Anuncios
Archivo | 11:07 PM

Garnish, Mukimono, Tallado. Flores de Vegetales

9 Feb

Estas técnicas son el arte de decorar o embellecer alimentos y/o bebidas, utilizando elementos comestibles; desde la más sencilla presentación hasta complejas decoraciones llenas de belleza y las personas relacionadas al mundo de la gastronomía sabe que la apariencia de la comida es tan importante como su sabor por eso les comparto estas fotos, que estoy segura los llenaran de de emoción y alegría.

http://nestavista.com/2008/02/jugando-con-las-verduras-y-frutas.html

Anuncios
Imagen

Decoración de Torta con Rosones

9 Feb

En realidad es una bellisima caja de regalo!!

Propiedades del Platano

9 Feb

148159_296287160481399_1582094823_n

De acuerdo a una investigación científica japonesa, el plátano completamente maduro con manchas oscuras sobre una piel muy amarilla produce una sustancia llamada “factor de necrosis tumoral” que tiene la capacidad de combatir las células anormales. Cuanto más maduro es el plátano, mejor es su capacidad anti cancerígena. El plátano con manchas oscuras es más alcalino y ocho veces más eficaz en la mejora de las propiedades de los glóbulos blancos de la sangre que cuando está en su estado verde. Comer 1-2 plátanos al día te aumentará la inmunidad.

https://www.jstage.jst.go.jp/article/fstr/15/3/15_3_275/_pdf

Alfajores de Coca

9 Feb

Esta receta es Novo Andina y pertence a la nueva corriente surgida en los años 80.

Alfajores rellenos con un delicioso manjar de leche con coca. Espolvoreados con azúcar impalpable, tienen una dulzura que, junto con el manjar de leche, realzan el leve amargor de la hoja de coca.

Ingredientes

  •  2 tazas de maicena sin preparar
  • 160 gramos de mantequilla sin sal
  • 5 cucharadas de azúcar en polvo
  • 20 gramos de harina de coca
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 5 gotas de tinte verde vegetal
  • 6 sobres de mate de coca
  • 1 1/2 tazas de leche evaporada
  • 1 1/4 tazas de leche condensada

Preparacion

  1.  Mezclar la harina con la mantequilla, cuatro cucharadas de azúcar en polvo y la harina de coca, hasta que este cremoso.
  2. Agregue la canela en polvo, la esencia de vainilla y el tinte verde. Forme una masa y déjela reposar en el refrigerador durante una hora.
  3. Sobre una superficie plana, extienda la masa, con ayuda de un rodillo, y córtela en círculos de cuatro centímetros aproximadamente,  y llévarlos al horno a 140 °C durante veinte minutos.
  4. En una olla, a fuego medio. haga hervir una taza de agua con los sobres  de coca filtrante, hasta que se reduzca a la mitad de su volumen inicial. Reserve.
  5. Vierta en otra olla la leche evaporada y la leche condensada. Déjelas cocer a fuego bajo, sin dejar de remover, hasta que tomen punto de manjar.
  6. Añada el agua de coca y mezcle. Retire el manjar de coca del fuego y deje enfriar.
  7. Rellenar con el manjar de coca y pasar el borde en coco rallado

 

http://menuperu.elcomercio.pe/recetas/alfajores-de-maicena

Mote de Habas Secas

9 Feb

1-habas secas como pasapalo

Ingredientes

  • 1/2 kilo habas secas
  • 6 u 8 tazas de agua más o menos
  • 3 cucharillas sal o al gusto.

 

Preparacion

  1. Primero tostar las habas, en olla de barro a fuego fuerte mezclando continuamente, para que se tueste parejo, o al horno. Poner el agua en una olla a fuego fuerte y en cuanto empiece a hervir agregar las habas tostadas todavía calientes, dejando cocer; después de los primeros quince minutos, poner a fuego suave, sin que deje de hervir, por unas dos horas o más, hasta que revienten.
  2. Cuando se hace sin tostar, deben remojarse noche antes. También se puede hacer en olla de presión en menos tiempo.

Nuestras Comidas

Jordán de, Nelly

Edición privada. 8ª Edición, La Paz. Bolivia. 1994

Cuchi Asao de Yotala

9 Feb

Comida de Carnaval Yotala, Sucre.

Cuchi asao: Asado de cerdo al horno con mote de maíz, ají  colorado y su pan. Que se lo come acompañado con jugo tumbo o durazno o chicha yotaleña y de postre la fruta de la época como higos, durazno, uva, higo y helado de leche.

En Yotala, las tradiciones coloniales aún perviven; un ejemplo es el juego con cáscara de huevo o de alguna fruta que se llena con agua perfumada con cedrón y romero, que se arroja a los que pasean por la calle. Otra tradición es la recolección de flores silvestres que adornan los festejos.

  • Ingredientes
  • 1 lechón aproximadamente de entre 3 a 4,5 Kg
  • 2 limones
  • Adobo :
  • 1 taza de vinagre
  • ½ taza de aceite
  • 1 cucharada de ajo tostado molido
  • 1 cucharada de tomillo picado
  • ½ taza de perejil picado finamente
  • 1 taza de ají molido
  • 2 cucharaditas de comino en polvo
  • 2 cucharaditas de orégano
  • pimienta y sal a gusto

Preparacion

Paso 1: Limpiar el lechón  y frotar bien con los limones. Mezclar todos los ingredientes del adobo y aplicar sobre el lechón, se debe dejar reposar para que se impregne bien de sabor durante toda una noche.

Paso 2: Colocar en una lata de horno para su cocción, previamente cortar las articulaciones de manos y patas para evitar la contracción durante la cocción, rociar bien el lechón con su propio jugo adobado y acomodar con el cuero hacia abajo. Hornear durante una hora, luego girar el lechón y dorar bien el cuero, hasta que quede crocante, más o menos son dos horas y media a 180 grados.

Paso 3: Retirar, cortar y servir bañado en el fondo de cocción. Se sirve con mote de maíz y ají colorado.

Nuestras Comidas

Jordán de, Nelly

Edición privada. 8ª Edición, La Paz. Bolivia. 1994

Arroz Potosino

9 Feb

pimi

Ingredientes:

  • 3 Tazas de Arroz Crudo
  • Mantequilla o Margarina
  • 6 Pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • Queso para gratinar
  • 1 Lata de leche condensada
  • Agua
  • Sal al gusto

Preparación:

Se remoja el arroz y luego se escurre. Se ponen a asar los pimientos y después se les quita la piel y se eliminan las venas y semillas. En una cazuela se derrite la mantequilla (sin dejarla obscurecer) se sofríe el arroz y se agrega una lata de leche condensada.

Cuando la leche empiece a hervir, se le agrega media taza de de agua y sal al gusto. En el centro de la sartén o cazuela, se pone la cebolla pelada.

Mientras se va consumiendo el líquido, se rellenan los pimientos con queso y se insertan en el arroz debidamente distribuidos en la cazuela. Se tapa vigilando que no se pegue el arroz, y se deja cocer unos 15 minutos aproximadamente.

Relleno de Platano

9 Feb

Foto: Cristina Olmos

Ingredientes:

  •  6 Plátanos de cocinar maduros
  • 1 Plato de carne molida
  • 2 Cebollas  picadas
  • 1 Cuchara de ají Colorado molido
  • 1 Huevo duro
  • 1 Cucharada de pasas
  • 1/2 taza de arvejas
  • 1 Tomate
  • 1 Cucharada de perejil finamente picado
  • 3 Huevos
  • Harina lo necesario
  • 1 Cucharilla de polvo de hornear
  • Leche lo necesario
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una ramita de quirquina y huacataya
  • Aceitunas negras

PREPARACION:

  1. Hacer cocer los plátanos sin cascara en agua caliente, colocar encima un huevo, y retirar después de 10 minutos, hasta que este se endure. Una vez cocidos los plátanos, escurrir el agua, de inmediato moler en maquina o tacú, agregar el agua y remover hasta obtener una masa compacta.
  2. En un sartén con aceite caliente, freír primero la carne, cuando se encuentre a medio cocer, añadir la cebolla, una vez esta transparente, añadir las hierbas aromáticas finamente picadas, el tomate raspado sin cascara, las pasas, las aceitunas, el orégano y el pimentón. Anadir un poco de  consomé y sal a gusto.
  3. Tomar una porción de esta masa y darle la forma cóncava y de espesor delgada, rellenar con el jigote, una rodaja de huevo duro y cubrir con la otra cape de masa moldeando en forma redonda, cada uno pasar por los huevos restantes, levemente batidos con la harina y el polvo de hornear, freír en aceite caliente.

Cristina Olmos

Imagen

Tutorial Pie de Corazónes con Frutillas

9 Feb

944243_379008955555096_2012109971_n

Queda bien con cualquier fruto rojo.

La tradicional ch’alla despide el carnaval

9 Feb

Apenas comienza a amanecer, el tronar de cuetillos y petardos retumban los cuatro extremos del país. El Martes de Ch’alla ha llegado a ricos, pobres, de oriente y occidente, agradecen a la Pachamama por lo recibido.

Casas, negocios, vehículos y otros bienes son adornados con coloridas serpentinas, globos y banderines, los confites, también de colores, son mezclados con flores y frutas en las ofrendas a la Madre Tierra.

Hay variadas creencias sobre la representación de la ch’alla que dependen de la tradición y el legado familiar. Hay quienes cuentan que hasta antes de las 12.00 del martes los achachilas (espíritus ancestrales) están con la boca abierta esperando que los alimentemos y según cómo se les dé, recibiremos lo ofrendado.

Desde las primeras horas del día, las personas festejan esta fecha con el adornado de sus viviendas con globos, banderines, serpentinas, además de poner en cada esquina de los inmuebles pétalos de flores, con nueces pintadas de color dorado y plateado, frutas picadas y confites, acompañados del tradicional alcohol, vino y cerveza. Por último hacen reventar los cohetillos, que según las costumbres, sirven para ahuyentar a los malos espíritus.

De acuerdo con una de las Q’oeras de la calle de las Brujas en La Paz, el alcohol se utiliza para dar de beber a la Pachamama y para que reciba las ofrendas. Las nueces doradas representan el oro que está en sus entrañas. El brillo de las lentejuelas simbolizan el dinero con el que queremos que nos bendiga, confites y las frutas que le damos representarían su dulzura.

Las conocedoras en el tema explican que antes se utilizaba la mixtura pero que no es recomdable, pues es papel y se lo lleva el viento. “Debe ser algo que esté inerte, que se quede, por eso se sugiere flores y golosinas para que no se esfume como el papel”, refiere la consultada.

También se acostumbra a ofrendar ‘mesas’ de ritual andino (sahumerio) con diversos elementos y simbología, pero sobre todo con mucha fe para la Pachamama, consistente en adornar con dulces, incienso, lanas, hojas de coca, plantas disecadas y objetos que representan a la salud, dinero, trabajo y bienestar. Estas ‘mesas’, una vez preparadas, se las incinera como alimento para que la Madre Tierra traiga bendiciones y prosperidad a las familias.

SÍMBOLOS

Según las conocedoras en el tema, la serpentina es un elemento decorativo que se usa para dar más volumen a la ch’alla.

Según las costumbres, las flores (principalmente las retamas) son de buen augurio y eliminan elementos negativos de la casa.

En tanto, los pétalos de hortensia y pompones sirven para rociar en cada esquina de la vivienda.

Los confites son pequeños dulces de colores que, según la tradición, alimentan a la Pachamama. Se echan en la tierra y en el techo de los inmuebles.

Otro rito es esparcir en cada esquina de la casa habas, quinua, arvejas, choclo, nueces y trigo, entre otros cereales, para que se multiplique el dinero y comida.

La utilización de banderines es para que la casa tenga una vestimenta multicolor. Antes eran de papel de seda, en la actualidad de nylon.

Reventar cohetillos es una costumbre occidental ya arraigada y sirve para llamar a la gente a unirse a la ch’alla carnavalera.

Se ponen globos en las cuatro esquinas del tejado y el resto de la casa. Se dice que esta costumbre llama la abundancia.

El vino calma la sed de la Pachamama. Unos dicen que tiene que ser de uva pura sin ninguna mezcla. Otros usan vino de indio, que es un preparado de tintes. El alcohol se usa al final de la ch’alla, cuando la Pachamama recibió las muestras de agradecimiento y para pedir el permiso para el festejo posterior.

La cerveza se la toma después de realizar la ch’alla. La tradición dice que todos los asistentes deben tomar cerveza. Cuanto más espumante, mejor augurio.

http://www.eldiario.net/noticias/2015/2015_02/nt150217/cultural.php?n=39&-la-tradicional-ch-alla-despide-el-carnaval

En tres lugares se ofrecen llauchas con sabor de antaño

9 Feb

  

El sol apenas calienta a las 7:00, cuando Domitila Aguirre instala su improvisado puesto en la esquina de la calle Tumusla y Buenos Aires. Sobre su tarima de madera, tres canastas cubiertas dejan escapar el vapor y el aroma de las llauchas recién horneadas.“Llauchas calientes, compre caserito, con harto queso”, repite a viva voz, mientras sus fieles clientes hacen fila para llevarse sus empanadas rellenas con queso.En La Paz, tres lugares son conocidos por este tipo de masas, cada uno con características propias, un público fiel y cocinadas con recetas de antaño.
Estos puntos se encuentran en el barrio de San Pedro, la esquina de las avenidas Tumusla y Buenos Aires y en la plaza Garita de Lima.Jorge Ruibal compra todas las mañanas llauchas en la zona de San Pedro cuando va de camino al trabajo; lo hace de lunes a viernes y en fines de semana cuando sale por las compras para el desayuno. “Me gusta el queso de estas llauchas, es algo que se ha perdido en otros lugares”, señala Ruibal, quien afirma que en otros puntos las llauchas ya no tienen queso y que éste ha sido reemplazado por harina con agua. “Son de mentira, se ven grandes y pesadas pero no tienen nada adentro”, asegura otro comensal a Página Siete.
En la esquina de las calles Almirante Grau y General Gonzales, Petrona Ordóñez le sonríe a Ruibal al verlo pasar. “Caserito, cuántas vas a comprarme hoy”, pregunta, mientras éste se acerca al puesto. “Dos nomás casera, estoy a dieta”, dice el joven cliente. El puesto de Ordóñez es famoso por sus llauchas color anaranjado, coloreadas así con un poco de ají rojo. “La receta la aprendí de mis padres, quienes horneaban llauchas y empanadas en la calle Tumusla”, dice Ordónez. Hace 30 años que ella ofrece esta tradicional empanada en San Pedro. Domitila es otra de las vendedoras, pero ella las ofrece en la esquina de las avenidas Tumusla y Buenos Aires. Ahí atiende a sus últimos clientes de la mañana, cerrará su puesto hasta la tarde. Ella vendió ayer 150 empanadas rellenas de queso caliente antes de ir a almorzar. “Mis clientes prefieren mis llauchas por la cantidad de queso y por el ají con el que las recubro”, dice orgullosa. Domitila “pinta” sus llauchas con ají colorado, dándoles algo de picante. Algunas cuadras más arriba, Pablo Cachaca observa cómo la gente come las llauchas que hornearon sus hijas bajo su supervisión. Las suyas son famosas por mantener una de las recetas más antiguas de la empanada. En su puesto, detrás del Hospital La Paz, en la Garita de Lima, ofrece llauchas hace 50 años. “Mis llauchas son como las de antes, con ulupica (ají pequeño picante) en el relleno y ají molido encima”, manifiesta. Cachaca recuerda que antes toda llaucha se preparaba así. “Hay quienes se comen la ulupica, hay quienes la botan; la razón por la que está allí es porque le da sabor al queso”, añade. Una señora de pollera no duda en pedir una, la muerde y el relleno de queso se desborda por su mano, toma la diminuta ulupica y se la pone en la boca. Al momento, Cachaca sólo se dedica a hornear y supervisar la venta de las empanadas. “Ya estoy mayor y ya no puedo salir a vender, pero mis hijas se encargan de eso”, confiesa. Los puestos se cierran al mediodía, pero abrirán en la tarde para que los clientes puedan tomar el té con estas tradicionales empanadas. Se hornean desde la madrugada.
El proceso de hacer llauchas se inicia a las 4:30, mientras el frío cunde en la madrugada paceña. Uno a uno, los trabajadores ponen los ingredientes de la masa en una mezcladora para luego hacer bollos que se amasan, varias veces, con el uslero. El siguiente paso es colocar el relleno de queso, que en el caso de Petrona Ordóñez proviene exclusivamente de las localidades de Guaqui y Pucarani.
La labor de quienes trabajan en el horno de Ordóñez es una manera tan sistemática, tanto que parece una coreografía. Luego se pintan las llauchas con ají molido y queso, y se las pone al horno. Para las 7:15, gran parte de las 300 empanadas producidas al día salen del horno para ser vendidas .

Tu eres el amor de tu vida

9 Feb

sor

No busques amor. No te abandones a ti mismo buscando amor en los demás. El amor no es un objeto, no puede ser ni dado ni quitado. No puede encontrase o perderse. El amor no es un sentimiento, un estado, o una experiencia extraordinaria, sino lo-que-eres, la presencia misma.

No confundas el amor con atracción. La atracción viene y va y puede desaparecer con el tiempo. No confundas el amor con tus deseos. Los deseos son impermanentes, transitorios. No confundas el amor con sentimientos de felicidad, placer, con un sistema nervioso excitado. Los estados pasajeros no pueden durar; no es su naturaleza. Incluso las promesas que hoy parecen tan seguras, y que nacen desde la mejor de las intenciones pueden desvanecerse el día de mañana, o romperse.

El amor, sin embargo, no se desvanece. El amor no puede disminuir con el tiempo. El amor no es una mercancía, una forma de intercambio. El amor es un campo, un campo dentro y fuera de nosotros, un campo donde los pensamientos, los sentimientos, incluso los más aparentemente sólidos planes para el futuro pueden aparecer y desaparecer. El amor incluye tanto la esperanza como la pérdida, el entusiasmo como el aburrimiento, la terrible decepción como la felicidad. El amor es el campo para las formas cambiantes, el suelo que nos sostiene mientras caminamos, nos sentamos, hablamos o no; mientras sentimos lo que sentimos en presencia de los demás, mientras abordamos nuestros asuntos de este día, mientras planeamos, comemos; mientras sentimos esperanza, decimos adiós y tratamos de amar. El amor es mucho más grande que nosotros. No lo generamos con palabras y hechos, o incluso con intenciones, sino que somos continuamente abrazados por él, acogidos en su inmensidad, sin importar lo que hagamos o dejemos de hacer. Nos casamos, nos divorciamos; somos amigos, somos amantes; nos separamos, sufrimos juntos; nacemos, morimos; y el campo permanece imperturbable.

Nadie nos ha dado amor; esa es la más grande ilusión. Simplemente hemos recordado el campo a través de la presencia del otro, a veces hemos reconocido la eternidad en medio de lo cotidiano para después atribuirle el hecho a alguien más. El amor nunca vino de fuera; lo que pasó es que simplemente acariciamos nuestra propia presencia, nos rendimos al amor que ya somos. Y nadie nunca nos ha retirado el amor; simplemente olvidamos el campo, y ‘culpamos’ a los demás, y buscamos de nuevo el amor, sintiendo su ausencia, perdiéndonos en el relato de un ‘amor perdido.’ Sin embargo, el amor siempre estuvo allí, incluso en su aparente ausencia; estaba presente, incluso en la pérdida. El amor no puede ser aplastado; una ola no es capaz nunca de aplastar al Océano.

No busques amor, no busques la luz. Sé eso, ofrécelo. La alegría de amar es infinitamente mayor que la alegría de aferrarte temerosamente al amor de otro, porque muy en el fondo sabes que es una ilusión que aquello que siempre has anhelado pueda venir de fuera de ti. Tú eres el Amor de tu Vida; tú siempre has sido el Indicado, el Uno.

La búsqueda termina exactamente donde comenzó – en la presencia.

Te das cuenta que eres el amor mismo, y esto lo cambia todo; el amor es tuyo, por siempre… incluso cuando no lo es.

– Jeff Foster

Imagen

SALUD Reglas de Oro

9 Feb

 

SAIKU

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Entre El Comal Y La Olla

Una aventura culinaria

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Mientras tanto, en Santa Cruz

Notas desde la Llanura

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Ablet Gustro

Gastronomic And Cultural Advisor Marketing Techniques

Pensamientos de vida

Reflexiones para mi familia, amigos cercanos y a las personas que por casualidad, el mundo de la internet los trajo hasta acá. ¡Bienvenidos!

"YOKA" NATURALEZA, COLOR Y SABOR

Fotografias. Color, Gente , Sabor y algo más

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: