Archive | Direcciones RSS feed for this section

Singani Los Parrales y 3 Estrellas

27 Feb

 

 

El nombre de nuestra empresa se debe a su fundador don Franz Kuhlmann de origen alemán que llegó a Bolivia en el año 1917.

En 1930 en una pequeña viña llamada “Moyococha” en la zona de Camargo, empezó a forjar un sueño.  En forma artesanal comenzó a elaborar vino oporto, ratafia y un primer singani que tuvo gran acogida en La Paz, Oruro, Potosí y centros mineros. El singani fue comercializado con una atractiva etiqueta francesa de coñac, en cuyo diseño aparecían tres estrellas como indicador de marca.

Por su gran calidad, el singani tuvo gran demanda y se consolidó con la marca Tres Estrellas.

Con la visión de los pioneros, en la década del 50 don Franz Kuhlmann después de 47 años de incansable trabajo, el señor Franz Kuhlmann fallece en el año 1977 y la empresa queda a cargo de su esposa Dora Kuhlmann y su hijo Enólogo Carlos Molina.

Actualmente, la empresa cuenta con una nueva imagen, una moderna infraestructura y un equipo de profesionales especializados en cada área.  Sus viñedos se encuentran en la localidad de Colón, provincia Avilés a una altura superior a los 1950 m.s.n.m. empieza a tecnificar los procesos de vendimia y destilación.  En 1973 se traslada a Tarija, donde encuentra mayor extensión de tierras aptas para la plantación de viñedos y una mejor infraestructura para implementar la bodega con nuevas piletas de fermentación, destilería, laboratorio y toda la tecnología necesaria para hacer de Kuhlmann una empresa líder en producción de singani.

Con el mismo afán de superación permanente, año tras año Kuhlmann & Cia. Ltda., desarrolla nuevas técnicas de elaboración de singani de alta calidad y realiza importantes inversiones en maquinaria y tecnología de punta. Siguiendo el legado de su visionario fundador, la empresa se caracteriza por tener como desafío constante, la búsqueda de calidad superior.

Con ese espíritu, de llevar la calidad a niveles cada vez más altos, Kuhlmann y Cia Ltda. presenta su nueva línea de singanis “Los Parrales” de mayor calidad.

  • Una línea con una imagen innovadora, moderna y elegante.
  • Una línea de singanis que recoge 80 años de tradición, experiencia y calidad.

Dirección: Barrio San Luis Km. 4

Teléfono: 591-4-6644346

Fax: 591-4-6634150

GERENCIA

Carlos Molina (Gerente General) gerencia@bodegaskuhlmann.com

MARKETING

Annelise Molina (Gerente Comercial)    marketing@bodegaskuhlmann.com

PRODUCCIÓN

Franz Molina (Enólogo)  produccion@bodegaskuhlmann.com

ADMINISTRACIÓN

Jaime Velasquez (Administrador) administracion@bodegaskuhlmann.com


Dirección: Barrio San Luis Km. 4

Teléfono: 591-4-6644346

Fax: 591-4-6634150

Pedidos
LA PAZ:
Otero de la Vega # 252
Telf. 2488459SANTA CRUZ Y TRINIDAD: KUHLMANN & CIA. LTDA.
5º Anillo (oeste) # 200 Radial 17 1/2.
Telf. Fax. 3557333COCHABAMBA:
Moises Monroy # 3109
Telf. 4020599TARIJA – KUHLMANN & CIA. LTDA.
Ventas: Alejandro del Carpio entre Sucre y Daniel Campos # 251
Telf. 6663057
Bodega: Calle Franz Kuhlmann Zona San Luis Km. 4
Telf. 6644346 Fax. 6634150SUCRE – DISUR
Calle Loa # 466 Telf. 6445744POTOSI
Calle Bolívar esq. Oruro # 621.
Telf. 6262221

http://bodegaskuhlmann.com/index.php?option=com_content&view=article&id=61&Itemid=70

Anuncios

Uvairenda

26 Feb

Diapositiva2-002

Economía

Ronald Pérez

La empresa de vinos Uvairenda se planteó el objetivo de crecer y para ello apuesta a incrementar su producción de vinos a 5.000 botellas, pese a que este año las plantas produjeron solamente el 10% de su potencial total.
Uvairenda es la primer bodega boutique en el oriente boliviano y cuenta con los cuatro puntos esenciales para la elaboración de vinos de alta calidad: la genética de la vid, la tierra, el clima y el recurso humano. Se encuentra ubicada en la localidad de Samaipata, a 120 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz.
Según el gerente general de Uvairenda, Peregrín Ortiz, la capacidad de producción de vino de esta bodega crece anualmente y de manera satisfactoria. Aunque las plantas aún son jóvenes y sólo produjeron este 2011 el 10% de su total potencial, se estima que para el 2012 este rendimiento se duplique hasta obtener un total de 5.000 botellas.
Las plantaciones de esta bodega se encuentran a 1. 750 metros sobre el nivel del mar, característica que le da el nombre de la marca de su mejor vino, de nombre 1750.
Esta viña, cuyo nombre es el neologismo entre uva, una palabra de la lengua española, y renda, que en guaraní significa lugar de, ha demostrado que existen 33.000 hectáreas aptas para la producción de vino de alta calidad en los Valles Cruceños, lo que puede quintuplicar la oferta de esta bebida en el país.

 
Habilitan ruta turistica
Uvairenda, la primera bodega boutique de la zona, es el nuevo destino turístico para quienes deseen pasar una jornada de aprendizajes y sabores relacionados a la viticultura.
A sólo 120 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra y bajo la guía del equipo enológico, el recorrido consiste en mostrar la viña, sus plantaciones, la bodega y todo lo relacionado al proceso de elaboración de los vinos de altura. Luego, un sommelier dirige una cata y maridaje del mejor vino, de nombre 1750, además de fiambre y queso del lugar.

El Mundo, Domingo, Febrero 03, 2013.

Nace fábrica procesadora de alimentos 

25 Feb

 

logo-landicorp-2016

Industria. El grupo Landicorp hizo la obra con $us 9 millones

Ana María Copa Vásquez

La riqueza nutritiva de la soya y de otros granos producidos en Bolivia será aprovechada para el procesamiento industrial de alimentos en una nueva fábrica que nace en Santa Cruz, con una inversión de $us 9 millones.
GranAlimento, así se llama la industria procesadora de granos y alimentos que hará ‘rugir’ los motores de su maquinaria el 15 de septiembre en el km 17 carretera a Cotoca.
Es otra iniciativa del grupo empresarial Landicorp con el que cierra un círculo de servicios que van desde el asesoramiento al campo hasta la producción industrial de granos y alimentos.
El gerente general de GranAlimento, Hugo Landívar, mostró ayer los avances de esta obra que ya ha contribuido a crear 30 empleos en su construcción y que proyecta generar otros 30 empleos directos y 500 indirectos una vez funcione.
Esta fábrica producirá inicialmente harina extrusada de soya y luego prevé procesar otros granos como maíz, sorgo, trigo y girasol para obtener mezclas que sirvan de materia prima para la elaboración de raciones para animales o para la nutrición humana. En ambos casos, con alto contenido de nutrientes.
A futuro prevé producir alimentos terminados para mascotas, peces, aves, rumiantes y productos para consumo humano.
Según Landívar, gracias a la tecnología de punta que se ha adquirido, esta planta tendrá capacidad para procesar unas 10 toneladas de grano por hora. Si bien el objetivo es proveer sus productos dentro del mercado nacional, apuestan también a exportar.
Este empresario boliviano destacó las ventajas que tiene el país en la producción de granos y considera que se debe aprovechar más ese potencial en productos con valor agregado.
Landívar dijo sentirse animado a seguir invirtiendo en el país, aunque admitió estar un poco nervioso. “Siempre ha habido problemas en el país, pero no hay que tener miedo a invertir. No me puedo cruzar de brazos, eso no lo haré nunca”, expresó.
Según relató, la idea de iniciar esta industria viene desde hace unos 30 años, pero  el proyecto en sí se inició  hace tres años.
Representantes de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) ponderaron esta iniciativa empresarial. “Mientras más se invierta en industrialización, más  empleo y servicios se genera”, dijo Edilberto Osinaga, gerente de la CAO.
Por su parte, Rolando Zabala, gerente de Anapo destacó que con esta inversión se beneficia a los productores del sector agropecuario. “Son emprendimientos que merecen aplaudirse”, afirmó Zabala.

   Proceso   

– Ventajas. Esta industria procesará granos a través de un proceso de extrusión. Este sistema ayuda a conservar el valor nutricional de dichos granos y a elevar su digestibilidad y energía, según las necesidades tanto para el consumo de humanos como para raciones de animales.

– Productos. La extrusión puede modificar distintos materiales alimenticios para producir una diversidad de ofertas para alimentación animal, acuicultura, ‘snacks’ (saladitos), aperitivos, cereales, productos para confitería y otros.

   Cifras   

30
Empleos
Es la cantidad de empleos directos que prevé generar esta fábrica, además de 500 indirectos

10
Toneladas/hora
Es la capacidad de procesamiento de grano que posee esta fábrica granos

El pan danés con un sabor saludable

24 Feb

El-pan-danes-con-un-sabor-saludable

Pero más allá de los deliciosos quesos y vinos, que se podían degustar en la feria, también el pan tuvo un espacio privilegiado entre los visitantes de la feria. Tal es caso, del delicioso y saludable pan danés, que tuvo su participación por primera vez en Festival Internacional de Vinos y Quesos.

En esta ocasión, la empresa, trajo un sinfín de variedad de panes, todos artesanales, elaborados por la boliviana-danesa Martha Hansen. Este pan, elaborado con harina fresca, integral y con semillas que aportan un alto valor nutritivo, se pueden encontrar en diferentes sabores como ajo y orégano, cebolla, aceituna negra, danés blanco con aceite de oliva y danés negro. También los hay de zanahoria y anís, quinua real con tres de sus variedades (roja, negra y blanca).  y disfrutar a cualquier momento. Hansen señala que  son especiales para personas diabéticas y con gastritis porque no contiene azúcar, grasas y conservantes .

Los pedidos los puede hacer  al tel. 3-438326 o al 76347607.

El Sol.

Casa del Camba

23 Feb

El Buffet de la Casa del Camba Urubo es considerado en Buffet más Completo y variado de Santa Cruz, dado que nos visitan por domingo un promedio entre 800 y 1000 personas.

En nuestro buffet podrá encontrar platos típicos como: majao , locro , sopa de maní , también podrá degustar de carnes a la parrilla como: Queperi, Punta de S, Pollo a la Parrilla. Esto no se acaba ahí, entre sus guarniciones se encuentran la deliciosa yuca frita y el Arroz con queso.

También el buffet incluye comida exótica, como el cebiche de lagarto.

Para concluir finalizamos mencionando el variado buffet de postres, donde puede probar la tablilla de leche, el arroz con leche, la leche crema y otras delicias mas.

Pagina del Buffet de la Casa del Camba

Bufete de degustación  de comida típica cruceña. Ideal para visitantes y poder conocer  varios platos en una visita .

# Nombre Teléfono
1 CASA DEL CAMBA CENTRAL 591-3-3427864
2 CASA DEL CAMBA URUBÓ 591-3-3703013
3 CASA DEL CAMBA EXPRESS – HIPERMAXI AV BANZER 6TO ANILLO 5913 – 3291178

Singani – Luribay

22 Feb

Luribay lugar apacible de hermosa geografía

  

Quienes viajen al Luribay, ubicada en la primera sección de la provincia Loayza de La Paz, se familiarizan con las 65 curvas que unen a este paraíso con la Sede de Gobierno. La geografía accidentada de su camino pudiera ser una de las principales dificultades para llegar a este hermoso e insospechado lugar. Las montañas jaspeadas, rojizas, cafés y verdes, hasta encontrarse con un verde profundo, contrasta con el cielo más celeste de Bolivia. Luribay, declarada “Ciudad del Singani”, está orgullosa de su agricultura y de su pasado. Pese a su belleza y a ser uno de los lugares más apetecidos por los turistas para convencerse de los contrastes de nuestra tierra, Luribay carece de servicios básicos y es uno de los más afectados por la carencia de agua potable, no cuenta con telefonía y sus habitantes viven en permanente alerta por la crecida del río; el mismo caudal salado amenaza a Sapahaqui y Caracato. Famosa por sus ferias, el Luribay hizo famosa a su plaza, que de cuando en cuando se llena de forasteros que se deleitan con su fina culinaria y compran “los duraznos más sabrosos del Universo”, como los llaman los agricultores que muestran variedades del jugoso y carnoso fruto. Hay 18 tipos de duraznos y a cada cual con el nombre más lindo: “mocito blanco”, “perchico colorado”, “ulincate jaspeadito”, también se producen sabrosas peras y uvas perfectas para la elaboración del vino y singani. Los frutos inundan la zona en el mes de febrero, cuando la riada así lo permite. Las más de 200 familias que se dedican a la agricultura son férreos defensores de su tierra, a tal extremo que se oponen al uso de plaguicidas para evitar las pestes. La producción agrícola de Luribay es natural y mejorada con injertos. Está distante a 165 kilómetros de La Paz y fue fundada el 29 de mayo de 1897. Cuenta con 10.394 habitantes. Uno de los grandes orgullos de esta tierra es el haber visto nacer a hombres prominentes como José María Pérez Urdininea, Felipe Segundo Guzmán y José Manuel Pando. Antes de la Revolución del 9 de abril de 1952, algunos propietarios de los alrededores de Luribay eran ingenieros agrónomos y fueron ellos quienes se dedicaron a la destilación de los más finos vinos y singanis del país. Según sus habitantes, Luribay también podría convertirse en un sitio turístico, por la belleza de sus paisajes y su clima benigno. Entre otros de sus encantos están los chullpares de Totora, las puyas raymondi de Thumi, la arquitectura colonial de sus iglesias, además de la casa de quienes fueron presidentes José Manuel Pando y José María Urdininea. El mirador de Murmutani es una formación rocosa al oeste de la región, y las termales de Azambo son atractivos imperdibles para quienes vistan la provincia. Otro atractivo turístico es la laguna de Totorkota, cerca de Yaco, donde amautas y yatiris realizan sus ceremonias espirituales. Se puede apreciar también la iglesia de la Exaltación de Yaco, que tiene una estructura arquitectónica de la época Colonial. La población de Luribay puede ser visitada durante todo el año, siempre y cuando se tenga el cuidado de conducir con cuidado, especialmente en época de lluvia. DATOS – En el mes de septiembre, el valle de Luribay expone para sus visitantes la forma ancestral y artesanal en la elaboración de vinos y singanis de altura. – Para recibir a sus visitantes existen albergues que constan de cinco habitaciones con todas sus dependencias, y están a dos cuadras del centro de esa población. –

Los vehículos que viajan hacia el Luribay salen de la terminal de Villa Fátima y el costo de los pasajes es de Bs 25. – Transportes “Luribay Durazno” es la principal línea que llega hasta la localidad, aunque existen otras empresas particulares y minibuses que prestan el servicio.

 

El Diario – BOLIVIA

Singani Casa Real

21 Feb

Sociedad Agroindustrial del Valle, Ltda. (S.A.I.V.), la compañía que elabora la línea CASA REAL, fue fundada en 1981 por Don Luis Granier Ballivián y su familia. Don Luis proviene de una familia con una rica historia en elaboración de vinos y singanis, con una experiencia de tres generaciones, iniciando en 1925 cuando Don Julio Ortiz Linares empezó la primera operación industrializada de destilación en el valle de Cinti cerca de Tarija.

Esta larga historia de experiencia en los destilados permitió que CASA REAL rápidamente se estableciera como el singani (premier) de Bolivia. Nuestra línea incluye varios tipos singanis. La cumbre de nuestra experiencia en la elaboración de singanis es el Singani Aniversario, especialmente producido para celebrar los quince años de S.A.I.V. y hoy relanzado para homenajear a nuestro fundador Don Luis Granier.

A través de los años, la bodega ha crecido. Nuestras plantaciones en la región de Santa Ana del Valle Central de Tarija ya cubren 120 hectáreas, mucho de lo cual está irrigado por un sistema moderno por goteo, monitoreado electrónicamente.

Actualmente nuestra bodega tiene una capacidad de casi 5 millones de litros. Cada año nuestras instalaciones en Santa Ana producen un millón, ochocientas mil botellas de Singani y cuarenta mil botellas de vino. Los productos CASA REAL son preferidos en Bolivia y se exportan a los consumidores más exigentes en todo el mundo.

http://casa-real.com/casareal/

OFICINA CENTRAL
Calle 15 de abril N° E-259
Telefonos: (591) (4) 664 5498 – 663 1933 – 663 0819
Fax: (591) (4) 664 0613
E-mail: info@casa-real.com
Tarija

SUCURSALES

DISTRIBUCION Y MERCADEO LTDA. (D&M LTDA.) COCHABAMBA
Calle Nataniel Aguirre N° 1186, esq. Ladislao Cabrera
Telefonos: (591) (4) 442 8752 – 422 0710
Fax: (591) (4) 425 2197
Email: gregional.cbb@dym-bo.com
Cochabamba

DISTRIBUCION Y MERCADEO LTDA. (D&M LTDA.) LA PAZ
Calle Estados Unidos N° 1427 – Miraflores
Telefono: (591) (2) 222 5961
Fax: (591) (3) 222 5485
E-mail: jtrigo@dym-bo.com
La Paz

DISTRIBUCION Y MERCADEO LTDA. (D&M LTDA.) SANTA CRUZ
Av. Banzer (4° Anillo) – Barrio 12 de Octubre
Telefono: (591) (3) 343 3462
Fax: (591) (3) 343 3463
E-mail: gmarketing@dym-bo.com
Santa Cruz

AGENCIA CASA REAL – BERMEJO
Calle Cochabamba
Telefono: (591) (4) 696 2962
Fax: (591) (4) 696 2550
E-mail: agenciabermejo@casa-real.com
Bermejo

AGENCIA CASA REAL – CAMIRI
Héctor Ferrufino #64
Telefono: (591) (3) 952 2905
Fax: (591) (3) 313 9257
E-mail: agenciacamiri@casa-real.com
Camiri

AGENCIA CASA REAL – ORURO
Calle Adolfo Mier N° 5999
Telefonos (591) (4) 525 5744 – 525 7802
Celular (591) (7) 016 5396
Fax (591) (2) 527 7801
E-mail: agenciaoruro@casa-real.com
Oruro

AGENCIA CASA REAL – POTOSI
Calle Hoyos N° 29
Telefonos: (591) (2) 622 5059 – 622 7870
Celular: (591) (7) 240 5456
Fax: (591) (2) 612 6271
E-mail: agenciapotosi@casa-real.com
Potosi

AGENCIA CASA REAL – SUCRE
Calle Bolívar N° 422
Telefono: (591) (4) 646 2577
Fax: (591) (4) 691 2058
E-mail: agenciasucre@casa-real.com
Sucre

AGENCIA CASA REAL – TRINIDAD
Av. Europea esq. H. Ortiz
Telefono (591) (3) 462 8537
Celular (591) (7) 026 5055
Fax (591) (3) 465 2068
E-mail: agenciatrinidad@casa-real.com
Trinidad

AGENCIA CASA REAL – TUPIZA
Calle Florida N° 105
Telefono (591) (2) 694 2657
E-mail: agenciatupiza@casa-real.com
Tupiza

AGENCIA CASA REAL – VILLAZON
Calle Independencia #300
Celular (591) (7) 385 4957
Villazon

Bodegas y Viñedos de La Concepción S.A.

20 Feb

 

 

 

Es una empresa vitivinícola situada en la localidad del Valle de La Concepción, a 27 Km. de la ciudad de Tarija en el sur de Bolivia. 


El lugar donde están ubicados los principales viñedos perteneció originalmente a don Luis de Fuentes y Vargas, fundador de la Villa de San Bernardo de la Frontera de Tarixa. Luego estas tierras fueron transferidas a don Juan José Fernández Campero y Herrera (Marqués de Tojo), que posteriormente dono a la orden de los Jesuitas a principios del siglo XVIII. Hoy en día la empresa conserva en su Hacienda La Compañía, plantas de vid que tienen más de 200 años y que crecen enroscadas a los molles, un árbol típico de la región.
Hoy en día, la bodega tiene una capacidad de 2 millones de litros para la producción de vino y singani, y tres propiedades en la zona con 75 hectáreas de viñedos a una altura que fluctúa entre 1.700 y 2.500 metros sobre el nivel del mar.
El año 1999 marca un hito para BVC S.A., puesto que ese año se lanzó la línea de vinos Cepas de Altura: la máxima expresión de lo que se puede lograr con los vinos de altura; un éxito de mercado indiscutible. El turno para demostrar las capacidades del singani,  “destilado nacional por excelencia”, llegó en 2001 cuando BVC S.A. presenta Tarixa, Singani Añejo de Rujero, un fino destilado de uva añejado durante siete años en barricas de roble francés, al estilo de los mejores cognacs de Francia.

 

Agencias y Sucursales La Concepción

LA PAZ
Calle Cañada Strongest Nro 1620, Zona de San Pedro • Telf.: (591-2) 2484812 – 2483197
Contacto: Rubén Darío Rollano | E-mail: rdrollano@bodegaslaconcepcion.com

COCHABAMBA
Calle Nataniel Aguirre Nro. 577 • Telf.: (591-4) 4121967
Contacto: Miriam Oviedo | E-mail: moviedo@bodegaslaconcepcion.com

SANTA CRUZ
Av. Roca y Coronado 4º anillo • Telf.: (591-3) 3571531 – 3571551
Contacto: Margot Nogales | E-mail: mnogales@bodegaslaconcepcion.com

SUCRE
Calle Camargo Nro. 462 • Telf.: (591-4) 6913779
Contacto: Guido Calvo | E-mail: gcalvo@bodegaslaconcepcion.com

TARIJA
Oficina Central BVC S.A.: Calle Colón Nro. 585 • Telf.: (591-4) 6632250 – 6645040
Contacto: Ricardo Córdova | E-mail: rcordova@bodegaslaconcepcion.com

ORURO
Calle Adolfo Mier esq. Soria Galvarro • Telf.: (591-2) 5257500
Contacto: Sara Jauregui

POTOSÍ
Calle Lanza Nº 27 Telf.: (591-2) 6226717
Contacto: Eliana Vargas

EXPORTACIONES
Contacto: Ing. Sergio Prudencio| E-mail: sprudencio@bodegaslaconcepcion.com

http://www.bodegaslaconcepcion.com/inicio/

Chocolates de Bolivia arriban a Francia

18 Feb

 ce

El Ceibo, una central de cooperativas productoras de cacao, acaba de aterrizar en Francia para abrirse paso en un mercado de prestigio ahora fascinado por la calidad del chocolate de Bolivia. Chloe Doutre-Roussel, experta internacional en chocolates y autora de un libro de referencia sobre el tema, dijo a Prensa Latina que la comercialización de los productos de El Ceibo, en la zona de Alto Beni, no fue puro azar. “Ellos vinieron en busca de ayuda y asesoría. Su calidad es excelente en su gama de productos. En América Latina, Ecuador, Venezuela y Brasil marchan a la cabeza, México perdió espacio y República Dominicana es interesante”, explicó. Junto a Doutre-Roussel, conferencista y autora del libro “Chocolate para expertos”, Francisco Reynaga, presidente y director general de El Ceibo, resaltó el nivel alcanzado por la empresa que abastece con bastante éxito al mercado nacional de Bolivia. “Más de 400 toneladas se venden en territorio boliviano y el resto, cerca de 600 toneladas, se exporta. Tenemos 75 productos diferentes y para el exterior procesamos cacao en grano, manteca, cáscara, pasta pura, chocolate fino, de bebidas y orgánico”, anotó. Reynaga comentó que uno de sus emblemas es la tableta Heritage, que es autóctona y se hace a partir de las cosechas del cacao de la etnia originaria Mozetenes. “También trabajan con nosotros aymaras y quechuas”, acotó. El titular de El Ceibo y su gerente comercial, Bernardo Apaza, apuntaron que la compañía, con 34 años de existencia, cuenta con una plantilla de más de 2.200 productores de 49 cooperativas. “Estamos a 270 kilómetros de La Paz, en una bella región subtropical con el cultivo en una superficie de cuatro mil 721 hectáreas. La idea es ampliarnos y por eso vamos ahora a Nuremberg, Alemania, a una feria sobre el cacao orgánico”, indicaron. En un encuentro en París en la boutique Chloe Chocolat, la embajadora de Bolivia en Francia, Luzmila Carpio, se congratuló del lanzamiento de esta variedad de la nación del altiplano en un mercado “que seguramente se fascinará con nuestros chocolates”.

 

Pastor R. Payllo:    571 – 263 -9283

Carmen Segales: 571 – 488 – 5156 Fax: 703 -745-7945

Agroindustrias El Ceibo

Av. Juan Pablo II No. 2560 El Alto, Bolivia T. (591 2) 284 1078 F. (591 2) 284 0604

Email: export@elceibo.com

Web: www.elceibo.org

Dirección: Av. Juan Pablo II No. 2560 (Final Autopista) – El Alto, LA PAZ

Por Latina Pren­sa – Agencia

Vinos y Singani Sausini de Bolivia

17 Feb

 mer

Un vino Merlot producido por la bodega Sausini.

Los vinos y singanis bolivianos son muy apreciados en el exterior y una prueba de ello son los galardones que reciben en concursos internacionales.

La bodega Sausini de Tarija es un ejemplo. En noviembre de 2011, su singani Gran Sausini recibió la Gran Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (Cinve) que se llevó a cabo en Sevilla, España.

Además, el Cabernet Sauvignon 2007 de Sausini obtuvo la Medalla de Plata en el evento en el que participa la Universidad de Sevilla controlando el proceso y resultados de la cata.

“Nuestro interés en el vino y la seguridad que la calidad de nuestros productos se distinguiría en un evento como este nos animó a participar en esta competencia”, dice Mario Hinojosa Antezana, propietario de la bodega.

Competencia

Con la bodega Sausini participaron en el concurso otras 800 bodegas de por lo menos 15 países, donde producen vinos y licores, y varias bodegas de las diferentes regiones de España.

“Para darse una idea, entre las bodegas productoras, habían bodegas como Márquez de Riscal (España), Miguel Jiménez (España), Viña Casa Silva (Chile), Bodega Pommery (Francia), Bodega Márquez de Cáceres (España), Bodega Errazuriz (Chile) y mucha otras más”, dice Hinojosa Antezana.

Explica que al concurso en Sevilla invitan a varios “sommeliers”, enólogos, miembros de la Federación Internacional de Periodistas y escritores de Vino (Fijev) y conocedores de vinos de diferentes partes del mundo que son los responsables de catar los productos en competencia.

Producción vitivinícola

Oferta

La bodega Sausini produce vinos (Merlot, Cabernet Sauvignon, blend Merlot/Cabernet Sauvignon) y singanis en su planta ubicada en la zona de San Luis de Tarija.
Cultivos

La empresa tiene unas 22 hectáreas de uva cultivadas. Una tercera parte de las plantas tiene más de 20 años y el resto entre 15 y cinco años.

Por Redacción Central | – Los Tiempos

Entre Uvas, Vinos y Singanis de Intenso Sabor

16 Feb

  • Jaime Rivera, propietario de la bodega Cepa de Oro, en Camargo.

    Enclavado en un colorado cañón de elevada altura y laderas escarpadas, donde la temperatura del sol no deja resquicio sin abrasar, Arturo Avilés, hombre de unos 50 años de edad y vitivinicultor de centenaria tradición familiar, recuerda que cuando era niño sus abuelos producían grandes cantidades de uva y vino, y en una ocasión, cuando quisieron carnear un chancho, “a falta de agua lo rasparon con vino”.

    Esta anécdota, lejos de testimoniar el derroche del “elixir de los dioses”, como se lo conoce al zumo de uva fermentado, nos revela la importante presencia de la bebida espirituosa en la vida cotidiana de los habitantes del valle del Cinti, costumbre que surgió como resultado de la ocupación española.

    Ubicado a una altura promedio de 2.350 metros sobre el nivel del mar, en Chuquisaca, el valle del Cinti, protegida por esa hendidura geomorfológica, alberga a los municipios de Camargo, Villa Abecia y Las Carreras, que guardan una historia de casi 500 años de práctica en la producción de vinos y singanis, con bodegas y parras muy antiguas, como lo atestiguan las primeras misiones religiosas de dominicos, jesuitas y agustinos, que llegaron al lugar en 1584, y convirtieron esas tierras en verdaderas fortalezas agrícolas de vid, olivo e higueras para el consumo de los españoles.

    De clima templado mesotermal, poca lluvia y mucha radiación solar, en complicidad con la altura y las propiedades del terreno ferroso, el valle confiere a sus frutos como el durazno, manzanas, higos, ciruelas, membrillos y en particular a la uva, una calidad única en aroma y sabor.

    “Nosotros tenemos una orografía muy particular y una climatología muy propia, que no depende de corrientes del sur o del norte, es un oasis prácticamente en medio de un desierto”, manifiesta Mario Molina, presidente de la Asociación de Bodegueros de Cinti (ASOBOC).

    Este carácter único del clima, indica el enólogo, hace posible que “nuestras uvas estén caracterizadas por su alto contenido sólido y de azúcar, lo que tiene que ver con el sabor, el aroma y el color de la fruta, porque acá tenemos más de un 90 por ciento de radiación solar y eso es muy exclusivo en todo lo que produce el valle de los Cintis”.

    Esta aseveración se puede comprobar al visitar las bodegas y viñedos constituidos en el valle, donde el aroma a néctar de uva fermentada, en sus matices dulce y áspero, frutados y alcohólicos, invaden hasta los olfatos más reticentes y despierta el interés de una degustación impostergable de más de una copa de vino.

    Las manos laboriosas de sus habitantes consagradas al cultivo y cosecha de la vid, y elaboración ancestral de sus derivados, garantizan un producto de alta calidad heredada y aprehendida desde antes de sus abuelos.

    “Nosotros somos viñateros desde que aprendimos a andar, hemos nacido hijos de viñateros y nos hemos congregado siempre en la viñas”, señala Armando Gonzales, hombre de 83 años, dueño del viñedo San Roque, en Camargo, y de parras que superan los 200 años de vida.

    Similar testimonio manifiesta Jaime Rivera Valdivieso, propietario de la Bodega Cepa de Oro, fabricante del famoso oporto “Vino del amor” y el ineludible blanco Torrontés, donde la tradición familiar se transmite por casi tres siglos, de padres a hijos. “Acá tenemos viñedos que tienen más de 100 años, es una tradición familiar desde mi abuelo, estamos hablando desde 1880 más o menos, cuando él estaba dedicado a la producción de uvas, vinos y singanis”, asegura.

    La producción de singani de calidad tiene su monopolio en la bodega San Antonio y su producto ganador 8 Estrellas, de Luperio Martínez, quien sabe cómo obtener el más fino aroma y sabor, persistente en el paladar, resultado del procesamiento del Moscatel de Alejandría.

    Mario Molina, dueño de la bodega La Casona de Molina, y también ganador de varios premios en las ferias de vino, remarca la importancia de revalorizar el valle del Cinti por su inigualable y única producción. “Tenemos muchos productos que precisan ser revalorizados y reconocidos por el mercado nacional, por una producción centenaria en la región y fiel testigo de eso, es todo lo que nos rodea con los viñedos, cepas y bodegas centenarias, como un legado de padres a hijos. Estamos hablando de unas 10 generaciones”, dice.

    Misma tradición reproduce en Villa Abecia Tomás Daroka, con su añeja y artesanal Bodega Don Tomás, ganador de varios reconocimientos con su oporto El Poblador y el destacado Rosé Cinteño. En las etiquetas de sus botellas se advierten sugerentes sabidurías. “El que bebe vino…se emborracha, el que se emborracha…se duerme, el que se duerme…no peca, el que no peca…se va al cielo, …bebamos vino para ir al cielo”, concluye.

    Pero en lo que más destacan los cinteños es en su cortesía y hospitalidad. Provistos de su mejor cosecha -botella en mano- reciben a los visitantes para hacerles degustar su artesanal vino, acompañado con queso de cabra, aceitunas, jamón y escabeche de durazno.

    En tanto, en las más de 400 hectáreas de plantaciones de uva del valle, los 28 grados de temperatura en el cañón, de manera silenciosa, nutren a los viñedos con la radiación solar, que mediante el proceso de síntesis química producen el preciado resveratrol, componente conocido como el elixir de la eterna juventud por sus propiedades antioxidantes y anticancerígenas que prolongan la longevidad de las células.

    Variedades de cepas

    Cuando los españoles arribaron al lugar, en el Siglo XVI, encontraron en Cinti a la tierra ideal para el cultivo de la vid. Plantaron las primeras cepas con la variedad misionera o negra criolla y la uva Moscatel de Alejandría, esta última da origen a la elaboración de singani.

    Otras cepas presentes por esas tierras son la Vischoqueña, Rosada Criolla, Cereza, Pedro Jiménez y Sultanina.

    En la última década se realizaron importantes inversiones en la región para traer al país las mejores cepas de vid que ahora se expresan en tintos como Cabernet Sauvignon, Malbec, Barbera y Merlot. En vino blanco, Franc Colombard, Chardonnay y otros.

    Forma de cultivo de la vid

    La forma ancestral del cultivo de la vid en el valle del Cinti aún se mantiene y pervive en combinación con las nuevas técnicas de producción. El árbol de Molle y el Chañar siguen siendo los soportes para las matas de uva por su gran beneficio ante las plagas y las ocasionales granizadas.

    “En los viñedos utilizamos el sistema espaldera que está de moda y luego tenemos la forma tradicional de cultivar la vid que es en árboles, en molles y chañares, que es de muchos años”, refiere el vitivinicultor Jaime Rivera.

    Otro detalle en la producción de vinos es el almacenamiento del líquido en barricas de algarrobo -fabricados por artesanos del lugar- y roble alemán, aunque en los últimos años esta modalidad está siendo desplazada por depósitos de plástico.

    Calidad antes que cantidad

    Conscientes de los pocos terrenos que tienen para la plantación extensiva de uva, los productores y bodegueros del Cinti apuestan por una producción de calidad sobre la cantidad.

    “El espacio geográfico para desarrollar cultivos de uva es muy reducido, no tenemos grandes extensiones como para competir con Tarija, es por ello que el tratamiento de nuestros productos es casi orgánico, prescindimos de los insecticidas para garantizar posteriormente un vino y singani de calidad”, señala Mario Molina.

    El sector tuvo su auge por los años 80 y 90, con la industria SAGIC (Sociedad Agrícola Ganadera e Industrial de Cinti) que producía el singani San Pedro de Oro. SAGIC compraba toda la producción de uva del lugar a buenos precios. Con la caída de esta empresa, muchos productores tuvieron que abandonar sus tierras a falta de mercado.

    Actualmente, en la región hay 16 bodegas productoras de vinos y singanis abastecidos por unas 60 asociaciones de productores de uva. De las 1.700 hectáreas que tiene el cañón, más 400 están dedicadas a la vitivinicultura.

    Más que una ruta del vino

    Más allá de la tradición del vino, el lugar destaca también por los caminos precolombinos, dólmenes, cataratas y ríos, además de su exquisita gastronomía. En ese sentido, la región apuesta por un reconocimiento a su particularidad geográfica y sociocultural, con un sello de calidad que es la Identificación Geográfica (IG), que busca patentar la zona.

    “En una alianza estratégica, entre productores de uva, bodegueros, autoridades, turismo y transporte, hemos visto que la única manera de ser buenos y competir con los demás es exponiendo nuestras fortalezas como nuestras características geográfica y topográficas, por la calidad de los cultivos, por la calidad de la uva y sus orígenes, por su incomparable paisaje”, señala el alcalde de Camargo, Juan Antonio Barrera Bellido.

    El sello de Identificación Geográfica permitirá que todos los productos que se elaboren en el valle sean protegidos por el Estado, señala Juan Carlos Aldunate, encargado de comunicación y promoción del Proyecto de la IG-Valle del Cinti.

    “Insertar un vino con este sello, va a permitir a la población saber que este producto vinífero ha sido producido bajo normas estrictas de calidad, es decir, que las bodegas en sus buenas prácticas utilicen los procedimientos de calidad de acuerdo a sus normas nacionales e internacionales de producción de vinos”, señala.

    Como cada tarde, con el ocaso del sol el colorado cañón adquiere una tonalidad más intensa. El trajinar afanoso de los productores se vuelve apacible con el retorno a sus hogares, pero sin descuidar el compromiso adquirido por sus ancestros, de continuar con la tradición centenaria. En tanto, los fragantes viñedos, al compás del durazno, el manzano y las plantas de higo, guardan los secretos de un memorable vino, testigos silenciosos de las distintas misiones que recorrieron el cañón en busca de asentar su preciado tesoro e historia, la historia del vino y del singani.

    ERBOL  Miércoles, Febrero 13, 2013 – 10:55

    Texto: Luis Fernando Cantoral

    Para mayor información contactarse con: Jaime Rivera Baldiviezo Cel.- (591) 67601515 Km. 18 carretera Camargo-Tarija, Municipio de Camargo, Provincia Nor Cinti – Dpto. de Chuquisaca

    Sucursal.- Calle Potosí nro. 328 – Municipio de Camargo

    En Sucre: Calle Colón # 425 – Telf.: (591-4) 6443022 / 72872578 / 72890940

    En Santa Cruz.- (591) 71164500

    Sitio web: www.cepadeoro.net      Email.- cepadeoro@hotmail .com – jamesjarc@gmail .com

Productos “El Cocinero”

15 Feb

Les comparto esta dirección donde podrán encontrar muchos de los ingredientes necesarios para preparar la comida boliviana. Son productos seleccionados de la mejor calidad. Se encuentra en Santa Cruz de la Sierra y con solo una llamada lo visitara un vendedor, o los encontrara en todos los supermercados de la ciudad.

http://www.productoscocinero.com/catalog/

Ofrece:

  • Condimentos
  • Variedad de Frutas Secas
  • Granos
  • Ingredientes para reposteria
Oficia Central: Av San Aurelio C/Raquel sosa 61. Telf. (591-3) 352-2883
Correo info@productoscocinero.com .  Santa Cruz, Bolivia

 

Singani de Luribay

14 Feb

 

En la carretera de La Paz a Oruro, nada más pasar Patacamaya, a la izquierda se abre un camino de tierra. A ambos lados lucen cultivos de papa, cebada y trigo. La apacheta, a 4.500 msnm, inaugura la bajada al valle por una carretera serpenteante decorada por cactus y tuna. Tras cuatro horas y media de trayecto desde la sede de gobierno, se alcanza el cartel de meta: Luribay “Capital del durazno y de la uva”.

Es en este lugar, capital de la provincia paceña Loayza, donde se encuentra la Cabaña Unión, cuyo dueño, Samuel Apaza, es el rescatador de la producción de vinos y singanis en el pueblo. Y es aquí también donde acaba de abrirse un albergue para alojar a visitantes dispuestos a conocer los miles de viñedos y distintos frutales de un lugar cien por cien agricultor. Turistas que observarán el ritual del vino y del singani de altura. No: de mucha altura. Y por qué no, catarán más de uno.

Apaza trabajó desde niño en una hacienda en Poroma (Chuquisaca). Fue allí donde aprendió a tratar la uva para fermentarla y destilar el líquido. Sucedió que tanto el hacendado como otros patronos terminaron abandonando y la mayoría de la descendencia de estos productores emigró a La Paz, y se perdió así la costumbre del vino.

En 1983, Apaza compró dos hectáreas de la hacienda La Unión, donde décadas más tarde, marzo de 2007, se formó la asociación La Cabaña Unión-Turismo Rural, encargada de la fabricación de vinos, singani, mermeladas de fruta, lágrimas de uva y jugos. Se rescató así la elaboración de productos de la tierra; “el singani estaba desapareciendo, si no llega a ser por esta asociación yo creo que se hubiera perdido”.

Para llevar a cabo este cometido tuvieron que convencer a otros cultivadores y amigos del pueblo. No fue tarea fácil. “En un principio no nos comprendían y no veían claro el emprendimiento. Lo hicimos con quien nos entendió”. Finalmente consiguió juntar a 22 socios activos y diez pasivos (proveedores). Los primeros ponen capital a partes iguales, pero aun así es necesaria la ayuda de otros organismos. Según Hugo Choquecallata, guía y coordinador de actividades de la asociación, la Cabaña Unión tiene varias contrapartes que les han ayudado a sacar su proyecto adelante. Entre ellas, el Fondo de las Organizaciones Económicas Campesinas (Oecas), la Red Tusoco y la Cooperación Técnica Belga (CTB).

Al llegar a la Cabaña Unión se degusta un almuerzo originario que incluye cui y vino casero. Vino blanco elaborado con uva moscatel de Alejandría. Vanni de Michele, natural de Verona (Italia) —famosa por sus vinos— y voluntario de la ONG Progetto Mondo, lo define como “un vino hecho de manera artesanal sin aditivos químicos. Natural, turbio y no filtrado; de color amarillo paja”. Dice que en la nariz se siente el aroma de durazno y nuez fresca. “Seco y fresco en el paladar —continúa— tiene un sabor persistente que recuerda el sabor de frutas frescas como la manzana y la pera. Es un vino joven, suave con baja graduación alcohólica (9,5°)”. La moscatel de Alejandría es la que usan también para la producción del singani. El uso específico de esta uva es lo que diferencia al singani boliviano del pisco peruano, elaborado éste con uva torontel, albilla, quebranta o uvina, entre otras.

La grandeza de la naturaleza te abraza instalado en el albergue. Mires donde mires está la serranía; a cada lado se alzan recias montañas marrones y verdes. Pero destaca una entre todas ellas, el cerro Laurany, la más imponente y peculiar. A simple vista se diría que se trata de un macizo rojo. Hugo Choquecallata se me acerca y cuenta conmigo los colores. No es sólo rojiza. Hugo recuerda una montaña argentina conocida por su diversidad de tonalidades; entiendo que debe referirse al macizo de Purmamarca, conocido por sus siete colores.

No es temporada de uva, y parece que los viñedos más cercanos a la finca ya se quedaron sin frutos; así que hay que ir una hora y media en vehículo hasta llegar a Porvenir —parte del municipio de Luribay— para ver otros viñedos que aún están cargados. Según una publicación de Redalyc, de diciembre de 2008 —número dedicado a los vinos de altura en Bolivia—, “la introducción de las primeras plantaciones de vid se remonta al siglo XVI en la población de Luribay (La Paz) y Mizque (Cochabamba); posteriormente se introdujo a otros valles, como el de Cinti en 1584 y más tarde Tarija”. Luribay posee pues de los más antiguos viñedos que se pueden encontrar en el país. Justiniano Díaz, guía también del emprendimiento La Cabaña Unión, cuenta que fueron los jesuitas los que trajeron las plantas. “Se cuenta que reprodujeron por pepas, porque no dejaban traer las cepas. También se puede reproducir así, pero es más lento”.

Al éxodo de los patronos hay que añadir la plaga de filosera —insectos que atacan la raíz y merman la cosecha— que abatió la mayor parte de los cultivos de vid criolla en Luribay. Estos dos motivos hicieron que la producción de vino y singani se viera menoscabada de 1975 a 1995. La implantación de nuevos cultivos con pie de injerto americano —más resistente a la filosera— solucionó el problema.

Víctor Touchard (socio proveedor) calcula que tiene unos 5.000 viñedos distribuidos en 7.500 metros cuadrados: el 30% es injerto. Son las viñas más altas de Luribay, y posiblemente de Bolivia. Están a 2.825 msnm. Pareciera que el injerto se tuviera que hacer directamente con las nubes.

Es inevitable no sacar a colación los famosos vinos de altura tarijeños, que si bien proceden de viñedos muy altos, se cultivan un kilómetro más abajo que los paceños de Luribay.

“En Tarija se atribuyen el vino de altura —comenta Touchard— pero el nuestro es más alto”. Reconoce que va a ser un poco difícil que puedan superar a Tarija. “Su calidad es muy buena y tienen mucha experiencia. Tienen cantidades extensas de producción de uva. En cambio a nosotros, en Luribay, nos desfavorece esa parte porque no tenemos grandes terrenos”.

Durante la estancia en Luribay, todos los socios hablan de Luis Vicente Elías. Oriundo de La Rioja —la denominación de origen más famosa de España— acabó visitando los viñedos de Luribay de la mano de Apaza y su hijo, Omar, presidente de la asociación. Elías estaba recorriendo los viñedos de América cuando aterrizó en Bolivia con la intención de visitar Tarija y Chuquisaca. En la Cabaña Unión se enteraron de su llegada y le buscaron para enseñarle sus viñedos y la hacienda. Luis Vicente se alegra de este encuentro y rememora su estadía, que califica como una “experiencia única”. “En Luribay —comenta el español— hay cultivos de la época de la conquista; formas de plantación únicas; altitudes extraordinarias; y una gente como Apaza y toda su familia que son un encanto”. Sobre el vino piensa que “necesitan algo de tecnología y mejores tratamientos en la viña, aunque los singanis son excelentes”. Si Omar y Hugo se pusieran a trabajar en serio en vinos —reconoce— podrían entrar dentro de ese marco de vinos de altura tan alabados y buscados.

Luis Vicente Elías colaboró con Fautapo, la fundación que más está trabajando por el viñedo en Bolivia, en la elaboración de un libro que contará las experiencias de su viaje. Durante su paseo por Bolivia se realizaron cursos a los que acudieron los principales productores de vino del país, entre ellos representantes de Luribay. Apaza recuerda que el español se refirió varias veces a los viñedos de Luribay, y entre risas espeta: “Medio celosos se han puesto de La Paz”. Es que Elías reconoce que “los viñedos de Luribay, junto a los de Camargo y Cotagaita, son los más antiguos y originales”.

Aguas glaciales

La altura y el agua para el cultivo parecen ser los principales motivos del dulzor de la uva, que según cuentan supera a la de otras regiones. “Regamos con aguas glaciales—asegura Touchard— con aguas de la cordillera que son cristalinas. La calidad del agua es lo más importante para que el producto esté sano y limpio”. Además, no usan insecticidas. “Nosotros cultivamos la uva de forma natural y orgánica. No utilizamos químicos para la producción; simplemente usamos abono orgánico de vaca u oveja”. Para curar las plantas, y alejar a los hambrientos insectos, no usan insecticidas sino que bañan los frutales en azufre que, según cuenta este patrón de Porvenir, no es tan dañino como el químico, y no es tóxico.

Entre sus plantaciones de uva también encontramos duraznos, el otro símbolo de Luribay. Podemos rescatar algunas de estas frutas, pero no hay buenos ejemplares porque tampoco es la temporada. Su cosecha suele ser en febrero. Las viñas hacen sitio a los manzanos y de éstos sí que podemos saborear su fruto pues su temporada es prácticamente todo el año.

Touchard tiene una pequeña destiladora en la que hace singani para consumo propio, básicamente. Explica que “la tradición viene desde mis abuelos. Hacer vino no es algo difícil. Acá todos saben hacer vino, es una costumbre entre la gente del lugar, no es algo extraño”.

La visita a Porvenir incluye otros viñedos. Los cultivos de Hugo Zapata y su hijo Wilfredo son colindantes. De los del vástago agarramos una gran cantidad de frutos que vamos saboreando mientras cruzamos a pie el camino que separa ambas plantaciones. Durante este tramo, Hugo Choquenallata relata, como antes Apaza, la dificultad inicial de encontrar proveedores. Recuerda que cuando el emprendimiento arrancaba fueron a pedir a los cultivadores que les vendieran las uvas. Les decían que les pagarían lo mismo que recibían en La Paz; se evitarían el camino de viaje y cobrarían la misma plata. “Aun así no querían —recuerda Choquenallata—, así que tuvimos que tomar una medida drástica: nos fuimos a La Paz y les compramos las uvas al mismo precio que les habíamos ofrecido en Luribay”. A partir de ahí todo cambió y una gran cantidad de proveedores se sumaron al proyecto. Ganarían lo mismo y se ahorrarían el viaje.

En la vivienda de Hugo Zapata probamos por primera vez el singani. La botella reza: Elaborado y etiquetado en origen por “Bodegas y viñedos Luribay”. Es un producto elaborado íntegramente con uva 0moscatel de Alejandría, cosechada en nuestros viñedos y seleccionada cuidadosamente por viticultores de la Región del Valle de Luribay. La asociación no está muy contenta con el etiquetado que temporalmente están llevando sus envases. “Necesitamos un plan de marketing” dice Hugo Choquenallata. Calculan que el singani se comercialice en La Paz a final de año y para ello tienen que lanzar el producto con fuerza; una buena imagen es esencial para introducirlo en el mercado. El vino, sin embargo, tardará más en comercializarse, y no por problema de etiquetado, sino porque tienen que seguir mejorando el género. “A mí me gusta el slogan vino de altura para gente de altura”, reconoce Samuel Apaza.

El sabor del singani es fuerte e intenso. Unos cuantos tragos nos servirán para afrontar mejor el traqueteo de la carretera de vuelta al albergue. La zozobra y una luna redonda, lechosa, brillante y titánica nos acompañarán en el retorno.

El zarandeo de la carretera de bajada al valle es uno de los mayores inconvenientes para los cultivadores de frutas, verduras y hortalizas del pueblo. La mayor parte de su producción se vende en La Paz y muchas veces llega maltrecha por los vaivenes de la carretera, que no está asfaltada. Sabino Gerónimo y Néstor Chávez, mientras desayunan junto a otros dos compañeros una botella de singani a las 08.00, comentan que la fruta está lista para venderse en época de lluvia. La dificultad del terreno hace que la carga llegue maltrecha a la capital. “La arroba de la uva (12 libras) cuesta 60 bolivianos, pero como llega rematada la tenemos que vender a 40”. Esto sucede en el mejor de los casos, pues si la carretera se ha inundado, la fruta se desperdicia por completo.

Eddy Aguilar Canaza —del MAS— es director de Desarrollo Humano del Gobierno Autonómico Municipal de Luribay, y asegura que el problema de la vía se va a solucionar. “El proyecto de asfalto se ha dado inicio, ahorita ya están removiendo tierra”. Según Aguilar, en dos años más la carretera estará totalmente asfaltada.

Omar Apaza y Hugo Choquenallata se encargan de enseñar el proceso de producción de vino y singani a los visitantes. En grandes bidones almacenan las uvas con agua, en la sala de fermentación. De ahí pasa a la destiladora, que Samuel compró de la vieja hacienda del expresidente José Manuel Pando, nacido en Luribay.

Luribay, además de tierra de durazno y uva, es patria de expresidentes. Son tres los nacidos en este territorio. A Pando se suman José María Pérez de Urdininea y Felipe Segundo Guzmán. El visitante podrá conocer sus fincas como una curiosidad más de las muchas de Luribay. A ellas se suman las leyendas de los tapados, según dice Justiano Díaz. A lo largo y ancho de Luribay —que comprende tres climas: altiplano, cabecera de valle y valle— están escondidos remotos tesoros de la época incaica, o incluso anteriores. “En realidad no están catalogados — dice Hugo Choquenallata— se cree que pueden ser tiwanakotas, pero no se sabe”. Don Samuel afirma que no son leyendas. En su propia finca han descubierto dos tapados: “Hemos detectado tres cajitas en un lugar y, en otro, un hornito. Intentamos sacarlos, pero no hay dinero para contratar maquinaria”.

El sabor de la uva destilada nos acompaña de vuelta a La Paz. Parece que la canción que Justiniano Díaz entonaba a ratos durante la visita tiene razón. La cantata aymara Luribay Durazno anuncia que en esta tierra “turista que pescan lo ahogan en vino”.

 

ASOCIACIÓN LA CABAÑA UNIÓN

Representante legal:Omar Samuel Apaza,

Calle Edgar Condori Condor

DirecciónLuribay Teléfono – Celular: 77291872 – 70683246

La Razón / María L. Vivas

Lanzan al Mercado Energizantes Naturales y Cerveza de Quinua

13 Feb

Es una satisfacción para Promueve Bolivia ver que nuestros pequeños empresarios y productores de quinua vayan diversificando los productos, más aún en el marco de la celebración del Año Internacional de la Quinua, ahora lanzando el Quinerguisex (energizante), el AyniQuin y el MalQuin (cerveza rubia y malta con 0% de alcohol)’, manifestó.Dijo que el grupo de microempresarios, denominados Inversiones Ángeles, comenzará la comercialización de los productos en la entrada folklórica del Carnaval de Oruro, bajo el lema ‘Diversión sin límites, cero alcohol’, ya que los productos son proteínicos por estar elaborados en base a quinua y son para el consumo de toda la familia.Explicó que el energizante está compuesto por miel y frutas afrodisiacas, una de las novedades en base a quinua, provee de energía física y es un estimulo sexual, el que se comercializará para varones, mujeres y la comunidad gay.’Son emprendimientos positivos para el país, por lo cual ya estamos realizando gestiones para poder enviar pruebas al exterior y abrir mercados para su exportación’, agregó.Por su parte, el representante de la Federación de la Micro y Pequeña Empresa (FEDMYPE) Oruro, Juan Pablo Moya, informó que la cerveza en ambas presentaciones, se comercializará en 15 bolivianos la botella.

Asimismo, explicó que la cantidad de quinua para la producción de estos alimentos es de un 35%, con lo que se llega a producir 24 mil botellas de cerveza cada 10 días y dos toneladas de energizantes y un número similar en mermeladas.

Agregó que el emprendimiento tuvo una inversión aproximada de un millón de dólares, que generó 198 empleos directos a 83 micro empresas a nivel nacional y aproximadamente 200 indirectos.
cta/ma ABI

El director ejecutivo de Promueve Bolivia, Iván Cahuaya junto a microempresarios lanzaron al mercado productos innovadores como energizantes naturales y cerveza sin alcohol en base a quinua.
Bolivia.com

Chalet La Suisse

12 Feb

 su
La Suisse y el toque andino en su carta
Nuevos platos. Los chefs Carballido y Rüeg concibieron dos creativas propuestas con carne de llama

Ya no es un secreto para nadie. La carne de llama ha ganado protagonismo en el mundo gourmet en los últimos años. Las cocina de prestigiosos restaurantes y hoteles de cinco estrellas apuestan ahora a tenerla en sus cartas. ¿Por qué? Por esa combinación de sabor, con un toque exótico y porque además de baja en colesterol es alta en proteínas.

Conscientes de todo eso, en 1998, cuando Chalet La Suisse abrió sus puertas en Santa Cruz de la Sierra, sus propietarios lo hicieron sumando a su oferta dos platillos de esta cotizada carne. A tal nivel ha llegado la preferencia que hace dos semanas, con el deseo de innovar constantemente, los chef Roberto Carballido y Markus Rüeg presentaron dos nuevas versiones: llama cazador y llama salvia-ajillo, que se unen a las preparaciones con pimienta verde y con tomillo, dando a la cocina internacional que caracteriza al lugar ese toque andino.

Entre los más de 90 platos que forman la oferta culinaria del local, además de sus clásicos fondues, paellas, ensaladas y carnes rojas, ahora se puede encontrar estas lonjas de solomillo de llama con salsa de vino tinto, tocino, cebollas marinadas, champiñones frescos y espárragos, acompañado con knöpfli (pasta casera suiza). ¡Una auténtica delicia! que reconfirma la vigencia de la llama

Chalet La Suisse. Barrio Sirari, calle Los Gomeros # 98. Atención de lunes a viernes, de 12:00 a 14:30 y de 19:00 a 24:00. Sábado solo por la noche

Tutuca Gourmet tiene listo el menú

11 Feb

tu

Para no perdérselos
Incluyeron sabores tradicionales en presentación gourmet, como el cuñapé camba, cuñapé con dulce de leche y el cuñapé a la moda brasileña. También sirven sandwiches, ensaladas y quiches exclusivos.

Con qué acompañamos
En bebidas frías sirven jugos naturales, ice tea, limonada, chicha y mocochinchi. Mientras que en caliente las opciones son café clásico o un capuccino importado que merece la pena probar.

Para visitar toda la semana
En un ambiente creado con muebles y diseños exclusivos, el local ofrece platos salados con sabores internacionales como sandwiches y ensaladas gourmet o algunos gustitos dulces
imperdibles. Se encuentra en la c/ Monseñor Santistevan # 502, frente a Cine Center. Atención diaria, de 15:00 a 22:00.

 El Deber
 Edición Impresa

Gustu en La Paz

10 Feb

Sabores bolivianos inspiran a la cocina contemporánea
Responsable. Claus Meyer, copropietario del restaurante Noma, uno de los mejores del mundo, creó Gustu en La Paz
 gu

Si tuviera que ser calificado en base a estrellas, Gustu se lleva todas las constelaciones. Y es que el establecimiento, que se encuentra asentado en La Paz, no descuidó detalles, especialmente en el menú donde los ingredientes producidos en el territorio nacional han sido convertidos en platillos únicos en el mundo.

El menú de Gustu obtiene la calificación más alta, con sus 15 propuestas, que a diferencia de otros restaurantes, no están divididas en entradas, sopas, ensaladas y platos de fondo, sino en comidas ligeras y en fuertes.

¿Cuál es la característica principal de sus preparaciones? La innovación a la que se someten los ingredientes. Como la papalisa, que de ser conocida en guiso, en el restaurante se puede saborear con beterragas y aromatizada con la esencia de las flores de hibisco.

Asimismo, la carne de conejo, que comúnmente es preparada en estofado, en Gustu es confitada y servida con choclo rostizado, rociado con crema y cáscara de limón. Y así, la cola de cordero, el cachete de res, el lechón y peces como el pejerrey y la trucha del Titicaca son los insumos para las creaciones de Gustu. En todos los casos aprovechan al máximo la biodiversidad de las diferentes regiones del país. Y si de postres se trata, el helado de tumbo se moderniza con una cama de chanchaca, singani y pedazos de merengue.

La ambientación y la atención, suman, pero al final, vos pondrás la nota

Dónde encontrarlo. Calle 10 de Calacoto # 300. Atención de martes a sábado, de 12:00 a 15:00 y de 19:00 a 23:00.

En tres lugares se ofrecen llauchas con sabor de antaño

9 Feb

  

El sol apenas calienta a las 7:00, cuando Domitila Aguirre instala su improvisado puesto en la esquina de la calle Tumusla y Buenos Aires. Sobre su tarima de madera, tres canastas cubiertas dejan escapar el vapor y el aroma de las llauchas recién horneadas.“Llauchas calientes, compre caserito, con harto queso”, repite a viva voz, mientras sus fieles clientes hacen fila para llevarse sus empanadas rellenas con queso.En La Paz, tres lugares son conocidos por este tipo de masas, cada uno con características propias, un público fiel y cocinadas con recetas de antaño.
Estos puntos se encuentran en el barrio de San Pedro, la esquina de las avenidas Tumusla y Buenos Aires y en la plaza Garita de Lima.Jorge Ruibal compra todas las mañanas llauchas en la zona de San Pedro cuando va de camino al trabajo; lo hace de lunes a viernes y en fines de semana cuando sale por las compras para el desayuno. “Me gusta el queso de estas llauchas, es algo que se ha perdido en otros lugares”, señala Ruibal, quien afirma que en otros puntos las llauchas ya no tienen queso y que éste ha sido reemplazado por harina con agua. “Son de mentira, se ven grandes y pesadas pero no tienen nada adentro”, asegura otro comensal a Página Siete.
En la esquina de las calles Almirante Grau y General Gonzales, Petrona Ordóñez le sonríe a Ruibal al verlo pasar. “Caserito, cuántas vas a comprarme hoy”, pregunta, mientras éste se acerca al puesto. “Dos nomás casera, estoy a dieta”, dice el joven cliente. El puesto de Ordóñez es famoso por sus llauchas color anaranjado, coloreadas así con un poco de ají rojo. “La receta la aprendí de mis padres, quienes horneaban llauchas y empanadas en la calle Tumusla”, dice Ordónez. Hace 30 años que ella ofrece esta tradicional empanada en San Pedro. Domitila es otra de las vendedoras, pero ella las ofrece en la esquina de las avenidas Tumusla y Buenos Aires. Ahí atiende a sus últimos clientes de la mañana, cerrará su puesto hasta la tarde. Ella vendió ayer 150 empanadas rellenas de queso caliente antes de ir a almorzar. “Mis clientes prefieren mis llauchas por la cantidad de queso y por el ají con el que las recubro”, dice orgullosa. Domitila “pinta” sus llauchas con ají colorado, dándoles algo de picante. Algunas cuadras más arriba, Pablo Cachaca observa cómo la gente come las llauchas que hornearon sus hijas bajo su supervisión. Las suyas son famosas por mantener una de las recetas más antiguas de la empanada. En su puesto, detrás del Hospital La Paz, en la Garita de Lima, ofrece llauchas hace 50 años. “Mis llauchas son como las de antes, con ulupica (ají pequeño picante) en el relleno y ají molido encima”, manifiesta. Cachaca recuerda que antes toda llaucha se preparaba así. “Hay quienes se comen la ulupica, hay quienes la botan; la razón por la que está allí es porque le da sabor al queso”, añade. Una señora de pollera no duda en pedir una, la muerde y el relleno de queso se desborda por su mano, toma la diminuta ulupica y se la pone en la boca. Al momento, Cachaca sólo se dedica a hornear y supervisar la venta de las empanadas. “Ya estoy mayor y ya no puedo salir a vender, pero mis hijas se encargan de eso”, confiesa. Los puestos se cierran al mediodía, pero abrirán en la tarde para que los clientes puedan tomar el té con estas tradicionales empanadas. Se hornean desde la madrugada.
El proceso de hacer llauchas se inicia a las 4:30, mientras el frío cunde en la madrugada paceña. Uno a uno, los trabajadores ponen los ingredientes de la masa en una mezcladora para luego hacer bollos que se amasan, varias veces, con el uslero. El siguiente paso es colocar el relleno de queso, que en el caso de Petrona Ordóñez proviene exclusivamente de las localidades de Guaqui y Pucarani.
La labor de quienes trabajan en el horno de Ordóñez es una manera tan sistemática, tanto que parece una coreografía. Luego se pintan las llauchas con ají molido y queso, y se las pone al horno. Para las 7:15, gran parte de las 300 empanadas producidas al día salen del horno para ser vendidas .

Supay, un aguardiente de locotos para gustos finos

8 Feb

Esta nueva bebida surgió gracias a la iniciativa de tres jóvenes que fusionaron sus conocimientos en la empresa Master Blends, creada en noviembre de 2012, que pretende consolidarse en el mercado con bebidas premium de alta sofisticación.

Emprendedores. Carbó, Lonsdale y Gutiérrez muestran las botellas de aguardiente de locoto.

Foto: Wara Vargas

Emprendedores. Carbó, Lonsdale y Gutiérrez muestran las botellas de aguardiente de locoto.

Un sabor picante gracias a frescos locotos con un fondo ácido de limón y un toque fresco y goloso de anís y canela son los ingredientes que se combinan para destilar y forjar el aguardiente Supay.

Esta nueva bebida surgió gracias a la iniciativa de tres jóvenes que fusionaron sus conocimientos en la empresa Master Blends, creada en noviembre de 2012, que pretende consolidarse en el mercado con bebidas premium de alta sofisticación.

“Quisimos hacer una bebida de calidad que se identifique con lo boliviano y surgió la idea de usar locotos, entonces me dediqué a buscar el sabor más exquisito”, contó Joan Carbó Solé, agrónomo y enólogo español, quien se encarga de realizar las mezclas magistrales y cuenta con una amplia experiencia en el rubro.

A la idea de Carbó se sumó la experiencia de Daniel Lonsdale, cuya familia cuenta con una tradición en cuanto a industria de bebidas y jugos. “Tengo conocimiento de bebidas y proveedores de productos porque trabajo en Vascal, empresa de mi familia, además que mi abuelo Jorge Lonsdale fue de los pioneros en Bolivia en una empresa de destilados”.

Y el tercer implicado en el proyecto es Jaime Gutiérrez, el cerebro financiero de la empresa. “Me formé  en Estados Unidos y los conocimientos que tengo los estoy poniendo en práctica para que Supay sea una referencia de calidad”.

PROCESO. Durante cinco semanas, Carbó purifica el alcohol en columnas de rectificación, importadas desde Galicia, España, al igual que sus alambiques, y macera los distintos botánicos naturales.

Para esta tarea es necesario el apoyo de cinco personas, quienes manualmente cortan la piel del limón que se requiere. La primera producción, 400 botellas de Supay, ya circula en las tiendas Delicor y en el mercado de Achumani, a un precio de Bs 109.

“Todos los países tienen un trago típico y en Bolivia si bien está el singani que es de uva, quisimos introducir algo nuevo con el espíritu boliviano y de alta calidad y qué mejor que el picante que es tan nuestro”, explicó Lonsdale.

Para evitar cualquier tipo de plagio, la bebida que ya está registrada en el Senasag, tiene una etiqueta con un diseño impreso con tinta especial en la imprenta Edobol para no ser falsificado, ya que es único en su género.

“Empezamos a pensar que el trago picante se identifica con fuego y de ahí pasó a los demonios, y fuimos buscando qué llamarlo y lo mejor fue Supay (demonio en quechua)”, dice Carbó.

La presentación también busca ser original por lo que tanto las botellas y el tapón son importados. Los planes de Master Blends no se quedan únicamente en el aguardiente picante y entre sus emprendimientos está ampliar la gama de bebidas espirituosas. “Vamos a comercializar una ginebra boliviana, Gin del Sur,  hecha con enebro, chirimoya y tumbo”, contó el agrónomo-enólogo.

Cada semana, él destila una botella de ginebra que se puede degustar en el restaurante Gustu, ubicado en la Calle 10 de Calacoto, y que ha tenido gran éxito. “Poseemos una estrategia bien hecha, sabemos a qué tipo de mercado apuntamos y nuestro objetivo es exportar en los próximos seis meses”, indicó Gutiérrez.

Algunos detalles de producción

Embotellado

El proceso se realiza con normas de higiene y calidad en una empresa de El Alto.

Etiqueta

Tiene impresa la primera litografía del Cerro Rico de Potosí que llegó a Madrid, España en el siglo XVI y una máscara de diablo.

Envases

Tanto la botella de vidrio como el tapón son importados desde Chile e Italia para que el envase tenga personalidad y se distinga de otros.

Capital

Mantienen en reserva la inversión económica, pero destacan que el capital humano fue la apuesta más importante para arrancar.

Pedidos

Tanto Supay como el Gin del Sur pueden ser solicitados en

joan@master-blends.com

daniel@masterblends.com

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre

Los Mejores en Santa Cruz

7 Feb

 
Hace unos meses la prestigiosa revista “Restaurant” dio las nominaciones a los mejores restaurantes del mundo. El testigo de los años anteriores de Noma y del Bulli ha pasado a mis paisanos del “Celler de Can Roca” de Cataluña. El primer latino americano que aparece en la listas es el peruano Gastón Acurio  en el puesto número 14, que aquí en Santa Cruz tiene la franquicia Tanta.
Estoy ansioso de conocer los resultados que “Restaurant Magazine” dará en unos meses a los mejores restaurantes de Sudamérica y donde tendremos también la lista de Bolivia, no dudo que en esta lista estén La Huerta de Sucre o GUSTU en La Paz del danés Claus Meyer que es copropietario de Noma.
No me equivoco tampoco si les apuesto  que siete restaurantes de Santa Cruz ocuparán lugares de honor en la lista entre los mejores restaurantes bolivianos. La mayoría de sus propietarios o chefs pertenecen a  la Unión Gastronómica de Santa Cruz “gastrocruz”.
Por cierto Gastrocruz celebró  su taller de capacitación en CAINCO y fue todo un éxito más de 150 metres, meseros, y personal de los restaurantes cruceños participaron en él. Felicidades al Directorio de esta joven institución que está elevando el nivel de los restaurantes locales.
Sin más dilaciones, presento siete nombres para que pueda usted cubrir los siete días de la semana y tener variedad a la hora de escoger calidad, creatividad y sensibilidad.
Me atrevo a decir, y eso que no soy profeta ni hijo de profeta, que  en esta lista estarán:  La Casona, La Cocina de Inés, Jardines de Asia, La Suisse, Michelangelo, Tapekua  y Yorimichi.
Estos restaurantes se han convertido para muchos cruceños en los “sancta sanctorum” de la gastronomía en nuestra ciudad.
Empecemos por orden alfabético: Los Lunes en “La Casona” apostemos por la fusión amazónica con el Tucunaré con finas hierbas. Los Martes “La Cocina de Inés” dos entradas Langostinos crocantes envueltos en causa limeña y Langostinos rebosados en suave salsa de maracuia. Los miércoles “Jardines de Asia” otra fusión amazónica boliviana el jugoso filete de paiche al vapor bañado en salsa de leche de tigre con ají amarillo ahumado servido con papa andina pinta boca y ensalada silvestre en aioli de albahaca y sésamo.
Los jueves es el día elegido para ir a La Suisse, allí me gusta personalmente pedir  el Risotto negro en tinta de calamar con langostinos, pulpo y calamar. Los Viernes fusión de comida Suiza y Música en “Tapekua”. Sábado toca Michelangelo su pasta asciutta y sus salsas. El domingo mi personal apuesta termina en Yorimichi con la tempura de vegetales y camarones y un sushi variado. Como siempre no se olvide de regarlo todo con un buen vino.
 www.ramonfreixa.com
El blog de la Molmitos

Tal como soy, tal como pienso, tal como siento: sin pelos en la lengua...

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

Support

WordPress.com Support

A %d blogueros les gusta esto: