Washington.

Aquella época de su vida estuvo marcada por el constante aprendizaje. Se le impregnaron dos aspectos: el conocimiento en control y manipulación de alimentos y, lo más determinante, el mestizaje gastronómico fruto de la mezcla social y racial característica de Estados Unidos.

“Aprendí  muchos tipos de comida llevados de todo el mundo por los mismos inmigrantes”.

La multiculturidad gastronómica es característica en la zona en la que él vivió. Tanto es así, que incluso se puede encontrar un silpancho en la carta de un restaurante italiano, mexicano o árabe. “Mi hermana nació allá. A ella le gusta mucho el silpancho. Los chicos nacidos allá de padres inmigrantes, tienden a invitar a sus amigos que son de otras culturas para compartir. De esa forma, ese plato pasó a ser parte de los chicos”.

En busca del sabor de Sudamérica

Aunque en Estados Unidos le iba bien, e incluso tuvo la oportunidad de emprender un negocio, decidió volver a su tierra. “Siempre quise regresar a Bolivia porque quería emprender un reto nuevo”.  Además, tenía un antiguo sueño que necesitaba realizar:  colgarse la mochila al hombro y conocer Sudamérica, a lo que se sumó la curiosidad por descubrir la gastronomía de cada país en su lugar de origen. “No aprenderlo de un libro o sacar la receta de internet”, matiza.

Así que, al retornar a suelo boliviano tras una década fuera, se fue a conocer aquellos rincones a los que por falta de recursos no había podido ir antes, además de visitar lugares donde ya había estado, a los que regresó con “otra mentalidad”. Resalta sus viajes al salar de Uyuni, al nevado Chacaltaya y el ascenso al Huayna Potosí. La subida a este último fue un momento clave para su oficio, cuando cocinó con los guías. “Ahí hice mis primeras mezclas de comida fusión con charque y comida mexicana”, rememora.

Su periplo duró tres meses. Luego pasó a Perú, donde quedó fascinado por la variedad de pescados y mariscos que caracterizan la gastronomía de la nación vecina y la importancia de la comida fusión; posteriormente conoció Ecuador, Colombia y Venezuela. En la mayoría de países estuvo al menos mes y medio, salvo en el último: dos semanas. “Lo sentí muy peligroso”, explica. Luego, volvió a pasar por Estados Unidos, pero visitando lo que le quedó por conocer. Todo fue posible gracias a sus ahorros, pero  también trabajó en hoteles y restaurantes a cambio de comida y alojamiento.

“Donde más aprendí fue en los mercados populares de cada país. Ahí es donde se encuentra la verdadera gastronomía de un lugar”, comenta el chef, que hoy tiene 35 años de edad. A lo largo de su ruta halló sitios en los que se estaban usando ingredientes autóctonos como base de la cocina, y en Colombia ese elemento era el café. Así empezó a gestarse en su cabeza la idea de hacer algo similar en Bolivia.

El 7 de diciembre de 2010, Mirko estaba de vuelta en La Paz con muchas experiencias por contar y nuevos conocimientos que poner en práctica. Al volver de Estados Unidos, su intención era abrir un restaurante internacional, tipo mexicano o tal vez italiano. Pero vio que la ciudad había cambiado mucho desde su partida. “Encontré que ya había de todo”. Se dijo que no podía hacer lo mismo que los demás y retomó otra de las ideas que nacieron en él a lo largo de su estadía en el norte del continente: inaugurar un lugar donde la carta ofreciera platos latinoamericanos.

Una vez que encontró el local apropiado en la calle Rosendo Gutiérrez, pensó en la esencia del lugar. “Una noche, hablando entre amigos, nació la propuesta de hacer comida con coca”, relata, aunque Mirko reconoce que no es algo novedoso. “Ya estuvo ahí la idea, pero se estaba llevando a un nivel más de comida industrializada. Lo único que creo que estoy haciendo es dar un poco de aporte a esto de hacer comida con coca”. Eso sí, no todo está hecho con este ingrediente: los tallarines, la pizza y las carnes marinadas en licor de esta planta son los platos creados por este cocinero.

Tomó la hoja sagrada, añadió la recuperación de productos tradicionales andinos y surgió La Coca, cuyo lema está pintado en una de las paredes del local: “Desde los Andes al mundo, sabor y saber”. A partir del aniversario del restaurante, el 26 de abril, habrá otras dos propuestas: crema y fricasé de coca. “La idea de hacer comida con coca iba a ser muy pesada, porque así como el nombre puede ser muy llamativo, a la vez puede ser que mucha gente sienta temor de probar”.

El mejor ingrediente del local

“Lo curioso es que yo regresé con la intención de hacer un gran cambio en el paladar de los bolivianos”, resalta el chef, de hacer un “aporte al desarrollo gastronómico” de Bolivia. Sin embargo, por el momento el 85% de su clientela es foránea. Eso se debe, opina Mirko, a la falta de educación sobre alimentación en el país. “Se confunde la calidad con cantidad”. Sus raciones no son  abundantes sino “la porción justa y la combinación exacta de alimentos”, asegura el cochabambino, tomando lo que los extranjeros le dicen.  Sabe de lo que habla: su tesis de grado fue sobre calidad alimentaria. “Siempre que juzgo un plato de cualquier cultura o de cualquier región, lo hago en base a este conocimiento:  qué tan saludable puede ser para el organismo de una persona o para una sociedad determinada”.

La Coca tiene una parte destinada a comida rápida; la llamada fast food no tiene por qué ser perjudicial, explica Mirko: “Bien preparada no puede ser mala”. Hacer la carne sin dejarla seca o freír la papa al momento son algunas de las claves para cocinar algo rápido pero saludable. Hamburguesas, anticucho o quesadillas son ejemplos deliciosos de sus platos “rápidos”.

Él califica su trabajo como “cocina fusión”, un concepto muy empleado en el entorno gastronómico desde hace pocos años. “Yo diría que es una simple moda porque en sí la comida fusión siempre ha existido”, dice convencido. Y lo argumenta recordando que, aunque el arroz tiene gran importancia en la cocina boliviana, es un ingrediente que llegó de Asia. Algo similar sucede con el tomate, que es la base en la pizza italiana, pero originario de América.

Mirko no admira a ninguna de las estrellas del universo gastronómico, ni tiene un ídolo. “La verdad que no sé los nombres de los chefs más famosos, nunca me interesó. Sólo sé que me gusta lo que hago. Tal vez mi forma de juzgar a estos grandes chefs sea algo loca”, comenta. Critica a aquellos que crean un plato y lo ofrecen a precios desorbitados.  “¿Cuánta gente hay que puede pagar 300 dólares por un plato? ¿Cuántos millones de personas viven con menos de dos dólares al día? (…) Para mí sólo están buscando la forma de enriquecerse con el trabajo. No me parece justo que habiendo tanta gente que muere de hambre, se pague por un producto 300 dólares”.

A la hora de elegir su plato preferido, este hombre de buena sazón se queda con dos: el ceviche y la chanca de pollo que prepara su abuela. Sin embargo, la mejor cocinera es su madre: “No creo que haya nadie que cocine mejor que ella”. Para Mirko, “muchos de los mejores platos que se hicieron famosos en todo el mundo nacieron del cariño de nuestras madres, de nuestras abuelas, no necesariamente de un gran chef”.

En una pared de La Coca los clientes pueden escribir sus impresiones del local. Un grupo de españoles cuenta por qué les gusta este rincón de La Paz: “Destacaría la innovación de sus platos que, sin perder el carácter boliviano, tienen un toque moderno”, resalta Jorge; mientras que Santi se declara “fanático” por la calidad de la comida y lo agradable del lugar, y Sandra elige la pizza de coca como lo mejor de la carta. Pero los tres coinciden al señalar que Mirko es el ingrediente esencial del restaurante.

/suplementos/escape/Universidad-Andes-Mejor-Chef-Innovador_LRZIMA20120404_0095_3.jpg
La Universidad de los Andes galardonó al cocinero cochabambino con el premio al Mejor Chef Innovador 2012, el 29 de marzo.
474 266
Pasiones de una chica

Para todas l@s que adoran vivir la vida, aprender, viajar, dibujar, la moda y mucho mas :)

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: