Tag Archives: Articulo

Utensilios típicos cruceños no quedan en el olvido

26 Feb

 tu
Guillermina Vargas heredó de su mamá la preocupación por acopiar y vender productos tradicionales. Fotos: Jorge Uechi

IGOR RUIZ ZELADA – iruiz@eldeber.com.bo

David Escalante  acudió al puesto de Guillermina Vargas, situado en el pasillo 4 de Agosto del mercado Los Pozos, para comprar un trompo. El chico demostró su destreza liando con una pita y manejando el juguete, que antaño fuera uno de los más populares entre los niños de Santa Cruz de la Sierra.
Este comprador llamó la atención de Vargas, que lleva 20 años con su tienda especializada, la cual heredó de su mamá fallecida, Agustina Álvarez, que por 40 años vendió productos típicos del saber cruceño.
“En este pasillo, al lado de la calle 6 de Agosto de Los Pozos, ofrecemos todo lo que antes se usaba en las casas, por lo que contribuimos a que no se pierdan nuestra cultura ni las palabras regionales”, dijo Vargas.
Productos
Los artículos tradicionales provienen de poblaciones rurales y de localidades vecinas, como Paurito, productor de sombreros; de Cotoca traen la cestería de mimbre; de Porongo los urupés y las escobas, de El Torno.
Ana Aguilar es especialista en el tejido de cestas de mimbre camba en su natal Cotoca. “Mis hermanas y yo sabemos hacer cestos que se usan en la casa o se los destina como adorno”, manifestó.
A su turno, su colega María Teresa García reveló que agosto y septiembre son los meses de altas ventas de los productos artesanales de la región
    Palabras del léxico camba    
El habla regional
Germán Coimbra, en su Diccionario Enciclopédico Cruceño, recoge las alocuciones con las que se designa a los utensilios y juguetes propios de la región.

Jometoto
Es una espátula de madera que se usa para remover los granos mientras se tuestan o para batir líquidos que son cocinados para que no se peguen en el recipiente, como chicha, jalea y mermelada.

Urupé
Cedazo circular tejido con tiras de hojas de palmera.

Gaveta
Artesa con orejas en los extremos, se la usa para lavar, amasar, etc.

Tutuma
Vasija que se hace con la cáscara del tutumo, que es parecido a una calabaza esférica.

Churuno
Vasija hecha del fruto de la planta del mate.

Tari
Vasija formada por una tutuma entera a la que se le deja un pico, similar a la de la botella. Se le teje una chipa para colgar.

Baquitú
Soplador o abanico para avivar el fuego de la cocina. Se lo elabora tejiendo el cogollo de palmeras, en especial de motacú.

Toco
Asiento, taburete rústico cilíndrico hecho de tronco de árbol.

Enchoque
Juguete manual de madera, con un mango delgado como un lápiz que va unido a una bola con agujero para ensartar.

Quiboro
Cesta con base redonda tejida con el cogollo de motacú.

Jasayé
Cesto tejido con cogollo de motacú. Tiene distintos tamaños.

Panacú
Cesto a manera de mochila tejido con hojas de motacú o con fibras de güembé, que se usa para transportar carga en la espalda.

Tirirú
Orinal o bacín hecho de media tutuma o de barro que se usa en el campo.
Anuncios

Uvairenda

26 Feb

Diapositiva2-002

Economía

Ronald Pérez

La empresa de vinos Uvairenda se planteó el objetivo de crecer y para ello apuesta a incrementar su producción de vinos a 5.000 botellas, pese a que este año las plantas produjeron solamente el 10% de su potencial total.
Uvairenda es la primer bodega boutique en el oriente boliviano y cuenta con los cuatro puntos esenciales para la elaboración de vinos de alta calidad: la genética de la vid, la tierra, el clima y el recurso humano. Se encuentra ubicada en la localidad de Samaipata, a 120 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz.
Según el gerente general de Uvairenda, Peregrín Ortiz, la capacidad de producción de vino de esta bodega crece anualmente y de manera satisfactoria. Aunque las plantas aún son jóvenes y sólo produjeron este 2011 el 10% de su total potencial, se estima que para el 2012 este rendimiento se duplique hasta obtener un total de 5.000 botellas.
Las plantaciones de esta bodega se encuentran a 1. 750 metros sobre el nivel del mar, característica que le da el nombre de la marca de su mejor vino, de nombre 1750.
Esta viña, cuyo nombre es el neologismo entre uva, una palabra de la lengua española, y renda, que en guaraní significa lugar de, ha demostrado que existen 33.000 hectáreas aptas para la producción de vino de alta calidad en los Valles Cruceños, lo que puede quintuplicar la oferta de esta bebida en el país.

 
Habilitan ruta turistica
Uvairenda, la primera bodega boutique de la zona, es el nuevo destino turístico para quienes deseen pasar una jornada de aprendizajes y sabores relacionados a la viticultura.
A sólo 120 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra y bajo la guía del equipo enológico, el recorrido consiste en mostrar la viña, sus plantaciones, la bodega y todo lo relacionado al proceso de elaboración de los vinos de altura. Luego, un sommelier dirige una cata y maridaje del mejor vino, de nombre 1750, además de fiambre y queso del lugar.

El Mundo, Domingo, Febrero 03, 2013.

Bolivia: Doce platillos distintos en Honor a los Doce Apostoles

25 Feb

En  Bolivia la tradición se funde con la alimentación para expresarse durante la Semana Santa como una extraordinaria simibiosis que seduce a los paladares más exigentes. La devoción en esos días incluye sabores de una deliciosa variedad. Dice la tradición que se deben cocinar y comer 12 platos para rememorar la presencia de Jesucristo reunido con sus 12 apóstoles en la Cena del Señor. Así, estas costumbres son una manera de degustar de sabrosos platos típicos, propios de estas fechas religiosas. Estos manjares carecen de carne roja. El historiador costumbrista Antonio Paredes Candia sostiene que antiguamente se hacían estos platos como una forma de compartir con la familia y los amigos pues todos participaban en la elaboración.

Entre  estos platos podemos citar la sopa de papa pica, sopa de escariote, sajta de papaliza, ch’uma de lacayote, carbonada, revuelto de achojcha, pescado (trucha, sábalo, surubí, pejerrey), pejtu de habas, ají de poroto, ají de huevos,  ají de arvejas secas, lagua de choclo, queso humacha, espagueti de camarones, sopa de pan, arroz con leche, nogada de bacalao, humintas, ají bacalao (guiso preparado con cebolla y tomate), guiso de cochayuyo (alga del lago Titicaca), ají de papalisa , el peske de quinua,  papas a la huancaína, bacalao a la vizcaína, el caldo o chupe de camaroncillo, pejerrey, locro (sopa) de zapallo, sopa de verduras, chuma  y relleno de achojcha, entre otras variedades.

Se acostumbra invitar a la mesa de “Jueves Santo”, a familiares y amigos que puedan compartir los doce platillos tradicionales, no sin antes servirse una copita de vino dulce que representa la sangre de Jesucristo.

Igualmente es costumbre en esta epoca servirse un delicioso desayuno acompañado con pan dulce que lleva ajenjo.

Todo lo que necesitas saber sobre el anisakis

24 Feb

 anisakis1
 El anisakis se trata de una larva o un gusano el cual se encuentra en muchas especies marinas. Este bichito empieza su vida en el estómago de algún animal, como por ejemplo un delfín. Este se engancha en sus paredes del tracto intestinal y pone sus huevos, los cuales son expulsados a través de las heces del animal.

Cuando están en el medio acuático, es donde crecen y se hacen adultos, y es en ese momento cuando otro animal debe ingerirlo para poder seguir viviendo, como por ejemplo una gamba o langostino. Entonces estos alimentos son cazados y comidos por otros animales que se alimentan de ellos, como puede ser, por ejemplo, el ser humano.

Sintomas tras ingerir anisakis

Para saber si hemos ingerido el anisakis, lo sabremos enseguida ya que se produce una intoxicación llamada anisaquiosis, en la cual se notan fuertes dolores en la boca del estomago además de vómitos y diarreas. Esto es debido a que el gusano esta intentando penetrar las paredes del estomago para agarrarse a él.

Si alguna vez os pasa eso, lo primero que hay que hacer es acudir a urgencias, ya que si el anisakis está en el estomago es probable que se pueda extraer con pinzas, pero en el caso de que haya bajado más y se encuentre en el intestino, lo mejor que se puede hacer es esperar a que muera,  ya que el anisakis no puede sobrevivir en dentro de una persona más de dos días.
Pero aun así, es importante evitar que llegue al intestino ya que, podría provocar inflamaciones que pueden durar semanas e incluso meses, e incluso puede llegar a taponar las vías digestivas.

Como tratar el pescado para matar el anisakis

Para evitar tener que pasar por la situación descrita anteriormente, lo único que hay que hacer es tratar correctamente el pescado de manera que el gusano muera en ese proceso y podamos ingerir el pescado sin ningún problema.

El método que hay que seguir para ello es: Primero de todo eviscerar el pescado en cuestión. Esto se hace debido a que la larva suele colocarse en el estómago o hígado del pez y aunque, cuando crece se deposita en el tejido muscular, si lo destripamos reducimos las posibilidades de ingerirlo.
Una vez realizado ese paso, el siguiente es congelarlo, esto esta escrito en la normativa europea, en la que se establece que cualquier pez crudo o poco cocinado que vaya a ingerirse hay que congelarlo a -20ºC como mínimo 24h.
Otra opción para eliminar al anisakis es a través de la cocción, si se hierve, hornea o se fríe un pez a 60ºC durante un minuto es suficiente para aniquilar al parasito.

Sin duda hay que llevar cuidado con este pequeño gusano ya que nos lo puede hacer pasar muy mal. Por eso siempre es mejor prevenir y llevar a cabo las precauciones descritas anteriormente.*Foto Anilocra

SAIKU

Viene la Cuaresma ¡Viva el Pescado!

23 Feb

 pesc
El pasado miércoles se terminó el Carnaval y  nos impusieron la ceniza, abriéndose así  las puertas a la Cuaresma. Este periodo tiene una gastronomía propia,  ya que la Iglesia pide a sus fieles el ayuno  -una sola comida completa al día y líquidos o alimentos muy ligeros-  el  miércoles de ceniza y el viernes santo, y  la abstinencia de comer carne los viernes, esto hace que aparezca el pescado y la verdura y  todo lo carnívoro desaparezca.
Obviamente el enfoque gastronómico cambia radicalmente y se preparan  postres y dulces propios de esta época,  como los buñuelos, crespillos, las torrijas, o la capirotada, dulce.
Los platos que triunfan son las verduras y el pescado. Hay  verdaderas  delicias verdes, como  la lasaña vegetariana, preparada con brócoli, coliflor, zanahorias, champiñones, margarina, leche y nuez moscada, y los creps de espinacas, que incluyen requesón, cebolla y ajo; las berenjenas al  horno, arroz de verduras … además de las mil y una ensaladas.
Si queremos salir por Santa Cruz de restaurantes  en estos días de cuaresma hay dos alternativas, restaurantes vegetarianos,  de los que hablaremos otro día, o los restaurantes cuya especialidad son mariscos, frutos de Mar y pescados de nuestros ríos  amazónicos.
Desayunar pescado no es una locura, para eso le recomiendo ir al mercado de La Florida o a  los locales adyacentes donde encontrará gran variedad  en todas sus formas y especies, en sopas, fritos o a la brasa, desde la Dorada al Pacú pasando por el Surubí. Ahora bien, si encuentran Sábalo o la Yatorana, conocida también como salmón de agua dulce, puede aplaudir con las orejas esto es un festín.
Locales especializados que doy fe que pueden disfrutar de pescados marinos le recomiendo dos. El “Buen Gusto” en Equipetrol donde la cocina peruana casera y tradicional se escribe en mayúsculas por su servicio amable cálido y de corazón, allí puede pedir los pescados con salsa blanca, chupes, a la famosa  sopa  parihuela y cómo no el costumbrista cebiche.
También en Equipetrol ya llegando a la Avd.  Bush tenés el “Gran Calamar” para disfrutar del cefalópodo en todas sus formas, o de uno de los mejores sabores del mar, los  camarones de tamaño U15 a la plancha solos con un toque de aceite de oliva y ajito y si busca en la carta encontrará  cualquier animal marino de las costas del Pacífico para cumplir con el precepto cuaresmal.

Termino con el restaurante de pescado que más me gusta “TUCUNARÉ”, en la calle Republiquetas. Allí degustará los peces del Beni según temporada, sobre todo, la Corvina, el Tucunaré o la Piraña frita. A mí me gusta pedir la Corvina frita y una vez terminada, solicitar al mesero que te saque las perlas  a la Corvina y hacer con ellas unos aros para la dama que este en tu mesa.  Eso si el pescado en cualquiera de sus formas y maneras, siempre acompañado de un buen vino blanco boliviano bien, pero bien frío.

CUARESMA versus CARNAVAL
Acerca de las palabras Carnaval y Cuaresma hay que saber que tiene un origen gastronómico; Cuaresma es una contracción de las palabras latinas “quadragesima diez”, que significa “día cuadragésimo”. Esta celebración se constituye por un período de cuarenta y seis días, instituida por la iglesia católica en el siglo IV de nuestra era, para conmemorar los cuarenta días que Jesucristo permaneció en el desierto, antes de entrar en Jerusalén y prepararse para la semana Santa, con el ayuno y la abstinencia de carne.
Por lo que respecta al Carnaval que antecede a la Cuaresma y nos avisa que viene la Cuaresma,  es una palabra cuyo origen es incierto. Unos dicen que  procede del nombre de los carruajes que simulaban naves “curlis navalis”. Otros lo traducen de “caro vale” que podría significar “adiós a la carne”, entendiéndose por carne los placeres de la carne ya sea el alimento o el sexo. Si bien lo más consensuado es que viene de Carnestolendas del latín “carnes tollendas”, que puede traducirse por carnes que son retiradas o son quitadas
TRAS LOS CARNAVALES LA CUARESMA
Tras los Carnavales, la siguiente cita festiva es la Semana Santa, días en los que se conmemora la Pasión y Muerte de Cristo. La beatitud y la espiritualidad se combinan con el fervor popular de los que participan en procesiones, oficios y visitas a los templos. Pero las jornadas festivas también traen vacaciones y citas familiares, por eso, una buena mesa es fundamental en estos días. El pescado, las ensaladas y los dulces son los protagonistas de la gastronomía típica de esta semana y de los 40 días antes llamados Cuaresma.
QUE DICE LA IGLESIA
Corre el mito que el ayuno de los viernes y durante la cuaresma fue impuesto en el año 998 A.D por el Papa que estaba interesado en el comercio de la pesca. Ahora bien este en la comunidad cristiana se practicaba en tiempo de Cristo y luego por los apóstoles. El catecismo dice: “Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido 14 años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años.”

http://gourmeteldeber.blogspot.com/search?updated-max=2013-05-16T11:49:00-07:00&max-results=7

El qarachi para el wallaqi está por desaparecer

22 Feb

El qarachi es el ingrediente principal para preparar uno de los platillos tradicionales del altiplano paceño, como es el suculento y nutritivo wallaqi, que además se comercializa con gran aceptación en mercados y restaurantes de las ciudades, sin embargo, un reporte de la Unidad de Pesca de Acuicultura de la Gobernación de La Paz hace conocer que éste, junto al mauri, son especies nativas del lago Titicaca en vías de extinción, debido a la pesca y comercialización sin control.

Es por esta situación que se puso en marcha  el proyecto de repoblamiento de ambos peces en el lago, que une a Bolivia y Perú. Se pretende capacitar sobre la crianza de estas especies a más de 3.430 familias campesinas que se dedican a la pesca, de 108 comunidades que están en cinco provincias del departamento paceño, informó el responsable de la Unidad de Pesca y Acuícultura de la Gobernación paceña, el ingeniero Salas Fernández.

“(El qarachi y el mauri) están prácticamente en peligro de extinción, por eso justamente la Gobernación ha previsto impulsar este proyecto. El objetivo del proyecto es justamente preservar y aprovechar de manera sostenible las especies nativas del lago Titicaca, mediante el repoblamiento paulatino”, señaló a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

Capacitados

El proyecto de repoblamiento y capacitación cosechó en 2012 sus primeros resultados con la formación de 440 familias. Fernández dijo que se liberaron 300 mil alevines (peces chicos), además de semillas de karachis y mauris en el lago Titicaca.

“Se capacita a las familias para que ellos aprendan a realizar el repoblamiento de las especies nativas (…) la parte técnica del proyecto se empezó en agosto de 2012 y ya se tienen resultados”, manifestó.

Añadió que el proyecto demanda una inversión de 3 millones de bolivianos y durará cinco años dirigida a pescadores de poblaciones aledañas al lago Titicaca de las provincias Omasuyus, Camacho, Los Andes, Ingavi y Manco Kapac.

Caldo de qarachi

En el blog Sabores de Bolivia se informa que el caldo de qarachi o wallaqi no sólo se prepara con qarachi, sino también con pejerrey, truchita o incluso un pez de carne algo dulce que también vive en el lago Titicaca como el mauri.

“El wallaqe tiene un ingrediente importante que le da el sabor y se denomina koa (arbusto altiplanico cuyas hojas se parecen al comino y de un olor muy fuerte)”, se lee en la nota.

El preparado del wallaqi es sencillo y variado: en una olla se hace hervir primero el agua, luego se pone la  cebolla finamente picada, con ajo, comido y ají molidos (mover siempre) durante algunos minutos, para luego poner la koa bien lavada junto con las papa peladas, esperar unos 15 minutos, añadir los pescados  y dejar que hiervan por algo más de 10 minutos porque su cocido es rápido y puede deshacerse. En ese proceso final recién poner la sal. Acompañar con chuño.

La preparación de este platillo tiene un sabor diferente y más agradable si se lo hace en fogón (cocina de barro) en ollas de barro, y a la leña, como se opta en las comunidades.

 

   ERBOL DIGITAL

Singani – Luribay

22 Feb

Luribay lugar apacible de hermosa geografía

  

Quienes viajen al Luribay, ubicada en la primera sección de la provincia Loayza de La Paz, se familiarizan con las 65 curvas que unen a este paraíso con la Sede de Gobierno. La geografía accidentada de su camino pudiera ser una de las principales dificultades para llegar a este hermoso e insospechado lugar. Las montañas jaspeadas, rojizas, cafés y verdes, hasta encontrarse con un verde profundo, contrasta con el cielo más celeste de Bolivia. Luribay, declarada “Ciudad del Singani”, está orgullosa de su agricultura y de su pasado. Pese a su belleza y a ser uno de los lugares más apetecidos por los turistas para convencerse de los contrastes de nuestra tierra, Luribay carece de servicios básicos y es uno de los más afectados por la carencia de agua potable, no cuenta con telefonía y sus habitantes viven en permanente alerta por la crecida del río; el mismo caudal salado amenaza a Sapahaqui y Caracato. Famosa por sus ferias, el Luribay hizo famosa a su plaza, que de cuando en cuando se llena de forasteros que se deleitan con su fina culinaria y compran “los duraznos más sabrosos del Universo”, como los llaman los agricultores que muestran variedades del jugoso y carnoso fruto. Hay 18 tipos de duraznos y a cada cual con el nombre más lindo: “mocito blanco”, “perchico colorado”, “ulincate jaspeadito”, también se producen sabrosas peras y uvas perfectas para la elaboración del vino y singani. Los frutos inundan la zona en el mes de febrero, cuando la riada así lo permite. Las más de 200 familias que se dedican a la agricultura son férreos defensores de su tierra, a tal extremo que se oponen al uso de plaguicidas para evitar las pestes. La producción agrícola de Luribay es natural y mejorada con injertos. Está distante a 165 kilómetros de La Paz y fue fundada el 29 de mayo de 1897. Cuenta con 10.394 habitantes. Uno de los grandes orgullos de esta tierra es el haber visto nacer a hombres prominentes como José María Pérez Urdininea, Felipe Segundo Guzmán y José Manuel Pando. Antes de la Revolución del 9 de abril de 1952, algunos propietarios de los alrededores de Luribay eran ingenieros agrónomos y fueron ellos quienes se dedicaron a la destilación de los más finos vinos y singanis del país. Según sus habitantes, Luribay también podría convertirse en un sitio turístico, por la belleza de sus paisajes y su clima benigno. Entre otros de sus encantos están los chullpares de Totora, las puyas raymondi de Thumi, la arquitectura colonial de sus iglesias, además de la casa de quienes fueron presidentes José Manuel Pando y José María Urdininea. El mirador de Murmutani es una formación rocosa al oeste de la región, y las termales de Azambo son atractivos imperdibles para quienes vistan la provincia. Otro atractivo turístico es la laguna de Totorkota, cerca de Yaco, donde amautas y yatiris realizan sus ceremonias espirituales. Se puede apreciar también la iglesia de la Exaltación de Yaco, que tiene una estructura arquitectónica de la época Colonial. La población de Luribay puede ser visitada durante todo el año, siempre y cuando se tenga el cuidado de conducir con cuidado, especialmente en época de lluvia. DATOS – En el mes de septiembre, el valle de Luribay expone para sus visitantes la forma ancestral y artesanal en la elaboración de vinos y singanis de altura. – Para recibir a sus visitantes existen albergues que constan de cinco habitaciones con todas sus dependencias, y están a dos cuadras del centro de esa población. –

Los vehículos que viajan hacia el Luribay salen de la terminal de Villa Fátima y el costo de los pasajes es de Bs 25. – Transportes “Luribay Durazno” es la principal línea que llega hasta la localidad, aunque existen otras empresas particulares y minibuses que prestan el servicio.

 

El Diario – BOLIVIA

Inicio de la Cocina de Cuaresma

21 Feb

Con la llegada del Miércoles de Ceniza comienza lo que los católicos llaman Cuaresma, cuarenta días de ayuno y abstinencia. Fue el profeta Joel (S. IX a.C.) el que nos habla por primera vez del ayuno como una forma de acercarse al Creador: “Vuelvan a mí con todo corazón, con ayuno, con llantos y con lamentos. Rasguen su corazón y no sus vestidos, y vuelvan a Yahvé su Dios, porque él es bondadoso y compasivo….” (Joel 2:12-13,16). También sabemos que el propio Jesús acudió al ayuno durante cuarenta días como forma de acercarse a Yahvé. El ayuno, por lo tanto, forma parte de las más antiguas tradiciones cristianas. Del ayuno eran excluidos los enfermos, los ancianos, las mujeres en cinta, los lactantes y todos aquellos que obtenían la bula papal, como la promulgada por el Papa Urbano VIII. Que permitía comer carne los días de cuaresma.

San Mateo también nos habla del ayuno y lo hace para condenar esa mortificante práctica: “Y cuando ayunéis, no os pongáis tristes, como los hipócritas, que desfiguran sus rostros para que se vea que ayunan…. Tú, por el contrario, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro…” (San Mateo 6, 16, 17).

Es lo que pretendemos con esta entrada: perfumar y alegrar el cuerpo con guisos y platos que la historia nos ha ido dejando. Son platos que, llegada la Cuaresma, siguen apareciendo en nuestras casas y que en muchas ocasiones traen consigo una enorme carga de añoranzas y afectos. Son guisos, dulces o formas de tratar los productos que de alguna forma nos acercan a las madres, a las abuelas. Quién no ha regresado a la casa de la infancia, a su cocina frente a un potaje, frente a un bacalao de Cuaresma o a unas torrijas perfumadas de canela. Sí, son platos que perduran en la memoria golosa de todos y que a lo largo de nuestra geografía culinaria tiene sus referentes. Platos en los que el bacalao, los arenques, los huevos, las papas, el arroz, el pan, la leche… son la base de buena parte de ellos.

Calendario de Semana Santa

20 Feb

En el siguiente listado enumeramos los días en los que dará comienzo las celebraciones de Semana Santa, el día marcado corresponde al Domingo de Ramos, cuando arranca la festividad.

 

En 2017, la Semana Santa comenzará el  domingo día 9 Abril.

En 2018, la Semana Santa comenzará el Domingo de Ramos, el 25 Marzo.

En 2019, la Semana Santa comenzará el 14 Abril, el Domingo de Ramos.

En 2020, la Semana Santa comenzará el 5 Abril, el primer domingo del mes.

En 2021, la Semana Santa comenzará el 28 Marzo, el uĺtimo domingo del mes.

En 2022, la Semana Santa comenzará el Domingo de Ramos, que en ese año será el 10 Abril.

En 2023, la Semana Santa comenzará el 2 Abril, el primer domingo que será el Domingo de Ramos.

En 2024, la Semana Santa comenzará el domingo 24 Marzo.

En 2025, la Semana Santa comenzará el 13 Abril, el Domingo de Ramos.

En 2026, la Semana Santa comenzará el 29 Marzo, el último domingo del mes y el Domingo de Ramos.

En 2027, la Semana Santa comenzará el Domingo de Ramos, que ese año caerá el 21 Marzo.

En 2028, la Semana Santa comenzará el domingo 9 Abril, el Domingo de Ramos.

¿Cuánto importa la cantidad de grasa que consumimos?

17 Feb

 

 

BBC
Llegó la hora de incorporar otra vez la grasa en nuestras dietas?

¿Es la grasa el gran mal de nuestra época, responsable de seducirnos con su deliciosa suculencia hacia una prematura y ancha tumba?

O, ¿será que es tan malentendida como lo es sabrosa y merecedora de ser reincorporada otra vez en nuestro menú con entusiasmo?

A medida que la campaña contra el consumo del azúcar ha tomado mayor fuerza en el último par de años, cada vez hay más voces pidiendo la redención de la grasa.

Durante décadas ha sido tildada de enemiga número uno y el rótulo de alimentos “sin grasa” se usa para convencernos de que lo que estamos comprando es saludable.

El problema es que “sin grasa” puede referirse tanto a las verduras como a una inteligente manera publicitaria que en realidad significa “le sacamos toda la grasa y la reemplazamos con un motón de azúcar”.

Así que, me encontraba en el supermercado frente a un bote de yogurt bajo en grasa, en una mano, y uno de grasa entera, en la otra, preguntándome cuál sería mejor para mí.

Si tuviera una tercera mano estaría rascándome la cabeza. Y no soy el único.

Estantería
Image copyrightThinkstock
El gran dilema. Con tantas variedades y opciones en las estánterías, ¿cuál producto escoger?

“Cuando uno está frente a un gran muro de yogurt, hasta yo me paralizo”, dijo Susan Jebb, una profesora de nutrición de la Universidad de Oxford.

Cuando se elimina la grasa de los productos, especialmente los secos como pasteles y galletas, algo la tiene que reemplazar.

“Suele ser el azúcar, las calorías en las galletas corrientes e integrales de la misma marca son casi las mismas”, afirmó la profesora Jebb.

Muchos yogurts están repletos de azúcar, eso es lo que me molesta del yogurt”.

Hay una simple explicación: muchas marcas son tanto bajas en grasa como en azúcar, pero yo necesito añadirle un poco de fruta para que sea apetitoso.

Pero, ¿qué pasa con el argumento de que deberíamos consumir más grasa?

Algunos arguyen que el mensaje de eliminar de los alimentos procesados todas las grasas cuando se habla de las malas grasas saturadas estuvo demasiado simplificado.

Otros sostienen que el inclinarse por los carbohidratos en nuestra dieta, particularmente los simples como el pan y la pasta, está causando estragos en nuestras hormonas y aumentando el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, además de hacernos amontonar kilos.

¿El placer de la grasa?

Todos necesitamos grasa en nuestra dieta. Contiene ácidos grasos esenciales y es importante para la absorción de vitaminas solubles en grasa como la A, D y E.

El interrogante siempre ha sido: “¿Cuánta grasa deberíamos comer?” Mientras que el mantra ha sido “bajo en grasa y alto en carbohidratos”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que entre 30% y 35% de nuestras calorías deben venir de grasa, afirmando que “no hay evidencia probable ni convincente” que la cantidad total de grasa en nuestra dieta influya en el riesgo de contraer cáncer o enfermedades cardiovasculares.

De manera que, cuando se trata de la cantidad total de grasa (y hay todo un debate con respecto a lo que son los diferentes tipos de grasa) lo realmente importante es cómo afecta a nuestras cinturas.

La grasa ciertamente está cargada de calorías.

Un gramo de grasa son unas nueve calorías, el doble que los carbohidratos y las proteínas, que tienen cuatro calorías por gramo.

Un exceso de grasa, como el exceso de cualquier cosa, te hará aumentar de peso, y es increíblemente fácil comer más de lo debido en alimentos ricos en calorías.

Así que la grasa es un objetivo sencillo para la gente que está tratando de reducir de peso.

“Hay buena evidencia de que si reduces el total de grasa hay una pequeña reducción de peso, pero no es mucha”, explica la doctora Lee Hooper, de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido.

Ella realizó una amplia revisión de 32 ensayos clínicos con un total de 54.000 personas.

Mostró que las personas que reemplazaban entre el 5% y el 10% de sus calorías provenientes de grasa redujeron unos 2 kilos durante las pruebas.

Sin embargo, ella no está convencida de que el pérdida de peso se deba realmente a la grasa sino más bien el resultado de que la gente es más consciente de lo que debe comer y evita cosas como hamburguesas y otras comidas procesadas.

Salmón
Image copyrightThinkstock
Algunas grasas son saludables, aunque están cargadas de calorías.

“Sospecho que harían exactamente lo mismo si el objetivo fuera el azúcar”, concluyó Hooper.

Pero, ¿cómo se comparan las dietas cuando el objetivo son los carbohidratos?

Médicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Estados Unidos, estudiaron 53 ensayos clínicos de reducción de peso que involucraron a 68.128 personas.

Los resultados, publicados en la revista médica Lancet, mostraron que tanto el método bajo en carbohidratos como el bajo en grasa conducían a pérdidas de peso respetables.

Pero los que estaban consumiendo relativamente más grasa, perdieron un poco más de peso.

“Si estás tratando de reducir tus calorías y eliminas la grasa, entonces deberías tener mejores resultados, pero esa estrategia claramente no funciona así”, me comentó la doctora Deidre Tobias, conductora del estudio.

“La grasa ha sido vilificada porque hay una mentalidad que ‘la grasa te engorda’. Creo que nuestra evidencia desmiente esa teoría”.

La doctora no está diciendo que los carbohidratos sean los villanos, sino que la mejor dieta es una que puedas seguir. Algunas personas encontrarían fácil eliminar el pan blanco y la pasta mientras que para otras sería imposible.

SupermercadoImage copyrightGetty
La mejor dieta es una que se pueda seguir. Hay que pensar tanto en grasas, como carbohidratos y azúcares.

Pero advirtió que concentrarse únicamente en evitar la grasa nos estaría alejando de alimentos beneficiosos como nueces, pescado graso y aceite de oliva.

También nos podría convencer de que una magdalena baja en grasa es saludable.

Reducir los carbohidratos en lugar de las grasas también ha demostrado tener algunos beneficios para los pacientes con diabetes tipo 2, por lo menos a corto plazo.

Cuando los carbohidratos refinados son digeridos, producen una rápida elevación de los niveles de azúcar en la sangre que, a su vez, aumenta la producción de la hormona insulina.

Las personas con diabetes tipo 2 tienen dificultad para controlar sus niveles de azúcar, así que evitar la rápida elevación podría, en teoría, ayudar.

Sin embargo, los estudios muestran que la ventaja de eliminar los carbohidratos no se sostiene en el largo plazo.

¿Reconsideración?

Las galletas bajas en grasa pueden tener el mismo contenido calórico que las normales.

En Reino Unido, el total de grasa que se consume sigue en términos generales las recomendaciones, pero con un poco más de grasa saturada de los que se aconseja.

La doctora Hooper concluye: “Yo diría que no necesitamos reducir la grasa pero sí debemos pensar en el tipo de grasa“.

Está claro que nunca será recomendable saciarse de crema de leche o acabar con una bandeja de tortas y galletas.

Una ensalada flotando en aceite de oliva también podría conducir a un aumento de peso.

Excederse en la grasa, como con el azúcar y los carbohidratos refinados, es malo. Lo que pasa es que el azúcar está acaparando los titulares del momento.

“La realidad es que la nutrición va y viene en modas, hemos pasado por la moda de la grasa y ahora definitivamente estamos desenfrenados por el azúcar”, dice la profesora Jebb.

Ella dice preocuparse “enormemente”cuando la gente reduce los problemas de salud de una nación a “un asunto de grasa o un asunto de azúcar”.

Debemos pensar en ambos.

Vinos y Singani Sausini de Bolivia

17 Feb

 mer

Un vino Merlot producido por la bodega Sausini.

Los vinos y singanis bolivianos son muy apreciados en el exterior y una prueba de ello son los galardones que reciben en concursos internacionales.

La bodega Sausini de Tarija es un ejemplo. En noviembre de 2011, su singani Gran Sausini recibió la Gran Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (Cinve) que se llevó a cabo en Sevilla, España.

Además, el Cabernet Sauvignon 2007 de Sausini obtuvo la Medalla de Plata en el evento en el que participa la Universidad de Sevilla controlando el proceso y resultados de la cata.

“Nuestro interés en el vino y la seguridad que la calidad de nuestros productos se distinguiría en un evento como este nos animó a participar en esta competencia”, dice Mario Hinojosa Antezana, propietario de la bodega.

Competencia

Con la bodega Sausini participaron en el concurso otras 800 bodegas de por lo menos 15 países, donde producen vinos y licores, y varias bodegas de las diferentes regiones de España.

“Para darse una idea, entre las bodegas productoras, habían bodegas como Márquez de Riscal (España), Miguel Jiménez (España), Viña Casa Silva (Chile), Bodega Pommery (Francia), Bodega Márquez de Cáceres (España), Bodega Errazuriz (Chile) y mucha otras más”, dice Hinojosa Antezana.

Explica que al concurso en Sevilla invitan a varios “sommeliers”, enólogos, miembros de la Federación Internacional de Periodistas y escritores de Vino (Fijev) y conocedores de vinos de diferentes partes del mundo que son los responsables de catar los productos en competencia.

Producción vitivinícola

Oferta

La bodega Sausini produce vinos (Merlot, Cabernet Sauvignon, blend Merlot/Cabernet Sauvignon) y singanis en su planta ubicada en la zona de San Luis de Tarija.
Cultivos

La empresa tiene unas 22 hectáreas de uva cultivadas. Una tercera parte de las plantas tiene más de 20 años y el resto entre 15 y cinco años.

Por Redacción Central | – Los Tiempos

Entre Uvas, Vinos y Singanis de Intenso Sabor

16 Feb

  • Jaime Rivera, propietario de la bodega Cepa de Oro, en Camargo.

    Enclavado en un colorado cañón de elevada altura y laderas escarpadas, donde la temperatura del sol no deja resquicio sin abrasar, Arturo Avilés, hombre de unos 50 años de edad y vitivinicultor de centenaria tradición familiar, recuerda que cuando era niño sus abuelos producían grandes cantidades de uva y vino, y en una ocasión, cuando quisieron carnear un chancho, “a falta de agua lo rasparon con vino”.

    Esta anécdota, lejos de testimoniar el derroche del “elixir de los dioses”, como se lo conoce al zumo de uva fermentado, nos revela la importante presencia de la bebida espirituosa en la vida cotidiana de los habitantes del valle del Cinti, costumbre que surgió como resultado de la ocupación española.

    Ubicado a una altura promedio de 2.350 metros sobre el nivel del mar, en Chuquisaca, el valle del Cinti, protegida por esa hendidura geomorfológica, alberga a los municipios de Camargo, Villa Abecia y Las Carreras, que guardan una historia de casi 500 años de práctica en la producción de vinos y singanis, con bodegas y parras muy antiguas, como lo atestiguan las primeras misiones religiosas de dominicos, jesuitas y agustinos, que llegaron al lugar en 1584, y convirtieron esas tierras en verdaderas fortalezas agrícolas de vid, olivo e higueras para el consumo de los españoles.

    De clima templado mesotermal, poca lluvia y mucha radiación solar, en complicidad con la altura y las propiedades del terreno ferroso, el valle confiere a sus frutos como el durazno, manzanas, higos, ciruelas, membrillos y en particular a la uva, una calidad única en aroma y sabor.

    “Nosotros tenemos una orografía muy particular y una climatología muy propia, que no depende de corrientes del sur o del norte, es un oasis prácticamente en medio de un desierto”, manifiesta Mario Molina, presidente de la Asociación de Bodegueros de Cinti (ASOBOC).

    Este carácter único del clima, indica el enólogo, hace posible que “nuestras uvas estén caracterizadas por su alto contenido sólido y de azúcar, lo que tiene que ver con el sabor, el aroma y el color de la fruta, porque acá tenemos más de un 90 por ciento de radiación solar y eso es muy exclusivo en todo lo que produce el valle de los Cintis”.

    Esta aseveración se puede comprobar al visitar las bodegas y viñedos constituidos en el valle, donde el aroma a néctar de uva fermentada, en sus matices dulce y áspero, frutados y alcohólicos, invaden hasta los olfatos más reticentes y despierta el interés de una degustación impostergable de más de una copa de vino.

    Las manos laboriosas de sus habitantes consagradas al cultivo y cosecha de la vid, y elaboración ancestral de sus derivados, garantizan un producto de alta calidad heredada y aprehendida desde antes de sus abuelos.

    “Nosotros somos viñateros desde que aprendimos a andar, hemos nacido hijos de viñateros y nos hemos congregado siempre en la viñas”, señala Armando Gonzales, hombre de 83 años, dueño del viñedo San Roque, en Camargo, y de parras que superan los 200 años de vida.

    Similar testimonio manifiesta Jaime Rivera Valdivieso, propietario de la Bodega Cepa de Oro, fabricante del famoso oporto “Vino del amor” y el ineludible blanco Torrontés, donde la tradición familiar se transmite por casi tres siglos, de padres a hijos. “Acá tenemos viñedos que tienen más de 100 años, es una tradición familiar desde mi abuelo, estamos hablando desde 1880 más o menos, cuando él estaba dedicado a la producción de uvas, vinos y singanis”, asegura.

    La producción de singani de calidad tiene su monopolio en la bodega San Antonio y su producto ganador 8 Estrellas, de Luperio Martínez, quien sabe cómo obtener el más fino aroma y sabor, persistente en el paladar, resultado del procesamiento del Moscatel de Alejandría.

    Mario Molina, dueño de la bodega La Casona de Molina, y también ganador de varios premios en las ferias de vino, remarca la importancia de revalorizar el valle del Cinti por su inigualable y única producción. “Tenemos muchos productos que precisan ser revalorizados y reconocidos por el mercado nacional, por una producción centenaria en la región y fiel testigo de eso, es todo lo que nos rodea con los viñedos, cepas y bodegas centenarias, como un legado de padres a hijos. Estamos hablando de unas 10 generaciones”, dice.

    Misma tradición reproduce en Villa Abecia Tomás Daroka, con su añeja y artesanal Bodega Don Tomás, ganador de varios reconocimientos con su oporto El Poblador y el destacado Rosé Cinteño. En las etiquetas de sus botellas se advierten sugerentes sabidurías. “El que bebe vino…se emborracha, el que se emborracha…se duerme, el que se duerme…no peca, el que no peca…se va al cielo, …bebamos vino para ir al cielo”, concluye.

    Pero en lo que más destacan los cinteños es en su cortesía y hospitalidad. Provistos de su mejor cosecha -botella en mano- reciben a los visitantes para hacerles degustar su artesanal vino, acompañado con queso de cabra, aceitunas, jamón y escabeche de durazno.

    En tanto, en las más de 400 hectáreas de plantaciones de uva del valle, los 28 grados de temperatura en el cañón, de manera silenciosa, nutren a los viñedos con la radiación solar, que mediante el proceso de síntesis química producen el preciado resveratrol, componente conocido como el elixir de la eterna juventud por sus propiedades antioxidantes y anticancerígenas que prolongan la longevidad de las células.

    Variedades de cepas

    Cuando los españoles arribaron al lugar, en el Siglo XVI, encontraron en Cinti a la tierra ideal para el cultivo de la vid. Plantaron las primeras cepas con la variedad misionera o negra criolla y la uva Moscatel de Alejandría, esta última da origen a la elaboración de singani.

    Otras cepas presentes por esas tierras son la Vischoqueña, Rosada Criolla, Cereza, Pedro Jiménez y Sultanina.

    En la última década se realizaron importantes inversiones en la región para traer al país las mejores cepas de vid que ahora se expresan en tintos como Cabernet Sauvignon, Malbec, Barbera y Merlot. En vino blanco, Franc Colombard, Chardonnay y otros.

    Forma de cultivo de la vid

    La forma ancestral del cultivo de la vid en el valle del Cinti aún se mantiene y pervive en combinación con las nuevas técnicas de producción. El árbol de Molle y el Chañar siguen siendo los soportes para las matas de uva por su gran beneficio ante las plagas y las ocasionales granizadas.

    “En los viñedos utilizamos el sistema espaldera que está de moda y luego tenemos la forma tradicional de cultivar la vid que es en árboles, en molles y chañares, que es de muchos años”, refiere el vitivinicultor Jaime Rivera.

    Otro detalle en la producción de vinos es el almacenamiento del líquido en barricas de algarrobo -fabricados por artesanos del lugar- y roble alemán, aunque en los últimos años esta modalidad está siendo desplazada por depósitos de plástico.

    Calidad antes que cantidad

    Conscientes de los pocos terrenos que tienen para la plantación extensiva de uva, los productores y bodegueros del Cinti apuestan por una producción de calidad sobre la cantidad.

    “El espacio geográfico para desarrollar cultivos de uva es muy reducido, no tenemos grandes extensiones como para competir con Tarija, es por ello que el tratamiento de nuestros productos es casi orgánico, prescindimos de los insecticidas para garantizar posteriormente un vino y singani de calidad”, señala Mario Molina.

    El sector tuvo su auge por los años 80 y 90, con la industria SAGIC (Sociedad Agrícola Ganadera e Industrial de Cinti) que producía el singani San Pedro de Oro. SAGIC compraba toda la producción de uva del lugar a buenos precios. Con la caída de esta empresa, muchos productores tuvieron que abandonar sus tierras a falta de mercado.

    Actualmente, en la región hay 16 bodegas productoras de vinos y singanis abastecidos por unas 60 asociaciones de productores de uva. De las 1.700 hectáreas que tiene el cañón, más 400 están dedicadas a la vitivinicultura.

    Más que una ruta del vino

    Más allá de la tradición del vino, el lugar destaca también por los caminos precolombinos, dólmenes, cataratas y ríos, además de su exquisita gastronomía. En ese sentido, la región apuesta por un reconocimiento a su particularidad geográfica y sociocultural, con un sello de calidad que es la Identificación Geográfica (IG), que busca patentar la zona.

    “En una alianza estratégica, entre productores de uva, bodegueros, autoridades, turismo y transporte, hemos visto que la única manera de ser buenos y competir con los demás es exponiendo nuestras fortalezas como nuestras características geográfica y topográficas, por la calidad de los cultivos, por la calidad de la uva y sus orígenes, por su incomparable paisaje”, señala el alcalde de Camargo, Juan Antonio Barrera Bellido.

    El sello de Identificación Geográfica permitirá que todos los productos que se elaboren en el valle sean protegidos por el Estado, señala Juan Carlos Aldunate, encargado de comunicación y promoción del Proyecto de la IG-Valle del Cinti.

    “Insertar un vino con este sello, va a permitir a la población saber que este producto vinífero ha sido producido bajo normas estrictas de calidad, es decir, que las bodegas en sus buenas prácticas utilicen los procedimientos de calidad de acuerdo a sus normas nacionales e internacionales de producción de vinos”, señala.

    Como cada tarde, con el ocaso del sol el colorado cañón adquiere una tonalidad más intensa. El trajinar afanoso de los productores se vuelve apacible con el retorno a sus hogares, pero sin descuidar el compromiso adquirido por sus ancestros, de continuar con la tradición centenaria. En tanto, los fragantes viñedos, al compás del durazno, el manzano y las plantas de higo, guardan los secretos de un memorable vino, testigos silenciosos de las distintas misiones que recorrieron el cañón en busca de asentar su preciado tesoro e historia, la historia del vino y del singani.

    ERBOL  Miércoles, Febrero 13, 2013 – 10:55

    Texto: Luis Fernando Cantoral

    Para mayor información contactarse con: Jaime Rivera Baldiviezo Cel.- (591) 67601515 Km. 18 carretera Camargo-Tarija, Municipio de Camargo, Provincia Nor Cinti – Dpto. de Chuquisaca

    Sucursal.- Calle Potosí nro. 328 – Municipio de Camargo

    En Sucre: Calle Colón # 425 – Telf.: (591-4) 6443022 / 72872578 / 72890940

    En Santa Cruz.- (591) 71164500

    Sitio web: www.cepadeoro.net      Email.- cepadeoro@hotmail .com – jamesjarc@gmail .com

San Valentín: 10 alimentos que encienden pasiones

14 Feb

 

 

 

 

 

Te dejamos una lista de alimentos conocidos por sus propiedades afrodisiacas para que los incorpores en tu cena del día de San Valentín.

Todos sabemos que una buena velada gastronómica puede llevar a algo más. Las sensaciones que provocan diversas comidas pueden cambiar el estado de ánimo y llevarnos a una mayor conexión con nuestro lado romántico y sexual. Te dejamos una lista de alimentos y comidas famosas por sus propiedades “afrodisiacas”.Ostras: Este manjar marino, es un símbolo de las comidas afrodisiacas, su alto contenido en Zinc aumenta la libido y contribuye a la producción de esperma.

Ostiones: Otro fruto del mar con fama de lujurioso, contiene zinc y un alto contenido proteico, lo que entrega un gran aporte energético, favoreciendo el rendimiento sexual.

Chocolate: Además, de ser fuente de endorfina, la hormona de la felicidad, el cacao contiene fenilalanina y teobromina, compuestos que combaten la fatiga, y aumentan la ventilación pulmonar y circulación sanguínea, renovando el rendimiento sexual.

Vino tinto: Como cualquier bebida alcohólica, es un desinhibidor, pero además posee un alto contenido de antioxidantes, que tiene un efecto vasodilatador favorable para las relaciones sexuales.

Nuez: Este fruto seco es un símbolo tradicional de fertilidad, se dejaba en tiempos antiguos en las noches de boda en China y se dice que retrasaría la eyaculación.

Clavo de olor: esta especia se come en India para combatir la impotencia, utilízalo para aromatizar diferentes preparaciones. También en India lo usan 8o mascan9 para combatir el mal aliento.

Garbanzos: Alto contenido de zinc. Según los árabes esta legumbre es un vigorizante y potenciador de la libido y el deseo, por eso lo incorporan en muchas de sus comidas.

Menta: Es un suave estimulante del sistema nervioso, por lo que es bueno para relajarse y dejarse llevar.

Mango: Esta fruta tropical contiene beta caroteno, lo que favorece la producción de estrógenos y testosterona. Además, tiene triptófano, un precursor de la serotonina, la hormona del placer.

Frutillas: Estas deliciosas frutas son ricas en beta caroteno, lo que mejora la circulación y vasodilatación. Además, son ricas en vitamina A, que pueden hacer la piel más sensible a las caricias y estimulaciones externas.

 

 

Vía Emol, Terra y Entre Mujere
s

Singani de Luribay

14 Feb

 

En la carretera de La Paz a Oruro, nada más pasar Patacamaya, a la izquierda se abre un camino de tierra. A ambos lados lucen cultivos de papa, cebada y trigo. La apacheta, a 4.500 msnm, inaugura la bajada al valle por una carretera serpenteante decorada por cactus y tuna. Tras cuatro horas y media de trayecto desde la sede de gobierno, se alcanza el cartel de meta: Luribay “Capital del durazno y de la uva”.

Es en este lugar, capital de la provincia paceña Loayza, donde se encuentra la Cabaña Unión, cuyo dueño, Samuel Apaza, es el rescatador de la producción de vinos y singanis en el pueblo. Y es aquí también donde acaba de abrirse un albergue para alojar a visitantes dispuestos a conocer los miles de viñedos y distintos frutales de un lugar cien por cien agricultor. Turistas que observarán el ritual del vino y del singani de altura. No: de mucha altura. Y por qué no, catarán más de uno.

Apaza trabajó desde niño en una hacienda en Poroma (Chuquisaca). Fue allí donde aprendió a tratar la uva para fermentarla y destilar el líquido. Sucedió que tanto el hacendado como otros patronos terminaron abandonando y la mayoría de la descendencia de estos productores emigró a La Paz, y se perdió así la costumbre del vino.

En 1983, Apaza compró dos hectáreas de la hacienda La Unión, donde décadas más tarde, marzo de 2007, se formó la asociación La Cabaña Unión-Turismo Rural, encargada de la fabricación de vinos, singani, mermeladas de fruta, lágrimas de uva y jugos. Se rescató así la elaboración de productos de la tierra; “el singani estaba desapareciendo, si no llega a ser por esta asociación yo creo que se hubiera perdido”.

Para llevar a cabo este cometido tuvieron que convencer a otros cultivadores y amigos del pueblo. No fue tarea fácil. “En un principio no nos comprendían y no veían claro el emprendimiento. Lo hicimos con quien nos entendió”. Finalmente consiguió juntar a 22 socios activos y diez pasivos (proveedores). Los primeros ponen capital a partes iguales, pero aun así es necesaria la ayuda de otros organismos. Según Hugo Choquecallata, guía y coordinador de actividades de la asociación, la Cabaña Unión tiene varias contrapartes que les han ayudado a sacar su proyecto adelante. Entre ellas, el Fondo de las Organizaciones Económicas Campesinas (Oecas), la Red Tusoco y la Cooperación Técnica Belga (CTB).

Al llegar a la Cabaña Unión se degusta un almuerzo originario que incluye cui y vino casero. Vino blanco elaborado con uva moscatel de Alejandría. Vanni de Michele, natural de Verona (Italia) —famosa por sus vinos— y voluntario de la ONG Progetto Mondo, lo define como “un vino hecho de manera artesanal sin aditivos químicos. Natural, turbio y no filtrado; de color amarillo paja”. Dice que en la nariz se siente el aroma de durazno y nuez fresca. “Seco y fresco en el paladar —continúa— tiene un sabor persistente que recuerda el sabor de frutas frescas como la manzana y la pera. Es un vino joven, suave con baja graduación alcohólica (9,5°)”. La moscatel de Alejandría es la que usan también para la producción del singani. El uso específico de esta uva es lo que diferencia al singani boliviano del pisco peruano, elaborado éste con uva torontel, albilla, quebranta o uvina, entre otras.

La grandeza de la naturaleza te abraza instalado en el albergue. Mires donde mires está la serranía; a cada lado se alzan recias montañas marrones y verdes. Pero destaca una entre todas ellas, el cerro Laurany, la más imponente y peculiar. A simple vista se diría que se trata de un macizo rojo. Hugo Choquecallata se me acerca y cuenta conmigo los colores. No es sólo rojiza. Hugo recuerda una montaña argentina conocida por su diversidad de tonalidades; entiendo que debe referirse al macizo de Purmamarca, conocido por sus siete colores.

No es temporada de uva, y parece que los viñedos más cercanos a la finca ya se quedaron sin frutos; así que hay que ir una hora y media en vehículo hasta llegar a Porvenir —parte del municipio de Luribay— para ver otros viñedos que aún están cargados. Según una publicación de Redalyc, de diciembre de 2008 —número dedicado a los vinos de altura en Bolivia—, “la introducción de las primeras plantaciones de vid se remonta al siglo XVI en la población de Luribay (La Paz) y Mizque (Cochabamba); posteriormente se introdujo a otros valles, como el de Cinti en 1584 y más tarde Tarija”. Luribay posee pues de los más antiguos viñedos que se pueden encontrar en el país. Justiniano Díaz, guía también del emprendimiento La Cabaña Unión, cuenta que fueron los jesuitas los que trajeron las plantas. “Se cuenta que reprodujeron por pepas, porque no dejaban traer las cepas. También se puede reproducir así, pero es más lento”.

Al éxodo de los patronos hay que añadir la plaga de filosera —insectos que atacan la raíz y merman la cosecha— que abatió la mayor parte de los cultivos de vid criolla en Luribay. Estos dos motivos hicieron que la producción de vino y singani se viera menoscabada de 1975 a 1995. La implantación de nuevos cultivos con pie de injerto americano —más resistente a la filosera— solucionó el problema.

Víctor Touchard (socio proveedor) calcula que tiene unos 5.000 viñedos distribuidos en 7.500 metros cuadrados: el 30% es injerto. Son las viñas más altas de Luribay, y posiblemente de Bolivia. Están a 2.825 msnm. Pareciera que el injerto se tuviera que hacer directamente con las nubes.

Es inevitable no sacar a colación los famosos vinos de altura tarijeños, que si bien proceden de viñedos muy altos, se cultivan un kilómetro más abajo que los paceños de Luribay.

“En Tarija se atribuyen el vino de altura —comenta Touchard— pero el nuestro es más alto”. Reconoce que va a ser un poco difícil que puedan superar a Tarija. “Su calidad es muy buena y tienen mucha experiencia. Tienen cantidades extensas de producción de uva. En cambio a nosotros, en Luribay, nos desfavorece esa parte porque no tenemos grandes terrenos”.

Durante la estancia en Luribay, todos los socios hablan de Luis Vicente Elías. Oriundo de La Rioja —la denominación de origen más famosa de España— acabó visitando los viñedos de Luribay de la mano de Apaza y su hijo, Omar, presidente de la asociación. Elías estaba recorriendo los viñedos de América cuando aterrizó en Bolivia con la intención de visitar Tarija y Chuquisaca. En la Cabaña Unión se enteraron de su llegada y le buscaron para enseñarle sus viñedos y la hacienda. Luis Vicente se alegra de este encuentro y rememora su estadía, que califica como una “experiencia única”. “En Luribay —comenta el español— hay cultivos de la época de la conquista; formas de plantación únicas; altitudes extraordinarias; y una gente como Apaza y toda su familia que son un encanto”. Sobre el vino piensa que “necesitan algo de tecnología y mejores tratamientos en la viña, aunque los singanis son excelentes”. Si Omar y Hugo se pusieran a trabajar en serio en vinos —reconoce— podrían entrar dentro de ese marco de vinos de altura tan alabados y buscados.

Luis Vicente Elías colaboró con Fautapo, la fundación que más está trabajando por el viñedo en Bolivia, en la elaboración de un libro que contará las experiencias de su viaje. Durante su paseo por Bolivia se realizaron cursos a los que acudieron los principales productores de vino del país, entre ellos representantes de Luribay. Apaza recuerda que el español se refirió varias veces a los viñedos de Luribay, y entre risas espeta: “Medio celosos se han puesto de La Paz”. Es que Elías reconoce que “los viñedos de Luribay, junto a los de Camargo y Cotagaita, son los más antiguos y originales”.

Aguas glaciales

La altura y el agua para el cultivo parecen ser los principales motivos del dulzor de la uva, que según cuentan supera a la de otras regiones. “Regamos con aguas glaciales—asegura Touchard— con aguas de la cordillera que son cristalinas. La calidad del agua es lo más importante para que el producto esté sano y limpio”. Además, no usan insecticidas. “Nosotros cultivamos la uva de forma natural y orgánica. No utilizamos químicos para la producción; simplemente usamos abono orgánico de vaca u oveja”. Para curar las plantas, y alejar a los hambrientos insectos, no usan insecticidas sino que bañan los frutales en azufre que, según cuenta este patrón de Porvenir, no es tan dañino como el químico, y no es tóxico.

Entre sus plantaciones de uva también encontramos duraznos, el otro símbolo de Luribay. Podemos rescatar algunas de estas frutas, pero no hay buenos ejemplares porque tampoco es la temporada. Su cosecha suele ser en febrero. Las viñas hacen sitio a los manzanos y de éstos sí que podemos saborear su fruto pues su temporada es prácticamente todo el año.

Touchard tiene una pequeña destiladora en la que hace singani para consumo propio, básicamente. Explica que “la tradición viene desde mis abuelos. Hacer vino no es algo difícil. Acá todos saben hacer vino, es una costumbre entre la gente del lugar, no es algo extraño”.

La visita a Porvenir incluye otros viñedos. Los cultivos de Hugo Zapata y su hijo Wilfredo son colindantes. De los del vástago agarramos una gran cantidad de frutos que vamos saboreando mientras cruzamos a pie el camino que separa ambas plantaciones. Durante este tramo, Hugo Choquenallata relata, como antes Apaza, la dificultad inicial de encontrar proveedores. Recuerda que cuando el emprendimiento arrancaba fueron a pedir a los cultivadores que les vendieran las uvas. Les decían que les pagarían lo mismo que recibían en La Paz; se evitarían el camino de viaje y cobrarían la misma plata. “Aun así no querían —recuerda Choquenallata—, así que tuvimos que tomar una medida drástica: nos fuimos a La Paz y les compramos las uvas al mismo precio que les habíamos ofrecido en Luribay”. A partir de ahí todo cambió y una gran cantidad de proveedores se sumaron al proyecto. Ganarían lo mismo y se ahorrarían el viaje.

En la vivienda de Hugo Zapata probamos por primera vez el singani. La botella reza: Elaborado y etiquetado en origen por “Bodegas y viñedos Luribay”. Es un producto elaborado íntegramente con uva 0moscatel de Alejandría, cosechada en nuestros viñedos y seleccionada cuidadosamente por viticultores de la Región del Valle de Luribay. La asociación no está muy contenta con el etiquetado que temporalmente están llevando sus envases. “Necesitamos un plan de marketing” dice Hugo Choquenallata. Calculan que el singani se comercialice en La Paz a final de año y para ello tienen que lanzar el producto con fuerza; una buena imagen es esencial para introducirlo en el mercado. El vino, sin embargo, tardará más en comercializarse, y no por problema de etiquetado, sino porque tienen que seguir mejorando el género. “A mí me gusta el slogan vino de altura para gente de altura”, reconoce Samuel Apaza.

El sabor del singani es fuerte e intenso. Unos cuantos tragos nos servirán para afrontar mejor el traqueteo de la carretera de vuelta al albergue. La zozobra y una luna redonda, lechosa, brillante y titánica nos acompañarán en el retorno.

El zarandeo de la carretera de bajada al valle es uno de los mayores inconvenientes para los cultivadores de frutas, verduras y hortalizas del pueblo. La mayor parte de su producción se vende en La Paz y muchas veces llega maltrecha por los vaivenes de la carretera, que no está asfaltada. Sabino Gerónimo y Néstor Chávez, mientras desayunan junto a otros dos compañeros una botella de singani a las 08.00, comentan que la fruta está lista para venderse en época de lluvia. La dificultad del terreno hace que la carga llegue maltrecha a la capital. “La arroba de la uva (12 libras) cuesta 60 bolivianos, pero como llega rematada la tenemos que vender a 40”. Esto sucede en el mejor de los casos, pues si la carretera se ha inundado, la fruta se desperdicia por completo.

Eddy Aguilar Canaza —del MAS— es director de Desarrollo Humano del Gobierno Autonómico Municipal de Luribay, y asegura que el problema de la vía se va a solucionar. “El proyecto de asfalto se ha dado inicio, ahorita ya están removiendo tierra”. Según Aguilar, en dos años más la carretera estará totalmente asfaltada.

Omar Apaza y Hugo Choquenallata se encargan de enseñar el proceso de producción de vino y singani a los visitantes. En grandes bidones almacenan las uvas con agua, en la sala de fermentación. De ahí pasa a la destiladora, que Samuel compró de la vieja hacienda del expresidente José Manuel Pando, nacido en Luribay.

Luribay, además de tierra de durazno y uva, es patria de expresidentes. Son tres los nacidos en este territorio. A Pando se suman José María Pérez de Urdininea y Felipe Segundo Guzmán. El visitante podrá conocer sus fincas como una curiosidad más de las muchas de Luribay. A ellas se suman las leyendas de los tapados, según dice Justiano Díaz. A lo largo y ancho de Luribay —que comprende tres climas: altiplano, cabecera de valle y valle— están escondidos remotos tesoros de la época incaica, o incluso anteriores. “En realidad no están catalogados — dice Hugo Choquenallata— se cree que pueden ser tiwanakotas, pero no se sabe”. Don Samuel afirma que no son leyendas. En su propia finca han descubierto dos tapados: “Hemos detectado tres cajitas en un lugar y, en otro, un hornito. Intentamos sacarlos, pero no hay dinero para contratar maquinaria”.

El sabor de la uva destilada nos acompaña de vuelta a La Paz. Parece que la canción que Justiniano Díaz entonaba a ratos durante la visita tiene razón. La cantata aymara Luribay Durazno anuncia que en esta tierra “turista que pescan lo ahogan en vino”.

 

ASOCIACIÓN LA CABAÑA UNIÓN

Representante legal:Omar Samuel Apaza,

Calle Edgar Condori Condor

DirecciónLuribay Teléfono – Celular: 77291872 – 70683246

La Razón / María L. Vivas

Lanzan al Mercado Energizantes Naturales y Cerveza de Quinua

13 Feb

Es una satisfacción para Promueve Bolivia ver que nuestros pequeños empresarios y productores de quinua vayan diversificando los productos, más aún en el marco de la celebración del Año Internacional de la Quinua, ahora lanzando el Quinerguisex (energizante), el AyniQuin y el MalQuin (cerveza rubia y malta con 0% de alcohol)’, manifestó.Dijo que el grupo de microempresarios, denominados Inversiones Ángeles, comenzará la comercialización de los productos en la entrada folklórica del Carnaval de Oruro, bajo el lema ‘Diversión sin límites, cero alcohol’, ya que los productos son proteínicos por estar elaborados en base a quinua y son para el consumo de toda la familia.Explicó que el energizante está compuesto por miel y frutas afrodisiacas, una de las novedades en base a quinua, provee de energía física y es un estimulo sexual, el que se comercializará para varones, mujeres y la comunidad gay.’Son emprendimientos positivos para el país, por lo cual ya estamos realizando gestiones para poder enviar pruebas al exterior y abrir mercados para su exportación’, agregó.Por su parte, el representante de la Federación de la Micro y Pequeña Empresa (FEDMYPE) Oruro, Juan Pablo Moya, informó que la cerveza en ambas presentaciones, se comercializará en 15 bolivianos la botella.

Asimismo, explicó que la cantidad de quinua para la producción de estos alimentos es de un 35%, con lo que se llega a producir 24 mil botellas de cerveza cada 10 días y dos toneladas de energizantes y un número similar en mermeladas.

Agregó que el emprendimiento tuvo una inversión aproximada de un millón de dólares, que generó 198 empleos directos a 83 micro empresas a nivel nacional y aproximadamente 200 indirectos.
cta/ma ABI

El director ejecutivo de Promueve Bolivia, Iván Cahuaya junto a microempresarios lanzaron al mercado productos innovadores como energizantes naturales y cerveza sin alcohol en base a quinua.
Bolivia.com

Franz Corrales, el tarateño que tiene a Washington comiendo de su mano

12 Feb

 

EL CHEF COCHABAMBINO FRANZ A. CORRALES, EN UNA ENTREVISTA CON OPINIÓN, EN EEUU. MILTON JIMÉNEZ

El chef cochabambino maneja un prestigioso centro internacional de eventos en la capital, gracias a una formación de excelencia en Nueva York, Bruselas y Lyon

Ser responsable de inversiones que alcanzan el millón de dólares por evento y manejar banquetes para más de dos mil personas en los lugares más exclusivos y afamados de Washington DC, son solo algunas de las tareas cotidianas que realiza Franz Ariel Corrales, un reconocido chef tarateño que ha puesto a comer de su mano a lo más selecto de la capital de los Estados Unidos.

Darle un vistazo rápido al recorrido académico, a su experiancia laboral y los premios que ha conseguido este cocinero boliviano puede dejar boquiabierto a cualquiera.

Basta con señalar que se formó en universidades, fundaciones, institutos y restaurantes de fama mundial con sedes en Washington y Nueva York en los EEUU, además de Bruselas en Bélgica y Lyon en Francia. Por si fuese poco, fue formado por máster chefs de talla internacional como Dominique Micheu y Daniel Boulud, gracias a su paso por cocinas Michelín como la del Metropole Hotel (tres michelines) y la meca de la formación culinaria, el Instituto Paul Bocuse, respectivamente.

Pero el inicio de la exitosa carrera de este chef cochabambino, ganador de media docena de reconocimientos internacionales entre 1996 y 2013 entre los que destaca una medalla de plata otorgada por la Federación Culinaria Americana (NACUFS por sus siglas en inglés), fue casi una casualidad, pues viajar a otro país ni siquiera estaba en sus planes cuando estaba por comenzar el último año del colegio en 1994.

“Mi padre trabajaba en los EEUU y de pronto obtuvo la residencia en este país. Entonces fue a Cochabamba para decirnos que yo y mis hermanos debíamos aplicar también porque era una gran oportunidad. Entonces, de un día para el otro, estábamos en este país, sin conocer a nadie, sin hablar inglés, sin amigos, sin familia. Toda nuestra vida cambió de un plumazo y no tuvimos ni oportunidad de decir no, porque éramos menores de edad. Un día nos vimos mis dos hermanos, mi madre y yo, en un departamento, en un lugar extraño”.

Corrales es de familia tarateña, pero como la mayoría formó su juventud en la ciudad deCochabamba. Aquí realizó casi la totalidad de sus estudios, en el Instituto Santo Tomás de Aquino, donde forjó la mayor parte de sus amistades y de donde partió rumbo al país del norte.

Con un conocimiento muy básico del idioma inglés y con un mundo extraño al frente, Franz, su madre y sus hermanos tuvieron que hacerle frente a la vida. Él y su hermana menor terminaron el colegio con muchas pruebas en el camino, su hermano mayor concluyó el trámite de residencia y volvió a Bolivia. Su madre consiguió empleo en un McDonalds frente a su casa, en el que pasó los 10 siguientes años.

Mientras, Franz se jugó por la cocina y aplicó con éxito al School of Culinary Arts en Falls Church (1994-1997), donde ganó una beca para continuar su formación en gastronomía en la reconocida Jonhnson and Whales University (1998-1999), de Virginia.

De ahí en adelante se convirtió en el niño mimado de la academia gastronómica, pues ganó una beca para estudiar en Bruselas, Bélgica (1999). A su regreso a los EEUU, se convirtió en el sous chef de la cadena francesa de restaurantes Maison Coullinaire en Washington.

Luego, compitió como invitado en Nueva York y ganó una beca para coronar su formación en el más prestigioso Instituto europeo, en Lyon Francia, el Paul Bocuse.

“Para el que quiere salir adelante hay oportunidades. El camino no es fácil. Hay bolivianos que trabajan en al gastronomía en los Estados Unidos. En el área de Virginia, Maryland y Washington hay muchos bolivianos, entonces un chef puede desarrollarse en este país”. Corrales también fue responsable de catering para galas especiales en el tradicional Kennedy Center, en Washington.

Actualmente es chef manager ejecutivo en el centro de conferencias, café y servicio de catering de la afamada cadena internacional de restaurantes Bon Appétit.

Durante su formación y carrera editó publicaciones por siete años, mediante menús y artículos de cocina en revistas de circulación en Chicago, en Washington y publicaciones especializadas para escuelas y universidades.

Formación

Cochabamba

El chef Franz A. Corrales

realizó sus estudios en el Instituto Santo Tomás de Aquino de la ciudad de Cochabamba.

Washington

Comenzó sus estudios superiores en el ATI School of Culinary Arts de Falls Church Virginia , donde ganó una beca en la Universidad Johnson Whales, en Norfolk Virginia.

Bruselas

Estudió becado en el Metropol Hotel, de Bruselas, donde fue formado por el máster chef Dominique Micheu por seis meses.

Nueva York

En 2006, el prestigioso

máster chef Daniel Boulud, en Nueva York, llamó a un concurso para una beca en Francia, que Corrales ganó como el mejor.

Lyon

El chef boliviano estudió becado en Lyon, Francia,

en el máximo referente de

formación culinaria de Europa, el Instituto Paul Bocuse.

 

 

Miercoles de Ceniza

10 Feb

Después del feriado del Martes de Carnaval se conmemora el  Miércoles de Ceniza, a partir de ahí se cuentan los 40 días de preparación para la Pascua. Durante este tiempo, el pueblo de Israel estuvo en el desierto sufriendo, al igual que Jesús, y nosotros estamos preparándonos para la resurrección.

Los cuarenta días concluirán el Jueves Santo  cuando se realice la celebración simbólica de la última cena y la eucaristía. Asimismo, algunas iglesias dramatizarán la entrada de Jesucristo a Jerusalén el Domingo de Ramos

¿Qué debe hacer el mundo católico?
Los católicos, de 18 a 60 años, deben ayunar el miércoles y el viernes, porque carnavales significa el fin de la carne y el fortalecimiento de la espiritualidad.

El padre Antonio Chocarro de la comunidad misiones claretianos, explico que “hoy miércoles es el día que comienza la cuaresma, que son cuarenta días que la iglesia invita a tener como preparación para celebrar dignamente la pascua, que tiene una connotación de cuarenta días, empezando del diluvio purificador de la tierra”.

Después del miércoles de ceniza, se celebra el domingo de tentaciones. Representa a Jesús viviendo en el desierto con hambre y sed, además de todas las dificultades que una persona experimenta durante un ayuno.

“Jesús nos enseña esto para mostrarnos que es necesario mortificar nuestro cuerpo, el cuerpo nunca se cansa de buscar sus satisfacciones, los ojos no se cansan de ver, la gula es incontrolable, la sexualidad desordenada.Todo esto manifiesta que el hombre es víctima de su cuerpo, por eso el ayuno ayuda a controlar y mortificar para purificar al hombre de sus pecados y acercarlo a Dios”, comenta.

http://aclo.org.bo/bolivia/

Un cielo encapotado despide al pepino y Carnaval paceño

10 Feb

Adiós Hubo 2 entierros del pepino, en San Francisco y Cementerio

“Pero volveré al año, volveré”, sentenció el tradicional pepino chorizo durante el entierro simbólico que ayer puso fin al Carnaval paceño. Mientras las viudas lloraban la despedida, un pícaro ch’uta respondió al personaje: “Yo cuidaré de tus cholitas y de tus 500 mil bebés”.

Al cortejo fúnebre, en la plaza Mayor de San Francisco, llegaron unas 1.000 personas que tuvieron que soportar más de dos horas de lluvia, que cayó cual lágrimas de viuda. Pero los paraguas e impermeables se dejaron de lado cuando los grupos musicales tocaron las canciones de despedida.

Picarescas e improvisadas coreografías de mujeres con trajes antiguos y de pepinos sobresalían en medio de cuecas, huayños y bailecitos que la orquesta Recuerdos Vivo y los infaltables Los Olvidados tocaban rememorando antiguas estudiantinas que alegraban el Carnaval de los años 30 y 40.

“Qué viva el Carnaval”, indicó el oficial mayor de Culturas de la Alcaldía paceña, Wálter Gómez, organizador de esta representación. “Despedimos esta fiesta, pero la vida es un Carnaval y hay que saber vivirla, no hay que llorar”, ovacionó por su parte Arianet López, la cholita paceña.

Al concluir la retreta, las viudas, representado por el sector femenino de Los Olvidados, rodearon el ataúd del pepino, que era cargado por otros personajes, y se alejaron hasta desaparecer por la calle Figueroa. “No, no te vayas pepino, tantas wawas (bebés) me has dejado”, lloraba una de ellas. Ch’utas. Esta despedida también se vivió en la zona del Cementerio, donde alrededor de 25 mil personas vestidas de ch’utas y pepinos, y acompañados de sus parejas, danzaron al ritmo de sus bandas hasta la noche. La vistosidad de sus trajes de colores vivos y coreografías fueron características de las 25 comparsas que danzaron por la avenida Baptista.

Javier Escalier, presidente de la Asociación de Comparsas del Carnaval de La Paz, indicó que a la fiesta se sumaron bailarines de las comunidades de Coro Coro, Caquiaviri, Viacha, Sica Sica y otras. “Además están presentes de distintas zonas de la ciudad, cada comparsa está compuesta por unas 1.000 personas”.

Ch’utas Súper Papis Bronco Amigo y sus Lindas Mamis 0 km, Farsantes de La Paz, Cariñositos de la Garcilaso de la Vega, Elegantes Ch’utas Choleros de La Paz y sus Lindas Bellezas de Tipo Holandesas, Alegrísimos Ch’utas Coquetos y sus Lindas Joyitas de 24 klts. (quilates)”, fueron algunos de los nombres que identificaban a las comparsas que desde las 11.00 bailaron desde la plaza Garita de Lima, recorrieron la avenida Baptista y Kollasuyo, y descansaron en la cancha El Tejar.

La asociación de comparsas también realizó otro acto simbólico del entierro del pepino en esta zona. Los ch’utas sostenían el ataúd y daban giros bailando en cadena por la Baptista acompañados por las viudas hasta perderse en el Cementerio.

“Ya se acaba el Carnaval, pero no-sotros seguiremos danzando a pesar de que llueva”, indicó Dora Cahua, bailarina de la comparsa Los Ch’utas y Pepinos y sus Cholitas Misk’i Chuymas (corazones dulces). “La lluvia es una bendición y el ch’uta se quedará en el corazón de los paceños”, dijo Escalier.

Segunda vez en francisco

músicaEn la retreta de San Francisco  se recordó temas compuestos por  Gilberto Rojas, Alberto Arteaga, Justo Jaldín y Julio Martínez. Ésta fue la segunda versión consecutiva del entierro del pepino realizada en esta plaza.

En Oruro,  el Carnaval se prolonga hasta el 20

Ayer hubo entradas infantil y de la zona Sur, que inicia su diversiónJuan Mejía

Oruro, en domingo de tentaciones vivió una fiesta infantil con la entrada del corso 2013, y una fiesta de comparsas, unas que bailaron para despedir el Carnaval y otras para dar inicio al Carnaval del Sur, que durará hasta el miércoles.

El corso infantil 2013 fue una muestra del ingenio de los padres de familia para disfrazar a sus hijos con atuendos originales, como el disfraz de un lagarto hecho con maples pintado de verde y con mensajes a favor del medio ambiente, de una salida al mar para Bolivia y otros. La fiesta culminó con el desfile de carros con alegorías a las culturas del mundo.

En la tarde, aproximadamente unas cuatro comparsas se trasladaron a las zonas Este, Norte y Sur para celebrar la fiesta de tentaciones y despedir el Carnaval en el sector de los arenales, el sapo, la víbora, el cóndor y otros sitios tradicionales. Los grupos entraron a la ciudad pasada las 19.00.

Pero la fiesta más relevante fue la entrada de unas 12 comparsas en la zona Sur, que recorrieron toda la avenida España bailando en parejas al compás de trotes ejecutados por las bandas de música. Así se dio inicio al Carnaval del Sur, que durará hasta el miércoles.

Según Cristino Ontoja Moya, un antiguo sureño, esta fiesta nació en la calle Pagador y Tomás Frías en 1968 con la participación de dos comparas: Santa Bárbara y Los Brillantes, en 1975 se trasladó al sector del zoológico y desde 1983 a la avenida Abaroa.

La Razón / Micaela Villa – La Paz

 

Historia del Carnaval de Oruro

10 Feb

carnaval
El carnaval de Oruro se origina en las ancestrales invocaciones andinas a la Pachamama(Madre Tierra), al Tío Supay (Diablo) de los parajes mineros y a la Virgen de la Candelaria. Su honda espiritualidad y magnetismo se ha gestado en cinco grandes períodos. El primero se extiende desde la aparición de la imagen de la Virgen de la Candelaria en 1789, y su revelación posterior en una cueva del cerro “Pié de Gallo”. Cuenta la leyenda que en un socavón abandonado de la mina del cerro antes mencionado, vivía un ratero llamado Anselmo Selarmino (el Nina Nina o Chiru Chiru) que robaba para repartirlo entre los pobres. En una de sus correrías nocturnas fue mortalmente herido por un obrero a quien pretendió quitarle el único tesoro que tenía. En su agonía fue trasladado por una virginal mujer del pueblo hasta su morada en el socavón. Al día siguiente, fue enorme la sorpresa de los mineros de la zona que al hallar el cadáver, se encontraron con la bella imagen de la Virgen de la Candelaria custodiando la cabecera de la pobre cama del ratero. En el segundo período, los mineros, ante el descubrimiento de la virgen resuelven reverenciarla durante tres días al año desde el sábado del carnaval, usando disfraces a semejanza del diablo al ritmo de una cautivante música. Desde entonces realizan la Entrada de Cargamentos y Ceras, con ornamentos regionales, presentes de plata para la Patrona, viandas y bebidas. En el tercer período, 1900 a 1940, irrumpen las primeras Comparsas o Fraternidades devotas de la Virgen como tropas de Diablos, Morenos y Tobas para enfilar hacia la antigua Capilla del Socavón extasiados de Chicha y Alcohol. En ese tiempo no participaban niños ni mujeres. En el cuarto período, 1940 a 1980, reavivando prejuicios, empleados del comercio, la banca, maestros y hasta un militar se unieron al Carnaval y marcaron innovaciones a los futuros rumbos de la original Entrada. En 1970, el gobierno declaró a Oruro Capital del Folklore Boliviano, acrecentando la corriente turística. Comienzan a surgir otros conjuntos y con la incursión resuelta de la juventud y la mujer en el Carnaval, este comienza a masificarse.  En el quinto período, que data desde la década de los 80 hasta nuestros días, se vive un período de esplendor con la espectacular presentación de la mujer, el despliegue de trajes y derroche de belleza juvenil. Por primera vez, en este período se elaboró el estudio técnico para gestionar ante la UNESCO la declaratoria del Carnaval Orureño como Patrimonio Cultural Intangible para la Humanidad….
ORURO Y SU CARNAVALPor sobre las nubes blancas y coposas sobresale el pico del majestuoso Sajama, como reflejo del cielo brilan los colestes lagos del Poopó y el Uru – Uru, mantos extendidos que son orillados por poblados de la edad del mundo; desafiantes se yerguen, hombres con raza pura, netos hijos de la tierra, dueños de su infinito universo, fuertes y recios gladiadores de su guerra contra las tempestuosas inclemencias naturales, amante conspiterno, idealista, silencioso, adorador de las montañas, del limpio cielo y las profundidades de la tierra, postrado ante Inti, iguala su culto a Pachamama, ofrenda con cariño sumisión y respeto, científico de su cuerpo, ingeniero de la vida, mago y labrador como ilusión nos ha heredado esta cultura, legado que se ostente, gracias a su don de domador del misterio y su resistencia al sufrimiento eterno del látigo, la cruz y la espada
.Osos

Oruro, centro cosmopolita donde el hombre se vuelve universal, cuando comparte la magia del misterioso embeleso que produce la mística, tradición que lo envuelve dentro el torrente caudaloso de ansia, fe, devoción, civismo y sortilegio andino, andino y propio, propio del mundo, mundo que comparte con el otro mundo, el de más allá, el de Europa, el de España, una vieja cultura que aprieta, que hace sangrar, que mata, que alienta vivir con la muerte. Oruro cosmopolita, eterna villa que traza en las mentes inmejorable drama de diablos, sapos, víboras, hormigas, lagartos y ñustas. Es en estas latitudes que se funda el centro del universo, donde el caos y la calma se unen en raro equilibrio, es aquí donde los hombres de aparente sumisión se paran obnuvilando con su grandiosa fe, prodigios sublimes que resisten al tiempo y la fragilidad de la memoria.En Oruro se asiste al ritual de los DIOSES DOMADOS, Angeles y Demonios, ostentan por varios días descomunal fortaleza, embriagados por el poder y deseo de someter al bien o al mal. Bacanal espectáculo de grandeza se ve, se vive, se es, cuando apenas se deshila el telar de nuestra cultura, para mostrarse orgullosa de ser la Capital del Folklore de Bolivia y Patrimonio de la Humanidad. Así es Oruro, añeja y de repente nueva, silenciosa y bullanguera, febril de alma, religiosa y profunda, el homo-ando tiene como herencia de esta raza su fortaleza, su religión, su fe, su tradición, su costumbre, su inigualable Carnaval en honor a la Virgen de la Candelaria, para el orureño la Virgen Morena “mamita del Socavón

EL CARNAVAL EN EL TIEMPO El Carnaval de Oruro se origina en las ancestrales invocaciones andinas a la Pachamama (Madre Tierra), al Tío Supay (diablo) de los parajes mineros, y a la Virgen de la Candelaria. Su honda espiritualidad y magnetismo, se ha gestado en cinco grandes periodos: El primero se extiende desde sus arcanos prehispánicos y coloniales hasta la aparición de la imagen de la Virgen de la Candelaria, en 1789 y sudevelación posterior en una cueva del cerro “Pie de Gallo”. El lugar era ocupado por Anselmo Selarmino, el “Nina Nina”, quien en su agonía se confesó ladrón y devoto. En el segundo periodo, de casi un siglo (1789-1900) los mineros reunidos al conjuro del descubrimiento de la Virgen, resuelven reverenciarla durante tres días al año, desde el sábado de Carnaval, usando disfraces a semejanza del diablo al ritmo de una cautivante música, que nadie sabe quién compuso. Tampoco se conoce el pincel que pintó el fresco de la Virgen. Data desde entonces la Entrada de Cargamentos y Ceras, con ornamentos regionales, presentes de plata para la Patrona, viandas, y bebidas.

SIN NIÑOS NI MUJERES En el tercer periodo (1900-1940) irrumpen las primeras comparsas devotas, como “tropas” de diablos, morenos y tobas que se concentraban en laplazuela de “La Ranchería” escanciando chicha y alcohol, para después enfilar por las calles La Paz y Cochabamba hasta la antigua capilla del Socavón. Los diablos pertenecían al gremio de matarifes. Los morenos eran vendedores de coca. Los veleros conformaban el grupo de los incas. Los llamados “carreritos” se agrupaban en la comparsa de los tobas. Se acompañaban con quenas, pinkillos, tambores, bombos. Hábiles santeros y mascareros dieron inicio a la estirpe de los artesanos. En ese tiempo, no participaban niños ni mujeres.

CLASE MEDIA Y MASIFICACION De 1940 a 1980, derribando perjuicios, empleados del comercio, la banca, maestros y hasta un militar, se unieron al Carnaval. Los llamados pijes ock’arcas, marcaron con sus innovaciones los futuros rumbos de la original Entrada. En 1963 se funda el Comité de Defensa de los Conjuntos Folklóricos , mientras que en los teatros se escenifica el original “relato” de La Diablada, con base en una versión —La lucha entre el Bien y el Mal—del escritor Rafael Ulises Peláez,. En 1965 la orureñidad se declara de hecho “Capital Folklórica de Bolivia”, las bandas de música aumentan su creatividad, y se impulsa el viaje de grupos de diablos al interior y al exterior. En 1970, el gobierno declaró a Oruro Capital del Folklore boliviano, mientras se acrecienta la corriente turística. Surgen otros conjuntos, como los Caporales, con la incursión resuelta de la juventud y la mujer en un Carnaval que se masifica.

Carnaval de Oruro

ESPLENDOR Y MUJERES

De la década de los 80 hasta nuestros días se vive un quinto periodo, de esplendor, con la espectacular presentación de la mujer y el despliegue de trajes y derroche de belleza juvenil. Por primera vez se registra la Música y Danza de La Diablada y se elaboró el estudio técnico para gestionar ante la UNESCO la declaratoria del carnaval orureño como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.. En 1995 el Estado reconoce a la Entrada como Patrimonio Cultural, Tradicional, Artístico y Folclórico, contrarrestando su “transplante” a otras regiones. (*Condensado de un artículo del autor).

LA PEREGRINACION HECHA DANZA La figura de María está siempre unida a Cristo en la obra de salvación. De ahí que el Padre le concedió varios privilegios a fin de que pudiera realizar su vocación única en la historia: ser la Madre del Mesías Redentor. María Virgen se convirtió así en la Madre de quien vino a darnos vida en plenitud. Por eso es la abogada de Eva —virgen desobediente— y su seno viene a ser la fuente permanente de regeneración. María fue cambiada de nombre por el mismo Dios, quien la llama “la llena de gracia”, “la bendita entre todas las mujeres de la tierra”. Y Ella, responde llena de fe al plan divino: hágase en mí, según tu Palabra. Desde entonces queda indisolublemente unida a su hijo, por eso es Socia del Redentor, Sierva del Señor. Desde el punto de vista humano María tiene que creer en lo imposible, porque una Virgen está imposibilitada para dar a luz. De ahí que su fe es más grande que la de Abraham. Aún en los momentos más difíciles María siempre responde a la gracia. Va descubriendo al Dios del Nuevo Testamento y por eso es peregrina en la fe. Y como hermana y madre, discípula y maestra, no ha terminado aún su misión, pues sigue intercediendo en favor nuestro.

EL MILAGRO DE CADA AÑO La devoción a la Virgen de la Candelaria o del Socavón, motiva cada año uno de los más grandes acontecimientos de expresión folclórica de América: el Carnaval de Oruro. La fe manifestada por los danzarines hace que este acontecimiento se convierta en el milagro anual desde su primer convite de carnaval, cuando los devotos-danzantes, comienzan a bailar en honor a la Virgen durante tres años consecutivos, pidiendo su protección y amparo. Esta peregrinación religiosa es parte del ser y la religiosidad popular de esta región; distinta de una simple procesión. El danzarín cumple su promesa bailando unos tres kilómetros desde un extremo de la ciudad hasta el Santuario del Socavón. Bailarines de distintos grupos folclóricos, diversas edades, diferentes estratos sociales y culturales, relatan convencidos cómo la imagen milagrosa ha premiado a tal devoto, o ha castigado a éste o aquél danzarín que no cumplió su promesa. El colorido se multiplica constantemente y durante tres días y tres noches se aprecia el baile de más de 50 conjuntos acompañados por hasta cuatro o cinco bandas musicales. La fiesta del carnaval comienza en noviembre y culmina en febrero. IDOLATRIA Y FE Dentro lo pagano existen otros mitos: La Víbora y el Cóndor, conformaciones pétreas que se encuentran al Sur de la ciudad y el Sapo en la zona Norte, son sitios de idolatría ancestral, donde generalmente se realiza la “challa” de carnaval. Esto es resultado del dualismo religioso que data de 1789 a 1900, y que según estudios “permite reemplazar el culto del diablo por el de la Virgen”, sustituyéndose simultáneamente el sacrificio de las llamas por la asistencia a la misa. La fiesta da lugar también a la transfiguración de la “Pachamama” o madre tierra, en la Virgen del Socavón, un sincretismo religioso que evidencia una fuerte transculturación.

LAS DANZAS DEL CARNAVAL LA DIABLADA

Diablada

La Diablada (la danza de la rebeldía) es el drama teatralizado de la lucha entre el Arcángel San Miguel y la Virgen de la Candelaria, frente a los Diablos ySatanases, tiene una doble interpretación. En el sentido cristiano resultaría ser exponente de los Siete Pecados Capitales de la corte del Príncipe Luzbel. Pero como una sátira al conquistador, la Diablada implica una rebeldía del Mitayo minero que, disfrazado de diablo contra sus opresores utilizaba la danza religiosa para expresar su ansia de libertad y lucha para lograrla.

El Mitayo tenía escasas licencias y una de las excepciones era salir en Carnavales. Llegaba desenfrenando sus inhibiciones reprimidas y reivindicando su dignidad perdida. Los personajes que intervienen en esta danza son: El Arcángel Miguel, Satanás, la China Supay o diablesa, los Siete Diablos (representando a los siete pecados capitales), uno o varios osos que van abriendo el paso a los bailarines, un Cóndor y varios Diablillos.

LA LLAMERADA

Es una danza de resabio de los rodeos de llamas realizados por los nativos para efectuar la esquila y ofrecer a los dioses andinos las ofrendas en una ceremonia. Esta danza tiene como símbolo la Onda (arma de guerra) que en el tiempo de paz sirve para arriar el ganado. Es un baile alegre de ritmo ágil y generoso.

LA MORENADA

Inicialmente fue una danza de negros o morenos, introducida al país en la época de la colonia, cuando los negros eran utilizados como reemplazantes de los Mitayos en las minas. En ella se trata de satirizar los bailes de las cortes y además trasunta lo que fue la esclavitud de los negros bajo el dominio de los españoles.

LOS CAPORALES

La danza de los caporales, representa al mulato convertido en capataz que vigilaba a los negros, al renegar de su raza se convertían en verdugos con látigo en la mano. Neo-Folklore cuyas raices estan en la SAYA, ritmo y baile se inspiran en el TUNDIQUI. Es una danza muy bella que tiene una vestimenta muy elegante que le da una identidad muy juvenil demostrando en sus ademanes un caracter muy decidido. Su coreografia es infinita. Sin duda, los jovenes que lo bailan lo hacen sin prejuicios raciales pues no se pintan la cara de negro, y de esta manera rinden su solidaridad a nuestra poblacion Afro-Boliviana.

Los Tobas

LOS TOBAS

Se afirma que la danza de los tobas y su presencia en tieras altiplanicas obedece al hecho de que los Incas ensus avances de conquista, trasladaban de la zona andina com oprueba de sus triubfos, grupos de hombres de otras culturas. Los tobas de esta manera, al conservar sus ritos y costumbres, no olvidaron sus poracticas ceremoniales y con el tiempo pusieron a su danza el sello de la tradicionalidad dentro del Carnaval. El conjunto folklorico tobas zona sud, cuenta con las siguientes tribus: tobas, chunchus, cambas, chipayas, macheteros e isosos. Queremos agradecer a la colectividad boliviana en nuestro país por compartir con nosotros este evento cultural tan importante lleno de emotividad y el esplendor de las danzas típicas que nos han brindado durante el carnaval. Es nuestro deseo hacer conocer este patrimonio de la humanidad tal como fue declarado en la ONU.

http://www.anakarlem.8k.com/historia.htm

El rostro asado, comida del diablo

10 Feb

rost

Víctor Montoya

Escritor

Al día siguiente, desperté con una resaca de mil demonios. Me levanté moviéndome como marinero en tierra, me enfundé en mis ropas y entré en el cuarto del Tío*, quien permanecía sentado en su trono, sonriente y más fresco que una lechuga.

–Después de nuestra tremenda farra de anoche, ¿deseas comer alguito en especial? –le pregunté solícito.

–Como no puedes preparar mi plato favorito, ni k’alaphurka nipataskha –asistió el Tío–, te acepto un ch’arkikan, ese orgullo de la tradicional cocina orureña, basado en carne de llama salada y secada al sol, mote de maíz, papas, rodajas de queso de cabra, huevos cocidos y llajwa. El único secreto está en saberlo preparar con manos hábiles y con mucho amor.

–¿Y cuál es tu plato favorito? –pregunté curioso por conocer la otra dimensión de sus gustitos.

–El rostro asado –contestó–. El rostro asado es también conocido entre los comensales orureños como la comida del diablo.

Cerré la boca y pasé a la cocina. Me puse el delantal y, cuchillo en mano, me dispuse a preparar el ch’arkikan: amortajé la lonja de carne, la corté en finas hebras y la freí en una cacerola con aceite, mientras en una olla cocía la papa y en otra hervía el mote de maíz y los huevos.

–¿Y con qué bebida prefieres acompañar el ch’arkikan? –le grité desde la cocina, ya con las manos en acción.

El Tío carraspeó, se levantó de su trono, ocupó su lugar habitual en la mesa del comedor y contestó:

–No hay matrimonio más perfecto que un ch’arkikany un vaso de cerveza o una tutuma de chicha. Además, después de una tremenda borrachera, la cerveza sirve para matar la sed y nivelar el cuerpo.

Le serví el suculento plato de ch’arkikan, con dos puñados de mote, dos sendas papas, dos humeantes huevos, un trozo de queso tostado, una cascada de crujiente ch’arkiy, para rematar, una ensalada de cebollas y tomates, con una pizca de sal y pimienta, un chorrito de aceite de oliva y otro de vinagre. Al final puse el platillo con llajwaen la mesa y llené las copas con cerveza fría.

–¡Buen provecho! –dije ostentando el mismo orgullo con el que un panadero alaba su pan.

La reacción del Tío no se hizo esperar, comió con la mirada y las manos. Luego se deshizo en elogios y comentó:
–Este plato es una fiesta para el paladar. Te salió sabroso, como para chuparse los dedos y delirar: Cuando como, no hablo con la boca abierta ni conozco.

Me limité a mirarlo cómo se zampaba el ch’arkikan y se vaciaba la cerveza, hasta que me volvió a asaltar la curiosidad por saber algo más sobre el rostro asado, su plato favorito.

–¿Cómo se prepara el rostro asado? –pregunté a punto de atragantarme con el mote.

El Tío paró las orejas, se relamió los dedos y contestó:

–El rostro asado es la cabeza del cordero, cocida con cuero, lana y todo, en el rescoldo de un horno de panificación. Las cocineras suelen lavarla por dentro y colocarle en el hocico un pedazo de sal y hierbas aromáticas. La temperatura del horno y la experiencia de la cocinera hacen el resto. Es una antigua especialidad de la gastronomía orureña, un manjar delicioso, que a muchos asombra no sólo porque es la comida del diablo, sino también porque a más de un comensal se le retuerce el estómago y se le erizan los pelos.

El Tío se metió la última porción de ch’arkikan en la boca y aligeró el último sorbo de la cerveza. Chasqueó la lengua contra los dientes y dijo:

–El rostro asado es un plato exclusivamente orureño y no tiene el mismo sabor ni el mismo tratamiento en otras ciudades del país, debido a que el mejor ganado ovino de Bolivia está en la meseta andina. Parece que el secreto se esconde en los pastizales aledaños al salar de Uyuni. Mientras más sal consume el cordero, más exquisita es su carne. Por otro lado, sólo las prodigiosas manos y la sabiduría tradicional de las orureñas pueden darle el toque que requiere el rostro asado. Comerlo es un ritual: quitar el cuero del cráneo y devorar el seso antes de que el frío de la madrugada lo impida, seguir con los ojos, las mandíbulas y la lengua. Es un alimento degustado por los borrachos y noctámbulos que, babeando y babeando, descarnan hasta el último hueso, ya sea parados en la calle, sentados en la acera o con la cara vuelta contra la pared.

–¿Y nunca te dio asco? –pregunté con una mueca de repugnancia.

–¡¿Asco?! ¡¿Por qué asco?! El rostro asado es la comida del diablo y manjar para paladares refinados. No en vano Jaime Saenz, en Los papeles de Narciso Lima Achá, le dedicó unas líneas a esta especialidad culinaria de la tierra de los urus.

–No recuerdo bien esas líneas de Saenz –le dije revelando mi pésima memoria.

–¡Cómo que no! –replicó con el ceño fruncido–. El vate paceño refiere que las cabezas de corderos cocidas al horno tienen un aspecto asaz inquietante, pues parecen mirarte como desde ultratumba, con grandes ojos desmayados y relucientes (…) y parecen decirte: por favor, no me comas, con blancos dientes y con lengua colgante, siendo esta última el bocado más apreciado por los conocedores, quienes comienzan con los ojos y continúan con los sesos, para luego proseguir con el pellejo y terminar con la lengua, que precisamente se reputa como lo más delicioso del rostro asado y se reserva como postre.

–Está bien, Tío –asentí con un gesto de aversión–. Ahora dime, ¿dónde comprabas tu plato favorito?

–No lo compraba –contestó de inmediato–. Las veces que no salía la luna, yo salía de la mina antes de clarear el alba y, transformado en artista bohemio en la noche fría y sin estrellas, me presentaba en la Avenida Bolívar o en la esquina de la calle Herrera y Montesinos, donde las vendedoras, al darse cuenta de que era el mismísimo Tío, y a modo de congraciarse conmigo, me ofrecían gratis un exquisito rostro asado, humeante y partido de un hachazo. Yo daba las gracias y comía la cabeza entera a mi regalado gusto, acompañándola con pan, llajway un bajativo o mata chancho, preparado con el mejor destilado lugareño.

–En este caso, el trago no sería un mata chancho, sino un mata cordero, ¿verdad?

–Da lo mismo –dijo retirándose a su trono–. Lo importante es saber que Oruro es famoso por su Carnaval, pero también por el rostro asado, Quien no ha probado la comida del diablo, no conoce la tierra de los quirquinchos ni los gustitos del Tío.

Me levanté de la mesa y pasé a la cocina, dispuesto a fregar los platos, las ollas, la cacerola y los vasos, mientras el estómago se me retorcía de sólo pensar en la comida del diablo.

 

*Deidad de la mitología andina, mitad dios y mitad diablo. Los mineros le temen y rinden pleitesía, ofrendándole hojas de coca, cigarrillos y aguardiente.

Victor Monotya

Nació en La Paz, en 1958. Escritor, periodista cultural y pedagogo. Vivió en las poblaciones mineras de Siglo XX y Llallagua. En 1976, como consecuencia de sus actividades políticas, fue perseguido, torturado y encarcelado. Estando en el Panóptico Nacional de San Pedro y en el campo de concentración de Chonchocoro-Viacha, escribió su libro de testimonio ?Huelga y represión?, hasta que en 1977, tras ser liberado de la prisión por una campaña de Amnistía Internacional, llegó exiliado a Suecia.

Cursó estudios de pedagogía en la Escuela Superior de Profesores, en Estocolmo. Dictó lecciones de quechua en institutos, coordinó proyectos culturales en una biblioteca y ejerció la docencia durante varios años. Ha publicado: ?Días y noches de angustia? (premio nacional de cuento, UTO, 1984), ?Cuentos Violentos? (1991), ?El laberinto del pecado? (1993), ?El eco de la conciencia? (1994), ?Antología del cuento latinoamericano en Suecia? (1995), ?Palabra encendida? (1996), ?El niño en el cuento boliviano? (1999), ?Cuentos de la mina? (2000), ?Entre tumbas y pesadillas? (2002) y ?Fugas y socavones? (2002). Dirigió las revistas literarias ?PuertAbierta? y ?Contraluz?. Escribe para una veintena de publicaciones en América Latina y Europa.

Es miembro de la Asociación de Escritores Suecos y del PEN-Club Internacional. Participó en el Primer Encuentro Hispanoamericano de Jóvenes Creadores, Madrid, 1985, y fue uno de los principales organizadores del Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos en Europa, Estocolmo, 1991.

Su obra mereció premios y becas literarias. Tiene cuentos traducidos y publicados en antologías internacionales. Es redactor responsable de la edición digital de Narradores Latinoamericanos en Suecia:http://www.narradores.cjb.net.

El blog de la Molmitos

Tal como soy, tal como pienso, tal como siento: sin pelos en la lengua...

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: