Anuncios
Tag Archives: Articulo

Un chino que come ranga

12 Oct

Ramón Rocha Monroy

No lo podía creer, pero era cierto: a mi vista, el ciudadano chino Aladino Yu devoraba una ranga colorada en “La Barca”, institución cochabambina ubicada en el corazón de Santa Cruz, el barrio de Siete Calles.

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba.

En efecto, Aladino Yu es chino. Habla el castellano con ese acento peculiar de los herederos de esa cultura milenaria y su pasión por la ranga boliviana es de tal magnitud que acostumbra comprar ranga para llevarle a su hijo que vive en los Estados Unidos.

Aladino Yu viaja constantemente a ver a su hijo, en realidad a toda su familia que se fue a radicar a los Estados Unidos; pero él no cambia Santa Cruz por ninguna capital del mundo. Y todas las mañanas visita “La Barca” y pide regularmente una ranga colorada, que come con deleite.

Curiosamente el dueño de “La Barca” es mi amigo y paisano Jorge Caero Soto, a quien desde chiquito le pusimos en el barrio el apodo de Chino, como firma sus graciosos artículos en el semanario Número 1, de Santa Cruz. Sólo el Chino Caero podía conseguir que un ciudadano chino se antoje ese platillo heredero de los callos madrileños, que es una de las mejores especialidades que salen de las manos de la buena y dulce esposa de mi amigo Chino.

Ver para creer: Aladino Yu me habló con gran entusiasmo. Me dijo que él llevaba regularmente ranga de “La Barca” a los Estados Unidos porque su hijo le reclamaba ese gustito. En tono divertido se quejó de que el Chino Caero no quiere darle la receta de la buena ranga, porque Aladino Yu tiene el propósito de abrir un restaurante en los Estados Unidos, cuya especialidad sea este platillo nacional que se hace con la panza de la vaca.

Por supuesto que ha intentado preparar ranga, pero su hijo, que es el mejor juez, se queja de que le sale mal, que es muy fea, que en todo caso no tiene el delicioso sabor de la ranga original que se sirve en “La Barca”.

El Chino Caero lo escucha a Aladino y sonríe. Evita darle la receta de la ranga y le sugiere que se vaya al fondo, a hablar con su esposa, a ver si ella quiere revelarle este secreto de familia.

Llegué por un par de días a Santa Cruz y repetí el rito de siempre: no tendría sentido mi viaje si no visitara a mi viejo amigo de barrio, con quien literalmente me crié. En eso se me va el gusto de visitar esta noble tierra donde por primera vez vi un chino que comía ranga ranga.

¿Por qué se llama Aladino? Porque tenía una tienda que se llamaba así. Le añadió su apellido Yu y ese es ahora su nombre oficial.

En Cochabamba hay un silpancho muy interesante que prepara un chino que tiene fotografías con Maradona, porque es su fan. Me llamó la atención ver una mesa de chinos comiendo silpancho, y más aún el comentario del dueño del local que pensaba exportar este platillo cochabambino a China Continental. Pero ver a un chino comiendo ranga ranga, batió todas las expectativas que tenía de ver cosas extrañas en este mundo.

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2007120901

Anuncios

Carne de llama, quinua y Coca Kolla comprenden el menú de la fiesta del Dakar en Uyuni

12 Oct

    Uyuni, BOLIVIA, 12 de ene. (ABI).- La variedad del menú en Uyuni abarca todos los tipos de comida nacional, pero se destaca entre ellos, el asado de llama, una exótica carne que suele ser acompañada por puré de quinua o papa y maíz y la bebida gaseosa Coca Kolla, que pretende invadir esa región.

image

‘Yo vendo asado de llama los fines de semana, no más, pero como llega el Dakar, estamos cocinando casi todos los días’, comenta Jacinta Condori, que vende comida callejera en el paseo Sucre del centro de Uyuni.

La carne de llama tiene un mayor contenido de proteínas en relación con otras carnes, y el bajo contenido de grasa no incide en la formación de colesterol, posee además menos grasa que la carne de pollo y mayor cantidad de proteínas que la carne de vaca, cerdo, conejo, oveja o pollo.

Los organizadores europeos del Dakar, comentan que comer asado de llama les pareció exótico y cuando lo degustaron,  encontraron incomparable el sabor con cualquier otro de carne animal.

‘Parecida, parecida a ninguna’, aseguró Jean Emmanuel al ser consultado por el gusto de la carne de llama que ordenó en el Boulevard de Uyuni.

Los costos de los platos varían de acuerdo al lugar. En un restaurante, el plato de asado de llama acompañado con puré de quinua, llega a costar entre 50 y 70 bolivianos, mientras que en la calle, el delicioso asado a la parrilla acompañado por papa y choclo tiene un costo de 30 bolivianos.

Bebidas como la Coca Kolla o la cerveza de quinua que se ofertan tanto en las calles como en los restaurantes son los matices de la oferta alimenticia en Uyuni, donde los curiosos se animan a probar tomando en cuenta que puede ser la única vez que degusten las exóticas delicias.

Una cerveza de quinua llega a costar 30 bolivianos, mientras que la Coca Kolla, de medio litro, ofrecida como bebida energizante, tiene un costo de 15 bolivianos.

‘El sabor de la cerveza de quinua se parece al de la chicha sin alcohol, y la Coca Kolla, al carecer de gas, semeja a un mate de coca frío’, comentó uno de los comensales de la Feria Turística y Gastronómica que se realiza sobre la avenida Ferroviaria.

Otro de los visitantes, asegura que para comer asado de llama, dio vueltas por muchos restaurantes antes de degustarla por primera vez en el mercado central.

Muchas de las denominadas ‘caseras’ que venden comida en la calle se ríen al mirar la cara de sorpresa de los curiosos que intentan averiguar si valdrá la pena o no arriesgarse a innovar el menú.

12/01/2014 publicado por  1 Archivado en:Vida

Ají de lengua

9 Oct

Víctor Montoya

La lengua es un órgano muscular importante en la vida de quienes la poseen. Quizás por eso se dice que Dios nos concedió la lengua para tres propósitos bien diferenciados: la función verbal, la función nutritiva y la función erótica; ésta última nos diferencia a los humanos del resto de los animales, pues la lengua -y no sólo la verbal- es la más eficaz embajadora de la pulsión sexual, así se insista en que el sexo no está dentro de la boca, ni entre las piernas, sino en la cabeza.

Víctor MontoyaNació en La Paz, en 1958. Escritor, periodista cultural y pedagogo. Vivió en las poblaciones mineras de Siglo XX y Llallagua. En 1976, como consecuencia de sus actividades políticas, fue perseguido, torturado y encarcelado. Estando en el Panóptico Nacional de San Pedro y en el campo de concentración de Chonchocoro-Viacha, escribió su libro de testimonio ?Huelga y represión?, hasta que en 1977, tras ser liberado de la prisión por una campaña de Amnistía Internacional, llegó exiliado a Suecia.

Cursó estudios de pedagogía en la Escuela Superior de Profesores, en Estocolmo. Dictó lecciones de quechua en institutos, coordinó proyectos culturales en una biblioteca y ejerció la docencia durante varios años. Ha publicado: ?Días y noches de angustia? (premio nacional de cuento, UTO, 1984), ?Cuentos Violentos? (1991), ?El laberinto del pecado? (1993), ?El eco de la conciencia? (1994), ?Antología del cuento latinoamericano en Suecia? (1995), ?Palabra encendida? (1996), ?El niño en el cuento boliviano? (1999), ?Cuentos de la mina? (2000), ?Entre tumbas y pesadillas? (2002) y ?Fugas y socavones? (2002). Dirigió las revistas literarias ?PuertAbierta? y ?Contraluz?. Escribe para una veintena de publicaciones en América Latina y Europa.

Es miembro de la Asociación de Escritores Suecos y del PEN-Club Internacional. Participó en el Primer Encuentro Hispanoamericano de Jóvenes Creadores, Madrid, 1985, y fue uno de los principales organizadores del Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos en Europa, Estocolmo, 1991.

Su obra mereció premios y becas literarias. Tiene cuentos traducidos y publicados en antologías internacionales. Es redactor responsable de la edición digital de Narradores Latinoamericanos en Suecia: http://www.narradores.cjb.net.

La lengua, como pocos órganos del cuerpo, tiene una libertad de movimientos en todos los sentidos y direcciones -proyecciones hacia afuera, retracción, descenso, elevación, desplazamiento lateral, acortamiento, arqueamiento y rotación-. Presenta, asimismo, un revestimiento superficial de mucosa, que rodea completamente su cara superior o dorso, donde están las “papilas gustativas”, con sus diversas formas y tamaños.

La lengua, que sirven para comer y sonreír, pero también para articular sonidos y palabras, es la protagonista principal de los primeros amores, el instrumento con el cual se penetra por vez primera en el cuerpo húmedo de la mujer amada. No en vano los enamorados, estén donde estén, acercan sus labios y se comen a besos, aun sabiendo que la lengua es la mejor portadora de los bacilos o bacterias.

La lengua de vaca, a diferencia de la lengua de gato -seca, roja y puntiaguda-, tiene la forma de una horma de zapato y la piel semejante al escroto por la presencia de granos y grandes pliegues rugosos. A primera vista, por el aspecto que presenta su superficie granulada, no despierta el apetito ni del más hambriento, pero una vez preparada tal cual manda la receta y la tradición culinaria, es como cualquier otro manjar que obliga a chuparnos los dedos.

Cada día, cuando nos sentamos a la mesa dispuestos a reponer energías, se nos asoman a los ojos y a la punta de la lengua las ganas de satisfacer nuestro paladar tanto como la necesidad de una obligación nada penosa. Y si en la mesa, llena de vasos, platos y utensilios, se nos sirve un humeante ají de lengua, entonces no queda más remedio que acompañarlo con una botella de cerveza o vino añejo, para estimular el apetito y acelerar el sistema digestivo.

Así, ¡a quién no se le hace agua la boca! Se dice que el fin de toda labor culinaria, aparte de ser saboreada y compartida, es el de satisfacer el gusto y no el apetito, como el “gusto” de comerse un ají de lengua no siempre tiene que ver con el “gasto”, sino con la destreza de las manos que lo han preparado. Ahí tenemos el caso de una amiga que, cada vez que la visito, con la debida antelación, me invita de mil amores un plato de ají de lengua, pues corresponde a esa estirpe de mujeres que gozan de la vida, la buena comida, la buena bebida y la poca vergüenza. Aparte, es una cocinera que domina el sabio secreto de seducir al hombre más por el estómago que por la cabeza.

A estas alturas de la crónica, más de uno se estará preguntado cómo diablos se prepara el ají de lengua. En principio, para ser más explicito, aclararé que hay una variedad de platos que contienen como base a la lengua: lengua al ajillo, lengua encebollada, lengua mechada, lenguados al gratín, lenguados fritos, lengua en salsa de perejil, lengua de escarlata y, entre ellos, el suculento ají de lengua, ese plato “mama q‘onqachi” (que hace olvidar a la madre), cuya preparación es tan sencilla como comerse un pan con queso.

La lengua suele venderse limpia, pero de ser necesario se limpia sebos y pellejos, se lava y se mete en la olla a presión junto con los ingredientes y condimentos, empezando por el agua y la sal. Y por si las moscas, se recomienda no comprar la lengua de una “vaca loca”, cuya enfermedad tiene el nombre científico de “encefalitis bovina espongiforme”, que produce una degeneración del cerebro, una parálisis total y, como si fuera poco, una muerte fatal. Tampoco es recomendable comprar la lengua de una vaca belga, engordada a plan de hormonas y compuestos químicos, para evitar que después del gusto nos venga el susto.

Según los cocineros más expertos no hay nada más sabroso que comer ají de lengua después de una inolvidable borrachera, puesto que el ají, sobre todo el colorado y a veces el amarillo, tiene la propiedad de devolvernos a los cinco sentidos y a la realidad concreta. Además, el ají es un condimento importante en el cocido de la lengua; le concede un color particular y un saborcito que suele picar dos veces: al comer y…

Ahora bien, no se vayan a creer que por mucho comer ají de lengua, con ajos y pimientos, a uno se le escapen más los sapos y lagartos por la boca, y menos aún que se llegue a conseguir por este medio el don de la palabra de los “piquitos de oro”, como Cicerón, Fidel Castro o Marcelo Quiroga Santa Cruz. ¡No señores! El ají de lengua no sirve para ponerse más hablador y dicharachero, ni para mejorar la lengua del Inca o de Cervantes, sino, simple y llanamente, para satisfacer el paladar más exigente de los entendidos en el arte culinario.

El ají de lengua, como ustedes mismos podrán constatar a la hora de comer, es un plato que tiene el prodigio de recrearnos la fantasía y ofrecernos un saborcito boliviano, aunque nomás sea por un cachito, como suele ocurrir con las buenas costumbres de quienes viven más para comer que para vivir, conscientes de que no es lo mismo comer cando se puede sino cuando se quiere.

En casi todas las culturas y épocas, tanto las mujeres como los hombres, le han dedicado a la lengua poemas, relatos, tratados, proverbios y hasta uno que otro chiste de doble sentido, como el de ese niño precoz y pícaro que un día le preguntó a su maestra: “¿Quiere que se lo toque la cucaracha con la lengüita?”. La maestra, sin dudar de la inocencia infantil, aceptó el pedido. Entonces el niño sacó la lengüita y se puso a cantar: “La cucaracha/ la cucaracha/ ya no puede caminar…”.

La lengua, por ser un órgano vital tan antiguo como el hombre, es un tema que provoca discusiones y controversias, pues de ella hablan desde los doctos miembros de las Academias de la Lengua, hasta las comadres chismosas acostumbradas a batirla. Y, por añadidura, nadie está a salvo de ser “pelado” por una lengua viperina -como la de una suegra- o de ser redimido por la lengua piadosa de quien habla con el corazón en la boca.

Aquí los dejo, con la esperanza de que se animen a preparar un exquisito ají de lengua, aunque nomás sea para rendirle tributo al cocinero anónimo que tuve la ingeniosa idea de convertir en un manjar la lengua de vaca.

Cocina Novoboliviana

8 Oct

Interesante entrevista a renombrados Chefs, sobre la cocina Novoboliviana

La cocina novoboliviana, tendencia que comenzó hace unos 20 años, es el escenario perfecto para la creatividad culinaria, y está floreciendo gracias a un grupo de visionarios que a través de todo el país experimentan recetas que rescatan los ingredientes ancestrales, nativos de cada región, para lograr resultados sorprendentes.

En este reportaje consultamos con algunos de los maestros de cocina más reconocidos en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz, Sucre y Potosí acerca de su concepto de la cocina novoboliviana y el desarrollo de ésta.

Hablamos también con la experta en gastronomía boliviana Rita del Solar, que aclara la importancia de destacar lo único de la cocina novoboliviana, que aunque nace de la tendencia novoandina, se caracteriza por el sabor especial de sus ingredientes y por el uso, casi generalizado, del ají en sus diferentes versiones. “Lo novoboliviano es sofisticar la comida boliviana en base a nuestros propios ingredientes. Ésa es la clave de esta tendencia. Respecto al elemento clave, el ají, para cada cosa hay uno, y es importante señalar que todo el ají del mundo deriva de la ulupica boliviana. En Sucre por ejemplo se usa el ají de Huacareta, en otros lugares se usa el ají de Padilla, en Santa Cruz se usa el aribibi, etc.”

Un nuevo menú

Para el chef Gerard Germain, de Santa Cruz, uno de los principales impulsores de esta tendencia, la comida novoboliviana es una innovación y el renacimiento de recetas tradicionales con productos ancestrales, con un nuevo estilo más liviano y unas decoraciones más atractivas. “Es una forma de tener una actualización de los platos típicos bolivianos con un toque internacional, más que todo en presentaciones.”

Gracias al desarrollo de este tipo de cocina, muchos ingredientes, que antes no se utilizaban de esta manera, se han posicionado en el mercado local, e incluso se están exportando afuera del país, como la quinua. “El descubrimiento de estos nuevos productos naturales ha provocado un incentivo nuevo en la canasta familiar y en los profesionales del rubro, por lo tanto, tiene su espacio en el mundo culinario. Crear la comida novoboliviana fue una estrategia de conservación de nuestros recursos, así como promover el consumo de productos derivados de la biodiversidad andino-amazónica en la cultura alimentaria del país”, explica el chef.

Germain destaca la escuela gastronómica de La Paz, fundada por Guillermo Irahola, y la escuela Tatapy de Santa Cruz como semilleros de nuevos chefs en esta tendencia. El paceño Marko Bonifaz destaca por su lado a la Universidad de Los Andes, en La Paz.

Derivada de la cocina novoandina, que nace en la década de los 80 en Perú, la cocina novoboliviana tiene características únicas.

“La quinua fusionada con hierbas aromáticas ha sido el ingrediente pionero. En los 90, en la paella, el arroz fue reemplazado por la quinua, por ejemplo”, explica el cochabambino Fernando Dávalos. De esta manera, fusionando ingredientes, se han ido y se van encontrando nuevos sabores, que combinan las nuevas tendencias con lo ancestral.

Para el potosino Francisco Aguirre, “la cocina novoboliviana se debe trabajar desde dos puntos de vista: utilizando los ingredientes tradicionales o locales aplicando las técnicas extranjeras, o bien aplicar presentaciones y preparaciones extranjeras aplicadas a nuestros ingredientes. Un ejemplo es la paella de quinua, o el sushi de quinua.”

El cruceño Ricardo Cortez, otro fanático de este estilo de cocina, aconseja atreverse a probar sin miedo. Sus recetas favoritas (cochinillo en cocción al vacío en aromas de achachairu sobre puré rústico de papa morada y mix de granos de quinua en vinagreta de andina, o rollos de pollo rellenos de quinua real con espuma de cupuazú sobre cama de fetuccini de palmito al pesto andino amazónico) nos demuestran que al momento de crear en la cocina, no hay límites.

Aunque la cocina novoboliviana es relativamente joven, lo cierto es que a través de la historia del país han existido mezclas de culturas que se han hecho evidentes en la cocina y que se fueron fusionando con el tiempo. “La expansión de los productos del nuevo continente y la importación de los productos del viejo continente conllevan a una nueva mezcla y diferente degustación de sabores y combinaciones principales dentro de la cocina, como por ejemplo dulce / salado, dulce / agrio, y como un aporte del nuevo continente, la incursión del picante o ají, que tiene su propia característica y haciendo una nueva categoría de sabores de los ya conocidos.”, dice Aguirre.

Deliciosa y audaz, la cocina novoboliviana es única aunque comparta ingredientes nativos con otros países. Poco a poco los bolivianos van disfrutando sabores que los ingredientes nativos, tradicionalmente preparados, tenían escondidos. Las recetas de esta nueva tendencia culinaria encierran sorpresas hasta para los mismos chefs, que nos cuentan también cuáles son sus platillos favoritos.

Con estas pistas, no resulta tan descabellado pensar en lanzarse a la cocina para mezclar ingredientes y probar suerte encontrando nuevos y exquisitos resultados.

Fernando Dávalos

Cochabamba

¿Qué no puede faltarle a una receta novoboliviana?

Pienso que, además de tener conocimientos de la gastronomía de la región, la creatividad juega el papel más importante.

¿Cuál es su característica principal?

Fusionar y combinar adecuadamente ingredientes nativos con foráneos sin dejar de lado el valor nutritivo, especialmente de nuestros productos como la quinua, el amaranto, chuño, coca, etc.

¿Cuál es su platillo favorito de esta cocina?

La paella valenciana de quinua y setas rellenas de amaranto en salsa de huacataya.

Gerard Germain

Santa Cruz

¿Qué es imprescindible para la comida novoboliviana?

Utilizar los productos frescos con respeto y amor a ellos mismos guardando su tradición.

¿Cuál es su característica más importante en Santa Cruz?

En los últimos seis años, el desarrollo gastronómico ha demostrado el interés que tiene el pueblo cruceño en su salud corporal, el buen comer y sus insumos. Sin embargo, sigue amando y respetando su cultura culinaria, pero ha demostrado su apertura a nuevas innovaciones en nuevos sabores.

¿Cuál es su platillo favorito de esta cocina?

Cebiche de lagarto con espuma de leche de coco y el majadito de pato con aceite de asaí.

Francisco Aguirre

 

Potosí

¿Qué es imprescindible para preparar estas recetas?

Conocer las técnicas culinarias como los tipos de cortes, elaboración de fondos, salsas, combinaciones de color, texturas, marinaciones, presentación en volumen, altura, profundidad, presentación y, lo indispensable, el buen sabor

¿Cuál es la característica más importante de la cocina novoboliviana en Potosí?

Es que tiene como principal ingrediente el ají, por sus diferentes cualidades organolépticas. A partir de la Colonia, Potosí tuvo tres etapas y sus consecuentes características gastronómicas.

¿Existen escuelas que estén trabajando en este estilo en Potosí?

No existen escuelas de gastronomía. En proyecto hay dos escuelas que se abrirán en el transcurso del presente año. Algunos chefs aplican la cocina novoboliviana en algunos restaurantes pero no es tan conocida y es muy poco utilizada.

¿Cuál es su platillo favorito de esta cocina?

El arrollado de llama en salsa de manzana y tamarindo acompañado de un ante de verduras, o el pescado a la huarcuna wasi acompañado de cachichuño cañirisc

Marko Bonifaz

La Paz

¿Cuáles son los ingredientes base de la cocina novoboliviana?

Quinua, chuño, amaranto, ají amarillo, huacataya, camote, trigo, mote, habas, quirquiña, etc. También debemos tomar en cuenta las proteínas como llama, guanaco, alpaca y cordero y proteínas introducidas como trucha, pato, perdiz, res y otras. Su característica más importante es el uso de ingredientes nativos.

¿Existen escuelas que estén trabajando en ella en La Paz?

Sí. Sin ir muy lejos, aquí en Bolivia está la Universidad de Los Andes.

¿Puede existir una cocina novoboliviana general o puede caracterizarse de acuerdo al departamento en el que se prepara?

Creo que funciona de ambas formas, puesto que los insumos pueden ser importados y exportados, esto abriría el espectro en variedad para la oferta.

¿Cuál es su platillo favorito de esta cocina?

Queso humacha con langostinos tempura acompañados con croquetas de quinua y carotes a la parmesana.

Rosario Negrón

Sucre

¿Qué es imprescindible, según usted, para preparar comida novoboliviana?

Ingredientes exclusivos de nuestro país, pero sobre todo verdadera pasión por lo que se prepara o crea.

¿Cuál es su característica más importante en Sucre

El ají, en todas sus variedades.

¿Existen escuelas que estén trabajando en ella o chefs que estén enseñando este estilo en Sucre?

Sí, personalmente con distintas creaciones hace más de 15 años.

¿Cuál es su platillo favorito de esta cocina?

La paella de quinua con mariscos, creada y presentada el año 2001 por mi persona en el festival gastronómico internacional de Los Tajibos.

http://boliviachef.blogspot.com/2011/01/cocina-novoboliviana-nuestro-sabor-al.html

La Leyenda de los palillos chinos

4 Oct

1
Los palillos chinos son unos cubiertos muy especiales: a pesar de su sencillez, cumplen, sin embargo, diversas funciones, tales como coger alimentos, mezclar, picar, cortar, etc.

Se originaron en China, y su uso ya tiene más de 3000 años de historia.

Existen varias leyendas interesantes sobre los palillos, pero una de las más famosas es ”Dayu Zhishui yu Kuaizi”.

Esta leyenda tiene lugar en la época de los reyes Yao y Shun, en la cual, por mandato del emperador Shun, el soldado Da Yu tenía como misión el encauzamiento de las aguas del río, causantes de terribles inundaciones en la región.

Al aceptar la orden del emperador, Da Yu juró que iba solucionar este problema para el pueblo.

Así, aunque durante su misión pasó tres veces por la puerta de su casa, siguió de largo a pesar de la añoranza que sentía por su familia. Luchaba día y noche contra el diluvio, sin permitirse desperdiciar ni siquiera un solo minuto para descansar, comer o dormir.

Una vez, navegando DaYu llegó hambriento hasta una isla pequeña. Allí sacó una olla y se puso a cocinar carne. Al hervir, se dio cuenta de que no podía sacar la comida con la mano, ya que el agua estaba demasiado caliente. No obstante, como no quería desperdiciar tiempo esperando a que se enfriara, cortó dos ramitas y con ellas sacó la carne de la olla y empezó a comer.

Desde entonces, cada vez que cocinaba usaba finas tiras de bambú y ramitas para sacar la comida del agua hirviendo, aprovechando de este modo el tiempo para seguir trabajando y solucionar el problema de la inundación lo antes posible.

Con el paso del tiempo Da Yu fue adquiriendo destreza en el uso de estas nuevas herramientas y cogía con comodidad la comida. Sus subordinados lo veían comer con la ventaja de no quemarse ni mancharse las manos, y pronto todos empezaron a imitarlo, generalizándose de esta manera el uso de los palillos chinos.

Sus supersticiones

Los palillos chinos, además de sus usos y costumbres, tienen algunas prohibiciones supersticiosas.

Por ejemplo, como tradicionalmente en los funerales se encienden inciensos para los muertos, el acto de clavar los palillos en el arroz, por su semejanza con este rito, es visto como una falta de respeto y no es aceptado.

Recuerdo una vez, cuando era pequeña, que le llené un cuenco de arroz a mi abuelo y dejé clavado los palillos en el arroz: recibí una terrible reprimenda de mi familia, y desde entonces supe que nunca más tenía que hacer eso. Además, tampoco se puede golpear los platos con los palillos, ya que los mendigos son los que hacen esto para llamar la atención de la gente y así recibir alguna limosna.

Es por eso que este acto es considerado muy desagradable. Muchos chicos, mientras esperan a que sus madres les preparen la comida, golpean con los cubiertos, y esto les hace recibir un llamado de atención por parte de los ancianos de la casa. Por más que los abuelos quieran a sus nietos, cuando se trata de tradición y costumbre no dejan que estos actos pasen desapercibidos.

Para más información
http://www.aprendechinohoy.com/blog/?cat=11
http://www.aprendechinohoy.com/blog/?p=269

Como comer con palillos Chinos

1. Poner un palillo entre la palma y la base del pulgar, usando el dedo anular (el cuarto) para sujetar la parte inferior del palillo. Con el pulgar, empújese el palillo hacia abajo mientras el dedo anular lo sujeta hacia arriba. El palillo debe quedar inmóvil y muy estable.

2. Usar las puntas de los dedos pulgar, índice y corazón para sujetar el otro palillo como un lápiz. Las puntas de los dos palillos deben quedar alineados.

3. Girar el palillo superior arriba y abajo hacia el palillo fijo inferior. Con este movimiento puede cogerse comida de tamaño sorprendente.

4. Con suficiente práctica, los dos palillos actúan como un par de pinzas.

Truco: Para un manejo más fácil al principio, sujetar los palillos por su punto medio, como haría un niño. Si se tiene destreza, sujetar los palillos por los extremos superiores para un mayor alcance y aspecto más adulto.

Si no se alinean las puntas, será difícil sujetar las cosas. Para ello, sujétense los palillos verticales con uno de los extremos tocando ligeramente la mesa, y empújense suavemente hacia abajo o déjeselos resbalar entre los dedos hasta que queden alineados. De esta forma también puede corregirse la sujeción y posición en la mano.

Con práctica, es posible realizar los anteriores pasos uno y dos simultáneamente, tomando los palillos con una mano, con un único movimiento fluido y continuo, corrigiendo la sujeción de ser necesario.

Hay varios tipos principales de palillos:

Chinos: palillos largos de madera que se estrechan en una punta redonda

Japoneses: palillos largos de madera que se estrechan en un extremo puntiagudo

Coreanos: palillos cortos de metal que se estrechan en un extremo romo, aunque también los hay de madera

Vietnamitas: palillos medianos, normalmente planos que se estrechan en un extremo romo, tradicionalmente de madera pero actualmente también de plástico

http://www.alimentacion-sana.com.ar

Sabores que pintan la comida boliviana

30 Sep

Gracias Gemma, que buena información. Abrazo y hasta pronto

Gemma en Bolivia

La Asociación de Chefs de Bolivia y organizaciones que impulsan la gastronomía recuperaron los productos de la cocina nacional.

Asaí Asaí

Helado de coca, cebiche de tarwi, flan de chuño, mousse de asaí… Estas preparaciones a base de productos típicos de la gastronomía nacional pueden sonar raras, pero son factibles y, ¿por qué no?, pueden servir para rescatar dentro de Bolivia, y dar a conocer al mundo, nuestros ingredientes típicos.

Algunos se están dejando de utilizar; otros, incluso, de vender. Pero son nutritivos, forman parte de nuestra cultura y, además, nos caracterizan y aportan el toque peculiar que diferencia a la gastronomía nacional de otras.

Ver la entrada original 838 palabras más

Propiedades de la Papalisa, Lisa, Ruba, Olluma, Melloco, Ulluco

26 Sep

Los mellocos, llamados también olluco, ulluco, papalisa, papa lisa, ruba, chugua, ulloco u olluma, es la única especie de plantas del género botánico monotípico Ullucus, perteneciente a la familia Basellaceae. Es originaria de la región andina de Sudamérica.Se le conoce con los nombres de olluco (del quechua ulluku), melloco y, en la zona sur andina del Perú y Bolivia, como papa lisa o simplemente lisa.

Esta planta es nativa del Altiplano, donde se cultiva por su tubérculo y hojas comestibles. Se cultiva a más de 2.800 msnm en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, pudiéndose también encontrar en Argentina y Chile.

Del melloco se emplea tanto los tubérculos como las hojas frescas, consumidas como verdura en ensalada, hervidas o en otras preparaciones; el sabor de sus hojas recuerda a la espinaca (Spinacia oleracea). A veces se mezclan con las de la estrechamente emparentada Basella rubra.

Los tubérculos del melloco se consumen con más frecuencia hervidos que de otro modo, ya que su alto contenido de agua (un 85% cuando frescos) dificulta otras preparaciones. La piel es delgada y se quita con facilidad, pero puede consumirse junto con la pulpa, de color pálido, firme, lisa y suave, sin rastro de fibra; la textura ligeramente gomosa del tubérculo crudo desaparece con la cocción. Se los utiliza enteros como guarnición, rallados, en puré, o molidos para espesar sopas y estofados. Se los prepara también en conserva; no modifican así su textura ni su sabor, aunque el color se empalidece. La necesidad de aderezarlos de este modo es poca en origen, pues se conservan durante muchos meses a temperatura ambiente, pero es el método más habitual para la exportación.

En la preparación tradicional andina se los emplea para hacer una especie de chuño, llamado llingli, que a su vez se muele para preparar una fécula fina y delicada. Secos, su sabor se intensifica, y el aroma nogado de su pulpa se hace más perceptible.

La composición nutricional del tubérculo fresco es de un 85% de humedad, un 14% de almidón y azúcar, y un 1% de proteínas. Seco, el 72-75% es de carbohidratos, 10-16% proteínas, 4-6% fibra y alrededor de un 1% lípidos; aportan así unas 360 calorías por 100 g. Contiene además 23 mg de vitamina C. Las variaciones en el aporte nutricional son marcadas entre cultivares.

Cultura del té

26 Sep

guia-t-1

http://teaandco.com/2010/01/31/guia-t-temperaturatiempotazas/

SALUD Sé Feliz

21 Sep

Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa  del mundo.

Solo tu puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.

Me gustaria que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino tambien reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es apenas tener alegría con los aplausos, sino encontrar alegria en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafios, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar para adentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravezar desiertos fuera de si, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recondito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de si mismo.

Es tener coraje para oir un “No”.

Es tener seguridad para recibir una critica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir “Me equivoqué”.

Es tener la osadia para decir “Perdóname”.

Es tener sensibilidad para expresar “Te necesito”.

Es tener capacidad de decir “Te amo”.

Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz…

Que en tus primaveras seas amante de la alegria.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduria.

Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.

Pues asi serás cada vez mas apasionado por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.

Usar las perdidas para refinar la paciencia.

Usar las fallas para esculpir la serenidad.

Usar el dolor para lapidar el placer.

Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas.

Jamás desistas de las personas que amas.

Jamas desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible.

Y tu… eres un ser humano especial.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

 

http:///http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=SpbMt7ehgeo

Pique de cordero “Moreira”

19 Sep

INGREDIENTES

1 kilo de papa, 1 pierna de cordero mediana, 2 cebollas, 3 tomates,

2 zanahorias, 1/2 kilo de chorizo, sal, aceite. 2 locotos verdes.

PREPARACIÓN

Mechar la pierna con la cebolla, tomate, y zanahoria cortado en juliana. Dejar cocer esta pierna por lo menos 2 horas en agua con bastante sal, cuidando de que el agua no se seque.

Fritar las papas, hacer cocer el chorizo en agua, freírlo y dejar a un lado el jugo que lleva un poco de agua y sal, picar la carne y freír pedazos grandes en bastante aceite.

Servir los trozos de cordero, encima las papas fritas, el chorizo, verter el jugo del chorizo sobre todo esto, poner unas rodajas de tomate y locoto cortado en trozos. Poner un poco de mayonesa encima y buen provecho.

Historia
Toda la familia detrás

DE UNA TRADICIÓN // Octavio Prieto La Fuente

PROPIETARIO

Octavio Prieto La Fuente, es el heredero de la tradicional comida orureña. La “Quinta Moreira”, ubicada en el parque Excombatientes, Villa Galindo, donde a diario se sirven platos exquisitos como mechado de cordero, brazuelo, colita de cordero y el famoso pique Moreira, preparados con corderos de Sevaruyo, Challapata y Toledo.

La tradición nace hace 70 años en Oruro con Manuel Cruz Moreira y Bernardina Rodríguez Torrico, cochabambinos de nacimiento, que fundaron la Quinta Moreira en la tradicional calle Bolívar y Montevideo en la ciudad de Oruro.

Al fallecimiento de ambos heredan la tradicional comida, sus hijas Savina, Irene y Mary.

Hace 30 años, Sabina, junto a su esposo, abrieron en Cochabamba la Quinta Moreira, donde actualmente podemos saborear los excelentes platos a cargo de su hija, Gladys Prieto.

Todos los años, el 9 y 10 de febrero, la Quinta Moreira se viste de gala, ya que es la sede oficial de la verbena de vísperas de la fiesta del aniversario de Oruro.

En el parque se disfruta de una serenata al aire libre que dura 48 horas.

RESTAURANTE

QUINTA MOREIRA

Propietario:

Octavio Prieto La Fuente

Dirección: Av. Excombatientes Nº 484

Menú: Ají de patas, puchero, lapping, ají de charque, ají de colita.

Platos extras: Pique Moreira

Atención: 2:00 p.m. adelante

Cel: 70383836

Tel: 4297965

La capirotada se puede servir como sopa o si desea como un plato de fondo.

19 Sep

Forma parte del menú de antaño, pero su sabor indescriptible sigue siendo el mismo. La capirotada, es un plato que engloba las grandes cualidades del arte culinario de Santa Cruz y para que usted la disfrute como en aquella época, hoy le proponemos hacerla en casa.

Darle el toque original que se merece no es difícil, para ello la chef Carola Parejas, nieta de la señora Delfina de Parejas (autora del conocido libro culinario “Doña Piedades”), le da todas las pautas para que usted sorprenda a sus comensales. ¡Que lo disfrute!.

Doble presentación. Según indica la especialista este plato al igual que todo el arte culinario de la región se caracteriza por su fácil preparación, “La capirotada está elaborada con ingredientes al alcance de todos los estratos sociales”, dice.
“Algunos lo presentan como sopa, o en otros casos más espeso, como un plato de fondo”, agrega Parejas.

Ingredientes con sabor. La capirotada se destaca por sus ingredientes característicos ya que se hace en base a una sopa de hueso de agujita, costilla y charque. Se le agrega maíz blando, tostado y se la mezcla con queso.

Puntos claves. Ahora si usted necesita darle un toque extra a la preparación, Carola Parejas sugiere una vez cocido todo meterlo al horno unos minutos solo para gratinar el plato (dorar el queso por encima). El resultado por demás de exquisito. También es muy buena opción acompañar la capirotada con arroz y plátano frito.

Chef
Carola Parejas
Titulada en el Inacap de Santiago, Chile. Es nieta de la señora Delfina de Parejas (autora del conocido libro culinario “Doña Piedades”.

Receta

Ingredientes
Capirotada
(Para 8 personas)

• ½ kilo de charque de buena clase (mejor si es de pecho).
• ½ kilo de hueso (con preferencia agujitas).
• ½ kilo de harina de maíz blando.
• 1/4 kilo de queso rallado.
• 10 tazas de agua.
• Ahogado de aceite con cebolla.
• Sal a gusto.

Preparación
Ponga una cacerola con el agua al fuego y agregue la carne (bien lavada para quitarle la sal) y el hueso picado; añada el ahogado, que debe preparar por separado, y deje en el fuego hasta que la carne esté tierna.

Por separado ponga la harina en una sartén sobre el fuego y repásela un poco; acto seguido disuelva la harina con agua fría. Cuando la harina esté disuelta agréguele a la cacerola con el otro preparado.

Haga cocer bien cuidando de batir constantemente al fuego lento. Sirva con queso rallado.

Manos orureñas dan el sabor a las wist’upikus cochabambinas

19 Sep

Remberto Reynolds es el orureño encargado de producción de las famosas empanadas cochabambinas Wist’upiku. Vestido con un impecable mandil y gorro blanco, recibió a este medio para contar la labor que realiza desde hace cuatro años.

Reynolds que tenía conocimientos en gastronomía, ingresó a trabajar a la empresa que gerenta Wilson Ramírez Solís, como despachante de empanadas, luego que un amigo que fungía como contador, le ofreció el empleo. No dudó en aceptarlo y desde entonces, paso a paso comenzó a “trabajar con dedicación”.

Las jornadas de trabajo para Reynolds, comienzan a las seis de la mañana, como desde aquel día que ingresó a la empresa. En sus primeros despachos llevaba las empanadas recién salidas del horno, desde la calle Lanza, en pleno centro cochabambino; hasta las sucursales de la zona Norte. Ahora ya hay panaderos y ellos venden directamente. Su horario de mayor producción es en la tarde, pues junto a sus compañeros comienza a preparar todo para el día siguiente.

Actualmente, el joven de 36 años, está al mando de 30 personas, cuyas manos son las responsables de elaborar hasta pedidos de 10.000 empanadas; es el caso de días festivos como el Corso de Corsos, y más de una vez el sabor cochabambino, llegó hasta el Carnaval de Oruro y Santa Cruz.

Como anécdota recuerda, que en un par de ocasiones, debido a la alta demanda de productos, olvidaron marcar las empanadas picantes y éstas llegaron a un cliente equivocado. El error fue enmendado con el cambio de producto y las disculpas correspondientes.

Con los años de experiencia, asegura que el secreto, para este bocadillo cochabambino, es el horno de barro, “al igual que una comidita cocinada en horno de barro, tiene mejor sabor”, revela y se ríe para luego detallar que son especialidades de la casa, “las empanadas de pollo, carne, charque, en horno y fritas; además de la blanca y roja, humintas, helados de canela, arroz con leche y api”.

Wilson Ramírez Solís, gerente general de la empresa Wist’upiku, asegura que Remberto es el trabajador que más se ha destacado y su compromiso con la empresa lo llevó a merecer la designación como encargado de producción. Ahora su responsabilidad es verificar que el producto llegue al cliente en óptimas condiciones.

Remberto, querido y reconocido por sus compañeros de trabajo, asegura que trabajar con alimentos es difícil, sin embargo, considera que la perseverancia y el esfuerzo es importante. “Lo que siempre le digo a la gente, que se dedica a los alimentos que lo haga de corazón”, recomienda.

Él aún no pensó en su futuro, solo se aboca al presente, piensa que “la competencia no le hace cosquillas a las empanadas Wist’upiku, porque la marca ya es famosa”. No piensa dejar la empresa, pero puntualiza que “uno nunca sabe”.

Empanadas “boca chueca”

La tradición de las empanadas Wist’upiku se remonta a la década de los años cuarenta, cuando Don José Solís, un cochabambino de corazón y ex combatiente de la Guerra del Chaco retorna a Cochabamba después del conflicto bélico con una lesión en el rostro a consecuencia de una esquirla de granada de guerra que le dañó la boca, a partir de ese momento la gente lo empezó a llamar el Wist’upiku, término quechua que significa boca chueca.

La familia Ramírez–Solís decidido emprender el negocio de las empanadas Wist’upikus que pasó de generación en generación y actualmente son los nietos los que continúan esta tarea empresarial alcanzando un éxito permanente y logrando instalar sucursales en diferentes ciudades como La Paz, El Alto y Santa Cruz, donde se cuentan con 28 sucursales en las tres ciudades generando más de 300 fuentes de trabajo de forma directa y cerca de medio millar de fuentes de empleo indirectos, fundamentalmente a partir del trabajo con sus proveedores de quesillo, asentados en el Valle Alto de Cochabamba.

Sobre el Mocochinchi y la Coca-Cola

17 Sep

1-image

El Mocochinchi

Alfonso Ussía

El Mocochinchi es, como se sabe, el nombre boliviano de un refresco realizado de durazno deshidratado hervido con azúcar, canela y clavode olor.  Lo que a veces se olvida es que el durazno no es una fruta autóctona y que, de hecho, su origen es chino y llegó a Europa con los romanos que lo conocieron en Persia.  Los romanos lo extendieron por toda Europa y, por supuesto, llegó a España que, a su vez, lo trajeron a América.

Desde que los colonizadores llegaron a América trataron de reproducir en el nuevo mundo sus frutas tradicionales e importaron plantines y los cultivaron, así llegaron, por ejemplo, frutas como la manzana. El primer intento de producir duraznos en América fue en Las Antillas a finales del siglo XV, pero resultó que en Cuba y la Española hacía mucho calor para que el árbol del durazno, que ellos llaman melocotón, se aclimatase y no fue hasta 1520 después de la conquista de México que el fruto pudo producirse de manera importante en América. Hacia 1536 Francisco de Santa Cruz y Vasco de Quiroga logró en Nueva España, por primera vez, importantes rendimientos de durazno y de albaricoque o damasco.

Al virreinato del Perú el durazno llegó bastante más tarde, hacia finales del siglo  XVI  y  de allí  a  Bolivia, que entonces no tenía todavía ese nombre y era una provincia virreinal.  El durazno se aclimató bien, sobre todo en la zona de los valles donde el clima era más templado.  Por lo tanto,  es una lástima tener que informarle al canciller que el mocochinchi no es una bebida autóctona, sino una herencia de los españoles. De hecho, deshidratar el durazno es una antigua tradición que se conocía desde hace milenios entre los pueblos árabes (que lo exportaron a Europa) y que pretendía reducir al máximo el contenido  de  agua  en  la  fruta  con  el  fin  de  paralizar  la acción de los gérmenes.   La forma  tradicional  de  secar  el  durazno o melocotón era exponiéndolo al sol después de pelados y deshuesados y todavía se hace así en  Italia,  España  y  Grecia.   Un dato más:   hay muchas bebidas que tienen su base en los duraznos deshidratados, por ejemplo, el Qamar Ad-Din, una bebida espesa egipcia hecha a base de láminas de pasta de albaricoque seco y azúcar o, en muchas regiones españolas, el refresco de orejón.

No deja de ser paradójico descubrir que la coca-cola tiene mucho más que ver con los  bolivianos  que el mocochinchi.   En primer lugar,  por supuesto, porque la coca-cola estaba hecha por nuestra planta milenaria, la coca,  y  ya  eso nos une a ella mucho más que el durazno ibérico.

Pero además, es muy conocido que la receta de la coca-cola se basó inicialmente en la patente del “vino Lorini” o “coca Lorini” inventada or el farmaceútico italiano Domenico Lorini, macerando hojas de coca en vino. El mismo químico  John  Pemberton,  creador de la coca-cola, admitió que se basó para su fórmula en el vino lorini, muy popular en Europa y los EEUU durante el siglo XIX como bebida energizante y curativa. Como se sabe, Domenico Lorini llegó a La Paz en 1872 y abrió una  botica  de  la  Plaza  Murillo  y  fundó  la  Facultad  de  Farmacia  de nuestra universidad pública. Fue aquí en La Paz donde Lorini conoció la coca e inventó la “coca-lorini”.  Es decir,  la coca-cola  es  mucho más boliviana que el mocochinche

La comida cochabambina y el suculento sabor a Llajta

14 Sep

1-392163_gd

Sobre papas bien cocidas se coloca los huevos igual de cocidos en olla y sobre ambos la llajua… esa es la merienda de media mañana en algunos hogares cochabambinos que conservan la tradición. Otra, es tener sobre la mesa servida para el almuerzo, en lugar de trozos de pan, mote caliente con quesillo. Cochabamba es el departamento que todos anhelan visitar y una razón es que en la Llajta se come rico.

Si algo tiene la comida cochabambina desde siglos atrás es el misk’i, el dulce que toda mujer cochala le sabe añadir. “Esto viene desde la llegada del inca Huayna Capac en 1525”, relata el profesor Wilfredo Camacho y dice, que al ver el Inca la bondad y fertilidad de la tierra hizo de “Qochapampa” su centro administrativo, religioso y de producción maicera.

De ahí, el Inca hizo levantar las 2.500 qollqas, almacenes de maíz, de donde se exportaba al Cuzco y a la zona de las minas. Tal era la producción prodigiosa de entonces, que Huayna Capac llamó a esta tierra “La Llajta”. Según el relato de Camacho, la toponimia de esa palabra significa “centro de los grandes Dioses y de gran producción”, por eso mismo, es el centro de abundancia.

Sipe Sipe, Tapacarí, Colcapirhua, Tiquipaya y en general todo el valle es productor de maíz desde la época incaica. Otros alimentos que acompañaron la producción de maíz y que desde siempre formaron la base de la alimentación cochabambina son: la quinua, amaranto, papa, papaliza, oca, chuño, etc. La comida viene de la mano de la alfarería y en eso Colcapirhua se transformó en el centro de la producción de grandes ollas (manka llutas) y los chillamis, recipientes grandes hechos de barro que hacían de platos; de ahí viene la tradición de la mujer cochabambina de servir la comida en abundancia más la infaltable yapa.

Los abuelos, en algunos casos los tatarabuelos, eran expertos en combinar los alimentos y así crearon las diversas lawas de maíz, lluspichi, phiris, tojoris, pectus y otras comiditas como las ensaladas de verdolaga y los manjares para los chicos como el tostado de maíz, chuspillo, ch’ejchi, etc. Ese misk’i, de la mano de la cochabambina, se combinaba ya desde la época del Inca con la llajua, el picante que exige el paladar cochabambino. La llajua siempre fue más rica molida en batán. Se dice que la preferida es la que lleva quirquiña, pero el picante no sólo se lo adquiere del locoto, también hay la ulupica, la wacatela etc.

Hoy en día gracias a la iniciativa de Wilfredo Camacho y de todo su equipo de antropólogos y estudiantes se recupera la comida ancestral a través de la “Ñaupa Manka Mikhuna”, literalmente Comida de la Vieja Olla, con sede en la comunidad de Achamoco, a 40 kilómetros de la ciudad. Hoy en día esa feria llega también a la ciudad y se instala en la plaza de las Banderas.

Cochabamba al ser centro, corazón de Bolivia y de América latina es abierta a las creaciones y combinaciones, así la comida contemporánea, que más que historia lleva anécdotas sobre todo de “viernes de soltero” no deja de ser tentadora, abundante y nunca deja de estar acompañada del sabor picantito de la llajua cochabambina.

http://www.lostiempos.com

Cochabamba  –  Bolivia, Estado Plurinacional de

14 de septiembre de 2011

Cochabamba, ayer y hoy

14 Sep

Ojo de Vidrio

Una nostálgica nota de evocación “cochala”, un lamento porque la cultura de la hamburguesa reemplaza al mote y la tradición agraria.

En toda cultura hay una herencia en visión del mundo, en usos y costumbres que contribuye a moldear la sociedad actual. ¿Cuál es la herencia que recibimos en Cochabamba?

Sin duda, la de una sociedad agraria, con fuertes raíces en los valles productores, pero tan móvil que allí nació la leyenda de la bandera de chicha en la Luna. ¡Dónde no hay cochabambinos!

Los mitayos de la Colonia se daban modos para negociar su retorno a los valles en épocas de cosecha para volver con productos alimenticios: trigo para los españoles y maíz para las laguas de los mitayos.

Grano, siempre grano, que es el mejor alimento y está en la raíz de hombres y mujeres fuertes, aptos para el trabajo, el esfuerzo, los viajes a pie y la alimentación frugal siempre a base de laguas, pito, tostado, mote, humintas o choclo fresco.

Nuestros abuelos y nuestros padres no tenían la costumbre del té inglés, introducido en La Paz y Oruro con el ferrocarril y las importaciones. El desayuno frecuente era una taza de infusión de cedrón con pan de harina integral al amanecer; el almuerzo a las diez de la mañana consistía en una sustanciosa lagua, un chaqe, un lluspichi o un chupe servido en un ch’illami o plato grande, y nada más.

Hasta hoy las viejas pensiones ofrecen “almuerzo y segundo”, como si el almuerzo fuera el caldo por antonomasia, porque el segundo se servía después de las cuatro de la tarde (a veces, alrededor de las tres, un aperitivo llamado sajra hora, la hora mala, consistente en un k’allu, un solterito o unos choclos con queso y locoto).

De ahí quizá viene una costumbre muy cochabambina que no hay en otros valles: la del plato de la tarde, una sola especialidad por día, no el menú de un restaurante sino el plato del figón, común para todos los comensales.

Estas costumbres agrarias son muy sanas, pues un plato a las cuatro de la tarde es digerido con calma antes de acostarse, al calor de una jarra de chicha, para descansar cuando se entra el sol y levantarse al amanecer a reiniciar la jornada.

La semana agraria se inicia el martes. ¿Por qué? Porque el sábado es el día más laborioso, es el día de “cancha”, cuando hay que comercializar los productos de la agricultura, la ganadería, la artesanía o el comercio en general, y esto dura todo el día y determina que el “viernes de soltero” no sea una costumbre típica del valle agrario sino una imposición de la burocracia que trabaja de lunes a viernes.

Aquí no: el viernes por la noche hay que preparar “la mercadería” para el sábado. De ahí viene la costumbre del domingo familiar y del lunes “de zapatero”: el domingo para la familia, que comparte un plato comunitario, por lo general un chicharrón de cerdo rociado de chicha y durante el día.

Esto porque somos borrachos solares: nuestras pilas funcionan mientras hay sol; podemos iniciar la jornada de disfrute a las nueve o diez de la mañana y prolongarla todo el día para acostarnos temprano.

Ésta es a raíz de un reproche frecuente de los visitantes de ciudades más grandes, que se quejan de que en Cochabamba “no hay vida nocturna”, un resabio de la sociedad agraria que se va perdiendo en las zonas de consumo noctámbulo, particularmente en la zona norte.

Llega el lunes y uno está “a media fuerza” porque ha trabajado intensamente el día sábado, ha compartido con la familia el domingo y el lunes está presto a disfrutarlo con los amigos, a la sombra de un plato frío: el escabeche de patitas de cerdo o el enrollado de carne del mismo animal.

La rayuela como juego que sustituyó al sapo y la infaltable chicha, que hoy es “chamborneada”, es decir, mezclada con cerveza: a un balde de chicha, una botella de cerveza. Total, ambos vienen del grano y se fortalecen mutuamente.

La jornada semanal comienza el martes y termina por la noche del sábado. Por eso, si hay resoluciones municipales que prohíben el expendio de alcohol los lunes, quiere decir que no se ha estudiado como se debiera nuestros usos y costumbres, nuestra herencia cultural.

Las mujeres cochabambinas, en particular las cholas, se destacan por su extraordinaria laboriosidad y fortaleza.

Como decía Augusto Céspedes, ellas son mujeres emancipadas “económica y sexualmente”. Son cabezas de familia. No es posible comparar la extraordinaria devoción de los hijos por la madre cochabambina con el trato respetuoso e indiferente al padre.

El cumpleaños de la madre es una fiesta de tres días; en cambio, el del padre puede ser sólo de un plato bien servido, a veces sin fiesta. Pero el varón es necesario “porque es el respeto de la casa”. El varón es artesano, empleado público o empleado a secas, y gana menos que su mujer, pero ésta lo conserva para “hacerse respetar”.

Estas costumbres se van perdiendo. Ahora, cuando llega la ceremonia del matrimonio, nos vestimos muy elegantes, tenemos abundancia de damitas, contratamos un “local”, bebemos sidra de cuarta y ron de cuarta, y bailamos el vals sin que nadie nos haya enseñado a bailar ese torbellino inventado en Viena.

Y todo en lugar de vestirnos a la cochabambina, contratar un “viaje” de buena chicha punateña o cliceña, servir un picante suculento y bailar cueca.

Hoy consumimos poco grano, nos han invadido el pollo a la broaster, la Coca-Cola y las hamburguesas, que hacen negra competencia al silpancho, el trancapecho y el sándwich de chola, los fast food de la vieja sociedad agraria.

Hoy somos cada vez más noctámbulos y ya no nos citamos para compartir “un platito”, sino para beber en una plazuela ron barato mezclado con cualquier cola.

Ramón Rocha Monroy

Pagina Siete

La Paz, Bolivia – 12/10/2012

Expansion de la comida Cochabambina

14 Sep

45 por ciento de los negocios de comida cochabambinos se expande

La expansión de las empresas gastronómicas en el departamento deriva en la proliferación de las cadenas de restaurantes, mismas que progresivamente consolidan el denominativo “capital gastronómica de Bolivia”, que Cochabamba adquirió el año 2011.A la fecha, de los 48 restaurantes que están afiliados a la Cámara de Empresarios de Restaurantes y Ramas Anexas de Cochabamba (CERAC), 22 tienen calidad de “cadena”. Es decir que estos establecimientos gastronómicos poseen mínimamente una sucursal más, aparte de sus instalaciones centrales.PROGRESO Del total de los emprendimientos y las “cadenas”, destaca “Wist’upiku” porque es la empresa que posee más sucursales dentro y fuera del departamento.Según el gerente general de “Wist’upiku”, Wilson Ramírez, su empresa tiene 25 filiales en el país. De las cuales 11 están en Cochabamba, nueve en La Paz y cinco en Santa Cruz.Además, indica que “Wist’upiku” fue la primera empresa gastronómica que salió del departamento y luego le siguieron los pollos “Panchita” y la salteñería “Los Castores”, entre otros.EXPANSIÓN “Tomar la decisión de salir de Cochabamba no es fácil, porque cada sector del país tiene gustos diferentes a los que hay que conquistar”, dice el administrador de los pollos “Panchita”, Sigfrido Arandia.Uno de los principales retos que enfrentan los restaurantes es hacer que su comida “tenga el mismo sabor en cualquier lugar”.

En el caso de “Panchita”, Arandia indica que su expansión implicó buscar proveedores de ingredientes parecidos a los de la región valluna y maquinaria que permita cocer el pollo a un calor similar en cualquier zona.

Por su parte, Wilson Ramírez especifica que una de las recetas más sencillas de llevar a cualquier región es el helado. Sin embargo, a la par del crecimiento de los restaurantes también se nota la proliferación de pensiones informales.

Este hecho preocupa a Ramírez porque estos pequeños empresarios no dan la comodidad que necesita el cliente al momento de comer.

“McDonald’s aportó a Bolivia”

Según el administrador de los pollos “Panchita”, Sigfrido Arandia, “McDonald’s” insertó en el país un sistema que permitió a decenas de restaurantes nacionales incorporar el autoservicio.

Sigfrido indica que la gente del país estaba acostumbrada a que le sirvan en la mesa, sin embargo con el ingreso de McDonald’s al país, el autoservicio se posesionó.

“Este tipo de sistema nos permite atender más rápido y por ende el cliente se siente más a gusto”, indica.

Por ello, la mayor parte de las sucursales que posee “Panchita” practican este método, pero hay un sector que se resiste en la zona sur.

Arandia dice que en sus instalaciones situadas en la calle Esteban ArZe y Totora, la gente no asimila el autoservicio, por ello tienen gran cantidad de meseros ya que esta sucursal es una de las más concurridas, sobre todo el fin de semana.

Diez años dura registro de marca

Es importante que las personas registren su marca para tener el uso exclusivo de la misma en todo el país.

Existen varios restaurantes que lo hicieron tarde, es decir cuando vieron que otra gente malintencionada se aprovechó de su fama y abrió un local copiando su nombre.

Los pasos para realizar este proceso son sencillos. En principio es necesario mandar una carta dirigida al director nacional de Propiedad Industrial, luego se descarga un formulario de la página web del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi).

Posteriormente se presenta el Número de Impuesto Tributario (NIT), a tiempo de cancelar 750 bolivianos.

Finalmente se cancela 200 bolivianos para publicar la solicitud de la marca en una gaceta.

Las franquicias amenazan recetas
DAYANA FLORES A.

dflores@opinion.com.bo

La mayor parte de los restaurantes del departamento prefiere no dar franquicias, sino otorgar la administración de una sucursal a una persona de confianza, a fin de no perder sus recetas “secretas”.

El presidente de la Cámara de Empresarios de Restaurantes y Ramas Anexas de Cochabamba (CERAC), Wilson Ramírez, indica que los empresarios de su rubro prefieren delegar a alguien de confianza el manejo de sus sucursales establecidas fuera del departamento, en vez de otorgar franquicias a personas ajenas.

Una franquicia implica utilizar el modelo de negocio de otra persona y para ello se paga un determinado monto de dinero al propietario del restaurante a copiar. A cambio el interesado en imitar a la empresa original recibe detalles sobre la receta “secreta”, cantidad de ingredientes, entre otros.

Respecto a su situación, Ramírez dijo que como empanadas “Wist’upiku” recibieron varias solicitudes para emitir franquicias, dentro y fuera del país, pero no las dieron “porque no hay una ley que regule este tipo de proceso”.

Gran parte de los emprendimientos locales no tiene calidad de franquicia, y son más los restaurantes internacionales los que operan de esta manera, tal es el caso de “Burguer King”.

VACÍO LEGAL Respecto a este caso, la responsable del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi), Karen Ricáldez, señala que en dicha entidad el registro de una franquicia es igual al de una marca. Es decir, no existen normas específicas para las franquicias.

En ese sentido también reconoce que existen franquicias en el país que funcionan sin haber registradas su marca en Senapi. “Esto es decisión de los dueños de los restaurantes”, concluye.

Opiniones.

Kevin Urquieta

Estudiante

Me parece que es muy bueno para la gente que existan varias sucursales de comida distribuidas por toda Cochabamba. A mí me gustan los pollos “Panchita” y sé que puedo encontrar un plato de este tipo de comida hasta en Quillacollo.

Pamela Callejas

Ama de casa

Además de que en Cochabamba la comida es rica su costo es accesible para la población. Pero de un tiempo a esta parte se ve que el negocio del pollo frito es el que más ha crecido y se ha extendido por toda la ciudad.

Juan Carlos Montaño

Chofer

El paladar del cochabambino es muy exigente y además le gusta la variedad, muchos restaurantes abren sus sucursales en el departamento porque saben que con gente como nosotros les va a ir bien.

Nataly Tejerina

Abogada

Afortunadamente tenemos un departamento en el que se puede comer de todo, desde un chicharrón hasta comida vegetariana. Este surtido de opciones hace que seamos un referente para el país.

Miguel Lora

Profesor

La población de Cochabamba es un mercado atractivo para los empresarios de comida y al abrir sus restaurantes no se equivocan. Sin embargo, yo prefiero los platos sencillos, cocinados por las viejitas, y no la comida sofisticada.

Propiedades y Dulces beneficios de la miel

13 Sep

mielLa miel es el resultado del trabajo de los insectos más organizados. Sus propiedades nutricionales y medicinales, son milenariamente conocidas, ademas de estar compuesta por minerales. Patricia Castillo, miembro del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Santa Cruz, precisa que es rica en potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, manganeso. Además de sobresalir por sus vitaminas y enzimas antioxidante y depurativa.

Contraindicaciones. La experta advierte que para patologías como la diabetes, síndrome metabólico o casos de obesidad, este alimento está contraindicado debido a que el azúcar que contiene es simple y por lo tanto fácilmente asimilable. Tampoco deben consumir los niños menores de 1 año, ya que su intestino aún inmaduro puede ser afectado por una reacción alérgica.

Un dulce acompañante en jugos y ensaladas de fruta. La nutricionista recomienda consumirla de forma natural; sola, con alimentos, frutas, bebidas, infusiones, etc.

Para Adelia Hervas, médico naturista, la miel beneficia el sistema respiratorio. Asimismo, es un excelente conservante utilizada en preparaciones de jarabes ya que tiene sustancias inmunológicas.

Según Hervas, también contiene propiedades de tónico energizantes. Pero no solo ingiriéndola se le puede sacar provecho a la miel, “también tiene su protagonismo en la cosmética”, dice la experta y deja cuatro maneras de utilizar la miel para distintas necesidades. (ver cuadros).

Endulzan y curan. “Es un alimento que cura todo”, dice el ingeniero Fredy Gutiérrez Talavera, presidente de la Asociación de Apicultores de Sara (Apisara). Asegura que tanto la miel como sus derivados-propolio y el polen- tiene grandes beneficios. “La miel si la mezclamos con polen se consigue un energizante potente y si es con propolio es un antibiótico”, dice y agrega que sola combaten el asma, la bronquitis y aumenta las defensas del organismo. El profesional distribuye sus productos en las cadenas de farmacias de Santa Cruz y en Portachuelo en la farmacia “La Reina”.

María Salvador, que trae miel del Bení, destaca las propiedades antigripales y contra el insomnio. “Solo basta un vaso de leche con miel para dormir relajado y tranquilo”, dice la señora, quien ofrece productos naturales en su tienda en la calle Colón # 183.

Beneficios

Jarabe para la tos. Para elaborar el jarabe necesita 100 ml de zumo de cebolla (puede realizar el zumo en la extractora) y mezclar con 200 gr de miel. Guarde el preparado en un frasco de vidrio, en un lugar fresco. Se recomienda tomar dos cucharadas al día, hasta que mejore el cuadro.

Para las heridas y úlceras. En los dos casos se realiza el mismo procedimiento, se aplica directamente la miel, se deja por un tiempo de 20 a 30 minutos. Si son profundas se recomiendan tres veces al día.

Afecciones de resfrío. En estos cuadros, en los casos donde cueste eliminar los fluidos. Busque papel, puede ser periódico o sábana y le unta la miel, seguidamente calienta cuidadosamente y cuando esté a una temperatura considerada apoye en los pulmones por una hora antes acostarse, en la noche.

Pérdida del cabello. Se pone la miel a hervir con cilantrilo (si el cabello es negro) y con manzanilla (si es claro). Se necesita 520 gr de miel para un litro de agua. Se lava el cabello con este preparado y deja reposar 30 minutos. Después de ello, se lava normalmente.

Fuente: http://www.elsol.com.bo

14/03/2013 publicado por  0 Archivado en:Vida

El te Adecuado a la hora adecuada

12 Sep

No se toma cualquier té a cualquier hora. Sería una lástima no combinar los buenos momentos con los buenos tés INFUTISA.

– Los tés  del desayuno:

Elija los tés muy fuertes en cafeína, consistentes y bastantes tánicos para empezar el día con buen pie. Piense en los tés negrosearl grey… Los aficionados añadirán un poco de azúcar o de leche. Los puristas lo degustarán solo.

– Los tés de la mañana:

Por la mañana, nada más agradable que degustar 1, 2 o 3 tazas de buen té mientras se trabaja. A esas horas del día, los sentidos están más atentos, busque los tés refinados, ya que podrá apreciar mejor sus cualidades. Alterne Pu Erh y té blanco.

– Los tés de la tarde:

De 2 a 6 de la tarde, deguste más bien tés aromáticos, potentes, para los cuales estarán, sin duda, más receptivo. El té verde con aroma de miel o fresas sería una buena elección.

– Los tés de la noche:

Para terminar el día que mejor que un té sin teína. Para disfrutar su sabor pero no perder el sueño.

té

http://infutisa.wordpress.com/2013/02/24/te-hora/?blogsub=confirmed#blog_subscription-2

Procesos de Germinacion

4 Sep

Cómo germinar

Una de las ventajas de los germinados es que podemos producirlos y conservarlos en casa.
Lo primero que hay que hacer es poner en remojo las semillas unas horas. Como media, con 6 horas bastará. Lo mejor es que sean semillas de cultivo biológico que no hayan sido tostadas o congeladas.
Después de este tiempo, se enjuagan y se ponen en un germinador. El  germinador debe colocarse en un lugar cálido y oscuro.
Si el germinador es manual, será necesario enjuagar los granos al menos dos o tres veces al día. Se puede poner el germinador debajo del grifo unos segundos. Esto lo tendremos que hacer unos 2 o 3 días hasta que empecemos a ver los brotes, si bien el tiempo de germinación depende de la variedad.
Si el germinador es automático, olvídate de lo anterior: el germinador se encargará de regar varias veces cada hora durante unos pocos segundos para asegurar que las semillas reciben todo el agua que necesitan. Sólo necesitas poner en el depósito la cantidad de agua suficiente.

Cuando los germinados tengan unos 2 cm de largo, se pondrá el germinado en un sitio luminoso, sin que le de el sol directamente para que las hojas vayan adquiriendo su color verde.

Una vez terminado el proceso de germinación. Los brotes se pueden guardar en la  nevera donde se conservarán sin problema durante más o menos una semana.

En la siguiente secuencia puedes ver el proceso de germinación.

Tan pronto como las semillas entran en contacto con el agua se activa el proceso de germinación. Las semillas aumentan su tamaño y ganan volumen.
Los nutrientes presentes en las semillas comienzan a actuar.
Pequeños germinados aparecen desde el 2º día. El tiempo de germinación varía en cada variedad.
Los germinados están listos cuando tienen 1-2 cm. Las semillas de vegetales tienen raíces largas y hojas verdes. En las judías, semillas y germinado son una misma unidad.

http://germinadosencasa.com/secciones/como-germinar.html

Los Choricitos de doña Elsa forman parte de la tradición culinaria tarijeña

29 Ago

Por las mañanas, al ingresar al Mercado Central, un aroma muy especial inunda los sentidos, es el olor tan peculiar de la comida tarijeña. Sin embargo, hay uno muy característico que destaca de entre los demás: el de los choricitos de doña Elsa.

Cuando nos sentamos para saborearlo, su agradable aroma nos envuelve, la presentación de los tres chorizos encima de cuatro trozos de pan, cubiertos por el jugo de los mismos, ya invade de una grata sensación a los ojos. Poco después llega la ensalada, como el complemento ideal. Aún mejor si usted acompaña este alimento con un refresco de linaza.

EL INICIO

Doña Elsa Ortega Sánchez, la hacedora de este manjar, comenzó a trabajar a sus 26 años, primero carneando chanchos y vendiendo carne. Y luego pasó al negocio de los chorizos, una vez que la tía de su marido, que es de Sucre, le enseñó a prepararlos.

Los chorizos siempre los ha vendido en el Mercado Central, y de eso ya hace 50 años, cuando empezó, en 1961. “En esos años no era así el mercado, era diferente, en los últimos años cuando estaba de alcalde Joaquín Rejas, se hizo el tinglado, puesto que antes todo era a la intemperie y sólo teníamos algunas carpas para cobijarnos de la lluvia”.

Cuando uno le menciona que sus chorizos son famosos, con una sonrisa afirma que tiene muchos clientes debido a que prepara los chorizos con cariño y cuidado. Y es cierto, en su puesto, dentro del mercado, las mesas siempre están llenas de comensales que se acercan para degustar el alimento, así tengan que escapar del trabajo por unos quince minutos. Por ello es que debe atender desde las siete de la mañana hasta la una de la tarde.

Para atender la demanda del público, debe preparar de 100 a 150 kilos de chorizo, que son vendidos en dos días, aproximadamente.

Doña Elsa comenta que ella fue la primera en vender chorizos dentro del Mercado Central, luego la acompañó la señora Alcira, su comadre, que ya pasó a mejor vida. También lamenta que muchas de sus contemporáneas cocineras ya han fallecido.

Ahora existen muchos negocios que han tratado de copiar a doña Elsa, pero no ofrecen la misma calidad y sabor, éste “es secreto profesional” que “nunca va a revelar”. Es tanto el requerimiento de la gente de los chorizos, que doña Elsa tuvo que abrir un nuevo local en su casa, por la calle Colón, llamado: “Chorizos doña Elsa”. En este local atiende los viernes, sábado y domingo.

Gracias a la fama de los chorizos, también los debe enviar a otras ciudades, sobre todo a Santa Cruz y La Paz, pues de esas ciudades recibe muchos pedidos.

Doña Elsa tiene cinco hijos, todos ya casados, pero son sus hijas quienes la apoyan y también aprendieron el oficio. Es tanto el apoyo familiar que inclusive su nuera, la señora Daisy Espíndola, también colabora en la atención a los clientes. Su hija política afirma que todavía no ha recibido reconocimiento de las autoridades, siendo que otras colegas ya han sido homenajeadas.

Doña Elsa asegura que no ha sido difícil desarrollar el trabajo que hace. “Con el favor de Dios, toda la vida he tenido clientela, no me ha parecido nada difícil porque siempre me ha ido bien en el negocio”. Afirma que lo más lindo de estar en el negocio de la venta de chorizos es haber conocido a mucha gente que la quiere.

También ha recibido a personajes de la política como el jefe nacional de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, y el ex presidente Carlos Mesa Gisbert. Además, también el burgomaestre actual, Óscar Montes y su familia, fueron a degustar de los choricitos.

losDATOS

-Doña Elsa dice que no le es difícil vender los chorizos, pues tiene muchos clientes

-Ninguna autoridad ha reconocido la labor de esta mujer que cumplió 50 años de servicio

75 kilos

Es la cantidad de chorizos que doña Elsa debe preparar a diario para lograr satisfacer la demanda de los comensales

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: